psykisk hälsa utvärdering skalor http://sverigepiller.com/ plan b piller fakta
Radio Cafe Stereo

El pasado Jueves, 29 Noviembre (2018), El Procurador General de la Nación Fernando Carrillo, alias “Catedral”, suspendió por tres meses al alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández Suárez, luego de un enfrentamiento con el concejal John Jairo Claro, donde el alcalde, de unos 80 años dio un palmada al concejal ante una provocación de este.

Uno no puede enlodar el ejercicio de función pública agrediendo a los ciudadanos. Abrimos la investigación, y acudiré a todas las herramientas cautelares que tiene la ley, porque el caso podría configurar un sanción disciplinaria”, dijo Carrillo Flórez.

En octubre del 2016, la Plenaria del Senador eligió por 92 votos al ex-embajador de Colombia en España, Fernando Carrillo como nuevo jefe del Ministerio Público para el periodo 2017-2020, tomando posesión del cargo en enero de 2017.

A finales de 2016, el en ese momento vicepresidente German Vargas Lleras, capo de la banda conocida como Cambio Radical, propinó un tremendo coscorrón al guardaespaldas que buscaba protegerlo, sin que Carrillo, que se posesiono unos días después, abriese investigación alguna como lo hace ahora contra el alcalde de Bucaramanga calificado como el mejor alcalde del país y distinguido por su lucha contra la corrupción.

La decisión de Carrillo contra el alcalde fue implementada casi que inmediatamente, con tal celeridad que el alcalde fue notificado por la prensa y sin tener oportunidad a descargo alguno.

La celeridad de Carrillo contrasta con la parsimonia en el caso de la caída del puente de Chirajara, ocurrida en enero de 2018, sin que hasta el momento el “diligente” procurador haya iniciado investigación alguna sobre este caso que dejó al menos once pobre muertos.

Antes de que se conociese la determinación de alias “Catedral”, el primer mandatario de los bumangueses hizo público un video pidiendo disculpas tanto al Concejal, como a la comunidad por el incidente sucedido.

Fernando Carrillo, es apodado “Catedral” por su comportamiento complice ante el narcotraficante Pablo Escobar Gaviria ya que siendo ministro de Justicia permitió que este se construyera su propia cárcel conocida como la “Catedral”, desde donde el narcotraficante hacia y des-hacia ante la complicidad del entonces ministro hoy Procurador.

Con este acto y los anteriores, Carrillo muestra de que lado esta, del lado de los bandidos.

Foto: Acto en Madrid, España.

Por: Eliécer Jiménez Julio

Ginebra, Suiza.

En varias ciudades Europeas, se vienen desarrollando una serie de actividades  en solidaridad con las luchas y reivindicaciones  que el movimiento sindical, estudiantil, social y político de oposición efectúan en estos días en Colombia,  rechazando el nuevo genocidio político contra la población colombiana,  la criminalización de la protesta social  y en reclamo  del incumplimiento por parte del Estado colombiano de los acuerdos de paz firmados hace dos años en el Teatro Colon en Bogotá con la antigua guerrilla de las FARC-EP.

Organizaciones políticas y sociales colombianas que hacen presencia en el viejo continente como el Partido Comunista colombiano, Colombia Humana, el nuevo partido de FARC, Congreso de los Pueblos, Constituyentes de Exiliados Colombianos, acompañados de movimientos políticos y sociales europeos se presentan frente a los consulados, plazas y universidades con el fin de denunciar la crisis económica, social y política que escala en Colombia por culpa de la extrema derecha que detenta el poder.

En Londres, Inglaterra, la actividad de protesta y solidaridad se desarrolló en el conocido barrio latino de Trafalgar, mientras otros visitaron el parlamento  para conversar con los parlamentarios británicos sobre el tema Colombia; en Madrid, España,  en la conocida Puerta del Sol se congregaron un centenar de colombianos, latinos y españoles, Igual en Barcelona;  en Holanda un grupo de colombianos se reunieron frente a la Corte Penal Internacional en La Haya.

Asi mismo  el 6 de diciembre en Ginebra, Suiza, se desarrollará la conferencia  Colombia: La Paz amenazada? Esto con motivo del segundo aniversario de la firma de los acuerdos de paz entre la ex guerrilla de las FARC-EP y el gobierno colombiano y  que organiza  la "Plataforma Suizo-Latinoamericana por la paz en Colombia".

Estarán presentes entre otros Umberto Bandiera dirigente sindical de UN1A y la Comunidad Ginebrina de Acción Sindical, -CGAS;  Remy Pagani exalcalde de Ginebra y consejero administrativo del Cantón miembro del partido solidaritéS  y quien visitó Colombia , se entrevistó con los dirigentes de FARC y escribió un libro referente al proceso de paz;  Carlo Sommaruga  del Partido Socialista, Parlamentario Nacional y presidente de la comisión de política exterior Suiza;  Alfredo Camelo, ex refugiado político colombiano miembro del Movimiento "Ensemble a Gauche" y  solidaritéS, asi mismo se espera la participación por video de Rodrigo Londoño, Presidente del nuevo partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común FARC.

descarga.jpg

Rodrigo Londoño, partido Farc.

Toda esta actividad cuenta con los apoyo de  La  Conferencia Universitaria de Asociaciones de Estudiantes de la U. de Ginebra –CUAE.  On y Va; Aipazcomun; Colombia Humana y Constituyentes de Exiliados políticos colombianos entre otros.

 También se informó acerca de la preparación para el dia jueves  13 de diciembre en la Universidad  de Ginebra, en Suiza, de una jornada internacionalista, denuncia y solidaridad que  se desarrollará en respaldo con las luchas estudiantiles, sindicales y populares en Colombia. Allí participarán voceros del movimiento universitario de la UNEES y de las centrales obreras colombianas y Europeas.

 En estas  nuevas jornadas de protesta el 6 y el 13 de diciembre y se pide la solidaridad internacional de parte de los estudiantes, los exiliados colombianos y la comunidad de todos los países. Exigiendo presupuesto para la educación y no armas y represión en Colombia.

Por Nelson Lombana Silva

(Ibagué, diciembre 9 de 2018) La publicitada visita del gobernador Oscar Barreto Quiroga al cañón del Combeima el pasado 7 de diciembre en horas de la tarde, terminó siendo un verdadero "paquete chileno", sin sonrojarse llegó con las manos vacías haciendo promesas como si estuviera en campaña, cuando su lúgubre administración comienza a ser iluminada con el sol de los venados.

Es absurdo, diríase burlesco, llegar un mandatario a la comunidad a estas alturas a hacer promesas, ofrecimientos y anuncios con el único propósito de ilusionar y crear falsas expectativas. Que lo haga en campaña o en los primeros meses de mandato, vaya y venga.

Afortunadamente, la comunidad no comió cuenta. No salió. Enconchó a mascullar la administración departamental que se esfuma sin pena y sin gloria. Se mantuvo al margen. Uno que otro mirón y pare de contar.

El locutor de la emisora de la gobernación se rasgaba la garganta afirmando irresponsablemente que el desfile automotor superaba los 600, cuando en realidad no alcanzaba los cien y la mayoría hacía parte del cuerpo de seguridad del agresivo y violento gobernador.

Los empleados y contratistas fueron al parecer obligados a asistir. "No quería asistir, pero toca estar en la jugada", dijo una funcionaria frunciendo el ceño al preguntar hasta qué horas había servicio de busetas.

Un habitante del corregimiento de Villa Restrepo hizo una radiografía cáustica del evento al otro día. "Qué necesidad tiene el gobernador de traer sus empleados a malgastar dinero acá. Hágalo allá en su gobernación. Vinieron y comieron lechona, dejaron el parque convertido en un muladar y se fueron. No hay razón", dijo.   

"Son cosas absurdas – agregó – yo subía en el trancón más verraco y vi a unos empleados entregando unas cachuchitas de papá Noel, me dio por pedir una y la niña me dijo que no, que era para la comunidad residenciada a la vera de la carretera". Agregó: "Lo más triste que vi fue que llegó esa funcionaria a una casa y preguntó por el número de niños. La señora le dijo que eran cuatro. La funcionaria le entregó un gorrito diciendo: Se lo rotan".

Dijo que la promocionada degustación de aguardiente fue una verdadera engañifa, porque a los pocos asistentes solo les ofrecieron un traguito en copa diminuta. "Al ratico – dijo – no había ninguna degustación y sí venta de licor".

¿Qué dijo? Lo mismo que dicen los candidatos en campaña: Anuncios y más anuncios.  

Hay un proyecto de pavimentar la principal arteria vial del cañón. No ha comenzado en forma y sin embargo hay lujosos pasacalles que dicen: "Cumplimos". El afán politiquero de este mandatario de extrema derecha es inmenso. Lo único cierto es que adquirió un bien en la zona y al parecer viene construyendo un verdadero bunquer, una casona de descanso.

Este gobernador ha sido amigo de la megaminería a cielo abierto y del militarismo a ultranza, avezado barón electoral. No tiene obras qué mostrar, pero se las inventa y cacarea tanto como la gallina al colocar el huevo.

Infortunadamente, la comunidad no sabe completamente que toda esa fanfarria que suele montar a diario es por cuenta del pueblo, pero quien la explota políticamente es el mandatario derechista. Nunca un mandatario saca de su bolsillo. Son los onerosos impuestos que a diario pagamos todos y todas, menos los grandes oligarcas en Colombia.

 
Foto El Espectador:  Germán Graciano Posso
 
COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA 
 
Las organizaciones abajo firmantes, manifestamos nuestro respaldo y solidaridad a la Comunidad de Paz de San José de Apartadó y expresamos nuestra preocupación por los continuos señalamientos en su contra y las acciones en contra de sus líderes, como es el caso de la orden de arresto de su representante legal GERMÁN GRACIANO POSSO. De igual manera, hacemos un llamado respetuoso a la Corte Constitucional para que seleccione para su revisión la Tutela T 7092205 que ha dado origen a este preocupante hecho. Como es de público conocimiento, la Décima Séptima Brigada del Ejército Nacional, a través de su comandante Carlos Alberto Padilla Cepeda, interpuso una Acción de Tutela contra la Comunidad de Paz de San José de Apartadó alegando que ésta estaba violando los derechos fundamentales a la honra, el buen nombre y la intimidad de dicha Brigada.
 
La Tutela fue fallada a favor de los accionantes por el Juzgado Segundo Promiscuo Municipal con sede en Apartadó el 28 de septiembre de 2018. Ante la negativa de la Comunidad a retractarse de las denuncias, la Brigada 17 presentó una acción de desacato que fue fallado el pasado 30 de noviembre ordenando el arresto de Germán Graciano Posso, representante legal de la comunidad, y determinó que fuera trasladado a las instalaciones de la Estación de Policía del corregimiento de San José de Apartadó, pese a que en varias ocasiones la Comunidad ha hecho denuncias públicas de la connivencia de esta estación con estructuras paramilitares que operan en la región.
 
La Comunidad de Paz de San José de Apartadó desde su conformación ha sufrido los ataques, persecución y violación de sus derechos humanos por parte de todos los actores del conflicto, incluyendo la Fuerza Pública, situación que ha denunciado reiteradamente y por la cual cuenta con medidas provisionales por parte de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Pese a sus denuncias y constancias históricas ya suma 307 asesinatos de sus integrantes y más de 965 agresiones en su contra.
 
Esta situación fue puesta en conocimiento del señor Michel Forst, Relator especial de la ONU sobre la situación de los defensores de derechos humanos, el pasado 26 de noviembre. Forst, quien ha calificado la situación del país como "dramática", dijo el pasado 4 de diciembre que: "Estoy sumamente preocupado por el posible arresto de Germán Graciano, Representante legal de la Comunidad de Paz de san José de Apartadó. Estuve en esta comunidad hace unos pocos días, durante mi visita oficial a Colombia. Estaré dando seguimiento a esta situación".
 
Ante las denuncias de connivencia de la Fuerza Pública, particularmente de la Brigada 17 del ejército, con estructuras paramilitares en la región, la Comunidad de Paz ha recibido órdenes de protección por parte de la Corte Constitucional (T-1025 de 2007 y autos 164/12, 693/17 y el del 7 de septiembre de 2018). Por tal razón es absolutamente reprochable que ante dichas denuncias la respuesta sea la persecución penal y el señalamiento a sus pobladores y líderes.
 
Es obligación de la Justicia, de la Fiscalía General de la Nación y del Ministerio Público rodear y proteger a las personas y comunidades que denuncian hechos tan graves como es el accionar del paramilitarismo. Es inaceptable que un juez de la república acepte la tesis de que las denuncias de las comunidades impliquen un ataque al buen nombre de las instituciones y en cambio no se investiguen las conductas denunciadas.
 
Por tal razón, la Corte Constitucional que, en concordancia con la decisión en la que ordenó brindar protección a la Comunidad de Paz, adopte todas las medidas a su alcance, incluyendo la selección de la mencionada tutela, para evitar que un caso tan importante y de tan hondas repercusiones, se pueda terminar afectando el legítimo derecho de los líderes, lideresas y defensores de derechos humanos a denunciar las conductas ilegales de servidores públicos y la connivencia de la Fuerza Pública con estructuras criminales.
 
Es imperativo que en el actual contexto el Estado colombiano proteja a los líderes sociales y defensores de derechos humanos brindándoles garantías para el ejercicio de su labor, que incluye las necesarias para poder denunciar las acciones ilegales de sus propios funcionarios. 
6 de diciembre de 2018 Suscriben: 
 
1. Agencia de Prensa Análisis Urbano 2. Alianza de Organizaciones Sociales y Afines 3. ANDAS Pasto 4. Asociación Campesina de Antioquia —ACA 5. Asociación de Ayuda Solidaria —ANDAS 6. Asociación de campesinos y campesinas de la Finca La Europa 7. Asociación de Familiares Detenidos Desaparecidos —ASFADDES 8. Asociación de Hermandades Agroecológicas y Mineras de Guamocó, AHERAMIGUA 9. Asociación de Presbíteras Católicas Romanas 10. Asociación de Víctimas del Nordeste Antioqueño, ASOVISNA 11. Asociación de Vivienda EMECE 12. Asociación Minga 13. Asociación Gente Emprendedora, GEMPREN 14. Asociación Regional de Víctimas del Magdalena Medio, ASORVIMM 15. CCALCP 16. Central Unitaria de Trabajadores, CUT Nariño 17. Centro de Cultura 18. Centro de Investigación y Educación Popular, CINEP 19. Cima - Fundecima 20. Colectivo de abogados José Alvear Restrepo, CAJAR 21. Colectivo por la Paz en Colombia desde México, COLPAZ 22. Colectivo Socio Jurídico Orlando Fals Borda, CSJOFB 23. Colombia Diversa 24. Comisión Colombiana de Juristas, CCJ 25. Comisión Intereclesial de Justicia y Paz 26. Comité Cívico por los Derechos Humanos del Meta 27. Comité Permanente de Derechos Humanos CPDH 28. Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos Valle del Cauca 29. Comités Oscar Romero —SICSAL 30. Congreso de los Pueblos Valle de Aburra 31. Coordinación Colombia Europa Estados Unidos, CCEEU 32. Corporación Claretiana Norman Pérez Bello 33. Corporación Compromiso 34. Corporación ConPÁZes 35. Corporación construyendo poder, democracia y Paz, PODERPAZ 36. Corporación Con-Vivamos 37. Corporación Cultural para el desarrollo Arlequín y los Juglares 38. Corporación de cristianos y cristianas por la justicia y paz 39. Corporación de Derechos Humanos Gustavo A. Marulanda 40. Corporación Jurídica Libertad, CJL 41. Corporación Jurídica Yira Castro 42. Corporación Justicia y Dignidad 43. Corporación Justicia y Dignidad Valle 44. Corporación Minga 45. Corporación para el Desarrollo Social, CORPADES 46. Corporación para la Defensa y Promoción de los Derechos Humanos REINICIAR 47. Corporación para la Paz y el Desarrollo Social 48. Corporación Regional para la Defensa de los Derechos Humanos, CREDHOS 49. Corporación Sembrar 50. Corporación social para la asesoría y capacitación Comunitaria, COSPACC 51. Comité Permanente de Derechos Humanos - CPDH Norte de Santander 52. Comité Permanente de Derechos Humanos - CPDH Santander 53. EQUITAS 54. Fundación de Derechos Humanos Joel Sierra 55. Fundación de derechos humanos PASOS 56. Fundación Guagua 57. Fundación Hasta Encontrarlos 58. Fundación Progresar 59. Fundación Sumapaz 60. Grupo de Víctimas de ejecuciones extrajudiciales Tejiendo Memorias 61. Grupo DESDE ADENTRO 62. Grupo Interdisciplinario por los Derechos Humanos, GIDH 63. Madres por la Vida del Valle 64. Mesa Departamental Sobre Desaparición Forzada de Antioquia, MDDF 65. Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado, MOVICE 66. Movimiento por la Defensa de los Derechos del Pueblo, MODEP 67. Mujeres Caminando por la Verdad 68. Nodo Antioquia de la Coordinación Colombia Europa – Estados Unidos 69. Plataforma Colombiana de DDHH, Democracia y Desarrollo 70. Proceso Social de Garantías de Antioquia 71. Red proyecto 72. REDEPAZ 73. Rostros & Huellas 74. Santamaría Fundación PERSONAS: 1. Abilio Peña 2. Olga Lucia Álvarez Benjumea 21.393590 Medellín 3. Andrés Felipe Agudelo, Congreso de los Pueblos. 8.027.779 4. Luz Mery Velásquez Carmona. CC 43.015.749 5. José Alexander Castro. CC.71762138  
¡ QUE L
A PAZ NO NOS CUESTE LA VIDA

¡Para que la Paz no nos cueste la Vida, hagamos posible la Paz!

Termina la FIL con un "record en ventas" y en público, según sus organizadores.

Mientras el día miércoles pasado se contabilizaron diez muertos en el área metropolitana de Guadalajara en distintos casos relacionados con la delincuencia común y el narcotráfico la FIL (Feria Internacional del Libro) desarrollaba sin novedad sus actividades.

El contraste es tremendo entre ese mundo exterior tan hostil y sanguinario en el que se desenvuelve la vida cotidiana en una ciudad de 8 millones de habitantes. La FIL es una especie de arcadia feliz donde un grupo minoritario de elegidos dictan catedra a punta de Conferencia magistrales. Parece que estuviéramos más en Europa o EEUU porque aquí los protagonistas son mayoritariamente carapálidas encorbatados y bien perfumaditos.

¿Qué sería de nosotros sin la tutela y liderazgo de esta aristocracia de las artes y las letras?

Estamos en un gran supermercado donde la industria editorial (acuden 800 autores y 20.000 profesionales del libro) lanzan sus ofertas y rebajas como si fuéramos clientes que compran pepinos o tomates: lleve dos libros por uno, el best seller de moda a mitad de precio o las promociones de la última novela de fulanito o de menganito.  

La lectura es un arcaísmo que no representa ningún atractivo para el pueblo llano.  Los invisibles, los sin voz, ni voto jamás se gastarán doscientos y trescientos pesos en comprar un libro cuando la prioridad es comer o dar de comer a una familia, además de todos los gastos que supone mantenerla. Tortillas, sí; libros, no; frijoles, sí poesía, no. Hay que elegir entre alimentar el cerebro o el estómago que da más el placer.    

En México el nivel educacional o intelectual se mide según el color de piel; a mayor blancura, mayor inteligencia. Del seno de las dinastías hereditarias y clanes familiares salen los líderes y caudillos llamados a ocupar los puestos de mayor relevancia en el plano político, cultural, económico o eclesiástico.

Ante la creciente ola de inseguridad es preferible atrincherarse en el bunker de la FIL donde al menos uno está resguardado por policías y militares. Es el colmo que hasta en  la cultura se declare el estado de sitio.

Para que en la FIL todo funcione a la perfección es necesario que un ejército de barrenderos, limpiadores, cargadores, camareros o cocineros cumpla a rajatabla con su cometido. Se nota que las castas coloniales de siervos y lacayos aún siguen vigentes.   

Sin lugar a dudas la cultura es un privilegio de las clases dominantes.  En México la educación es un lujo, y está privatizada. Por el contrario, la educación pública se hunde ante la falta de presupuestos estatales. Que importa. La FIL, sin ningún escrúpulo, se ha gastado millones de pesos en atender a cuerpo de rey a las huestes de literatos, escritores y poetas llegados de los cinco continentes pues se les considera "patrimonio de la humanidad".

En un país esclavo de la televisión y a los medios audiovisuales, teléfonos celulares, o los artilugios cibernéticos su único destino es el analfabetismo funcional. La alienación tecnológica es tan devastadora y la realidad virtual tan adictiva que la palabra escrita en papel agoniza ante el demoledor avance de Internet, Twitter, Facebook, WhatsApp, Instagram etc.  Se twittean ideas o pensamientos con una jeringonza incomprensible donde se revela el nuevo lenguaje del futuro. El hashtags,  el trendig topic es lo más leído y lo que mayor influencia crea entre la opinión pública. Se prevé un futuro nefasto para el mundo de los libros ya que en la última década infinidad de editoriales han desaparecido pues no hay capital que las sostenga. La excepción quizás sean los libros cristianos de autorrealización y autoayuda que son los de mayor demanda.

Entre las clases sociales más bajas la cultura representa algo abstracto y sin valor. Es decir, un capricho reservado a las élites pequeño burguesas. El trabajador vulgar y corriente, el lumpen proletariado,  después de una dura jornada de trabajo lo que desea es evadirse de ese entorno tan opresivo al que lo somete la rutina diaria. Su vocación no es la de leer libros o estudiar pues nunca ha adquirido tales hábitos. Es preferible dedicarse a la bohemia, gozar, beber, consumir drogas o sentarse frente al televisor contemplando partidos de fútbol, telenovelas o películas de acción, violencia o pornografía. Sobran los garitos, antros y cantinas, faltan bibliotecas, escuelas y universidades.

Se da la paradoja que entre los patrocinadores de la FIL se destacan cervecerías y licoreras (Stella Artois, Tequila Herradura) o sea, que los vicios fomentan las virtudes. También se distinguen por su espíritu "altruista y filantrópico" empresas tales como Coca Cola, hotel Hilton, el País, PRISA o  Bancomext.

Por ejemplo, en Guadalajara el periódico más vendido es el "Metro" que capta sus lectores a base de titulares morbosos y amarillistas "Ríos de Sangre"  "Hallan docena tétrica" "colgados en el puente"  Sus portadas y contraportadas se ilustran con fotos macabras y de bellas modelos semidesnudas. La clave del éxito es explotar a destajo el morbo y la pornografía.

En la FIL los escritores, poetas, artistas haciendo gala de una consumada oratoria nos ilustran con temas relacionados con la sociología, política, antropología, literatura, física, teología, gramática, matemáticas, etc. Los asistentes que abarrotan los auditorios escuchan embelesados los gloriosos discursos que desglosan la trama de sus obras cumbres.  No hay nada que discutir, ni mucho menos criticar o contradecir, porque los propios organizadores restringen el uso de la palabra temerosos de que les hagan preguntas capciosas que los pongan contra las cuerdas.

Radio Jalisco emite un flash de última hora: Matan a tiros en Tlaquepaque.  Alrededor de las 11:30 de la mañana,  se alertó de una agresión a balazos en contra de tres personas en la colonia Las Juntas de San Pedro de Tlaquepaque. De acuerdo a los testimonios recabados por los oficiales, poco antes llegaron sujetos a bordo de una camioneta blanca tras lo que comenzaron a dispararles y escapar posteriormente. Entre tanto en  la FIL los poetas subliman de la belleza de las magnolias y el perfume embriagador de las azucenas.  

Escritores, funcionarios y burócratas vestidos con finos trajes de paño y haciendo gala de modales exquisitos se dirigen al restaurante del hotel Hilton donde les espera un suculento y merecido banquete.  

Ellos pertenecen a esa aristocracia a nómina de la mafia editorial (monopolizada por grupos españoles), que, que gracias a un eficaz aparato propagandístico, se hacen acreedores de los más preciados galardones y premios literarios.

Las bandas organizadas con su poderoso armamento de todos los calibres mantiene en vilo a la ciudadanía. La novela negra no es ficción sino que hace parte de la más cruda realidad: secuestros, extorsiones, torturas y asesinatos son el pan de cada día. 10 millones de dólares ofrecen de recompensa EEUU por la cabeza del líder de Cartel de Jalisco Nueva Generación, alias don Mencho.

¿Pistolas o libros? ¿Kalashnikov o bibliotecas? Ingenuamente se piensa que la pacificación del país pasa por la cultura y la educación aunque los presupuestos para cumplir dicho objetivo sean muy escasos. Erradicar las infinitas carencias sociales en un país de 130 millones de habitantes donde campean a sus anchas la corrupción y el latrocinio es una titánica misión casi imposible de materializar.

Lo más práctico para salir del estercolero es empuñar un revólver o una ametralladora, es decir, afiliarse al crimen organizado o un cartel narco ¿la bolsa o la vida?   Cómo enfrentar desigualdades sociales tan abismales: hambre, exclusión, el desempleo, falta de vivienda, seguridad social, el racismo  o la ignorancia. Problemáticas  enquistadas  desde hace generaciones que no hacen más que generar odio, rencor y venganza. En México el salario mínimo es de 88 pesos diarios (4 euros) una suma indignante que entierra cualquier esperanza en el futuro. Por no hablar de los pobres de solemnidad que ni siquiera salen en las estadísticas.

Y una vez más los titulares de prensa nos estremecen: Agreden policías federales en Tonalá; muere uno. Testimonios relatan que los agresores sorprendieron a los elementos y los atacaron a balazos para después huir.

Las políticas que han aplicado los últimos gobiernos para pacificar el país han sido más punitivas que preventivas: más soldados, más militares, más policías, más cárceles, más morgues y cementerios. Mano dura, sin implementar un plan de paz efectivo que detenga está diabólica espiral de violencia.

El premio Nobel de literatura el turco Orhan Pamuk en la conferencia de apertura confesó "cuando mi hija Ruya y yo vamos a bañarnos al mar soy el hombre más feliz del mundo". A la mañana siguiente todos los diarios nacionales resaltaron sus declaraciones en primera plana porque México necesita mensajes optimistas.

Siendo las dos de la madrugada del pasado jueves se encontró un cadáver frente a la FIL. Al parecer un carro fantasma atropelló a un motociclista que quedó destripado en el asfalto sin que nadie se atreviera a auxiliarlo. A menos de una cuadra de allí, en el Hotel Hilton, a esa misma hora dormían plácidamente los invitados especiales a la feria que jamás supieron nada de este infausto suceso. Como molestar  con los  asuntos terrenales a quienes habitan en el parnaso escribiendo las obras maestras que un día alumbrarán el camino de la humanidad.    

Carlos de Urabá 2018

por: Hernán Durango.

En la ciudad de Ciénaga, departamento del Magdalena organizan e invitan cordialmente a la jornada de conmemoración de los 90 años de la huelga laboral y posterior masacre de los obreros bananeros por parte de las tropas que respaldaban a la empresa transnacional de la muerte United Fruit Company.

Los actos conmemorativos incluyen la siguiente programación:

Miércoles 5 de diciembre. Foro abierto en el Instituto Educativo  INFOTEP de Ciénaga a las 5 PM con la participación de los panelistas Dr.  José Ramón Llanos y - Ernesto Perilla,  dirigente de la CUT –Seccional Magdalena.

Jueves 6 de diciembre. A partir de las 7 AM. Marcha popular desde la el sitio " La Frutera" hasta la Plaza de los mártires. En la plaza de los mártires  habrá una variada programación político- cultural hasta la 1 pm.

En Colombia el lema es prohibido olvidar. La masacre de las Bananeras fue una matanza de los trabajadores de la United Fruit Company que se produjo entre el 5 y el 6 de diciembre de 1928 en el municipio de Ciénaga, Magdalena cerca de Santa Marta (Colombia). La masacre fue el bautizo con sangre del naciente movimiento obrero en Colombia, derrame de sangre por cuenta de las políticas de terror de la oligarquía criolla, situación que aún no se detiene en el país, como lo demuestra el informe del relator especial de la ONU para los derechos humanos, Michel Forst, quien denunció recientemente que los asesinatos de centenares de líderes sociales y defensores de DDHH en los últimos años en Colombia son crímenes sistemáticos.

 

bananeras.jpg

Por: Prensa CNU.

Bogotá.

Siguen movilizaciones.

Invitación abierta a participar de la agenda de movilizaciones que hace la Plenaria de las Centrales Obreras, Organizaciones Sociales y Vocerías de la UNEES realizada en Bogotá en la CUT Nacional donde se precisó la siguiente Agenda de Movilización:

1 - Movilización nacional en conmemoración de los 90 Años de la Masacre de las Bananeras, contra la Reforma Tributaria y en Defensa de la Universidad Pública. - Jueves 6 de Diciembre. (Bogotá: Parque Nacional a la Plaza de Bolívar. El Movimiento Estudiantil encabezado por la UNEES sale de sus respectivas universidades hacia la Plaza de Bolívar, allí se dará  inicio al concierto artístico y musical  del Movimiento Estudiantil.

2 - Velatón Nacional por la Paz y la Vida, el día viernes 7 de Noviembre  desde las 7:00 p.m  en plazas y parques de las principales ciudades del país.

3 - Actos conmemorativos en el marco del 10 de Diciembre - Dia Internacional de los Derechos Humanos DD.HH.  y  los 70 Años de la promulgación de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, será una jornada contra el asesinato de líderes sociales y  por el derecho a la vida.

4 - Rueda de prensa y movilización nacional contra la Reforma Tributaria, por un salario digno y en  defensa de la Universidad Pública.

5 - Encuentro Nacional Sindical, Estudiantil, Social y Popular en preparación del paro cívico nacional - 30 y 31 de Enero de 2019 en Bogotá.

6 - Plenaria de Centrales Obreras, Organizaciones Sociales y Vocerías de la UNEES para proyectar la movilización del 13 de Diciembre y el Encuentro Nacional del 30 y 31 de Enero de 2019. Se hará el viernes 7 de Diciembre - 7:30 a.m - sede Confederación de Trabajadores de Colombia CTC - Calle 39 # 28 A 23 - Barrio la Soledad).

...Jorge Eliecer Gaitán visitó la región y tras regresar a Bogotá, en el congreso denunció la forma cómo el ejército colombiano por orden del gobierno asesinó a miles de mujeres, hombres y niños para proteger los intereses de la United Fruit Company. El General Cortés Vargas, quien fue exonerado por estos hechos explicó que decidió atacar a los manifestantes, para impedir que los buques de guerra de los Estados Unidos invadieran el territorio colombiano para proteger a la multinacional extranjera.

Así relata Gabriel García Márquez en Cien años de soledad la masacre:

La huelga grande estalló. Los cultivos se quedaron a medias, la fruta se pasó en las cepas y los trenes de ciento veinte vagones se pararon en los ramales. Los obreros ociosos desbordaron los pueblos. La calle de los Turcos reverberó en un sábado de muchos días, y en el salón de billares del Hotel de Jacob hubo que establecer turnos de veinticuatro horas. Allí estaba José Arcadio Segundo, el día en que se anunció que el ejército había sido encargado de restablecer el orden público. Aunque no era hombre de presagios, la noticia fue para él como un anuncio de la muerte, que había esperado desde la mañana distante en que el coronel Gerineldo Márquez le permitió ver un fusilamiento. (...)

La ley marcial facultaba al ejército para asumir funciones de árbitro de la controversia, pero no se hizo ninguna tentativa de conciliación. Tan pronto como se exhibieron en Macondo, los soldados pusieron a un lado los fusiles, cortaron y embarcaron el banano y movilizaron los trenes. Los trabajadores, que hasta entonces se habían conformado con esperar, se echaron al monte sin más armas que sus machetes de labor, y empezaron a sabotear el sabotaje. Incendiaron fincas y comisariatos, destruyeron los rieles para impedir el tránsito de los trenes que empezaban a abrirse paso con fuego de ametralladoras, y cortaron los alambres del telégrafo y el teléfono. Las acequias se tiñeron de sangre. (...)

Leído el decreto, en medio de una ensordecedora rechifla de protesta, un capitán sustituyó al teniente en el techo de la estación, y con la bocina de gramófono hizo señas de que quería hablar. La muchedumbre volvió a guardar silencio.

-Señoras y señores -dijo el capitán con una voz baja, lenta, un poco cansada-, tienen cinco minutos para retirarse.

La rechifla y los gritos redoblados ahogaron el toque de clarín que anunció el principio del plazo. Nadie se movió.

-Han pasado cinco minutos -dijo el capitán en el mismo tono-. Un minuto más y se hará fuego.

José Arcadio Segundo, sudando hielo, se bajó al niño de los hombros y se lo entregó a la mujer. «Estos cabrones son capaces de disparar», murmuró ella. José Arcadio Segundo no tuvo tiempo de hablar, porque al instante reconoció la voz ronca del coronel Gavilán haciéndoles eco con un grito a las palabras de la mujer. Embriagado por la tensión, por la maravillosa profundidad del silencio y, además, convencido de que nada haría mover a aquella muchedumbre pasmada por la fascinación de la muerte, José Arcadio Segundo se empinó por encima de las cabezas que tenía enfrente, y por primera vez en su vida levantó la voz.

-¡Cabrones! -gritó-. Les regalamos el minuto que falta.

Al final de su grito ocurrió algo que no le produjo espanto, sino una especie de alucinación. El capitán dio la orden de fuego y catorce nidos de ametralladoras le respondieron en el acto. Pero todo parecía una farsa. Era como si las ametralladoras hubieran estado cargadas con engañifas de pirotecnia, porque se escuchaba su anhelante tableteo, y se veían sus escupitajos incandescentes, pero no se percibía la más leve reacción, ni una voz, ni siquiera un suspiro, entre la muchedumbre compacta que parecía petrificada por una invulnerabilidad instantánea. De pronto, a un lado de la estación, un grito de muerte desgarró el encantamiento: «Aaaay, mi madre.» Una fuerza sísmica, un aliento volcánico, un rugido de cataclismo, estallaron en el centro de la muchedumbre con una descomunal potencia expansiva. José Arcadio Segundo apenas tuvo tiempo de levantar al niño, mientras la madre con el otro era absorbida por la muchedumbre centrifugada por el pánico.

Muchos años después, el niño había de contar todavía, a pesar de que los vecinos seguían creyéndolo un viejo chiflado, que José Arcadio Segundo lo levantó por encima de su cabeza, y se dejó arrastrar, casi en el aire, como flotando en el terror de la muchedumbre, hacia una calle adyacente. La posición privilegiada del niño le permitió ver que en ese momento la masa desbocada empezaba a llegar a la esquina y la fila de ametralladoras abrió fuego. Varias voces gritaron al mismo tiempo:

-¡Tírense al suelo! ¡Tírense al suelo!

Ya los de las primeras líneas lo habían hecho, barridos por las ráfagas de metralla. Los sobrevivientes, en vez de tirarse al suelo, trataron de volver a la plazoleta, y el pánico dio entonces un coletazo de dragón, y los mandó en una oleada compacta contra la otra oleada compacta que se movía en sentido contrario, despedida por el otro coletazo de dragón de la calle opuesta, donde también las ametralladoras disparaban sin tregua. Estaban acorralados, girando en un torbellino gigantesco que poco a poco se reducía a su epicentro porque sus bordes iban siendo sistemáticamente recortados en redondo, como pelando una cebolla, por las tijeras insaciables y metódicas de la metralla. El niño vio una mujer arrodillada, con los brazos en cruz, en un espacio limpio, misteriosamente vedado a la estampida. Allí lo puso José Arcadio Segundo, en el instante de derrumbarse con la cara bañada en sangre, antes de que el tropel colosal arrasara con el espacio vacío, con la mujer arrodillada, con la luz del alto cielo de sequía, y con el puto mundo donde Úrsula Iguarán había vendido tantos animalitos de caramelo.

Cuando José Arcadio Segundo despertó estaba boca arriba en las tinieblas. Se dio cuenta de que iba en un tren interminable y silencioso, y de que tenía el cabello apelmazado por la sangre seca y le dolían todos los huesos. Sintió un sueño insoportable. Dispuesto a dormir muchas horas, a salvo del terror y el horror, se acomodó del lado que menos le dolía, y sólo entonces descubrió que estaba acostado sobre los muertos. No había un espacio libre en el vagón, salvo el corredor central. Debían de haber pasado varias horas después de la masacre, porque los cadáveres tenían la misma temperatura del yeso en otoño, y su misma consistencia de espuma petrificada, y quienes los habían puesto en el vagón tuvieron tiempo de arrumos en el orden y el sentido en que se transportaban los racimos de banano. Tratando de fugarse de la pesadilla, José Arcadio Segundo se arrastró de un vagón a otro, en la dirección en que avanzaba el tren, y en los relámpagos que estallaban por entre los listones de madera al pasar por los pueblos dormidos veía los muertos hombres, los muertos mujeres, los muertos niños, que iban a ser arrojados al mar como el banano de rechazo. Solamente reconoció a una mujer que vendía refrescos en la plaza y al coronel Gavilán, que todavía llevaba enrollado en la mano el cinturón con la hebilla de plata moreliana con que trató de abrirse camino a través del pánico. Cuando llegó al primer vagón dio un salto en la oscuridad, y se quedó tendido en la zanja hasta que el tren acabó de pasar. Era el más largo que había visto nunca, con casi doscientos vagones de carga, y una locomotora en cada extremo y una tercera en el centro. No llevaba ninguna luz, ni siquiera las rojas y verdes lámparas de posición, y se deslizaba a una velocidad nocturna y sigilosa. Encima de los vagones se veían los bultos oscuros de los soldados con las ametralladoras emplazadas.

Después de medianoche se precipitó un aguacero torrencial. José Arcadio Segundo ignoraba dónde había saltado, pero sabía que caminando en sentido contrario al del tren llegaría a Macondo. Al cabo de más de tres horas de marcha, empapado hasta los huesos, con un dolor de cabeza terrible, divisó las primeras casas a la luz del amanecer. Atraído por el olor del café, entró en una cocina donde una mujer con un niño en brazos estaba inclinada sobre el fogón.

-Buenos -dijo exhausto-. Soy José Arcadio Segundo Buendía.

Pronunció el nombre completo, letra por letra, para convencerse de que estaba vivo. Hizo bien, porque la mujer había pensado que era una aparición al ver en la puerta la figura escuálida, sombría, con la cabeza y la ropa sucias de sangre, y tocada por la solemnidad de la muerte. Lo conocía. Llevó una manta para que se arropara mientras se secaba la ropa en el fogón, le calenté agua para que se lavara la herida, que era sólo un desgarramiento de la piel, y le dio un pañal limpio para que se vendara la cabeza. Luego le sirvió un pocillo de café, sin azúcar, como le habían dicho que lo tomaban los Buendía, y abrió la ropa cerca del fuego. José Arcadio Segundo no habló mientras no terminó de tomar el café.

-Debían ser como tres mil -murmuró.

-¿Qué?

-Los muertos -aclaró él-. Debían ser todos los que estaban en la estación.

Domingo, 02 Diciembre 2018 00:00

Masacre en Ricaurte, departamento de Nariño.

Este sábado fue atacado el Resguardo El Palmar INTI, de Ricaurte , Nariño, perteneciente a la organización kamawari.

La masacre ocurrió al medio día cuando hombre fuertemente armados que se movilizaba en una camioneta dispararon indiscriminadamente contra las personas quedando dos asesinadas y otra dos están gravemente heridas.

Entre los asesinados se encuentra Hector Ramiro García, fundador de la organización de Camawari y Arturo García, gobernador electo del resguardo.

La zona es fuertemente controlada por el ejercito oficial, que es constantemente denunciado porque disfrazado como “Aguilas Negras” seria el autor de las masacres.

Hace pocos días fue presentado el más reciente informe del Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia sobre la migración venezolana.

Un indicio de su falta de seriedad lo da el título que parece parafrasear a Woody Allen: "Todo lo que debe saber sobre la migración venezolana y no se lo han contado". Según este documento, en un corte hecho por la oficina de Migración el 30 septiembre del año en curso, 1 millón 32 mil 16 personas de origen venezolano se encontraban en Colombia en diversas condiciones migratorias (regulares, irregulares y en trámites de regularización). Tan pronto arrojan los primeros datos, comienza el desafío a la lógica:

1. El número de personas venezolanas que residían en el país vecino hasta el 30 de septiembre de este año es exactamente igual a la sumatoria de venezolanos y venezolanas que -según este mismo documento- se han mudado a Colombia desde 1991. Es decir que, o absolutamente nadie que haya nacido en Venezuela se había mudado jamás a Colombia antes de 1991, o quienes lo hicieron retornaron o fallecieron antes de que se realizara el mencionado corte. 

2. Entre 1991 y el año 2000 tampoco nadie (léase "0") que haya nacido en Venezuela decidió irse a vivir a Colombia. Durante 9 años no hubo historias de amor que lo ameritaran, reunificaciones familiares o alguien que por simple curiosidad optara por mudarse al país vecino.

3. En el año 2002 sólo tres personas nacidas en Venezuela se mudaron a Colombia. Es de suponer que este documento refiere a Pedro Carmona Estanga y tal vez dos familiares suyos, ya que el gobierno colombiano concedió asilo al efímero dictador venezolano ese mismo año. Quien,, por cierto, continúa formando parte de ese millón y algo que señala el informe pues aún hoy goza de la privilegiada protección del Estado colombiano.

4. Otra sorpresa aparece en el aparte titulado "Migración de Tránsito" donde puede leerse lo siguiente: "En este capítulo usted encontrará la cifra de ciudadanos venezolanos que utilizan a Colombia como país de tránsito hacia terceros países". Aquí señala que 919 mil 142 personas utilizaron a Colombia como país de tránsito para emigrar a otro. Lo asombroso es que al discriminar esa cifra de migrantes que pasaron por Colombia para dirigirse a terceros países, informa que el segundo lugar de destino que eligieron 243 mil 426 personas, es decir el 26%, fue nada menos que Venezuela.

5. Asimismo, de esa cifra total de 1 millón 32 mil 16 personas, informa que 80 mil 350 entraron por puntos no autorizados (como trochas). Esta cifra, según dice, es el producto de "un cálculo estadístico que hace la autoridad migratoria colombiana" pero sus valores de referencia o la fórmula usada nunca se menciona, por lo que es imposible saber si se trata de una sucesión, una progresión aritmética o un delirio causado por la embriaguez que produce en el gobierno colombiano el poder manipular a la opinión pública nacional e internacional con el apoyo de las más grandes corporaciones mediáticas que ya están replicando estas cifras.

Por último, dos datos interesantes.

Según este mismo documento, aproximadamente el 75% de la población venezolana residente en Colombia se encuentra en edad económicamente activa, lo que es una clara ventaja para la clase explotadora de cualquier país capitalista. El otro, es que solo entre enero y septiembre de este año deportaron o expulsaron a 968 personas de origen venezolano.

Para un objetivo más pragmático, el Consejo Nacional de Política Económica y Social de la República de Colombia presentó un documento basado en este informe de Migración Colombia, en el que define una estrategia para atender la migración desde Venezuela. Este plan se centra en la estimación de costos de cada una de las "atenciones" que propone.

Como ya he mencionado en anteriores artículos, el negocio de la guerra también incluye las cifras millonarias que se mueven para la atención de personas desplazadas y refugiadas. Acceder a esos recursos es uno de los objetivos de esta manipulación de cifras y caracterizaciones de la migración venezolana.

La incapacidad matemática se ha puesto de moda por estos días entre voceros y voceras del gobierno uribista. Una de las crisis sociales que enfrenta el actual gobierno colombiano viene de la decisión de disminuir el presupuesto de las universidades públicas y aumentar el presupuesto militar para 2019. Ese es uno de los principales reclamos de las convocatorias que, por cierto, se están haciendo desde diversos sectores a las tomas populares de la principales ciudades del país a partir de hoy.

Molesta por los reclamos del sector estudiantil, la senadora ultraderechista María Fernanda Cabal, por ejemplo, aseguró en una entrevista que las universidades públicas son un gasto innecesario, al fin y al cabo, según dijo, de 50 mil estudiantes que solicitan ingreso a la universidad de Antioquia solo entran 4 mil y por tanto quedan 36 mil por fuera (sic).

Con la misma escasa habilidad, el ministro de la Defensa Guillermo Botero respondió a la pregunta sobre el origen de la cifra de 6 mil parques que el presidente Duque asegura haber recuperado, explicando a la periodista que esa cifra resultaba "de sumar 1+1+1+1… hasta llegar a 6 mil".

Así que ahora, confiando en que la incapacidad matemática sea generalizada, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia presenta este informe sobre la migración venezolana a Colombia tan poco serio y tendencioso, que amerita estas líneas urgentes para ser denunciado como una de las más ineptas maniobras del gobierno colombiano contra Venezuela en los últimos tiempos.

Página 1 de 243