psykisk hälsa utvärdering skalor http://sverigepiller.com/ plan b piller fakta

Opinion

Por: Miguel Suárez (2015-12-10). Colombia es un país con una fachada de democracia en la cual, sagradamente cada dos años se realizan votaciones donde delincuentes con mucho dinero o sus testaferros, son electo después de algunos fraudes o violaciones a la ley, y para cuidar sus intereses y los la oligarquía, reclamándose todos ellos “gentes de bien”, al frentes de sus aparatos de represión nombran delincuentes igual que ellos.

Casos hay por miles, pero comencemos por recordar la masacre de las bananeras, ya que por estos días se cumple otro aniversario, masacre realizada en diciembre de 1928, por el ejercito de la oligarquía colombiana defendiendo los intereses de Unite Fruit Company, donde según el relato de José Arcadio Segundo, en el libro “Cien Años de soledad”, fueron asesinados unos 3 mil colombianos cuyos cuerpo fueron botados en el mar.

Quien dio la orden de dispara fue el general Carlos Cortés Vargas, comandante de las fuerzas del Magdalena, a quien luego de esta hazaña, el ministro de Guerra de entonces, Ignacio Rengifo, no sólo lo mantuvo en el cargo, sino que posteriormente lo ascendió y nombró comandante de la Policía en Bogotá.

Bueno, como ya llegamos a Bogotá, vamos al grano, otro de estos “Héroes”, es el general Rodolfo Palomino, quien también paso por ese cargo y hoy es el jefe de los delincuentes uniformados al nivel nacional.

Son miles los vídeos que circulan por internet, donde los policías de Palomino, cometen cualquier cantidad de desmanes contra la población, cumpliendo los dictados de la oligarquía, hasta robarse una bolsa con queso.

El General Rodolfo Palomino esta desde hace meses en el ojo del huracán, pero muy seguramente por los servicios prestados a la oligarquía, lo han mantenido en el cargo, pero las amenazas y persecución a la periodista Vicky Dávila, que según el abogado Jaime Lombana, provendrían de la Policía y una columna del periodista Daniel Coronel, le han empeorado la situación colocando de nuevo sobre la mesa la clase de delincuentes que ofician como jefes de la policía y del ejercito de la descompuesta oligarquía colombiana.

Los periodista no solo denunciaron el escándalo de acoso sexual dentro de la Policía, en el que esta enredado Palomino, también denunciaron la creación de una red de prostitución homosexual en la Escuela General Santander de la Policía, también llamada comunidad del anillo, turbios ascensos de generales investigados por casos de falsos positivos y acumulación de fortunas que no guardan relación con los altos salarios por este y sus compinches recibidos.

Pero esto de Palomino, no es de solo solo, eso es clásico en ellos y la oligarquía lo sabe y lo consiente, ya que estos delincuentes son incondicionales a ellos y no representan peligro para sus intereses.

Rodolfo Palomino, le recibió el cargo de jefe de la policía de la oligarquía de manos de José Roberto León, de quien se denuncio maniobras para lograr “condecoraciones” que llevaron a que en un termino de cinco meses recibiera un extra pagos de 120 millones de pesos.

El general “Roberto” ocupo el cargo de director de la Policía Nacional de Colombia nombrado por Juan Manuel Santos en reemplazo de Oscar “coca” Naranjo desde el 12 de junio del 2012.

El general Janio León Riaño, hermano del general “Roberto”, se vio envuelto en el robo de 10 mil millones de pesos que habían sido destinados para el mantenimiento del alojamiento de la Metropolitana de Cartagena.

Aquí es bueno aclarar que el nombre del general “Roberto León Riaño”, coincide con el termino que utilizamos los colombianos para referirnos al robo, “Roberto“, mejor dicho de alguna forma son sinónimos.

Con ese antecedente, Rodolfo Palomino tomo posesión en agosto de 2013 como flamante jefe de los bandidos Uniformados.

Es menester mencionar que el general Rodolfo Palomino tiene mas hermanos en esa lucrativa organización delincuencial, entre otros José Luis Palomino, quien fue señalado en declaraciones conocidas en febrero del 2010, por el narcotraficante Daniel Rendón Herrera, alias 'Don Mario', de ser uno de sus hombre.

Tal parece que todos los generales de la oligarquía colombiana, son “Robertos”, como decimos los colombianos a los que roban.

Una capitana de la Policía que relato al noticiero Noticias Uno, que por denunciar actos de corrupción con el dinero de la alimentación de los cadetes de la escuela de policía ubicada en Vélez, departamento Santander, fue agredida por una sargento, que le reclamó por hablar con los periodistas.

Las irregularidades habrían ocurrido mientras el director de esa escuela era el, Coronel Jorge Evelio Palomino López, hermano del actual director general de la Policía de la oligarquía colombiana, Rodolfo Palomino.

El cuestionado “coronel” fue premiado, como ocurre en toda mafia, en junio del 2013 por el ministrico de guerra, Juan Carlos Pinzón Bueno, con la insignias de Oficial Superior.

El portal “Las 2 Orillas”, publico fotos donde se ven miembros de la banda paramilitar de Alfredo Devia, siendo entrenador por la policía del general Palomino.

Ante la denuncia, el “impoluto” general Palomino, exiguo públicamente una rectificación, cosa que hizo el medio, remarcando que “en la comunicación de esta noche con el general Rodolfo Palomino, este recordó haber conocido al líder de Tercera Fuerza, Alfredo Devia, debido a su asistencia a reuniones en el marco del plan de convivencia de la Secretaria de Gobierno entre tribus urbanas, mientras se desempeñaba como comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá”.

Curioso que entre tanta gente el general recordara especialmente a Devia, quien hay que decir, hacia parte del grupo paramilitar los Rastrojos.

Daniel Coronel en su columna escribió “A Vicky Dávila la están persiguiendo por los escándalos que ha descubierto en la Policía Nacional, pero, sobre todo, por las evidencias que tiene –y que va a empezar a publicar– del descomunal enriquecimiento de unos altos oficiales, entre los que está el señor general Rodolfo Palomino, director de la Policía Nacional de Colombia”.

Y denuncio que el General tenia grande propiedades que no cuadran con sus ingresos como jefe de la policía de la oligarquía colombiana, lo cual fue respondido por Palomino, palabras mas palabras menos diciendo que eran sus ahorros de toda su vida mas el producto de inversiones bien hechas, y como declaro a Caracol Radio debido a “descuentos muy excepcionales” hecho por una empresa muy importante de este país.

A propósito, algo de historia. Recuerdan ustedes al Coronel Luis Mendieta, quien fue hecho prisionero de guerra por las Farc-EP y que liberado nos fue presentado como todo un mártir?.

Jesús Santrich, comandante guerrillero, sobre el escribió “asesino de cuatro suelas, a quien, repito, en sus tiempos de super-policía lo llamaban “La última Lagrima”; sí, como a su camioneta, porque todo el que caía en sus manos debía llorar por última vez antes de ser asesinado y lanzado a un basurero, irremediablemente“.

Por ahora Palomino y su banda se mantiene como si nada, pero se da por descontado que en algunos días renunciara por “el bien de institución” y otro como el llegara al cargo.

Así son los generales de la oligarquía, delincuentes, “robertos” que roban por montones, que maltratan y asesinan hijos de pobres para ganar medallas y ascensos, que trabajan, tal como Santoyo, con los narco-paramilitares o trafican con armas, pero esos si, se reclaman “impolutos” y la oligarquía nos los presenta como “Héroes”, mientras a quienes exigen tierra para los pobres los catalogan como terroristas.

Por Alberto Pinzón Sánchez

Hoy después del 6D, lo sostengo con más fuerza aún: el futuro de Colombia está en Venezuela y viceversa; por dos razones geo-estratégicas simples: Una, porque por un azar hereditario o mejor histórico, ambas nacieron como dos hermanas siamesas pegadas por la columna vertebral que se llama “frontera colombo-venezolana”, mirando cada una para un lado y dándose patadas ( Santander y Páez para destruir el proyecto anfictiónico de Bolívar) y otra, porque bajo esa unión siamesa se encuentra ubicada, esta vez por un azar geológico, una de las bolsas de Petróleo más grande y rica del continente suramericano; materia prima que como todos sabemos, es la fuente energética esencial para mover el actual capitalismo trasnacional globalizado y por lo tanto, convertido en su principal objetivo geoestratégico de rapiña, al encontrarse  ubicado en la “periferia” de la troika capitalista desarrollada y hegemónica actual (USA, Europa, Japón)

Así pues, querámoslo o no, lo que suceda en Venezuela tiene una especial significancia, repercusión y consecuencias serias en Colombia y viceversa. Y este hecho geo-estratégico de mirar como uno solo el llamado “asunto colombo venezolano”; muchas veces pasado por alto en las dirigencias de los procesos populares y soberanos o anti-oligárquicos y antimperialistas de nuestros dos países, pero en cambio, sí muy presente en la dirigencia de quienes elaboran los planes hegemónicos geo-estratégicos y de dominación política o militar Imperialista para nuestro continente.

Y que como siempre, lo han mostrado con gala sus mejores agentes criollos: el venezolano Pedro Carmona Estanga, quien en mayo del 2002 una vez fracasado el golpe militar antichavista obtuvo asilo político y apoyo total en Colombia por parte del gobierno de Pastrana. Y del lado colombiano Uribe Vélez, quien desde el primer día de su gobierno declaró al “castro-chavismo” como un prioritario objetivo político-militar de su administración.

Es un grave error no tener en cuenta la recomendación de Lenin en el “análisis concreto de la situación concreta” de la muy compleja y contradictoria coyuntura venezolana actual, y pasar por alto esta dimensión con su desarrollo histórico, para centrar su análisis como lo hacen algunos, en el asunto puramente electoral de lo sucedido, en donde no hubo ninguna trampa, pues se fue a esa contienda electoral de manera muy advertida y consiente, talvez subestimando al adversario con sus potencialidades y en todo caso, sobre estimando las supuestas virtudes de un llamado “Socialismo” que el Dominicano Narciso Isa Conde llama en su interesante análisis como …..”una mezcla desordenada de post-neoliberalismo, antiimperialismo, nacionalismo, capitalismo privado en gran escala y liberalismo político; obviando las exigencias del tránsito hacia un proyecto de socialista de nuevo tipo: participativo, incluyente, profundamente libertario e integral” ... (Ver análisis completo en http://anncol.eu/mundo/politica-economia/item/2731-venezuela-causas-efectos-y-respuestas-a-un-gran-reves)

De pronto, la lucha de clases que se venía desarrollando con relativa intensidad en Venezuela, después de estas elecciones 6D, ha logrado una nueva cualidad que estaba nublada al haberse descarnado el nudo de contradicciones internas y externas y falencias que se hicieron visibles y evidentes ese día electoral. Finalmente  apareció un contra-poder real, no conformado hasta entonces, fuerte y con gran soporte Internacional o como Lenin llamó en febrero de 1917, un “poder dual” (dvoevlastie) para enfrentar los desarrollos democráticos y populares logrados en estos 17 años de trasformaciones chavistas, que los curtidos y avisados “parlantes” colombianos ya denominaron como un inevitable, estruendoso y ominoso “choque de trenes”, del cual alguien tendrá que salir vencedor (Ver en http://anncol.eu/mundo/politica-economia/item/2727-alerta-pueblo-venezolano)

¿Quién será el vencedor? Muy sencillo: quien al final se quede con el Petróleo, objetivo geoestratégico de la lucha planteada.
En la Rusia zarista en febrero de 1917 los dos poderes enfrentados eran los consejos de obreros y campesinos (soviets) contra el omnímodo Poder del Estado zarista. En la Venezuela de esta noche decembrina de 2015, están la llamada “oposición al chavismo” que a pesar de su heterogeneidad, de todo tipo, ha sabido aglutinarse bajo la batuta, orientación y financiación de los EEUU y su club internacional de ex Presidentes en el movimiento MUD o Mesa de Unidad Democrática, contra el gobierno de Maduro con sus apoyos populares, obreros, campesinos, comunas, círculos bolivarianos, ect, y militares leales que los hay muchos, todos ellos bajo la orientación política del “Polo Patriótico restructurado” con sus diversos partidos que lo conforman.

¿Quién revocará a quién? ¿Habrá una conciliación para detener los trenes antes de que choquen? No se sabe aún. Parece que se ha entrado en una noche de la iguana. Pero lo que sí se sabe es que Venezuela ha entrado en una nueva calidad política en la lucha de clases tanto a nivel interno como Regional, que irremediablemente según sus resultados repercutirá con serias consecuencias en la sociedad colombiana, hermana siamesa inseparable de la venezolana.

¿Tendrán presente este detallito geo-estratégico los dirigentes populares anti oligárquicos y antimperialistas venezolanos, a la hora de dar la consigna de todo el poder a los soviets con la que el 25 de octubre 1917 se desató el nudo contradictorio del poder dual en la Rusia?  En todo caso: Bienvenidos a la noche de la iguana.

Fuente imagen Internet

           

 

Por Alberto Pinzón Sánchez

¿Por qué es tan fácil construir una infinitud de argumentos para “racionalizar” (uso el término en su sentido Freudiano) porqué el pueblo que vive de su trabajo no acepta nuestras propuestas para obligarlo a ser feliz, y en cambio si vota en contra de ellas?

En Venezuela este 6D no ganó ninguna “contrarrevolución”, como patéticamente lo afirmó el presidente Maduro al reconocer el apabullante triunfo electoral de la oposición, sencillamente porque allí no ha habido ninguna revolución y menos socialista, pues el carácter del Estado venezolano con todo su andamiaje de Hegemonía y Coerción (Gramsci) al que le agregaron el mote de Bolivariano como se le agrega un chicle mascado a una mesa, nunca ha dejado de ser capitalista dependiente y trasnacionalizado con toda sus explotaciones obreras y campesinas, y demás lacras y enajenaciones inherentes del sistema.   

Hubo quizás al principio del ascenso al Poder de Hugo Chávez, apoyado por el bravo pueblo que ahora vota en contra de sus continuadores, un cambio en la fracción de la oligarquía gobernante profundamente ejecutora del dogma neoliberal trasnacional gobernante, que fue reemplazada o mejor sustituida en el gobierno por una fracción de clases medias en ascenso, arropada con la bandera tricolor venezolana y que fetichizando la figura del libertador Simón Bolívar o haciendo un culto cuasi religioso y vacío de Él,  pronto el mismo pueblo, con su sentido crítico, empezó a denominar “Boli-burguesía corrupta”.

Fue, como dicen los sociólogos Juan Agulló y Rafael Rico Ríos, “(….) una reacción al recetario neoliberal y a la crisis de legitimidad bipartidista que no solucionaba los problemas de las grandes desigualdades dentro de una sociedad venezolana profundamente fracturada, y, un proyecto político que, desde que Chávez entró en la escena política en 1992, estuvo orientado a superar la dependencia petrolera y el pésimo reparto de su renta (…..)

¿Qué cambió realmente en la sociedad venezolana? Aparentemente hubo muchos cambios supra estructurales que se presentaron como revolucionarios, pero que eran simples acomodos legislativos, posiblemente democráticos y necesarios al desarrollo del capitalismo dependiente y trasnacionalizado, cuya versión venezolana se empezaba a construir; como las leyes de tierras, de pesca, o de hidrocarburos, comunicaciones, o la constitución azul,  ect, y muchos, eso sí muchos, rituales del culto a la imagen anti- colonialista del Libertador Simón Bolívar.

Pero por ejemplo, nunca se construyó una organización política revolucionaria o partido político moderno para llevar a la práctica las aspiraciones revolucionarias del bravo pueblo, con una estructura y una ideología  revolucionaria claras y definidas. Con un programa  realista que pusiera en práctica o fuera más allá de su escritura y formulación retórica y un poder moral como lo pedía el Libertador, para que canalizara la energía anti oligárquica y anti imperialista que empezaba a brotar en la base popular (a la que ahora se recurre como tabla de salvación de último momento).
Sino una montonera o muchedumbre amorfas (quizás parecida a la propuesta de Toni Negri) de múltiples “combos” amorfos o agrupaciones de la más diversa extracción o constitución, pegados con la prebenda del “cash”, sin responsabilidad ante nadie y profundamente comprometidos con los vicios electorales de la antigua oligarquía y con la corrupción imperante a todos los niveles de la sociedad; al que le dieron el nombre de Partido Socialista Unido de Venezuela y que posteriormente, hizo alianzas electorales circunstanciales  con muchas otras fuerzas políticas multiclasistas y diversas al que le dieron el pomposo nombre de  “El Gran Polo Patriótico Simón Bolívar (GPPSB)”, con el que se aceptó la batalla electoral que acaba de pasar.

Pero en el fondo, la estructura económica de la formación social Venezolana siguió siendo, hasta hoy, la misma que había construido la oligarquía y se traía: Venta a los EEUU del Petróleo (energía vital que mueve al capitalismo global y por el cual de ser necesario, como lo está demostrando irá hasta la guerra atómica) y lucha de fracciones burguesas por apoderarse de los dólares y el cash de esa renta, postergando la vieja monserga retórica  de ”sembrar el Petróleo” lanzada por la oligarquía venezolana en la época del “patriarca” Juan Vicente  Gómez. Sin construir una base industrial fuerte y competitiva, o industrializar y desarrollar el campo atrasado, o crear una economía de “servicios” medianamente satisfactoria, o alterar las relaciones de producción capitalista; sino profundización de dependencia financiera y mercantil absoluta al capitalismo trasnacional, al que verbalmente se le declaró la guerra. Lo que planteó una contradicción inédita y hasta insoluble para los marxistas, en su lucha anti imperialista continental.  
 ¿Cómo se puede vivir cotidianamente, mordiéndole la mano todos los días a quien nos da el pan de cada día y de quien se depende hasta de la mantequilla para untar en ese pan?

 El agente liquidador Gorbachov, con la claridad que lo caracterizaba, poco antes de destruir a la URSS lo explicó  con su cinismo habitual… “No me explico como la Unión Soviética es capaz de poner un hombre en la luna, pero al mismo tiempo es incapaz de poner en la mesa de desayuno de cualquier ama de casa rusa, una porción de mantequilla o de mermelada para darle a su  marido y a su prole”….

A raíz de la publicación de mi libro “Bolívar conductor político y militar de la guerra anticolonial” Editorial paso de los Andes. 17 dic 2003, hace exactamente 12 años (leer en  http://es.scribd.com/doc/115656109/Libro-Bolivar-Ultima-Doc-20-Julio-2005)  cuyo argumento básico es mostrar cómo nuestro Padre Libertador Simón Bolívar, con su claridad política característica, a partir de unos cuantos reclutas en Tenerife Colombia; construyó en el lapso de 12 años un ejército popular capaz de derrotar en Ayacucho al invencible y todopoderoso Imperio colonial español, para intentar (no lo dejaron las otras potencias imperiales globales) construir su sueño de una Patria Grande; se generó,  en aquel momento, un debate interesante dentro de los marxistas latinoamericanos sobre esta perspectiva de análisis y estudio de la teoría y la praxis de nuestro Libertador en la lucha  anti imperialista, que por aquella época se iniciaba en el continente latinoamericano.

Pero pronto fue acallada por los “bolivarianos venezolanos” quienes tildaron a la “versión colombiana  de Bolívar como una falsificación guerrerista y extremo. Izquierdista del Libertador”. Una disidencia dentro del culto vacío que ya se iniciaba. Una herejía que había que desechar adornándola con la lectura “democrática” de la biblia, con citas de M. Gandhi y con concejos de pajaritos posados en el hombro del gran conductor.

El portal de ANNCOL donde gentilmente sus directores me han abierto un Blog y donde ocasionalmente escribo opiniones sobre “el bolivianismo de Simón bolívar”, fue declarado enemigo de la revolución bolivariana de Venezuela, a tal punto que su director Joaquín Becerra (.......) “fue detenido por las autoridades “revolucionarias y bolivarianas de Venezuela” cuando arribó al aeropuerto de Caracas el 23 de abril de 2011 para participar en un evento internacional. Desconocieron su pasaporte y nacionalidad sueca por recomendación de JM Santos. Dos días después fue entregado en el mismo aeropuerto a un comando de las Fuerzas Especiales del Ejército Colombiano. Éste arribó a Caracas en avión militar colombiano solo con la misión de llevar Pérez esposado a Bogotá como cualquier capo de la droga.  Ahí comenzó la pesadilla de Pérez, encarcelado y torturado psicológicamente por los guardianes del INPEC en una mazmorra durante tres años y cinco meses en la cárcel de alta seguridad ERON/Picota hasta que la Corte Suprema de Justicia lo absolvió definitivamente como inocentemente.

Este es el momento en que Pérez Becerra espera unas disculpas del gobierno venezolano por tal actuación de ilegalidad en donde ni siquiera fue permitido de encontrarse con el cónsul sueco en Caracas durante los días cuando estaba detenido” (…...) (Ver https://anncol.eu/index.php/colombia/politica-economia/item/2505-cae-montaje-de-la-justicia-colombiana-contra-co-fundador-de-anncol)

De manera que: Venta de Petróleo, dependencia financiera y mercantil del Imperialismo Yanqui al que se combate de palabra diariamente. Estado capitalista, y relaciones de producción de explotación sin modificaciones. Inexistencia de un verdadero partido revolucionario práctico que oriente decididamente las masas. Corrupción desmedida que llegó incluso hasta el círculo cercano del presidente Maduro con el caso de los “narco-sobrinos. Desabastecimiento mercantil y socialismo de mercado negro y paralelo. Inflación descomunal. Culto vacío a la imagen de Simón Bolívar. Clases medias arribistas desabastecidas y desesperadas. Manipulación y desestabilización Imperialista en gran escala con amenazas cotidianas de intervención militar de la VI flota de los EEUU (todos los días Maduro anunciaba un nuevo complot que paradójicamente aumentaba el miedo en las bases populares que no desean una solución así) y peleas con el gobierno de Guyana  británica y con su “nuevo mejor amigo” el vecino colombiano JM Santos; tenían que producir un resultado electoral como el producido este 6 de diciembre.

Pero no todo es negativo. También hay que reconocer  los aspectos positivos de un fenómeno político tan impactante como el llamado “Chavismo venezolano”:

En primer lugar se debe plantear que gran viraje de las masas latinoamericanas en contra del  dogma neoliberal trasnacional y la hegemonía estadounidense dominante, no hubiera sido posible sin la eclosión rebelde iniciada por Hugo Chávez en Venezuela en 1992. La diplomacia  integracionista latinoamericana impulsada por Chávez  mostró que si puede ser posible una Patria Grande latinoamericana sin la hegemonía de los EEUU.
En segundo lugar se debe destacar su desinteresado y solidario apoyo dado por Chávez a la revolución Cubana.
En tercer lugar se debe resaltar el apoyo diplomático fundamental  y práctico de Chávez a la Solución Política del conflicto social y armado de Colombia.

En cuarto lugar la contribución decidida al debate sobre el papel de la teoría y la praxis de nuestro padre Libertador Simón Bolívar en el continente latinoamericano y caribeño, en su lucha ya centenaria contra la hegemonía imperialista de los EEUU.

Y por último, la reivindicación del Socialismo como teoría y praxis liberadora de la humanidad y su siembra fructífera, no solo en la conciencia de las masas trabajadoras venezolanas, sino en la conciencia revolucionaria de miles de trabajadores latinoamericanos y caribeños por un futuro mejor.

De entender estos elementos contradictorios reales de la coyuntura (análisis concreto de la situación concreta) y de su superación crítica y autocrítica, depende el curso de los acontecimientos por venir en la Región.  
Fuente Imagen Internet

Por Alberto Pinzón Sánchez

Según los relatos dramáticos y los videos trasmitidos sobre el “soponcio” o desmayo sufrido por el Vicepresidente Vargas Lleras el 02.12.2015, en Floridablanca Santander y que fuera diagnosticado en su clínica particular Ardila Lule por el oftalmólogo Virgilio Galvis, ex ministro de salud de Pastrana Arango, como una “crisis convulsiva asociado a una lesioncita estructural antigua y benigna cerebral, que no significa peligro si deja de fumar”, provoca varios comentarios, tanto médicos como políticos.

En los varios videos que sobre el episodio se han mostrado, el Vicepresidente está “echando” un discurso político a sus simpatizantes, da unos pasos fuera de la tarima con el micrófono en la mano Izquierda cerca a la boca, hace una inspiración forzada para tomar aire, da unos pasos más, se lleva la mano derecha a la región precordial para hacerse presión, y luego apneico, con la boca muy abierta, alza las manos y es rodeado por una serie de ayudantes cercanos. Enseguida, la visión es difícil, se alcanza a ver tendido en el suelo donde lo auxilian, pero no se le ve convulsionando. Finalmente ya consiente, lo llevan sostenido de las axilas caminando hasta la ambulancia que lo conduce a la clínica Ardila Lule, dotada generosamente durante el ministerio de salud de su fundador.

Allí, al parecer, lo primero que descartan es una lesión cardiaca y después de una rigurosa y larga observación, emiten el confuso diagnostico neurológico arriba citado, oscurecido aún más por las reservas y secretos que ha impuesto el personaje “público” para que se conozcan sus varias dolencias “privadas” que en su caso no deberían serlo.

Descartada (?) la dolencia cardiaca, los colombianos tienen derecho a saber si su vicepresidente (elegido por ellos para que remplace al presidente en ausencia o enfermedad) tiene una lesión neurológica epiléptica o no, o de qué tipo. Si el nódulo que recientemente le sacaron del cuello y cuya constitución histológica se desconoce (no se sabe de cual órgano, ni si es benigno o maligno y si tiene alguna conexión con el episodio actual) O también, como lo confirma algún columnista de la prensa oficial, si el Vicepresidente Vargas Lleras es un “vicioso”, o adicto a la nicotina, o al alcohol, o….ect; (ver en http://www.elespectador.com/opinion/los-vicios-del-vice

Diagnostico que sería entonces de la especialidad neuro-psiquiátrica y que explicaría su “compulsividad” e irascibilidad. Una enfermedad neuro psiquiátrica, cerró el camino a la presidencia de la república a Antanas Mokus, a quien en esa campaña presidencial Uribe Vélez comparándolo cruelmente con “Míster ED, el caballo que habla”, dijo que era un “caballo discapacitado”.

Pero más que preocuparnos el aspecto público de las enfermedades de un hombre público, a quien deseamos buena salud, nos parece importante resaltar el artículo político militar de Gustavo Duncan (una persona muy bien “dateada” por la Inteligencia Militar de Colombia) publicado El Tiempo. 18.11.2015 y titulado premonitoriamente una “Ruptura Anunciada”; en donde el columnista fija la hoja de ruta futura o mejor, el plan político-militar “aniquilación de las Farc”, cuyo libreto deberá cumplir el Vicepresidente Vargas Lleras de la siguiente manera:

(…….) “A diferencia de Santos, que esperó a ser elegido presidente para distanciarse de su antecesor, Vargas Lleras ha comenzado este proceso desde antes de las elecciones. El distanciamiento no es un capricho, ni se debe a la soberbia de Vargas Lleras. Hay razones pragmáticas e ideológicas.

En las próximas elecciones, los colombianos van a elegir al presidente del posconflicto. Será la persona que ejecutará lo que se acuerde en La Habana, manejará la política y la economía para insertar a las Farc en la institucionalidad y liderará el proceso de justicia transicional. Y mientras Santos ha dado muestras de una posición conciliadora, una posición apenas lógica de la parte del establecimiento que negocia, Vargas Lleras poco ha dejado ver su posición sobre el asunto.

Por los precedentes se sabe que su postura será dura en relación con lo acordado. Y no solo porque Vargas Lleras mantiene una posición radical contra la guerrilla, sino porque muy seguramente los votantes en las próximas elecciones presidenciales así lo pedirán. La gente apoya una paz negociada, pero rechaza las concesiones que se les hagan a las Farc.

Tiene sentido para Vargas Lleras, entonces, guardar silencio y no comprometerse abiertamente con la paz de Santos, de modo que cuando comience la campaña pueda desmarcarse de las concesiones normales de un proceso. De hecho, si por alguna circunstancia improbable no hay acuerdo, Vargas Lleras tendrá margen para mostrarse como el candidato de la fase final de la guerra, la de la aniquilación de las Farc (……) (Ver articulo completo en http://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/ruptura-anunciada-gustavo-duncan-columna-el-tiempo/16435010)

Esto si es verdaderamente inquietante, porque si el Vicepresidente Vargas Lleras le hace caso al oculista exministro Virgilio Galvis, deja de fumar y supera las otras adicciones, pues el futuro de Colombia entonces será el que deba ir a cuidados intensivos.

¡Qué paradoja tan terrible nos ha resultado: Que la salud futura de Colombia dependa de los vicios de una persona y sus efectos en su “lesionadito” cerebro!

Lapidarium: Solo recordarles a los compañeros argentinos, venezolanos y, a los brasileños que hacen cola, aquel famoso verso del poeta alemán Heine que tanto gustaba a Marx: “Quien quiera combatir a Roma, debe ser inmune a todos los venenos”.

Fuente Imagen Internet.

 

 

 

Por: Miguel Suárez (2015-12-05), Como cada año por este tiempo, se repite el rito, o la pantomima por parte del congreso de la oligarquía colombiana, para el ascenso al grado de general de oficiales de las Fuerzas Armadas de la oligarquía colombiana.

El rito a tenido algunos tropiezos, debido a los recientes escándalos donde generales ascendidos luego se descubre luego, a pesar de alto grado de impunidad y de trabas y amenazas para denunciar, que tenían un pasado criminal impresionante y que así y todo ocuparon altos cargos en el gobierno.

Pero, aunque pareciese que esta vez los ascendidos serán “honorables”, las señas muestran que no y que todo es circo para aparentar un proceso exigente, donde no se cuelen bandidos como el general “papero“, el “panelero” Santoyo, los Palominos, cuyas fortunas no cuadran con sus salarios, el general Moral Rangel, de quien se dice era el verdadero jefe de los paramilitares, mencionado además en el asesinato de Jaime Garzón, etc, etc, solo fue eso, una pantomima.

Se cuenta que a cada senador le fueron entregados los prontuarios de al menos cuatro candidatos, pero que la senador Ivan Cepeda, no le entregaron nada, mostrando desde un comienzo en rumbo torcido de los ascenso.

También se dice que los prontuarios de los futuros generales, fue entregado prácticamente sobre el tiempo, talvez buscando que las fechorías de estos delincuentes uniformados no fuesen suficientemente investigadas por los “honorables” senadores, que siendo productos del mismo medio, no se preocuparían por investigar ya que ellos también están untados.

El senador del Polo Democrático Alternativo, Iván Cepeda Castro, anunció su voto negativo para el ascenso de al menos cinco de dichos delincuentes uniformados.

Se trata del General de la Policía Luis Martínez Guzmán, señalado de tener vínculos con paramilitares y narcotraficantes, del Mayor General del Ejército Marco Lino Tamayo contra quien cursa una investigación por obstaculizar investigaciones sobre el asesinato de hijos de pobres, o falsos positivos, del Brigadier General Mauricio Zúñiga, involucrado en la Operación Andrómeda, donde se espiaba ilegalmente a los colombianos y hasta al gobierno, del Coronel Luis García a quien se le acusa por asesinatos a sangre fría y del Coronel Sergio Andrés Garzón por su participación en la masacre de Santodomingo, por ellos cometida en 1998.

Aparte de las denuncias hechas por Cepeda y otro medios, se sabe que al senado llego una denuncia hecha por un ciudadano contra General Luis Martínez y de que incluso la DEA lo tenia en lista ya que el General Santoyo lo había delatado.

A pesar de todo todo esto, la gran mayoría de los “Honorables”, se mostraron dispuestos a ascender a los delincuentes uniformados, tal fue el caso del senador y bien “honrable” Jimmy Chamorro, quien siguiendo los manuales de costumbre, desacredito las denuncias.

Hay que mencionar que Chamorro prácticamente repitió las palabras del ministro de guerra Luis Carlos Villegas, quien hablando del caso del general Luis Martínez, aseguro además que Estados Unidos esta adelantando averiguaciones para comprobar si los señalamientos contra Martínez tenían algún fundamento.

Así, este miércoles 2 de diciembre (2015) se realizó la votación para el ascenso de los “honorables” 39 oficiales de las fuerzas militares y de Policía; luego de un sorpresivo anuncio de aplazamiento ya que según dijeron, deberían los padres de la patria, analizar nueva información incluso proveniente de fuentes de otros países.

La “nueva información” seria la espera del pronunciamiento del imperio, los que mandan en Colombia y los que han impuesto la doctrina de la seguridad Nacional, en la que han amaestrado a esos animales que ahora son generales para aterrorizar al pueblo.

Aunque aquí la atención se ha centrado en cinco de estos delincuentes uniformados, no se debe pensar que los otros 34, están libres de pecado ya que todos ellos han pasado por la escuelas de adiestramiento de los Estados Unidos, donde se fabrica fieras de presa que sacian su sed de sangre con el pueblo colombiano.

Son innumerables las historias sobre los delito contra el pueblo cometidos por estos animales, que ahora son llamado generales, allí tenemos el caso del General Moral Rangel, flamante comisionado de la oligarquía en los diálogos de la Habana quien a sido relacionado con el asesinato del humoritas Jaime Garzón y por allí anda, como si nada diciendo que ellos defienden la democracia y la soberanía.

De Mora, quien fue comandante de las Fuerzas Militares en 1999, el 15 de agosto de 1999, dos días después de muerto Garzón, el entonces periodista y hoy vicepresidente Francisco Santos escribió: “A Jaime Garzón lo mató la extrema derecha militar (…) apunta con toda claridad a ese sector radical que todavía existe en las Fuerzas armadas”.

Y es que a “general” no llega cualquiera, ya que como mencione antes, esos hombres deben pasar por varios curso y pruebas de su lealtad a la oligarquía y ante todo al imperio, cursos de donde salen bien amaestrados para dirigir o cometer los crímenes mas horrendos contra el inerme pueblo colombiano, a quien les han metido en la cabeza, son el enemigo.

Además de perros de presa, en esa escuelas y cursos les enseñan la doble moral del imperio y la oligarquía, donde sin el menor asomo de vergüenza, aparentan ser inocentes de las acusaciones a pesar de las evidencias en su contra, en un comportamiento que deja en pañales a sicópatas con el tal “monstruo de los mangones”.

Un caso de generales ascendido por los honorables senadores y que gráfica bien lo dicho, es el del general Mario Montoya y su participación en la masacre de Bojayá.

Es bien sabido que durante unas tres semanas los paramilitares asolaron este pueblo ante la complicidad de este hombre, que siendo comandante de la brigada militar de zona no movió un dedo para proteger al pueblo y que luego las masacre, cuando los guerrilleros sacaron a los paramilitares, este llego, haciendose filmar llorando con el zapato de un niño en su mano.

Años después de la masacre, en el año 2010, en un informe de la Comisión de Reparación y Reconciliación, sobre la masacre de Bojayá, se presento un vídeo que permanecía inédito, cuyas imágenes muestran al general Mario Montoya, entonces comandante de Brigada, compartiendo con los paramilitares que cometieron la masacre.

Ese criminal, del que hoy se dice organizo la masacre, por eso la consintió, que luego haciendose el inocente fue al sitio fingiendo dolor ante los asesinatos, fue ascendido en un rito similar al de hoy, donde de nuevo se ascenderán a connotados criminales de guerra.

Ejemplo de estos sicópatas hay por cientos, casi tantos como generales ha tenido el ejercito de la oligarquía, quienes están detrás de los grupos paramilitares y sus cientos de masacres al pueblo indefenso y tras los asesinatos de hombres como Jaime Pardo Leal, Bernardo Jaramillo y hasta del conservador Álvaro Gomez.

Y es que los ascensos representan para los militares, el reconocimiento por parte de la oligarquía por los servicios prestados, que significa además un gran incrementos en los ingresos de los ahora, “honorable generales”.

Ese rito del ascenso a generales se ha repetido muchas veces, siendo casi todos los ascendido, criminales de guerra.

Ricardo Ferrer Espinosa - @ferr_es

 

 EE UU salvó a mandos nazis de los juicios de Nuremberg. En 1945, Estados Unidos protegió a criminales de guerra, porque serían útiles en la confrontación que se iniciaba con la URSS. [1] Poco después se creó la CIA con modelos  nazis; es decir, quien decía combatir el fascismo terminó asimilando sus métodos. La CIA se fortalece a tal punto que altera las decisiones militares de Estados Unidos. Fruto de esa contradicción, luego del desastre en Playa Girón (Bahía Cochinos), es asesinado el presidente John F. Kennedy.  

Durante los años siguientes, Estados Unidos continuó sus derivas y contradicciones:

EE UU entrenó a los fundamentalistas musulmanes en Afganistán. En 1978 los socialistas llegaron al poder en Afganistán. Como es habitual, ese modelo de sociedad produjo reacciones alérgicas en “Occidente”.

La lógica de “El enemigo de mi enemigo es mi amigo”, se coló de nuevo en los cerebros militares de EE UU. Algún genio de la estrategia urdió la idea de armar a cada  grupo Muyahidín (Yihadistas) [2] y a los Talibán [3]. Poco importó a Occidente que los fanáticos  coartaban derechos civiles, impedían la reforma agraria, prohibían la educación femenina y traficaban con opio. Ante la presencia de EE UU en las fronteras, los soviéticos invadieron Afganistán. La llamada “guerra de Afganistán (1978 –1992) [4], fue otro escenario de la guerra fría.

Para derrotar a los rusos, la CIA armó, entrenó y alimentó a los fundamentalistas islámicos afganos y árabes. Entre ellos, a Osama Ben laden. Ya sabemos los resultados.

- La guerra de Irak y las compañías militares privadas. Desde 2003 la guerra en Irak se desarrolla bajo el nuevo modelo de mercenarios en la primera línea de combate. Como botín,  Estados Unidos y Europa  extraen ilegalmente el petróleo. Se trata de una victoria pírrica porque Irak ya no es gobernable. Nadie garantiza que mañana “Occidente” pueda seguir bombeando petróleo, porque cada milicia tiene lealtades oscilantes. El problema es que Irak nunca olvida y menos el asesinato masivo de civiles a manos de los soldados y mercenarios pagados por EE UU.

La intervención en Libia: En 2011, la OTAN arrasa Libia. Dado que “El enemigo de mi enemigo es mi amigo” los genios militares de Europa y USA armaron prolijamente a grupos cercanos a los Hermanos Musulmanes (Egipto), a fracciones de ideología wahabí (Arabia Saudí) y a Yihadistas reconocidos. Las milicias y la prensa europea celebraron el asesinato de Omar Gadafy.  En medio del caos, funciona como un reloj el saqueo del petróleo libio hacia occidente.

A un año de este experimento, los mismos grupos que había armado la OTAN quemaron la embajada de los Estados Unidos y a su embajador.  Hoy Libia sigue en guerra civil.

- La primavera árabe

Desde 2010, diferentes pueblos árabes y musulmanes reclaman democracia y libertad. En Africa  y Asia Menor, EE UU mueve hilos, defiende a unos gobiernos y derroca otros. Como resultado de esa “diplomacia” hoy vemos la explosión del yihadismo más radical.

Las muertes no preocupaban mucho porque ocurrían lejos de Europa, pero la primavera árabe, hoy marchita,  se cuestiona cuando estallan los tiros y las bombas en París.

- EE UU y Europa apoyan al gobierno de Erdogán en Turquía. Mientras el Califato o Estado islámico crece, Turquía le compra petróleo y lo revende en el mercado internacional. Recep Tayyip Erdogan recibe dinero a manos llenas de Occidente mientras masacra poblaciones kurdas y omite proteger a las minorías. De nuevo EE UU toma como aliado al personaje discutible, voluble, que mañana estará matando a sus compatriotas.  La deriva suicida de Estados Unidos  hoy es más evidente que nunca.

[1] EE.UU. protegió a criminales de guerra nazis, confirman archivos de CIA http://www.dw.com/es/eeuu-protegi%C3%B3-a-criminales-de-guerra-nazis-confirman-archivos-de-cia/a-6326914
[2] Muyahidín (pl. muyahidines) En un contexto islámico, la «persona que hace la yihad», es decir, «alguien que lucha por su fe». /
[3] Talibán: En idioma pashtún «estudiantes»; Singular: Talib.
[4] Guerra de Afganistán 1978 – 1992)  https://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_de_Afganist%C3%A1n_%281978-1992%29

Por Alberto Pinzón Sánchez

Cuenta algún profesor anglosajón de historia que vino a sustentar de una manera más funcional la historia oficial predominante en Colombia, que en la época de la regeneración conservadora (1886-1902) uno de los requisitos para llegar al Poder y ejercerlo, además de ser blanco, leguleyo, godo camandulero, hacendado sabanero o comerciante cartagenero; era ser versificador ingenioso o gramático letrado.

Daban a la plebe sometida, como explicaciones de sus actuaciones oficiales un verso. Por ejemplo, para explicar la espantosa matazón entre peones macheteros liberales y conservadores que denominaron “guerra de los mil días”, el gramático presidente Marroquín acuñó este simpático versito: “Por las velas, el pan y el chocolate, yo combato, tu combates, él combate”. Toda una guerra de cien mil muertos “para pulir un verso” como dijo el otro versificador presidente, Guillermo Valencia.

Como muchos de ellos eran profesores de derecho en la universidad católica del Rosario en Bogotá, para definir, en aquel entonces, el inmoral pecado sexual del estupro y sus alumnos no lo olvidaran, acuñaron en forma de adagio este versito ingenioso e inmortal (igual que el ¡Oh gloria inmarcesible, Oh Jubilo inmortal!) que también ha pasado de boca en boca, hasta nuestros días: “Prometer para meter, y después de haber metido, no cumplir lo prometido”.

La verdad es que el versito más que una nemotecnia o recordatorio de una definición de un delito sexual inexistente hoy día, era un colorido retrato de sus propias mañas de gobernantes. De la gramática de su Poder demagógico. De sus fullerías. [Fullería: De fullero.1. f. Trampa y engaño que se comete en el juego. 2. f. Astucia, cautela y arte con que se pretende engañar. Diccionario de la lengua española. http://dle.rae.es/?id=IaF23uP]

Y uso deliberadamente esta palabra para designar las trampas en los juegos de azar, muy usada en mi bella Provincia natal, retratada también con esta aguda y popular guabina: “Oh Vélez, tierra hermosa de dulces mieles y turrones, llena de Arizas, Olartes y Pinzones, todos fulleros, tahúres y, ladrones”.

Hoy, a pocos meses de lograr un acuerdo entre el Estado Colombiano y la Insurgencia de las FARC-EP, estamos ante una verdadera fullería que pretende hacernos de manera irresponsable nuestro compulsivo tahúr gobernante, para dejar en el aire lo acordado y pasarlo de taquito al próximo presidente (¿Vargas Lleras?) con el fin de que lo invalide totalmente. Claro eso sí, ya con las FARC caídas en la trampa y desarmadas, supremo objetivo estratégico del actual Bloque de Poder Contrainsurgente dominante (BPCi)

El Punto 6 del Acuerdo para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera”, firmado el 26 de agosto de 2012 en la Habana. Cuba, punto de referencia obligatoria dice (en lo pertinente) textualmente así:

(…….) “6. Implementación, verificación y refrendación

La firma del Acuerdo Final da inicio a la implementación de todos los puntos acordados.

  1. Mecanismos de implementación y verificación
  1. Sistema de implementación, dándole especial importancia a las regiones
  2. Comisiones de Seguimiento y verificación
  3. Mecanismos de resolución de diferencias.

Estos mecanismos tendrán capacidad y poder de ejecución y estarán conformados por representantes de las partes y de la sociedad según el caso.

  1. Acompañamiento internacional
  2. Cronograma
  3. Presupuesto
  4. Herramientas de difusión y comunicación
  5. Mecanismo de refrendación de los acuerdos” (…….)

(https://www.mesadeconversaciones.com.co/sites/default/files/AcuerdoGeneralTerminacionConflicto.pdf)

He subrayado el sub numeral 6, porque es taxativo, claro y se basa en la argumentación lógica que se viene enumerado y que para el caso habla de “las partes y de la sociedad según el caso”.

¿Cuál es la fullería que pretende montar la gobernanza del Presidente JM Santos, con todo ese bochinche innecesario sobre un Plebiscito (citar la Plebe) no vinculante que como dijo el comandante Pastor Alape “se trata de un aplauso o una rechifla”; cuando lo que está en juego (y esto no es un asunto de interpretación) es que el “mecanismo” para refrendar el acuerdo final debe ser “conformado por las partes y por la sociedad según el caso” y además, que permita que lo acordado tenga carácter constitucional y garantías permanentes y definitivas para ambas partes y no quede sujeto al capricho o veleidad del nuevo gobernante de turno?

¿Es acaso la terminación del conflicto interno y el futuro de Colombia un asunto así de provisional y baladí, que se pueda des-hacer según el capricho o mejor, según los intereses corporativos del nuevo personaje que llegue a la casa de Nariño?

Realmente creo que este asunto de la constitucionalidad del acuerdo final (no del plebiscito inane o la leyes temporales que pueda dictar el gobierno Santos) sino la incorporación de lo acordado por ambas partes como texto en la Constitución colombiana, debe ser una línea roja de la sociedad colombiana que espera impaciente y de manera honesta (sin fullerías) la terminación de esta cruel e interminable guerra contrainsurgente.

En Colombia ya no es el tiempo para prometer, meter, sacar y no cumplir. Esa ingenuidad ha quedado definitivamente como un chascarrillo chusco sobre las mañas y resabios de esa aristocracia mojigata e hipócrita, que nos ha gobernado tan malamente durante tanto tiempo, y nada tiene que ver con la realidad actual.

La sociedad colombiana movilizada debe exigir que se cumpla lo firmado en el acuerdo general para la terminación del conflicto: ¡“Las partes y la sociedad según el caso” y con blindaje constitucional!. Eso solo es posible con una Asamblea Nacional Constituyente popular, amplia, democrática y participativa, como la propuesta por numerosas organizaciones sociales y de la Movilización Social. ¡Ahí no caben fullerías!

Imagen Internet

Por Alberto Pinzón Sánchez

Algo se ha avanzado en Colombia en el destape del “oligopolio mediatico contrainsurgente”, con todo su almácigo de politólogos, analistas, opinólogos, violentólogos, pazólogos y “spin doctors sexis” (tipo Natalia Tocarruncho Springer, o Alfonso Cuellar) con sus formas de guerra psicológica y sentimental, cultural, literaria, jurídica, religiosa y hasta de las llamadas redes sociales, conque a diario intoxican el espectro mediatico y noticioso colombiano y complementan la acción de dominio y hegemonía contrainsurgente imperante en el país desde hace 6 décadas. Lo que me lleva a la descripción más simple, contundente e insuperable para definir el Estado dada por Gramsci cuando escribió: “Estado= Hegemonía+ Coerción”.

Pero en ese avance positivo, también a buena hora, ha surgido una pléyade de analistas críticos “alternativos” y hasta antagónicos (me incluyo) quienes tratamos de encontrar algunas pistas o elementos críticos objetivos de la cruel lucha de clases que se ha librado en Colombia durante todos estos terribles años bajo el nombre de ”conflicto social y armado interno”, para aportarlos al Pueblo Trabajador con la finalidad de que pueda ir desbrozando el intrincado y complejo camino hacia una Colombia en Paz con democracia, justicia social y soberanía, es decir hacia una nueva Colombia.

Sin embargo, este pequeño proceso de esclarecimiento tampoco es unilineal, ni siempre feliz. Hay diversos matices, intereses y múltiples grados de comprensión de la realidad objetiva a la hora de realizar el leninista “análisis concreto de la situación concreta” de Colombia que dificultan y traban el caminado.

La primera y gran limitación es el peso de la centenaria tradición parroquial y pre-moderna dominante que durante siglos ha obligado a los intelectuales críticos (ojo digo críticos) colombianos a no ver más allá de los límites de su parroquia. A no analizar objetivamente (a pesar de los siglos que lleva el proceso de globalización capitalista descrito en 1848 en el Manifiesto Comunista) a no analizar, o mejor, a ignorar la inserción de nuestro país en el mundo capitalista moderno.

A rechazar la modernidad capitalista mirándose el ombligo, centrando todo en espulgar hasta el hartazgo los elementos internos del acontecer social sin encontrar su conexión global que lo sobre determina. Por eso la genialidad de García Márquez para superar tal asfixia, fue embellecer su parroquia para volverla global o mundial al extremo de que nadie en ningún lugar del mundo se sienta ajeno en Macondo.

Y como un ejemplo de tal parroquialismo, hoy varios “intelectuales críticos” colombianos analizan el llamado del Presidente Santos a un “plebiscito” para refrendar los acuerdos que surjan en el proceso de paz de la Habana, como un asunto puramente de reglas electorales que el terror Uribista puede ganar y, ¿si eso sucede, oh, quien podrá defendernos?

No entienden o velan el hecho de que al firmarse los acuerdos de la Habana, se ingresa definitivamente o se entra de manera plena en un Proceso de Transición Social y Política, que tímidamente ya se está anunciando, hacia una nueva situación social abierta en disputa, que nadie puede controlar cien por ciento (ojo, digo nadie) ni el Bloque de Poder Contrainsurgente (BPCi) con sus 10 ruedas dentadas (incluida la Oligarquía con todas sus fracciones en disputa de Santos, AUV o Vargas Lleras y el eje de acero de los EEUU sobre las que giran), ni las Insurgencias, ni el Pueblo Trabajador dominado e inmovilizado en la “gesta” electoral, y que solo se definirá con la movilización social y popular. Por esto no era descabellado decir hace unos años que la llave de la paz no estaba en el bolsillo de JM Santos, sino en las manos del Pueblo movilizado.

Y este control o seguridad es el que JM Santos está tratando de asegurar y blindar mediante un Plebiscito, es decir unas elecciones cuyos procedimientos él y su clase social conocen a las mil maravillas, para evitar la Participación y Movilización Popular activa y protagónica en dicho proceso de refrendación en una Asamblea Constituyente Amplia, Popular y Democrática, al dársele voz y voto para definir su futuro a los sindicatos, las organizaciones indígenas, campesinas, de negritudes, artesanales y de género, ect, como la que proponen las FARC. Todo menos un utópico “consenso”, pensado por algún maoísta caucano trasnochado.

Es decir, estamos ante la reafirmación de la vieja-nueva concepción oligárquica de “enfrentar” elecciones contra movilización y participación popular: He ahí el meollo del asunto de la Transición actual en Colombia:

El Bloque de Poder Contrainsurgente (BPCi) quiere mantener y prolongar intactos sus mecanismos de Hegemonía, Olvido Histórico, Pactos de Silencio y ocultamiento de la Verdad + obviamente los mecanismos de Coerción y fuerza física oficial y paraoficial; contra los intentos populares y democráticos por avanzar en un proceso social y político hacia una paz democrática con justicia social, antagónica del neo liberalismo autoritario y militarista imperante.

El segundo aspecto objetivo que se vela o ignora es, el carácter de la actual crisis capitalista global o mundial en la cual, quiérase o no, está inmersa la economía colombiana, y se está resolviendo mediante la Guerra (con mayúscula), las emigraciones bíblicas hacia el paraíso centro-europeo y una nueva configuración territorial entre la triada de potencias capitalistas actuales (EEUU+Europa+Japon) y las potencias capitalistas emergentes que piden un lugar sobre la tierra para explotar como Rusia, China, Brasil, Irán o Suráfrica, y que en nuestro país ha puesto al descubierto la misma paradoja que señalaba el jefe Falangista Laureano Gómez en la crisis de 1930: Paz en Colombia pero, guerra, guerra en Venezuela y en el alejado mundo Musulmán.

De manera pues que lo que se está definiendo con el mecanismo de refrendación propuesto por JM Santos con un Plebiscito, no es como lo dice el augur Liberal Hernando Gómez Buen día (El Espectador 28.11.2015) un asunto truculento de odio y rechazo a las Farc, tan largamente cultivado por los contrainsurgentes, sino un asunto social, económico, político e ideológico más complejo y dinámico de lo que se piensa y que tiene que ver con el futuro de nuestro país dentro del mundo globalizado, y, en Crisis.

Fuente imagen Internet

 

-Memorias de Prisión-

Por: Liliany Obando[1]

Hoy, en el Día Internacional de la No Violencia contra las Mujeres es una buena oportunidad para visibilizar a aquellas mujeres que por razones de la exclusión, la discriminación, la subordinación, y la pobreza transgredieron la ley y  hoy se encuentran privadas de la libertad.  E igualmente para reconocer y acercarnos a la realidad de las cientos de prisioneras políticas en razón de su lucha, armada o legal, pero criminalizada, contra un sistema y Estado oprobiosos.

I

Ternura. Guayasamìn

Habían transcurrido pocos días desde mi arribo al patio seis de la reclusión de mujeres  “el Buen Pastor” -pabellón en el que se confina a las prisioneras políticas- cuando fui reasignada de celda al segundo tramo (piso). Yo no entendía lo que acontecía y fue mi compañera de celda quien me explicó que al estar recién llegada, el nivel de seguridad que ameritaba, a criterio de la guardia, era mayor. 

Mi nueva compañera de celda no era otra prisionera política sino una presa social[2].  Me llamó la atención de entrada el por qué ella se encontraba entre nosotras y no dudé en preguntarle.

A medida que me contaba su historia y con el paso de los días al conocernos un poco más y empezar a construir  lazos afectivos me sentí más identificada con su vivencia que a lo largo sería la vivencia compartida por la mayoría de nosotras.

Sol[3], era como muchas de las mujeres recluidas, una mujer joven y una madre cabeza de familia.[4] Al momento de ser detenida ella estudiaba educación pre escolar y a la vez tenía un esposo al que ayudaba a trabajar y un pequeño hijo. 

Cierto día, tras una acalorada riña familiar, su hermano terminó herido de muerte con un cuchillo que ella empuñaba.  Allí empezó toda su tragedia.  Ella era conducida a la prisión de mujeres y luego fue condenada a más de 15 años de cárcel.

Su familia le dio la espalda y en sus primeros tiempos de prisión  sólo su esposo e hijo la visitaban.  Durante una de las visitas conyugales, ella quedó embarazada y tuvo una niña[5].  En ese momento se encontraba en un pabellón de presas sociales donde algunas de las madres con hijos e hijas menores de tres años pueden convivir con sus madres en intramuros y ella logró que le dieran uno de esos escasos cupos.

Pero como ocurre con mucha frecuencia en el caso de las mujeres que afrontan privación de la libertad, Sol fue abandonada por la única persona que estaba a su lado, su compañero y padre de su hijo e hija[6].  Sol quedó completamente sola viviendo la realidad de una larga condena.  Pero el abandono de su compañero también significó el empezar a asumir el papel de madre cabeza de familia, pues sus dos menores también fueron abandonados a su suerte mientras su ex compañero sucumbía en el mundo de las drogas. 

Sol tuvo que vivir el inconmensurable dolor de entregar a su primer hijo a una fundación[7] para que velara por él mientras estaba en prisión, al tiempo, compartía con su hija los pocos años que permite el sistema carcelario.  Aún recuerdo a Sol contándome con las lágrimas asomadas a sus ojos, cómo añoraba la llegada del fin de mes para poder recibir la visita de su pequeño ausente – en cierta forma también preso – en una fundación que tampoco le brindaba el mejor cuidado.  Sol me contaba cómo le dolía recibir a su niño con su cabeza invadida por los piojos y no poder hacer nada más que colmarlo de amor los breves instantes que podía compartir con él mes a mes.

Todas estas vivencias de quiebre llevaron a Sol a tomar un peor camino hasta tocar fondo.  Se dejó arrastrar al consumo de las drogas[8] y aprendió a robar[9] para poder sostener su adicción.  Ella me describía cómo pasaba sus días en una celda oscura cual el “cartucho”[10]donde las mujeres consumidoras se perdían miserablemente. Sólo fue el inmenso amor por sus pequeños hijo e hija las que la sacaron de ese abismo. 

Una vez su hija cumplió los tres años, con el corazón desgarrado nuevamente Sol tuvo que  entregarla a una fundación mientras buscaba afanosamente a alguna persona amiga que se hiciera a cargo de sus dos hijo e hija.  No era fácil, su cautiverio sería largo.  Finalmente parientes de su ex esposo quienes vivían en un lugar remoto  le tendieron una mano, pero dado su nivel de pobreza sólo podían hacerse cargo de su niño mayor.  Así que ellos mismos buscaron a una señora amiga que aceptó cuidar a su pequeña hija.  Separados así nuevamente hermana y hermano esperaban a que algún día su madre pudiera reunirse con ellos y recibir de ella  finalmente todo el amor y cuidados despojados por las circunstancias.  Ese era también el mayor sueño para Sol mientras llevaba a cuestas el día a día de un penoso y largo encierro.

Fue por ellos, me decía, que haciendo un gran esfuerzo personal, pues nunca recibió un tratamiento terapéutico de parte de la prisión, que se propuso salir del mundo de la droga y la delincuencia en que había caído.  Por eso me decía, le pidió a la guardia[11] que la sacaran del patio en el que se encontraba y la ubicaran en el patio de las guerrilleras[12].  Aunque había escuchado que -allí era más difícil por el aislamiento que ellas vivían, pero también había oído que era “un buen patio”- refiriéndose al comportamiento de las prisioneras políticas, en el que no se cometen delitos ni se consume drogas.

Así fue como terminé compartiendo celda con Sol y conmoviéndome cada día con su infinito amor por su hija e hijo, sintiéndome profundamente identificada con ese sentimiento en mi propia vivencia.

 Día a día vi a Sol, ya libre de drogas y de otros vicios, rebuscándose no sólo su sustento sino que más afanosamente luchaba por conseguir algo para hacerles llegar a sus hijos, a quienes no veía hacía años porque se encontraban a kilómetros de distancia y bajo custodia de personas humildes que no contaban con los recursos económicos para traerlos de visita de cuando en vez.

Sol hacía todo tipo de trabajos como limpiar baños, hacer aseos, calentar comidas, lavar ropa, cualquier cosa con tal de recibir un pago de las propias internas ante la inexistencia de un trabajo remunerado por parte del INPEC.  Con el dinero que recibía por su trabajo[13], compraba en el expendio algunos dulces y artículos de aseo.[14] También la vi recogiendo afanosamente de entre los mejores alimentos: panes, frutas, embutidos, que a veces algunas internas dejaban de la comida de la “rancha”[15]. Cuando ya tenía un paquete listo nos pedía a sus compañeras de patio que le colaboráramos con la ayuda de nuestros familiares o amigos que nos visitaban para enviar vía correo su pequeño aporte a la manutención de sus pequeños.

Una madrugada cualquiera Sol fue trasladada sin ninguna explicación de la guardia, junto con otras de mis compañeras presas políticas a la Tramacúa, en Valledupar[16], luego tras una lucha de las internas confinadas en la única torre destinada a las mujeres en tan infernal prisión, fue Sol traslada junto con la casi  una centena más de mujeres que estaban con ella, al establecimiento penitenciario y carcelario de Cúcuta.  Lo supe porque tuve la pequeña fortuna de recibir una carta suya en la que me contaba de sus nuevas experiencias en esas cárceles al tiempo que me adjuntaba como regalo un diminuto bordado con la imagen del Ché Guevara y mi nombre al lado, obsequio que aún conservo con especial cariño.  Ella lo bordó especialmente para mí porque estando entre nosotras las prisioneras políticas entendió que el Ché era un importante referente revolucionario.

Después de eso no volví a saber de Sol y esa es una gran pérdida que aún cargo.  Aspiro a que haya finalmente logrado su libertad condicional y esté reunida como era su sueño con su hija e hijo, aunque lo dudo por la larga condena que afrontaba.  Por eso hoy escribo de memoria este pedazo de su historia como un homenaje a ella y a las miles de mujeres que como ella también hacen su propio ejercicio de resistencia, no ya desde una postura política, sino desde su propia existencia.

Aunque las mujeres no nos definimos como tales por ser madres, esta es una realidad de a puño que vivimos una inmensa mayoría.  Realidad que se hace más difícil si consideramos que un gran número asumimos solas la jefatura de nuestras familias en medio de la discriminación, subordinación, exclusión y falta de oportunidades en razón de ser MUJERES.   

II

Hoy nos encontramos con un esperanzador escenario de conversaciones de paz entre el gobierno y la guerrilla de las FARC, y ante un posible inicio de conversaciones de paz con el ELN. Hoy muchas colombianas y colombianos vemos con esperanza esta nueva oportunidad de cerrar de forma negociada y definitiva este reciente capítulo de una guerra que ha afectado especial y sensiblemente a miles de mujeres, jóvenes y niñas.

También vemos con espíritu positivo que en el marco de esas  conversaciones de paz, por primera vez exista una Sub-comisión de Género, que pretende en primer lugar reconocer el papel de las mujeres de forma diferencial y plantear políticas transversales con perspectiva de género en la implementación de los acuerdos pactados por las partes en La Habana en el escenario de construcción de paz.

Igualmente vemos con optimismo la firma de un acuerdo en materia de justicia que se materializaría a través de un Sistema Integral de Justicia, Verdad, Reparación y No Repetición que pondría en un lugar central a las víctimas del conflicto interno, la mayoría de ellas mujeres, jóvenes y niñas.

Sería deseable por lo tanto que en el marco de ese Sistema, existieran como han existido en otras experiencias Tribunales Especiales para las Mujeres en el que las violencias sufridas por las mujeres, jóvenes y niñas en el marco del conflicto interno puedan ser tramitadas integral y efectivamente por personal idóneo y con una sólida formación en justicia de género[17].

Igual de importante es que a la hora de nuevos gestos humanitarios, las mujeres prisioneras políticas, algunas de ellas lisiadas de guerra y aquellas con graves enfermedades también sean amnistiadas y/o indultadas y visibilizadas positivamente, no como delincuentes.

Pero no menos importante sería, y dada la invisibilidad con la que las mujeres privadas de la libertad  en general han sido tratadas, que el gobierno nacional haga un gesto de voluntad política, antes de la firma de un acuerdo final y saque a las niñas y niños de las cárceles pero con sus madres, porque no se trata de perder un derecho ganado por las mujeres privadas de la libertad que tienen hoy a sus pequeños (as) con ellas.  Sino de empezar a abrir las puertas a formas de justicia alternativas. No es deseable que miles de mujeres, transgresoras algunas por motivos de pobreza y otras en su calidad de prisioneras políticas sean nuevamente excluidas, estigmatizadas y re victimizadas.

Es hora de que se empiece a dar aplicación en serio a leyes ganadas por muchas mujeres, de que se haga efectiva una verdadera Justicia de Género[18] que le ofrezca alternativas distintas a la prisión a las mujeres cabeza de familia, muchas de ellas prisioneras políticas para que miles de niñas y niños, esas nuevas generaciones no terminen arrastrados con sus madres a la pesadilla de la prisión y por esa vía vean conculcados sus más elementales derechos. 

Es hora de que el Estado colombiano y gran parte de la sociedad entiendan que no es con la creación de nuevos delitos y más penas y más cárcel cómo se supera la violencia y la delincuencia.  Es con la generación de oportunidades, con la inclusión, con justicia social con perspectiva de género como nuestro pueblo podrá dejar atrás las secuelas de una cruenta guerra, para que nuestras mujeres, jóvenes y niñas no sean sometidas nunca más a las diferentes formas de violencia en razón de  su ser femenino.

Es hora de que se abran las rejas  y que  las mujeres le apostemos y aportemos a la construcción activa, con nuestra participación directa y sin subordinaciones,  de un nuevo país en paz y con justicia social.

Noviembre 25 de 2015.

Por Alberto Pinzón Sánchez / Una vez pasadas las elecciones regionales del pasado 25 octubre en Colombia, ha surgido una nueva pugna o contradicción entre las fracciones de la clase dentro del Bloque de Poder Dominante, que viene a sumarse a la vieja rivalidad entre las fracciones lideradas por Uribe Vélez y la liderada por JM Santos.

Y no es una “pugna burocrática” como aparentemente quiere mostrarla la falsimedia contrainsurgente entre…. “el Partido Liberal  que obtuvo 18 senadores  contra 9 de Cambio Radical, y 40 representantes contra 18, es decir, es poco más del doble”…. sino una pugna “de intereses” por el manejo de la chequera”, de los enormes fondos económicos y las millonarias inversiones que generará el llamado “post-conflicto”, lo que ha incitado la insaciable la avaricia de Cesar (OEA) Gaviria y sus aliados Liberales, enfrentado directamente con una codicia aún mayor del Vicepresidente Vargas Lleras y su grupo. ¡Que mezquindad tan típica de la oligarquía colombiana!: No han matado la lechona y ya se la están repartiendo.

El aperturista y neoliberal Cesar Gaviria, antiguo secretario de OEA y línea directa con los grandes  inversionistas financieros de Wall Street y obviamente con el gobierno de Washington, además de ganarse el apoyo irrestricto de Serpa Uribe en la jefatura del Partido Liberal, ha sabido tejer con la astucia y claridad que lo caracterizan, una red de válidos suyos en los puestos claves de la asignación y ejecución de dineros estatales (chequera) que bien merece comentar:

Primero, impuso al depresivo y colérico De la Calle como plenipotenciario en los diálogos de paz de la Habana. Luego, impuso al ignaro supino de su hijo Simón, quien no había leído al sr Ortega y mucho menos al sr Gasset, en uno de los cargos más esenciales para la adjudicación de recursos del Estado como es la dirección del Departamento Nacional de Planeación. En seguida, logró imponer al “charmant” Pardo Rueda, uno de sus ayudantes más confiable como candidato del Partido Liberal a la alcaldía de Bogotá, y una vez acreditado con los votos obtenidos, lo hizo nombrar por JM Santos como “superministro del post-conflicto”.

Y a renglón seguido, hizo renunciar a su “secretario privado del 91” de la jugosa gerencia de la aerolínea AVIANCA, para que se convirtiera en el “Impulsador Oficial” del Plebiscito por la paz que JM Santos y De la Calle están tratando de imponer en la mesa de Paz de la Habana para sepultar la legitima aspiración Democrática y Popular de una Asamblea Nacional Constituyente al final del proceso  de la Habana por una paz democrática con justicia social y soberanía.

Por su parte el sargento Vargas Lleras, antigua ficha del militarismo recalcitrante y guerrerista, también muy conocido por sus estrechos vínculos con el sector oligárquico dedicado a la especulación con la propiedad raíz, la construcción de vivienda y megaproyectos de infraestructura, los “casa-tenientes” y terratenientes urbanos; así mismo ha sabido utilizar su cargo de Vicepresidente de la república para mantenerse alejado del proceso de paz, pero ganando posiciones en el aparato estatal, incluso sin importarle la legalidad como en la Guajira, hasta convertirse en un serio aspirante a la dirección completa del Estado del Post-conflicto y obviamente, amenazar las ambiciones del grupo Gaviria- Serpa Uribe, y ahí, está la nueva dinámica de la lucha política en las alturas del Poder dominante en Colombia.

Mientras en su conjunto, el Bloque de Poder Contrainsurgente (BPCi) continua su doble táctica de presionar los diálogos en la Habana para meter el gol del  “último minuto”, pero continuando la interminable Guerra Contrainsurgente y Paramilitar contra la Movilización Social y Popular dentro de Colombia (Ver completa la importante denuncia en:  http://www.colombiainforma.info/politica/seccion-politica/2903-analisis-avances-en-la-habana-y-represion-al-movimiento-social-dos-patas-de-la-misma-estrategia-gubernamental

Así pues que, no es un simple “malestar del Liberalismo afeitado” con el “Vargas Llerismo” y el “Santismo” al margen del “Uribismo”, por un injusto reparto burocrático como lo dicen los jefes Liberales y lo presenta la falsimedia contrainsurgente, sino una fuerte pugna política subterránea bastante bien ocultada que muy probablemente y de seguro tendrá nuevos e importantes desarrollos, a condición de que el movimiento social y popular continúe su Movilización Amplia y Democrática por una Paz democrática con justicia social y soberanía.
Lo que no se lucha, no se consigue. Argentina lo acaba de demostrar.      


Imagen: Fabio Villegas, Rafael Pardo y Humberto de la Calle. Fuente las dos orillas. com