psykisk hälsa utvärdering skalor http://sverigepiller.com/ plan b piller fakta

Opinion

Por: Miguel Suarez (2019-01-25). Un editorial del portal Voces del ELN, titulado “El camino es la solución política del conflicto”, donde justifican el ataque a la Escuela de Cadetes de la Policía General Francisco de Paula Santander, convertido por Caracol Radio en comunicado de esa organización alzada en armas, se ha convertido, para algunos en la aceptación de esa organización de la autoría del hecho.

Caracol Radio, en un acto infame que demuestra su disposición para groseramente engañar al pueblo colombiano, tomó el texto del editorial le colocó de fondo un logo del ELN y lo presentó como un comunicado donde esta organización alzada en arma reconoce su autoría, cosa que hasta ahora explícitamente no ha ocurrido.

Al servicio de la guerra y la mafia que detenta el poder en Colombia, Caracol ha engañado a propios y extraños, dejando ver de nuevo el nocivo papel de estos medios en el conflicto interno colombiano.

En el editorial, que se puede hasta decir que tácitamente aceptan la autoría, nunca lo hacen explícitamente y menos es un comunicado de esa organización que hasta el momento, que yo sepa oficialmente no se ha pronunciado sobre el hecho.

El editorial dice una verdad que nadie puede negar, que: “La Escuela de Cadetes de la Policía Nacional, es una instalación militar; allá reciben instrucción y entrenamiento los oficiales que luego realizan inteligencia de combate, conducen operaciones militares, participan activamente en la guerra contrainsurgente y dan trato de guerra a la protesta social.”.

A los caídos en el acto los lamentamos como hijos del pueblo, que ante la falta de oportunidades deben vincularse a los aparatos armados al servicio de la mafia que detenta el poder Colombia, los lloramos, pero como policía, que luego de ser convertidos en perros de presa, sin ningún miramiento atacan al pueblo no los lloramos, tampoco lo lamentamos ya que debemos decir que es bueno que alguien les de su merecido para que reflexionen por lo que hacen con el indefenso pueblo.

Solo basta con verlos como se comporta en las calles con la gente, con los vendedores ambulantes a quienes despojan sin piedad de sus pocos bienes, basta verlos como asesinan a sangre fría a jóvenes con la complicidad del gobierno representante de la mafia a la cual cuidan y protegen.

Hay que verlos como protegen los expendios de cocaina y marihuana en pleno gobierno que dice luchar contra esos flagelos y como se hincan ante los poderoso y sus hijos.

A esa escuela, que de escuela no tiene nada y de antro mucho, la mafia que detenta el poder en Colombia la bautizó con el nombre de General Francisco de Paula Santander, en homenaje al criminal que intento asesinar al libertador Simon Bolivar y como siguiendo el legado de ese asesino los allí formados hacen lo mismo, en su inmensa mayoría los allí deformados son delincuente uniformados.

Realmente hasta ahora no se puede hablar de autoría del ELN, pero el cumulo de contradicciones, falsedades y lo rápido de la supuesta investigación siguen señalando a la mafia que detenta el poder en Colombia como autora, ya que son los únicos beneficiados con el hecho.

Un acto militar de una organización revolucionaria siempre debe buscar o cumplir un objetivo político que aquí no se ve y que no le sirve para nada al ELN y menos al pueblo, que ahora será fuertemente reprimido con la disculpa, como ya no hay Farc, del ELN.

Para mi y hasta tanto el ELN oficialmente no asuma la autoría explicita del hecho este es un acto de los terroristas de estado y específicamente de las fuerzas militares al servicio de la mafia cuyo nuevo mando militar, involucrado en graves violaciones de derechos humanos, mejor dicho con el terrorismo de estado fue anunciado por Duque el pasado 10 de diciembre y casi un mes después se produce este acto que abre la puerta para implementar con mas fuerza el terrorismo de estado.

Unos de los terrorista al mando del ejercito de ocupación es el brigadier general Marcos Evangelista Pinto Lizarazo, que fue nombrado como comandante de la XIII Brigada, con sede en la capital de la República, Bogotá y adscrita a la Quinta División, tiene en su haber la bobadita de 26 ejecuciones extrajudiciales, mal llamados “falsos positivos”, ese comandante ordenó asesinar a sangre fría a 26 hijos del pueblo, cifra cercana a los asesinados en el antro policial.

El día del nombramiento, el títere dijo que esos bandidos tenían “gran experiencia en el terreno y en el área operacional” y este asesinato podría ser una muestra de la gran experiencia de ellos en atentados fabricados a pedido tan utilizados por Alvaro Uribe.

Hay que recordar que el cambio de la cúpula militar se dio porque según ellos, el anterior mando militar habían traicionado a la patria de ellos, permitiendo ambientar el acuerdo con la guerrilla de las Farc-EP y la desmovilización de los guerrilleros.

Unos minutos después del ataque o atentado, el narcotraficante numero 82, Alvaro Uribe Vélez, cabeza visibles de los terroristas de estado, por medio de twitter dio directrices a sus adictos.

Uribe escribió: ‘Grave que la paz hubiera sido un proceso de sometimiento del Estado al terrorismo’, allí esta dicho todo, para ellos, la mafia que detenta el poder en Colombia, el fin del enfrentamiento armado es entregar el país al terrorismo, el que haya algo de democracia es entregar el país al terrorismo, porque lo normal para ellos es mantener un país donde cada día ellos son descubiertos robando al estado y no pase nada, donde cada día se asesine un dirigente popular y no pase nada, donde reconocidos delincuentes ocupen altos cargos en el gobierno, donde a unos 9 millones de campesinos les robaron las tierras, donde otros 9 millones de colombianos viven fuera del país, con mas de 60 mil desaparecidos, niños que mueren de hambre, unos 30 millones de pobres y 10 millones de indigentes, etc, etc.

Ese es el estado que ellos quieren mantener donde ellos roban a manos llenas y acumulan fabulosas fortunas, aparentando ser gente honorable y que estaban viendo que el control del país se les saliendo de las manos, que ahora con el afortunado carro bomba donde murieron 21 hijos de pobres que a ellos les importa un comino, pueden retomar el control.

Con motivos del ataque o asesinato, los uribeños llamaron a una marcha de la guerra, donde en Bogota y Medellin se dieron amenazas de muerte a quienes pedían por la paz y días después, en la Universidad de Antioquia fueron colocados afiches que rezaban “Muerte al comunista, no mas guerrilleros en la UDEA” firmados por una tal “brigada 18”.

Ellos, los que han acumulado fabulosas fortunas con la guerra y que estaba viendo su formula de éxito amenazada, por lo menos por ahora se están viendo favorecidos con los vientos de guerra propiciados por la banda de los Uribeños y su títere presidente.

Aquí la salida es mantener las banderas de la paz, de la solución negociada y que se cumpla lo pactado, la guerra solo los beneficia a ellos, a los bandidos que se lucran de la sangre y del dolor del pueblo colombiano.

 

Por: Rubén Zamora

Integrante de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común FARC

Cuando quieren lanzar al país al precipicio de la guerra es que debemos reaccionar para evitar un nuevo baño de sangre. Cada que se cierra la posibilidad del diálogo tan solo se oye el ruido de la guerra, lamentos y noticias de hechos trágicos que generan más dolor y lágrimas.

La guerra no es un derecho sino una expresión política que ha sembrado odio, desolación y muerte y ha servido de enorme velo tras el cual se ocultan escándalos de corrupción. Por algo, según el artículo 22 de la Carta Política, la paz es un deber y un derecho de obligatorio cumplimiento.

Cancelar el diálogo con el ELN sin saber a ciencia cierta quienes son los responsables del atentado contra la Escuela General Santander de la Policía Nacional, que deja un saldo trágico de víctimas, es una irresponsabilidad política y oportunismo de un partido y un gobierno visibilizado por la incapacidad de asumir los retos que le permitan al país salir de la crisis estructural, de construir la paz en los territorios y de superar la escandalosa corrupción que involucra altos funcionarios, dirigentes políticos y a sectores empresariales.

Puede que hayan acciones violentas e intransigencias de parte y parte para buscar el entendimiento, sin embargo, es mucho mejor que las partes estén sentadas en la Mesa diálogo, con altura ética y política, buscando consensos, a que el país desemboque en la más cruenta confrontación, como ocurrió con las FARC-EP en los dos gobiernos de Álvaro Uribe para, al final, tener que andar sobre las cenizas del horror y el llanto de las víctimas del conflicto.

No perdamos tiempo. Considero que las autoridades territoriales de Norte de Santander, las fuerzas políticas, movimientos sociales, entes académicos, movimientos estudiantiles, trabajadores formales e informales, gremios empresariales, defensores de derechos humanos y medios de comunicación debemos sentarnos a valorar la situación y definir propósitos que privilegien el diálogo y la movilización por la paz.

Estamos en una coyuntura que, si nos dejamos arrebatar por la corriente guerrerista, se haría supremamente difícil el ejercicio democrático de la política. Muchos actores perderíamos la conexión con las comunidades y lejos estaríamos de lograr fortalecer el desarrollo social y económico del territorio.

En la guerra solo crecen las inversiones públicas y los negocios inherentes a esta, en la paz se abren abanicos de oportunidades, la democracia se fortalece, la esperanza fulgura y las alternativas de bienestar y buen vivir son realmente posibles.

El 11 de Enero, Alfamir Castillo, una emblemática luchadora popular del Valle del Cauca, fue víctima de un cobarde atentado mientras se desplazaba con su marido en la carretera de Pradera a Palmira. Hay que mencionar que esta carretera está altamente militarizada y tiene presencia policial permanente.

Alfamir Castillo ha vivido con un dolor muy grande: su hijo, Darbey Mosquera Castillo, fue asesinado por el Batallón de Contra Guerrilla No. 57 "Mártires de Puerres" del Ejército Nacional en Febrero del 2008, en una vereda de Caldas, donde el muchacho le habían ofrecido trabajo. Luego lo hicieron pasar por guerrillero muerto en combate, en el infame caso de los “falsos positivos”, cuando el “presidente de la paz”, Juan Manuel Santos, era ministro de defensa. Ese fue el asesinato sistemático de muchachos de escasos recursos, secuestrados por el ejército después de prometerles trabajo, para ser asesinados y presentados como guerrilleros muertos en combate, a fin de que la soldadesca y los oficiales pudieran cobrar beneficios económicos, ser promovidos en la jerarquía castrense y obtener vacaciones, beneficios que les garantizaba el “pacificador” Santos en su política de conteo de cabezas. Estos no fueron casos aislados: la investigación “Ejecuciones extrajudiciales en Colombia 2002–2010: Obediencia ciega en campos de batalla ficticios” (2017), escrita por el ex policía y sociólogo Omar Eduardo Rojas y Fabián Benavides, presenta evidencia de que hubo más de 10.000 casos. Esto fue un genocidio sin proporciones en la historia colombiana, y las denuncias de que la práctica no han cesado siguen en pie.

Alfamir Castillo, sin embargo, no es una mera víctima. Es una luchadora popular excepcional que ha convertido el dolor ocasionado por el cobarde asesinato de su hijo, en ternura para todos los oprimidos. En cada movilización, ahí está ella. Patiana de nacimiento, de un pueblo cerca del Bordo, ha vivido muchos años en Pradera, Valle, junto a su marido, un cortero de caña que está lisiado, aquejado por enfermedades ocupacionales derivadas del corte, en una batalla legal contra los ingenios para que le reconozcan la afectación que ha sufrido y lo compensen. Cuando el paro de los corteros en el 2008, allá estuvo ella, organizando el Comité de Mujeres Corteras de Caña para apoyar a sus esposos en esa lucha contra el Goliat azucarero. Su liderazgo fue clave para mantener la movilización de los corteros, un punto de inflexión en la historia reciente de las luchas populares. En esas correrías fue que la conocí, y aprendí a admirarla y apreciarla. El atrevimiento de enfrentarse a los zares del azúcar, a los Caicedo, a los Ardilla Lulle, los Cabal, los Eder, les ha costado caro a los corteros: la mayoría de quienes lideraron ese paro, han debido enfrentar agresiones, atentados y el desempleo.

Alfamir no ha estado al margen de esta situación. Varias veces ha tenido que salir desplazada de Pradera por amenazas en su contra. En el 2012, incluso, recibió el “beneficio” de medidas cautelares por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) [1], pero no pasa nada. En Cali, desplazada, la atacaron una vez con una jeringa. Otras veces le han apuntado con pistolas. Ahora la cosa fue a tiros. Tres tiros en contra de la camioneta en que se desplazaba, ninguno de los cuales la alcanzó, afortunadamente. Ese día había recibido dos amenazas, en las que le decían, “no creas que estamos jugando. No creas que estamos mintiendo la muerte te ronda y tú no lo crees, ni tus escoltas van a poder salvarte vieja h.p. todo lo que nos ha pasado te lo vamos a cobrar… muere… muere… muere…” y “esto es un ultimátum vieja h.p. ya sabemos todo y tienes miedo pero ni por mil esquemas de seguridad te vas a salvar de nosotros, tu insolencia a mi comandante la vas a pagar con sangre y la salida de nuestros hombres son nuestra mejor arma…muere… muere… muere [2]. Tu insolencia a “mi” comandante… más claro echarle agua.

Estuviera esto pasando en Venezuela, ya habría escándalo internacional, y los representantes colombianos, con espuma en la boca, estarían pidiendo sanciones en la OEA y la ONU. Pero como es Colombia, todo pasa de agache porque el asesinato de dirigentes sociales se ha vuelto un deporte: casi 300 líderes sociales asesinados desde la firma del acuerdo de paz el 24 de Noviembre del 2016. Es decir, en poco más de dos años. Asesinatos selectivos, la mayoría después de amenazas, los cuales buscan descabezar las organizaciones sociales. Un auténtico socialicidio, como lo he llamado en ocasiones anteriores [3]. Ante quienes plantean que “el conflicto es muy complejo para saber de dónde vienen los tiros”, que pueden ser muchos sospechosos, etc. recientemente, la Universidad del Rosario ha publicado una sistemática investigación en la cual demuestran: uno, que la mayoría de los asesinados es por disputas de tierra y que la mayoría de los asesinos son bandas paramilitares, las milicias privadas de ganaderos y terratenientes [4]. El mismo estudio abofetea al manoseado argumento, repetido por la socialbacanería hasta el cansancio antes del acuerdo de paz, de que “una vez acabadas las FARC-EP se le acabaría a la oligarquía la excusa para matar y se tendrían que volver demócratas”, demuestra que en las zonas donde existía las FARC-EP y éstas se desmovilizaron, es donde se concentra la mayor parte de los crímenes recientes.

Acá están claros los móviles de los asesinatos y los sectores sociales detrás de ellos: lo que no hay es voluntad política para coger al toro por las astas. Contrasta la ineficacia para encontrar a los responsables materiales e intelectuales de los crímenes en contra de las organizaciones populares, y dirigentes sociales y de izquierda, con la asombrosa eficiencia demostrada por la policía para capturar y encerrar en la cárcel (¡en menos de 24 horas!) a un pobre muchacho que, de broma, comentó en Facebook que asesinaría a uno de los hijos de Uribe Vélez: sin ninguna intención de realizar el crimen, sin organización detrás, sin ningún arma, pasó varios meses en la cárcel mientras la Fiscalía pedía 15 años de cárcel [5] … por un comentario pendejo en las redes sociales. Pero a los líderes sociales se les estigmatiza por los medios, se les señala con el dedo, se les amenaza, se les asesina y nada. No pada nada.

El grado de podredumbre del régimen colombiano alcanza niveles realmente sórdidos… en las raras ocasiones en que la justicia medio afecta, así sea tibiamente, a sectores poderosos de la sociedad, inmediatamente comienza a moverse una maquinaria macabra que intimida y asesina a potenciales testigos en contra de sus “patrones”. El caso Odebrecht, que salpica a Uribe, a Santos y a todos los círculos del poder, ya ha tenido tres testigos claves del proceso muertos en extrañas circunstancias: José Pizano, su hijo Alejandro Pizano (ambos envenenados con cianuro) y Rafael Merchán, ex secretario de transparencia de Santos, que apareció muerto en un aparente suicidio. Ahora, el tema de los falsos positivos ha entrado a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), aun cuando esto debería ser materia de las cortes comunes y corrientes porque es un crimen que no puede justificarse de ningún modo en el marco del enfrentamiento del Estado con las FARC-EP. Gracias al proceso de paz, y al abuso que se está haciendo de la JEP, los militares que tanto esfuerzo habían sido castigados por los “falsos positivos” están saliendo de las cárceles. Pero así las cosas, este tribunal, sin dientes, es inaceptable para los altos estamentos castrenses porque en la JEP se sabrá que este no fue un tema de “manzanas podridas” entre los bajos y medios mandos. La JEP, hecha a la medida de la clase dominante, siendo muy difícil que ningún miembro del Estado reciba condena alguna, careciendo de dientes ante los poderosos, pero potencialmente con afilados colmillos para los exrebeldes, es demasiado para una oligarquía acostumbrada a la impunidad absoluta.

El general Mario Montoya hoy enfrenta cargos por los falsos positivos, y ya comienzan a llover amenazas y tiros contra los testigos. El abogado de Alfamir señala que “la JEP, pese a que en noviembre del año pasado se le solicitó estudiar la concesión de medidas cautelares, no ha hecho absolutamente nada, ha dejado abandonada a doña Alfamir (…). Creemos que existe un desprecio por parte de la JEP hacia las víctimas de ejecuciones extrajudiciales, como se vio en las audiencias de septiembre y octubre del año pasado [6]. Por si queda dudas de qué círculo provienen las amenazas y las agresiones en contra de Alfamir, en Octubre, ella participó en una de las audiencias contra Montoya por el tema de los “falsos positivos”; ese mismo día la amenazaron y le dijeron que no se volviera a aparecer por las audiencias [7].

Si Alfamir, una mujer de una valentía realmente admirable, recibe este golpe… ¿quién se va a atrever a levantar el dedo contra Montoya? Si poderosos testigos del caso Odebrecht están muriendo, ¿qué misericordia de la máquina sicarial puede esperar una mujer negra, esposa de cortero, una mujer pobre como Alfamir? El sistema ha mostrado una crueldad espeluznante hacia Alfamir y su familia: asesinándole un hijo, amenazándola y atacándola constantemente, con los ricos del Valle negándole una miserable pensión a su marido. Negándoles sistemáticamente cualquier reparación, cualquier asomo de justicia. Pero ahí está pintado de cuerpo entero y sin afeites. Es increíble que después de tanto dolor, de tanta saña contra ella, no le hayan logrado silenciar ni amedrentar. Inmediatamente después del atentado su voz, esa voz que tanto han querido callar, volvió a hablar fuerte, claro, lozana, para decir lo que todos saben pero pocos se atreven a decir: “varios de los militares han salido en libertad por cuenta del Proceso de Paz y con nosotros, las víctimas, no sabemos qué va a pasar. ¿Cómo quedamos y dónde quedamos? La JEP no nos ha tenido en cuenta como víctimas porque nos ha expuso a esto, a que nos asesinen (…) ¿Esta es la realidad que está viviendo Colombia? (…) Uno se queda sin pensar. Hasta el momento no sé qué hacer, pero lo que sí sé es que hay que seguir visibilizando esta situación. No podemos permitir que esto siga pasando [8]. Con la porfía de Antígona, Alfamir no descansará hasta que haya justicia. Y todos a quienes nos palpita el corazón por la justicia social, por la libertad, tenemos que rodearla para que siga en su lucha que es nuestra lucha.

Alfamir, hermana, amiga, compañera… recibe nuestras manos solidarias abiertas para seguir tejiendo resistencias a la infamia.

 

Notas

[1] https://www.elespectador.com/noticias/judicial/denuncian-amenaza-de-muerte-contra-de-madre-de-victima-articulo-380721

[2] https://www.elespectador.com/noticias/judicial/no-podemos-permitir-que-esto-siga-pasando-alfamir-castillo-tras-atentado-en-su-contra-articulo-833759

[3] http://anarkismo.net/article/30859

[4] http://www.rebelion.org/noticia.php?id=251112&titular=%93a-los-l%EDderes-sociales-no-los-han-matado-tanto-por-miner%EDa-o-coca-como-por-

[5] https://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-6735011 https://www.semana.com/nacion/articulo/absuelto-nicolas-castro-acusado-amenazar-hijo-del-expresidente-uribe/246349-3

[6] https://www.elespectador.com/noticias/judicial/no-podemos-permitir-que-esto-siga-pasando-alfamir-castillo-tras-atentado-en-su-contra-articulo-833759

[7] https://colombia2020.elespectador.com/jep/jep-solicita-con-urgencia-proteccion-para-alfamir-castillo-tras-atentado-en-su-contra

[8] https://www.elespectador.com/noticias/judicial/no-podemos-permitir-que-esto-siga-pasando-alfamir-castillo-tras-atentado-en-su-contra-articulo-83375

Por: Kevin Siza Iglesias

En un informe que lleva por título ‘Sanciones y bloqueo: Violación de la soberanía y agresiones a Venezuela’ presentado por la Cancillería de ese país y publicado en Mayo de 2018, se realiza un recuento pormenorizado del conjunto de medidas que desde el año 2014, el imperio norteamericano y sus aliados serviles vienen implementando contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro, con el objetivo de lograr una desestabilización tal que haga posible lo que denominan el “cambio de régimen”. De dicho informe, es clave destacar los aspectos que se relacionan a continuación, pues nos permiten dimensionar los graves efectos que ha tenido sobre el país de Bolívar y Chávez y nos dan luces sobre las causas reales de las recientes acciones del autodenominado Grupo de Lima.

En Diciembre de 2014, el Congreso de los Estados Unidos aprobó la Ley pública sobre defensa de los Derechos Humanos y la sociedad civil en Venezuela, que abrió la puerta e impulsó a sus Estados aliados a tomar medidas coercitivas de carácter unilateral frente al país caribeño. Con esta primera acción, se pretendió violar de manera flagrante la soberanía nacional de Venezuela en cuanto a su política interna y abonó el terreno para la posterior aprobación de nuevas y más duras sanciones.

A lo anterior, le siguió la Orden Ejecutiva 13692 o Decreto Obama de Mayo de 2015, que calificó a Venezuela como una “Amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional y la política exterior de los Estados Unidos” y que le dio vía libre y marco legal a las distintas modalidades de agresión (financieras, comerciales, diplomáticas, etc.) que desde esas fechas se vienen escalando.

Desde Agosto de 2015, el Departamento del Tesoro de EEUU ordenó la congelación de las transacciones con bonos venezolanos aduciendo una “revisión” de estos que se prolonga hasta la actualidad y que impide al gobierno de Maduro disponer de $ 1. 200 millones de dólares custodiados por la empresa Euroclear.

El bloqueo financiero a Venezuela, que desde Abril de 2016 congeló cuentas del gobierno bolivariano, le impidió, además, la realización de transacciones financieras en dólares. Pasado más de un año, Citibank se negó, en Julio de 2017, a recibir pagos del gobierno de Venezuela para la importación de 300. 000 dosis de insulina necesarias para la atención de sus pacientes, lo mismo sucedió al intentar adquirir otras medicinas.

En Agosto de 2017, Trump emitió la orden ejecutiva 13808 cuyo objetivo era “la imposición de sanciones adicionales con respecto a la situación de Venezuela”, la cual prohibía “negociaciones en deuda nueva y capital emitidas por el Gobierno de Venezuela y su compañía petrolera estatal" lo cual trajo aparejado la imposibilidad de realizar transacciones que afectaron principalmente a PDVSA, para debilitar la renta petrolera percibida por el Estado, principal fuente para la gran inversión social de la Revolución Bolivariana.

En Noviembre de 2017 el Deutsche Bank cerró las cuestas de corresponsalía al Banco Central de Venezuela.

En Febrero de 2018 el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos amplió las sanciones impuestas a Venezuela a partir de la última orden ejecutiva de Trump y le impidió avanzar en la renegociación de su deuda, incluida la de PDVSA, que ya estaba en curso con sus acreedores internacionales.

En Marzo de 2018, Trump emitió una nueva orden ejecutiva, la 13827, que prohibió la compra y realización de transacciones con la recién creada criptomoneda venezolana denominada Petro, decisión insólita y desesperada, en la medida que hasta ese momento éste se encontraba en la fase de preventa. Ese mismo mes, el presidente norteamericano sancionó a altos funcionarios del gobierno bolivariano acusándolos de “malos manejos económicos” y “actuaciones corruptas”, negándoles la entrada a su territorio, congelando posibles activos que pudieran tener en Estados Unidos y prohibiéndoles a sus ciudadanos la realización de transacciones financieras con ellos.

Lo impactos de la presión económica de los Estados Unidos sobre Venezuela son evidentes. Nadie con un mínimo grado de sensatez puede ocultar los problemas relacionados con la escases, derivados de los obstáculos impuestos por las sanciones que impiden el desarrollo del comercio y transacciones internacionales, aunado a un problema histórico que tiene que ver con la existencia incólume de una formación socio económica casi exclusivamente rentística, con baja o nula capacidad productiva para auto satisfacer a su pueblo de los bienes materiales para su existencia. Lo anterior, ha incidido de manera definitiva en la gran migración de venezolanos hacia distintos países del continente. Con estas circunstancias adversas, el gobierno bolivariano puso en marcha un plan de recuperación económica que camina lento pero a paso firme, pese a lo cual no está exento de críticas, incluso por sectores políticos que acompañan el proceso, como el Partido Comunista de Venezuela.

En Julio del año pasado, la popular Revista TIME filtró algunas conversaciones de Trump con su entonces Secretario de Estado Rex Tillerson y el ex asesor de seguridad Herbert Raymond McMaster, que tuvieron lugar en Agosto de 2017, en las que dejaba entrever la posición que asumiría su gobierno frente al país caribeño: “Con una Venezuela que se desenreda rápidamente amenazando la seguridad regional, ¿Por qué los Estados Unidos simplemente no puede invadir a un país con problemas?”1, intención que se confirmaría tan sólo unos cuantos meses después, en Septiembre de 2018 durante la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York, cuando afirmara sin ningún asomo de vergüenza que “todas las opciones están sobre la mesa… Todas ellas, las fuertes y las menos fuertes. Todas las opciones y ya sabes lo que quiero decir por fuertes2. Esto, sin duda, tiene que ver con la estrategia de recolonización de Nuestra América impulsada por el gobierno Trump, cuyo eje articulador es la consigna de su campaña “América First”, una reedición de la Doctrina Monroe (América for the americans), responsable de gran parte de las desgracias que aún hoy padece el continente y que puede llevar a poner en jaque la idea del continente como territorio de paz.

En este contexto, caracterizado por el impulso de agresiones permanentes por parte del imperialismo norteamericano y de los gobiernos proclives a sus intereses en la Región, re marcado, además, por una fuerte ofensiva en todos los escenarios, surgió en Agosto de 2017, luego del fracaso del intento de activación de la Carta Democrática Interamericana de la OEA sobre Venezuela, el autodenominado Grupo de Lima, posterior a una reunión en el país inca donde representantes de 14 países (Perú, Colombia, Chile, Argentina, Brasil, Paraguay, Honduras, Guyana, Panamá, México, Canadá, Guatemala, Costa Rica, Santa Lucía) suscribieron una declaración que llevó el mismo nombre y cuyo objetivo central, era darle un nuevo aliento a la presión diplomática para forzar a Venezuela a ceder frente a las pretensiones imperiales3.

Su bautizo en la arena internacional, tuvo lugar en el año 2018 tras la convocatoria a las elecciones presidenciales en Venezuela el 20 de Mayo. Durante la VIII Cumbre de las Américas, celebrada en Abril de ese mismo año en suelo peruano, los países del Grupo de Lima exhortaron al gobierno bolivariano a que desarrollara unos comicios con “todas las garantías necesarias… unas elecciones que no cumplan con esas condiciones carecerán de legitimidad y credibilidad4, es decir, incluso antes de su realización, ya había un mensaje prefabricado: La “dictadura” de Nicolás Maduro hacía una pantomima con el certamen electoral. Lo que resultó insostenible en la medida que el candidato chavista logró el apoyo del 67 % de los electores (5. 245. 862), pero también la oposición, representada en Henri Falcón y Javier Bertucci, obtuvo porcentajes significativos: 20 % (1. 927. 387) y 10 % (1. 015. 895) respectivamente. Nada que hacer frente al sistema electoral que el mismísimo ex presidente de Estados Unidos Jimmy Carter, calificó como “el mejor del mundo5.

La segunda acción que lideraron varios países pertenecientes al tristemente célebre Grupo de Lima, fue la realizada en forma conjunta en por Colombia, Argentina, Chile, Paraguay y Perú ante la Corte Penal Internacional, solicitando el inicio de una investigación por la supuesta comisión de crímenes de lesa humanidad contra la población venezolana por parte del gobierno de Nicolás Maduro. ¡Vaya ironía! Pues los verdaderos criminales de lesa humanidad, son precisamente quienes con sus acciones, han llevado a privar al pueblo de Venezuela de la satisfacción de sus más básicas necesidades6.

La más reciente y deshonrosa acción del Grupo de Lima, el 4 Enero de 2019, fue la de haber emitido una declaración donde llaman a no reconocer el gobierno legitimo de Nicolás Maduro en vísperas de su posesión, el próximo 10 de Enero, además de acordar algunas medidas como reevaluar el estado o nivel de sus relaciones diplomáticas con Venezuela, impedir el ingreso de funcionarios del gobierno bolivariano a países integrantes del Grupo, prohibición de transacciones financieras, restringir los préstamos por parte de organismos financieros, suspender la cooperación militar e impulsar mas acciones tendientes a presionar económica y diplomáticamente a Venezuela7. Es necesario resaltar la actitud valerosa que asumió el presidente de México Andrés Manuel López Obrador al negarse al firmar dicha declaración, en el marco del respeto del derecho de los pueblos a su soberanía autodeterminación.

El Grupo de Lima es un mandadero de los intereses de los Estados Unidos en la Región. No cabe duda. Por eso, Mike Pompeo, secretario de Estado de Trump, en su más reciente visita a Brasil para la posesión de Jair Bolsonaro, ha afirmado al periódico O Estadao que “Queremos tener certeza de que, no sólo Estados Unidos y Brasil, sino que los demás países de la región dejen muy pero muy claro que la democracia en Venezuela tiene que ser restaurada8, lo que demuestra que no es una simple coincidencia de lecturas, si no un propósito político común.

Nuestros pueblos seguirán resistiendo a los embates de la ofensiva neoconservadora del imperialismo norteamericano y preparando nuevas y mayores victorias. La historia que inició Chávez en 1998, la de la segunda y definitiva independencia, no dará marcha atrás. Nos dirigimos hacia nuestra plena liberación y al socialismo. No estaremos exentos de dificultades. El futuro de Venezuela es el futuro de Nuestra América. A rodearla con la tierna y rebelde solidaridad, sin titubeos.

Barranquilla, 7 de Enero de 2019.

Por: Miguel Suarez (2018-11-23). El fallecimiento o asesinato de Jorge Enrique Pizano y días después de su hijo Alejandro Pizano Ponce de León, muy “amigo” del hijo de Nestor Humberto Martinez, al tomar cianuro camuflado en una bebida azucarada de las fabricada por Ardila Lulle, que se hallaba en el escritorio de su fallecido padre a colocado sobre el tapete a una persona que nadie se atreve a tocar, o si lo hacen es para hecharle flores por su deslumbrante capacidad empresarial, Luis Carlos Sarmiento Angulo, el hombre que mas dinero a acumulado en Colombia a la sombra del terrorismo de estado.

Jorge Enrique Pizano, habría aseverado a un asesor del senador Gustado Petro que “Aquí hay personas más poderosas que el Fiscal”, expresión que apunta a Luis Carlos Sarmiento Angulo, uno, por ser socios de Odebrecht, dos por la descarada protección del Fiscal Nestor Humberto Martinez, gravemente mezclado en todo este escándalo de corrupción generalizada y tres por las mentiras del grupo Aval y del mismo Sarmiento que llegó a asegurar en el 2017, teniendo conocimiento de lo los desfalcos al estado desde el año 2015; “nosotros solo nos enteramos ahora” .

Según Nestor Humberto Martinez, Sarmiento le habría mandado a decir a Pizano que dejase de investigar y luego lo echó del trabajo, comportamiento que muestra la intención de ocultar lo que estaba sucediendo.

Por estos días todos hablan del Fiscal y piden un Fiscal adhoc, otro fiscal, de la renuncia de este, etc, etc, pero nadie se atreve ha hablar de Sarmiento quien estaría tras el Fiscal y la forma como consiguió su fabulosa fortuna que es tazada entre 10 mil y 30 mil millones de dolares.

Cuenta la fabula esparcida sobre Sarmiento, que es un hombre cuya fortuna fue echa a pulso, que no proviene de herencia alguna, que es muy trabajador, etc, etc, pero, todo eso sera cierto en un país donde nadie se vuelve rico trabajando?.

El crecimiento de la fortuna de Luis Carlos Sarmiento Angulo debido a sus negocios o negociados ha sido tan acelerado que algunos lo llaman el Rey Midas, del cual se decía que en los dos últimos años del desgobierno, de Álvaro Uribe Vélez, los mas duros del terrorismo de estado, triplico su fortuna pasando de 1.500 millones de dólares a 4.500.

Y tal parece que los negocios le han seguido funcionando igual ya que al año 2015, antepenúltimo de Santos, su fortuna oficial se estimaba en 13.900 millones de dólares, pero hoy gracias talvez a sus “habilidades empresariales” y talvez por eso de capar impuestos o de robarselos, se habla de que tiene 10 mil millones de dolares.

Es necesario aquí resaltar como la fortuna de Sarmiento creció de igual forma como crecieron las masacres, los robos de tierras a los campesinos y también, al mismo ritmo de las privatizaciones, donde las empresas estatales que pasaron a manos de estos exitosos empresarios.

Cuentan que la carrera de Sarmiento comenzó en 1957, cuando realizó su primer contrato con el gobierno y de allí en adelante a seguido, no solo contratando con el estado del cual deriva su fabulosa fortuna, sino que ahora lo controla férreamente mediante una gran cadena de testaferros.

A comienzos de la década de los 70, aprovechando la ola neoliberal y talvez sus influencia, entró en el negocio de la finanzas, apoderándose lentamente de varios bancos estatales vendidos a precio de huevo.

Hoy el banquero, constructor y seguramente industrial posee gran parte del sector bancario, en un país donde, debido a las leyes, hay que pagarle a los bancos para que guarden y hagan los que quieran con el dinero de los ahorradores.

Cuando el nefasto UPAC, fue implantado en Colombia, fue de los primeros en apoderase de este negociado contra el pueblo, que llevó y que lleva a que sean cientos de miles las familias colombianas que han sido despojadas de sus viviendas y sus ahorros al no poder pagar los escandaloso intereses por el cobrados, claro esta, todo legalmente autorizado por los presidentes a quienes él les financia sus campañas.

La asociación ciudadana para la defensa del derecho al crédito adecuado, protección judicial de la vivienda y la familia y Negociación Bancaria, ANUPAC, en el 2009 realizó un estudio titulado “10 años después de la caída del Upac”, con el que se pudo establecer que el saldo de víctimas del sector financiero fue de 3.000 suicidios, 85 muertes y 125.000 hogares destruidos por cuenta de los Bancos, ademas se calculó que los banco-terroristas habían robado la vivienda a más de un millón 400 mil familias.

Es tan inmensa la cantidad de “negocios” cometidos por el grupo Aval de Sarmiento, siempre en perjuicio del pueblo, que un libro al respecto seria todo un manual de como conseguir dinero sin trabajar y que no alcanzo a contar aquí.

Pero, obvio de debo detallar algunos de los métodos que llevan a que tan fabulosas fortunas se hayan hecho, como la Sarmiento, porque también debo decirlo, no es solo él, es un puñado de muy pequeño de “exitosos” empresarios que no aportan ni exportan nada, viven del estado.

Las practicas exitosas

Al estallar el escándalo sobre la apropiación ilegal de tierras por los grupos Ardilla Lülle, Grupo Santo Domingo y Sarmiento Angulo, en el año 2013, a Nestor Humberto Martínez, el abogado de ellos, los ricos, le encargaron legalizar la adquisición de baldíos en favor estos “exitosos” empresarios y asesorados por abogados sofisticados como Brigard y Urrutia, firma de abogados donde uno de los genios estuvo involucrado en la muerte de una niña indígena hija de pobres.

Para legalizar el delito, tanto Brigad y Urrutia como Nestor Humberto Martínez trabajaron juntos en la elaboración de un fraude conocido como Ley Zidres.

El resultado fue que la ley Zidres fue aprobada una vez Nestor Humberto Martínez asumió el cargo como “superministro”, un puesto creado por Juan Manuel Santos y entregado al abogado de Luis Carlos Sarmiento Angulo, el hoy Fiscal Nestor Humberto Martinez.

Como ellos o él, es muy correcto, con esa ley hecha a la medida de sus delitos encubrieron la apropiación ilegal de terrenos baldíos que son propiedad del estado y que solo podrían ser entregados a los campesinos sin tierra.

Una de las formulas de “éxito” de mayor alcance de Sarmiento la logró mediante la reforma pensional de 1993 que creó los fondos privados de Pensiones y donde el por medio de Porvenir, controla cerca del 60% del negocio.

Allí según denuncio Gustavo Petro en la campaña electoral, Sarmiento realizó el mas que redondo negocio, ya según dijo Petro, el estado les entrega unos 13 billones de pesos anuales, con los cuales ellos, los banqueros o banco-terroristas, hacen lo que quieran, incluso se los prestan de nuevo al estado con “cómodas”, para ellos, tazas de interés, sin que estos paguen pensión a casi nadie, lo que se convierten en una transferencia, eso si muy legal, porque ellos hacen las leyes para todo parezca legal, de dineros estatales a una persona que así va acumulando y acumulando mas y mas fortuna, claro esta muy bien habida y en detrimentos de los colombianos pobres.

En el año 2016 Juan Manuel Santos, argumentando la necesidad de obtener recursos para la construcción de infraestructura vial privatizó la empresa ISAGEN, recibiendo el gobierno unos 6 y medio billones de pesos y vaya fortuna, uno de los grandes favorecido con esos dinero fue nada mas ni nada menos que el hombre las rico de Colombia, dueño de varios bancos, de los fondos privados de pensiones y de constructoras, Luis Carlos Sarmiento Angulo.

El conglomerado de Sarmiento Angulo logró cuatro concesiones del programa vial 4G, que les significaron inversiones por $8,5 billones, con lo cual decidieron una re-ingeniería en Corficolombiana, una empresa controlada accionariamente por Sarmiento Angulo.

Tras la salida de Germán Vargas Lleras del Ministerio de Vivienda en abril de 2013, su mano derecha, Luis Felipe Henao, heredó la cartera. Henao fue su viceministro y hombre clave a la hora de estructurar el proyecto de las 100.000 viviendas supuestamente gratis que entregó el gobierno.

El Ministerio de Vivienda a través de FonVivienda y la Fiduciaria Bogotá de la organización empresarial de Luis Carlos Sarmiento, firmaron en 2012 un contrato para la administración y desembolso a los constructores de las viviendas por 4.4 billones de pesos, convirtiéndolo en el mayor contratista del Estado.

En el 2013, cuando Henao ya estaba al frente del ministerio, la cartera volvió a escoger a FiduBogotá, a través de una licitación de uno, para manejar otros 1.1 billones de pesos en el programa “Vivienda salario mínimo”, con el que el gobierno planeó la construcción de 86.000 viviendas.

Durante el ministerio de Luis Felipe Henao, este le entregó a Luis Carlos Sarmiento Angulo cerca de 6 billones de pesos en contratos.

Luis Felipe Henao ocupó ese cargo hasta abril de 2016. Después de algunos días, Luis Carlos Sarmiento Angulo, nombró al hombre que le sirvió de testaferro en el gobierno como director ejecutivo del Centro para el Tratamiento y la Investigación sobre el Cáncer – CTIC, donde el banquero que construye casas, siembra palma africana, produce Biocombustible, es terrateniente acumulando miles de hectáreas robadas a los campesinos o al estado, hotelero y dirán que hasta periodista ya que es uno de los dueños del Diario el Tiempo, donde este dizque invertirá un billón de pesos.

El degenero es tanto y tan abierto, que el proyecto de Centro para el Tratamiento y la Investigación sobre el Cáncer – CTIC, de propiedad de Sarmiento Angulo, se convirtió en Proyecto de Interés Nacional Estratégico para el gobierno, un estatus otorgado por la Comisión Interinstitucional de Infraestructura de Proyectos Especiales, creada en enero de 2015, donde participan varios ministerios, todos testaferros de Sarmiento como lo han sido Vargas Lleras, Henao, Nestor Humberto Martinez y por lo visto hasta el propio Santos, lo que le significara a Sarmiento utilizar mas dineros del estado en su beneficio.

Sarmiento Angulo gana tanto dinero mamando de la teta del estado, que se dice que “gana”, si a esa forma de hacer dinero se le puede llamara ganar y no estafar, unos 1500 dolares por minuto.

La vía al llano ha sido desde 1994 la mina de oro de Sarmiento Angulo en la cual pululan los peajes, donde lo normal es el mal estado de la vía y los constantes derrumbes sin solución, donde se cayó el puente de Chirajara, es una muestra de como el exitoso empresario ha acumulado su fabulosa fortuna valido de testaferros de la calidad de Nestor Humberto Martinez, Luis Felipe Henao y German Vargas Llegas, mas un sin numero de testaferros de baja alcurnia entre los que se deben contar muchos “honorables” senadores que legislan para el bien de este hombre y no del pueblo.

Otra cosa, la caída del puente de Chirajara dejó al descubierto que Sarmiento y sus empresas constructoras realmente no construyen nada, ya debido a sus “habilidades”, estos se ganan los contratos con el estado y entregan la construcción a otros ganandose el dinero como intermediarios, mejor dicho sin hacer nada.

Han sido más de 50 años de oscuros negociados, donde sus testaferros han legislado para su beneficio y que los últimos acontecimientos nos demuestran, su fortuna a sido debido al aprovechamiento del estado, donde casos como los sobornos de Odebrecht y Corficolombiana dejan al descubierto su “exitoso” método empresarial que ha echo que su fortuna crezca de la misma forma como ha crecido el terrorismo de estado en Colombia.

Ademas y debo decirlo, este señor y otros cuantos como el, se han lucrado de la guerra y quieren que esta siga para seguir por lo mismo, enriqueciendose a costa del sufrimiento del pueblo colombiano.

Les comento, esto es lo que yo alcanzo a ver por encima, se imaginan ustedes como sera la podredumbre por debajo?, algo de eso eso es lo que se esta saliendo a flote y que están escondiendo.

 

Alberto Pinzón Sánchez.

Cuenta la historia de Colombia que Don Pablo Morillo, el tozudo y muy condecorado” teniente general del real ejército español; el implacable representante del “Trono y el Altar del Imperio Español”, antes de ser derrotado por el Libertador Bolivar y, antes de condenar a muerte en Bogotá al llamado sabio Caldas, exclamó arrogantemente que el Rey no necesitaba de sabios. Era otra época histórica: el otrora poderoso imperio colonial español donde no se ocultaba el sol, se desasía en su decadencia económica y moral, como consecuencia de la lucha anticolonial de los Pueblos, para ser sustituido por el imperialismo anglosajón del presidente Monroe e iniciar otro luctuoso período en la historia universal de la infamia. Esta pequeña anécdota, enseña que una tal arrogancia y desprecio por el saber, no se debe imitar y menos si se es partidario de la “utopía internacional de la emancipación de los trabajadores” y de las capas medias, ahora diluidas dentro de las llamadas clases “subordinadas no explotadas” .

El trino del gran intelectual de fascismo colombiano y presidente del parlamento, Ernesto Macías, sobre la convocatoria a una “asamblea Constituyente”, escrito en algún lugar de las montañas de Rionegro Antioquia, y enviado textualmente para ser trascrito en su cuenta para soplarlo suavemente en la orejita del presidente Duque como estrategia de mediano plazo; no es ningún delirio sin asidero en la realidad colombiana, ni una ficción que se deba despreciar o no tener en cuenta. No es tampoco una simple amenaza a los aludidos de ser revocados si no aprueban obedientemente lo que se les envía desde la casa de Nari. Por el contrario, debe ser leído con despacio y, analizado frase por frase para extraer conclusiones.

Dice así: “Definitivamente no es posible tramitar vía Congreso, verdaderas reformas a la Justicia, ni política, ni ajustar los acuerdos de La Habana; las presiones de las Cortes y otros intereses lo impiden. El presidente no debe descartar la convocatoria de una asamblea Constituyente”. Ernesto Macías Tovar. Twitter del 11 de noviembre 2018.

Macías y el partido fascista en el Poder en Colombia que él representa, ha encontrado y comprobado que como lo enseña la noción marxista actual del Estado con sus llamadas “instituciones” o aparatos ideológicos de Estado, es una relación social amplia y compleja y coordinada por niveles, en donde como en la Sociedad Civil también se desarrolla (la ya casi “eterna”) lucha de clases sociales. Hay pues dificultades obvias en el desarrollo de la implementación de la política gobernante y dominante en el Congreso, en las Cortes y por parte de “otros intereses” (posiblemente de poderosas fracciones narco-para militares rivales) que se cuida de mencionar, no vaya a ser le pongan en su curul una botellita de agüita fresquita saborizada con cianuro.

¿Cuáles son esas reformas prioritarias para el partido del bachiller Macías? Él las menciona: la reforma a la justicia, la reforma a la política (politiquería corrupta y clientelista) y ojo, las reformas que cínicamente llama “ajustes” a los Acuerdos de la Habana. Así pues, no hay mención (y se colige no hay discrepancias) en la “política neoliberal depredadora violenta y guerrerista agenciada por los gremios y las agencias trasnacionales del imperialismo global que le impusieron al desabrido presidente Duque el ministro “chupasangre” Carrasquilla. También se ve que el asunto de los ajustes al Acuerdo de la Habana no es un fin en sí mismo como lo suponen “algunos”, sino un medio para avanzar en la implementación de los objetivos generales del fascismo y lograr un mayor dominio al que se tiene ahora sobre la sociedad colombiana.

Sobre el estanco de lo económico con sus implicaciones en los otros niveles de gobierno, el expresidente Uribe se ha limitado a señalar que su rival de fracción de clase JM Santos, en su “octenio” de gobierno, se limitó a dejar la olla raspada y una nefasta herencia de un endeudamiento en el sector público del 56% del PIB. Derrochó un 3,5% del PIB de la bonanza petrolera con base en Ecopetrol. Dejó enormes déficits en salud (11 billones) en educación, Electricaribe (10 billones) sistemas de trasporte masivo (deuda de 5 billones), etc y, además, ojo, una desfinanciación de 129 billones de pesos “comprometidos con FARC”. (más detalles se pueden ver en el siguiente enlace: http://caracol.com.co/radio/2018/11/14/politica/1542222235_802847.html)

Todas estas deudas y desfinanciaciones son las que finalmente han salido a flote con las fallas, perfidias e incumplimientos en la implementación del Acuerdo de paz con las Farc, así como con la esperanzadora movilización estudiantil y cívico popular en lucha por lograr una financiación adecuada a la educación superior pública y contra la reforma económica Duque -Carrasquilla. Luchas que han aumentado en círculos concéntricos la crisis general de la sociedad colombiana, a lo que se le debe sumar lo que en teoría de la gobernanza se llama la actual crisis de los fusibles:

La chirrida ministra de educación del gobierno Duque, e incluso el mismo ministro Carrasquilla pueden ser fusibles que en un momento de apremio pueden ser cambiados. No lo es, en cambio, el Fiscal Martínez, quien debe ser considerado no un fusible barato, sino un acumulador potente que en caso de que se funda debido a su delictiva carrera como ficha de la mafia política del exvicepresidente Vargas Lleras y como abogado de doble faz, tanto del magnate financiero trasnacional Sarmiento Angulo como de la compañía brasileña Odebrecht, es decir Juez y parte, en caso de colapso generará un apagón eléctrico mayor. En Breve los círculos concéntricos de la crisis general de la sociedad colombiana se amplían y con ellos las dificultades para superarla y entonces es cuando el mecanismo de la Constituyente vuelve a estrujar los sesos de los dirigentes-dominantes, como si fuera un fantasma del pasado. ¡Ay, de Alfonso Cano!

El concepto de Solución Política del histórico conflicto social armado de Colombia, según lo explicó en múltiples y repetidas ocasiones, uno de sus diseñadores como lo fue el comandante Alfonso Cano, antes de ser ajusticiado vilmente por J M Santos, estaba parado en dos pies: Uno, un acuerdo político trasformador logrado con el Estado colombiano sobre los principales problemas subyacentes en la confrontación, que para que tuvieran el efecto trasformador debería quedar como norma en la Constitución, como expresión de las nuevas relaciones de clases surgidas, y dos, para que esto fuera legitimado y validado o legalizado por la sociedad colombiana, se debía hacer mediante una muy amplia y democrática Asamblea Constituyente, que involucrara a TODOS los sectores de la sociedad colombiana sin excepción, los que deberían proponer sus candidatos a ella para su elección libre y soberana, elección, incluso, supervisada por la comunidad internacional.

Como el pacto Londoño-Santos, solo logró una parte del primer pie (lo cual sobra decir es y ha sido positivo) quedó en el tintero o mejor, sin desarrollar el asunto de la validación o refrendación del Acuerdo, que fue sustituido torpemente por un plebiscito amañado y que la perfidia del Tahúr gobernante llevó intencionadamente hacia su derrota al no mover un dedo en su favor para que así ganara el NO, como en efecto sucedió. A partir de ahí, fue cuando como decía el párroco de mi pueblito, “empezó Jesucristo a padecer y su madre a pasar afugias”, sufrimientos y aflicciones potenciados porque en Colombia no hay Cirineos que ayuden a cargar una cruz así, y menos dentro de la cordial y tradicional enemistad a muerte existente entre la Izquierda llamada democrática, y ni qué decir de la izquierda armada, que sería fuego amigo.

Así pues que, el asunto de la inclusión de los elementos centrales del Acuerdo de paz en la Constitución como su fin último trasformador y para lo cual fue concebido ese Acuerdo, quedó trunco o frustrado y a la merced de las amputaciones, mutilaciones y muñones hechos por las “instituciones” del mismo Estado signatario del Acuerdo, dejando en el aire o para posteriores luchas populares dicha Asamblea Constituyente. Y además, demostrándonos a todos, lo que el sabio intelectual del fascismo Ernesto Macías en la presidencia del parlamento colombiano nos ha puesto en evidencia en su menospreciado trino: Que el Acuerdo de paz no es un fin en sí mismo como creen “algunos”, sino un medio para lograr trasformaciones esenciales en la sociedad. Y que la Asamblea Constituyente es otro medio político útil en los momentos de crisis generalizada para producir reformas esenciales en la carta magna en un mediano plazo, que sigue vigente o en pie.

Así las cosas, la crisis concéntrica de la sociedad colombiana y como sucede en todos los momentos de inflexión social parece tener dos posibilidades de desarrollo: Una, la más probable y posible, hacia una profundización del fascismo gobernante, reforzada con un cambio de fusibles ministeriales y una inteligente maniobra, que ya se avizora, para sacar en limpio al exitoso trepador social hijo del “vaciao” maistro albañil Salustiano Tapias, Néstor Humberto Martínez, quien llegó a ser un multimillonario juez y parte de la corrupción generalizada que carcome a la sociedad colombiana mediante el alto cargo de Fiscal General de Colombia que atemoriza a medio país; maniobra que se finalizará con la Constituyente mínima, reducida, de conciliábulos, y espuria del sabio bachiller y presidente del senado colombiano Ernesto Macías.

Y otra, un potente movimiento social que supere la pregunta que todos se hacen hoy día ¿hacia dónde conduce la importante movilización social actual? Es decir que se apropie de la consigna que quedó refundida en la Habana y que Petro repudió en su Colombia Humana, de una Asamblea Constituyente muy amplia, democrática y trasformadora, o superadora de la crisis social en la que se encuentra nuestro atormentado país.

Nunca me canso de repetir la auto consigna diaria que mantuvo en vivo a Gramsci en las cárceles donde el Duce Mussolini lo mandó a pudrirse para que no pensara más: “Frente al pesimismo de la realidad, oponer el optimismo de la voluntad”.

Fuente Imagen Internet: El fiscal Martínez recibe misteriosa llamada de Ernesto Yamhure.

 

 

 

 

Por: Miguel Suarez (2018-11-02). Por orden del para-fiscal Nestor Humberto Martinez, que responden a los intereses de los despojadores de tierras, la banda armada legalizada conocida como ESMAD, el ejercito de ocupación al servicio de la mafia que gobierna a Colombia y miembros del grupo paramilitar conocido como CTI, realizaron un gigantesco operativo en la región del Guayabero-Lozada, San Vicente Del Caguan (Caqueta), con el objetivo de despojar a los campesinos de sus semovientes.

La arremetida comenzó desde el pasado jueves 25 de octubre (2018) cuando varios fiscales acompañados de bandidos del C.T.I. y de la policía llegaron con órdenes de allanamiento, inspección y decomiso de cientos de cabezas de ganado vacuno a varias fincas y haciendas de la zona rural de ese municipio.

Los campesinos, dueños y poseedores del ganado, se opusieron decididamente a la medida, que terminó en horas de la tarde del jueves 25 con la retirada de los bandidos, dejando nuevamente el ganado en manos de los campesinos.

El viernes 26, muy temprano de la mañana, los bandidos llegaron de nuevo, esta ves acompañados de cerca de mil funcionarios de la Fiscalía, la Policía, el Ejército de ocupación, la Fuerza Aérea, la Sociedad de Activos Especiales (SAE), y la Unidad de Parques Nacionales Naturales de Colombia.

Los campesinos quienes han vivido allí desde hace más de 40 años, denunciaron el saqueo y en su respaldo se unieron los comerciantes de San Vicente del Caguán que cerraron sus locales para apoyar a los campesinos víctimas del Fiscal, militares y Policía del gobierno de Iván Duque.

Debido a la divulgación por las redes sociales de estas acciones de la policía en la zona, centenares de campesinos de otras localidades del municipio y de otros municipios, llegaron en la mañana del sábado 27 de octubre a reforzar a su compañeros.

La orden de robo la habría dado uno de los para-fiscales al servicio de Nestor Humberto Martinez, muy diligentes para confiscar a los campesinos e indolente ante los robos de tierra de expoliadores como Luis Carlos Sarmiento Angulo que se ha apropiado de millones de hectáreas en la región.

Las palabras de esbirro que comandó el acto delictivo, bien pueden quedar en la historia de la ignominia ya según él, la expropiación de miles de cabezas de ganado se hacia ya que con ellos los campesinos estaban contaminado el parque y que la orden era decomisar todas las cabezas de ganado para preservar el medio ambiente, pero desde allí, desmintiendo al esbirro, a algunos kilómetros se alcanzaba a divisar la maquina de bombeo de una multinacional petrolera que, producto que según la ministra de minas y energía, no contamina el agua.

Es indignante el ver como delincuentes del estilo de Nestor Humberto Martinez se sacian con el dolor del pueblo colombiano robándole sus bienes muy seguramente para presentarlos como las reses de la Farc, que el había anunciado tener identificadas y que no ha podido mostrar.

Por las carreteras construidas por los mismos campesinos y por guerrilleros de las FARC-EP, entraron y salieron grandes camiones con miles de cabezas de ganados, ante la impotencia del pueblo que indignado observaba el despojo a que eran sometidos.

La situación llegó a ser tan macondiana, que a los mismo campesinos les tocó destruir partes de las trochas por ellos mismo construidas para evitar la circulación de los camiones.

Nadie en el resto del país se movió ante el acto de injusticia y de violencia por parte de la mafia que detenta el poder en Colombia, que a la vez que cambia normas para legalizar los robos de tierras del estado por parte de quienes se lucran de esa mafia, como los Ardilas Lules, Santodomingos y Sarmientos, sin piedad roba los bienes a los campesinos pobres.

De acuerdo con Noticias Caracol, por medio de una mesa de negociación, se entregaron de nuevo a los campesinos los bienes incautados.

El operativo, según ese medio de comunicación, continuaría hasta capturar, ya no a semovientes que destruían el medio ambiente, como lo anuncio el bandido uniformado de la policía, sino a cerca de 3.000 personas que, según ellos estarían deforestaron dentro de los Parques Tinigua, Picachos y Chibiriquete.

La decidida resistencia de la población de San Vicente del Caguan, por lo menos por ahora, parece logro frenar el intento de despojar a los campesinos de sus bienes y así obligarlos a abandonar la zona, pero el Caracol TV, dio la pista, volverán porque muy seguramente en la zona o hay oro o mas petroleo.

Es importante tener en cuenta, y esto le debe servir de escarmiento al pueblo de San Vicente del Caguan, que allí, en las votaciones pasadas Ivan Duque obtuvo cerca del 53% de los votos, y ahora esto es lo que reciben como pago de Uribe y su banda, especialmente los pendejos que votaron por la mafia y quienes no votaron por la paz, que fueron algo mas del 60%.

Allí quedó dibujada esa criminal oligarquía, su vileza y lo miserables que son, que no tiene compasión a la hora de agredir al pueblo colombiano para servir a algunos vividores que posan como exitosos empresarios que acumulan fantásticas fortunas a costa del dolor del pueblo, despojándolo de sus tierras, en un sistema donde para los pobres no existe capitalismo y menos propiedad privada la cual esos bandidos, que entre otras apodan cacaos, piensan solo es la de ellos y por eso se ha robado unos 9 millones de hectáreas de tierras causando unos 9 millones de desplazados.

Roban, mandan a asesinar y se apoderan del estado y hasta entregan el país a multinacionales que a su vez les dan algunas migajas, con un ejercito, armado hasta los dientes con lo último en tecnología, con unos 500 mil asesinos, hijos de pobres a quienes ellos han degenerado para que estén a su servicio, que asesinan impunemente por campos y ciudades.

Con el intento de robo a los campesinos del Caguan, la mafia que controla el poder en Colombia, vuelve a mostrar su criminal forma de enriquecerse y esto debería servir al pueblo para ir tomando conciencia sobre la clase de criminales a quienes venden sus votos.

Así que hay que ir tomando nota para en las próximas votaciones no votar por esos delincuentes ni sus testaferros, no importa si al final se roben las votaciones porque una cosa es que se tengan que robar la presidencia y otra es que la puedan comprar o canjear por tejas o metro de manguera.

Venta de votos, tejas o mangueras, que ahora se las quitaran con creces con el aumento del IVA a todos los Colombianos, incluidos quienes no votaron por cambiar de gobierno y los que votaron por Uribe escondido tras Duque.

La paz la están volviendo trizas y están buscando guerra contra Venezuela, así que muy pronto, si todo sigue así, mas hijos de pobres tendrán que morir en la guerra para que ellos, los ricos sigan aumentando sus fortunas.

La rabia, la impotencia y el odio generados por los sucedido en Caguan y lo que se viene con el IVA y con la guerra, se debe ir afinando para salir a la calle a protestar enérgicamente y para sacar a esos bandidos del poder en Colombia.

 

Por Alberto Pinzón Sánchez

En la primavera europea de 1944 (fecha que se debe tener muy en cuenta) ya en las postrimerías de la II guerra mundial, cuando la historia le daba al imperialismo occidental la trascendental lección de que “no se debe atacar a Rusia y mucho menos invadirla al finalizar el verano”; apareció publicado en Londres el libro de Friedrich Hayek “el camino a la servidumbre” (the road to serfdom) posterior premio nobel de economía en 1974. Libro rápidamente traducido a 20 idiomas universales, que un año después, “selecciones de Reader's Digest” ¿la recuerdan? publicó en EEUU como versión ligeramente abreviada que llegó a alcanzar una millonaria difusión e hizo necesaria una tirada mayor, esta vez en 1950, en forma de folleto ilustrado o “comic” por la General Motor. Había nacido con todas las letras el neo liberalismo que luego convertido en el “credo” de un nuevo y deslumbrante becerro de oro universal, que se impondría al mundo (globo en inglés) en medio de “sangre, sudor y lágrimas” al decir de pletórico y ventripotente “Sir” Winston Churchill: Cualquier planificación de la economía, bien fuera soviética o nacionalsocialista (nazi) que fueron igualadas, era “totalitarismo”, enemigo mortal de la libertad humana ¿cuál libertad? obviamente la del mercado libre (free market) convertido ahora en base y supra-estructura de la nueva sociedad mundial emergente y en expansión, o según el idioma; “mundialización” en los idiomas latinos o “globalización o globalisierung”, en los idiomas germánicos.

Lo que siguió de ahí en adelante en todo el mundo es muy complejo, largo y enredado, y ha dado origen a miles de análisis de todo tipo, ensayos, tesis y teorías económicas, sociales, etc. En lo personal no creo que exista otro libro que haya descrito todo este turbulento y abigarrado periodo de la historia humana (1945-2011) con más minuciosidad, abstracción y dedicación histórica, como la magna obra del gran historiador catalán, lamentablemente recién fallecido, Josep Fontana; titulada “Por el Bien del Imperio”. Pasado y Presente.Barcelona.2011; con 1022 páginas, escritas en idioma castellano, y reconocido como uno de los libros más importantes escritos en nuestro idioma.

Finalizada la II guerra mundial se iniciaba un periodo histórico-mundial de fortalecimiento y expansión del capitalismo triunfante en la parte más desarrollada industrial y tecnológica del planeta; el Noratlántico europeo-norteamericano y la reindustrialización de Japón y centro Europa destruidos por la conflagración, todo, en un clima de pre-guerra contra el comunismo (de cualquier versión) que también emergía triunfante de la guerra como reto serio, definitivo y alternativo, o superador dialectico del capitalismo. Era la guerra fría, concebida como una etapa más de una guerra geopolítica más basta y larga contra el totalitarismo colectivista, mientras en la periferia global en disputa, se imponía la trasformación y reordenamiento institucional del Estado capitalista atrasado, posible objetivo del comunismo, para inmunizarlo contra esta posibilidad: Era el anticomunismo como ideología central de todo el proceso, que señalaba a los partidarios del socialismo (también de cualquier versión) como “enemigos internos de la sociedad”.

En el periodo de entre-guerras mundiales, en la atrasada y dependiente periferia capitalista latinoamericana, existían varios dictadores militares sacados de la vieja tradición de gamonales militares que gobernaron con el terror contra sus conciudadanos especialmente si eran sospechosos de tener ideas socialistas o socializantes, utilizados ampliamente en sus países respectivos por los militares estadounidense en sus propósitos geopolíticos dominación de la región; Porfirio Díaz en México, Juan Vicente Gómez en Venezuela, Uriburu y la junta militar del 43 en Argentina, Getulio Vargas en Brasil, Trujillo en Dominicana, Jorge Ubico en Guatemala, Tiburcio Carías en Honduras, los Somoza en Nicaragua. Eran “nuestros hijueputas” al decir de Nixon: La carne trémula y en descomposición del personaje literario “modelo” del dictador de tierra caliente de Valle Inclán, García Márquez, Roa Bastos, Asturias, Vargas Llosa, Carpentier, etc

Pero es, después del fin de la II guerra mundial, cuando se impone otro tipo de dictaduras ya francamente anticomunista, y el reordenamiento y reorganización de Todo el Estado es prácticamente entregado a una máquina de coacción militar, dotada de armas e ideas por el militarismo imperialista estadounidense, para que se encargara mediante el llamado “consenso hegemónico”, de adelantar el disciplinamiento y la guerra social contra el enemigo interno comunista en cada uno de sus países, con el objetivo concreto de desarrollar el capitalismo depredador de esta nueva fase haciendo compatible la política con el desarrollo económico. El Mercado con el Estado. Y entonces, empiezan a asolar el escenario latinoamericano las dictaduras terroristas de la segunda mitad del Siglo XX:

En 1946 se inicia como modelo en Colombia (Colombia siempre ha sido el “modelo”) las dictaduras falangistas conservadoras y abiertamente anticomunistas de Ospina Pérez y Laureano Gómez, que organizan la conferencia Panamericana de Bogotá de 1948, origen de la OEA, origen a su vez de la ejecución por parte de los servicios secretos estadounidense del líder popular de izquierda Jorge Eliecer Gaitán el 9 de abril de 1948, que origina el conocido Bogotazo, continuado con la cacería de los nueveabrileños, liberales y comunistas y, que a su vez, origina la guerra civil de la violencia bipartidista de Colombia que lleva el capitalismo moderno al campo y que origina en 1953, la dictadura militar de Rojas Pinilla con su continuación en el autoritario Estado de sitio del Frente Nacional bipartidista nacido en 1957, lo que a su vez se continua con las guerrillas de resistencia comunistas, camilistas y maoístas hasta el día de hoy, constituyendo el llamado “conflicto histórico social y armado de Colombia”.

En 1950 se reinstala al célebre “Tachito” Somoza en Nicaragua, quien es seguido en 1952 por la colocación el Poder de los bien conocidos Batista en Cuba, Pérez Jiménez en Venezuela, y Duvalier en Haití. Dos años más tarde (1954) se derroca en un sangriento putsch al socializante Jacobo Árbenz en Guatemala y se instala el terror de Castillo Armas. Ese mismo año, también se pone al nazi Stroessner en Paraguay. Y unos años más tarde (cuatro años después de sucedida la Revolución Cubana) durante lo que pudiéramos llamar la segunda ola dictatorial latinoamericana, en 1964 se organiza en Brasil, lo que sería el modelo general de las dictaduras terroristas de la Seguridad Nacional, modelo expandido por toda Nuestramérica con la dictadura de 20 años de Castelo Branco, Costa Silva, Garrastazu, Geisel y Figueiredo. En 1968 sube por un putsch Velasco Alvarado en Perú, seguido por el sanguinario Banzer (1971) en Bolivia, Rodríguez Lara en 1972 el Ecuador, y la feroz dictadura uruguaya de 12 años de duración iniciada en 1973 por Bordaberry, Demichelli, Aparicio Méndez y Álvarez. Replicada unos meses más tarde, aquel fatídico 11 de septiembre en Santiago de Chile que derrocó a Allende y colocó en su remplazo a su jefe militar encargado de la defensa constitucional el traidor y sádico simulador nazi Pinochet (1) En 1976 se instala en la Argentina la implacable e inhumana dictadura de 7 años de Videla, Viola Galtieri y Bignone, que con su caída en 1985 al parecer cerró el ciclo de los tan repudiables putsch sangrientos que instauraron atroces Estados fascistas patrocinados por el Imperialismo y sus agencias de inteligencia.

Después vendrá en el centro desarrollado Noratlántico, la caída del muro de Berlín con el proclamado triunfo neoliberal y fin de la historia. La aceleración vertiginosa de la última revolución tecnológica digital e informática que hizo instantánea la movilidad del capital financiero global depredador, y el aparecimiento de mafias neoliberales en la instrumentalización del Poder con su perfeccionamiento institucional ajustándolo y reorganizándolo al mercado, a la acumulación de capital por el despojo de millones, y a la depredación territorial ejercidas por el capital financiero mundial. El surgimiento de potencias post comunistas convertidas en potencias capitalistas como Rusia y China que entraron a disputar a la tríada imperialista (USA-Europa-Japón) la hegemonía única y su geopolítica de control territorial exclusivo. La profunda y larga crisis financiera del 2009 que se ha prolongado peligrosamente hasta hoy día. El desmonte final del Estado del Bienestar en el centro capitalista desarrollado con el desplome del “centrismo” social-demócrata, social-cristiano y liberal, con la polarización y el resurgimiento de partidos parlamentarios xenófobos y neonazis, o "fascismo con rostro humano y democrático” (neofascismo lumpen-burgués y xenofóbico dentro de la democracia burguesa) y triunfo definitivo de la globalización neoliberal con pulverización de la clase obrera y de sus partidos de clase incapaces en su miseria ideológica de presentar no ya un proyecto "alternativo" sino abiertamente sustituto. Crisis económica global a la que se le viene a sumar dos crisis aún más deletéreas: la dramática crisis medioambiental, y otra, la crisis militar con sus posibilidades de una catástrofe nuclear. Tres crisis que empiezan a ensombrecer aún más el futuro de la humanidad.

Así, ante este reflujo popular en Nuestramérica han podido suceder sin mayores implicaciones los “golpes blandos fascistas” que el Imperialismo ha instaurado como nueva modalidad maquillada de los atroces y aborrecibles golpes militares con la destitución judicial (impeachment) de presidentes incomodos por sus veleidades socialistas y su reemplazo por algún corrupto sirviente local del capital financiero global; como los realizados en Honduras 2009 contra Zelaya. En Paraguay 2014 contra Fernando Lugo, y, recientemente contra Dilma en Brasil 2016 que subió al Poder de ese gran país al corrompido traidor Temer, para que le abriera el paso al fascista Bolsonaro.

Una vez gane Bolsonaro la presidencia de Brasil como lo profetizan la mayoría de las encuestas del aparato mediático brasileño, a nadie le debe quedar duda que se habrá cerrado de una vez por todas el cerco político y militar contra el pueblo venezolano: Colombia por el occidente, Brasil por el sur oriente; la OEA de Almagro por el Norte y los obispos por las entretelas del alma; mientras discutimos si es fascismo o imperialismo (dos caras de la misma moneda) el que nos va a despedazar.

Pobre Venezuela convertida en una isla bolivariana, rodeada por enemigos por todas partes. ¿Y ahora, quien podrá defenderte?

(1) Según el invaluable testimonio del senador y dirigente del Partido Socialista de Chile Carlos Altamirano en su libro testimonial “Dialéctica de una derrota. Editorial Siglo XXI. México. 1977. 300 páginas”.

Fuente Imagen: Internet. El presidente Nixon y su asistente charlan con Tachito Somoza

Por Alberto Pinzón Sánchez. 

En su larga lucha teórica y práctica contra el fascismo, Gramsci deja escrito en varios textos dispersos los elementos constitutivos de lo que considera el fascismo italiano, matriz de los demás fascismos europeos y posteriormente extraeuropeos. Aventuraré (corriendo el riesgo de la simplificación) algunas de esas características en las que coincide con otras tesis leninistas, sin que se agote esta apasionante discusión siempre tan actual.   

 Para Gramsci, el fascismo es un complejo formado por una amalgama de fuerzas sociales intermedias y de clases sociales, que surge en el seno de la burguesía monopolista (imperialista) como una solución totalizadora y de compromiso que une la política y la economía, con el fin de enfrentar una crisis económica internacional, resolver mediante la violencia física y armada las dificultades en la producción y el intercambio de mercancías y, pulverizar al movimiento obrero. 

Si la lucha de clases ha precipitado la crisis económica, política y de hegemonía, amenazando el poder burgués, ella recurre a la coerción total, la represión y la muerte para restablecer su dominación y reorganizar la producción y la sociedad, convirtiendo este aspecto coercitivo en lo dominante; para lo cual, aprovecha el aparecimiento de un demagogo providencial que exacerba con una propaganda efectista y una simbología simple, los sentimientos de ira y frustración por la situación crítica que existe especialmente en las clases subalternas de la pequeña burguesía urbana y rural, en los "estratos más bajos de la clase obrera" y el lumpenproletariat. Así mismo, frente al internacionalismo espontaneo de los obreros, el fascismo incita el localismo más atrasado y el nacionalismo más irracional y feroz.          

Paralelamente a sus reflexiones sobre el fascismo, el dirigente comunista y proletario Gramsci, elabora el concepto histórico social bastante innovador de Revolución Pasiva, con el  cual caracteriza los cambios lentos, graduales y acumulativos, no rupturistas, inducidos durante generaciones y desde las alturas del Poder en una sociedad burguesa como la italiana, tanto en la esfera económica como la institucional, con el fin de evitar una verdadera revolución social y explicar el fascismo como un caso típico de Revolución Pasiva.

Con esta introducción y pensando en la sociedad colombiana intentaré también dar brevemente algunos elementos históricos que permitan entender el fascismo colombiano actual. 

  1. 1.Concluida en Colombia la guerra de los mil días (1.902) con un tratado sellado entre los gamonales militares liberales y conservadores en un buque de guerra de los EEUU, y con el cual Colombia legalizó la dependencia neocolonial de nuestro país al imperialismo emergente en los EEUU, viene un periodo que pudieras llamar hoy como el post conflicto de los mil días, que concluye con la siempre presente masacre de las bananeras en 1928 y la caída de la corrupta hegemonía conservadora en las elecciones de 1930. Los hechos más relevantes de este periodo son: La desmembración de la provincia de Panamá y el pago por parte de los EEUU de 22 millones de dólares a los gobiernos corruptos de Colombia como "reparación de victima". Las venganzas brutales de los gamonales militares conservadores con sus homólogos liberales, expropiación de tierras, fusilamientos etc. El surgimiento de un embrionario partido socialista y revolucionario bajo las influencias de la revolución bolchevique en Rusia y en oposición dialéctica, el surgimiento de núcleos intelectuales de pensamiento fascista orientados por el pensamiento del fascismo europeo, en especial el nacional catolicismo español y las intrigas del Nuncio Apostólico en Bogotá para continuar impulsando las tesis anti bolcheviques de la Acción Católica propaladas por las bulas del Estado Vaticano, que concluyen con la división del obispado colombiano ente los seguidores de Guillermo Valencia y los del gamonal militar conservador Vásquez Cobo, y con la derrota electoral del conservatismo en 1930, y sin que esto hubiese significado el apocalipsis que profetizaban los monseñores. 
  2. 2.En 1930, se da una intensa lucha ideológica y política llamada la revancha liberal, incluso con enfrentamientos armados entre los sectores clerico-militares-conservadores y el sector progresista del partido liberal en coincidencia con el naciente sector socialista que apoyaba una modernización de la economía colombiana, de la política y de la tenencia de la tierra, lo cual fue presentado por sus adversarios como la hecatombe apocalíptica. Este convulso periodo se cierra con el triunfo de las fuerzas conservadoras en las elecciones de 1946 y con otra masacre inolvidable: el magnicidio del líder popular JE Gaitán, el bogotazo de 1948 y la represión oficial falangista contra los gaitanistas y socialistas, que desembocó en una verdadera guerra civil bipartidista llamada la violencia del medio siglo, terminada con el pacto en las alturas entre el nacional católico ( falangista) Laureano Gómez y el virrey de los EEUU en Colombia el liberal Lleras Camargo, quienes firman el pacto de 1957 para crear el reparto minucioso por mitades iguales del presupuesto nacional.
  3. 3.Creado el régimen bipartidista del frente Nacional y la modernización del ejecito colombiano mediante el pacto del Teatro Patria de 1957, se conforma un nuevo Bloque de Poder dominante cuya característica es también la modernización económica dependiente de la economía estadunidense, y el desarrollo del capitalismo en el campo junto con la obsesión por preservar el orden publico por medio de las armas. En 1964 bajo la presidencia del borrachín Guillermo  León Valencia, el gamonal conservador admirador del caudillo español Franco, se inician una serie de ofensivas militares para erradicar los últimos vestigios de guerrillas liberales en Marquetalia que dan origen a las comunistas Farc, en el Carare donde surgen las Guevaristas del ELN y en el alto Sinú las del maoísta EPL; frente a las cuales el Estado emplea todos los medios de lucha en busca de su derrota, logrando alcanzar con algunas de ellas durante ellas pactos de desmovilización. La principal característica de este periodo es el avance en el desarrollo del capitalismo y del mercado en todo el territorio nacional junto con la consolidación de la contrainsurgencia como doctrina Estatal, que, en 1.968, durante el gobierno de Lleras Restrepo legaliza por decreto a los para militares, dando paso a una estrategia abierta de eliminación física masiva de dirigentes obreros y sociales de extracción comunista principalmente.  Durante este largo y complejo período, se realiza en 1991 la Constituyente tri partita de Conservadores, Liberales y desmovilizados de las guerrillas nacionalistas del M19, que redacta una Constitución aperturista bajo los criterios del consenso neoliberal de Washington y trasnacionaliza la economía colombiana y obvio la clase dominante incluidos los renuentes terratenientes tradicionales, pero dejando intacta la estrategia contrainsurgente. Los paramilitares que se tornan semi legales, arrecian la eliminación física de dirigentes de izquierda.   
  4. 4.Es también durante este periodo, cuando el narco trafico que había iniciado su actividad en los primeros años de los 70, con la exportación de marihuana, acumulando enormes capitales en dólares, entra con inusitada fuerza una década después, y ya para mediados de los 80, prácticamente es una fuerza dominante de la economía y la sociedad colombianas. Es entonces cuando entra en conflicto con las autoridades antinarcóticos de los EEUU y por ende con las colombianas y, con las guerrillas que no habían firmado acuerdos de paz y permanecían en armas como la Farc y el ELN por los territorios donde estas se encontraban y donde se cultivaba la coca, y se hacia el primer refinamiento del alcaloide. En algunas partes hay acuerdos para pagar el "impuesto del gramaje"; mientras que en otras zonas más pobladas se fusionan con los para militares oficiales para combatirlas, dando origen a una nueva versión política y militar de la contrainsurgencia Estatal: Los narcos paramilitares; y dando origen a un nuevo avance en el disciplinamiento social y la reestructuración económica y social.
  5. 5. Así llegamos a la última etapa de la revolución pasiva que legaliza el fascismo colombiano en 2002, una vez ha fracasado el proceso de paz del Caguán y el Estado colombiano en su conjunto ha aceptado ejecutar el Plan Colombia diseñado en Washington: Los llamados narco paramilitares de Colombia son el TERROR del ESTADO ejercido por más de cuatro décadas en el marco de un régimen caracterizado como "Democracia Genocida", por el sacerdote jesuita y sociólogo Javier Giraldo, y su legalización en 2002, no ha sido más que la consolidación definitiva del poder de un Estado Fascista en Colombia, para imponer definitivamente por medios extraeconómicos (guerra contrainsurgente) el libre mercado, la depredación de la naturaleza y los humanos, y propagar la pobreza de la globalización o mundialización neoliberal creada en el denominado "consenso de Washington" de 1989.  Es como lo dijera Dimitrov en 1935 mostrando el aspecto central del fascismo naciente: El poder del capital financiero imperialista: "la dictadura terrorista abierta y sanguinaria de los elementos más reaccionarios, más chovinistas y más imperialistas del capital financiero".

Veamos entonces algo del aspecto económico y las relaciones de producción del Estado colombiano actual: El narco paramilitarismo estatal ha transformado tan violentamente en el lapso de los gobiernos de Pastrana, Uribe Vélez y Santos el paisaje social, económico y político de todo Colombia, mediante la acumulación de narco-capital surgido del despojo de millones de personas y de la naturaleza, que ha modificado completamente la sociedad colombiana actual de la siguiente manera:    

En la esfera económica con nuevos renglones de explotación agroindustrial y minera, nuevas compañías aéreas, inversiones en sistemas de comunicación en varias ciudades intermedias y la introducción de sistemas de seguridad a través de la plataforma tecnológica de las telecomunicaciones y la informática. Ha ejecutado la más violenta contrarreforma agraria comparable a la que se hizo con la otra guerra, que eufemísticamente se ha llamado "la Violencia bipartidista del medio siglo" y de la cual surgió la estructura del Bloque de Poder contrainsurgente (BPCi) dominante actualmente. Ha Potenciado la regionalización económica y ensanchando la frontera agrícola mediante la concentración irracional de la tenencia de la tierra útil para dedicarla a la rudimentaria ganadería de pastoreo y a cultivos empresariales trasnacionales de palma aceitera y otras plantaciones extensas; desplazando más de 6 millones de campesinos, indígenas y afrodescendientes, despojándolos de más de 6 millones de hectáreas de las mejores tierras cultivables del país, matando más de un millón de personas, estimulando la migración miserable a las ciudades y, la colonización de selvas protegidas para el cultivo de la coca; mientras en las grandes ciudades colombianas impuso el dominio implacable del "vivir del crédito", la usura bancaria, la especulación rentística y la precarización laboral  acompañada de un desempleo masivo, todo ello fuente  de las ganancias y del engordamiento del omnipotente capital financiero trasnacional.   

 El análisis las nuevas capas sociales y clases que de allí ha surgido, muestra por un lado que en las ciudades, la oligarquía trasancionalizada indistinguible (ya) de una burguesía mafiosa o lumpen, ha adoptado aceleradamente la ideología empresarial según el modelo global, convirtiendo a sus agentes principales en hombres "macdonal" de negocios, en importadores de capitales langosta; en financistas y banqueros, en lavadores de dinero, en industriales y empresarios urbanos, agroindustriales y agromineros, etc.   

Mientras en el campo, las tradicionales relaciones del gamonal terrateniente con los campesinos y trabajadores del complejo rural urbano tradicional, se ha modificado radicalmente con el surgimiento  de un "nuevo campesinado" más diverso, disímil y heterogéneo; conformado por una compleja y abigarrada constelación de diversas capas y clases sociales en movimiento, que abarca campesinos pobres, colonos, arrendatarios, peones y trabajadores agrarios, cosecheros, raspachines, artesanos de todo tipo, un gran sector de rebuscadores y vivanderos, así como de  pequeños y medianos comerciantes y,  de pequeña burguesía rural y semi urbana en desplazamiento, e incluso, un abundante grupo de desempleados en proceso de lumpenización donde la tenue línea de que separa lo legal de legal es imperceptible.

El pacto del Ralito entre el Estado Colombiano gobernado por Uribe Vélez (AUV) con las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) en el 2002 para "Refundar la Patria", que incluyó el pacto de cúpulas para su desmonte "parcial" de algunas mafias paramilitares, si bien logró "extraditar a USA" a algunos de sus jefes ( como narcos y no como paracos) y procesar benignamente a algunos peces gordos de la política y de la alta burocracia estatal, tanto nacional como departamental y municipal; no logró impedir que el capital narco paramilitar ya completamente lavado dentro del sistema económico formal de Colombia y el llamado sistema financiero nacional, siguiera fluyendo masivamente e irrigando todo el sistema económico  de Colombia; como tampoco logró impedir que la simbiosis entre el amplio y abundante aparato de coerción del Estado colombiano y el narco paramilitarismo, tanto económico como ideológico, siguiera funcionando exitosamente para garantizar la acumulación continua del capital por el despojo, así como las condiciones de su seguridad. 

En la esfera de la hegemonía veamos las más importantes características del fascismo colombiano.  

Primero, no es solo ese clima moral envenenado que rodea su implantación, del que habla Mariátegui, confirmado por la larga crisis de pudrición ética y moral del régimen establecido, ocultado o mejor develado medias y manipulado por el aparato de hegemonía dominante, y la propaganda de tipo "goebbelsiana" que todos los días y a todas horas muelen de manera infatigable los medios de comunicación oligárquicos y trasnacionales sobre la psicología de las capas medias urbanas y rurales; la pequeña burguesía y  demás clases sociales subalternas, para generar esa base social amplia al régimen de dominación y explotación dominante, y, a un innombrable  "Elegido" por un poder ultraterrenal que es protegido mágicamente por un extraño efecto teflón; y quien como en los casos de los "caudillos" Franco (España) y Salazar (Portugal) no ha necesitado recurrir a realizar las millonarias manifestaciones de Mussolini o Hitler. Le han bastado la figuración mediática diaria en periódicos y emisoras, sus escándalos impunes, sus trinos estratégicamente reproducidos y sonados y, en época de elecciones las encuestas de popularidad.

Segundo. Podemos también observar, cómo a la larga y tórpida crisis política y de hegemonía, que se ha tratado de solucionar con una variedad criolla de unión de lo político con lo económico en un gobierno "corporativo y gremial", claramente fascista.

Tercero. Cómo se logrado aglutinar exitosamente a la población subalterna en torno al odio irracional a cualquier opositor al régimen, previamente estigmatizado o satanizado como enemigo interno comunista, o terrorista, y que ha hecho posible el clima de terror oficial que hizo posible el exterminio físico de organizaciones políticas legales como la Unión Patriótica o la Marcha Patriótica y que facilitó la pulverización de la clase obrera organizada. Paso este que según los análisis clásicos del marxismo es considerado como fundamental para el triunfo del fascismo (diferente de los análisis hechos por los socialdemócratas que siempre tratan de ocultar este hecho de la lucha de clases) 

Cuarto. El entrelazamiento de la política gubernamental con organizaciones religiosas tradicionales fascistas como el Opus Dei, y Tradición Familia y Propiedad, etc.

Quinto. La exaltación del patrioterismo nacionalista que genera un ánimo agresivo y un estado de zozobra en contra de los países vecinos, acusándolos permanentemente de ser los responsables de los problemas internos de Colombia.

Sexto. Cómo se gobierna con una mafia de familiares, de amigos y asociados que se posicionan unos y otros en los altos cargos gubernamentales y usan el poder gubernamental y la autoridad burocrática para proteger a sus amigos de la responsabilidad de rendir cuentas de sus enjuagues corruptos con los que se apropian descaradamente de los recursos y del tesoro nacional, así como burlan la justicia por sus crímenes de guerra (impunidad 100% asegurada)

Séptimo. Control total del aparato electoral que ha permitido y permite toda suerte de delitos electorales en favor de los candidatos puestos por el narco capital, la realización de elecciones fraudulentas, y estimula la creación de partidos electorales o de garaje. Así como ignora las amenazas a candidatos opositores e inclusive calla su asesinato, todo en el marco de un aparente régimen democrático y parlamentario.

Octavo. Cómo se obliga al exilio (cuando no se les mata) a Intelectuales y escritores críticos opuestos a la Verdad Oficial y se trata de generar una atmósfera de "Amnesia Colectiva", mediante la creación de una "neo lengua tecnocrática" difundida por todos los aparatos de hegemonía: hasta llegar al extremo de que las vocales A y O de la lengua castellana, han sido reemplazadas por el sino @, o por una equis.  

Y en cuanto a la Coerción, vemos: 

primero; cómo se ha ido eliminado el sindicalismo democrático y clasista. 

Segundo; cómo se ha penalizado la protesta social o el derecho de huelga, para no detenerme en los demás derechos sindicales.

 Tercero; cómo se ha hostilizado a las organizaciones que defienden los Derechos Humanos y perseguido y eliminado a sus promotores y sus informes. 

Cuarto; cómo se ha convertido el Aparato Judicial y la propia Fiscalía en una agencia política y clientelista de la presidencia.

 Quinto; cómo se ha generado un clima de Guerra y se ha militarizado la sociedad. 

Y sexto; talvez el más importante, cómo se ha fortalecido con inmensos recursos económicos propios, y, de los Estados Unidos, la máquina militarista y su correlato ideológico el Militarismo, que consume el 5% del presupuesto de la nación y tiene 500 mil hombres armados más cerca de 4 millones de personas relacionadas con dicho aparato militar, y que ahora siguiendo el típico libreto del fascismo se convierte  en una amenaza real para los países limítrofes que no compartan su modelo de sociedad, especialmente Venezuela, Nicaragua, y Ecuador al que piensa proteger.   

 Dígame estimados lectores: Si esto no es Fascismo, entonces ¿Qué es?

Fuente Imagen Internet.

Por: Miguel Suarez (2018-09-05). La Jurisdicción Especial para la Paz, (JEP), creada por los acuerdos de la Habana para juzgar a todos quienes participaron en la confrontación armada en Colombia, desde sus inicios ha sido atacada vehementemente por aquellos que azuzaron la confrontación y que se lucraron de ella, atacada por ellos mismos y sus testaferros de todas las formas posibles.

Mientras se discutían en la Habana los alcances de la JEP, en Colombia y particularmente en Medellin Uribe gritaba que no haya impunidad aduciendo que habría impunidad para los guerrilleros en la Jurisdicciones Especial Para la Paz.

Resultado de las presiones de este tras en cual se parapetan quienes se han lucrado y continúan lucrandose de la guerra, se llegó al acuerdo de sacar a los ex-presidentes, entiéndase a Alvaro Uribe.

Como aun persistían algunos agujeros por donde la JEP podría obligar a criminales como Alvaro Uribe a comparecer ante ellos, el mayor enemigos de proceso con las Farc desde el estado, Nestor Humberto Martinez, abogado que se ha lucrado de la guerra asesorando a quienes ganan millones de esta, exigio al gobierno de Santos cerrar hasta la mas mínima posibilidad de esta juzgara a hombres como Uribe quien oficia como testaferro de los mismo a quienes el asesora y de los llamados aforados entre quienes él se halla.

Todo lo que pidió el “asesor” de quienes se lucran de la guerra y que oficia como Fiscal, fue aceptado mas sin embargo este continua con sus esfuerzos de volver, como diría Jesus Santrichs “mierda” el proceso con las Farc y especialmente la Jurisdicción Especial para la Paz, que aterroriza a todos aquellos que se han lucrado de la guerra.

Nombrado en el cargo de Fiscal, al parecer por exigencia de los “empresarios exitosos” y hombres “probos”, como los Sarmiento Angulos, Santodomingos, Ardillas Lules, etc, etc, para proteger sus intereses, Nestor Humberto Martinez nunca a cesado de atacar el proceso con las Farc desde diferentes frentes, sin pruebas encarceló a unos de los negociadores, quien fue el encargado de cerrar el acuerdo con la mafia que gobierna a Colombia, Jesus Santrichs, en una trama en la cual tuvo que reconocer no tiene pruebas de nada, tiene frenado el funcionamiento de la “Unidad para el Desmantelamiento de Grupos Sucesores del Paramilitarismo” acordada en la Habana.

Esta Unidad, que no es propiamente parte de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), debía estar funcionando antes de la firma del acuerdo y fue por eso que el 24 de agosto de 2016, un día después del cierre de las negociaciones, Martínez firmó la resolución que la creaba, pero después de la dejación de las armas por parte de los combatientes, este la boicoteo y ha hecho hasta lo imposible por no dejarla funcionar evitando con esto que los responsables de los asesinatos de lideres populares sean investigados y condenados.

Hace unas dos semana, Netos Humberto Martinez, tal como a tratado de intimidar a los jueces de la por ellos denominada justicia ordinaria, trató de intimidar a los funcionarios de la Jurisdicción Especial para la Paz, (JEP). Buscando obligarlos a hagan lo que a él quiere, rodear de impunidad a los terceros y meter a la cárcel a los guerrilleros.

En octubre de 2017, el Fiscal Luis González León, delegado para seguridad ciudadana, por orden de Nestor Humberto Martinez, ordenó investigar a los jueces que no impongan medida de aseguramiento a reincidentes en delitos, lo que ocasionó que los Jueces del complejo judicial de Paloquemao denunciaron mediante un comunicado que “intimidar a la judicatura con el poder que el ente acusador tiene de investigar a los jueces, pone en grave riesgo los principios de imparcialidad, autonomía e independencia judicial".

Nestor Humberto Martinez, cuya obra se conoce por brindar impunidad a los llamados terceros y paramilitares a quienes no investiga, ordenó por medio de un Fiscal delegado especializado, hacer una inspección y de notificar a tres personas vinculadas a la Secretaría de la Ejecutiva de la jurisdicción, la ex secretaria ejecutiva de la JEP, hoy directora administrativa y financiera Martha Lucia Zamora y dos funcionarios más, July Milena Enríquez y Luis Ernesto Caicedo Ramírez.

Según relató la presidenta de la JEP Patricia Linares, la “investigación” de la Fiscalía sobre los tres funcionarios se realiza porque según los para-fiscales, los funcionarios habrían evitado el control por parte de la JEP sobre los excombatientes que salieron de las zonas de reincorporación, desconociendo los paramilitares que ofician como fiscales y el jefe de esa banda Nestor Humberto Martinez, que según los acuerdos firmados entre las Farc y el gobierno, los combatientes tiene libertad de movimiento por todo el país.

El acto intimidatorio es otro acto mas del para-Fiscal Nestor Humberto Martinez que buscan torpedear el proceso con las Farc, ya que los combatientes a los que se refieren los paramilitares que ofician como fiscales, serian aquellos que para proteger el proceso se han colocado fuera de la garras de Nestor Humberto Martinez.

La actual directora administrativa de la JEP estuvo hace dos semanas a una diligencia de interrogatorio y ahora la Fiscalía la notifica de una audiencia de imputación de cargos por las presuntas omisiones y advertencias tras la salida masiva de ex-guerrilleros en los espacios territoriales.

La ultima bellaquería de este hombre, criminal al servicio de la mafia, se dio este 4 de octubre cuando uno de los paramilitares que ofician como Fiscales se robó un expediente de las oficinas de la JEP.

El expediente fue robado de las misma forma que “delincuentes” nunca identificados han robado información a las organizaciones defensoras de los derechos humanos, lo que muestra la clase de delincuentes que están bajo las ordenes del para-fiscal Nestor Humberto Martinez.

La presidenta de la JEP, Patricia Linares, mediante un comunicado oficial calificó el robó así: “Esta actuación es abiertamente violatoria de la reserva judicial que cubre las investigaciones que adelantan los jueces de la Jurisdicción Especial para la Paz. Igualmente, es claramente intimidatoria en relación con la independencia judicial que preserva el actuar de los jueces a cargo del caso. En razón de ello solicito expresamente a la Procuraduría General de la Nación, tomar nota de la situación y adelantar las gestiones que considere pertinentes”.

Yo no se que podrá hacer la Procuraduría, otro ente controlado por la mafia colombiana, pero lo cierto es que los desmanes del bandido que oficia como Fiscal han llegado a extremos in-aguantables y como en Colombia no hay nadie que lo controle le tocara a la llamada Corte Penal Internacional que demuestre si es que sirve para algo y lo llame a cuentas.

Es muy diciente que unos 18 mil expedientes contra los paramilitares y sus financiadores duerman en los anaqueles de la Fiscalía, mientras Nestor Humberto Martinez ordena intimidar a los Magistrados y jueces de la JEP.

Solo se da en Colombia, estado controlado por la mafia, que un rufián, con cuentas en paraísos fiscales, con apartamento escondidos, que se roba dinero de los impuestos, que protege delincuentes y que obstruye abiertamente la justicia oficie como Fiscal.

Ya es suficiente con las arbitrariedades de este rufián.


Página 1 de 23