psykisk hälsa utvärdering skalor http://sverigepiller.com/ plan b piller fakta
Radio Cafe Stereo

La Comisión Intereclesial de Justicia y Paz se pronuncio pidiendo que el asesino de la paz, Néstor Humberto Martínez, no sea nombrado como embajador en España.

Comunicado. Néstor Humberto Martínez debe responder ante la justicia por graves crímenes contra la paz y no ser nombrado Embajador en España.

Bogotá, noviembre 14 de 2020

Las recientes evidencias publicadas por medios de prensa en Colombia, dejan claro que el ex fiscal Néstor Humberto Martínez urdió un montaje para acabar con el proceso de paz,  utilizando ilegalmente sus facultades como Fiscal General de la Nación, para interceptar ilegalmente a varios de sus negociadores y facilitadores, interpretó y manipuló supuestas pruebas, y llevó  a cabo acciones de entrampamiento contra dichos negociadores. En ese propósito, habría utilizado agentes encubiertos al servicio de la agencia de seguridad de Estados Unidos, DEA, con lo cual, habría incurrido en acciones vulneradoras de la legislación colombiana, con consecuencias gravísimas para la seguridad nacional y el desarrollo del proceso de paz.

Estas acciones ilegales no han sido investigadas por los organismos judiciales en Colombia, a pesar de haberse constituido en el mayor golpe a la implementación del Acuerdo Final de Paz firmado por el Gobierno colombiano con la anterior guerrilla de las FARC. Esta actuación ilegal del ex fiscal Néstor Humberto Martínez también contribuyó a la conformación de una disidencia armada de esta organización, que en lugar de ser evitada, se vio favorecida por el ambiente de inseguridad jurídica y acoso sin fundamentos legales por parte de la fiscalía y la DEA para presionar la extradición de jefes negociadores, quienes terminaron desertando del proceso de paz y alentando la reconfiguración del conflicto armado.

Por estos delitos orquestados con participación del ex fiscal Néstor Humberto Martínez cursa ya denuncia penal por prevaricato por acción y por omisión, fraude a resolución judicial o administrativa, ocultamiento, alteración o destrucción de elemento material probatorio[1], aunque la gravedad de la desestabilización de la convivencia y de la reactivación de la guerra en distintas regiones del país, requiere que sean considerados como graves crímenes contra la paz. Por estas acciones y actuaciones, el señor Néstor Humberto Martínez debe ser procesado, enjuiciado y responder ante la justicia colombiana, o en su defecto, ante instancias de la justicia internacional que tienen el deber de perseguir a los perpetradores de graves crímenes internacionales.

Igualmente, es muy grave que el señor Néstor Humberto Martínez, actuando como Fiscal General, haya ocultado y negado la entrega de las evidencias que le fueron requeridas por la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, y por el contrario, pretendió desarrollar un juicio paralelo ante los medios y la opinión pública, con pruebas manipuladas (videos silenciados), con los cuales presionó a dicho tribunal a la expedición sin pruebas de decisiones de extradición que, al no tener fundamento, fueron la base para el descrédito emprendido por este poderoso funcionario en contra de la Jurisdicción Especial para la Paz.

Pero no se trata del primer intento del ex fiscal Néstor Humberto Martínez de atacar el proceso de paz, tiempo atrás logró incidir para quitarle parte de la naturaleza de la Unidad Especial de Investigación para el desmantelamiento de organizaciones criminales, al suprimirle el mandato de  persecución y enjuiciamiento de los máximos responsables detrás del paramilitarismo. De esta manera, la Unidad quedó reducida exclusivamente  a la investigación de casos de homicidios de líderes(as) sociales y de ex combatientes, con lo cual se incentivó la falta de individualización de los grandes responsables de las estructuras paramilitares. La supresión de este mecanismo ha permitido la expansión del mismo en todo el territorio nacional, con un resultado dramático del crecimiento de homicidio de líderes(as) y organizaciones impulsoras de la implementación del Acuerdo Final de Paz en las regiones. Desde la firma del acuerdo de paz, se calcula en 1.055 líderes(as) sociales asesinados y 236 excombatientes de la ex FARC.

Sumado a lo anterior, es importante denunciar que Néstor Humberto Martínez convirtió a la Fiscalía al servicio de grupos de interés del poder económico y político, vinculado a los sectores opuestos a la paz. Bajo su gestión archivó importantes investigaciones por corrupción y graves crímenes de altos oficiales de la Fuerza Pública, como es el caso de la Operación Gavilán, e impidió el avance de las investigaciones de los oficiales mencionados en la Operación Bastón. De esta manera, frustró el proceso de depuración al interior de las Fuerzas Militares[2]. A su vez, desde su llegada a la Fiscalía, congeló todos los casos de investigaciones por los llamados “falsos positivos” adelantados hasta entonces por la entidad. Con esa actuación impidió el avance de las investigaciones y la posibilidad de comparecencia de los máximos responsables de estos crímenes, por parte de la JEP.

Néstor Humberto Martínez además, es acusado de ocultar bienes y fondos financieros por medio de una empresa de fachada de su propiedad, basada en Panamá, que no ha sido declarada y por la que evade impuestos, dentro de los cuales se encuentra un lujoso apartamento en Madrid valorado en 3 millones de euros y fondos depositados en el Banco Santander, provenientes, presuntamente de paraísos fiscales. Por tanto, se torna inaudito que un Estado, víctima de defraudaciones por parte de este señor, lo termine designado como embajador en España y así facilitarle la continuidad de sus delitos.

Con este caso se confirma una vez más, el patrón reiterativo de impunidad del Estado colombiano, al nombrar como embajadores ante diferentes países a implicados en graves violaciones de los derechos humanos y crímenes contra la paz[3] para evadir su comparecencia ante la justicia, así como facilitar su fuga antes de que se produzcan decisiones judiciales en su contra (como ocurrió en los casos de Andrés Felipe Arias, Luis Carlos Restrepo, María del Pilar Hurtado y María Claudia Daza, todos ellos colabores cercanos del expresidente Álvaro Uribe y posibles declarantes en procesos que lo implican).

Por la gravedad de los hechos delictivos y las serias consecuencias derivadas de las acciones del señor ex fiscal Néstor Humberto Martínez, la Coordinación Colombia – Europa – Estados Unidos, red nacional que integra a 281 organizaciones sociales y de promoción y defensa de los derechos humanos, solicita al Presidente de la República, Iván Duque Márquez, abstenerse de nombrar al señor Martínez como Embajador en España. Su designación evidenciaría ante la comunidad internacional la escasa voluntad del gobierno de avanzar en la implementación integral y de buena fe del Acuerdo Final de Paz, al premiar a quien ha atentado contra su avance.

Así mismo, solicita a los organismos judiciales competentes acelerar las investigaciones sobre las conductas criminales que implican la responsabilidad del ciudadano Néstor Humberto Martínez, como expresión de la voluntad del Estado colombiano de investigar, perseguir y sancionar a los responsables de graves violaciones de derechos humanos y a quienes han puesto en peligro la convivencia y seguridad nacional, atentando y poniendo en peligro la estabilidad del proceso de paz.

Finalmente, solicita al Gobierno de España que, en línea con su compromiso con la paz y la seguridad de los pueblos y de promoción de la vigencia integral de los derechos humanos y el Estado de Derecho, se abstenga de conceder el beneplácito solicitado por el Gobierno colombiano para el señor Néstor Humberto Martínez, así como interponer sus diligencias para que las denuncias por ocultamiento de bienes y blanqueamiento de activos que implicarían al mencionado, sean debidamente investigados y sancionados.

Más información: Mesa Ejecutiva 321 4619190, 310 5618591.

[1]Ivan Cepeda. Tweet de 10 de noviembre de 2020https://twitter.com/IvanCepedaCast/status/1326155488040538123

[2]Revista Semana (16 de mayo de 2020). Operación Bastónhttps://especiales.semana.com/operacion-baston-los-secretos-de-las-redes-de-corrupcion-en-el-ejercito-nacional/index.html

[3]Es el caso del general (r) Mario Montoya Uribe nombrado como embajador ante República Dominicana, Salvador Arana como embajador en Chile, Noguera cónsul en Milán y ahora Nestor Humberto Martínez en España

 

Asumió el pasado 8 de noviembre Luis Arce, como presidente de Bolivia. Con un muy buen discurso anuncio el volver al camino recorrido durante los gobiernos de Mas, con Evo Morales, un gobierno con justicia social del pueblo y para el pueblo.

También anuncio su decisión de recuperar la política internacional de Bolivia basada en el principio de la autodeterminación de los pueblos, la cooperación sur-sur. Fortalecer la integración CELAC y recuperar la Unasur

Hasta ahora debo decir, porque tengo el temor del traidor Lenin Moreno, que no ha defraudado que, como se esperaba y que contando con las dificultades que muy seguramente colocara el imperio y la mafia, esperamos que cumpla lo anunciado.

La Fiscalía General de la Nación solicitó abrir una investigación contra el exfiscal Eduardo Montealegre, al ex vicefiscal Jorge Perdomo por presuntamente por estar implicados en el mismo caso que adelanta la Corte Suprema de Justicia contra el exdirector de la Policía, Rodolfo Palomino, por tráfico de influencias.

La historia fue presentada por la paramilitar de micrófono Vicky Dávila, quien se ha colocado abiertamente al servicio de Álvaro Uribe Vélez.

Vicky Dávila presentó una serie de audios, muy seguramente entregados a ella por la Fiscalía de Francisco Barbosa, donde basados en una grabaciones, donde la fiscal Sonia Velásquez conversa con su jefa, Gina María Cabarcas, quien dice en una ocasión hablar a nombre del entonces Fiscal Eduardo Montealegre y luego en repetidas ocasiones en nombre del ex vicefiscal Jorge Perdomo, pidiéndole no de orden de detención contra un delincuente Uribista de nombre Luis Gonzalo Gallo, vinculado a una indagación por despojo de tierras en el departamento de Córdoba.

Como lo que al perecer tienen en la cabeza, Vicky Dávila, la Revista semana y la Fiscalía es prestarse para la venganza de Uribe, ellos hace su torcida interpretación de la grabación donde a todas luces queda claro que la interesada en que no encarcelen a Luis Gonzalo Gallo es la jefa de la Fiscal, la señora Gina María Cabarcas, sin mayor base le piden cuentas al exfiscal Eduardo Montealegre y ex vicefiscal Jorge Perdomo.

Antes de continuar es necesario tener en cuenta, que en el juicio que se sigue contra el genocida Álvaro Uribe Vélez por compra de testigos, el exfiscal Eduardo Montealegre y ex vicefiscal Jorge Perdomo, sin duda dos bandidos, solicitaron ser reconocidos como víctimas, acusando a Álvaro Uribe Vélez, por cuya acción ahora se desata este nuevo escándalo.

El hecho ocurrió en el año 2014 y ahora 6 años después, cuando Uribe está en líos ya que un juez decidió contra Uribe, declarando procesado abriendo con esto la posibilidad de que nuevamente sea confinado en su latifundio.

Eduardo Cifuentes, presidente de la JEP, se pronunció sobre las revelaciones que hizo diario El Espectador el pasado domingo, de que el Fiscal Néstor Humberto Martínez, había escondido audios donde quedaba en evidencia el montaje contra la paz y la JEP, que ellos había fabricado.

En un comunicado de 11 puntos la JEP se refirió al tema y los puntos 9 y 10 dicen: 9. La Sección de Revisión de la JEP optó por solicitar asistencia judicial al Gobierno de los Estados Unidos para la obtención del registro videográfico de las reuniones en las que habría participado Hernández Solarte. La respuesta fue negativa.

En el 10, escribieron: Es importante recordar que al resolver la solicitud de garantía de no extradición de Hernández Solarte en el mes de mayo de 2019, la Sección de Revisión de la JEP concluyó que, pese a las solicitudes realizadas al Departamento de Justicia de los Estados Unidos de América y a la Fiscalía General de la Nación, no existió, o por lo menos no se adjuntó, prueba de la asistencia judicial para la actuación de agentes encubiertos en territorio colombiano.

De 24.000 audios que hacían parte del montaje contra Jesús Santrich la Fiscalía de Néstor Humberto Martínez solo les entrego 12, así de grande es la desproporción del montaje.

Cianuro al acuerdo. Los audios del montaje contra Iván Márquez

Por: Miguel Suarez (2020-11-13). De nuevo debo volver con los mismos bandidos, con la Fiscalía, nido de ratas peor que el maquillado DAS, al cual después de descubierto sus delitos les cambiaron de nombre.

El diario el Espectador publicó una serie de audios que la Fiscalía se negó a entregar a la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, sobre los supuestos vínculos de Iván Márquez y de Jesús Santrich con narcotraficantes.

Esa publicación mostró una vez mas que la Fiscalía es un nido de bandidos, que contrario a investigar criminales los protege, y que es utilizada para la venganza por el sector mafioso que la controla.

El 9 de abril de 2018, Néstor Humberto Martínez, se paró junto al entonces presidente Juan Manuel Santos, a decirle al mundo que había sorprendido a Jesús Santrich vendiendo droga al cartel de Sinaloa.

Días después, el presidente Juan Manuel Santos, que hoy se hace el pendejo, convocó a la sede de gobierno a los embajadores de los países garantes y a la ONU para decirles que había pruebas contundentes contra Santrich, la sabia que eso era falso.

El país donde los narcotraficantes colocan presidentes, se escandalizó, los paramilitares de micrófono hicieron fiesta y hasta algunos, no todos, de los antiguos compañeros de Santrich, muy cándidos, quiero creer, se tragaron entero el cuento.

Como muchos recordaran Santrich fue hecho prisionero y se inicio un largo forcejeo para evitar su extradición al imperio, lo que arrasaría el acuerdo entre las Farc y la mafia que controla el poder en Colombia.

Al capturar a Santrich, Néstor Humberto Martínez habló del papel del Cartel de Sinaloa en relación a Santrich, fríamente, ante todos mintió, el sabía que no existía el tal cartel, que eran bandidos de la DEA y de la Fiscalía haciendo un burdo sainete.

El montaje organizado por el Rufián Néstor Humberto Martínez y la mafia empotrada en el poder, es quizá lo mas criminal que pueden haber hecho, han sometido un país, a su pueblo, a los pobres, a una guerra cruenta, donde caen cientos de hijos de pobres, todo esto para saciar su sed de sangre.

En los audios quedan en evidencia varias cosas, entre otras que Néstor Humberto Martínez, la mafia en el gobierno y el imperio, engañaron a la justicia al engañar a la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, de forma mas que criminal.

Como todo lo del rufián Néstor Humberto Martínez, mas burdo no podría ser ese montaje, hecho imitando las voces de Iván Márquez y de Piedad Córdoba, de forma tan burda, que hasta un sordo se daría cuenta de que no eran ellos.

No esta claro como lograron mezclar en ese montaje a Marlon Marín, un oscuro personaje primo de Iván Márquez, pero el caso es que este fue la figura central en ese intento, que concluyo obligando a una parte de destacados comandantes guerrilleros a retomar las armas.

Marlon Marín, como testigo de la DEA, en algún momento dijo que los cinco kilos de cocaína que el entrego a un narcotraficante se los suministró Jesús Santrich, sin embargo, ahora esta claro que la Fiscalía fue la que aportó esa droga el 1° de noviembre de 2017.

Néstor Humberto Martínez usó la propia cocaína incautada a narcotraficantes para fabricarle el montaje contra los ex negociadores Iván Márquez y Jesús Santrich.

En una de las supuestas interceptaciones de la Fiscalía, se escucha a Marlon Marín, engañando a unos supuesto narcotraficantes, que realmente serian agentes de la DEA, con un hombre que de lejos queda claro que no era Iván Márquez.

En otra de esas llamadas, entre enero y junio de 2017, en siete oportunidades, Marlon Marín habló de premios internacionales de paz que supuestamente había ganado Piedad Córdoba, a quien también suplantan de una forma mas que vulgar.

Consultada sobre el caso, Piedad Córdoba manifestó que esa no es su voz y que no hay registro de eventos o nominaciones mencionados en las conversaciones. “Ese tipo estaba haciendo cosas para enlodar el proceso de paz”, agregó Piedad.

La imitación de las voces fue tan burda, que en el trabajo realizado por el periodista Edison Arley Bolaños, se cuenta que, el 28 de marzo un supuesto mexicano, o un agente de la DEA, llamó a Marlo Marín y le dijo que esa no era la voz de Iván Márquez.

Según cuentan en el articulo, "Una fuente de la Fiscalía comentó que el objetivo de los mexicanos y de Marín era llevar a (Iván) Márquez a una bodega donde pondrían 10 toneladas de cocaína para desarrollar un operativo y capturarlo.", cosa que no pudieron hacer, porque hoy esta comprobado, ni Iván Márquez ni Jesús Santrich, eran parte del juego.

"Lo claro detrás del caso Santrich y lo sucedido con el exjefe guerrillero, que hoy es parte de las disidencias de las Farc, es que sí existió una operación encubierta de la DEA y la Fiscalía...", cuentan en el diario en Espectador.

En los que se dice serian unos 24 mil audios de los montajes de la DEA y la Fiscalía que le negaron a la JEP sobre el caso “Santrich”, no aparece una sola conversación de Iván Márquez o de Jesús Santrich sobre drogas.

El senador Gustavo Petro, uno de los que se comió el cuento de Néstor Humberto Martínez y Juan Manuel Santos, lo comento porque esto nos debe servir de escarmiento, para no creerle en esos bandidos, por medio de su cuenta de twitter comentó que: “Es pavorosa la capacidad de Néstor Humberto Martínez para destruir el proceso de Paz. Condenó a miles de colombianos a la muerte. Acabó con la esperanza de todo un país. La perversidad de Martínez es la expresión de la degradación profunda de la clase política colombiana”.

Y si, estos bandidos con su montaje en parte lograron su objetivo, dividieron el partido Farc, descreditaron el proceso y obligaron a una parte bien importante de guerrilleros a retomar las armas ante la infamia.

Los magistrados de la JEP, en un fallo valiente que demostró su independencia, a pesar de las inmensas presiones, ordenaron la libertad de Jesús Santrich.

En la mañana del miércoles 15 de mayo (2019), bajo el pretexto del fallo de Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, de no extraditar al combatiente por la paz, "Jesús Santrich", Néstor Humberto Martínez, el fiscal al servicio de la mafia, renunció

En su discurso dijo: “Mi conciencia y mi devoción por el estado de derecho me lo impiden”, pero poco a poco se van conociendo detalles que señalan su “devoción”.

No era su “devoción por el estado de derecho”, era que el sabía que la verdad se conocería mas temprano que tarde y que con la decisión de le JEP el montaje se venia abajo.

En el fallo de la JEP, se ordenaba también investigar a los Fiscales que no enviaron la documentación por la JEP requerida, así como los permisos para que los supuestos agentes encubiertos de los estados Unidos actuaran en Colombia, donde con el aval del Fiscal se habría violado la constitución y las leyes del “estado de derecho” al que dijo el ahora ex-fiscal, tener tanta “devoción”.

La complicidad de eso que en Colombia llaman justicia, controlada por la mafia, es tan marcada que las investigaciones ordenadas hasta ahora no se han realizado.

La declaración de la JEP, dejó en claro que, con el aval de Néstor Humberto Martínez, los agentes de los Estado Unidos realzaron cualquier cantidad de “investigaciones” y hasta interceptaciones telefónicas de las cuales no habrían escapado el vicepresidente Oscar Naranjo ni los magistrados de las altas cortes colombianas.

Hoy, gracias a la publicación de los audios sabemos la verdad, Néstor Humberto Martínez, su reemplazo en la Fiscalía, Fabio Espitia y el paramilitar Fiscal Daniel Hernández, se negaron sistemáticamente a entregar esos 24.000 audios a la JEP, porque ese ente de justicia creada a raíz del acuerdo entre la guerrilla y el gobierno, que la mafia hasta ahora no ha podido cooptar, fácilmente descubriría lo burdo del montaje y los podría enviar a la cárcel, con lo cual se derrumbaría el efecto del montaje, que tenia como objeto cumplir una de las metas de los uribistas, como lo anunció Fernando Londoño en el congreso de la banda del Centro Democrático..

El odio, el desprecio por la vida y la verdad de los bandidos de la banda de los Uribeños, de la cual es miembro destacado Néstor Humberto Martínez al ser el abogado del capo de capos como Luis Carlos sarmiento Angulo, se corrobora de nuevo, no podemos olvidar que fue capaz hasta de asesinar con cianuro a su amigo Jorge Enrique Pizano, con tal de servir a Sarmiento.

Al desnudo quedaron quienes han conspirado y conspiran contra el acuerdo, el imperio, la Fiscalía y el gobierno de mafia por medio de su títere.

Es de recordar que, en esta monstruosa agresión a la paz, al pueblo, porque esto lo paga el pueblo, también estuvieron mesclados el gobierno del títere, que nos salió con el cuento de que la carta solicitando las pruebas al imperio la enviaron por medio de una empresa de mensajería cualquiera, cuando solo tenia que entregarla en la embajada imperial en Bogotá, una de las mas grandes del mundo y la negativa de la justicia imperial a colaborar con la JEP.

Estos bandidos fraguaron una gigantesca y vergonzosa operación para dinamitar la Paz, haciendo una jugada a tres bandas golpeando al partido FARC, al pueblo colombiano y a la JEP.

Producto de ese montaje se cuentan hoy los cerca de 250 exguerrilleros asesinados, por las supuestas disidencias, que no son mas que los militares que reciben la directrices de los bandidos de la banda del Centro Democrático, los miles de dirigentes populares, indígenas e hijos de pobres enrollados a la fuerza en el descompuesto ejercito al servicio de la mafia, que cae en ese guerra por ellos organizada de la cual se lucran de tal forma que se dice ganan, si a eso se le puede llamar ganar, millones por minuto.

Ante el escandalo, los bandidos uribistas, tal como lo hicieron cuando el asesino Jorge Noguera estaba en problemas lo nombraron Cónsul en Milán, cuando al asesino Salvador Arana tenía problemas, lo nombraron embajador en Chile, ahora que el asesino de la paz Néstor Humberto Martínez está en problemas Duque lo nombra embajador en España, eso ratifica que todos ellos estuvieron confabulados para dar cianuro al acuerdo o maldito papel, como lo denomino ladroño.

Hoy se ratifica el carácter tramposo y ruin del gobierno anterior de Juan Manuel Santos y del actual del títere Iván Duque y quedan en entredicho los cándidos “compañeros” de Jesús Santrich y de Iván Márquez, que, creyéndole a sus antiguos enemigos, se tragaron entero el cuento.

Los bandidos que organizaron este burdo montaje deben pagar por todos los caídos en el conflicto que ellos han azuzado para seguir manteniendo sus privilegios, malditos degenerados.

Hace un poco más de 2 meses, el 9 de septiembre, 11 jóvenes, hijos de pobres fueron asesinadas por la policía al servicio de la mafia colombiana en Bogotá.

El abogado Miguel Ángel del Río, que interpuso una denuncia a los policías, al director de la Policía y al ministro de Defensa por lo ocurrido esa noche, aseguró tener información de que la Fiscalía está tratando de dilatar el proceso para que no haya resultados: «Aquí hay mucha negligencia y como casi todas las familias son humildes parece que no hubiera doliente, ni nadie que le exigiera a la Fiscalía un compromiso con ellas», dijo el abogado.

Antes de eso, el 4 de septiembre, 9 jóvenes, hijos de pobres fueron incinerados en la estación de Policía de San Mateo, en Soacha. Sus familias que están siendo amenazadas por los policías para que no exijan investigación, fueron testigos de que los policías no hicieron nada para salvar a los prisioneros.

Hasta ahora la justicia que le gusta a Uribe y su Fiscalía que protege bandidos no han iniciado investigación alguna.

El títere Iván Duque se refirió este miércoles 11 de noviembre, sobre las quejas por el abuso policial en el país. Sin ponerse colorado, con la desfachatez que lo caracteriza dijo que “muchas veces esos hechos son minúsculos frente al esfuerzo” que hacen los uniformados, ¿munúsculo asesinar a 11 hijos de pobres y quemar vivos a 9?

Desde el exilio seguimos exigiendo castigo para los criminales, para los que dan la orden de disparar, de asesinar a los pobres que se rebelan ante la mafia.

Viernes, 13 Noviembre 2020 00:00

(Video) Voz Bolivariana

Emision de la semana 46

El comisionado para la guerra de la mafia en el gobierno Emilio Arcilla, se pronunció sobre las marchas de excombatientes de las Farc hacia Bogotá, en rechazo a los asesinatos.

Según Arcila, “Sería un error de parte del partido político de oposición Farc utilizar políticamente esto y pretender que haya algún nivel de negligencia por parte del Gobierno para sacarle réditos políticos”, y acto seguido como ellos los mafiosos todo lo miden en millones hablo de miles de millones, que según él, se han gastado en la protección de los exguerrilleros.

Las declaraciones del criminal se dan tratando de negar el que objetivo de los asesinos de hacer trizas el acuerdo, el mismo objetivo del gobierno que él representa.

Desde la firma del Acuerdo entre el Gobierno de colombiano y las FARC-EP en noviembre de 2016, 234 excombatientes de esta antigua guerrilla han sido asesinados en distintas regiones del país, ante el silencio cómplice del presidente colocado allí por la mafia.

Resulta pues que, según la mafia, denunciar los asesinatos y la complacencia de ellos es “utilizar políticamente”. Que degenerado.

Lunes, 02 Noviembre 2020 00:00

Uribe ordenó masacres San Marcos y Ayapel.

Cinco hombres, entre ellos un abogado y otro que tenía detención domiciliaria, fueron masacrados la tarde del sábado 24 de octubre, en la región del San Jorge, zona limítrofe entre los departamentos de Sucre y Córdoba.

Las primeras versiones de este hecho indican que el crimen estaba anunciado, porque el Carlos Arturo Valerio Betín, sobreviviente de la masacre, capitán indígena de la vereda Enlatá, que pertenece al Resguardo Colonial Toluviejo, había denunciado un procedimiento de desalojo ilegal alrededor del Complejo Cenagoso Amanzaguapo, cometido por paramilitares al servicio de ganaderos de la región, que arribaron a la zona en una chalupa desde la que empezaron a disparar.

La resistencia al desalojo de su territorio fue catalogada por el genocida Avaro Uribe Vélez, invasión.

La orden de matar la había dado el genocida, a través de su cuenta en twitter cuando escribió:

Comunidad informa; “El señor Levis Montiel Acosta, ex concejal de San Marcos, Sucre, promueve invasiones entre San Marcos y Ayapel”

La orden la dio el genocida el 1 de junio pasado (2020) y para llevar a cabo la orden, según se desprende de las declaración de un testigo al noticiero Noticia Uno, el pasado 8 de octubre, unos dos meses después de la orden de Uribe y 17 días antes de la masacre hubo una reunión en el despacho del alcalde de San Marcos con terrateniente, donde se dispuso hacer todo lo necesario para desalojar a los campesinos.

Ese es el estilo de Uribe, utilizando medio masivos de comunicación da órdenes de matar, abiertamente y ante los ojos de todo el mundo sin que la Justicia que a él le gusta, haga algo al respecto.

Por Alberto Pinzón Sánchez

Si el gobierno de los EEUU, no pudo hacer mayor cosa en defensa de los golpistas bolivianos, ni en defensa de los pinochetistas chilenos es porque realmente no está en su mejor momento.

El gobierno estadounidense enfrascado en una gran crisis económica, otra sanitaria a causa del coronavirus y su manejo, incluso una crisis social que se ha hecho visible con las protestas masivas en importantes ciudades, unas con candela y otras no tanto, que han dividido y polarizado políticamente la sociedad estadounidense como nunca antes; una guerra comercial con China, Rusia, Irán, y otros países oponentes que no ha dado los resultados económicos esperados, y en cambio sí ha dejado ver la crisis de Hegemonía, incluso militar al existir múltiples poderes atómicos opuestos que hasta ahora ha obstaculizado la voluntad imperialista de imponerse, por cualquier medio, en cualquier lugar del mundo como antes lo hacía; un enconamiento y ampliación del sentimiento anti yanki dentro del mundo musulmán y centro asiático, y un renacimiento del sentimiento bolivariano antimperialista de la Patria Grande, de la solidaridad con Cuba, Venezuela y demás pueblos agredidos en América Latina y el Caribe, rechazo al inicuo muro racista y xenófobo en la frontera con México.

 Son estos ingredientes tanto internos como externos para no despreciar y que presagian (así Mr. Trump no sea reelecto) un deslizamiento irreversible hacia un incierto final del unilateralismo y el afianzamiento de un multilateralismo más acorde con el mundo globalizado que intentaron imponer en su beneficio y que se les ha volteado. ¡Contradicciones del viejo Topo de la Historia!

En Colombia, en donde el fascismo contrainsurgente logró imponer para beneficio del presidente-premio-Nobel, un falso dilema entre Guerra y Paz y evitó conducir el proceso de diálogos con las Farc-EP hacia un final que reflejara la nueva correlación de fuerzas pactada en una Nueva Constitución que superara la caduca Constitución neoliberal y contrainsurgente de 1991 convocada por el presidente Gaviria ex profeso, para dejar por fuera a las insurgencias que siguieron en rebelión. Hoy se debate entre un ascenso de la multiforme y potente movilización social que quedó por fuera de los diálogos de la Habana, una crisis profunda económica y social a la que su mentor los EEUU ya no pueden sostener por largo tiempo por más marines que ilegalmente mande a Colombia, y,  un recrudecimiento de la represión y resurgimiento del narco paramilitarismo, la destrucción regresiva del tejido social con la muerte de líderes sociales y guerrilleros reinsertados y sobre todo, con un peligroso reciclamiento del conflicto armado mediante la "war on drugs".

Es claro que esta situación nos impone seguir levantando con más fuerza la consigna de la Solución Política al conflicto armado colombiano; pero adecuándola a la circunstancias que surgen de la pregunta ¿Solución Politica del conflicto, para qué?

Bueno, se me dirá para lograr una Paz con Justicia social, Democracia y Soberanía. De acuerdo. Y, ¿cómo se lograría esto en el caso de que se logre, sino es reflejando los cambios de la correlación de fuerzas sociales del momento en una nueva Constitución?  

Es reconfortante y estimulante, por ejemplo, leer las primeras declaraciones un tanto autocríticas del intelectual boliviano García Linera (Ver https://prensarural.org/spip/spip.php?article26023 ) donde reconoce que el arrollador y masivo triunfo del pueblo boliviano sobre el golpismo fascista impulsado por los EEUU a través de la OEA, ha vuelto a revivir viejas polémicas de la izquierda marxista sobre cómo enfrentar el fascismo imperialista del enemigo interno: si armados, o con elecciones, o como lo sostuvieron los comunistas colombianos en la década de los 60 que recogieron la recomendaciones de Lenin, mediante " la utilización responsable de todas las formas de lucha de masas", que es lo que parece estar confirmando la Historia continental.

Pero, tanto y más reconfortante o mejor ejemplar, o si se quiere como fuente de inspiración, es el triunfo de la movilización popular y social de todo el pueblo chileno, que en este histórico 25 octubre 2020, después de 47 años de muerte, sufrimiento e infamia, ha votado de manera unitaria democrática y de masas por sepultar definitivamente el fascismo pinochetista y neoliberal montado por Nixon y Kissinger en 1973 sobre el cadáver de Allende y sus camaradas. Y ¿cómo se puede sepultar este, sino es como lúcidamente lo han previsto los aguerridos dirigente populares chilenos, mediante una Constitución moderna que refleje la nueva correlación de fuerzas actual, que de suyo tendrá que ser de Justicia, Democrática y Soberana?

Ay, si los llamados dirigentes de la izquierda institucional colombiana dejaran de mirarse en el espejo narcisista de las elecciones y aprendieran de sus vecinos. Si en vez de escribir buenos artículos sobre el ascenso del partido nacional socialista de Hitler al Poder en Alemania en 1933, reconocieran mejor de manera autocrítica que la Constitución de 1991, la que su grupo firmó como prolongación de aquella trinidad bipartidista con el conservador Álvaro Gómez y el liberal Horacio Serpa, no es ni ha sido la solución Democrática, Justiciera y Soberana que ofrecieron retóricamente, sino que fuera de algunos derechos humanos trasnochadamente reconocidos, sólo ha servido como Ley suprema para imponer "el imperio de la Ley" de la Fiscalía creada por ese fascismo contrainsurgente que hoy se intenta desenmascarar.

Fuente Imagen Internet

Página 1 de 323