psykisk hälsa utvärdering skalor http://sverigepiller.com/ plan b piller fakta

Mundo

Por: Tony López R. (*)

Las noticias llegadas de Washington, lamentablemente, no auguran para los estadounidenses nada de que alegrarse, no solo por la crisis de salud y la Pandemia del Covid -19, también deben preocuparse por la designación del senador Marco Rubio García, como Presidente Provisional del Comité de Defensa e Inteligencia del Congreso, porque este es un señor de la guerra.

Esa designación, en la presidencia de este poderoso comité, debe ser leída como una propuesta y decisión del sector republicano agrupados en el ultraderechista Tea Party, para darle apoyo legislativo a la carrera belicista e intervencionista de la administración Trump, grupo del cual forma parte Marco Rubio y se dedican a fomentar guerras donde ellos consideran que pueden obtener ganancias y subordinar esos gobiernos a sus intereses.

No es una especulación afirmar que esta designación puede estar vinculada a una irracional decisión de intervenir militarmente en Venezuela. Eliminar la Revolución Bolivariana es el objetivo prioritario que los asesores de Trump le han indicado para ganar las elecciones el próximo mes de noviembre y es por esa razón que se justifica promover a Marco Rubio para que ocupe ese cargo pues se trata de uno de sus principales aliados en esta cruzada.

Derrocar el gobierno revolucionario e imponer un gobierno subordinado a Washington, presidido por un títere como Juan Guiadó, quien, obviamente, entregaría a las grandes transnacionales todas las riquezas minero - energéticas que posee Venezuela y que, según el contrato que firmó con la agencia estadounidense Silvercorp, del mercenario Jordán Goudreau, se trata de eliminar toda la constitucionalidad e institucionalización de la Nación, y licencia para asesinar a todos los dirigentes y personalidades vinculadas al gobierno bolivariano.

El otro objetivo, eliminar el foco infeccioso que representa Venezuela para América Latina y el Caribe y con ella Cuba, ambas Revoluciones   que han sido ejemplo de integración, de solidaridad con sus pueblos hermanos, especialmente los países caribeños y centroamericanos que recibieron un apoyo muy importante en el marco del ALBA y del TPC, que se extendió a Sur América en el Ecuador de Rafael Correa y la Bolivia de Evo Morales.

El objetivo estratégico es borrar las ideas y ejemplos de Bolívar y Martí, que guiaron a los dos grandes líderes de esta época, Fidel Castro y Hugo Chávez, y que protagonizaron esta gesta libertaria en los albores del Siglo XXI frente al imperialismo yanqui.

Marco Rubio es el arfil más importante en este ajedrez político y pieza de Trump para manejar el tema cubano- venezolano, el senador cuenta con el respaldo de la mafia cubana-americana y venezolana de Miami, además tiene estrechas relaciones con el colombiano senador Álvaro Uribe Vélez y el actual presidente Iván Duque, cuyos vínculos con el narco paramilitarismo ha sido públicamente denunciado por la revista Semana y los destacados periodistas Gonzalo Guillen en Nueva Prensa y Julián Martínez, en la reciente entrevista a estos colegas de la prestigiosa periodista María Jimena Duzán, para la Revista Semana.

No es de extrañar estas relaciones de Marco Rubio con la dirigencia narco paramilitar de Colombia y los lazos, actualmente, ocultos o censurados por los medios de Miami, y el escándalo que se produjo en 1987, por la relación familiar de Marco con su cuñado Orlando Cicilia de Paula, perteneciente a la poderosa banda de narcotraficantes dirigida por Mario Tarrau.

Este escándalo, relacionado con el narcotráfico, ocultado por Rubio en su currículo cuando aspiraba a un escaño al Congreso, lo marcó como mentiroso por su sospechosa omisión y fue objeto de diversos comentarios, cuando en la mitad de la década del 80, Marco y sus padres vivían en la residencia de su hermana Bárbara y Orlando en Wes Kendall, vivienda donde se escondía la cocaína que pertenecía a la poderosa organización de narcotraficantes que dirigía Mario Tarrau. Y por la que Orlando fue penado a 20 años de cárcel, que no llegó a cumplir totalmente por gestiones de Rubio cuando fue electo representante a la Cámara de los Estados Unidos.

En esa residencia vivieron hasta 1985 pero, muy sospechoso, Marco continuaba visitando dicha residencia, con el pretexto de cuidar a los perros de la pareja Cicilia-Rubio, en esa época con 16 años, según su biógrafo Manuel Roig, “la propia policía declaraba que era imposible que Marco no conociera de la existencia de la droga”, cuando no solo residió, según él, por un mes, sino que continuó visitando dicha vivienda hasta que en 1987 fue confiscada.

Desde hace algunos años, Marco Rubio, se vinculó a la tarea de provocar el derrocamiento del gobierno de Maduro, lo hizo siempre, pero con más fuerza cuando fue candidato a la presidencia de Estados Unidos porque el tema de Venezuela era un punto importante en la agenda bipartidista, tanto Demócratas como Republicanos se han planteado eliminar la Revolución Bolivariana, quien logre ese objetivo tendrá el total apoyo del llamado “poder profundo” en los Estados Unidos.

El senador Rubio fue uno de los promotores del Concierto Aid Live Venezuela, previo a participar el 23 de febrero pasado 2019, junto al presidente colombiano Iván Duque, el mercenario Luis Almagro, y los presidentes de Chile y Paraguay, acompañando al autoproclamado Juan Guaidó, quien ingresó clandestinamente a territorio colombiano escoltado y guiado por miembros Cartel de los narcoparamilitares Los Rastrojos.

Ese hecho violento, que tenía el propósito tratar de ingresar, ilegalmente, una supuesta ayuda humanitaria, provocó del lado venezolano varios muertos y heridos en el cruce fronterizo Colombia-Venezuela, una mas de las frustraciones del senador Marco Rubio, no fue desde Venezuela de donde partió la violenta acción, fue del lado Colombiano tal como lo reportó, el New York Time, con video incluido, desmintiendo la versión colombiana y siguen mintiendo, como lo hizo hoy en su intervención de este  20 de mayo, el embajador Guillermo Fernández de Soto, ante el Consejo de Seguridad.

Por último, el gran escándalo que se ha producido que vincula al ex congresista cubano americano, David Rivera de reconocida posición contra los gobiernos de Cuba y Venezuela, en un escándalo de estafa o fraude, por una demanda puesta por el gobierno bolivariano de Venezuela en su contra, quien en el año 2017 fue contratado por la empresa PVDSA, o sea pese a su postura negativa por el presidente Maduro, y de sus relaciones íntimas con Marco Rubio, aparece involucrado en un escándalo que lo vincula a dicha empresa perteneciente al Estado venezolano, que lo involucra en una estafa de 50 millones de dólares, de los cuales había recibido 15 millones, un dineral nada despreciable para que Rubio perdone a su amigo Rivera, o no es descartable que sea cómplice. Tal vez de ese dinero se le ayude a su próxima campaña electoral.

Solo así puede explicarse la conducta de Rivera y Rubio, todos estos escándalos se suman a las frustraciones del senador, ligado a los hechos de Cúcuta, y las intentonas de un grupúsculo de militares disidentes, la mayoría respondiendo al narco-general Clever Alcalá que con Leopoldo López y Guaido en abril del 2019 organizaron otro conato fracasado. Y el desastre que representó para los gobiernos de Estados Unidos y Colombia, al ser derrotado el desembarco de mercenarios venezolanos y dos estadounidenses por las playas de Macuto, Estado de Guárico, y por el de Falcón, tema por el cual Rusia ha solicitado hoy 20 de mayo, tratar en una reunión del Consejo de Seguridad.

Resulta, igualmente bochornoso, que la Unión Europea no solo apoye a un gobierno inexistente con un fantoche como Juan Guaidó y mucho más grave que naves militares pertenecientes a la OTAN estén cercando los mares adyacentes a las costas venezolanas, lo que puede ser el preludio de una intervención militar en Venezuela, mientras en sus países mueren miles de sus ciudadanos, es desgarrador que miles de seres humanos como consecuencia de la Pandemia estén en peligro de perder sus vidas y algunos gobiernos ausentes a esa desgracia, agitan junto a Estados Unidos y Colombia las banderas de la guerra contra Venezuela.

Las frustraciones de Rubio, no solo se relacionan con las ya arriba apuntadas, también todos los esfuerzos y trabajo de influencia que realizó con delegaciones miembros de la OEA para lograr la condena del gobierno venezolano y así poder justificar, legalmente, una intervención militar a través del TIAR y respaldo de la OEA, las condenas nunca fueron logradas, a pesar de que junto con el Secretario General de la OEA, el mercenario Luis Almagro, presionaron y chantajearon a muchos gobiernos.

Venezuela al final salió definitivamente de la OEA y junto a Cuba son los dos países latinoamericanos que no forman parte de esta desprestigiada organización que, subordinada al Departamento de Estado, que continúa violando el primer punto de la Carta fundacional de este ministerio de colonia y por lo tanto ninguna decisión que se tome en la OEA puede aplicarse a ambos países.

La última jugada de Rubio contra Venezuela fue la de promover la designación de Carlos Trujillo, cubano americano y ex congresista estatal de la Florida, como embajador de Estados Unidos ante la OEA, quien tuvo la tarea de que en plena complicidad con el Secretario de la OEA Luis Almagro, se reconociera al inexistente gobierno de Guaidó y se nombrara a un “embajador” que recayó en el derechista opositor Gustavo Tarre Briceño, que no representa a ningún Estado y ejerce fraudulentamente ese cargo.    

Plena violación al Derecho Internacional y de la Carta de la OEA y una vergonzosa conducta de los gobiernos que se prestaron a esta felonía, lo que cada día es más ilegítimo este ente multilateral. Sencillamente la Carta de la OEA establece que solo pueden estar representados los Estados y no por Juan Guaidó un individuo que no representa a nadie, designado por el presidente de los Estados Unidos Donald Trump y el propio Guaidó se juramentó al día siguiente que Trump dijera que él era el Presidente, fue a una plaza pública con un grupito de seguidores y se autoproclamó presidente de Venezuela. Esto es simplemente además de ilegitimo, antidemocrático y vergonzoso.

Por su “exitosa faena en la OEA” Trujillo ha sido nominado por Trump al cargo de Subsecretario de Estado para el hemisferio occidental, es así como Trump, entrega cada vez más el manejo a estos conocidos enemigos de Cuba, Venezuela y Nicaragua, a los sectores más comprometidos con la mafia cubana americana, venezolana y nicaragüense, cuya cabeza política e ideológica visible sigue siendo Marco Rubio. Cuyo historial vinculado familiarmente a temas del narcotráfico y a sus fallidas y frustradas acciones contra Venezuela, no parece tener una buena reputación para que sea aprobado para cargos tan importantes en el Congreso de los EE: UU, es el Congreso quien pierde prestigio y autoridad con semejante personaje a una responsabilidad tan estratégica.

(*) Periodista, politólogo y analista internacional.

La Habana, Cuba 20 de mayo del 2020. 13:30 hras.

.

El Partido Comunista Portugués (PCP) publicó en su diario Avante, un artículo de opinión titulado: "Venezuela silencio cómplice", en el que critica que el gobierno de su país no se haya pronunciado aún en rechazo al intento mercenario de golpe de Estado frustrado recientemente en Venezuela.

"El silencio del Gobierno portugués (tan cojo en otras ocasiones al comentar sobre la situación en Venezuela), sobre este acto de agresión ilegal y criminal, revela su sumisión vergonzosa y cómplice a los planes de agresión contra el pueblo venezolano, contra el democracia y soberanía, asociándose así con los planes más oscuros y criminales del imperialismo y el crimen organizado en América Latina", condena la organización política.

A continuación, el artículo completo:

Venezuela: silencio cómplice

La semana pasada, Venezuela fue blanco de un nuevo ataque dirigido a un intento de incursión militar por parte de fuerzas paramilitares y mercenarias: la Operación Gedeón. Los objetivos de esta operación terrorista eran: controlar el territorio, controlar edificios e infraestructura (como el aeropuerto de Caracas), dominar elementos centrales de la soberanía e integridad territorial del país (como la gestión del espacio aéreo venezolano), secuestrar o asesinar a funcionarios electos (específicamente al Presidente Maduro), deponer por la fuerza al gobierno e instalar a los golpistas liderados por (Juan) Guaidó.

Todavía no está claro cuántos paramilitares, mercenarios y agentes extranjeros estuvieron involucrados en esta operación. Varios de ellos fueron asesinados cuando las fuerzas militares y de seguridad venezolanas interceptaron y derrotaron el intento de incursión marítima cerca de Caracas, culminando con éxito el proceso de investigación y desmantelamiento de esta operación terrorista y golpista. Mientras tanto, 48 mercenarios y paramilitares involucrados ya han sido capturados.

Entre los detenidos hay dos veteranos militares estadounidenses (Airan Berry y Luke Denman), que estaban "al servicio" de la compañía privada de mercenarios Silvercorp y Antonio Sequea, el ex desertor venezolano que participó en el fallido intento de golpe en abril de 2019, dirigido por Juan Guaidó y Leopoldo López, lo que resultaría en la fuga de este último de la prisión.

Las confesiones hechas públicas, concretamente por los veteranos estadounidenses y Antonio Sequea, así como otras pruebas como las armas y el material de guerra incautados y un contrato escrito de Silvercorp por valor de US $ 212 millones, firmado por Juan Guaidó, confirman la versión de estar frente a una operación que involucró al estafador Guaidó, quien firmó el contrato con Silvercorp; el gobierno colombiano de Ivan Duque, que acogió y protegió a mercenarios y estafadores en su territorio; los barones colombianos del narcotráfico, que brindaron apoyo logístico en Colombia para prepararse para la operación; y la administración de los Estados Unidos, que recibió en marzo a Guaidó e Ivan Duque (cuando la operación habrá recibido luz verde) y que tiene vínculos directos con Silvercorp, con su propietario Jordan Goudreau (veterano militar estadounidense) y con los dos mercenarios detenidos.

Este es otro claro ejemplo de la naturaleza criminal del títere Guaidó y sus patrones, los instrumentos que usan y sus vínculos con el crimen organizado, es decir, el tráfico de drogas protegido por la DEA estadounidense. Un ejemplo aún más espantoso, ya que este ataque fue preparado y llevado a cabo en medio del brote de Covid-19, que en los Estados Unidos y otros países como Colombia alcanza una dimensión social y de salud aterradora.

El silencio del Gobierno portugués (tan cojo en otras ocasiones al comentar sobre la situación en Venezuela), sobre este acto de agresión ilegal y criminal, revela su sumisión vergonzosa y cómplice a los planes de agresión contra el pueblo venezolano, contra el democracia y soberanía, asociándose así con los planes más oscuros y criminales del imperialismo y el crimen organizado en América Latina.

Varias declaraciones recientes de altos cargos de la Casa Blanca y una cada vez más intensa campaña mediática internacional anti-china alimenta la hipótesis de que la administración del mandatario Donald Trump es la responsable de esa epidemia.

Fíjense en lo que manifestó este 31 de enero el secretario de Comercio Wilbur Ross: “el brote de coronavirus que ha contagiado a miles de personas podría impulsar la economía estadounidense”.

Pero dijo más: “ayudará a acelerar el regreso de empleos a Norteamérica”.

Tales afirmaciones de Ross siguieron a otras del secretario de Estado de Washington, “Mike” Pompeo, quien en medio de la emergencia que vive el mundo por la referida enfermedad “identificó a China como una amenaza a los principios democráticos internacionales”.

A la vez importantes empresas transnacionales y líneas aéreas de EEUU y otros países han suspendido sus operaciones con y en el gigante asiático, mientras embajadas han disminuido su personal diplomático.

Por su parte, los grandes emporios de la información no paran un segundo de crear el pánico en todo el planeta tierra, dando cifras de muertes y contagiados por el “coronavirus”, sin mencionar para nada los intensos esfuerzos que realiza Beijing por detener esa dolencia.

Las autoridades chinas, junto su Pueblo y el ejército, construyen hospitales en poco más de 10 días para brindar asistencia a los enfermos, y son optimistas en que encontrarán pronto el medicamento curativo.

Empero, silenciar todo ello es parte de la campaña “chinofóbica” “made in USA” que protagoniza la administración Trump, entre otros propósitos con el de desviar la atención del juicio político a que está siendo sometido el inquilino de la Casa Blanca.

No pocos interrogantes saltan a la luz, entre ellos: ¿Por qué el “coronavirus” coincidió con el denominado impeachment a Trump, y en medio de su campaña electoral hacia su reelección en los comicios de 2020? ¿Por qué en plena guerra comercial contra Beijing que evidentemente Washington sabe tiene pérdida?

El mundo conoce bien, aunque se trate de esconder, que sucesivos regímenes de EEUU han acudido a la guerra biológica para derrocar gobiernos considerados “adversos”, desatar conflictos entre naciones, y exterminar poblaciones.

Cuba, por ejemplo, demostró que a principios de la década de los años 80 de la centuria pasada fue víctima de ataques biológicos con la introducción del “dengue hemorrágico”, el cual provocó la muerte de 158 personas, en su mayoría niños.

La conflagración biológica de EEUU contra la mayor de las Antillas incluyó en la década de los años 70 la llamada “fiebre porcina africana”, que acabó con la población de cerdos de casi todo el país, el principal alimento cárnico de los cubanos.

El objetivo de todas esas acciones encubiertas tenía la intención, como continúa siendo hoy con el bloqueo y continuas agresiones, de destruir la Revolución en la Isla caribeña.

Entonces finalizó con un último interrogante: ¿No es muy sospechoso que haya aparecido el “coronavirus” en China y que Washington lo haya introducido para debilitar a la que muchos consideran ya la primera potencia económica mundial, por encima del hasta ahora imperio que mal lidera Trump?

1° de febrero de 2020

Adendum:
Trump levantó en el 2017 una moratoria que se había impuesto a la financiación de investigaciones y ensayos controvertidos para convertir virus en armas letales, algo que estaba "prohibido" desde 2014 por la administración de Barack Obama.

La medida desbloqueó la manipulación de los patógenos que producen el síndrome respiratorio por coronavirus de Oriente Medio (MERS), el síndrome respiratorio agudo y severo (SARS) y de otros virus como el Ébola.

Claro que, a pesar de la supuesta moratoria, 10 proyectos habían obtenido una “dispensa” para seguir adelante, porque se consideraban “excepcionales”. Se trataba, en concreto, de experimentos sobre el MERS y la gripe.

El programa estadounidense de armas biológicas empezó oficialmente en 1943 bajo el gobierno de Franklin Roosevelt. Durante la Segunda Guerra Mundial EEUU desarrolló un gran arsenal de agentes y armas biológicas, en forma secreta.

El imperialismo norteamericano tiene una larga historia de experimentos y crímenes por el uso de armas biológicas. Pocos saben que América Latina ha sido también un laboratorio de la guerra biológica:

Gerald Colby y Charlotte Dennet lo describieron en su libro:” Hágase tu voluntad: la conquista del Amazonas: Nelson Rockefeller y el evangelismo en la era del petróleo” 1996 (Thy Will Be Done. The Conquest of the Amazon: Nelson Rockefeller and Evangelism in the Age of Oil).

Los científicos y religiosos estadounidenses al servicio de Instituto Lingüístico de Verano, creado por la Fundación Rockefeller y la CIA se deshacían en los años 1960-1970 de las tribus de nativos en la Amazonía, en cuyo territorio se encontraban yacimientos de petróleo usando la propagación de diferentes virus.

La técnica preferida usada en Brasil y Perú era el envenenamiento del agua, la comida y el suministro a los nativos de ropa, y sábanas “para mejorar su nivel de vida”, que estaban infectadas por virus.

Según el libro, la población indígena en la selva de Brasil en 1958 oscilaba entre los 100.000 y los 200.000 habitantes. Pero, debido al genocidio físico y biológico, para 1968 más del 50% de los nativos de la Amazonía murieron.

Así se logró el acceso de las corporaciones de Rockefeller al oro, petróleo, diamantes y metales raros.

Como los indígenas no querían abandonar sus ricas tierras, “había que usar la fuerza”, escribió después uno de los misioneros estadounidenses, conocido como el padre Smith.

En 1971 la CIA introdujo en Cuba el virus de la peste porcina africana para afectar la alimentación de su Pueblo, y diez años después, introdujo 3 cepas del virus del Dengue, lo que produjo una devastadora epidemia que mató 158 personas, entre ellos 101 niños.

Para atacar a Cuba con el dengue, los biólogos militares norteamericanos realizaron en 1981 en Fort Detrick, Maryland, pruebas con Aedes aegypti, el mosquito transmisor del dengue.

Si alguien piensa que la guerra biológica es algo que pertenece al pasado está completamente equivocado.

Los agentes biológicos probados en la década de los 90 en prisioneros del Departamento Correccional de Texas fueron posteriormente usados en Irak durante la invasión norteamericana, según los estudios del bioquímico norteamericano Garth L. Nicolson.

En su testimonio escrito para el Congreso norteamericano, el científico remarcó que “miles de veteranos norteamericanos de la Guerra del Golfo sufren de las consecuencias de haber estado expuestos a las armas radiológicas, químicas y biológicas” (‘Written Testimony of Dr. Garth L. Nicolson, Committee on Veterans Affairs, United States House of Representatives’, enero 2002).

El profesor de derecho internacional Francis Boyle, de la Universidad de Illinois, considera que el actual virus del Zika es un arma biológica patentada por el Fondo Rockefeller en 1947.

Desde 1975, EEUU ratificó los tratados internacionales que prohíben el uso de armas biológicas. Sin embargo... ¿alguien sensato cree que los respeta?

Los recientes programas estadounidenses de “defensa biológica” sugieren que continúan adelantando investigaciones prohibidas por la Convención sobre armas biológicas.

Hasta Wikipedia señala que: El Instituto de investigaciones médicas en enfermedades infecciosas del Ejército de los EEUU situado en Fort Detrick, Maryland, ha reconocido que produce pequeñas cantidades de agentes biológicos, para su uso en la investigación biológica de “armas de defensa”, y que, de acuerdo con el gobierno de EEUU, esta investigación “se lleva a cabo en plena conformidad con la Convención”... ¡Qué buen chiste!

La ceguera y maldad del imperio ponen en peligro la Salud, la tranquilidad y la Vida de millones de seres humanos.

Videos:
Guerra biológica contra Cuba
https://www.youtube.com/watch?v=QXZcKePV6hI
Guerra biológica contra Cuba
https://www.youtube.com/watch?v=SuG3ux1wOm4
Los Experimentos Secretos De La CIA
https://www.youtube.com/watch?v=hRz9x7IV3p4

Fuentes:
https://montesinos2010blog.wordpress.com/2020/02/01/la-chinofobia/
https://www.pacocol.org/index.php/noticias/salud/3523-armas-biologicas-ee-uu-experimenta-con-virus-videos

Radio Cafe Stereo presenta el siguiente video donde una pareja de esposos en Wuhan explican la actitud del gobierno chino y el PCC frente a los primeros casos del COVID19. Este es un punto de vista que se aparta de las sindicaciones hechas por gobiernos y medios de Occidente que tratan de acomodar la realidad ocurrida en contra de China.

Por: Tony López R. (*)

En medio de un escenario, sumamente grave, provocado por una tenebrosa pandemia, que ha sembrado de muerte y desolación a los habitantes de 182 países, el imperio yanqui y sus aliados, traman intervenir militarmente en Venezuela, con el propósito de derrocar al legitimo gobierno de Nicolás Maduro, eliminar la Revolución Bolivariana, y sus conquistas económicas, políticas y sociales y apoderarse de sus riquezas.

No voy a extenderme en mencionar todas las acciones, políticas, diplomáticas, económicas y militar que han desarrollado Estados Unidos, Colombia y algunos gobiernos suramericanos y europeos, en esto 21 años, contra la Revolución Bolivariana y los mandatos presidenciales de Hugo Rafael Chávez Frías y Nicolás Maduro Moro, solo referiré los hechos más sobresalientes, para poder entender la política intervencionista de Estados Unidos contra Venezuela.

La Revolución Bolivariana, ha sufrido incontables acciones, incluido el secuestro del presidente Chávez e intento de golpe de Estado en abril del 2002; el ingreso y captura de 120 paramilitares colombianos, con el fin de atacar el Palacio de Miraflores, con la orden de asesinar al presidente Chávez, y que por gestiones del presidente Uribe, Chávez tuvo la generosidad de deportarlos a Colombia, donde no fueron juzgados y puestos en libertad, era lógico, era carga de un mismo costal.

Las diversas acciones vandálicas de las Guarimbas, el asesinato de importantes funcionarios del Estado, Gobierno y oficiales de las fuerzas militares y militantes chavistas y más recientemente el intento de magnicidio contra el presidente Maduro, el alto gobierno y mando militar, con drones, entrenados, dirigidos e ingresados desde Colombia, evidencian la complicidad e impunidad del gobierno colombiano, acción punitiva que debiera ser condenada por los organismos internacionales, porque viola el Derecho Internacional.

La conformación de grupos paramilitares venezolanos, y bandas terroristas entrenados por los narco-paramilitares colombianos en su territorio y que actualmente operan en toda la zona fronteriza de Venezuela con Colombia, durante años, ha sido con el apoyo de los gobiernos de Uribe Vélez, Santos Calderón y del actual mandatario Iván Duque.

Por su parte, el gobierno de Estados Unidos y sus agencias de inteligencia (CIA, Dirección de Inteligencia Militar, la USAI y la DEA) desde hace años, desplegaron acciones y actividades, desde su embajada en Caracas, con el objetivo de reclutar y promover la división, descomposición y sobornos de sectores militares y de funcionarios gubernamentales chavistas con el objetivo de socavar los cimientos de la Revolución Bolivariana, también esas agencias yanquis operaban desde sus Centros en Bogotá, Colombia.

Desde que Trump asumió el poder a decretado, no solo, ilegales sanciones económicas, también le ha robado al Estado venezolano más de 30 mil millones de dólares, denunciado por el gobierno de Maduro. Ahora en medio de esta Pandemia del Coronavirus, ha impedido y boicotea el ingreso de medicamentos al noble pueblo venezolano que es al que Trump está castigando. Solo la solidaridad del gobierno de China, Rusia y el de Cuba, con brigadas médicas, han puesto de manifiesto su solidaridad y ponen en evidencia la grave violación a los Derechos Humanos de la Casa Blanca, no solo contra Venezuela, también con las sanciones a Cuba.    

Ninguna de todas estas acciones, lograron sus objetivos, y lejos de debilitar la Revolución Bolivariana, esta se fortaleció, y consolidó la Unidad Cívico-Militar, en torno al presidente Maduro y en respaldo a su Carta Magna. La oposición se ha fraccionado en dos bandos, el sector negociador y el sector violentista este último totalmente subordinados a Estados Unidos. Mientras, el pueblo rechaza a esa minoría violentista y ha ganado en mayor conciencia política, que se expresa en la conformación voluntaria de una milicia popular armada, con tres millones de miembros, que harán morder el polvo de la derrota, si osan pisar la tierra de Bolívar.

La oposición ha perdido espacio político, al quedar evidenciada la participación de sectores violentos opositores, en actos terroristas, atentados y   guarimbas criminales, que fueron protagonistas en el 2014, 2015, 2017 de aquellos hechos y que provocaron más de un centenar de muertos, mientras esto sucedía, el gobierno bolivariano persistía en un dialogo con la oposición, está se negaba. Llegaba la fecha de la convocatoria a elecciones presidenciales, que debían realizarse en el 2018, los de las “cantaletas democráticas”, continuaban en sus negativas posiciones, y se manifestaban problemas de divisiones internas en la MUD.

Esa división interna en la MUD y el temor a la derrota de los distintos líderes de los partidos tradicionales, fue la verdadera razón por la cual las conversaciones que se venían realizando en República Dominicana, fueron abruptamente rotas por la delegación de la MUD, que se encontraba en República Dominicana y que encabezaba Julio Borges, curiosamente esa ruptura se produce, cuando según el expresidente español, Rodríguez Zapatero y el mandatario dominicano Danilo Medina, habían declarado que el documento estaba listo para ser firmado el 22 de abril.

Una llamada del embajador de Estados Unidos en Bogotá, Colombia William Brownfield, fue suficiente para que Julio Borges, alegando discrepancias en la fecha de la convocatoria al acto electoral, se negara a firmar y rompiera las negociaciones y regresará, no a Venezuela, sino a Colombia, país a donde fijo su residencia, más tardes solicitó asilo político, al convertirse en unos de los líderes de la contrarrevolución terrorista, hoy denunciado y pedido en extradición a Colombia acusado de estar vinculado a diversa acciones terroristas en unión del ex general Cliver Alcalá Cordones, el ex golpista Pedro Carmona y la ex chavista Fiscal Luisa Ortega y cuyo esposo fue denunciado por recibir un alta suma de dinero por su traición.  

A partir de allí, la ruptura opositora de la MUD en dominicana, se desató la campaña publicitaria de los medios hegemónicos, contra el proceso democrático que emprendía Venezuela, bajo el slogan de que las elecciones serian un fraude, el objetivo, quitarle legitimidad al proceso electoral y calificar a Maduro de dictador.

En las elecciones del 20 de mayo del 2018, cinco partidos, de ellos, cuatro de oposición y el oficialista PSUV y sus aliados, lograron que su candidato Nicolás Maduro, aventajara a su contrincante más cercanos, por una diferencia mayor a 2 millones de votos, mientras que los integrantes de la llamada Mesa de Unidad Democrática, (MUD) se negaron a participar en ella, a boicotearla, llamando a la abstención, la división interna de la MUD, temía una derrota, y no quería avalar las elecciones donde el chavismo fuera el triunfador.

La oposición venezolana, no solo es mala perdedora, sino que se vanagloria de defender la democracia, pero no acepta los resultados electorales cuando le son adverso, a diferencia del chavismo y su militancia bolivariana, pongo tres ejemplos claros. En el 2004 cuando se planteo eliminar el artículo revocatorio, el oficialismo aceptó la derrota. En el 2007, cuando el tema era modificar la Constitución que proponía Chávez, fue derrotado en las urnas, el chavismo aceptó de manera inmediata la derrota, al igual que hicieron cuando en el 2015 perdieron la mayoría en el poder legislativo. A nadie se le ocurrió decir que hubo fraude, y que no aceptaban la derrota. Entonces, ¿de que “democracia” hablan los opositores? Acaso, solo es democrático la que les da el triunfo a ellos.

Cual fue la respuesta del sector antidemocrático y terrorista de la oposición al perder, echar andar el plan de Estados Unidos, que consistió en promover una división del Estado venezolano, el presidente Donald Trump desde Washington, proclamó que no reconocía al legítimamente electo presidente Nicolás Maduro y en su lugar proclamaba, al diputado Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, en desacato, como presidente interino de Venezuela. Al día siguiente en una plaza pública, siguiendo indicaciones de Washington, con un centenar de asistentes, el señor Juan Guaidó se autoproclamó presidente del Estado Venezolano.

A partir de allí, vino toda una gigantesca maquinaria, y presiones sobre muchos países, para provocar el no reconocimiento al legitimo gobierno de Nicolas Maduro y reconocer al fantoche autoproclamado presidente, a esa campaña se sumó la Unión Europea y un grupúsculo de 12 países latinoamericanos de los 33 que hoy la conforman la OEA.

Hoy el autoproclamado, es reconocido por 53 naciones, mientras que el gobierno legítimo de Maduro, es reconocido por 140 países. Pero la vida nos da sorpresa y pone en ridículo a los dignatarios y funcionarios de esos gobiernos, cuando tengan que ejecutar algunas acciones legales y consulares con Venezuela, no la podrán realizar, porque Guiadó, carece de poder, sobre los organismos del Estado, es un presidente ficticio y ridículo, solo creado en el imaginario de un presidente descerebrado como Donald Trump, que no se ocupa de la salud de su pueblo y que solo piensa en ganar las elecciones, a costa de la muerte y el sacrificio de los pueblos.

El títere Guiadó, es tan fatuo que se cree presidente, al igual que su cómplice el presidente Iván Duque que quedó desenmascarado por ganar fraudulentamente la presidencia de Colombia y en ridículo, al pedirle a su compinche Guaidó, la extradición de la ex senadora Aída Merlano, que, junto a las grabaciones del narcotraficante Ñeñe Hernández, dejaron al descubierto la compra de voto en los departamento de la costa atlántica y del fraude electoral realizado en la segunda vuelta el pasado junio del 2018.

La presidencia de Duque fue compranda con votos de la mafia narco-paramilitar como denunció Merlano y se verifica en las grabaciones de Ñeñe, así le ganó la presidencia al candidato Gustavo Petro y la razón por la cual está bajo investigación de la Comisión de Acusaciones del Congreso, que el pueblo colombiano vigilará que no haya impunidad. Hoy ese pueblo no es el mismo de antes del 21 N, y lo que está sufriendo hoy con el Coronavirus, que tomen nota los miembros de esa Comisión y el estamento político del país.

Los hechos sucedido el 23 de febrero del 2019, en el Puente Internacional, Francisco de Paula Santander, en Cúcuta, convocado por el fantoche Juan Guaidó, quien dijo iba a ingresar a Venezuela, con una supuesta ayuda humanitaria, que contó con el apoyo, complicidad y   presencia del presidente Iván Duque, Mike Pompeo, el senador Marco Rubio, Luis Almagro, y los presidentes de Chile y Paraguay, todo quedó en un gran fracaso y una muy publicitada derrota y no en un victorioso Show, que lamentablemente, provocó un número aún no esclarecido de muertos y heridos, como lo dio a conocer el diario New York Time.

Ahora el presidente Trump, subió la apuesta y plantea la opción militar que siempre han dicho que esta sobre la mesa, se conoce que hay contradicciones, internamente dentro del gobierno y algunas instituciones sobre la opción militar. Pero en principio movilizó hacia el mar caribe y el pacifico a fuerzas navales del Comando Sur, supuestamente para evitar el tráfico de droga, mientras que el Departamento de Estado, a través de Mike Pompeo, daba a conocer una propuesta “pacifica” la que denominó, “transición democrática”. El tema esencial y estratégico es la renuncia de Nicolás Maduro a la presidencia y la salida del país, así como perdonar al resto de los integrantes del gobierno y conformar con chavistas y opositores un gobierno de transición coordinado por EE:UU.

Ósea se pone sobre el tablero, la opción militar y la pacifica y electoral, obviamente, la propuesta de Pompeo fue rechazada categóricamente por el Canciller Jorge Arriaza y repudiada por el alto mando cívico-militar.

Pero también se conoce que existen contradicciones internas, por ejemplo, la afirmación de que Venezuela es el mayor exportador de droga a Estados Unidos fue desmentida por la DEA, por otra parte, hay información, de que la Dirección de Inteligencia Militar del Pentágono no está de acuerdo con una intervención militar. Resultan interesantes los comentarios de Elliot Abrams y del ex embajador de EE: UU en Venezuela y Colombia, William Browfield, por las altas responsabilidades que ambos desempeñan en el gobierno y que tienen mucho que ver con la política hacia Venezuela y en mi opinión develan el verdadero plan que hoy ejecuta la administración Trump hacia este país andino.

En un análisis, valoración e información de importante valor, que expondré en mi próximo artículo, que estará relacionada con revelar de donde y quienes son los verdaderos ejecutores, y países productores de inundar de droga psicoactivas (cocaína, mariguana y heroína) las calles de Estados Unidos y Europa, de esa plaga mundial. Será en ese artículo en el cual quedará muy claro que no es Venezuela y mucho menos Cuba, como cínicamente un supuesto alto funcionario del Pentágono, comentó a Newsweek, sobre la vinculación al narcotráfico, duramente rechazada tal calumnia, totalmente infundada, por el canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla.

 

(*) Periodista, politólogo y analista internacional

La Habana, Cuba 10 de abril de 2020. 20.30 hrs.

Por: Tony López R.

He querido hacer llegar, en varias entregas, a mis lectores algunas reflexiones, análisis e información de porque el gobierno de Donald Trump, es capaz de pérfidas mentiras y acusaciones falsas que tienen la doble intención de desviar la atención de la grave crisis de salud que vive el pueblo norteamericano para que no le perjudique su reelección presidencial y cobardemente intervenir militarmente en Venezuela.  

Acusado por Trump de “dictador” y ahora de “narcotraficante” el presidente Nicolás Maduro, quien en unión a sus FANB y su bolivariano pueblo, se preparan para responder contundentemente, a una no descartable agresión, amenazados por Fuerzas Navales del Comando Sur, cerca de las costas venezolanas y el desembarco de fuerzas elites de la 82 División, donde operan mercenarios y paramilitares, en el Norte de Santander, frontera de Colombia con Venezuela. Mientras el gobierno y fuerzas militares bolivarianas combaten fuertemente la pandemia del Covid-19.

Resulta, una gran felonía tal acusación al presidente venezolano, como pérfida   ha sido la crítica y amenaza sancionadora de Trump al acusar al director de la Organización Mundial de la Salud, (OMS) por no advertir de la Pandemia a tiempo y que, por tal razón, hoy Estados Unidos se ha convertido en el centro mundial de contagiados con el virus-Covid-19. Acusación de un cinismo, tan falaz, que resulta verdaderamente cobarde, porque el mayor responsable de la grave crisis interna de salud en Estado Unidos es responsabilidad del señor presidente Donald Trump.

El pasado martes 7 el inquilino de la Casa Blanca, criticó a la OMS señalándola de ser “demasiado amable con China y de dar malos consejos sobre la lucha contra la pandemia”. Y continuó señalando en su cuenta de Twitter que “la OMS lo arruinó”. “Por alguna razón, financiada en gran medida por Estados Unidos, está muy centrada en China”. “Le echaremos un buen vistazo” Este mismo día en una rueda de prensa Trump, anunció que Estados Unidos, suspenderá su contribución a la organización. Expresando:

“Vamos suspender los pagos a la OMS” “Vamos poner una supervisión muy poderosa sobre ellos, y ya veremos” al argumentar que el organismo parece, "estar muy centrado en China" y "se equivocó en muchas cosas" “al anunciar la propagación del coronavirus por el mundo”. Pero tal y como acostumbra, unos minutos después, seguramente al darse cuenta de la bestialidad que dijo, aseguro que “no había dicho que su país vaya a cortar el apoyo financiero”. Pero aseguró que “vamos a estudiar y vamos a ver”, o sea el método de la amenaza y la sanción a quienes no se le subordinan, porque este señor se cree el emperador del universo.

La digna respuesta del director de la OMS, Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, no se hizo esperar, en una conferencia de prensa virtual, advirtió contra el uso político de la crisis tanto a nivel nacional como internacional.

Expresando: "Si ustedes quieren ser explotados y tener muchas más bolsas de cadáveres, entonces háganlo. “Si no quieren muchas más bolsas de cadáveres, entonces absténganse de politizarlo”, “Mi consejo: tres cosas. Por favor, unidad a nivel nacional, sin usar el covid-19 para fines políticos. Segundo, solidaridad honesta a nivel global. Y liderazgo honesto de Estados Unidos y China". Por último, comentó. "Sin unidad, les aseguramos que incluso cualquier país que pueda tener un mejor sistema de salud, estará en problemas y en más crisis”. “Este es nuestro mensaje".

Muy precisa y clara, la respuesta del director de la OMS, al presidente Trump, que al parecer padece de amnesia, pues al señalar que la OMS no había advertido a tiempo, sobre este virus y de sus peligros de convertirse en una epidemia o derivarse en una pandemia, de manera burlona, en respuesta a la alerta de la OMS, en enero de este año, dijo “este es un catarrito, con una fiebrecita, no hay que preocuparse, EE: UU, está preparado, este no es más que un virus Chino”. Intencional y politizado comentario de Trump, que fue oficialmente rechazado fuertemente, por el gobierno chino.

Lamentablemente, su irresponsabilidad como Presidente, al no tomar urgentes medidas contra la Pandemia, hoy tiene a su pueblo sufriendo y en gran peligro, con resultados desgarradores de más de 14 mil fallecidos y casi 500 mil ciudadanos contagiados, un importante, por ciento de ellos, afrodescendientes, latinos y caribeños, se habla de un 64 por ciento, la mayoría sin recursos, ni seguros, ni plata,  la estampa más deplorable es la que estamos observando con lo que sucede en la llamada capital del mundo, New York.

Sin embargo, en medio de este terrible y desbastador fenómeno que avanza inconteniblemente contra la humanidad, el señor presidente de los Estados Unidos, se le ocurre, promover un conflicto armado contra Venezuela, o sea, precisamente desoyendo lo que el director de la OMS, ha precisado y advertido, no politizar lo que está aconteciendo con el Virus Covid-19.

Y porque politizar, y aprovechar esta ocasión, pues porque el señor presidente Trump y sus incondicionales, como Mike Pence, Pompeo, Elliot Abrams, el senador Marco Rubio, y algunos generales guerreristas, quieren cumplir la promesa electoral de derrocar al presidente Nicolás Maduro y acabar con la Revolución Bolivariana y Socialista de Venezuela, basados además en grandes falsedades, como las que usaron para invadir, Granada, Panamá e Irak.

En el fondo el interés desde hace muchos años es la de apoderarse de los recursos minero-energético de Venezuela, aposentarse en Caracas y tal vez entonces, irse contra su mejor aliado hoy en esta aventura, el gobierno de Colombia, gobierno y estamento político y económico impresentable, por el alto nivel de corrupción, vinculación a la mafia narco-paramilitar y el mayor productor de Cocaína en el mundo   y cuyos líderes y sistema  están relacionados con el trafico de narcóticos a Estados Unidos y algunos con viejas alianzas con el Chapo Guzmán, como Álvaro Uribe Vélez, pero de esto nos ocuparemos en próximos artículo, como bien anuncié en el primer párrafo.

(*) Periodista, politólogo y analista internacional.

La Habana, Cuba, 8 de abril del 2020. 23: 30 hrs.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por Tony López R.

Esta es la pregunta que hoy se hacen millones de personas, no solo en Venezuela, también en nuestra región y en otras latitudes. Bajo la excusa de realizar una Operación Antidroga, el presidente Donald Trump ordenó desplegar frente a las costas venezolanas, a las fuerzas navales y militares del Comando Sur, dirigidos por el Almirante Craig Faller.

Fue el Almirante Faller, el que diera a conocer el pasado 12 de marzo a la Comisión de Defensa y Seguridad al Senado de su país, que el pie de fuerzas militares y navales de Estados Unidos, serian aumentadas a fines de este año, para preservar la paz y los gobiernos democráticos en América del Sur, por la preocupación que representaba para la zona, el apoyo de Rusia y China a la dictadura de Nicolás Maduro y para combatir el tráfico de narcóticos de Venezuela a Estados Unidos.

Pero todo se precipitó, tres semanas después de ese anuncio de Faller al Senado, el presidente Donald Trump, dio a conocer que una fuerza naval militar se movilizaría de inmediato cerca de las aguas y costa venezolana y que el almirante Craig Faller sería el jefe de las operaciones, que llevarían a cabo con una poderosa fuerza naval, que contaría con destructores, submarinos, aviones y helicópteros, aviones espías y tropas de desembarco, unos 1500 hombres.

Una gran farsa de este oficial, remplazante del Almirante Kurt Tipp,   como Jefe del Comando Sur, por la cercanía de Faller con el General James Mattis, quien fuera secretario de Defensa de los Estados Unidos (2017-18) y con quien Faller compartía la idea y el objetivo de acabar con la Revolución Bolivariana, sus expresiones públicas contra Venezuela, le daban garantías al Jefe del Pentágono, de que era el indicado para que realizará la tarea, que el general Mattis había convertido en prioridad.

Pero analicemos los elementos que están en el tablero y que, uniendo las fichas, nos pueden aportar los contundentes elementos para precipitar la decisión del presidente Trump. Para una intervención en Venezuela, el apoyo irrestricto del gobierno colombiano es absolutamente indispensable. Por razones políticas y militares, pero con la crítica situación interna que enfrenta el presidente Iván Duque, no solamente con la Pandemia, la crisis económica, la violación de los DDHH, sino con los escándalos de fraude electoral, que más adelante explico.

En primer lugar, utilizar el argumento de que el presidente Nicolás Maduro es el responsable del ingreso de cientos de toneladas de cocaína a los Estados Unidos y por tanto el jefe de los carteles de la droga es una gran mentira, para justificar la intervención militar. Trump sabe, su gobierno y la DEA, y las NN UU y su representante para el control de droga lo ha informado, que Venezuela no es un país exportador de droga, que el 95 por ciento de la cocaína, es producida en Colombia, y se conoce que es exportada por el pacífico hacia Guatemala y México y no por el caribe.

El 5 por ciento que se conoce es exportada desde Venezuela, lo realizaban y realizan los narcoparmilitares que intensificaron sus envíos y dominio territorial, en la frontera con Venezuela, cuando el gobierno de Álvaro Uribe estableció la Mesa de negociación de “paz” con los narcoparamilitares, en Santa Fe de Ralito, Cordoba, coyuntura que aprovecharon al saberse protegido, por la política anti chavista y contra la Revolución Bolivariana de Uribe y su Gobierno, además de las alianzas con sectores de las FF.MM colombianas para realizar sus fechorías.

Es público y confesado a la Fiscalía, de la época, por Salvadore Mancuso, Diego Fernando Murillo (a) Don Berna; Rodrigo Pupo Tovar (a) Jorge Cuarenta. Carlos Antonio Jimenez (a) Macaco, fueron las fuerzas bajo su mando los que utilizaron territorio de Venezuela, (Guajira, Cesar Santander del norte, (Cúcuta y Catatumbo) y Arauca para traficar, no solo cocaína, sino también   los carteles de la gasolina, que robaban de Venezuela y vendían en Colombia.

Estos carteles tenían la misión de entrenar a elemento opositores venezolanos y también formaron bandas paramilitares venezolanas que operaban y operan hoy en la frontera. Una buena parte eran empleados de los terratenientes y comerciantes y empresarios ricos, venezolanos, enemigos del gobierno chavista.    Y que luego se transformaron en Los Rastrojos, Urabeños, Aguilas Negras, Clan del Golfo. Todo con la complicidad de los gobiernos de Uribe, Santos y Duque, y sectores de las FFMM.

Cuando culminó ese proceso de Santa Fe de Ralito, los principales jefes, fueron cobijado con la ley de Justicia y Paz, y solo eran condenados a 8 años de prisión, pero debían confesar todos sus delitos, fuera el que fuere.

El gobierno de EE.UU exigió al presidente Uribe Vélez, entregar a la justicia estadounidense a los cabecillas más importantes, es así como Uribe, traiciona a sus aliados, Mancuso, Don Berna, Jorge Cuarenta, y Macaco, y otros y los estradita a Estados Unidos y estos ahora le están pasando la factura y denunciando sus relaciones y actos de masacres como las del ARO y que involucra al expresidente y senador Uribe.

Toda esta información está en manos del gobierno de Estados Unidos, en tiempos tan temprano como el 15 de octubre del 2004 el senador Jhon Kerry, le pedía a Uribe “la necesidad de que el gobierno colombiano mejorara la grave situación de los derechos humanos en el país, cortara lazos con los grupos ultraderechistas narcoparamilitares”. y En el año 2007, según la prensa norteamericana, Nancy Pelosi, jefa de la bancada demócrata en esa época, señalaba a Uribe como paramilitar y el congresista Charles Rangel le había anticipado a Uribe Vélez cuando este viajó a los Estados Unidos en el año 2007 buscando apoyo para la firma del TLC cuando le dijo: “sabe que señor Uribe, no vamos a aprobar el TLC con Colombia hasta que no se aclaren los asesinatos de los sindicalistas y no se concluya el escándalo de la parapolítica y los vínculos del Gobierno con los paramilitares”.

El gobierno de Estados Unidos, nunca le aprobó a Uribe Vélez el TLC, solo lo hizo un tiempo después de que terminara su presidencia y asumiera Juan Manuel Santos la primer magistratura del país.

El pasado mes de marzo se destaparon dos graves denuncias contra la legitimidad del presidente Iván Duque, por la compra de votos, rebelados por la ex senadora Aida Merlano, las grabaciones y relaciones del Ñeñe Hernández, y su hermano Gregorio, ambos conocidos narcotraficantes y financieros de la compra de votos a favor de elegir a Duque en los departamentos de La Guajira y Cesar.

Por estas acusaciones hay una investigación en la Comisión de Acusaciones del Congreso, contra el presidente Duque y si se prueba todas las denuncias, será removido de su cargo. Así como la Corte Suprema le abrió una indagatoria al senador Álvaro Uribe Vélez, los dos más fieles servidores y subordinados al gobierno de Trump y ello podría complicar sus planes intervencionistas.

Misteriosamente se desata el escándalo del contrabando de un alijo de armas, que iba a ingresar desde Barranquilla a Venezuela y es sindicado el ex general y desertor venezolano Cliver Alcalá Cordones, de dicha ilegal acción terrorista.

Levanta mucha suspicacia que Alcalá fuera tan rápidamente entrevistado por W Radio de Colombia y declara públicamente que esas armas eran para iniciar acciones militares y un atentado contra el presidente Maduro y que el dinero y la orden de comprar e iniciar acciones armadas eran por orden de Juan Guaidó o sea que se auto inculpaba de una acción terrorista.

Esto provocó un mayúsculo escándalo, porque, aunque no implicó a Duque ni a su gobierno, obviamente, nadie se podía comer el cuento que estos no estaban informados. Es conocido que FF:MM y gobierno sí lo conocían, porque esas armas fueron adquiridas por la vía y en el marco del acuerdo de Guaidó con el TIAR. ¿Quién y que país las vendió? Esta es una pregunta que debe ser respondida por Guaidó.

Sospechosamente este alijo de armas es descubierto en el trayecto Barranquilla a Rio Hacha, en un supuesto, reten de la Policía, pero unas 48 horas antes de que el Fiscal William Barr de los Estados Unidos, abriera un proceso judicial contra el presidente Nicolás Maduro, y otros altos funcionarios venezolanos,   ofreciendo una recompensa de 15 millones por la entrega de Maduro y 10 millones por Cabello, Padrino López y otros dirigentes del gobierno bolivariano, como en la época del oeste gringo.

Por cierto y para pleno conocimiento de nuestros lectores, el Fiscal William Barr, fue el mismo personajes que llevó la “causa” contra el general panameño Manuel Antonio Noriega, colocado en ese cargo por George Bush, el criminal presidente, que ordenó bombardear el barrio mártir del Chorrillo y la ciudad de Panamá y el asesinato de miles de inocentes panameños, con su intervención militar, para supuestamente detener a Noriega por narcotráfico, acusación que nunca fue probada. ¿No les parece significativo este nombramiento? Que cinismo el del señor Trump, Pompeo y Barr.

Y curiosamente al ex general, Cliver Alcalá Cordones, lo acusan de pertenecer al Cartel de los Soles y ofrecen   10 millones, una buena trama para una película de Hollywood, por lo que viene ahora.

Sorpresivamente Alcalá Cordones, pide a las autoridades colombianas ser entregado a la DEA y en menos de 24 horas, volaba junto a los agentes de la DEA a los Estados Unidos, al que le ofrecieron garantías y solución de su caso. No hay que ser un especialista policiaco para darse cuenta que todo está arreglado Cliver reclutado por la DEA y dentro del plan intervencionista. No hay dudas de que Cliver será el testigo principal para respaldar, las falsedades en las acusaciones contra Maduro y los otros líderes y dirigentes del Gobierno Revolucionario Bolivariano.

Y claro que Cliver conoce del tema narcotráfico, pero lo que no dicen es que sus contactos son familiares porque su suegro, Hermán M González es uno de los capos del narcotráfico en el norte de Colombia.

Recientemente el ministro de Defensa Vladimir Padrino López, denunció al gobierno de los Estados Unidos, porque le hicieron una propuesta, de que apoyara el derrocamiento del presidente Nicolás Maduro, la respuesta fue contundente, absoluta lealtad a la Revolución Bolivariana, su Constitución y al presidente Maduro. Por eso hoy lo están acusando también de narcotraficante, he aquí la inmoralidad de cómo actúa los representantes del imperio.

Todo está perfectamente orquestado, y si bien al parecer tenían en plan hacerlo más cerca de noviembre, imagino que, para favorecer la reelección de Trump, los hechos arriba explicados, más la coyuntura de la Pandemia, que es acción priorizada de todos los gobiernos y de los pueblos en combatirla, de esa manera cobarde y traicionera actúa el imperio.

Otros elementos que deben ser tomados en cuenta son el recibimiento del presidente Donald Trump al presidente Iván Duque y Jair Bolsonaro, y Juan Guaidó, incluido su asistencia al Congreso, el que fue recibió con grandes aplausos, por demócratas y republicanos, porque no hay que llamarse a engaño, la política contra Venezuela es bipartidista. Visito además a Luis Almagro en la OEA y a los que representan del TIAR. Y luego de estas visitas, el recorrido del autoproclamado Guaidó, por Europa.

A su regreso de este periplo, el desprestigiado Guaidó se dio a la tarea de crear un llamado Fondo para la Liberación de Venezuela, con el objetivo de recaudar dinero, imagino que luego se los gastaran en moteles y prostitutas, como hicieron Cúcuta, pero el más peligro es el sector terrorista de Voluntad Popular y Primero Justicia, al servicio de la CIA y el Comando Sur, es el llamado “Pliego Nacional de Conflicto”. Esta segunda estructura es reactivar acciones de violencia, que desencadene desestabilización y crear el escenario de ingobernabilidad, para que la OEA, convoque al TIAR y así legitimar la intervención.

Grave violación del derecho internacional, porque Venezuela no es miembro ni de la OEA ni del TIAR, ha sido el mercenario Luis Almagro el que, violentando la carta de la OEA, ha aceptado a un fraudulento embajador de un autoproclamado fantoche presidente, como representante de la OEA. La Carta de la OEA solo reconoce a los Estados y Gobiernos, no un titere como Juan Guaido, que además actualmente, no es ni presidente de la Asamblea Nacional en desacato.

Para esos terroristas del llamado Pliego Nacional del Conflicto eran las armas de Cliver, hay que decir que armas tienen y han sido ingresadas desde Colombia, usando avionetas del narcotráfico que las dejan caer del otro lado de la frontera, información que ha sido denunciada por el gobierno venezolano. No hay que llamarse a engaño ni ser ingenuo, van en algún momento a comenzar acciones violentas en Venezuela y solo ejecutando acciones que impidan que el enemigo interno las inicie, ello le rompería el plan del imperio. Sobre todo, neutralizando a sus lidercillos y sus bases. La milicia bolivariana, es el pueblo uniformado y puede jugar un papel estratégico que impida las acciones de los guarimberos, con su mensaje de paz y efectiva respuesta a cualquier maniobra enemiga.

Como última pieza de este plan intervencionista, tenemos la supuesta y “elegante propuesta pacífica” a la solución de la crisis en Venezuela, el pasado martes 31 de marzo el Secretario de Estado, Mike Pompeo propuso el siguiente Plan llamado de “transición democrática” que implica crear un gobierno de transición, que no contemplarían ni a Maduro ni a Guiadó, y la celebración de elecciones libres.

Estados Unidos se abrogaría el derecho de unir sectores “opositores y chavistas” y conformar con ellos un gobierno provisional y un Consejo de Estado integrado por chavistas y opositores, eliminar la Asamblea Constituyente, elegida por casi 9 millones de electores y eliminar la Corte Suprema de Justicia el desacato a la Asamblea Nacional, crear un Consejo Nacional Electoral   y en un plazo de 6 a 12 meses, convocar a elecciones libres, a la cual no podría aspirar Maduro, pero sí Guaidó, “expulsar del país a todas las fuerzas militares, rusas y cubanas” y suspender todas las sanciones de EEUU y la Unión Europea y que el FMI haga un importante préstamo a este gobierno provisional. Todo como un cuento de hadas, que nadie se lo cree.

Un plan “bellísimo” más bien le podemos llamar la “trampa” porque está concebido a sabiendas de que sería rechazado, como lo fue. La negativa contundente del gobierno Bolivariano no se hizo esperar. Ellos sabían que esa seri la respuesta, es ahí la “trampa” porque le daría la licencia de legitimar la intervención, y se presentari por los medios hegemónicos que Estados Unidos, los “buenos y democráticos” hicimos una propuesta democrática y el dictador Nicolas Maduro la rechazó. No Estados Unidos no tiene ni derecho ni moral de violar la Constitución Bolivariana y es una injerencia absoluta en los asuntos internos de un Estado, violando la Carta de la ONU, Incluso la de la OEA, atentando contra el derecho internacional.  

Termino este articulo citando a un revolucionario latinoamericano, el argentino Dr. Gustavo Cirigliano quien dijo: "Cuando un imperio proclama paz trae la guerra, cuando exalta la solidaridad esconde un ataque, cuando reclama adhesión trama entrega. Y cuando ofrece amistad distribuye hipocresía”.

Espero que, con estos muy claros conceptos sobre el imperio yanqui, los amigos de la paz y la verdadera democracia, se pronuncien fuertemente contra la intervención militar de Estados Unidos en Venezuela.   Todos debemos llamar a la paz, unirnos frente a combatir el Codiv -19 y un fuerte llamado, YANQUIS FUERA DE VENEZUELA.

(*) Periodista, politólogo y analista internacional.

La Habana, Cuba, 4 de abril de 2020.   20:30 hrs.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, destacó el uso del gobierno chino para combatir al coronavirus 2019-nCoV con 'Interferón alfa 2B' (IFNrec) en el tratamiento contra la enfermedad.
 
Desde su cuenta de Twitter, Díaz-Canel celebró la víspera el uso del medicamento cubano que se elabora desde el 25 de enero en la planta china-cubana ChangHeber, ubicada en la localidad de Changchun, provincia china de Jilin.
 
«Nuestro apoyo al gobierno y pueblo chino en sus esfuerzos por combatir el coronavirus», dijo.
 
Hasta el momento se sabe que ha logrado curar a más de mil 500 pacientes y es uno de los 30 fármacos escogidos por la Comisión Nacional de Salud china para curar la afección respiratoria.
 
«Interferón alfa 2B tiene la ventaja de que ante situaciones como estas es un mecanismo para poder protegerse, su uso evita que los pacientes con posibilidades de agravarse y complicarse lleguen a ese estadio, y finalmente tengan como desenlace la muerte", explicó al diario Granma Luis Herrera Martínez, asesor científico y comercial del grupo empresarial BioCubaFarma.
 
Desde hace años se hizo una transferencia de tecnología a la provincia china, de lo cual surgió la planta conjunta donde se realiza el producto «exactamente con la misma tecnología que nosotros, y que responde a los estándares de calidad que fueron aprobados por las autoridades" de ambas naciones, agregó Martínez.
 
IFNrec también se aplica contra infecciones virales provocadas por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), la papilomatosis respiratoria causada por el papiloma humano, el condiloma acuminado y la hepatitis tipos B y C, además en terapias contra diversos tipos de cáncer.
 
Pese al bloqueo económico, financiero y comercial que mantiene Estados Unidos contra la isla caribeña, el sistema médico cubano ha sido reconocido a nivel internacional.
 
Por ejemplo, el Fondo de las Naciones Unidas para la infancia (Unicef) felicitó a la isla en 2018 por conseguir la tasa más baja de mortalidad en su historia, con 4.0 por cada mil nacidos.
 
En 2015, recibió el primer reconocimiento mundial por la Organización Mundial de la Salud (OMS) al eliminar la transmisión del VIH de madres a hijos y de la bacteria causante de la sífilis.
Paola Bruna es una artista sueco-chilena nacida en Valparaíso en 1973. Llegó a Suecia en 1975. Estudió y se tituló en la Escuela de Arte, Konstfack.
En su actuación en Snooty Seaside el 8 de febrero, dedicó su tema "Shut up" al estallido social en Chile:
 
"Este es un tema que hice con motivo del movimiento Metoo, pero que encaja bien para hablar del estallido social en Chile. Acostumbro decir que soy 100% latina, nacida en Chile de padres chilenos, por tanto 100% chilena. Lo que está sucediendo hoy en Chile, las atrocidades cometidas contra el pueblo chileno, es para mí un terrible paralelo a lo acontecido en 1973. Me gustaría que acá (en Suecia) hubiera más coraje, como el que demuestra hoy el pueblo chileno, protestando contra una situación que no es compatible con el bien de la humanidad. Soy 100% latina, pero a su vez ciudadana del mundo, y reacciono ante todas las injusticias."
 
 

Foto: Holocausto Palestino. Refugiados palestinos del campo de Jerash-Jordania.

Si analizamos con detenimiento los antecedentes de la proclamación del estado de Israel en 1948 nos daremos cuenta que están directamente relacionados con los juicios de Núremberg.

Estos juicios tuvieron lugar en la ciudad homónima del 20 de noviembre de 1945 al 1 de octubre de 1946 con la finalidad de sentar en el banquillo a la cúpula nazi responsable de crímenes de lesa humanidad, exterminio y genocidio cometidos durante la Segunda Guerra Mundial. Aunque en el holocausto también había víctimas de más de 30 nacionalidades (entre gitanos, homosexuales, comunistas, cristianos, etc.) los judíos son los que se han robado el protagonismo.

El veredicto de los jueces fue implacable condenado a muerte a la mayoría de los acusados. Siendo este el primer caso de justicia transnacional en el mundo. Los juicios de Núremberg contaban con el auspicio de las fuerzas aliadas vencedoras de la contienda y tuvieron por ese entonces un gran impacto mediático entre la opinión pública.

Da la casualidad que dos años más tarde la Asamblea General de la ONU aprobó la creación del estado de Israel.

De esta manera se legalizó el despojo y el destierro del pueblo palestino. Un pueblo completamente ajeno a los crímenes cometidos en Europa contra los judíos por los regímenes fascistas y sus cómplices.

Si bien es cierto que el gobierno de Israel acusó al muftí de Jerusalén Amín Al-Husseini de aliarse con Hitler y aconsejarle la eliminación sistemática de los judíos en los hornos crematorios.

El pueblo judío buscaba imperiosamente una tierra de asilo puesto que ya no podía regresar a sus países de origen donde habían sido delatados por sus propios vecinos.  Públicamente fueron humillados, confinados en guetos y marcados con las estrellas de David. Además de cargar con el estigma de raza maldita: los nazis los acusaban de usureros y de ser los culpables de su derrota en el Primera Guerra mundial; los cristianos, igualmente, de haber vendido a Cristo a los romanos y sentenciarlo a morir en la cruz.

No había otra alternativa que sacrificar al pueblo palestino para asegurar su propia existencia. Los hebreos buscaban una víctima propiciatoria y la encontraron. Poco importaban esos indígenas retrasados y arcaicos que "ocupaban" la palestina histórica -bajo el mandato británico- que según las sagradas escrituras les pertenecía por derecho divino. Millones de refugiados necesitaban reconstruir sus vidas y fundar una nación donde vivir en paz y seguridad. Así lo demandaba vehementemente el Congreso Mundial judío, el lobby Israelí en los Estados Unidos, y dirigentes como Weizmann y Ben Gurion.   Propuesta que contó con el respaldo incondicional de EEUU, Inglaterra, Francia, o la Unión Soviética.

Los refugiados reclamaban una tierra donde fundar una nación exclusivamente judía con una constitución basada en la Tora y en el Talmud. Una sociedad donde se aplicara la utopía sionista dictada por su padre Theodor Herzl. O sea una nación moderna y próspera que defendiera su identidad, costumbres y tradiciones ancestrales. No podían tolerar mezclarse con otras razas o confesiones porque ellos eran los portadores de la luz y la verdad.

Tras la segunda Guerra Mundial los aliados eligieron para el cargo de canciller alemán a Konrad Adenauer (1949- 1963) que asumió la titánica tarea de reconstruir el país y aplicar las políticas de desnazificación. Adenauer pertenecía a una familia judía yiddish y fue miembro del movimiento sionista. Por lo tanto era el personaje idóneo para integrar a Alemania en el modelo capitalista y de libre mercado.

Los judíos supieron explotar el victimismo lanzando una demoledora campaña propagandística a través de la prensa, la radio, la televisión, el cine o la literatura. Era imprescindible crear esa imagen de pueblo perseguido, un pueblo martirizado con el fin de despertar sentimientos de compasión.  Se repetían una y mil veces el mismo discurso restregando en la cara de los espectadores las imágenes dantescas de los campos de exterminio donde esos seres espectrales y esqueléticos caminaban a la deriva esperando el turno para entrar en las cámaras de gas.

De alguna manera había que compensar el dolor causado a los judíos durante la Segunda Guerra Mundial.

En 1947 la ONU decidió dividir Palestina -bajo el mandato británico- siguiendo las recomendaciones del Comité Especial para Palestina UNSCOP que copió al pie de la letra las líneas maestras trazadas por el informe Peel.  Ese plan de partición se hizo realidad gracias a la infatigable labor "diplomática" de los dirigentes sionistas, un lobby de banqueros y empresarios que presionaron a los países implicados para que emitieran un fallo favorable.

La Asamblea a General de las Naciones Unidas del 29 de noviembre de 1947 autorizó la partición de Palestina  (resolución 181)  con el voto favorable de 33 países, 13 países en contra y 10 abstenciones  Una votación donde la tragedia del holocausto influyó radicalmente. Además del chantaje ejercido por Estados Unidos sobre los países que recibían su ayuda económica o tenían acuerdos comerciales.  El lobby judío actuó con astucia llevando a cabo conversaciones secretas con distintos líderes mundiales como el presidente Truman, Stalin, Robert Schuman, Churchill o Jorge VI con el fin de amañar el resultado. El descarado tráfico de influencias se extendió también por el Congreso norteamericano y la ONU.  Incluso la Unión Soviética le brindó apoyo irrestricto a los sionistas esperanzados en que instauraran un régimen afín a sus intereses.

Desde luego que supieron sacar buenos réditos del sentimentalismo melodramático que despertaban aquellos judíos que en masa abordaban los barcos rumbo a la tierra prometida. Pero después de tantas penurias y privaciones las autoridades británicas les prohibían desembarcar en Palestina al calificarlos de inmigrantes clandestinos. Un nuevo éxodo bíblico al estilo de Moisés en el desierto.

La declaración de independencia de Israel se llevó a cabo en el Museo de Arte de Tel Aviv el día 14 de mayo de 1948. "Israel es la cuna del pueblo judío cuyo deseo es vivir en paz y seguridad".  Se cantó la Hatikva y entre la algarabía de los asistentes se izó la bandera de listones azules y fondo blanco con la flamante estrella de David a modo de escudo. Para celebrarlo los rabinos entonaron himnos y oraciones talmúdicas de alabanza a Adonai. Simplemente ejercían el derecho histórico a existir en la tierra que los vio nacer. De inmediato, el nuevo estado fue reconocido por las grandes potencias (EE.UU y la Unión Soviética) que se congratulaban y lo bendecían.

Pero quizás la pieza clave de todo este entramado sea el líder sionista Chaim Weizmann. Weizmann, de origen bielorruso, fue uno de los pioneros del movimiento sionista y fiel discípulo de Theodor Herzl. Se distinguió por ser el principal promotor del hogar judío en Palestina e hizo lo imposible para materializar tales anhelos. Weizmann graduado de ingeniero químico en Suiza emigró a Inglaterra donde finalmente desarrolló importantes descubrimientos en el campo de los explosivos. Se había destacado en sus trabajos sobre la acetona y cordita lo que le permitió crear una nueva línea de proyectiles y obuses con mayor capacidad de fuego.  Churchill, lord del almirantazgo, estuvo muy interesado en sus innovaciones para aplicarlas a las naves de guerra de la armada británica. Por lo tanto gozaba de reconocido prestigio y en especial la familia real británica le guardaba un gran aprecio. Además, trabajó junto a lord Balfour con el que le unía una entrañable amistad. De ahí que influyera decididamente en la declaración que lleva su nombre y por medio de la cual el imperio británico les cedía a los judíos un hogar en Palestina. Cuenta la leyenda que Weizmann por sus servicios prestados a la corona británica con todo el respeto le solicitó al rey Jorge VI una patria para el pueblo judío en el territorio otomano de Palestina, provincia de la gran Siria -que tras la Primera Guerra Mundial había pasado a manos británicas-

Weizmann como presidente de la Organización Mundial Sionista por su predicamento y carisma tenía acceso a las altas esferas del poder.  Así pudo relacionarse con presidentes, primeros ministros, reyes o embajadores.   Son notorios sus encuentros con el rey Jorge VI de Inglaterra y con Harry S Truman, presidente de los EE.UU. También con Faisal, emir de la Meca de la dinastía Hachemita que incluso le dio carta blanca para que fomentara la emigración judía a Palestina. "deseamos a los judíos la más cordial bienvenida"

En la Conferencia de Paz en París 1919 los judíos apoyaron el mandato británico sobre palestina. Por el contrario el rey Faisal esperaba que los ingleses cumplieran sus promesa recompensarlos con la creación de la Gran Arabia.  Así lo habían pactado con anterioridad tras derrotar al imperio turco en la rebelión árabe. Pero los británicos y franceses decidieron que los árabes no estaban preparados para administrar su independencia.

Weizmann también desde la sombra intervino en la comisión real Peel  que durante el año 1937 visitó Palestina para investigar las causas de la violencia entre árabes y judíos. El muftí de Jerusalén Al -Husseini decidió convocar huelgas y manifestaciones de protesta contra la inmigración ilegal judía pregonando la guerra santa o la yihad (la gran revuelta árabe) La situación de orden público se hacía insostenible y había que actuar con eficacia. Sus consejos y apreciaciones los tuvieron muy cuenta los miembros de la comisión que emitieron un fallo positivo sobre la partición en dos estados. Esa era la única posibilidad de solucionar el problema de convivencia entre ambas comunidades -concluyeron los expertos.

El lobista de Chaid Weizmann se caracterizó por su astucia y sagacidad. Se granjeo la amistad con los más altos dignatarios y participaba asiduamente en la vida social de la aristocracia y la burguesía Y es que en esos lujosos ágapes, fiestas palaciegas, cenas y banquetes  es donde realmente se deciden los asuntos más trascendentales de la política mundial.  Los judíos son expertos en el arte de las conspiraciones y los acuerdos secretos.  Aunque hay que reconocer el importante apoyo económico que prestaron banqueros como los Rothschild (judíos ashkenazis de origen alemán), los Rockefeller o  Sir Herbert Samuel.

Como uno de los líderes sionistas más connotados de todos los tiempos le cupo el honor de presentar un memorando a nombre de la Agencia Judía Sionista exigiendo una justa reparación a los gobiernos de EE.UU, Inglaterra, Francia y la Unión Soviética. Weizmann fue elegido el primer presidente de Israel y se le considera uno de los padres fundadores de la patria.

Israel al término de la Segunda Guerra mundial exigió desorbitadas compensaciones (60.000 millones de dólares) a Alemania por los crímenes del holocausto, la pérdida de su patrimonio, sus bienes o propiedades.  El estado alemán bajo la tutela de los aliados tuvo que asumir la culpa colectiva y pagar las respectivas indemnizaciones. Esto en la historia se le conocería como la humillación alemana.

Otro de los pilares fundamentales del estado de Israel es indudablemente el museo del Yad Vashem (Holocausto). Este museo se encuentra situado en el monte Herzl  en las afueras de Jerusalén (bosque de Jerusalén) y cuenta con una superficie de 4.500 metros cuadrados donde están repartidos los distintos pabellones, dependencias administrativas, memoriales  y jardines. Anualmente recibe la visita de más de dos millones de turistas (está incluido en todos los paquetes turísticos)  Cualquier autoridad mundial que visite oficialmente a Israel está obligada a rendirle tributo y homenaje póstumo a las víctimas del holocausto.  Este es el principal monumento de Israel y en un futuro no muy lejano quizás pase a ser patrimonio de la humanidad.

Cuando los grupos de turistas llegan a la explanada de recepción unos funcionarios los van clasificando por idioma y nacionalidad.  El Instituto del Holocausto cuenta con traductores de más de treinta lenguas y dialectos que cumplen fielmente con la función de adoctrinar a los visitantes. Al grupo de latinoamericanos nos designaron un guía judeo- argentino que en tono lastimero nos explicó a grosso modo el sentido filosófico del museo: "se construyó para rendirle homenaje a las víctimas de una de las tragedias más atroces que haya vivido la humanidad" "las futuras generaciones no pueden olvidarlo". El guía argentino repite una y otra vez la cifra de 6 millones de asesinados haciendo hincapié en los 1.500.000 de niños. Varias personas se llevan las manos a la cabeza impresionadas por las cifras. "Israel es un estado completamente comprometido con el amor y la paz del mundo" -Recalca. "Nosotros no guardamos rencor a los verdugos"-sentencia.  El guía argentino con un gesto benevolente nos deja en la puerta de ingreso donde varias azafatas nos conducen a un mostrador donde se procede a una exhaustiva revisión policial-. La entrada es gratuita puesto que sería políticamente incorrecto convertir tan horripilante tragedia en un negocio.

Es tal el éxito del Museo del Holocausto que se han abierto sucursales o franquicias en Washington y Buenos Aires, México, Berlín, Budapest.   Estamos hablando de una multinacional que genera inmensos beneficios económicos a pesar de recalcar en sus folletos que son una institución sin ánimo de lucro.

El Museo del Holocausto fue construido gracias las donaciones de familias judías, personajes anónimos, particulares, empresas privadas, fundaciones y también de no judíos (reyes, príncipes, banqueros) entre los que se destacan los cristianos sionistas.

El museo se inauguró en 2005 con la presencia de más de 40 líderes mundiales encabezados por Kofi Annan. -aparte del cuerpo diplomático y múltiples organizaciones internacionales.

Israel oficialmente conmemora el Día del Holocausto – Iom Hashoa (16 de abril) con la paralización total de las actividades durante los dos minutos que dura el ulular de las sirenas.  Signo de duelo eterno en honor a los mártires. Este memorable acto tiene su réplica en distintas capitales del mundo occidental.

El museo del Holocausto obtuvo el premio Príncipe de Asturias de la Concordia a propuesta de Ángela Merkel en el 2007.  Diariamente sus responsables reciben innumerables donaciones llegadas de distintas partes del mundo. Por ejemplo, el magnate estadounidense Sheldon Adelson, de origen judío, donó 25.000.000 de dólares para sus gastos administrativos.

Es un delito negar el holocausto y en muchos países está castigado con penas de multas y hasta 5 años de cárcel.  

El Museo del Holocausto fue diseñado para manipular los sentimientos, explotar el pesar y la compasión de los espectadores. Hay que reconocer que hace parte de un montaje muy bien estudiado por psicólogos y siquiatras.  El museo tiene forma de prisma que penetra en la montaña en forma de zigzag. Por allí penetramos camino de las diferentes salas en medio de una inquietante penumbra. Algo que nos recuerda esos túneles de las cuevas de terror de los parques de atracciones. Tenemos que estar preparados para soportar una exhibición maniquea de fetiches y reliquias: trajes de presidiarios con sus estrellas de David, montañas de zapatos, utensilios, gafas, diarios, las genealogías familiares, fotografías, films, los planos de los campos de concentración, el alambre de púas que encierra los guetos en los que fueron confinados. Nos abruman con las millonarias cifras de muertos, los datos más espeluznantes; torturas, vejaciones, experimentos médicos, las montañas de cadáveres desnudos que se pudren al aire libre.

Por los altavoces se repiten uno a uno los nombres de las ¡6.000.000! victimas mientras se proyectan documentales donde los supervivientes entre sollozos narran su bajada a los infiernos. Sólo falta que salgan unas plañideras enlutadas recitando jaculatorias.

En una cúpula cónica se han colocado a manera de teselas las fotos de las víctimas, miles de fotografías en recuerdo a los 6 millones de inmolados. Es la consecuencia de la persecución antisemita o la limpieza étnica que aplicaban los nazis en un afán por imponer la superioridad de la raza aria. Las estaciones del viacrucis por recomendación de los responsables del museo se deben recorrer en estricto silencio y recogimiento. De aquí para allá no se ven más que cuerpos esqueléticos, esclavos en las fábricas y canteras, los soldados de las SS bajan a culatazos a los deportados de los vagones de los trenes como si se tratara de bestias malditas. Las filas de niños y ancianos son los primeros en pasar por las cámaras de gas pues representan la escoria improductiva. No hay tregua en este terrorífico espectáculo de la industria de la muerte o la solución final.  A continuación, aparece una foto del fuhrer pronunciando un acalorado discurso ante miles de incondicionales. En este ambiente sórdido y siniestro las SS con sus perros de afiladas fauces montan guardia en los barracones donde se hacinan famélicos esos pobres miserables.

Hay que elegir entre el nazismo que con sus banderas de la cruz gamada representan el mal o la sonrisa de un niño judío que representa el bien. La clásica dicotomía del bien y el mal que hace parte de todas las tramas de las películas de Walt Disney; el bien son los judíos, el mal los nazis y, como no, también los terroristas árabes.  Esa es su base moral y justificación ideológica

Ese túnel estrecho y tenebroso por el que caminamos poco a poco se va ampliando hasta desembocar en una sala de amplios ventanales por donde penetran radiantes los rayos del sol. Desde ese mirador contemplamos los bosques y jardines y el paisaje majestuoso de la Tierra Santa. Es el milagro de Israel o la redención.

Para contrarrestar las voces negacionistas en los fondos y archivos del museo se encuentran almacenados más de 55 millones de documentos que son la prueba irrefutable de las atrocidades cometidas contra el pueblo judío.

En el momento de salir del mundo de ultratumba los visitantes afligidos y muchos llorosos se rinden ante la evidencia: la bandera de Israel ondea altiva sobre el Monte de la Memoria.  El pueblo judío resucita. El tour según las directrices de los guionistas hollywoodianos debe tener un epilogo de los más lacrimógeno. Por eso es preceptivo hacer un buen acopio de pañuelos. Una gran urna colocada estratégicamente en la puerta de salida nos insinúa que tenemos que ser solidarios y depositar nuestras donaciones para contribuir con la preservación de este imponente monumento.  

El recorrido por este magno complejo se completa con el paseo por la Avenida de los Justos, el Valle de las Naciones, la Cripta del Recuerdo donde se conserva la llama perpetua en honor a los mártires, y el Memorial a los Niños que es una caverna donde se han colocado miles de espejos rotos que reflejan las llamas de cientos de velas encendidas cual estrellas que titilan en el firmamento. Esas no son otras que las almas de las 1.500.000 criaturas inocentes inmoladas. La realidad virtual supera al mito.  

Todos estos mártires y héroes del holocausto representan el corazón palpitante del estado de Israel.

Pero por desgracia el pueblo judío en la actualidad se ve nuevamente amenazado y no puede bajar la guardia.  Si ayer fueron los nazis hoy son los árabes quienes intentan borrarlos del mapa. -Argumentan los guías-  Como en el pasado más reciente y de ingrata recordación el peligro los acecha. Y es por ello que para preservar la paz y en virtud al legítimo derecho a la defensa se han visto obligados a utilizar la fuerza para neutralizar la amenaza "terrorista".

Otra de las grandes estrellas de la "industria de la lastima" es el diario de Ana Frank que con sus más de 30.000.000 de ejemplares vendidos se ha convertido en un boom editorial sin precedentes. Su efecto propagandístico ha sido arrasador.

El cazanazis Simón Wiesenthal afirmó en su día que el diario de Ana Frank -símbolo de la persecución de los judíos- era más importante que los juicios de Núremberg. Ana representa a la niña inocente (los judíos) atrapada en la maldad (los nazis)  

Alemania tiene una deuda muy grande con el pueblo judío y esto se traduce en las inmejorables relaciones diplomáticas y los proyectos de cooperación tecnológica, industrial y bélica que comparten. Para nadie es un secreto que la actitud del gobierno alemán es completamente servil y sumisa a los dictados de Tel Aviv. Este complejo de culpa seguramente perdurará por generaciones.

Israel se ha propuesto construir un discurso histórico que legalice la ocupación del territorio palestino. De ahí su obsesión por patrocinar museos como el del Holocausto, el de arqueología e historia, el de antropología, el del libro o el del muro de las lamentaciones. Además de las innumerables exploraciones arqueológicas donde los investigadores y científicos trabajan a destajo empeñados en encontrar cualquier resto o indicio que confirme la presencia judía en Tierra Santa desde tiempos inmemoriales. Eretz Israel no ha invadido Palestina sino que ha recuperado Judea y Samaria que por justicia les pertenece. Pocos se dan cuenta que el presupuesto necesario para materializar todos sus planes y proyectos lo adquieren a través de las millonarias donaciones que efectúan miles y miles de benefactores repartidos alrededor del planeta.

El holocausto es la espada y el escudo del estado de Israel puesto que legítima la ocupación militar de Palestina. El holocausto no es más que una construcción ideológica para justificar la ayuda de EEUU a Israel. Gracias a la brillante campaña propagandística esta espantosa tragedia humana brilla más que cualquier otra en la historia.

Es la coartada perfecta que saca a relucir el sionismo cuando comete horripilantes masacres como las de Sabra y Chatila o las operaciones de aniquilación y guerra sucia en Gaza o Cisjordania.

Del holocausto judío al holocausto del pueblo palestino. Aquellos que en su día sufrieron la persecución y el exterminio aplican los mismos métodos nazis contra el pueblo palestino. Un pueblo también perseguido, aniquilado por las guerras y agresiones, un pueblo prisionero bajo las mismas murallas y alambre de púas de los campos de concentración. Condenados en un inmenso gueto de Varsovia, condenados a sobrevivir bajo el estado de sitio impuesto por el ejército de ocupación sionista. Ese el resultado de esta mascarada hipócrita, aberrante y perversa que trasforma a los agresores en héroes y mártires.

Carlos de Urabá 2020


Página 1 de 16