psykisk hälsa utvärdering skalor http://sverigepiller.com/ plan b piller fakta

Opinion

Por Alberto Pinzón Sánchez

Caco, chanchullo, cacorro, puyador, caficho, bujarrón, redondo, eran hasta hace pocas vulgaridades colombianas, es decir las usaba el vulgo, pero a partir de la actualización del diccionario universal del idioma castellano, han sido incorporadas plenamente a nuestro inmenso léxico, con sus fuertes, pero precisos significados.

En Colombia, donde la realidad desborda hasta el lenguaje cotidiano, nos hemos quedado sin palabras para describir la pavorosa podredumbre institucional que apesta a todo el país, pues todas aquellas palabras arriba enumeradas, se dan entremezcladas y de manera simultánea en el momento actual de des-legitimación que atraviesa el régimen de dominación, explotación neoliberal y despojo oligárquico-Imperial que intenta salvar desesperadamente JM Santos con sus “perradas y fullerías”.

El flamante defensor del Pueblo, le muestra persistentemente su pene a su secretaría, para amenazarla con “puyarla”, cual si fuera arma de guerra. Tiene que renunciar por que su partido Liberal de gobierno, ante el escándalo público, le quita el respaldo burocrático.

Según lo informan tímidamente algunos medios que no pudieron tapar más el asunto; el ”machote general”, jefe de la Policía Nacional no es solo caco, también cacorro, bujarrón y caficho, en una red de prostitución homosexual o comunidad del anillo, en la escuela militar de cadetes, cuyo enlace o caficho, con altos políticos civiles y parlamentarios era (hasta ayer) el flamante viceministro del Interior, ciudadano muy prestigioso en el partido político del presidente de la República (la U) que dirige el dechado de Roy Barreras, y está casado con una mujer (hay que reconocerlo) con dos hijos pequeños pero que resultó redondo. Los borrosos límites entre su vida privada, su vida pública y su doble vida, han sido defendidos airadamente por su jefe político en la revista Semana y, conqué argumentos (¡Ay, la revista Semana!).

El monumental chanchullo de 12 millones de millones de pesos (4 mil millones de dólares) de la refinería de Cartagena o Reficar, donde reconocidos cacos de cuello blanco de la perfumada burocracia oficial, no solo de este gobierno sino de varios anteriores, se enbolsillaron cínicamente la increíble cantidad de 12 millones de millones de pesos (4 mil millones de dólares) y sobre el cual la gran prensa oficial ha montado una gigantesca operación de desinformación y oscuridad, con la matriz de que “todos somos responsables para que no aparezca ninguno”; es algo que no tiene explicación ni justificación posibles.

El tapabocas del senador Claudia López, los sapos por tragar de cierta periodista de garganta profunda que escribe en El Tiempo (femenina también hay que decirlo pues la “a” final no significa ya nada en la confusión colombiana) y el extraño silencio de la Iglesia católica nacional ante tal podredumbre, es algo que engruesa la manta que la cobija.

Y mientras el régimen de dominación, que desde hace tantos años oprime y explota al Pueblo Trabajador colombiano, profundamente corrompido por tantos años de guerra contrainsurgente se desfleca en girones de carne gangrenada y fétida; su presidente y director máximo JM Santos absorto, indeciso o pasmado, como si “tal podredumbre no existiera”, continúa maniobrando con sus viejas jugarretas o perradas intentando salvarlo; en lugar de apresurarse a tenderle una rama de olivo al ELN , a concluir los acuerdos de la Habana, y, a convocar una Constituyente Democrática y de masas que re-legitime junto con la movilización social, todo lo que está desmoralizado, corrompido, gangrenado y des-legitimado.

Por el contrario, insiste en la polarización del adefesio del Plebiscito, y amenazante le grita al ELN que lo someterá con todo el peso de la Ley-legítima.

Cuál Ley preguntamos: ¿La de Palomino, o, la de la dupla chanchullera de Montealegre- Springer?

Fuente Imagen Internet

A propósito de la visita de delegados de Paz de las Farc-Ep a La Guajira

12 de marzo, Paro Cívico Nacional debe servir para la denuncia internacional

Por Eliécer Jiménez Julio, Ginebra, Suiza.

La pataleta del gobierno colombiano con Santos a la cabeza y la alharaca de los medios de comunicación y periodistas al servicio del Estado por la reciente visita a la población de Conejo en el Municipio de Fonseca, Dpto. de La Guajira al norte de Colombia, por parte de varios de los lideres insurgentes de la delegación de Paz de las FARC-EP con el fin de hacer pedagogía sobre el proceso de paz con su propia tropa y la población civil donde este grupo insurgente tiene influencia, es solo una muestra más de la forma como el gobierno tiene secuestrado y además manipulado todo lo que en La Habana, Cuba, se viene discutiendo, acordando y de paso evitar que la insurgencia dé a conocer sus puntos de vista o interactúe con la población u organizaciones o dirigentes colombianos que tienen ideas o propuestas para ser expuestas en la mesa de dialogo.

Pero escándalo y criticas deben hacer esos grandes medios de comunicación y explicaciones de fondo y de peso deben dar el presidente Santos, el alto gobierno y el gobierno regional de La Guajira no solo al pueblo colombiano sino a la comunidad internacional por la continua muerte de hambre y desnutrición de miles de niños en su mayoría de la etnia wayuu, para no mencionar los pueblos originarios Kogi, Sánha, Kankuama e Ika, de la sierra nevada de Santa Marta, en ese mismo territorio guajiro o gran alarma y titulares deben hacerse por la forma inverosímil como se vienen desviando y secando arroyos y afluentes fluviales en esa tierra desértica, olvidada y carcomida por la corrupción de los gobiernos nacional y regional para favorecer los intereses del Cerrejón.(1)

Que los líderes y comandantes de las Farc-Ep Iván, Joaquín, Jesús, etc hayan hecho ese acto de pedagogía de paz con sus guerrilleros, con eucaristía a cargo del padre Alexander Torres y que diversas organizaciones civiles, sociales y políticas así como gente del común hayan aprovechado y acudido voluntariamente para expresar su apoyo al proceso de dialogo y al mismo tiempo escuchar e intercambiar opiniones con los delegados de la comisión de paz ha sido normal y un acto de valentía de parte de dichas organizaciones sociales y líderes ya que es una muestra más que la paz no le pertenece a los encopetados sino al pueblo sufrido , muerto de hambre y necesidades que ha sufrido la guerra y explotación impuesta por la oligarquía colombiana de la mano del gobierno norteamericano con los militares y narco -paramilitares para acallar la inconformidad de ese pueblo luchador.

El hecho que la comunidad, las organizaciones políticas y sociales hayan acudido en masa a la población de Conejo a participar en este acto demuestra una vez más que pueblo si está interesado en apoyar el proceso mismo y conocer lo que en La Habana se está cocinando y como es que se van a implementar y ellos la comunidad participar en esos acuerdos y es lógico que deseen saber si les afecta o les beneficia, ya que solo se sabe y conoce lo que el gobierno de Santos y los medios y periodistas a su servicio quieren que se sepa y a su acomodo.

La comunidad internacional no se escandaliza ni se preocupa porque los miembros de la comisión de paz de las Farc-ep hagan pedagogía de paz en donde lo puedan y les dejen hacer o donde la misma población civil se interese en saber del proceso, no, ya que al fin de al cabo los que organizan, van y participan lo hacen de manera voluntaria y no por la fuerza de las armas.

A la comunidad internacional lo que le preocupa es la forma como se siguen muriendo de hambre, desnutrición y enfermedades curables centenares de niños que lloran hambre y que por condiciones de la naturaleza de la región y la irresponsabilidad de sus gobernantes tanto con sus gobernados así como el manejo inadecuado del medio ambiente y de los mismos recursos económicos que por millones de dólares dejan las regalías por la explotación del carbón, gas, sal etc. se las vienen robando las mafias de los gobiernos nacionales y departamentales.(2)

Esos mismos dirigentes de la derecha colombiana y esos grandes medios de comunicación que hoy se rasgan las vestiduras y chillan histéricos porque vieron unos cuantos guerrilleros armados acompañando a sus líderes de la delegación de paz allí en La Guajira como parte de sus esquemas de seguridad,(3) deberían entender que hasta el momento la insurgencia de las Farc-Ep no ha pactado y afortunadamente menos, entregado sus útiles de guerra y combate y que por lo tanto hasta tanto si es que eso se da un día, ellos la insurgencia en este caso las Farc-Ep como grupo insurgente que dialoga de tú a tú con el gobierno colombiano están en su legítimo derecho otorgado por el derecho a la rebelión de portarlas, así se este grupo insurgente haya declarado y esté cumpliendo cien por ciento con el cese de fuego unilateral.

Al Ministro de la cartera política Juan Fernando Cristo quien habla de humillación del grupo insurgente por su presencia en la población de Conejo, debería callarse y darle pena ya que desde La Guajira misma la comunidad le grita a voz en cuello que humillación es la que los gobiernos de turno tanto nacionales y departamental vienen haciéndole a este pueblo humilde y trabajador cuando en los últimos años se han muerto de desnutrición, hambre y sed más de cinco mil niños y lo peor es que la cifra no para ya que los trapos para la diarrea de la corrupción no alcanzan.

Escándalo sin razón ni peso porque organizaciones sociales y políticas que apoyan el proceso de paz o los mismos insurgentes hayan difundido publicidad referente a la necesidad de una asamblea nacional constituyente? Es una muestra más de la mordaza al pensamiento y la divulgación de propuestas e ideas diferentes a la del gobierno colombiano.

Eso para no pasar por alto las amenazas contra todas las personas que por estos días quieran ir a La Habana a hablar de paz, flaco favor le hacen estas amenazas al proceso de dialogo ya que lo que se está dando es un efecto contrario, entre más se intente de parte del gobierno aislar a los dirigentes de la delegación de paz de las Farc-ep o entre más se intente secuestrar el proceso o imponer el gobierno sus criterios a la fuerza de las leyes o de las amenazas o de las armas con el terrorismo de estado, más fuerte será la reacción del pueblo colombiano históricamente curtido en luchas y repleto de coraje para afrontar la pelea en cualquier forma y terreno que sea necesaria.

Lo preocupante de ese escándalo, estigmatización y macartización que se está tejiendo en las redes sociales y en los medios de comunicación adictos al gobierno(4) aupados por la derecha colombiana, contra los dirigentes y las organizaciones políticas y sociales de izquierda y democráticas que vienen apoyando los diálogos de paz y reclamando una asamblea nacional constituyente, nos hacen recordar lo sucedido con la Unión Patriótica en su época señalándoles que todo el que este apoyando los diálogos o que puedan participar de ese torrente organizativo de carácter político y social que pueda surgir de un post-acuerdo se ha convertido en insurgente, terrorista y enemigo del Estado y se le aplica la famosa teoría de la seguridad nacional y que por lo tanto debe ser perseguido, encarcelado, asesinado etc.

Muy seguramente la insurgencia de las Farc-ep lo saben y están preparándose para afrontar el post-acuerdo en este aspecto de protección y defensa de sus cuadros y dirigentes a fin de evitar que pase lo mismo que con la UP, pero desde ya el pueblo colombiano y la comunidad internacional debe estar atenta y abrir los ojos, denunciar y desenmascarar a los directos responsables intelectuales y materiales de posibles ataques que contra los integrantes de dicha organización o los aliados políticos y sociales defensores de la paz que puedan ser objeto de amenazas, ataques etc. .

Por eso el Paro Cívico Nacional convocado por centenares de organizaciones políticas, sindicales, sociales, comunales etc. que se llevará a cabo el próximo 17 de marzo en todo el país, además de ser una voz de protesta debe convertirse en una gran movilización popular en las calles, que recorra desde La Guajira hasta el Amazonas reclamando reivindicaciones para el pueblo sufrido, hambriento, destechado, oprimido, debe ser en un acto de apoyo al proceso de paz pero con acuerdos con justicia social para los más necesitados y que reclame del gobierno más participación directa del pueblo en los diálogos y se apropie de los mismos.

Es tarea del pueblo durante el paro, denunciar los escándalos de la Policía Nacional, tomada por organizaciones criminales mafiosas, con negocios como el contrabando, extorsiones, corrupción, narcotráfico, asesinatos, espionaje, proxenetismo, paramilitarismo etc. Es tarea reclamar la puesta en libertad de más de 10 mil prisioneros políticos y de guerra, como es tarea apropiarse de una Constituyente por la Paz, porque al fin de al cabo es el pueblo el dueño de una paz pero con justicia social, muy diferente a la paz de los sepulcros y las mazmorras que nos quiere imponer la derecha colombiana, el imperialismo, las multinacionales y el mismo Santos con su doble juego hipócrita de torcerle el cuello a las organizaciones insurgentes y al pueblo con una mano pero con la otra abrirle las puertas a las grandes multinacionales y capital extranjero para que termine de robarse lo poco que queda de nuestras riquezas.

  1. https://www.youtube.com/watch?v=Q4EHX29vX2M
  2. https://www.youtube.com/watch?v=_b_WAlFcvHc
  3. https://www.youtube.com/watch?v=o99bTAqFWIs
  4. http://caracol.com.co/radio/2016/02/19/nacional/1455844882_826541.html#

Cuando se cierra al cerco en contra de la reacción fundamentalista armada en Siria, el régimen de Ankara, que los ha patrocinado generosamente durante un lustro de carnicería, comienza a ponerse nervioso. Se les está acabando el juego desde la irrupción con fuerza de las guerrillas kurdas del YPG en contra del Estado Islámico, desde la intervención rusa y la participación decidida de milicias de Hizbullah en la lucha en contra de esa abigarrada alianza de oportunistas y fundamentalistas en armas que no buscan sino derrocar a Assad y acabar con las milicias kurdas. Por eso han procedido a intensificar sus bombardeos en contra de los kurdos que operan en el norte del país, a la vez que dan cada vez síntomas más claros de buscar una intervención directa en el conflicto sirio, para alargar la vida a una aventura militar criminal que no ha logrado sino traer dolor y muerte.

Acá se terminan de caer las caretas. La OTAN, representada por el Estado turco, lleva dos días bombardeando despiadadamente a las milicias kurdas del YPG que avanzan al norte de Aleppo hacia las ciudades de A'zaz y Tal Rifaat[1]. Los bombardeos, que han matado al menos a 23 civiles[2], se han centrado en la base aérea de Menagh, conquistada el 2013 por una coalición de "rebeldes", entre los cuales participaba Al-Qaeda (el frente Al-Nusra) y otros que después terminarían en el Estado Islámico. Ese es un punto clave para abastecer la "rebelión" al servicio de las petro-teocracias y de los intereses de EEUU y la UE. Ahmet Davutoğlu ha dicho que ha informado de estos bombardeos al vicepresidente de EEUU Joe Biden, quien aunque públicamente no aprueba la intervención militar, tampoco la ha condenado ni ha tomado acciones para frenar al Estado turco, el cual jamás actuaría sin la certeza absoluta de que EEUU terminaría apoyándoles. Recordemos que la OTAN había dicho, en medio de la crisis con Rusia, que defenderían a capa y espada la "integridad territorial" del Estado turco, argumento que el régimen de Ankara esgrime para atacar a los kurdos, diciendo que son una amenaza para su monolítico concepto de unidad nacional. Esto puede ser apenas el preámbulo para la intervención directa, por tierra, de las tropas de Erdoğan, idea con la cual ya amenazó la semana pasada. La fachada de la supuesta unidad contra el Estado Islámico es una farsa: el Estado turco, y con ellos la OTAN, apuestan por la desestabilización y la prolongación del baño de sangre sirio, a la vez que luchan en contra del movimiento libertario kurdo.

Apostando por la estrategia del yunque y el martillo, a la vez que golpean a los kurdos en territorio sirio, y alimentan a grupos retrógrados en armas para acabar con las milicias del YPG, el Estado turco golpea también a los kurdos en su propio territorio, buscando aplastar su espíritu rebelde. Llevan meses imponiendo el estado de sitio en territorio kurdo en el Estado turco, adelantando operativos militares y represivos, bombardeando. Mientras los medios occidentales se escandalizaban con la destrucción del patrimonio cultural, histórico y arqueológico del Estado Islámico en lugares como Palmira (Siria) y lo denunciaban a los cuatro vientos, se han quedado mudos de la sistemática destrucción del patrimonio de la Humanidad que el Estado turco está realizando en la región kurda en sus fronteras: según información del a Municipalidad de Diyarbakır (10/02/16) el distrito Sur de Diyarbakır ha sido bombardeado y sus históricos muros, considerados patrimonio por la UNESCO han sido severamente destruidos. El 70% de los edificios en la sección este de la ciudad antigua también han sido afectados, mientras 50.000 personas de Sur han debido desplazarse de sus hogares por la violencia y el terror del Estado.

Creyeron, desde Occidente, poder utilizar a los kurdos para oponerse a los sectores fundamentalistas "incontrolables", pero les salió el tiro por la culata. Los kurdos son un actor político maduro, con demasiada experiencia de lucha a cuestas como para dejarse utilizar como simples marionetas por las potencias. Cuando EEUU comenzó su estrategia de rediseñar el Medio Oriente, imaginándose que surgirían por todas partes regímenes títeres, asociados con las teocracias del Golfo y deseosos de regalar su petróleo a cambio de nada, no contaban con los kurdos, ni con su proyecto socialista libertaria y de democracia radical; tampoco contaban con las enormes fuerzas populares que esta estrategia intervencionista desencadenó. Es verdad que aún no termina de florecer un Medio Oriente libertario que se anuncia en el poder popular que nace desde el Kurdistán y que se irradia hacia toda la región; pero también es cierto que los EEUU han sido incapaces de imponerse, han terminado de erosionar su hegemonía en la región, y sus socios se han mostrado al desnudo: no ha habido un momento en las últimas décadas en que los jeques hayan estado más nerviosos que ahora. De ahí la violencia del califa improvisado de Ankara en contra de los kurdos.

De la misma manera que la batalla por Kobanî fue clave para revertir el avance del Estado Islámico, hoy, la batalla por A'zaz es clave para erradicar al fundamentalismo armado y para defender la expansión, consolidación, y el derecho a existir del proyecto autonómico, libertario y confederal kurdo.

José Antonio Gutiérrez D.
15 de Febrero, 2016


[1] http://www.aljazeera.com/news/2016/02/turkey-shells-kur....html
[2] http://aranews.net/2016/02/dozens-of-civilian-casualtie...yria/

Por Nelson Lombana Silva

(Ibagué, febrero 14 de 2016) No es casual que el reciente pleno nacional del Partido Comunista Colombiano haya dedicado gran parte de su tiempo disponible a estudiar el contenido del proceso de paz que se desarrolla en la Habana (Cuba) entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del Pueblo (Farc – Ep) y el presidente Santos.

Tampoco que sus principales cuadros nacionales y regionales coincidan en afirmar que es el acontecimiento más importante presentado en Colombia en las últimas décadas. Se trata nada más y nada menos de parar un conflicto social y armado que supera las cinco décadas, gracias a un régimen antidemocrático, sectario y criminal como es el que predomina en este país bolivariano y sudamericano.

En Colombia hay dos clases sociales antagónicas. Sus intereses son totalmente diferentes: La burguesía (clase dominante) y el proletariado (clase dominada). Las perspectivas de paz para la burguesía son totalmente diferentes a las perspectivas del proletariado. La principal perspectiva de la clase dominante es raparle las armas al pueblo alzado en armas (guerrilla), mientras que para la clase dominada su principal acento o esperanza es erradicar las causas que dieron origen a este conflicto armado, causas sociales, económicas, políticas, culturales, ambientales, etc.

Por lo tanto, se puede afirmar sin ambages, que el proceso de paz en Colombia está cruzado por la lucha de clases. Es una disputa por conquistar la verdadera paz que necesita la patria también bolivariana y sudamericana. Disputa violenta, agresiva y dramática, por cuanto estas clases sociales son irreconciliables entre sí, la tirantez continuará y alguna de las dos sucumbirá tarde o temprano.

Santos representa a la burguesía, el pueblo fariano al proletariado. El primero quiere una paz light, sin reformas, gratis, casi a manera de derrota, mejor, sumisión. Por su parte, el pueblo fariano quiere paz con justicia social. Es decir, paz con tierra para quien la trabaja, con educación pública, salud para todos y todas, bienestar, deporte y posibilidades para los niños, los jóvenes y los adultos mayores.

Así las cosas, no resulta gratuito que Santos coloque toda la parafernalia a favor de la clase dominante y a favor de la paz de su tamaño. Viene utilizando descaradamente todos los aparatos ideológicos y represivos para imponer su paz a como dé lugar. "El modelo económico no está en juego", ha dicho reiterativamente. Se empecina en que todo cambie para que nada cambie. Trata de hacer creer que la paz es solo subjetividad. Es decir, que la paz o la guerra (violencia) no tienen nada que ver con el modelo neoliberal.

La burguesía entiende la paz como una renuncia del pueblo a exigir sus derechos, un desarme total para quedar a merced de la dictadura macabra de las leyes de mercado y de la clase dominante.

He ahí, el desafío principal de la clase dominada (proletariado) en Colombia. Se trata de imponer sus intereses, sus sueños y sus expectativas en torno al proceso de paz que se viene desarrollando. Claro lo dice la reciente declaración del Partido Comunista Colombiano a raíz de su reciente pleno nacional: "La paz con justicia social es conquista posible. Se requiere acelerar la unidad y la convergencia de la izquierda al calor de la movilización". Ese es el camino, único, no hay otro: La unidad al calor de la movilización.

Implica erradicar el sectarismo, la miopía y la concepción mecanicista de la unidad. Implica además, voluntad política y conciencia de clase. La conducta excluyente, sectaria y egoísta  de algunos grupos o sectores  que se proclaman de izquierda en nada contribuye a fortalecer la correlación de fuerzas entre la burguesía y el proletariado. Esas posturas nos hacen débiles, inferiores. Pretender desconocer el papel unitario de los comunistas es un error catastrófico, por cuanto los comunistas hasta con su propia sangre han reivindicado con sinceridad la política unitaria sin sectarismos y sin ambigüedades de ninguna naturaleza.

Nadie como los comunistas para entender la lucha de clases y la imperiosa necesidad de la unidad. El pueblo debe despertar a defender los acuerdos firmados en la Habana en una eventualidad de que así suceda y no quedarse inmóvil y de espaldas. Nada entregará por las buenas la clase dominante, la clase dominada debe raparle conquistas y éstas son posibles si hay unidad, organización y formación política. De lo contrario, estaríamos condenados una vez más a cien años de soledad, como bien diría Gabriel García Márquez.


Por Alberto Pinzón Sánchez

Eduardo Pizarro, el ideólogo de la entrega y actualmente diplomático del gobierno de Santos ante la Corte Penal Internacional, para tratar de encubrir allí el espinoso asunto universal de los “Falsos Positivos estatales”; con su inmensa y conocida capacidad argumentativa, desde la revista Semana (ay, la revista Semana como no) y, como si tratara de un Edgar Perea de la paz narrando las pequeñas incidencias de los diálogos de la Habana, amenazante opina  algo semejante a lo dicho por el Secretario de Estado USA John Kerry, de que “el balón está en el campo de las FARC” y, mientras no haya un total y “honesto” desarme de los grupos insurgentes colombianos, su gobierno no ha pensado en sacarlos de su catálogo de terroristas. Ver artículo completo en http://www.semana.com/opinion/articulo/farc-deben-trabajar-para-ser-retirados-de-lista-de-terroristas/460130
¿Cómo explicar esta doble gambeta oficial, ahora, cuando estamos ante la inminencia de la firma de los acuerdos de paz en la Habana?
Sencillo: Porque los ideólogos político-militares globales del Gobierno Santos, ente quienes se destaca el sr Pizarro, están empeñados en presentar los diálogos de paz de la Habana como un partido de futbol, con el fin de que la opinión pública, inducida por los medios bajo su total control, se concentre embebida  en lo que sucede en esa cancha, no mire más allá y, no visualice el gato pardo enmochilado ( cambiar todo para que todo siga igual) que viene dentro del  concepto desarrollista de post-conflicto, introducido lenta y machaconamente en la mentalidad popular:
Que no se discuta un concepto contrario, alternativo u opuesto a este, como por ejemplo el de post-acuerdos, que explique (así sea someramente) la economía política del periodo de transición que se abrirá en la sociedad colombiana una vez se firme el acuerdo final en la Habana.
Seis, dentro de muchas otras, son las principales características del concepto alternativo de post-acuerdos que están negadas dialécticamente en el concepto de post-conflicto:
1-    El conflicto histórico, político, social y armado no se ha acabado o finalizado, sino que, al clausurarse su componente armado, se trasformará dialécticamente en su contrario político.
2-    La lucha de clases (motor de la historia) continuará esta vez bajo la forma de Movilización Social.
3-    La correlación de fuerzas que, por efectos del Terror del Estado o democracia genocida, es desfavorable actualmente al Bloque Popular, deberá necesariamente transformarse en una verdadera batalla entre esta democracia genocida imperante y su contrario, una verdadera Democracia de Masas o avanzada.
4-    Esta batalla por una Democracia de Masas lleva implícita una batalla por la Legitimidad Electoral en un país donde predominan dos deslegitimaciones incompatibles con la vida moderna y que nadie puede ya negar: una abstención histórica, en los últimos 70 años, de cerca del 60% y otra, la existencia de todos los delitos electorales imaginables. Es decir, la apertura de un proceso de Movilización Social necesariamente tendrá que presionar la modificación de las leyes electorales vigentes en Colombia y re-legitimar las elecciones a realizar. Mientras esto no suceda. Mientras las actuales leyes electorales corruptas y ventajistas estén vigentes; No creo sea posible concurrir a elecciones.
5-    Se debe ser plenamente conscientes, además, de que esta batalla por una Democracia de Masas lleva dentro de sí, una batalla de economía política contra el credo neo-liberal militarista y autoritario, actualmente imperante y dominante en Colombia.
6-    Por Ultimo, que debe haber un desmonte efectivo y real de las principales ruedas dentadas del Bloque de Poder Contrainsurgente (BPCi) que giran alrededor del eje de acero de la ayuda (económica, política, y militar) de los EEUU y están articuladas entre sí desde la cúpula del Poder:
a)    Desmonte legal y practico de los 80 grupos del Paramilitarismo Oficial como Poder Fáctico
b)    Desmonte legal de la Doctrina de la Seguridad Nacional (enemigo interno) de las Fuerzas Armadas y reducción legal drástica del 5,5% del PIB del presupuesto de guerra contrainsurgente para dedicarlo al desarrollo social y la democracia en el país.
c)    Desmonte legal del Oligopolio Mediatico Contrainsurgente, abriendo posibilidades legales a los medios alternativos, comunales y populares, ect.
d)     Desmonte legal de las autorizaciones que hicieron posible la participación de los llamados Gremios colombianos (Fedegán, bananeros, ect) y Cias Multinacionales (Coca-Cola, Monsanto Drummonds, Repsol, BP, Chiquita, ect) en actividades Contrainsurgentes
e)    Desmonte legal de la Diplomacia para la Contrainsurgencia que, hizo posible los bombardeos al Ecuador y la invasión paramilitar a Venezuela.
f)    Y finalmente, debe haber un regreso legal de las 9 bases militares que los EEUU tiene en territorio colombiano, junto a un desmonte legal de las actividades contrainsurgentes de las Cias Mercenarias Extranjeras en Colombia.
Como es evidente, la batalla político-económica y legal que sin lugar a dudas dará la Movilización Social durante el periodo de transición abierto con la inminente firma de los acuerdos de la Habana, va mucho más allá del simple cuento Oficial de los 31.000 millones que “costará” el post-conflicto, y de los 450 millones de dólares para la paz de Colombia que ha prometido el presidente Obama de los EEUU, para mantener embobada a la opinión pública mediática.  Grandes días están por venir y quizás sea eso lo que tiene descontrolado al presidente Santos
No va a haber una “madre de todas las batallas” como algún día, en su ministerio de Guerra de Uribe, él lo dijera, sino que al transformarse lo militar en político, la fluidez y la persistencia de la lucha política marcará el camino de la Nueva Colombia. ¿No es así, sr Pizarro?
Fuente Imagen: Internet        
              
                
         

Por Alberto Pinzón Sánchez

Eduardo Pizarro, el ideólogo de la entrega y actualmente diplomático del gobierno de Santos ante la Corte Penal Internacional, para tratar de encubrir allí el espinoso asunto universal de los “Falsos Positivos estatales”; con su inmensa y conocida capacidad argumentativa, desde la revista Semana (ay, la revista Semana como no) y, como si tratara de un Edgar Perea de la paz narrando las pequeñas incidencias de los diálogos de la Habana, amenazante opina algo semejante a lo dicho por el Secretario de Estado USA John Kerry, de que “el balón está en el campo de las FARC” y, mientras no haya un total y “honesto” desarme de los grupos insurgentes colombianos, su gobierno no ha pensado en sacarlos de su catálogo de terroristas. Ver artículo completo en http://www.semana.com/opinion/articulo/farc-deben-trabajar-para-ser-retirados-de-lista-de-terroristas/460130

¿Cómo explicar esta doble gambeta oficial, ahora, cuando estamos ante la inminencia de la firma de los acuerdos de paz en la Habana?

Sencillo: Porque los ideólogos político-militares globales del Gobierno Santos, ente quienes se destaca el sr Pizarro, están empeñados en presentar los diálogos de paz de la Habana como un partido de futbol, con el fin de que la opinión pública, inducida por los medios bajo su total control, se concentre embebida en lo que sucede en esa cancha, no mire más allá y, no visualice el gato pardo enmochilado ( cambiar todo para que todo siga igual) que viene dentro del concepto desarrollista de post-conflicto, introducido lenta y machaconamente en la mentalidad popular:

Que no se discuta un concepto contrario, alternativo u opuesto a este, como por ejemplo el de post-acuerdos, que explique (así sea someramente) la economía política del periodo de transición que se abrirá en la sociedad colombiana una vez se firme el acuerdo final en la Habana.

Seis, dentro de muchas otras, son las principales características del concepto alternativo de post-acuerdos que están negadas dialécticamente en el concepto de post-conflicto:

  1. El conflicto histórico, político, social y armado no se ha acabado o finalizado, sino que, al clausurarse su componente armado, se trasformará dialécticamente en su contrario político.
  2. La lucha de clases (motor de la historia) continuará esta vez bajo la forma de Movilización Social.
  3. La correlación de fuerzas que, por efectos del Terror del Estado o democracia genocida, es desfavorable actualmente al Bloque Popular, deberá necesariamente transformarse en una verdadera batalla entre esta democracia genocida imperante y su contrario, una verdadera Democracia de Masas o avanzada.
  4. Esta batalla por una Democracia de Masas lleva implícita una batalla por la Legitimidad Electoral en un país donde predominan dos deslegitimaciones incompatibles con la vida moderna y que nadie puede ya negar: una abstención histórica, en los últimos 70 años, de cerca del 60% y otra, la existencia de todos los delitos electorales imaginables. Es decir, la apertura de un proceso de Movilización Social necesariamente tendrá que presionar la modificación de las leyes electorales vigentes en Colombia y re-legitimar las elecciones a realizar. Mientras esto no suceda. Mientras las actuales leyes electorales corruptas y ventajistas estén vigentes; No creo sea posible concurrir a elecciones.
  5. Se debe ser plenamente conscientes, además, de que esta batalla por una Democracia de Masas lleva dentro de sí, una batalla de economía política contra el credo neo-liberal militarista y autoritario, actualmente imperante y dominante en Colombia.
  6. Por Ultimo, que debe haber un desmonte efectivo y real de las principales ruedas dentadas del Bloque de Poder Contrainsurgente (BPCi) que giran alrededor del eje de acero de la ayuda (económica, política, y militar) de los EEUU y están articuladas entre sí desde la cúpula del Poder:
  1. Desmonte legal y practico de los 80 grupos del Paramilitarismo Oficial como Poder Fáctico
  2. Desmonte legal de la Doctrina de la Seguridad Nacional (enemigo interno) de las Fuerzas Armadas y reducción legal drástica del 5,5% del PIB del presupuesto de guerra contrainsurgente para dedicarlo al desarrollo social y la democracia en el país.
  3. Desmonte legal del Oligopolio Mediatico Contrainsurgente, abriendo posibilidades legales a los medios alternativos, comunales y populares, ect.
  4. Desmonte legal de las autorizaciones que hicieron posible la participación de los llamados Gremios colombianos (Fedegán, bananeros, ect) y Cias Multinacionales (Coca-Cola, Monsanto Drummonds, Repsol, BP, Chiquita, ect) en actividades Contrainsurgentes
  5. Desmonte legal de la Diplomacia para la Contrainsurgencia que, hizo posible los bombardeos al Ecuador y la invasión paramilitar a Venezuela.
  6. Y finalmente, debe haber un regreso legal de las 9 bases militares que los EEUU tiene en territorio colombiano, junto a un desmonte legal de las actividades contrainsurgentes de las Cias Mercenarias Extranjeras en Colombia.

Como es evidente, la batalla político-económica y legal que sin lugar a dudas dará la Movilización Social durante el periodo de transición abierto con la inminente firma de los acuerdos de la Habana, va mucho más allá del simple cuento Oficial de los 31.000 millones que “costará” el post-conflicto, y de los 450 millones de dólares para la paz de Colombia que ha prometido el presidente Obama de los EEUU, para mantener embobada a la opinión pública mediática. Grandes días están por venir y quizás sea eso lo que tiene descontrolado al presidente Santos

No va a haber una “madre de todas las batallas” como algún día, en su ministerio de Guerra de Uribe, él lo dijera, sino que al transformarse lo militar en político, la fluidez y la persistencia de la lucha política marcará el camino de la Nueva Colombia. ¿No es así, sr Pizarro?

Fuente Imagen: Internet

 

 

 

 

 

Por Nelson Lombana Silva

(Ibagué, febrero 11 de 2016) Los devaneos del presidente de la república, Juan Manuel Santos Calderón, son permanentes en relación con el proceso de paz que se adelanta en la Habana, con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del Pueblo (Farc – Ep).

Incluso, colocando en grave riesgo los diálogos sale a decir sandeces propias de su clase social, en aras de imponer su pensamiento, que no es otra cosa que la ideología de la clase dominante, de tal manera que todo cambie para que nada cambie. Eso es lo que acaricia la burguesía a través de su agente Santos: Hacer que la guerrilla firme apresuradamente un proceso de paz a cambio de nada. Qué iluso, pero también qué salvaje.

Santos quiere que 52 años de lucha y resistencia se sinteticen en nada. Por el contrario. En contra de los anhelos del pueblo colombiano y que el movimiento fariano cambie su lucha por carro, finca y beca. Se equivoca la burguesía de cabo a rabo. La Farc no es el M – 19, con todo el respeto de este movimiento guerrillero.

La agenda para la paz que se viene desarrollando es apenas elemental, sin desconocer que en el eventual caso que el gobierno cumpla con su palabra (Quién no duda de la palabra de Santos), sea un avance en el sentido de no asesinar al pueblo porque se atreve a pensar distinto al régimen y a la clase dominante.

Por eso, los acuerdos parciales que se han venido aprobando los debe hacer suyos el pueblo colombiano. Defenderlos y masificarlos, estar atento para que se cumplan y ser incluso, protagonista de primera línea.

Santos siempre ha intentado sabotear la agenda imponiendo unilateralmente los criterios de la burguesía. En ataque de arrogancia ha dicho que gústele o no le guste a la insurgencia se impondrá el plebiscito por la paz. ¿Esa es la postura correcta de un gobernante que supuestamente está interesado en la paz?

En la Habana no hay un monólogo. Hay un proceso de diálogo entre dos fuerzas contrarias, antagónicas: Mientras la insurgencia lucha por la vida, el presidente por la muerte.

Cualquier decisión sobre el particular debe ser fruto del acuerdo de las dos partes en condiciones de igualdad. Nada de imposición por algo elemental: Ni la guerrilla, ni el gobierno, llegan a la mesa de diálogos vencidos.

El plebiscito no es la salida para convalidar lo acordado en la Habana, lo correcto sería la Asamblea Nacional Constituyente. Claro, no cualquier clase de constituyente donde solo tenga acceso los representantes de la clase dominante. Debe ser una asamblea nacional constituyente democrática, incluyente y participativa con capacidad decisoria. Allí, deben estar todos los sectores que hacen parte de nuestra colombianidad. Nada de exclusiones.

Joaquin Pérez B/ En el asunto de las Encomiendas (ropas, zapatos, articulos de aseo,etc...) , los guardianes se pelean nombramiento por ese puestico, como las peores hienas hambrientas, cobran vacuna, con la insolencia y arrogancia característica de los funcionarios del INPEC rechazan 'este o aquél articulo' que para los presos y presas son vitales. Y así es en todas las dependencias de las cárceles de Colombia administradas por el Instituto Nacional y Penitenciario. Un mercado persa con los internos quienes les producen a los directivos y guardias de patio, "caso carro y beca".

Casi dos meses en la Modelo/Bogotá -después de mi expulsión de Caracas - sitio repugnante por sus instalaciones pero más por sus guachimanes -guardias- atornillados a la corrupción y al maltrato físico y psicológico. Allí acceder a los envíos familiares es una odisea, innumerables retenes internos convierten una baratija en algo suntuario. Detrás del aviso, "Construimos Cultura de Libertad" se esconde el verdadero rostro de la oligarquía colombiana: su desprecio por el el pueblo de Colombia.

En la ERON PICOTA de Bogotá, similar proceder, estos "comandos" bananean - igual que JMSantos con su calculado gesto del 22 de nov 2015- y retrasan premeditadamente entrega de encomiendas 1 Castigo, para exasperar al recluso 2 En consecuencia sube el precio de la vacuna del artículo.

modelo bogotaEl INPEC debe ser resocializado

El INPEC institución administradora de las cárceles y penitenciarias de Colombia, debe ser reformulada su actual doctrina rectora, signada en el castigo medieval y transformarse en una entidad resocializadora para la construcción de una nueva sociedad. Claro, las Presas y Presos Políticos no son resocializables, son conscientes luchadores y luchadoras políticas y sociales, organizados en colectivos para educar población carcelaria en la mira de la Nueva Colombia.

El INPEC debe pasar primero por el cedazo de la JEP*, con instalaciones, funcionarios policiales y personal administrativo para su posterior resocialización. NO da espera...

*Jurisdicción Especial de Paz

El día 6 de Febrero la organización fascista PEGIDA, grupo anti-musulmán que ha venido creciendo en toda Europa, organizó manifestaciones continentales para agitar sentimientos racistas, xenófobos y anti-humanitarios. En toda Europa el neofascismo levantó cabeza de la mano de la Islamofobia, agitada por los medios oficiales y muchos alternativos. Los medios internacionales cubrieron esas manifestaciones, pero casi no mencionaron un país en el cual se impidió que este grupo marchara. Ese país fue la República de Irlanda. Acá no hay una izquierda con ínfulas coloniales, ni con una supuesta superioridad ilustrada. Acá el espíritu igualitario atraviesa a las organizaciones populares que desde todos los sectores ideológicos, desde los inmigrantes a los ciudadanos de a pie, se dieron la mano para impedir que el fascismo se tomara la calle para envenenar el ambiente con su tóxico mensaje anti-refugiados e islamofóbico. PEGIDA había convocado a las 3 de la tarde, pero desde la 1,30 una muchedumbre de dos mil personas se había agolpado determinada a no dejarlos reunirse para invocar al odio. Fueron llegando y, aunque contaron con la protección policial, no cumplieron su cometido. Como todo fascista, son bravucones con los débiles y los vulnerables. Pero cuando se les enfrenta con decisión, unidad y valentía, salen volando como fugaces mariposas. ¡Qué espectáculo ver a esos "cabezas rapadas" salir corriendo por la calle, meándose de miedo!

Es que como decía el anarquista español Buenaventura Durruti, muerto en 1936 enfrentando al franquismo, "al fascismo no se le discute, se le destruye". Para eso hace falta decisión y valor. Menos retórica vacía y más acción. Pero también debemos saber llegar a ese sector del pueblo que, en el juego de este sistema que pone a competir a pobres contra pobres por una migaja de pan, cae redondo en la trampa del fascismo y cree que los refugiados o los inmigrantes son los culpables de todos sus males. Hay que tener pedagogía con estos sectores y firmeza con el fascismo organizado. Las noticias anuncian que 62 personas en el mundo son más ricos que la mitad de la humanidad y no pasa nada: pero por ahí un refugiado tiene un celular de último modelo, y ahí entonces si se pone el grito en el cielo. El rico puede seguir parasitando de la pobreza de media humanidad sin que nadie les perturbe la digestión. Al refugiado en cambio, hay que sacarle hasta los ojos si hace falta. Y eso está ocurriendo en la civilizada Europa, que se cree guardián último de los derechos humanos.

Detrás de esos "cabezas rapadas" y de los grupos de matones aterrorizando a extranjeros, está el racismo estructural, institucionalizado en Europa, donde ya comienzan a imponerse las expropiaciones a los refugiados y en Inglaterra se está hablando de poner manillas rojas a los refugiados para identificarlos. ¡En Alemania se reparten folletos a los inmigrantes y refugiados donde se les dice que no está permitido toquetear a las mujeres! Hombre, como no ha habido pocos gringos metidos en turismo sexual en todo el mundo, ¿qué tal si a los europeos o los norteamericanos se les diera un folleto en la entrada de cada país explicándoles que no pueden tener sexo con menores de edad? Ahí sí que pondrían el grito en el cielo. Pero a los inmigrantes en Europa sí que nos pueden tratar como criminales.

Peor aún: se nos trata como predadores. Predadores del seguro social, predadores de servicios, predadores de trabajo, y ahora hasta como predadores sexuales. La deshumanización del otro está a la orden del día. Después de años de trabajar, contribuir, pagar servicios, ayudar a construir comunidades, todo el lenguaje del servicio migratorio se construye como si uno no tuviera derechos sino que solamente pudiera aspirar a la misericordia y la benevolencia de la raza superior. El lenguaje del servicio migratorio es un lenguaje que construye no-ciudadanos, que construye la antítesis al sujeto de derechos. Como lo señaló durante la manifestación la republicana Lynn Boylan, "el fascismo y la pobreza van de la mano, tal cual el imperialismo va de la mano con los refugiados". Esta es la fuente que alimenta a PEGIDA, las aventuras imperiales y la crisis económica. El fascismo, sencillamente, capitaliza los prejuicios anti-musulmanes para levantar nuevamente su fétida cabeza.

Marcharon en otras partes de Europa. Pero en Dublín se les envió un mensaje claro. Acá no hay espacio político para el fascismo. Este mensaje se dijo con pedagogía y con fuerza, con argumentos y con determinación. Este mensaje se dijo al frente de la vieja oficina de correos, desde donde en 1916 comenzó la revolución truncada de quienes soñaron con una república de iguales. Los espíritus de ese viejo edificio, incendiado y bombardeado por el Imperio Británico, se sentirían orgullosos de que su ejemplo no fue en vano. Acá no levantarán cabeza, porque dijimos "No Pasarán" y no pasaron. Aunque lo intenten diez mil veces, diez mil veces más volveremos a estar ahí.

José Antonio Gutiérrez D.

7 de Febrero, 2016

VALORES Y ANTIVALORES.

 |  Published in Opinion

Por: Libardo García Gallego (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo./">Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo./)

Encontré una imagen con este texto: “Papá, ¿qué son valores? Para muchos: dinero, propiedades, alhajas, joyas, chequera, inversiones…; para mí: familia, amigos, lealtad, honestidad, humildad, gratitud, educación…”

Ese papá también hubiera podido añadir: “Para los de mi edad, además de mis anteriores valores también lo eran: verdad, responsabilidad, honradez, cumplimiento de los compromisos, transparencia en todos los actos, igualdad, solidaridad, sinceridad, justicia, humanitarismo, respeto a los semejantes, acatamiento a la Constitución y las leyes,…”

Hoy el altruismo ha sido sustituido por la astucia, el ventajismo, el robo, la trampa, la mentira, la corrupción, la injusticia, el asesinato del que estorba o piensa diferente, el engaño, la coima o mermelada, el Cómo Voy Yo (CVY), la traición, la violación,…

Estos nuevos “valores” son la guía de navegación escogida e impuesta por el Neoliberalismo o Capitalismo de última generación o Imperialismo o Globalización. Es la manera de ejercer aquello de “Quien más saliva tiene traga más hojaldre”, “Camarón que se duerme se lo lleva la corriente”, “Medio mundo vive del otro medio” (hoy habrá que decir “El 1% vive del 99%”). Es lo que en lenguaje almibarado llaman “libre competencia”, “competitividad”, “desarrollo”. Es el método mediante el cual se ha ido acumulando la riqueza planetaria en unas pocas manos invisibles que todo lo controlan, incluyendo las mentes humanas. Esta es la orientación conveniente para ese grupúsculo apoderado del mundo. Quienes nos quedamos aferrados a los valores de nuestra infancia estamos perdidos en este mundo de fieras, de arpías, de víboras, de hienas, a las cuales la mayoría de congéneres admiran, desgraciadamente, dizque por su creatividad y osadía y que, por tanto, son merecedores del sitial donde se encuentran.

Parecen ignorar el sistema socioeconómico que nos impusieron, en el cual se apoyaron para arrebatarnos el futuro a los demás, y el cual podríamos y deberíamos derribar entre todos los de abajo, si nos atreviéramos a sacudir esta pirámide de infamia.

Nuestra dignidad de personas no puede someterse a esta nueva antivaloración. Las ideas sublimes, las que enaltecen a los seres humanos, siguen vigentes y muy lejos de ser obsoletas, a pesar del tiempo transcurrido. El Manual moderno de convivencia universal es la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la misma que desconocen y pisotean quienes defienden los antivalores que les ha permitido dominar el mundo.

Nos toca exigirles se acojan y respeten el Manual de los Derechos Humanos, proclamado por las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948. La Constitución colombiana ha incorporado dicho manual. Es deber de todas las personas, sin excepción, hacerlo cumplir, empezando por reemplazar los antivalores contenidos en esta imagen por los que correspondan a la dignidad humana.

Armenia-Quindío, 5 de Febrero de 2016

www.neopanfletario.blogspot.com/