psykisk hälsa utvärdering skalor http://sverigepiller.com/ plan b piller fakta

Opinion

 

LA LARGA LUCHA POR SU CONCRECION

Hoy el país firma una paz cierta,pero cuantas muertes,sangre,dolor y sufrimiento se podría haber evitado a tiemopo?.De un año para acà hemos podido comprobar fehacientemente que las FARC,en forma unilateral, no incrementaron sus ataques a la fuerza publica,a la infraestructura petrolera , energética y en general a los bienes públicos y civiles.Pero también hace parte de esta comprobación el hecho de haber logrado por fin ganar la bilateridad aunque sea para n aspectos como el desminado ,con labores conjuntas,entre el Ejercito Nacional y las FARC sobre vastos territorios que estaban minados.

Sin embargo las FARC no obtuvieron respuesta oficial inmediata.Parecia que estaba ocurriendo lo de siempe.Porque eso es lo que ha ocurrido desde 1964,ni siquiera en 1984 a pesar de haber firmado una tregua el presidente Belizario Betancur,el ejercito nunca ceso sus hostilidades.Hace un año las FARC iniciaron un desescalonamiento solas y el gobierno no solo NO desescalono sino que ha incrementado el presupuesto militar hasta niveles inauditos.

Desde 1964,el grupo insurgente que precedio a las FARC y que tambien comando Manuel Marulanda Velez, dias antes de la agresiòn a Marquetalia,Rio Chiquito ,El Pato y Guayabero , hizo la primer propuesta lo cual fue rechazado porque estaba ya previsto el Plan Lasso (Latin American Security Operatiòn) dictado por el Pentagono de los EE.UU al gobierno servil de Guillermo Leòn Valencia.

Hoy ,tanto con motivo del `primer año de prueba de las FARC y su exitosa negociación con el gobierno de Santos, como de una perspectiva real de dialogo y negociación ofrecida por el ELN,retomamos un camino que se trunco desde 1936 y que ,en las codiciones del fin de la guerra , bajo un cese bilateral real y el ejercicio de los DD.HH.,podemos contruir la democracia real en un ámbito por el socialismo

En 1936,cuando el gobierno de la Revoluciòn en Macha del presidente Alfonso Lopez Pumarejo el pais estaba metido en la tónica del cambio y fue sacado de ella por cuenta del

bipartidismo.Hoy 80 años despues,el pais vuelve a estar en una situaciòn de cambio.Estimular esa situacion en vez de ser revertida como lo fue la de 1936,HE AHI NUESTRA GRAN TAREA.

Señalo al bipartidismo como el causante de ese revés histórico de los años 40 ,porque hoy la derecha quiere ser el palo en la rueda de la paz Despues de haber ejercido el terrorismo de Estado,de haber protagonizado la guerra sucia con exterminios como el de la UP y genocidios en regiones como el Uraba y el Meta.Entonces ,primero fuè el liberalismo quien se propuso adocenar la Revolucion en Marcha y lo consiguiò .Segundo,el conservatismo se propuso acabar a sangre y fuego con todo vestigio nuevo que venia de atrás y lo consiguio,para luego,los dos partidos tradicionales, sobre las ruinas del pasado inmediato pactaron en 1957 el Frente Nacional,con lo cual han condenaron al pais durante 60 años,por que si bien tal pacto fue por 20 años lo cierto es que dejaron implantado un régimen excluyente,de terror y violencia a perpetuidad hasta el sol de hoy.

Hoy se celebra el fin del conflicto armado pero mas bien debería ser la celebración del fin de un regimen excluyente,que significaría el fin de la subversión de los partidos tradicionales ,de los grandes medios de comunicación y de su régimen político contra el movimiento popular.

Bogota D.C.,junio 23 de 2016. HECTOR RIVERA CRUZ Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

MANIFIESTO 

Epígrafe: "... colombianos: Acercaos en torno del Congreso Constituyente, él es la sabiduría nacional, la esperanza legítima de los pueblos y el último punto de reunión de los patriotas (...). Si la fatalidad os arrastrare a abandonarlo, no hay más salud para la patria; y vosotros os ahogaréis en el océano de la anarquía, dejando por herencia a vuestros hijos el crimen, la sangre y la muerte...". (Simón Bolívar)

Hoy, cuando se firma en la Habana el Acuerdo de Cese al Fuego Bilateral y Definitivo entre Gobierno y FARC, es preciso hablar de historia para no repetirla.

El Presidente Gaviria, sin quererlo, se vio obligado a convocar la Constituyente de 1991. Los partidos políticos habían pactado restricciones a la democracia en el acuerdo de la Casa de Nariño. Pero afuera, la realidad era distinta. La presión de la población asfixiada por el estado de sitio permanente, los estatutos de seguridad, el narcotráfico, la justicia secreta, las guerrillas, y finalmente la inusitada decisión de la Corte Suprema de Justicia al realizar el examen de constitucionalidad de un Decreto, óigase bien, de estado de sitio, cayó por sorpresa. Asamblea constitucional, NO. ¡Asamblea Nacional Constituyente!

Al conocerse la noticia, el "establecimiento" se lanzó a capturar la futura Asamblea para ponerla a su servicio. Lo primero que hicieron fue utilizar los medios de comunicación para domesticar la opinión de los colombianos, y abrir paso a la consigna del "bienvenidos al futuro". Y utilizando todas las formas de lucha, el Presidente con su gabinete, planeó el asalto al Cuartel General de la Farc para impedir su presencia en la Constituyente. El 9 de diciembre de 1990, día de elecciones de delegatarios, aviones de guerra bombardearon Casa Verde. ¡Pero a nadie encontraron durmiendo! Por enésima vez, la astucia de Tirofijo burló el olfato de los perros de caza.

Una vez Instalado el congreso constituyente, hasta su Presidencia Colegiada llegó el asedio de los poderes constituidos. El Consejo de Estado dictó una providencia para enervar los actos de la Asamblea. Pero esta vez, a iniciativa del copresidente Álvaro Gómez Hurtado, el soberano dictó su primer acto legislativo de vigencia inmediata, paralizando la acción del Poder Judicial y reivindicando, al mismo tiempo, la competencia sin límites de la Asamblea. 

El asecho no cejó, porque durante sus sesiones los delegatarios debieron soportar el lobby, la intriga y la presión del Ejecutivo, del Legislativo, de las Altas Cortes, de los empresarios y de las Fuerzas Militares. Todos a una, se movieron para no dejarse despojar de sus prebendas, aspirando incluso a multiplicarlas, y para frustrar, como efectivamente lo hicieron, el nacimiento de un Estado sin ataduras, ajeno a la tiranía del orden establecido. El ministro de Hacienda, "sabio" y petulante, se instaló en una de las entradas estratégicas de las Asamblea, para meter en la Carta el petardo del Consenso de Washington, mientras el Ministro de Gobierno, hoy jefe de la comisión oficial en la Habana, urdía la trama para podrir las conclusiones democráticas de las plenarias de la Constituye, introduciendo la justicia secreta, los testigos sin rostro, la conversión de los Decretos de estado de sitio en legislación permanente... Y para rematar, la Asamblea creó la Comisión Especial Legislativa, un cuerpo de seudolegisladores cuya mayoría actuaba por inercia, dedicada a NO IMPROBAR los proyectos del Gobierno. Por esta razón, Vásquez Carrizosa calificó su naturaleza como "legislativo de eunucos", para significar que el Ejecutivo sería el verdadero y único legislador en el "Congresito".

Hoy es un día histórico. Termina el enfrentamiento armado de 60 años. Los contrincantes se comprometen mutuamente a no volverse a disparar.

Estamos, pues, ante una realidad nueva, pero apremiante. La coyuntura es esperanzadora, y al mismo tiempo de cuidado. Estados Unidos decidió terminar la guerra que generó y atizó con la doctrina de la seguridad nacional. Y en cumplimiento de ese designio, quienes se opusieron al éxito democrático de la Constituyente de 1991, comandan el nuevo proceso de paz: Presiden la Comisión Negociadora del Gobierno, manejan los dineros del postconflicto y el propio expresidente que a regañadientes convocó la anterior Constituyente y procuró a todo trance la frustración de sus alcances iniciales, es uno de los principales consejeros del Presidente Santos. 

Ahora bien. Todos debemos tomar en nuestras manos la construcción de la paz. Porque una cosa es la salida jurídica y otra la política. El fundamento jurídico de los CONVENIOS ESPECIALES, inspirado en el D.I.H., es un camino seguro e incuestionable. Pero ateniéndonos al principio según el cual, las circunstancias externas son condicionantes, en tanto que las condiciones internas son determinantes, salida política es un asunto que los colombianos todos debemos resolver.

La convalidación de los Acuerdos de La Habana, que en principio sería por un referéndum, en la marcha se varió por el plebiscito, que busca dar un voto de confianza al Ejecutivo. A estas alturas, las élites quieren retener todo el poder a cualquier precio, y por eso no se atreven a mencionar la única salida que permite armonizar los derechos y la felicidad individual con los derechos y la felicidad colectiva, esto es: Un cuerpo constituyente primario.

La situación política se puede complicar por los procedimientos unilaterales del Gobierno y por la falta de credibilidad que le merecen al pueblo sus dirigentes. Dado el desprestigio del Presidente y los antecedentes de sus colaboradores, significativas franjas de la población están por fuera de las negociaciones, algunas de ellas acaudillados por personajes bien conocidos que tienen como negocio la mentira y la guerra. 

En medio del forcejeo, nunca como ahora es tan clara la necesidad de UNA ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE. Una asamblea soberana, elegida por el voto popular, que represente a todos los grupos, a todos los factores de poder, a todos los colombianos sin excepción. Este propósito debe avanzar para concretar la oportunidad de fundar una patria en la que todos quepamos.

Saludemos con alegría este día histórico. Construyamos entre todos la PAZ. Ahora, la incitación a la guerra pertenece a los criminales.


ASOCIACIÓN DE ABOGADOS LABORALISTAS - ANTIOQUIA

Hoy, recuerdo mi último encuentro con Alfonso Cano

Por Alberto Pinzón Sánchez

La última vez que hablé con Alfonso Cano, el “compañero Sáenz”, como lo conocimos en la Universidad Nacional al finalizar los años 60, fue en las postrimerías del proceso de Paz del Caguán.

Era un atardecer a bermellones característico de la región y una brisa suave proveniente del río Caguán refrescaba el quiosco de techo de palma donde se realizaron los diálogos entre los delegados del gobierno Pastrana y las FARC. Se hablaba con tristeza de banalidades, tratando de eludir el peso terrible que producía el tener que hablar de la inminente ruptura del proceso. De pronto, un joven guerrillero se me acercó muy discretamente y al oído me dijo:

-“El Camarada Alfonso lo necesita”. Respiré profundo para no llamar la atención. Alguien, no recuerdo, me miró con cierta sonrisa. Pedí disculpas y seguí los pasos del chasqui. Un Yip Suzuki pequeño y carpado nos esperaba semiculto en un bosquecito sombreado al lado del camino aplanado de tierra que llamaban carretera; cruzamos varias colinas partidas por bosques ralos en movimiento constante por la brisa, hasta adentrarnos en una tupida selva tropical de árboles altos, fornidos y frondosos, que solo permitía la huella de dos carriles por donde avanzaba dando tumbos, el Yip. Finalmente, en un lugar ralo de la selva, estaba su campamento donde ya la brisa se había trasformado en un calor pegajoso que atraía a los mosquitos y empezaban los ruidos de la actividad selvática de las últimas horas del día.

Me esperaba en una especie de patio central de su campamento, Vestía su uniforme verde a manchas y en su hombro tenía el típico poncho guerrillero de tela desflecada con el que se espantan los zancudos y mosquitos jejenes. Estaba sentado en una especie de mecedora de madera rústica y al lado había una mesa también rústica donde había una copa buchona conteniendo un par de dedos de brandy de color ambarino oscuro, y al lado, una jarra de plástico blanquecina con Fresco Royal rojo y un vaso también de plástico.

Cuando nos acercamos, se levantó me dio un abrazo fuerte sin palabras, se sentó y señalando la jarra y el vaso me dijo- “Es para Usted”. Luego se hizo un vacío a nuestro alrededor y entonces, como había dejado de fumar hacía poco, mientras acariciaba constantemente la copa y le daba pequeñitos sorbos, nuestra charla comenzó a fluir. Noté su bigote encanecido que resaltaba la espesura de su barba.

Hablamos sin parar hasta la madrugada del otro día, alumbrados al final con una lámpara de baterías, camuflada con una forma extraña y como amigos que hacía varios años tenían temas pendientes.

De Simón Bolívar y el movimiento bolivariano. De la democracia directa y avanzada que necesitaba el país. De la vía indicada y los cambios estructurales que reclama la sociedad colombiana para poder avanzar en paz hacia la civilización moderna. De la importancia de persistir en la Solución Política del histórico conflicto social y armado, como siempre habían insistido Jacobo y Marulanda. De la inevitabilidad de la ruptura del proceso de paz - “¿Cómo quiere Pastrana avanzar con una agenda de más de mil puntos que le han impuesto los gringos?” Me dijo.

Luego con una mirada sombría agregó: “-Nos tocará reacomodarnos a una guerra de guerrillas móvil muy difícil, pero hay que seguir insistiendo, hasta el cansancio, en el primado de la Política. Es el timón de todo.  Cualquier cosa que suceda en lugar más alejado de Colombia deberá repercutir en Bogotá, en la casa de Nariño. No hay de otra”. 

 Hicimos una pausa para comer unas tajadas de plátano que una compañera nos trajo a la mesita. En seguida me preguntó en extenso sobre la Leishmaniasis y, remangándose la manga del pantalón me mostró una pequeña lesión ulcerosa en la pierna izquierda, que sí correspondía con ese diagnóstico ya confirmado por laboratorio. Dio un pequeño sorbo al coñac y como si tuviera en el pensamiento una cadena, continuó con su argumentación.

Llegamos a un punto sobre el que escribo por primera vez: La combinación de todas las formas de lucha de Masas, resaltándome esta última palabra me dijo: - “Es de masas.  Y continuó –“Nunca olvidaré la consigna de Dimitrov, de lucha de masas, resistencia de masas y nada de aventuras, con la que nos formamos en la Juco ¿recuerda? Esta ha sido una guía permanente para mí”.

Luego un poco más enérgico agregó: - “La oligarquía y el Imperialismo han degradado intencionalmente la consigna histórica de la utilización de todas las acciones de masas, quitándole lo de masas y suprimiéndole la sustentación teórica marxista que le dio Lenin, para dejarla solamente como combinación a secas, una sola palabra, y así, haciendo de ella el centro de su estrategia anticomunista, la han utilizado ampliamente contra todos nosotros. Y mire cómo les ha dado resultado.

...Con ella dividieron el Partido Comunista, fueron matando uno a uno a los cuadros del partido más consecuentes con la consigna. Luego siguieron con los de la Unión Patriótica, Mientras en paralelo Pécaut y Pizarro, hacían el trabajito intelectual de escribir unos ladrillos falsos diciendo que, por ella, el movimiento social no se había desarrollado independientemente y en cambio, sí había sido expuesto al exterminio por parte de sus enemigos.

..Además, propalando la torcida tesis de que el alzamiento armado no se debía a la defensa y resistencia campesina e indígena a los ataques mortíferos del ejército recién entrenado en Corea, que fue lanzado sobre extensas zonas campesinas por los gringos con su plan anticomunista LASSO; sino que obedeció a la voluntad malévola de unos cuantos comunistas que seguían fieles a esa consigna para tomarse el Poder.

…El partido ya amedrentado y profundamente dividido entre partidarios y adversarios de la combinación, por ahí en el 86, aceptó como tabla salvadora el libro de la Perestroika de Gorbachov. Entonces vino la debacle. Nuestro aislamiento fue casi total, y se ahondó con la caída de la Unión Soviética. Caímos en un hoyo muy profundo y sin nadie que nos tirara siquiera un lazo para salir de ahí. Nadie quería nada con nosotros. Éramos como apestados o leprosos éticos que había que repudiar y repeler. Se le había quitado el agua al pez.

…¿Qué podíamos hacer en esas condiciones? No crea que no lo discutimos muy intensamente dentro de nosotros. Pero la claridad de Jacobo y de Marulanda y, su confianza en la gente, nos orientó para seguir aguantando y resistiendo, así fuéramos solos.

..Y vea que entonces pudimos sacar adelante nuestras propias concepciones basadas en nuestras propias experiencias. Todo criollito. Por eso estamos aquí y si este proceso de paz se rompe, estaremos en otro parecido a este, aunque sea después de cien mil muertos. Pero no creo que en estos momentos nos derroten militarmente. Tarde o temprano tendrán que aceptar la Solución Política propuesta por los viejos. No lo dude compañero”.

La selva ahora era un maremágnum de ruidos, carreras de animales, chillidos, rugidos, movimiento de ramas y hojas secas, y de vez en cuando el sonido armonioso de la brisa suave y tórrida del Caguán en las hojas de los árboles.

Entonces fue cuando hablamos, con ira, de la muerte de nuestro querido y recordado viejo amigo y compañero de Antropología Boris Zapata, asesinado directamente en Montería por Carlos Castaño. Sus colaboraciones en nuestro periodiquito universitario llamado Rojo, el inolvidable “cuandopuedario”, como lo llamaban despectiva pero simpáticamente los maoístas de la burguesía revolucionaria, partidarios del sol rojo y el fusil de palo de la Jupa, el jopo del juco.

Finalmente, ya avanzada la madrugada se paró y al despedirse para siempre, me estrechó con energía la mano como en el día cuando lo conocí y mirándome con certidumbre a través de sus gruesos anteojos, sin revelarme donde, sonriente me dijo con su inmodificable acento chapinero: - “Ala, tengo guardada toda la colección de Rojo”.

De regreso al campamento central del Caguán, mientras el Yip alumbrando levemente la huella del camino, y yo me bamboleaba tratando de conservar la silla, pensaba insistentemente en la metáfora del hoyo profundo donde los habían empujado y la tristeza de que nadie les tirara ni siquiera un lazo para salir. 

Imagen Internet       

    

    

     

                      

                 

Por Alberto Pinzón Sánchez 

En enero de este 2016, el presidente JM Santos y su ministro conservador Mauricio Cárdenas, en representación del Estado colombiano, en la más grande operación de privatización neoliberal conocida en Colombia, mediante una extraña subasta, feriaron por una suma cercana a los dos millones de US dólares (léase bien dos mil millones de US  dólares ) la gallinita de los huevos de oro productora y vendedora de energía eléctrica o ISAGEN, a la también extraña empresa canadiense Brookfield Asset Management (57, 5%) asociada al Grupo Privado de Pensiones Porvenir (6,6%).
La razón de aquel arrebato privatizador neoliberal del oficialismo en pleno, fue el subterfugio comercial de invertir toda esa montaña de dinero (financiero) en lo que llamaron infraestructura o mejor, autopistas de cuarta generación (4 G) que estarían en manos del vicepresidente Vargas Lleras, claro, antes de su operación cerebral…. Nada excepcional.
 Pero como el dinero- financiero no puede encharcarse (como el agua que si se estanca se pudre) debiendo necesariamente fluir incesantemente o rotar en busca de mayor ganancia y acumulación, y, como la construcción de las tales autopistas 4G, por más de los gritos epileptoides de Vargas Lleras no se construyen como soplando botellas; esos 2.000 US millones no se pueden (no es posible) dejarlos bajo el colchón. Entonces ¿qué mejor que invertirlos en esa bella mercancía llamada democracia?
Y ese, estimados lectores, es el origen del Plebiscito para la Paz de Santos. Regar o mejor descentralizar por todo el territorio nacional esos recursos, en los 32 candidatos presidenciales que mencionó (sin excepción) el periodista Daniel Coronel el 11.06.201, con el fin de afianzar la cauda corrupta o clientela política, y “empoderar la gobernanza UNITARIA” que sostiene sobre sus hombros todo el régimen político actual y del cual no se escapan ni los más acérrimos enemigos de Santos.
 Verlos, uno por uno, en   http://www.semana.com/opinion/articulo/daniel-coronell-candidatos-presidenciales-2018-suenan-vargas-lleras-ordonez-fajardo
Una vez calculado el costo de la tal inversión electoral y tomada la decisión de a donde se irían a descentralizar todos esos recursos; vino la ingeniosa coartada política “democrática” o mico legislativo:  Hacer aprobar en el Parlamento, mediante una Ley de la república, un Plebiscito para la Paz y poner a depender el supremo derecho universal de la paz para todos, de unos inciertos resultados electorales que muy probablemente serán negativos.
Bueno, pero falta algo que es inherente a nuestra centenaria tradición democrática: La Polarización. No es problema. Para eso está Uribe Vélez y sus varios candidatos presidenciales, quienes también recibirán parte del pastel de ISAGEN, que él llama sin saberlo “mermelada”. Solo deberán levantar la banderita del NO y, proferir uno que otro insultico.  
Y ¿la llamada Izquierda democrática cómo va?  Fácil: el sector ampliamente mayoritario forma parte del grupo que apoya el Plebiscito por la Paz (aunque use tapabocas y guantes cuando hable de darle la mano a Santos)
 ¿Y si el tal Plebiscito se pierde? Uy, eso sí es grave. Pero no importa. Volveremos a la guerra, talvez urbana como lo ha afirmado recientemente el Presidente Santos, pero…. estamos preparados: el Nuevo Código de Policía forma parte de ello, y lo más importante es que, se habrá salvado la “democracia colombiana”. Será otro ciclo más de guerra negociación- guerra otra vez negociación y luego más guerra.
Como Betancur- Barco.  Gaviria- Samper.  Pastrana- Uribe Vélez. Y ahora después de Santos, probablemente Vargas Lleras. ¿Cuál es el problema? ¿Si para esa fecha, lo más seguro es que haya otro Presidente en los EEUU?
Y así fluidamente, continuará la circulación acelerada de capital financiero Trasnacional, irrigando hasta el último rincón del territorio colombiano, talvez un poco mezclado con barro y sangre, pero eso sí, dándole continuidad al proceso centenario de acumulación y desarrollo financiarizado del capital, en la “más antigua democracia del continente suramericano”. Entonces ¿cuál es el problema?
Fuente Imagen Internet           
      

Cristina de la Torre

Miles de hombres y mujeres se sublevarían contra la elección de Néstor Humberto Martínez como Fiscal, si la Corte Suprema cometiera este miércoles el desliz de asignarle el cargo. Como si no bastara con la indolencia de jueces y policías frente a la brutalidad doméstica que se cierne sobre las mujeres, propone Martínez despenalizar el feminicidio y la violencia intrafamiliar. Porque criminalizarla, dice, atentaría contra el núcleo familiar. Alude, sin duda, a la familia patriarcal, una entre las muchas modalidades de esa institución que hoy existen. Pero es aquella, precisamente, fuente primera de las agresiones y crímenes que se busca conjurar. Preservarla es perpetuar su razón de ser, el ejercicio del poder vertical, inapelable del patriarcalismo sobre la mujer, instalado en el inconsciente del varón. Y su instrumento, la violencia física, moral o económica, de recio poder disuasivo, pues viene consagrado por la religión y la cultura para situar a cada uno en su lugar: al hombre, en su pedestal de amo y señor que desde niño desprevenido el medio le asignó; a la mujer, en el oscuro rincón de la servidumbre doméstica.

Ya la Biblia definía prioridades entre sexos: "Tus deseos serán los de tu marido, y él mandará sobre ti", se le dijo a la mujer. Sentencia terrible que sellaba la victoria del monoteísmo, del patriarcado sobre el matriarcado, del dios-varón sobre las diosas de la fecundidad. E iba contra natura: no nacía ya el hombre de la mujer, era ésta la que nacía de una costilla de Adán. Y la imagen del dios viril se proyectó a cada figura de autoridad masculina: al padre, al marido, al sacerdote, al juez, al rey, al Estado.

Mas no todo en la familia patriarcal es violencia desembozada. Tras una acumulación de sutiles humillaciones diarias que minan la dignidad de la mujer, su autonomía y su libertad, aquella va ascendiendo de agresión física a violación y, aún, al asesinato. El feminicidio es desenlace de una violencia moral alimentada por micromachismos o manipulaciones a menudo maquinales. Como relegar en la mujer las tareas domésticas, pues ella "las hace mejor". O prohibirle salir, estudiar, trabajar, para "ahorrarle esfuerzo". O descalificar sus opiniones porque a su intelecto le basta con las delicias de la maternidad. Con el tiempo, los micromachismos causan daño irreparable contra el cual no hay defensa porque son imperceptibles. O ejecutados con manecita rosadita.

Tras el amor romántico entre príncipe azul y princesita se agazapa el más sórdido ejercicio de poder que trueca las diferencias de sexo en desigualdad y asigna roles a conveniencia del varón: a él le adjudica el mundo e ímpetus para desafiarlo; a ella, el reino del hogar, edén del sometimiento, el aislamiento y, cómo no, del silencio. De transgredirlo, obrará su compañero con energía suficiente para reducirla por la fuerza. 83.000 casos de violencia doméstica se denunciaron en Colombia en el último año y medio, la mayoría, contra mujeres. La cifra sólo recoge la cuarta parte del fenómeno, pues la mayoría de víctimas no denuncia. Y el 97% de los casos queda en la impunidad.

Lejos de ablandar o suprimir normas de protección a la mujer, hay que revolucionar la Fiscalía para que se apliquen a cabalidad. Revaluar la concepción de familia, su organización jerárquica, autoritaria, monolítica. Y los estereotipos de género que condenan a la mujer a la esclavitud; y al hombre, a violentar su natural humano con la exigencia de fungir siempre de macho-proveedor y dómine sin el femenil derecho al llanto. Porque aquello de llorar "es de nenas". Pueda ser que no apadrine la Corte al candidato que se ofrece como enemigo jurado de la mujer.

José Antonio Gutiérrez D.

Publicado en la Revista El Salmón, edición N° 26, junio de 2016. Universidad del Tolima.

El departamento de Tolima, en el corazón de Colombia, es un punto clave en el pulso entre dos modelos antagónicos de país: por una parte, un modelo cortoplacista, insostenible y destructivo del medio ambiente y las comunidades, el cual es contenido en el Plan Nacional de Desarrollo del gobierno nacional. Aunque se maquille a este plan con fraseología "verde" y socialdemócrata, es evidente la continuidad de las políticas favorables a la agroindustria, el extractivismo despojador, y la concentración de tierras y capitales[1]. Por otra parte, están las comunidades que mantienen una férrea y digna defensa del agua, de la vida, del medio ambiente, de la vocación agrícola de los territorios tolimenses, así como de la necesidad de pensar un desarrollo acorde a las necesidades de las comunidades, a largo plazo y respetuoso del medio ambiente.

 

Esta disputa se manifiesta concretamente en la resistencia de las comunidades a los megaproyectos hidroeléctricos y mineros que impulsa el gobierno en el departamento. Todos ellos están íntimamente ligados, pues los siete proyectos hidroeléctricos que se están planteando para el sur de Tolima tienen por fin aparente alimentar la enorme demanda energética de megaproyectos mineros como La Colosa por parte de la AngloGold Ashanti (la cual ha copado el 60% del territorio del municipio de Cajamarca -30.440 hectáreas-, con 21 títulos mineros)[2]. A este escenario, el pueblo tolimense ha opuesto una amplia y extendida resistencia que hoy en día va dando frutos en propuestas de desarrollo alternativo como la figura de Zonas de Reservas Campesinas que sustentan las asociaciones campesinas tolimenses.

Ibagué en la mira de la megaminería

 

El tema de los megaproyectos no es un asunto que amenace tan sólo a los sectores rurales, alejados de las urbes. Ibagué, el cual anualmente desde el 2009 ha sido escenario de las multitudinarias marchas-carnavales contra la minería y en defensa del agua y la vida, es, literalmente, un municipio en concesión para la explotación del oro, cobre, plata, platino, plomo y zinc. El 30% del territorio del municipio, según las estadísticas de la Agencia Nacional Minera, se encuentra repartido en 99 títulos mineros otorgados con un área de 42.712 hectáreas, más 44 títulos mineros solicitados con un área de 33.251 hectáreas, es decir el 23% del territorio total del municipio. De estos, 27 títulos son propiedad de la multinacional AngloGold Ashanti con un área de  31.354 hectáreas (73,4%), 1 título es de la Continental Gold Ltd con un área de  4.223 hectáreas (9,9%) y 3 títulos son de propiedad de Negocios Mineros S.A. con un área de 2.752 (6,4%) y 68 títulos son propiedad de otras empresas con un área de  4.382 hectáreas (10,3%).

 

Estas concesiones se encuentran en la cuenca del rio Combeima, que registra 39 títulos otorgados con un área de 7.595,4 hectáreas (27,7%  del total), incluyendo la zona aledañas a la bocatoma del Ibal y la quebrada Cay. A apenas 17 kilómetros del casco urbano de Ibagué, en el domo del volcán Machín, se registra 1 título minero otorgado con un área de 160,5 hectáreas (37,2% del domo), más 2 títulos mineros solicitados con un área de 269,7 hectáreas (62,8% del área total del domo). Tampoco se salvan los páramos, donde se registran 10 títulos otorgados con un área de 5.297,2 hectáreas (30,4% del área total de páramos).

 

En respuesta a esta locura extractivista, se vienen adelantando una serie de iniciativas populares, como la Consulta Popular, iniciativa aprobada por el Concejo Municipal en febrero pasado, mediante la cual se preguntaría a la población la siguiente pregunta "¿Está usted de acuerdo, sí o no, con que en el municipio de Ibagué se ejecuten actividades que impliquen contaminación del suelo, pérdida o contaminación de las aguas, o afectación de la vocación agrícola y turística del municipio, con motivo de proyectos mineros?"[3]. También se volverá a realizar, este 3 de Junio, una nueva Marcha Carnaval en la cual se espera que, una vez más, miles de personas expresen su defensa del territorio y del agua, llenando de colores las calles de la capital departamental[4].

Títulos mineros Ibagué

EMPRESA TÍTULOS ÁREA* %
ANGLOGOLD ASHANTI COLOMBIA S.A. 27 31354,17312 73,4%
CONTINENTAL GOLD LTD 1 4223,299467 9,9%
NEGOCIOS MINEROS S.A 3 2752,352345 6,4%
Otros 68 4381,689988 10,3%
Total General 99 42711,51492 100,00%

* Área en hectáreas **Fuente: Agencia Nacional Minera – Fecha de Corte: 16 de marzo de 2016

 

Cabildo Abierto en la Marina (Chaparral) en contra de la hidroeléctrica en el río  Ambeima

Con la presencia de diputados de la asamblea departamental, del alcalde chaparraluno Humberto Buenaventura y del consejo en pleno, y en medio de una fuerte militarización del territorio, se realizó el día 27 de mayo un cabildo abierto en La Marina al cual asistieron más de 800 personas procedentes de diversos corregimientos del municipio (El Limón, Amoyá, Las Hermosas, Calarma), así como del municipio de San Antonio. Indígenas, campesinos, representantes de asociaciones –incluida una importante delegación de ASTRACATOL- y de algunas ONGs se dieron la mano para dar un rotundo rechazo a la realización de un proyecto hidroeléctrico a filo de agua en el río Ambeima, el cual pretende realizar la empresa Energía de los Andes SAS. Es de destacar que las autoridades hicieron eco del clamor popular que busca defender el río y las comunidades que viven en su entorno, expresando su rechazo a esta iniciativa.

 

La oposición a este proyecto es fruto de la experiencia directa de los campesinos desde que en el 2010, CORTOLIMA otorgó la licencia para desarrollar un proyecto hidroeléctrico a filo de agua en el río Ambeima. Este proyecto ha recibido un fuerte rechazo de la comunidad y ha sido acompañado de una fuerte militarización del territorio y de importantes violaciones a los derechos humanos por parte de efectivos del Batallón de Infantería XVII "José Domingo Caicedo", adscrito a la Sexta Brigada, así como de fuerzas paramilitares allegadas al batallón. En el marco de esta militarización del territorio, fueron asesinados en el 2011 los dirigentes de la asociación campesina ASTRACATOL, Héctor Orozco y Gildardo García y han sido arrestados varios miembros y dirigentes de esa misma asociación, todos reconocidos por su oposición al proyecto[5].

 

En diversas intervenciones, la problemática del río Ambeima se vio reflejada en el espejo de la represa en el cañón de Las Hermosas, realizada por ISAGEN –hoy en manos de la multinacional canadiense Brookfield- hace ya algunos años. En un informe realizado por ILSA y ASTRACATOL (2014)[6] se constataron algunas afectaciones que se sufrieron en el cañón a raíz del proyecto de Hidroamoyá: represión a líderes populares que llevó a la captura y judicialización de 17 líderes comunitarios, con una impresionante militarización del territorio; descomposición social a todo nivel por el influjo de personas extrañas y del mismo ejército; 7 especies de peces han desaparecido del río más debajo de la represa; 16 especies de mamíferos y aves también migraron de esa región; en 10 veredas, se secaron 70 fuentes de aguas –esas quebraditas que dan vida a las laderas de los montes y a las fincas del campesino, afectando no solamente al medio ambiente sino que a la capacidad productiva de las fincas, la cual se redujo en un 40%, con fincas que si antes daban 100 cargas de café, ahora están dando a lo sumo 60. También la empresa engañó a la comunidad con las promesas sobre regalías. Se partió hablando de 2.500 millones de pesos en regalías y hoy se está hablando de menos de 600, mientras las carreteras, los puestos de salud y las escuelas se siguen encontrando en un estado deplorable. De cara a la experiencia de Las Hermosas, la comunidad de La Marina tiene buenas razones para no esperar sino lo peor del proyecto en el río Ambeima.   

La militarización que busca neutralizar los frutos de la resistencia

 

Pero así como los campesinos de La Marina se ven reflejados en la situación de Las Hermosas, también se pueden ver reflejados en las luchas del pueblo de Planadas, que se opuso decididamente al proyecto de Hidroplanadas que pretendía realizar la empresa CINETIK SAS sobre el río Ata, con contundentes acciones que incluyeron la masiva marcha de noviembre del 2013, que congregó a unas 10 mil personas en Planadas. Todas estas acciones, así como la oposición sistemática en las audiencias, llevaron a que CORTOLIMA finalmente negara la licencia para realizar este proyecto hidroeléctrico en el 2015. La oposición popular se ha visto fortalecida luego de que la Corte Constitucional declarara inconstitucional la norma del código minero que impedía a las autoridades locales oponerse a cualquier proyecto minero[7], lo que sienta un precedente para que la presión popular sobre las autoridades se haga extensiva a otra clase de megaproyectos, como las hidroeléctricas –las cuales, como hemos dicho, están en todo caso íntimamente ligadas a la minería.

 

La militarización de La Marina en los días previos, durante y después del cabildo abierto fue posible gracias al cese al fuego unilateral de las FARC-EP: el ejército, que desde hace unos años apenas se atrevían a asomarse por la región por miedo a los duros golpes que la insurgencia les venía propinando, han aprovechado este gesto de los guerrilleros para copar el territorio. Esta militarización es sintomática de la visión que el gobierno tiene del post-conflicto. ¿Cuál es el propósito de militarizar un territorio en el cual las FARC-EP no han realizado ninguna acción militar hace un año y medio, y en la cual no existe ningún problema de orden público? La clave la podemos encontrar en una reflexión de Alfredo Molano, quien dice que "se habla de mantener la combatividad de las FF. AA. (...) la razón fundamental es que, terminado el conflicto armado, los conflictos sociales se mantendrán vivos y para esa eventualidad el Ejército debe prepararse y la Policía fortalecerse"[8]. Tampoco es casual que miembros de ASTRACATOL y de Marcha Patriótica en Tolima estén recibiendo nuevamente amenazas por parte de paramilitares escudados bajo las siglas de las AUC y como Águilas Negras, los cuales no sería raro que estuviesen operando amangualados con la llamada Fuerza Pública –no es novedad que donde haya intereses por parte de empresas extractivistas y de multinacionales, aumenten las agresiones y las violaciones en contra de las organizaciones populares. Todo esto apenas evidencia la necesidad existente de fortalecer la resistencia y la movilización popular en contra de este modelo de desarrollo destructivo e insostenible.

 

Pero esta no es una lucha aislada del pueblo tolimense. Por doquier se aprecian en el territorio colombiano las nefastas consecuencias de este modelo de desarrollo: en el Casanare, en la Guajira, en todas partes. El gran desafío sigue siendo la articulación de estas luchas y resistencias a nivel regional y nacional, así como el paso del rechazo a la formulación de un proyecto de desarrollo alternativo que nazca desde los territorios. Las organizaciones populares que en diversos escenarios han venido trabajando sus planes de vida arrojan una importante luz en este sentido. En el Tolima, ASOHERMOSAS ha desarrollado un plan de vida integral que es ejemplar y demuestra que desde los sectores populares no estamos cortos de ideas para construir e impulsar un modelo alternativo que tenga por eje el bienestar de las comunidades y del medio ambiente. También en el sur de Tolima, las asociaciones campesinas están hoy abocadas al desarrollo de una Zona de Reserva Campesina. Desde los territorios se puede aportar a la elaboración de un proyecto, a nivel nacional, de una Colombia en la que quepan muchas Colombias, proyecto que requerirá del concurso de todas y de todos, de creatividad, de ingenio, de compromiso, de imaginación y capacidad propositiva, pero también de firmeza, organización y capacidad de lucha para enfrentar a las fuerzas dispuestas incluso a recurrir a la violencia para evitar que la vida se imponga por sobre el afán de lucro.

Referencias


[1]https://colaboracion.dnp.gov.co/cdt/prensa/bases%20plan%20nacional%20de%20desarrollo%202014-2018.pdf

[2]http://www.anarkismo.net/article/25101

[3]http://prensarural.org/spip/spip.php?article19347

[4]http://www.rebelion.org/noticia.php?id=212917&titular=ibaguere%F1os-marchan-este-3-de-junio-por-agua-vida-y-soberan%EDa-

[5]http://anarkismo.net/article/24716

[6]http://ilsa.org.co:81/sites/ilsa.org.co/files/TOLIMA.pdf

[7]http://www.semana.com/nacion/articulo/alcaldes-y-gobernadores-podran-prohibir-desarrollo-de-proyectos-mineros/475137

[8] http://www.elespectador.com/opinion/cuestion-militar

Disciplina y Doctrina

 |  Published in Opinion

Por Alberto Pinzón Sánchez

Fue la respuesta inmediata y contundente que Manuel Marulanda Vélez le dio a un asombrado periodista quien durante los diálogos de paz del Caguán (1998-2002) le preguntó, en una reunión discreta sin medios de comunicación, por el secreto de su larga lucha.
-Disciplina y Doctrina: A eso debemos que hayamos durado vivos tanto tiempo, y ahora estemos sentados aquí, buscando soluciones políticas a esta guerra. Le acotó.
Luego agregó: - También, a que desde muy temprano aprendimos que hay que estar acompañando a la gente en todas sus formas de resistencia a la guerra que desde el gobierno nos han mandado.
Yo estaba presente en esa escena y no podía creer lo que allí estaba viendo y oyendo. Una explicación tan simple, como practica y condensada, talvez natural por lo superior, de una concepción de la lucha revolucionaria que nosotros llevábamos años discutiendo en libros que nos llegaban con el último grito revolucionario desde las metrópolis coloniales.
Mientras discutíamos agriamente en interminables debates estudiantiles y hasta académicos e inventábamos términos como el de “semi-feudal” para oponerlo a los trotskistas que nos asustaban con el fantasma de que toda revolución que no se declarara (de palabra) “socialista” era una traición a la misión histórica del proletariado, o como el de “burguesía entreguista y conciliadora” para oponerlo a la famosa “burguesía nacional revolucionaria” de los maoístas. Como decía el poeta: “cuantas idas y venidas, cuantas vueltas y revueltas, sin ninguna utilidad”.
Mientras tanto, en algún lugar de la selva perdida de Colombia, un puñado de “pobres del campo” a quienes según los cánones sectarios del marxismo enviados desde las metrópolis coloniales NO permitían llamarlos o graduarlos de “proletarios agrícolas”, porque el capitalismo colombiano aún no se había desarrollado suficientemente en el campo y faltaban todavía algunos años más de desarrollo y acumulación originaria de capital es decir de Violencia Política, para que se pudiera hablar de una verdadera y única revolución proletaria posible en Colombia.
Mientras tanto, digo, ese puñado de pobres del campo, o asalariados, o terrazgueros indígenas, o, colonos agrarios, o proletarios agrícolas, o negros pescadores y cultivadores de chontaduro, o labriegos humildes como gustaba llamarlos la Clerecía católica, leía disciplinadamente a Marx, a Lenin, a Mariátegui, al Che y a Fidel y asimilaba profundamente “golpe con golpe” las leyes de la Historia y de la vida política colombiana, y “devolvía beso con beso”; como lo enseñaba la ley del amor de aquella tan machacada cancioncita vallenata.
No hubo necesidad de una “ruptura epistemológica” con el eurocentrismo porque desde su inicio todo allí era criollo, originario, autóctono, nacido y criado ahí mismo. Tampoco hubo necesidad de distinguir entre la burguesía revolucionaria y la que no era, porque sencillamente esto era un absurdo: hace siglos la burguesía dejó de serlo, y más  en Colombia, donde la burguesía latifundista, esclavista y exportadora se fusionó, demasiado pronto, con el gamonalismo bipartidista señorial para conformar una Oligarquía Trasnacional Cipaya y Lacaya: Panamá, Bananeras, Bogotazo y OEA, Batallón Corea, Plan Latin American Security Operation o LASSO, Misión del general Yarborough, War Drugs. Plan Colombia….
Menos aún, analizar la tenue y gris línea académica que tanta tinta tonta ha hecho correr sobre la separación “in abstracto” entre las llamadas Derecha e Izquierda, porque allí solo había personas que los entendían, o, los perseguían para exterminarlos porque los culpaban de ser comunistas y agentes rusos, y la línea divisoria era horizontal entre los de arriba y los de abajo.
Y como cualquier mala interpretación podía costar la vida era necesario aprenderlo, asimilarlo, enseñarlo y trasmitirlo disciplinadamente, en frases contundentes e inolvidables como por ejemplo esta: ¡El anticomunismo es la ideología del adversario!
Así talvez, todo este bagaje intelectual para no decir toda esta “mochilada de experiencias”, era lo que Marulanda Vélez recordaba cuando haciendo ese gancho con los dedos tan característico y mirando fijamente al periodista le dio esta respuesta tan simple y complicada al mismo tiempo.
Esto es lo que personas como JM Santos y sus adláteres de clase no pueden entender fácilmente y para medio aceptarlo, deben estrellarse con la realidad como le acaba de pasar estos días con el tal Paro Agrario Étnico y Popular que se acaba de realizar: Que la formidable movilización popular ha hecho retroceder una vez más a los robots de la Policía del anillo, a los militaristas y guerreristas infiltrados de todos los pelambres, a los divisionistas oficiales, con la única arma que han heredado desde hace muchos años: con Disciplina y Doctrina.
No es sino ver la respuesta disciplinada y serena de los “labriegos” a las embestidas violentas de los militares, y leer el acuerdo doctrinario que acaban de firmar Gobierno y Dirigentes Agrarios, Étnicos y Populares, para ver el fondo y la esencia de lo que está en movimiento:
Una REFRENDACIÓN popular directa y democrática de una transición social posible y deseable, que se va a parir con los acuerdos de la Habana por firmar, y que desde ya empieza a dejar obsoleta la polarización mediática que se está montando entre el plebiscito santista y el firmatón uribista.
Es también lo que los alumnos de Marulanda Vélez han dicho innumerables veces y JM Santos tampoco ha podido entender: “No nos vamos a desmovilizar o a acabar. Simplemente nos vamos a trasformar”.
Hombre ¿por qué le es tan difícil entender esto?
Fuente imagen Internet.            

                           
  

Editorial ANNCOL

Con motivo del 52 aniversario de la fundación de las FARC-Ep ( 27.05.2016) se realizó en Berlín, Alemania, una jornada de análisis y discusión amplia sobre el Proceso de Paz que se desarrolla actualmente en la Habana, convocada por  diversas organizaciones y colectivos alemanes de solidaridad con el masacrado y despojado Pueblo Trabajador colombiano; todas ellas legales, respetadas y defendidas por las libertades reales que existen en la República Federal de Alemania y que a diferencia de Colombia, son garantizadas por una verdadera constitución, no de papel, sino real y ciudadana que no sindica a sus ciudadanos de “enemigos internos” como lo hace, hasta ahora,  la Contra-insurgencia colombiana de la cual hace parte destacada la revista Semana, dirigida por el sobrino del Presidente Juan Manuel Santos y que ANNCOL ha denunciado en innumerables ocasiones concretas.

Despojados de su ropaje demagógico, mentiroso, desinformador y esencialmente anticomunista, ese si propagandístico al mejor estilo “Göbelsiano”, de que una mentira repetida mil veces se vuelve verdad; la revista Semana vuelve su ira contra ANNCOL, pobre portal  alternativo e independiente, ”perseguido, atacado diariamente y cercado con el muro del silencio”, con un contraataque escrito hace muchos años por la inteligencia militar,  también mil veces también desmentido de que ANNCOL es el brazo informativo de las FARC en Europa, montaje falso que a nuestro director periodista Joaquín Becerra, quien a pesar de ser ciudadano sueco y su nacionalidad fue desconocida al momento de su secuestro en Venezuela, le costó una internación durante más de dos años en una  mazmorra bogotana del régimen santista con el fin de que se pudriera en vida como los otros 10 mil presos políticos que se pudren en vida en Colombia, para finalmente tener que dejarlo en libertad  porque la Fiscalía del contratista Montealegre y el tembo Perdomo, no pudieron sustentar el montaje.  

Sin embargo, la revista Semana hoy, 09.06.2016, el sobrino insiste en la infamia:   

……..” Durante varios años, Suiza, Francia y España fueron países facilitadores del diálogo entre el Gobierno y las FARC. Esto permitió la llegada, especialmente a Suiza, de algunos miembros de la guerrilla, entre los cuales se encontraba Ómar Zabala, alias Lucas Gualdrón, quien durante años manejó entre otras cosas dineros de las Farc en Europa…. Además, desde Suecia operó durante varios años el portal de noticias Anncol, que las autoridades siempre vincularon a la guerrilla”…….

Ver el montaje completo en  http://www.semana.com/nacion/articulo/farc-hace-propaganda-en-berlin-sobre-la-paz/476940

Anunciamos a la revista del sobrino del presidente de Colombia, que interpondremos los recursos Jurídicos necesarios aquí en Europa, donde SI hay leyes y justicia, contra tal montaje de la inteligencia militar, calumnioso, ilegal y atentatorio contra la libertad de prensa, con el fin de restablecer nuestro verdadero carácter como página web alternativa, libre e independiente. 

A la vez que llamamos a todos nuestros amigos, simpatizantes, colaboradores y a todos aquellos que estén por la defensa de la “verdadera libertad de prensa alternativa” contra la campaña Contrainsurgente que desde la revista Semana se adelanta contra nuestra página y posiblemente contra cualquiera otra página alternativa que se interponga entre sus pretensiones hegemónicas y Contrainsurgentes.

Y saludamos la decisión de la Corte Suprema de Justicia de elegir un Fiscal para Colombia que no tenga compromisos, ni contratos millonarios con la contrainsurgencia general dominante en el país , la  que se ha apoderado de esa institución colombiana y quería dejar una ficha atembada en Bogotá, mientras enviaba otra más ambiciosa a la Embajada de Colombia en Alemania, para que se continuara  con el espionaje contra los exiliados colombianos residentes en Alemania; espionaje que dejó montado el gobierno de Uribe Vélez y que se hace evidente en la nota publicada por la revista Semana.  

Foto Internet           

                

Por Alberto Pinzón Sánchez

Cada día que pasa JM Santos, el astuto jugador de naipes, (pero ausente de la realidad por estar concentrado en la próxima jugada) se encuentra con un nuevo hecho social que golpea su gobierno en pleno, sufre un barrigazo, como le señaló cierto consejero que le sopla al oído desde uno de los diarios del oligopolio contrainsurgente.

Barrigazo cuando descubrió que el Catatumbo no era otro Bronx bogotano, donde desde hace muchos años, pero muchos, la tradicional incuria gubernamental y la podrida complicidad policial del anillo, permitieron a pocas cuadras del llamado Palacio Presidencial la creación de una zona de descomposición y podredumbre social de que se tenga noticia en el mundo, sin ningún control o domesticación oficial y, regida solamente por las leyes más criminales del capitalismo neoliberal más salvaje, primitivo, degradante conocido.

Barrigazo cuando se dio cuenta de la incapacidad o impotencia, de las innumerables y seleccionadas “Task Forces” civiles y militares del heroico ejército colombiano, enviadas a “militarizar” la región limítrofe del Catatumbo para rescatar a la “opinadora” del diario el Tiempo Salud Hernández, de la provocación contra el proceso de paz realizada en acuerdo con su jefe Uribe Vélez y otros medios periodísticos contrainsurgentes; debiendo esperar pacientemente a que el ELN los liberara de buena voluntad después de haberlos “retenido para registrarlos”. Es decir, sin haberles podido imponer a los guerrilleros la voluntad del gobierno y del Estado que representa.

Barrigazo como en 2013, cuando se dio cuenta de que el tal Paro Agrario Étnico y Popular, ignorado como siempre ocurre con los reclamos de la despreciada gentecita de a pie (explotada y oprimida) no solamente era una realidad “realmente existente” en las seis “zonas rojas” sin control o Catatumbos señalados por los medios contrainsurgentes; sino una realidad nacional generalizada que contaba con amplios apoyos y solidaridades de clase de otros sectores sociales también explotados y oprimidos como obreros, campesinos, maestros, camioneros, empleados bancarios, estudiantes, intelectuales, poetas, colectivos de mujeres y transgénero. Y con la solidaridad nacional e internacional de ONGs, partidos políticos y otros sectores sociales y movimientos populares, democráticos y progresistas.

Paro Agrario Étnico y Popular, excelentemente nombrado y conducido, cuya bandera de lucha hoy como siempre es y ha sido simplemente exigir (lo mismo que están pidiendo las dos insurgencias de Las FARC y el ELN) que les cumplan los acuerdos signadosanteriormente, y frente al cual, el gobierno ha respondido con la única respuesta que conoce desde hace 200 años: Violencia oficial, bombardeos militares, represión sangrienta y robotizada con balas oficiales recalzadas que presentan como armas de la guerrilla; muerte indiscriminada y desmesurada y más muerte, en lugar de simples soluciones democráticas.

Barrigazo terrible, al darse cuenta definitivamente que el Bloque de Poder Contrainsurgente, cuya dirección en el Estado se disputa a mordisco limpio con su rival Uribe Vélez, ha perdido definitivamente el control hegemónico (político e ideológico) sobre un amplio sector del campesinado y trabajadores del campo, ect, de negritudes y de indígenas, agrupados y movilizados en el actual Paro Agrario Étnico y Popular; quienes ya no comen más cuento oficial.

Y al comprobar que han fallado todos los mecanismos de engaño, de zalamerías y de cooptaciones de ministros obreros y de ministros consejeros sociales, de zarrapastrosos bien vestidos y perfumados con alhucema y pachulí baratos.

Barrigazo más terrible aún, al confirmar día tras día que ha fallado su astucia y habilidad de jugador de póker, con la cual siempre contó para ganar tiempo e imponer su victoria cuando decidió entrar en un proceso de paz con la insurgencia de las FARC; diciendo arrogantemente que “la llave de la paz estaba únicamente en su bolsillo”. Que, jugada tras jugada, incertidumbre tras incertidumbre, regateo tras regateo, tiempo va y tiempo viene hasta llegar a la victoria final o pax santista, como si dispusiera de todo el tiempo posible y las circunstancias no se modificaran constantemente, en lugar de llegar a acuerdos prontos y expeditos para superar el síndrome social de la desconfianza por el reiterado incumplimiento oficial a los acuerdos pactados (lo que hoy es el motor del Paro Agrario actual).

Esa llave de la paz de Santos, ha sido sacada de la faltriquera santista, lentamente, por un Pueblo Trabajador actuante, que finalmente ha entendido que la llave de una verdadera Paz con Justicia Social, con una verdadera Democracia y una verdadera Soberanía Popular, es la más amplia y unitaria Movilización Social como la que estamos viendo y presenciando, y no, las elecciones oficiales realizadas con un estatuto electoral inspirado en las leyes que rigen el Bronx bogotano.

Bienvenida la movilización social en todas sus formas de expresión. Bienvenida la toma de conciencia social y bienvenida la lucha por una verdadera paz con justicia social y soberanía. Que, al Pueblo Trabajador colombiano fraguado en miles de combates de masas durante más de 200 años, tampoco le va a temblar la mano a la hora de seguir movilizado.

Si Santos y su ministro Echeverri ofrecen más violencia oficial, más bombardeos, más robots represivos con balas recalzadas y más muerte; hay que pararles la mano con más Movilización Social. Parodiando a Churchill: de barrigazo en barrigazo hasta el barrigazo final.

Fuente Imagen: Internet. Santos anuncia que no le temblará la mano.                                       

Por Alberto Pinzón Sánchez

Con los añicos de la Unión Soviética en el bolsillo, y la incorporación mediante la llamada guerra del Gofo de 1991, de la región Central del Asia a la globalización general; el filósofo estadounidense Francis Fukuyama, como ruiseñor del complejo militar industrial financiero de su país, le declaró la guerra a la Historia universal con una bien enmascarada formulación anti marxista: “La historia como lucha de ideologías ha terminado con un mundo final basado en una democracia liberal que se ha impuesto (obviamente mediante la guerra) tras el fin de la guerra fría´”.

El centro de la formulación dirigía todo su filo filosófico contra dos de los pilares fundamentales del método materialista de la historia establecido científicamente por Marx y Engels: Uno, el que la historia de la Humanidad es la historia de la lucha de clases, por decirlo en breve, su motor movido por la contradicción social. Y otro, el que la violencia (ojo) no engendra o genera una nueva sociedad, sino que asiste como una partera, como un medio racional, a la sociedad antigua preñada de la nueva sociedad que está por nacer.

Desde la formulación de Fukuyama, criticada superficialmente o no tomada con la trascendencia que ha ido adquiriendo, la globalización neoliberal del Imperio capitalista trasnacional que salió triunfante de esa guerra llamada fría, ha ido modificándose vertiginosamente, profundizándose y adquiriendo nuevas características que sus ideólogos han denominado “olas” de la revolución científico-tecnológicas. Ya vamos en la cuarta ola: la de las plataformas robóticas que muy probablemente y debido al atropellado e irresistible desarrollo de las Fuerzas Productivas, mute o se desarrolle más rápido de lo esperado en una tecnología aún más sofisticada. ¿Cuál es el temor?

Si se es revolucionario, se sigue el método fundamentado por Marx y, no se confunde mecánicamente (como hasta ahora se ha hecho) las crisis capitalistas producidas por esas olas tecnológicas con revolución social. Es decir, si ya se acepta que la crisis capitalista por sí sola no derriba el capitalismo trasnacional depredador para poner de acuerdo o armonizar a esas Fuerzas Productivas con las Relaciones de Producción que le corresponden necesariamente; sino que, se requiere obligatoriamente de la conciencia y la praxis trasformadora de los hombres (y obviamente de las mujeres y niños de cualquier sexo, ect) entonces no hay nada que temer, y menos del futuro.

La guerra contra la Historia y contra Marx decretada en 1991 no ha sido ganada por quienes la decretaron. Todo lo contrario, nuevos continentes y pueblos nuevos han sido incorporados violentamente a la globalización neoliberal del imperialismo y nuevas contradicciones han ido aflorando ante nuestros ojos, en este cambio de era.

Sin embargo, y a pesar de haber concluido la llamada guerra fría, seguimos pensando (me autocritico) con las categorías introyectadas durante aquella época y más en Colombia, donde todavía, desde 1946, se libra una Guerra Contrainsurgente, apéndice directo de la guerra fría estadounidense contra el comunismo internacional, y donde sus cruzados, históricamente han basado su pensamiento en la escolástica medieval que oculta las contradicciones materiales y reales, o las nubla bajo la forma de dicotomías. Por ejemplo, oponer el día con la noche: a Santos con Uribe.

Contradictorio es el mundo que está surgiendo y afianzándose a nivel global, y es sobre esta base, la de reconocer las contradicciones materiales para actuar conscientemente sobre ellas como debemos enfrentar las “turbulencias” que el Imperialismo neoliberal y depredador está generando en el mundo o globo actual, pero en especial en nuestro entorno nuestroamericano.

Hay contradicciones muy profundas de forma y contenido entre los grupos que se disputan el gobierno del complejo militar industrial de los EEUU: el grupo Obama- Clinton y el de Donald Trump, más marcadas cuando se trata de la posesión del Patio Trasero de sus negocios. Hay contradicciones ya casi insalvables con otros bloques comerciales que llamaron BRICS y que dificultan la expansión global del Imperio global centralizado. (Toni Negri tampoco estaba tan desenfocado como se le criticó)

Hay contradicciones muy profundas en Europa, entre quienes saben y son conscientes que sin la emigración extra-europea no será posible la supervivencia del capitalismo renano; y entre quienes con argumentos y practicas nazi-fascistas se oponen radicalmente a la “islamización de Europa en curso”. A esto se le llama con el eufemismo de crisis de los refugiados.

Hay contradicciones muy densas y oscuras pero muy reales, en lo que el comandante Raúl Castro, desde la Cuba en lucha contra el bloqueo criminal último vestigio de la guerra fría, llama “la turbulencia del ataque imperial contra Latinoamérica y el Caribe” (05.06.2016) y que ha sido calificado (escolásticamente) por la izquierda como un retroceso, o por la derecha como un avance, cuando lo que hay es una lucha de clases a nivel continental, como parte de la lucha de clases a nivel global entre las fuerzas de lo nuevo en resistencia muy aguda contra las fuerzas de lo antiguo. No de otra manera se entiende el reemplazo que se ha hecho de Cristina en Argentina o se está haciendo a Dilma en Brasil, o lo que viene en Perú, ect, ni el por qué los gobiernos de Bolivia o Ecuador “estén en capilla inmediata” para ser desestabilizados o mejor conducidos por la “ruta blanda” de Argentina y Brasil, la que tampoco ha descartado del todo el llamado “caos militar inducido”.

Tampoco se entendería la contradicción que plantea el gobierno de los EEUU al reiterar un apoyo irrestricto al proceso de paz de Colombia (http://www.noticiasrcn.com/nacional-dialogos-paz/estados-unidos-reitera-apoyo-al-proceso-paz-colombia)

Mientras despliega una inmensa ofensiva de todo tipo, por ejemplo con el “esclavo de las leyes” Almagro, para tener una justificación o legitimación internacional con el fin de intervenir militarmente en Venezuela, la que conducirá necesariamente a una confrontación militar de repercusión irremediable en Colombia; tal y como lo dice una aliada suya, la canciller del gobierno Santos María Ángela Holguín, cuando advierte que un conflicto violento en Venezuela afectaría muy negativamente a Colombia (http://www.rcnradio.com/nacional/canciller-advierte-conflicto-venezuela-colombia-seria-la-mas-afectada/)

Así pues, con lo dicho, retornamos al inicio de este escrito para no solo confirmar sino recordar los dos fundamentos del marxismo que, se pretendieron derrotar filosófica y militarmente en 1991 o que talvez se han ido olvidando: Mientras existan clases sociales la lucha de clases seguirá siendo el motor de la Historia universal. Y, la Violencia política como condensación económica, seguirá siendo una comadrona o partera de una nueva sociedad.

¿No estamos, acaso, asistiendo al parto de una nueva era global? ¿Cuál es el temor?

Fuente Imagen Internet: Cumbre Caribe 05.06/16

 

Paz en Colombia. Guerra en Venezuela

Por Alberto Pinzón Sánchez

Con los añicos de la Unión Soviética en el bolsillo, y la incorporación mediante la llamada guerra del Gofo de 1991, de la región Central del Asia a la globalización general; el filósofo estadounidense Francis Fukuyama, como ruiseñor del complejo militar industrial financiero de su país, le declaró la guerra a la Historia universal con una bien enmascarada formulación anti marxista: “La historia como lucha de ideologías ha terminado con un mundo final basado en una democracia liberal que se ha impuesto (obviamente mediante la guerra) tras el fin de la guerra fría´”.

El centro de la formulación dirigía todo su filo filosófico contra dos de los pilares fundamentales del método materialista de la historia establecido científicamente por Marx y Engels: Uno, el que la historia de la Humanidad es la historia de la lucha de clases, por decirlo en breve, su motor movido por la contradicción social. Y otro, el que la violencia (ojo) no engendra o genera una nueva sociedad, sino que asiste como una partera, como un medio racional, a la sociedad antigua preñada de la nueva sociedad que está por nacer.

Desde la formulación de Fukuyama, criticada superficialmente o no tomada con la trascendencia que ha ido adquiriendo, la globalización neoliberal del Imperio capitalista trasnacional que salió triunfante de esa guerra llamada fría, ha ido modificándose vertiginosamente, profundizándose y adquiriendo nuevas características que sus ideólogos han denominado “olas” de la revolución científico-tecnológicas. Ya vamos en la cuarta ola: la de las plataformas robóticas que muy probablemente y debido al atropellado e irresistible desarrollo de las Fuerzas Productivas, mute o se desarrolle más rápido de lo esperado en una tecnología aún más sofisticada. ¿Cuál es el temor?

Si se es revolucionario, se sigue el método fundamentado por Marx y, no se confunde mecánicamente (como hasta ahora se ha hecho) las crisis capitalistas producidas por esas olas tecnológicas con revolución social. Es decir, si ya se acepta que la crisis capitalista por sí sola no derriba el capitalismo trasnacional depredador para poner de acuerdo o armonizar a esas Fuerzas Productivas con las Relaciones de Producción que le corresponden necesariamente; sino que, se requiere obligatoriamente de la conciencia y la praxis trasformadora de los hombres (y obviamente de las mujeres y niños de cualquier sexo, ect) entonces no hay nada que temer, y menos del futuro.

La guerra contra la Historia y contra Marx decretada en 1991 no ha sido ganada por quienes la decretaron. Todo lo contrario, nuevos continentes y pueblos nuevos han sido incorporados violentamente a la globalización neoliberal del imperialismo y nuevas contradicciones han ido aflorando ante nuestros ojos, en este cambio de era.

Sin embargo, y a pesar de haber concluido la llamada guerra fría, seguimos pensando (me autocritico) con las categorías introyectadas durante aquella época y más en Colombia, donde todavía, desde 1946, se libra una Guerra Contrainsurgente, apéndice directo de la guerra fría estadounidense contra el comunismo internacional, y donde sus cruzados, históricamente han basado su pensamiento en la escolástica medieval que oculta las contradicciones materiales y reales, o las nubla bajo la forma de dicotomías. Por ejemplo, oponer el día con la noche: a Santos con Uribe.

Contradictorio es el mundo que está surgiendo y afianzándose a nivel global, y es sobre esta base, la de reconocer las contradicciones materiales para actuar conscientemente sobre ellas como debemos enfrentar las “turbulencias” que el Imperialismo neoliberal y depredador está generando en el mundo o globo actual, pero en especial en nuestro entorno nuestroamericano.

Hay contradicciones muy profundas de forma y contenido entre los grupos que se disputan el gobierno del complejo militar industrial de los EEUU: el grupo Obama- Clinton y el de Donald Trump, más marcadas cuando se trata de la posesión del Patio Trasero de sus negocios. Hay contradicciones ya casi insalvables con otros bloques comerciales que llamaron BRICS y que dificultan la expansión global del Imperio global centralizado. (Toni Negri tampoco estaba tan desenfocado como se le criticó)

Hay contradicciones muy profundas en Europa, entre quienes saben y son conscientes que sin la emigración extra-europea no será posible la supervivencia del capitalismo renano; y entre quienes con argumentos y practicas nazi-fascistas se oponen radicalmente a la “islamización de Europa en curso”. A esto se le llama con el eufemismo de crisis de los refugiados.

Hay contradicciones muy densas y oscuras pero muy reales, en lo que el comandante Raúl Castro, desde la Cuba en lucha contra el bloqueo criminal último vestigio de la guerra fría, llama “la turbulencia del ataque imperial contra Latinoamérica y el Caribe” (05.06.2016) y que ha sido calificado (escolásticamente) por la izquierda como un retroceso, o por la derecha como un avance, cuando lo que hay es una lucha de clases a nivel continental, como parte de la lucha de clases a nivel global entre las fuerzas de lo nuevo en resistencia muy aguda contra las fuerzas de lo antiguo. No de otra manera se entiende el reemplazo que se ha hecho de Cristina en Argentina o se está haciendo a Dilma en Brasil, o lo que viene en Perú, ect, ni el por qué los gobiernos de Bolivia o Ecuador “estén en capilla inmediata” para ser desestabilizados o mejor conducidos por la “ruta blanda” de Argentina y Brasil, la que tampoco ha descartado del todo el llamado “caos militar inducido”.

Tampoco se entendería la contradicción que plantea el gobierno de los EEUU al reiterar un apoyo irrestricto al proceso de paz de Colombia (http://www.noticiasrcn.com/nacional-dialogos-paz/estados-unidos-reitera-apoyo-al-proceso-paz-colombia)

Mientras despliega una inmensa ofensiva de todo tipo, por ejemplo con el “esclavo de las leyes” Almagro, para tener una justificación o legitimación internacional con el fin de intervenir militarmente en Venezuela, la que conducirá necesariamente a una confrontación militar de repercusión irremediable en Colombia; tal y como lo dice una aliada suya, la canciller del gobierno Santos María Ángela Holguín, cuando advierte que un conflicto violento en Venezuela afectaría muy negativamente a Colombia (http://www.rcnradio.com/nacional/canciller-advierte-conflicto-venezuela-colombia-seria-la-mas-afectada/)

Así pues, con lo dicho, retornamos al inicio de este escrito para no solo confirmar sino recordar los dos fundamentos del marxismo que, se pretendieron derrotar filosófica y militarmente en 1991 o que talvez se han ido olvidando: Mientras existan clases sociales la lucha de clases seguirá siendo el motor de la Historia universal. Y, la Violencia política como condensación económica, seguirá siendo una comadrona o partera de una nueva sociedad.

¿No estamos, acaso, asistiendo al parto de una nueva era global? ¿Cuál es el temor?

Fuente Imagen Internet: Cumbre Caribe 05.06/16