psykisk hälsa utvärdering skalor http://sverigepiller.com/ plan b piller fakta
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 593

Opinion

INGRID BETANCOURT, “La Reine de la Simulation”.

Con las más dramáticas y alarmistas declaraciones y notas de prensa, se desenvolvió la ofensiva mediática previa a la fuga de Ingrid Betancur. La campaña de calamitosos augurios cotidianos, derivados de supuestos tratos crueles de parte de la insurgencia hacia los prisioneros, intensificó su permanencia apuntando a presionar la liberación sin contraprestaciones y a desprestigiar a las FARC, presentándolas como sanguinaria organización inhumana.

Por Alberto Pinzón Sánchez

Foto: Pastrana, Uribe, Santos fuente: la opinión.com.co

Todos los colombianos sabemos de la cerril oposición de Uribe Vélez y sus seguidores al proceso de paz que se desarrolla en la Habana y, casi todos nos preguntamos el por qué. Varias respuestas han sido dadas. La más creíble es la que en el marco de la lucha de clases que se libra encarnizadamente en Colombia, ubica también una contradicción “horizontal” o interna por la hegemonía en la conducción del aparato Estatal, entre dos fracciones de las clases que conforman el bloque oligárquico dominante, instigada a su vez desde los EEUU por los intereses de los dos partidos enfrentados allá: Los republicanos que atizan a Uribe, mientras los demócratas azuzan a Santos.

La guerra sucia de baja intensidad (GSBI) o contrainsurgente anticomunista que se libra actualmente en Colombia, llamada por los Santistas “conflicto interno” y por los Uribistas “amenaza narco-terrorista”, que de ninguna manera es una cuestión de nombre, sino de profundas e históricas connotaciones político económicas sobre la continuidad o no del modelo oligárquico de desarrollo neoliberal de Estado colombiano vigente desde hace 40 años; finalmente ha llegado de manera seria a las alturas oligárquicas donde se debate si es el momento de concluirla, o no.

Decisión trascendental para el pueblo trabajador colombiano que está sometida a su vez a dos premisas geoestratégicas: Una, la de los demócratas gobernantes en los EEUU, quienes consideran que para enfrentar en mejor posición los retos que demanda la crisis de decadencia del Imperio y la amenaza de la “multipolaridad” del sistema capitalista del imperialismo global es necesario hacerse fuerte en su Patio Trasero, para lo cual urge resolver los dos conflictos heredados de la guerra fría pasada: el bloqueo a Cuba y la Guerra Sucia de Baja Intensidad en Colombia, para concentrarse en el proceso Venezolano que si constituye en la actualidad un peligro tanto político (Bolivarismo) como un riesgo económico (oferta abundante de petróleo para el mercado mundial y petróleo para Cuba).

Y otra, la visión enfrentada de los republicanos, quienes desde la cámara de representantes donde dominan, consideran por el contrario que el bloqueo a Cuba, la guerra anticomunista en Colombia y la suculenta Venezuela, no las puede soltar el águila imperial, para no dar muestras de debilidad ante las potencia emergentes retadoras y para no defraudar a los demás países clientes y mafias electorales de Miami que confían en la invencible potencia militar del “tío Tom”. Esta visiones geoestratégicas enfrentadas, actualmente cursan en los procesos políticos de los EEUU.

Así pues que el proceso de paz de la Habana entre el Estado colombiano y las Farc con el fin de finalizar el aspecto armado del conflicto social (al cual se pretende sumar el ELN y los restos del EPL) está cruzado por 4 espadas:

1- La contradicción de la política geoestratégica entre demócratas y republicanos en el seno de la clase dirigente en EEUU.

2- La contradicción histórica indisoluble que ha atado, y actualmente ata aún más, los destinos antiimperialistas y patrióticos de Colombia con los de Venezuela.

3- La contradicción no del todo resuelta entre las dos fracciones Santistas y Uribistas de la clase oligárquica dominante en Colombia.

4- La contradicción política que surge de la confrontación militar en Colombia; es decir la llamada “correlación de fuerzas” en el territorio patrio, que es lo que se ha estado tratando de resolver con la finalización del conflicto y que posiblemente la clase dominante no ha sabido interpretar, cuando las FARC (con una excelente disposición humanitaria) ha decretado una “tregua militar indefinida”, interpretada por los dominantes y sus militares gringófilos (quienes saben de sobra que el conflicto colombiano no tiene solución militar sino política) pero insisten en presentar a la galería pública una derrota militar “inminente” de la insurgencia colombiana y por eso, la triste y desapacible noticia de que la tregua indefinida de las Farc está siendo derrotada o se puede acabar por los continuos ataques militares, cercos de aniquilamiento y provocaciones armadas continuas que las tropas del ministro Pinzón (quien actúa de acuerdo con su jefe Santos) desarrollan todos los días.

Santos enfrascado en la manzanilla electorera, la cual cree es lo fundamental para finiquitar el pleito con su rival Uribe Vélez y, obnubilado con la neblina mental (malintencionada) que le trasmite diariamente en los datos militares su ministro Pinzón; no se ha dado cuenta, todavía, que el fondo de la táctica política de Uribe Vélez consiste en igualarlo en el descredito con Pastrana con el “ni- ni”: Ni derrotó a las Farc. Ni logró finalizar el conflicto, sin importar un bledo lo que siga: después Dios dirá parece ser el Palio de la cruzada Uribista.

De ahí sus virajes sobre lo acordado en la Habana, excluyendo la participación popular y centrando toda en conciliábulos oligárquicos manipulables:

a) No se necesita refrendación a lo pactado en la Habana, todo es cuestión de arreglar un renglón en el preámbulo del acuerdo de los 5 puntos. (Luis Carlos Restrepo, Hernando Gómez Buendía)

b) Hemos recapacitado y ya no vemos la necesidad de hacer una Constituyente, es mejor un “congresito” (Uribe Vélez)

c) La “corraleja” de las fuerzas guerrilleras, apostillada con esta frase del asesor militar de Uribe Vélez Alfredo Rangel y que debe quedar grabada en piedra: “Los crímenes de la guerrilla desaparecen cuando se concentre” ( ver : http://www.caracol.com.co/noticias/actualidad/los-crimenes-de-la-guerrilla-desaparecen-cuando-se-concentre-rangel/20150119/nota/2594623.aspx )

Rómpase la tregua indefinida decretada por las Farc, o continúe; las mayorías progresistas democráticas y el pueblo trabajador colombiano, sabedores de que la Guerra Sucia de Baja Intensidad o contrainsurgente anticomunista que se desarrolla en Colombia desde hace 70 años con la resistencia armada popular que esta ha generado, no tienen solución militar sino política, debemos seguir insistiendo hasta el infinito en la Solución Política del mismo, sin importar los avatares o circunstancias o imponderables que surjan en el desarrollo de las 4 contradicciones antes enumeradas.

Nada ni nadie nos debe hacer cambiar de rumbo estratégico. Esa será la contribución del pueblo trabajador colombiano a la historia continental de “Nuestramérica”, la que se está escribiendo con tanto sudor y sangre desde aquella oscura noche cuando don Cristóbalito Colón con un gorro rojo llegó a Guanahani en tres carabelas hablando idioma ladino, y el Patriarca de García Márquez, confundido y azorado lo vio desde su balcón presidencial.


 

Por Daniel Muneva

Tras un mes de haber sido presentado oficialmente ante el Congreso de la República, el proyecto del Presupuesto General de la Nación (PGN) ha empezado a generar debate. El titulo oficial del documento es “Prioridades sociales para el tiempo de la paz”. El gobierno ha señalado que el proyecto de PGN para 2015 muestra su compromiso con el gasto social en general y con las partidas de víctimas y educación en particular. Esto al mismo tiempo que se mantiene el estricto cumplimiento de los principios de sostenibilidad fiscal. Sin embargo, un análisis independiente del PGN muestra por un lado el afán del gobierno de cumplir con los compromisos clientelistas asumidos durante la reciente campaña presidencial y por el otro su incapacidad de contener las serias presiones fiscales que se han venido acumulando en los últimos años.

Para comprender las razones detrás de los pronunciamientos del gobierno, así como las criticas a este, es necesario desagregar el PGN. De acuerdo al proyecto presentado por el gobierno, el cual aun debe ser tramitado y modificado por el Congreso, el PGN de 2015 alcanza 216 billones de pesos en gastos. De esta cifra, el gasto social alcanza los 116 billones de pesos, o 69,6% del presupuesto (sin incluir deuda) |1| . Este incluye partidas en los renglones de Trabajo y Seguridad Social (61 billones), Educación (24 billones), Salud (22 billones), Agua Potable (3 billones), Vivienda (3 billones) y Cultura (1 billón). Si bien esta cifra representa en términos absolutos el gasto social mas alto de la historia, en términos relativos mantiene estable la misma participación en el presupuesto que se observa desde el año 2010. Este comportamiento obedece a lo que establecen los estatutos presupuestales donde se indica que este componente no puede ver reducida su participación en el presupuesto. En otras palabras, el gobierno esta resaltando de manera pública un supuesto compromiso con el gasto social que en términos técnicos es en realidad una estricta obligación legal.

Con respecto al presupuesto asignado a las víctimas ocurre una situación similar. El Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, ha resaltado que los recursos destinados a posconflicto y víctimas (7 billones) y el sector agrícola (5 billones) representan la cuota inicial de la paz |2| . Sin embargo, en contra de lo que induce a pensar la declaración del Ministro, dichos recursos no representan recursos adicionales a compromisos ya adquiridos con anterioridad por el Gobierno. En el caso de las víctimas, los CONPES 3712 de 2011 y 3726 de 2012 claramente definen los compromisos presupuestales asociados con la implementación de la Ley de Víctimas de 2011. En efecto el CONPES 3712 establece un gasto de 6,3 billones pesos para el 2015. Esta cifra es cercana a la incluida en el proyecto de PGN y cuyo margen de diferencia se debe atribuir no a la generosidad del gobierno sino a incrementos marginales en los costos de la implementación de la Ley de Víctimas que se han venido presentando desde 2012.

Mientras tanto, en el sector agro, el gasto responde a los compromisos asumidos en el pacto agrario de 2013. Los agravantes en este caso responden a 3 elementos inter-relacionados. Primero, a diferencia de las víctimas, el Gobierno no cuenta con un plan de largo plazo para atender las necesidades del campo |3| . Segundo, la falta de dicho plan se traduce en el hecho que la mayoría de los recursos se encuentran destinados a subsidios de corto plazo. Por si mismos, estos no tienen la capacidad de mejorar la competitividad del sector en el largo plazo. Adicionalmente, es necesario recordar que este tipo de programas tienen un carácter fuertemente clientelista que permite entender su popularidad en el Congreso de la República. Tercero, los recursos con los que cuenta el sector también tienen un carácter temporal, toda vez que han, y van a seguir, dependiendo de la continuación del Gravamen a los Movimientos Financieros (GMF). En su conjunto, la incoherencia de la política para el campo colombiano se ve reflejada en que a Julio de 2014, la ejecución de recursos en el sector se encuentra por debajo del promedio del resto del presupuesto |4|. Para 2015 se puede esperar mas de lo mismo, donde a falta de un plan claro de largo plazo es poco probable que se den mejoras reales en la situación del campo colombiano.

Por otra parte, la situación de la cartera de educación es ligeramente diferente. Como bien ha señalado el Gobierno, 2015 representa la primera ocasión en la historia donde el gasto en educación, con un total de 28 billones de pesos, ha superado el gasto en defensa. Teniendo en cuenta las tensiones recientes observadas entre los altos mandos militares y el gobierno con ocasión de los diálogos de paz, esta situación no representa un logro menor que es necesario reconocer. Sin embargo, como ocurre con el sector agrícola, el Gobierno no cuenta con una estrategia para el largo plazo. Tras los malos resultados obtenidos por el país en las pruebas Pisa, no se ha anunciado de manera clara como se puede mejorar la política educativa. Así mismo, a principios de este año el Gobierno comunico su intención de volver a discutir una reforma a la educación superior siguiendo los lineamientos de la polémica Ley 30 de 2011. Como ocurrió en 2011 es de esperar que el retorno a dicha iniciativa produzca un fuerte conflicto con la comunidad universitaria. Es difícil vislumbrar entonces como recursos adicionales pueden solucionar los acuciantes problemas del sector.

Los problemas y contradicciones del PGN se extienden también a las fuentes de su financiamiento. De esta forma, para financiar los 216 billones del presupuesto se requiere de una Ley especial de financiamiento que permita recaudar, de manera adicional a la estructura actual de ingresos del Estado, otros 12,5 billones de pesos. Los recursos adicionales no se requieren porque se haya dado un crecimiento inusitado del PGN. En efecto, el presupuesto de 2015 crece un 6,4% con respecto al presupuesto de 2014. De hecho, dicha cifra incluye un ligero recorte a la inversión con respecto al año anterior, lo cual contradice el mensaje del gobierno de seguir aumentando la inversión. Así mismo la tasa de crecimiento del PGN es inferior a la de presupuestos en años anteriores |5| . Esta cifra también es inferior al crecimiento nominal de la economía en 2015 (8.1%). Como es posible entonces explicar que en un contexto en el cual la economía colombiana esta creciendo cerca a su potencial y donde el gasto crece a un ritmo inferior a la economía se presente un faltante por un monto tan elevado?

La respuesta se encuentra en los problemas generados por la reforma tributaria de 2012 y la reducción en la renta petrolera. La señalada reforma redujo el recaudo efectivo del gobierno con respecto al esquema anterior. Así se explica, como ya se señalo en un articulo anterior |6| , que el Gobierno haya indicado de manera implícita en el Marco Fiscal de Mediano Plazo (MFMP) 2014 su intención de mantener tanto el impuesto al patrimonio como el GMF y aumentar el recaudo en al menos otros 4 billones de pesos a partir de 2015 |7|. Por otra parte, la caída en la producción de petróleo, aunada a la reducción de su precio, están causando serios problemas en términos de financiamiento en el orden de 1 o 2 billones de pesos. En la medida que una parte importante del aumento en el presupuesto destinado a inversión en los últimos años provino de la renta petrolera, la viabilidad de mantener los niveles actuales de inversión sin un aumento significativo del recaudo tributario se presenta como un gran interrogante. De ahí la necesidad de ratificar, en contra de lo que ha señalado el Gobierno, que la reforma tributaria en ciernes es mucho mas significativa de lo que se quiere hacer pensar a la opinión pública.

En este sentido, el Gobierno esta utilizando una estrategia política basada en los incentivos perversos que existen dentro del esquema presupuestal colombiano. De manera especifica esta utilizando promesas de gasto incluidas en el presupuesto para asegurar los votos requeridos para aprobar la reforma tributaria. El mecanismo es relativamente sencillo y se encuentra asociado a la ya mencionada Ley de financiamiento. El gobierno esta incluyendo gastos, asociados a los compromisos adquiridos en la campaña presidencial, para los cuales no cuenta con financiamiento. Para lograrlo, señala al Congreso que a menos que se apruebe la Ley de financiamiento, la cual incluiría la reforma tributaria, no se aprobarian dichas partidas de gasto. De esta forma se crea un incentivo directo para que los parlamentarios aprueben un aumento en el recaudo tributario en términos favorables al Gobierno. Así, este logra cumplir con los compromisos clientelistas que permitieron la reelección y aplaca temporalmente las tensiones fiscales.

Tomada en su conjunto, esta discusión muestra que el Gobierno de Juan Manuel Santos continua con su estrategia de dar prioridad a las tensiones asociadas a sus maniobras políticas en el corto plazo. Esto a costa de proveer una visión clara y coherente de largo plazo para el país. Mientras tanto el tiempo sigue pasando y los problemas en áreas claves como la paz, y los sectores de agricultura, educación, salud, justicia y pensiones se siguen acumulando. Al parecer para este Gobierno, como señalaba Mafalda y como queda reflejado en este presupuesto, lo urgente no deja tiempo para lo importante.

 

Notas

|1| Gasto público social se encuentra definido como ¨aquel cuyo objetivo es la solución de las necesidades básicas insatisfechas de salud, educación, saneamiento ambiental, agua potable, vivienda, y las tendientes al bienestar general y al mejoramiento de la calidad de vida de la población, programados tanto en funcionamiento como en inversión¨¨. Ver, Ministerio de Hacienda de Colombia. (2011). Aspectos Generales del Proceso Presupuestal Colombiano. Visitado Septiembre 02, 2014, en http://www.minhacienda.gov.co/portal/pls/portal/PORTAL.wwsbr_imt_services.GenericView?p_docname=5822818.PDF&p_type=DOC&p_viewservice=VAHWSTH&p_searchstring=

|2| Revista Dinero. (2014, Julio 24). Las cuentas de Cárdenas. Visitado Septiembre 02, 2014 en http://www.dinero.com/edicion-impresa/caratula/articulo/planes-economicos-del-ministro-hacienda-mauricio-cardenas/198875

|3| En enero de 2014 se comisiono a Jose Antonio Ocampo para liderar una ¨Mision Rural¨ con el objetivo de diseñar un plan estratégico para el campo colombiano para los próximos 20 años. Aun no se ha anunciado cuando la mision entregara sus resultados. Ver, Presidencia de la República. (2014). Misión Rural estructurará políticas para el campo colombiano para los próximos 20 años. Visitado Septiembre 03, 2014, en http://wsp.presidencia.gov.co/Prensa/2014/Enero/Paginas/20140127_01-Mision-Rural-estructurara-politicas-para-el-campo-colombiano-para-los-proximos-20-anos.aspx

|4| Ministerio de Hacienda de Colombia. (2014). Informe de Ejecución Presupuestal, Agosto de 2014. Visitado Septiembre 03, 2014, en http://www.minhacienda.gov.co/portal/page/portal/HomeMinhacienda/presupuestogeneraldelanacion/EjecucionEPGN/2014/Acumulado a Julio 2014.pdf

|5| El crecimiento del presupuesto para los años anteriores fue: 2012 (9,5%), 2013 (14,1%), 2014 (7,5%). Ver, Ministerio de Hacienda de Colombia. (2014). Bitácora de Cifras Presupuestales 2000 - 2014. Visitado Septiembre 03, 2014, en http://www.minhacienda.gov.co/HomeMinhacienda/presupuestogeneraldelanacion/cifrasHistoricas

|6| Munevar, D. (2014, Agosto). Reforma Tributaria y Paz en Colombia. Revista Izquierda. Visitado en Septiembre 03 http://www.espaciocritico.com/sites/all/files/izqrd/n0047/izq0047_a05.pdf

|7| La cifra ha sido confirmada de manera independiente por Fedesarrollo. En días recientes señalaron que el faltante, tras extender los impuestos mencionados, es de 5 billones de pesos. Ver, El Tiempo. (2014, Agosto 28). Controversia por presupuesto para 2015. Visitado en Septiembre 03 http://www.espaciocritico.com/sites/all/files/izqrd/n0047/izq0047_a05.pdf

Ignominioso trato a los Pensionados

Ya van 5 años desde que por iniciativa del inefable ministro de Protección Social del pasado gobierno Diego Palacio metió la mano al bolsillo de los pensionados.

Los despojó de una parte importante de su derecho a recibir la mesada completa con los descuentos que se aplican a todos los trabajadores colombianos en Colombia. Obvio que la iniciativa tuvo apoyo responsable - o irresponsable - de todo el Congreso.

Cuando a un trabajador se le descuenta de su salario la cotización para salud se hace en un 4%. Pero está trabajando.

Al pensionado, extrabajador y por haber trabajado, se le priva desde esa fecha de un 8% adicional de la pensión y se le descuenta el 12% de nómina como se hace para los empresarios, dueños del capital, que se lucran en sus negocios de la mano de obra y de la salud del trabajador.

Nadie se explica otra razón de esta alza en la cotización adicional, en un 70% sino como un zarpazo a la condición de adultos mayores. Ellos no están agremiados ni significan una fuerza o masa deliberante para el gobierno.

No hay Congresista ni Partido Político que sientan en carne propia que deban frenar el ansia del gobierno para conseguir más de dos billones por la exacción que resulta de este nuevo recaudo para el fisco.

Ni es justo ni explicable atentar contra una bien ganada pensión después de 20 y más años de trabajo, generalmente baja.

Es pasar por alto el concepto de derechos adquiridos y el de que los niños y adultos mayores deben tener trato preferencial. Y lo que se está haciendo es un acto continuado de discriminación contra los pensionados.

Por otra parte, ante la mirada complaciente del gobierno que le sucedió, sigue realizándose esta ignominiosa operación.

No ha sido obsecuente la conducta del presidente Santos que se comprometió con los pensionados en la campaña para la reelección a abolir este esperpento contra la seguridad social de unos colombianos.

La buena fe fue engañada. Ahora se dice nuevamente que es inconveniente volver al 4% por sostenibilidad fiscal y que se dañan los presupuestos y obras públicas si se regresa al régimen anterior.

Imaginemos

Written by  |  Last modified on Miércoles, 07 Enero 2015 11:37
Read 1363 times | 
Rate this item
(0 votes)

El terror en París: raíces profundas y lejanas

Written by  |  Last modified on Viernes, 09 Enero 2015 10:19
Read 1009 times | 
Rate this item
(0 votes)

Las Guerras Infinitas

Written by  |  Last modified on Viernes, 09 Enero 2015 11:15
Read 1165 times | 
Rate this item
(0 votes)

Justo cuando el Estado Islámico (EIIL) queda expuesto como un falso enemigo de los Estados Unidos ¿un ataque terrorista en París?

Written by  |  Last modified on Domingo, 11 Enero 2015 13:56
Read 1165 times | 
Rate this item
(0 votes)

Página 23 de 23