psykisk hälsa utvärdering skalor http://sverigepiller.com/ plan b piller fakta

Opinion

Por: Tony López R.

A veinte días de las elecciones de medio término en Colombia, la derecha y extrema derecha, comienzan su política de terror y miedo con fines electorales, iniciando su festín con las arteras y terroristas acciones contra las sedes del Partido Comunista, la Unión Patriótica y del Partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) todas ubicadas en el barrio de Teusaquillo.

Al iniciar la madrugada del 11 de octubre o sea a las 00.05 horas se efectuaron   disparos y ataques con bombas incendiarias contra las mencionadas sedes, hechos sumamente graves lo que ponen en entredicho, la imparcialidad del Gobierno del presidente Iván Duque Márquez, pues esas sedes deben estas custodiadas por la fuerza pública y no lo estaban.

Estas acciones no tienen ninguna diferencia a las cometidas por las llamadas, camisas pardas hitlerianas, en la Alemania de fines de la década del 30 y principio de los 40, contra los Partidos adversarios de Adolfo Hitler.

La política macartista que, desde hace muchos años, se ha entronizado en la vida social y política de Colombia, tiene una larga y penosa historia de sangre y luto, víctima de esa intolerancia fascista, lo fueron los candidatos a la presidencia y militantes comunistas en la década del 80 y 90, Jaime Pardo Leal y Bernardo Jaramillo Ossa. Como también fue víctima en 1994 el prestigioso senador comunista Manuel Cepeda. Y él atentado que sufrió en pleno centro de Bogotá la presidenta de la Unión Patriótica (UP) Aida Avella, que milagrosamente salvo su vida y tuvo que vivir exiliada por 17 años fuera de Colombia, hoy senadora de la República y en pleno ejercicio como presidenta de la UP.

Se contabilizan que unos cinco mil militantes y afiliados de la Unión Patriótica fueron asesinados durante el gobierno de Belisario Betancourt, cuando la UP desarrollaba su campaña electoral en los años 1985-86 y se habían firmado los acuerdos de la Uribe en 1984 con las FARC-EP.

La fuerza guerrillera había silenciado sus fusiles y se había incorporado pacíficamente a la lucha política legal, el Secretariado de las FARC-EP había destinado a 120 combatientes para el trabajo electoral, entre ellos un grupo de comandantes, de estos guerrilleros, 60 fueron asesinados, nada diferente a lo que hoy está sucediendo con los desmovilizados del Partido FARC, 150 guerrilleros acogidos a los Acuerdos de Paz y 38 de sus familiares, han sido asesinados, víctimas de las acciones del paramilitarismo.

Igualmente, un poco más de 750 líderes sociales, afrodescendientes e indígenas han sido asesinados y diariamente suman dos y tres dirigentes sociales que mueren a manos de sicarios y no hay respuesta ni acciones del gobierno de Iván Duque para combatir estos actos criminales, de evidente y comprobado, carácter político.

En Colombia los magnicidios en los últimos 30 años no se circunscribieron solo a los cometidos contra los candidatos comunistas, también ejecutaron acciones y alevosamente asesinaron al comandante Carlos Pizarro, candidato de la revolucionaria y democrática AD-M-19 y contra el candidato liberal Luis Carlos Galán, en este caso comprobadamente, fue el Cartel de Medellín ordenado por Pablo Escobar y Rodríguez Gacha (a) El Mexicano. Galán le había declarado la guerra al narcotráfico y combatiría los carteles de la droga si ganaba la presidencia y eso le costo la vida.

En lo que va de campaña y durante el gobierno de Duque, ha sido asesinada una candidata a la alcaldía del municipio de Suárez, y la nómina completa de los candidatos del Partido FARC en el departamento de Nariño, ha sido retirada por amenazas de muerte, igual suerte han corrido otros candidatos en el Cauca, en Antioquia, Valle del Cauca y en otros territorios.

Mientras que el presidente del Partido FARC, cuando desarrollaba su campaña para la presidencia a mediados del 2018, fue en varias ocasiones atacados por pandillas que se proclamaban uribistas, la imposibilidad de hacer campaña electoral fue una de las razones por la que retiró su candidatura. No fue distinto el fracasado atentado, contra el también aspirante a la presidencia Gustavo Petro, también calificado por el uribismo como candidato de izquierda.

Frente a este grave hecho el Dr. Jaime Caicedo Turriago, Secretario General del Partido Comunista y dirigente de la Unión Patriótica UP, informó que desde el mismo momento del atentado ha presentado las respectivas denuncias ante organismos competentes, por lo que reclama a la Fiscalia que esta situación se investigue con las pruebas que están en las cámaras de seguridad para esclarecer, capturar a los responsables y castigarlos.

Por esta situación, explicó Caycedo, se adelanta ante el país y ante la comunidad mundial una amplia campaña de denuncias para obligar al gobierno colombiano a desmontar las políticas del Terrorismo de Estado, desmontar el grupo policial ESMAD, desmontar y castigar grupos paramilitares y garantizar plenamente el ejercicio de los partidos que se oponen al gobierno de Duque y a sus planes neoliberales.

Esperemos que teniendo en cuenta todos estos hechos y la larga lista de crímenes que como política de Estado se ejecuta en Colombia y la falta de garantías para el democrático desarrollo electoral, el señor Luis Almagro pida cuentas y lo lleve a  debate en la OEA, así como a la señora Michel Bachelet en su condición de Representante de los Derechos Humanos de la ONU se interese y se pronuncie por estos graves acontecimientos y los asesinatos que a diario se cometen en Colombia.

Los hechos se presentan en medio de un ambiente político y social marcado por las fuertes movilizaciones de amplios sectores sociales, las amenazas de muerte y asesinato contra dirigentes sociales y excombatientes de la insurgencia y la total ausencia de garantías para los sectores de la oposición.

Las redes sociales hicieron público un Twitter con el siguiente texto: “ATENCIÓN ESTAMOS HACIENDO ESTA GRAVE DENUNCIA: Esta madrugada, a la 00:05 se produjo un atentado con disparos y bomba incendiaria contra la sede del Comité Central del Partido Comunista Colombiano, en la carrera 16, 31ª-49, Localidad de Teusaquillo, en Bogotá DC. Los atacantes dejaron un panfleto con una calavera y un letrero “ R E G R E S A M O S “.

Como se aprecia con lo dicho en el panfleto y el letrero de REGRESAMOS, es la forma de los métodos fascista de imprimir terror en los ciudadanos.

Por su parte, Jaime Caycedo destaca la gran receptibilidad y solidaridad nacional e internacional recibida por parte de fuerzas políticas y sociales, desde el mismo momento que se conoció la noticia. También de militantes y seguidores que se concentran en la sede de Teusaquillo para respaldar a la dirigencia nacional del Partido Comunista Colombiano y la Unión Patriótica.

Por último, debo precisar que el Partido Comunista Colombiano y Unión Patriótica UP hacen parte de la Coalición Colombia Humana y cuyos candidatos se disputan importantes cargos en las elecciones regionales prevista para el domingo 27 de octubre de 2019.

(*) Periodista, politólogo y analista internacional.

La Habana, Cuba, octubre 13 del 2019. 23:45 hrs

Por: Tony López R (*)

En medio de un gran escándalo políticos y electoral, se debate hoy la administración de Donald Trump, ad portas de ser llevado a un juicio político. Él y su equipo utilizan la estrategia de atacar para defenderse y las amenazas de guerra civil, para crear el terror dentro de la opinión pública estadounidense, todo con fines electorales

Sus gestiones y llamada telefónica con el presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky para investigar los negocios del hijo de Joseph Biden, con una empresa de gas ucraniana, y al propio Biden, fueron filtrada por un miembro de los cuerpos de inteligencia, cuyo nombre no se ha revelado, ello provocó la ira del Partido Demócrata y de acuerdo a lo ya conocido, la presidenta de la Cámara de Representante, la demócrata Nancy Pelosi, consideró que existían los argumentos jurídicos y constitucionales para iniciar un Impeachment contra el presidente Donald Trump.

Esto se enlaza con las llamadas de Trump a los jefes de gobierno de Australia e Italia para que minimizaran las informaciones que manejo el Fiscal Muller, en el caso de la trama rusa. El objetivo de estas gestiones del inquilino de la Casa Blanca con el ucraniano, tiene el objetivo de dañar la imagen de Biden con fines electorales, porque es un fuerte aspirante demócrata a la presidencia. La aceptación del juicio político o su rechazo es incierta, lo real es, que estas acciones, no le favorecen electoralmente.

Coincidió este escandalo con la participación de Trump en la 74º Asamblea General de las Naciones Unidas, discurso que fue considerado amenazante y prepotente, dedicó una buena parte de su intervención para atacar a Cuba y Venezuela, con informaciones absolutamente falsas y ofensivas para la dignidad de los gobiernos y pueblos de Cuba y Venezuela, recibiendo la, enérgica y dura respuesta del canciller cubano Bruno Rodríguez y la vice- presidenta venezolana Delcy Rodríguez, demostrándole ambos, con argumentos sólidos, que todo lo dicho contra sus países eran falso, Trump está acostumbrado a mentir y así quedó su imagen ante el auditorio mundial.

El agresivo discurso del presidente Trump contra Cuba y Venezuela, plagados de mentiras y falsas informaciones, con malvadas intenciones en este Foro Internacional, fue respondido por la mayoría de los oradores al mostrar su apoyo a Cuba y Venezuela en sus intervenciones, mientras que los 120 delegados de países pertenecientes al Movimiento de Países No Alineados respondieron con fuerte respaldo a ambas naciones.

El discurso de Trump, estuvo dirigido a fortalecer y justificar sus irracionales decisiones de abandonar el Acuerdo de Paris sobre el cambio climático y  la salida del Tratado sobre la Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio, atacar a los países que tienen diferencias política con Washington, fue especialmente agresivo contra Irán, Nicaragua, Cuba y Venezuela y avaló las acciones intervencionistas de la OEA, TIAR y el Grupo de Lima, gran alabanza a las posiciones hiper-reaccionarias de los presidentes Jair Bolsonaro e Iván Duque de Colombia.

Los discursos de los presidentes Trump, Bolsonaro y Duque, han recibido la más duras criticas en sus países e incluso en la prensa estadounidense.

Las formulaciones irracionales del presidente Bolsonaro sobre la Amazonía, fue repudiada y condenada por la opinión pública mundial, y la más severa critica del propio pueblo brasileño. Dramático fue el llamado de la adolescente sueca Greta Thunberg cuyo conmovedor discurso reclamando a los Jefes de Estado cumplir con el Acuerdo de Paris y cuidar el medio ambiente, tuvo una repercusión mundial y un absoluto apoyo de la opinión pública internacional.

Mientras que el presidente Iván Duque hizo el ridículo mundial cuando públicamente informó que venia a está Asamblea General de las Naciones Unidas a entregar al Secretario General Antonio Guterres, las pruebas del apoyo que el gobierno del presidente Nicolas Maduro, le ofrece al Ejército de Liberación Nacional (ELN), cual seria la sorpresa, que el Dossier entregado con las supuestas pruebas e “importantes fotografías” tomadas, según él, por estos días en territorio venezolano resultaron falsas.

Las fotos correspondían a las publicadas por el diario El Colombiano tomadas en el Municipio El Tambo, departamento del Cauca, el 7 de junio del 2015 y entregadas por la Inteligencia Militar para incluir en un reportaje que el diario publicó en junio de ese año, según declaró  Javier Alexander Macías, a la agencia de noticia AFP, quien es editor de la sección de Paz y Derechos Humanos del citado diario, añadiendo Macías que esas fotos nada tienen que ver con Venezuela.

Este gravísimo error del presidente neogranadino, provocó la destitución del jefe de la Inteligencia Militar y un escandalo político al interior de Colombia, cuyos medios de prensa calificaron este desatino intencional o no, como un “falso-positivo” del presidente Duque.

Duque prefirió sacrificar al militar a cargo de la Inteligencia, hay un dicho que dice que que “la soga siempre quiebra por el lado más débil, no es de extrañar que creyendo que no iba a ser descubierta dicha acción y a sabiendas de que las fotos eran falsas, las presentaron para engañar al Secretario General de la ONU y a las representaciones diplomáticas en este organismo multilateral y le daría el argumento para acusar a Venezuela de injerencia y de apoyar el terrorismo contra Colombia, utilizando la tribuna de las Naciones Unidas lo cual hizo.

No olvidar que el gobierno de Duque -Uribe es experto en presentar “falsos-positivos” y tenían que responder al dossier que presentó el gobierno de Nicolás Maduro, por la fotografía de Juan Guaidó con los compinches del Cartel de los Rastrojos, la diferencia es que esas fotos sí eran las que prueban la complicidad del gobierno de Duque y sus fuerzas militares con los narco-paramilitares y el representante de Trump en Venezuela Juan Guaidó.

La justicia estadounidense que se precia de ser imparcial tendrá en algún momento que pedirle cuenta al presidente Trump, por su complicidad con la mafia narco terrorista venezolana, que dirige Leopoldo López y su pandilla integrada por Juan Guaidó, Lilian Tintori, Fredy Guevara y Gabriela Arellanos, entre otros.

El interés de Trump en las Naciones Unidas de mostrar un escenario negativo de Venezuela, no les ha dado resultado. La reciente aprobación de activar el TIAR por la mayoría de los 17 países miembros de este obsoleto Tratado, a pedido de la OEA y el Grupo de Lima, con el objetivo de legitimar la intervención militar en Venezuela, están atravesando una severa crisis política, económica y social, incluso algunos con un escenario interno incierto, como es el caso de Perú,

En Perú el cierre del Congreso por el presidente Martin Viscarra y la respuesta del Congreso de destituirlo a él, juramentando el 30 de septiembre a la vice presidenta Mercedes Aráoz, en sustitución de Viscarra, solo duró horas, el martes 1 de octubre, la vice presidenta, renunció irrevocablemente al cargo y pidió que se celebraran elecciones generales, argumentando que se había roto el orden constitucional y por tanto es ahora el Tribunal Constitucional quien debe decidir a cual de los dos poderes le asiste la razón. Hoy en Perú no hay garantías y sí un peligroso estado de inestabilidad.

En Argentina Mauricio Macri enfrenta un serio conflicto social, político y económico, sus políticas fondomonetarista han llevado al hambre y la indigencia a millones de argentinos, al extremo que en su capital federal el bello Buenos Aires, ahora se encuentra penosamente expuesto, a que aproximadamente mas de 8 mil familias con pequeños niños, residen en portales y calles a merced de la caridad publica y de las inclemencias del clima, por lo que su no reelección el próximo 27 de octubre está prácticamente decidida.

El presidente Jair Bolsonaro en Brasil está enfrentando una fuerte ola de protesta política y social y cuestionan sus capacidades intelectuales y políticas para ejercer el cargo para el que fue elegido. Peligrosamente, han surgido voces criticas desde el estamento militar contra las políticas entreguistas a Estados Unidos del excapitán-presidente de lo que fue el poderoso gigante de Suramérica.

La crisis en Argentina y Brasil significan una preocupación para el gobierno de Estados Unidos y especialmente Argentina donde todo indica que el peronismo encabezado por Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kischner , puede ser la formula ganadora y por las declaraciones de Alberto Fernández en España a la salida de una conversación con el líder del PSOE Pedro Sánchez, expresó a la prensa “de que sirve el Grupo de Lima, hasta cuando vamos a estar al servicio de Estados Unidos”.

Colombia con un gobierno totalmente desacreditado interna y ahora internacionalmente, al conocerse el apoyo y complicidad que tienen con el narcoterrorista Juan Guaidó, títere de Trump y aliado al Cartel de los Rastrojo y del paramilitarismo colombiano, sumado al ridículo acto escenificado en las Naciones Unidas, el presidente Iván Duque ha quedado al desnudo, desprestigiado y claramente vinculado a las acciones narcoterroristas en Venezuela.

El gobierno narco-paramilitar de Colombia se suma al gran escándalo por la denuncia del Fiscal General de Estados Unidos, al acusar al presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, de estar vinculado al narcotráfico y de haber recibido millonarias sumas del Chapo Guzmán y cuyo hermano Antonio Hernández, está siendo juzgado por narcotráfico en un tribunal en New York.

Mientras que, en Ecuador, las medidas económicas de corte neoliberal en relación al levantamiento de subsidio al combustible, bajar los salarios y eliminar las vacaciones ha provocado un verdadero levantamiento del pueblo y obligó al traidor Lenin Moreno decretar el estado de excepción por 60 días. El levantamiento popular en varias ciudades, incluido su capital Quito, presagia serias dificultades para el gobierno del ahora títere del presidente Trump y del FMI.

He mostrado cual es la mayoritaria composición del desprestigiado Grupo de Lima, los graves problemas internos que presentan cada uno de esos países, así lo indican, ninguno es ejemplo para exigir democracia y mucho menos prestarse a promover una intervención militar en Venezuela.

(*) Periodista, politólogo y analista internacional.

La Habana, Cuba, 5 de octubre del 2019. 10:30 hrs.

Por: Miguel Suarez. (2019-10-04). Siendo casi las 3:30 de la tarde del día 1 de octubre, desde el segundo piso del Centro Médico La Sabana, en el norte de Bogotá, la ex-congresista Aída Merlano, usando una soga, descendió, se encaramo en una moto y desapareció sin dejar rastro.

Merlano, se dijo, asistía a una cita odontológica, escuchen bien, para un tratamiento de diseño de sonrisa, costoso tratamiento al que se sometida estando detenida, en un consultorio cuya ventana era lo suficientemente grande para que ella saliera cómodamente, que da a la calle y sin rejas, datos que dan indicios que la fuga, a plena luz del día, fue concertada hasta con el Instituto Nacional Penitenciario, INPEC, que no había dispuesto los guardias suficientes para evitar la fuga.

Parte de la banda de la casa Gerlein, cuentan que Aida Merlano se inició en la política a los 15 años. En el 2011 consiguió ser diputada del Atlántico con la más alta votación, 39.347 votos, por el Partido Conservador, de la mano de Roberto y Julio Gerlein. En 2014 fue elegida representante a la Cámara, también con la mayor votación del departamento, 67.178 votos. Luego Aida se lanzó a conquistar una curul en el Senado y lo logró con más de 73.000 sufragios, apoyada por el capo Julio Gerlein.

Tres días después de las elecciones de primera vuelta, el 31 de mayo de 2018, Néstor Humberto Martínez, entonces fiscal general de la mafia, anunció que tenía pruebas de un “nauseabundo” fraude electoral. Su excusa para no contarle al país era que no quería intervenir en política.

“El país va a quedar escandalizado cuando se conozca (la investigación) y no lo haré sino después de segunda vuelta, para que no digan que estoy interviniendo en política. La dimensión de la corrupción electoral es nauseabunda”, aseguró el rufián.

Mucho habló y mucho especulo el Fiscal, pero todo queda reducido al caso de la detención de Aida Merlano, en la cual Julio Gerlein, invirtió unos 6.000 millones de pesos.

En abril del 2018, la Corte Suprema de Justicia dictó medida de aseguramiento a Merlano por tres delitos, relacionados con un sistema de compra de votos que fue encontrado en su ‘casa blanca‘, en Barranquilla, corrupción al sufragante, ocultamiento, retención y posesión ilícita de cédula, y porte de armas.

Sin embargo, y aquí se denota el poder de la banda a la que pertenece, en el mes de julio de 2018, el Consejo Nacional Electoral, CNE, votó a favor de la ponencia de la magistrada Ángela Hernández, que pedía que se desestimara la petición de la Procuraduría de abstenerse de declarar nula la elección de Merlano.

Así, contra todos, el corrupto el Consejo Nacional Electoral, conformado por delincuentes de alta peligrosidad, declaró válida la elección, Merlano, quien según el dictamen podría posesionarse el 20 de julio.

Después de muchas idas y venidas, de pomposos anuncios e intentos por sacar en limpio a la delincuente, en el mes de abril de 2018, Aida Merlano fue llevada a la cárcel del Buen Pastor a espera de un fallo en su contra.

Comenzó allí un largo historial de enfermedades y de arreglo dentales que terminaron con la fuga por la cual, con el acostumbrado circo o danza de los millones, se ofrece una millonaria suma de dinero por su captura, como en el oeste, viva o muerta.

El pasado mes de septiembre, (2019-09-12), la Corte Suprema de Justicia impuso una pena de 15 años de cárcel a la exsenadora Aida Merlano, al encontrarla culpable de los delitos antes mencionados.

El consultorio donde se consumó la fuga, había sido arrendado una semana antes por el odontólogo Javier Cely Barajas, un teniente coronel en retiro del Ejército, allí Merlano se cambió de ropa, se despidió de beso de sus familiares y descendió por la ventana que da a la calle 119 con séptima, en Bogotá, usando una soga y chao.

Javier Cely, el odontólogo, se desempeñó como director del Dispensario Médico de la Sexta División del Ejército con sede en Ibagué, siendo trasladado del cargo por temas de corrupción.

Como despedida, como en Colombia delinquir si paga, recibió en el 2008 la medalla Orden del Combeima, de la Alcaldía de Ibagué, por su "esfuerzo, sacrificio, dedicación y por su destacado servicio al municipio de Ibagué y al departamento".

Javier Cely luego fue ascendido, llegando a ser el jefe de la Dirección de Sanidad del Ejército, cargo del que salió en 2016, cuando le dieron la baja de esa banda criminal.

Unos días antes, casualmente nos dirán, el INPEC había bajado la calificación de peligrosidad de Merlano, razón por la cual a la cita acudió solo con una carcelera, a quien muy seguramente condenaran por el hecho, que como se ve, estaba fríamente calculado.

Ya con todo ambientado, a tan solo tres semanas de la condena de la Corte y después de haber firmado un acuerdo con la Fiscalía, donde ella se comprometía a delatar a sus compinches, Merlano se les escapo.

¿Quien, con tanta influencia en todos lados, financió y organizó la operación, donde a la prisionera de dan permisos para salir de la cárcel, le rebajan la seguridad, alquilan un local en un hospital, donde por lo regular hay policías y al parecer no estaban, la atiende un odontólogo que dicen “está lleno, lleno, lleno de plata”, la recogen en una moto a la hora señalada?.

La mal llamada Justicia colombiana nunca lo descubrirá, pero lo cierto es que todos sabemos que ella hace parte de uno de los clanes delincuenciales que controlan a Colombia y en las manos de ellos está ahora su vida, no sería raro si en unos días nos cuentan de que apareció muerta, o fue dada de baja por el ejército o policía y que se pagó la millonaria recompensa por ellos, los bandidos ofrecida, para callar a la fugitiva.

Como un caso anecdótico hay que contar que los de la banda del Partido Conservador, el partido de Aida Merlano y de la vicepresidenta Marta Lucia Ramírez, dos días después de la fuga de su senadora estrella, celebraron, celebraron con bombos y platillos sus 170 años de estar sembrando de odio, violencia y muerte el país.

Cabe aquí recordar la infantil historia de otra delincuente que compra votos, hoy honorable congresista, María Fernanda Cabal, quien no fue investigada ya que su banda parece tener mayor poder que la de Aida Merlano.

En esa misma votación, donde se votó hasta con fotocopias por Iván Duque, dos hombres, John Rafael Garzón y Julián Alberto Gutiérrez, invirtieron multimillonarias sumas de dinero comprando votos para lograr que María Fernanda Cabal, llegara al senado.

Según la Fiscalía, los sindicados pagaron 200.000 pesos por voto para la hoy muy “honorable” congresista Cabal.

Los dos hombres fueron condenados y María Fernanda Cabal, aunque, se publicaron fotos y videos de ella cono los compradores, adujo como Uribe, Duque y Guaidó, que ella es muy popular y que mucha gente se quiere tomar fotos con ella.

Conclusión para idiotas, los tipos invirtieron millonarias sumas de dinero para que María Fernanda Cabal fuese senadora a espalda de ella y sin ningún interés.

En las elecciones para Congreso de 2018, María Fernanda Cabal, logró llegar al Senado con un total de 37.905 votos, si los multiplicamos, no por 200 mil pesos, sino por cien mil, veremos el infierno de dinero que ella y sus “desconocidos” seguidores invirtieron y que sacaran del bolsillo del pueblo colombiano con creces.

En algunos días habrá votaciones en Colombia y hombres con manojos de billetes en la mano, frente a militares y policías compraran votos para que reconocidos delincuentes, como La Merlano y la Cabal, ocupen cargos en el gobierno mafioso.

No venda su voto, no sea sinvergüenza y no vote por delincuentes, especialmente del Centro Democrático.

 

Por: Miguel Suarez (2019-09-27). Vestida de blanco, como mostrando una pureza que está lejos de tener, llegó Martha Lucia Ramírez el 7 de agosto de 2018, a su posesión como vicepresidenta electa por la mafia colombiana.

Como si nada, descarados como todos ellos y ellas, llegó de la mano de su esposo, el delincuente Álvaro Rincón Muñoz.

Álvaro Rincón, de seguro que tiene más de un delito a su haber, pero el más conocido hasta ahora se hizo público tras la captura del “empresario” Gustavo Adolfo Hernández Frieri, por el robo de 1.200 millones de dólares de la petrolera venezolana Pdvsa. Se conoció que entre los socios de la organización delincuencial que cometió el desfalco, Global Securities S.A, se encuentra Álvaro Rincón Muñoz, esposo de la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez.

El Departamento de Justicia de EE. UU, que en su momento anuncio una investigación, señaló que la conspiración inició en diciembre de 2014 con un plan para desfalcar unos 600 millones de dólares de Pdvsa, obtenidos mediante sobornos y fraude, pero en mayo de 2015 la suma ascendió a 1.200 millones de dólares.

Martha Lucia Ramírez, vicepresidenta de la mafia colombiana quien en el pasado se ha visto involucrada en más de un desfalco, también esta mesclada en ese desfalco o robo, ella misma afirmó que asesoró a la firma Global en el año 2006 a su llegada al país, pero que dio por concluido todo nexo con esa empresa alrededor del año 2012.

Tal como Uribe con el helicóptero de Tranquilandia, aseguró que ella vendió sus acciones en Global Securities, como adelantándose a que si buscamos encontraremos mas nexos de ella con esa banda que desangraba la estatal venezolana.

Pero hay más, este es solo el comienzo del prontuario de la mujer delincuente, que es la primera delincuente en ser vicepresidenta de la mafia que detenta el poder en Colombia.

03 de septiembre de 2019, en un debate sobre los desfalcos de Odebrecht y el Grupo Aval, realizado en el congreso colombiano, el senador Jorge Robledo, contó los muy estrechos vínculos de Marta Lucia Ramírez, con la banda del grupo AVAL, vínculos, que debido al accionar de esta mujer a favor de la banda de Sarmiento, denotan su testaferrato.

Marta Lucia Ramírez, en asocio con la ministra del Transporte, Ángela María Orozco, a finales del mes de julio (2019), mantuvo reuniones clandestinas con representantes de varios bancos, entre otros los del Grupo Aval, de Luis Carlos Sarmiento, buscando como transferir fraudulentamente dineros del presupuesto nacional a estos, en un increíble desfalco, donde aduciendo que le ahorraría dineros al estado, estaban pagando deudas del Grupo Aval y de Odebrecht con dinero de los colombianos.

El desfalco intentó hacerse días antes de que un tribunal de arbitramento fallara sobre la corrupción del Consorcio Ruta del Sol 2 y de sus socios, Odebrecht y Corficolombiana Aval, que a los colombianos nos habrían sacado del bolsillo 1,2 billones de pesos para los bancos, incluidos seiscientos mil millones para los de Luis Carlos Sarmiento Angulo.

La decisión del Tribunal de Arbitramento, que declaró nulo el contrato de la Ruta del Sol II, afirmó que solo se le debería pagar a los banqueros o “terceros de buena fe”, 211.273 millones de pesos.

Todo indica, la que ingeniera de ese robo, fue Marta Lucia Ramírez, quien toda su vida a ocupados cargos en el estado o para el Grupo Aval, entiéndase Luis Carlos Sarmiento Angulo, sirviendo los intereses de este hombre, el más rico de Colombia.

Robledo, luego resumió las relaciones incestuosas de Marta Lucia Ramírez con Sarmiento, dijo: “El primer cargo de importancia que ella tuvo fue la presidencia del ANIF, la Asociación Nacional de Instituciones Financieras, y ahí la puso Luis Carlos Sarmientos, no hubiera podido ser presidenta de esa institución sin el apoyo de Luis Carlos Sarmiento Angulo.

Después, fue ella la que diseñó la fundación Luis Carlos sarmiento Angulo, la de él y la de su familia y fue su representante legal.

Más adelante del año 94, fue asesora jurídica de los negocios de Luis Carlos Sarmiento Angulo, ella creó una firma que se llama RIO, y en su momento, en asociación con la actual ministra del transporte, esa firma tuvo contratos, negocios, con el Banco de Occidente.

Después fue nada menos que miembro de la junta directiva del banco de Bogotá, (4 de marzo de 2005 hasta el 29 de junio de 2006) ese es un churubito, un cubito de gente ultra cercana a Sarmiento Angulo, ahí no ponen la cualquiera que vaya llegando a última hora, pero además hay otras relaciones de cercanías, Luis Carlos Sarmiento le financió sus dos campañas a la presidencia de la doctora Ramírez, por 17 mil millones, no es un delito prestarle plata, pero todo esto va sumando en la idea que son amigos.

Una firma muy importante que tiene el esposo de Marta Lucía Ramírez, de construcción, tiene deudas por cerca de 5 mil millones de pesos bancos del Grupo Aval, no es un delito tampoco que se endeuden con este Banco, pero todo esto le va sumando a la relación cercanísima que tienen, es probable que ese empresa esté controlada por el grupo Aval, cosa que no podemos saber porque estas cosas son secretas en Colombia, sale a trinar haciéndole publicidad entusiasta, casi te de bastónera del grupo aval en sus trinos, y tienen fuertes relaciones sociales de esas a las que necesitan los sarmientos sólo invita a sus amigos cercanísimo y ahí aparece marta lucía Ramírez.”.

Hasta aquí lo relatado por Robledo, que denota, sin ninguna duda, el testaferrato de esta con la banda de Luis Carlos Sarmiento.

Su descarada defensa de la banda de Sarmiento, llegó a extremo de pedir una investigación por “pánico económico”, a los activistas y generadores de opinión que pedían sanciones al Grupo Aval por estar asociado a los sobornos de Odebrecht.

Pero, Marta Lucia Ramírez, no es solo testaferra del capo de la banda Grupo AVAL, también tiene que responder por otras actividades criminales, por delitos de lesa humanidad.

En la instalación de la pomposamente denominada “Comisión Nacional de Moralización”, realizada el 20 de marzo 2019, la vicepresidenta de los ladrones, Marta Lucía Ramírez habló sobre transparencia en el manejo de recursos públicos.

La aparentemente “honorable” señora dijo: “Lograr que rompamos el mito que Colombia es un país de corruptos y no tenemos por qué aceptar ese estigma”.

Y mira quien lo dice, una mujer casada con un lavador de dólares y con pasado paramilitar que la llevó estar cerca de ser dada de baja por los guerrilleros de las Farc-EP, en el ataque al Club Nogal, donde pernotaba con el narcotraficante Salvatore Mancuso.

Durante una rueda de prensa (2018-02-13) en la que participaron representantes de las víctimas del Club el Nogal, Carlos Antonio Lozada aseguró que la entonces guerrilla de las Farc-EP, fue informada sobre reuniones que se habrían llevado a cabo en ese club entre funcionarios del gobierno y capos paramilitares, con el fin de planear acciones contra el pueblo.

Eses día, el 7 de febrero de 2003, la ahora vicepresidenta de la mafia Martha Lucía Ramírez, que posa de ser más pura que la virgen del Carmen y en ese entonces ministra de Guerra, dormía en las instalaciones del club, según adujo, porque estaba amenazada por las Farc, lo que nadie entiende era entonces porque no dormía en un batallón del ejercito oficial.

Además, según el periodista Dick Emanuelsson, “en ese club se encontraba la oficina y sede del paramilitarismo colombiano, las AUC, con su página de web “Colombialibre.org”.

Según lo expresado por Carlos Antonio Lozada, Martha Lucía Ramírez debe explicar sus vínculos con la mafia, que se denotan con el hecho de que pernoctaba en el club El Nogal mientras allí se hacían reuniones del alto gobierno de Uribe, presumiblemente ella, con los paras.

En el 2008, la sala penal de la Corte Suprema de Justicia abrió investigación preliminar contra la entonces congresista Martha Lucia Ramírez, por robos cuando fue ministra de Defensa.

La Corte investigaba robos en la adquisición de armas como visores nocturnos cuya compra se hizo sin el cumplimiento de los requisitos de ley.

Otro hecho o robo, que ella debe aclarar ya que lo permitió, fue que como presidenta de Invercolsa, no hizo nada para evitar el robo cometido por su compinche Fernando Londoño, alias “ladroño”, quien también posa de santo y que se robó, cuando adquirió fraudulentamente el 20 por ciento de las acciones de Invercolsa, por un valor de 9.264 millones de pesos, que luego traspaso a una multinacional italiana.

Como Ministra de guerra, cargo que desempeñó durante los años 2002 a 2003, debe responder por la conocida como Operación Dragón, organizado por el ejército a su mando, para asesinar a varios líderes políticos, sindicales y de derechos humanos, que se oponían a la privatización de las Empresas Municipales de Cali, EMCALI, plan que sería desarrollado por militares activos y en retiro los cuales operan desde las ciudades de Cali, Medellín, Barranquilla, Ibagué y Bogotá.

En la lista de amenazados estaban entre otros Alexander López, hoy senador y quien era asesor del sindicato, Luis Antonio Hernández Monroy, presidente de Sintraemcali y Berenice Celeyta de la Asociación para la Investigación y Acción Social "NOMADES".

También debe responder por la denominada Operación Orión, realizada el 16 y 17 de octubre de 2002 en la Comuna 13 de Medellín, una operación militar donde ejército y paramilitares se tomaron esa comuna asesinado unos 90 hijos de pobres, encarcelando a unos 400 inocentes y desapareciendo un centenar de personas.

Con este prontuario criminal, que es público pero ocultado por los paramilitares que fingen ser periodistas, ella se pretende mostrar como un ejemplo de moralidad.

Tal como Iván Duque, y como en el medio criminal donde ellos se mueven al parecer todos son por lo menos ladrones, también ha sido mencionada en el caso de Odebrecht.

Miguel Nule, “constructor”, como el consorte de Marta Lucia Ramírez, condenado por el conocido como "carrusel de la contratación", en una entrevista con la W Radio, hablando sobre ella y escándalo de Odebrecht, dijo: “se lo digo de una vez: ella recibía dinero de Liliana Pardo, que era la que manejaba los auxilios parlamentarios”, hay que remarcar, que para ese tiempo, ella era senadora por el Partido de la U.

Liliana Pardo Gaona, fue la directora del Instituto de Desarrollo Urbano – IDU, de Bogotá, quien esta condenada a pagar 22 años de cárcel por peculado, interés indebido en celebración de contratos y contrato sin cumplimiento de requisitos legales.

El "carrusel de la contratación", es un caso de corrupción política desarrollado en la ciudad de Bogotá y que se descubrió durante la administración del ex alcalde Samuel Moreno Rojas en el 2010, propiciado por Odebrecht.

Hoy la señora se pavonea como una persona “honorable”, sin aclarar sus vínculos con los paramilitares, los asesinatos por ella ordenados, sus acciones de testaferrato a fabor de Luis Carlos Sarmiento Angulo, el lavado de dólares, etc., etc., mejor dicho es la mejor muestra de la mafia que detenta el poder en Colombia.

Por: Libardo García Gallego   (www.neopanfletario.blogspot.com)

Estamos en presencia de una avalancha de partidos, en los cuales se escampan quienes suponen que van a ser rechazados si aparecen en las listas de los partidos tradicionales o les queda algo de dignidad o porque en su partido tradicional le negaron el aval y en el nuevo partido “sí me dieron el aval”, como me respondió alguien a quien le pregunté el porqué de su cambio de partido. ASI, AICO, COLOMBIA RENACIENTE, MAIS, COLOMBIA HUMANA, CAMBIO RADICAL, PARTIDO VERDE, CENTRO DEMOCRÁTICO, la U, la ROSA, etc., pretenden apartarse de los tradicionales partidos CONSERVADOR, LIBERAL, COMUNISTA, UNIÓN PATRIÓTICA, M-19.

He preguntado a varios militantes de los nuevos partidos acerca de sus divergencias con los partidos conocidos como tradicionales, de su programa político, de su ideología específica y ninguna o muy pobres son sus explicaciones. Más parece que quieren seguir el camino trazado por los politiqueros de antes, sus prácticas clientelistas y corruptas, pero bajo un nuevo logo, una nueva bandera, con el objetivo de despistar al electorado. No encuentro diferencias conceptuales de fondo entre un militante de Cambio Radical y un Liberal, entre uno del M-19 y un Progresista de Colombia Humana, entre uno del Centro Democrático y el Conservador más fundamentalista. ¿La U. no quedaría mejor en el Conservador o el Liberal y la ROSA en el Comunista o en la Unión Patriótica?

En el estercolero en que está convertido el país, a todo individuo con ínfulas de líder le da por fundar su propio partido o movimiento, sin que ello implique cambio intelectual, ideológico, filosófico o político. Suele ser el resultado de rencillas en la dirección de los partidos, de envidias en el pináculo partidista, de desequilibrios en el reparto de los contratos y mermeladas. En todo caso, con la desaparición de la moral pública y de la ética, la mayoría de los aspirantes a cargos públicos de cualquier rango sólo quieren volverse ricos de la noche a la mañana a través del erario y del poder estatal.

Ya casi nadie conoce los programas partidarios: cómo debe administrarse la hacienda pública, cuáles son los proyectos para mejorar la educación, la salud, los servicios públicos domiciliarios, cómo contribuir a mejorar la situación medioambiental, cuáles son las obras públicas fundamentales y cómo se van a construir, cómo se van a crear fuentes de empleo, cómo se va a garantizar el pleno disfrute de los derechos humanos a todos los habitantes de su jurisdicción, cómo recuperar los dineros en poder de los corruptos y cómo se va a judicializar a estos bandidos, cómo se va a realizar la urgente Reforma Agraria, se va a promover o no una necesaria nueva Constitución. Por lo regular las ofertas preelectorales se limitan a ideas nebulosas, generales, utópicas, a veces muy distantes de la realidad. Muchos de los actuales candidatos basan su discurso en el exterminio de la corrupción mientras en su interior están planificando la forma adecuada como ellos la harán.

La credibilidad en los políticos se ha venido al suelo, pues con idéntico discurso llegaron sus antecesores al poder. Caras jóvenes hay bastantes, pero cuál es su hoja de vida, su parentela, sus intereses personales, sus antecedentes públicos. Un nuevo elemento ha llegado a enrarecer el panorama, la militancia religiosa, la cual se utiliza para atraer votantes en nombre de seres celestiales, más peligrosos que los de carne y hueso que han cometido las fechorías que dicen van a erradicar. Basta con dos ejemplos: el triunfo del NO al Acuerdo de Paz con las FARC y la elección de los nefastos actuales presidentes de Colombia y Brasil. Y aquí tenemos de nuevo el contubernio entre el MIRA y el terrorífico fascista Centro Demoníaco. La ultraderecha no se detiene en su propósito de apoderarse del planeta.

Vemos, además, una mescolanza de partidos, opuestos entre sí, apoyando a ciertos candidatos con pésimos antecedentes. Es urgente fortalecer ideológica y programáticamente todos los partidos políticos si queremos salir a la palestra a confrontar ideas y programas y no a comparar personas aparecidas a última hora, necesitados de empleo o aspirantes a seguir el perverso ejemplo de sus antecesores.

Armenia, 25 de Septiembre de 2019

(Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.">libardogarciagallego@gmail.com)

Esta mirada que privilegia el efecto (rearme) por encima de la causa (traición del Gobierno) es la que realmente genera un "respiro" a la ultraderecha.

Por: Alexander Escobar

"Los libros que el mundo llama inmorales son los que muestran su propia vergüenza".

Oscar Wilde

El miedo opera como una dictadura del silencio "persuasivo" que trae consigo reacciones insensatas, análisis apresurados o acomodados, exilio y, en el peor de los casos, permisividad, ocultamiento, traición y complicidad. Las dictaduras militares conocen bien su efectividad: imponiendo ríos de sangre despejaron el camino para la llegada de la plaga neoliberal y la continuidad de sus verdugos en el poder bajo fachadas que hoy llaman "gobiernos democráticos".

En Colombia, al igual que sucede en otros partes del mundo, el miedo continúa cumpliendo su función "persuasiva". Pero lo hace de manera más compleja. Porque nos encontramos sobreviviendo no solo al terrorismo de Estado, además la sobrevivencia hoy se enfrenta a discursos de paz de algunos sectores de la academia y la izquierda que, luego de convertir el Acuerdo de Paz en una agenda para la "buena imagen", actúan bajo libretos de posturas ligeras y temerosas de ser asociadas con discursos que "justifiquen" un "volver a las armas" o, con toda razón, porque persiste el miedo a ser víctimas de un montaje judicial que termine vinculándoles con las nuevas disidencias de las FARC.

Hablamos de "agenda para la buena imagen" en mención al Acuerdo de Paz no para desacreditarlo o desconocer su importancia, lo hacemos refiriéndonos a la forma en que éste se menciona, a pesar del incumplimiento por parte del Gobierno, de tal modo que pareciera que no fue traicionado, trayendo consigo la elaboración de discursos únicamente preocupados por mantener una imagen pacifista estereotipada, derivados también del miedo a perder votos, o del temor a ser señalado como un pesimista malintencionado "enemigo de la paz" que añora la "lucha armada" y el "terrorismo".

Tampoco lo hacemos desconociendo la entrega y cumplimiento de los exguerrilleros y exguerrilleras que, en medio de la adversidad y el terrorismo de Estado, están dando todo de sí, con logros importantes para construir una nueva sociedad en paz y con justicia social. Sin embargo, no puede negarse que lo que nombramos como "incumplimiento", por la magnitud y reincidencia política de no cumplir lo pactado, implica que estamos ante un Acuerdo de Paz traicionado por el Gobierno.

Resulta necesario entonces diferenciar entre voluntad de paz, la lucha para que ésta se materialice con justicia social, y un Acuerdo de Paz traicionado que deja cerca de 150 excombatientes asesinados, y cientos de prisioneras y prisioneros políticos de la FARC que, después de casi tres años de firmado el Acuerdo, aún permanecen en las cárceles.

Es claro que se lucha para que se cumpla lo pactado, pero esto no implica que el Gobierno no tenga trazada una política, un proyecto de ultraderecha, que traicionó la voluntad de paz de quienes dejaron sus armas, al igual que se burló de los sectores de la sociedad que le apostaron y apuestan a este proceso.

La situación que genera este escenario, paradójicamente, provoca un efecto similar, con todas sus diferencias, al vivido durante los dos períodos presidenciales de Álvaro Uribe Vélez. Recordemos que ser estigmatizado, señalado de ser "proclive al terrorismo" y "simpatizante de la guerrilla", fue el discurso posicionado por el Gobierno de Uribe contra organizaciones sociales y de Derechos Humanos que luchan por la paz –y el fin de la guerra– a través de la salida dialogada al conflicto interno colombiano.

El miedo a hablar y analizar sin clichés las implicaciones que deja un Acuerdo de Paz traicionado hoy provoca solo lejanía, distanciamiento de las voces que en otros momentos habrían tenido un discurso muy distinto al que están posicionando.

 

Las nuevas disidencias

Tras el anuncio de 'Iván Márquez' y otros mandos de las FARC de retomar las armas, las reacciones inmediatas de algunos sectores que han vivido o estudiado el conflicto colombiano parecían más una respuesta teatralizada, basada en un guion preestablecido producto del miedo, que una postura consecuente con la historia y la memoria, en tanto que no era sorpresa que un grupo guerrillero, o parte de éste, vuelva a las armas cuando un Acuerdo de Paz es incumplido o se traiciona.

Si bien es de humanistas rechazar la guerra, y todo aquello que la incremente, desemboque o perpetúe, esto no puede ser excusa para esbozar opiniones apresuradas que responsabilizaron a la nueva disidencia de darle vida y un "respiro" al discurso de sangre de la ultraderecha. Contrario a estas opiniones, lo que puede comprobarse es que otros sectores del común volvieron sus ojos al tema de la paz, dándole relevancia porque percibieron que la guerra "había vuelto" por la traición, incumplimiento o ineptitud del Gobierno. Las justificaciones para el discurso de sangre y dio ya estaban operando, puesto que las disidencias han existido antes y después del Acuerdo.

Lo anterior además se constata si analizamos los continuos abucheos que está sufriendo en distintos lugares el expresidente Uribe, el rostro más representativo del proyecto de la ultraderecha; hechos que indicarían que las nuevas disidencias no generaron tal "respiro" como se presume. No obstante, ello no significa que la fuerza de este proyecto de corte fascista esté debilitada; es importante entender que las dinámicas han cambiado para una sociedad en crisis, viviendo al límite, que está priorizando resolver su día a día y no el salir a las calles a brindar respaldos a una figura que está pasando de moda.

Estos acontecimientos tampoco deben generar falsas expectativas. Que la imagen de rostros representativos de la ultraderecha, como Álvaro Uribe Vélez, se estén desgastando un poco, generando un pequeño descontento en la sociedad, en el contexto inmediato ello no indica que no habrá respaldo en las urnas.

Recordemos que las dictaduras evolucionaron hacia escenarios electorales donde, además del paramilitarismo, ahora cuentan con estructuras mafiosas, clientelistas y con dinero, que hicieron de este escenario una mercancía en disputa que se subasta entre sectores de la clase dominante que oscila entre la derecha y ultraderecha. Quizá en las elecciones presidenciales la balanza pueda cambiar, pero en lo regional y local su poder se mantendrá en un amplio porcentaje. Aunque es claro que habrán fisuras en su hegemonía territorial; pequeñas, pero habrán.

 

¿Rearme justificado de las nuevas disidencias?

 

Una de las situaciones más cómodas para algunos analistas y sectores de la intelectualidad siempre será responsabilizar tanto al Gobierno como a las nuevas disidencias por su rearme; situación cómoda y extraña, pues al referirse a 'Márquez' y demás comandantes que volvieron a las armas, muchos afirman que "traicionaron la paz", pero cuando hablan del Gobierno solo emplean términos como "demoras en la implementación del Acuerdo de Paz", y en el mejor de los casos, cuando un tinte de severidad les invade, se escuchan frases como "falta de voluntad" o "incumplimiento", calificativos construidos en medio de un discurso que favorece al Gobierno, en gran medida, al presentarlo solo como un hijo que se desvió del camino, pero que se puede corregir.

Esta mirada que privilegia el efecto (rearme) por encima de la causa (traición del Gobierno) es la que realmente genera un "respiro" a la ultraderecha, puesto que sitúa la mayor responsabilidad en las nuevas disidencias y no en el Gobierno, verdadero responsable de mantener la guerra por su política de iniquidad y traición a la paz.

Sin embargo, en la Colombia profunda, que padece la guerra y pone las víctimas directas, esa no es la mirada que funciona en sus territorios. Y de modo igual está sucediendo en pequeños espacios, aunque reducidos, de la vida urbana. La mirada no es la misma, en tanto que el rechazo por el rearme ya no es una situación tan generalizada como antes. Los asesinatos sistemáticos contra líderes y lideresas sociales y excombatientes han generado a través del rumor cotidiano, que empieza ganar espacio en el imaginario de la sociedad, la justificación de la autoprotección. Situación que no se manifiesta abiertamente, pero que está preocupando al statu quo, y que pasa desapercibida para muchos análisis que no habitan las calles, la cotidianidad del barrio, y los territorios de la guerra prolongada.

Y la prensa, sin pensarlo ni calcularlo, también generó un ambiente de rumor sobre las circunstancias que provocaron un rearme de las nuevas disidencias. En varios reportajes registraron a comandantes como 'El Paisa' y 'Romaña' cumpliendo el Acuerdo de Paz, dándole titulares donde se reconocía su capacidad gerencial para adelantar proyectos productivos en las zonas de reincorporación. Esto ha provocado, en contraste con la traición de lo pactado por parte del Gobierno, una serie de preguntas en pequeños espacios de la vida urbana que tienden no siempre a inclinar la balanza en contra del rearme.

Por fuera de las dimensiones emocionales del rechazo a la guerra, los análisis sobre el conflicto interno colombiano deben superar las líneas de pensamiento, análisis o de opinión que están realizando, consciente o inconscientemente, el trabajo sucio a la ultraderecha, generando miedo y estigmatización contra otros análisis y opiniones que nuevamente vuelven sus miradas, de manera aguda, sobre las causas sociales y políticas que originaron y mantienen el conflicto interno colombiano y, que con todas sus diferencias y contextos más complejos de estudio, provocaron el rearme de las nuevas disidencias.

El deseo y la lucha humanista por la paz debe recobrar su visión sensata y aterrizada de la guerra, entendiendo que la lucha por la consecución de un nuevo acuerdo de paz, sin olvidar la lucha por el actual, nos espera. Esta tarea puede demandarnos años o décadas.

Nuestra guerra ha sido prolongada, y las expectativas puestas en los alcances que traería el Acuerdo de Paz entre el Gobierno y las FARC requieren repensarse bajo la base que fue un Acuerdo más, de gran importancia y notable en su especie, y por el cual se seguirá luchando, pero que no será el único en la historia de Colombia. Hoy cuando el paramilitarismo se ha fortalecido y los grupos guerrilleros permanecen en los territorios, la guerra no dejará de prolongarse. ¿Cuánto se prolongará? Todo dependerá de cómo la lucha social asuma la traición al Acuerdo de Paz no para lamentos y autoengaños, sino para actuar de manera más aguda y renovada.

Por: Miguel Suárez (19-09-2019). Una vez más, se ha demostrado que el paramilitarismo y el narcotráfico son una política de estado en Colombia y que por este medio pretenden atacar el proceso bolivariano de Venezuela.

El 22 de febrero pasado, Juan Guaidó cruzó la frontera entre Venezuela y Colombia y apareció en Cúcuta, siendo trasladado por miembros de la banda criminal conocida como policía nacional, primero en una camioneta y luego en un avión al servicio de esa banda delincuencial.

Ya en Cúcuta, Guido, celebro la “victoria”, con Iván Duque, el títere que finge ser presidente de Colombia.

Hoy, 7 meses después de la fiesta y del fiasco, unas fotografías difundidas en las redes sociales por la Fundación Progresar, donde se ve, según el bandido Iván Duque, al “héroe venezolano”, tomándose fotos con reconocidos paramilitares, asesinos que con pistola al cinto abrazaban a Guaidó, desnudan esa relación delincuencial.

Los asesinos con los que se abrazó Guaidó son entre otros: John Jairo Durán Contreras, apodado Menor, y Albeiro Lobo Quintero, alias Brother, miembros de la banda de los Rastrojos, que controlan la frontera colombo-venezolana por el lado colombiano con la complicidad del ejército y la policía al servicio de la mafia que detenta el poder en Colombia.

Debemos recordar que ese día en Cúcuta se organizaba un megaconcierto en Cúcuta con el auspicio del gobierno mafioso de Duque, como antesala para la operación que buscaba violar la soberanía venezolana con el apoyo logístico de Estados Unidos. El intento fracasó y luego se dieron actos vandálicos toleradas e incentivados por la mafia colombiana.

Una serie de jóvenes paisas, muchos de ellos con signos de drogadicción fueron vistos en los puentes fronterizos con Venezuela agrediendo a la Guardia Nacional Bolivariana.

El mismo títere, Iván Duque, hay que recordarlo, estuvo en el puente incentivando a los mariguaneros o paracos colombianos, para que continuara la agresión.

Camuflado con una escarapela, escondiendo su identidad, con el falso nombre de nombre “Geovanny Castaño Angarita, cédula 1098.622.926”, se vio en Cúcuta a José Obdulio Gaviria, primo del narcotraficante Pablo Escobar, dirigiendo a los drogadictos que muy probablemente él llevó desde Medellín.

El alcalde paramilitar de Cúcuta, César Ómar Rojas, declaró como día cívico el pasado 22 de febrero, fecha en la que se realizó el “Venezuela Aid Live”.

Omar Rojas Ayala, ganó la alcaldía de Cúcuta como testaferro de Ramiro Suárez, quien actualmente se encuentra pagando una condena en la Cárcel Modelo de Bogotá por sus vínculos con los paramilitares, los mismos asesinos que aparecen en la foto con Guaidó.

Wilfredo Cañizares, responsable de la Fundación Progresar en el departamento de Norte de Santander, organización con un gran trabajo en la zona, aseguró que: "La entrada a Colombia el 23 de febrero del señor Juan Guaidó fue coordinada con los Rastrojos. Aquí están alias el Brother armado, y el segundo al mando de este grupo paramilitar, alias el Menor", afirmó al publicar las fotos en Twitter.

Según se conoce hoy, ese día, los paramilitares decretaron un toque de queda en la zona de Cúcuta por donde ingreso Guaidó a Colombia, en su recorrido hicieron una parada en la hacienda de un reconocido narcotraficante de la zona, protegiendo a Guaidó durante 5 kilómetros para luego entregarlo a un comité de recepción donde estaban entre otros dos de los paramilitares que ofician como guardaespaldas de Iván Duque, el cual según el alcalde de Cúcuta, era quien coordinaba toda la operación paramilitar.

Días después que se conocieran las fotos de Juan Guaido con paramilitares en la frontera Colombo-Venezolana, sin tener mucha difusión, una masacre se registró en el lugar conocido como Trocha del Infierno, los cuerpos de 4 personas fueron hallados con signos de violencia y heridas de bala.

El Brother, uno de los asesinos que aparecen con Guaidó, ante el asesinato de varios de quienes participaron de la operación criminal para meter a Guaidó a Colombia, asesinatos cometido para borrar evidencias sobre el hecho, para proteger su vida había huido siendo asesinada toda su familia, su papa y su mama, entre otros.

Degenerando, como solo ellos, hoy minimizan las fotos, o evidencias, que muestran como el paramilitarismo es una cuestión del estado en Colombia, con el cuento de que como ellos son muy populares, se toman fotos con mucha gente, falacia que tiene la impronta del capo de la banda de los Uribeños, Álvaro Uribe Vélez, a quien nadie se le puede aproximar ya que se esconde en medio de los 300 asesinos que fungen como sus guardaespaldas.

Existen fotos, y no una, talvez un centenar, de Uribe con reconocidos paramilitares, narcotraficantes o sus familiares, también de su títere, Iván Duque.

Aquí es buen recordar o remarcar, que, dentro de proceso de la Corte Suprema de Justicia contra Álvaro Uribe, 14 asesinos han sido llamados como defensores de este peligroso delincuente.


El 5 de mayo de 2018, el narcotraficante José Hernández Aponte, a quien como buen mafioso le encantan los serviles, la yeguas y las reinas de belleza, publicó unas fotos suyas, con su esposa, la exreina de belleza María Mónica Urbina, con Iván Duque Márquez. La foto la acompañó con el siguiente texto: “Nuestro presidente en la primera vuelta @ivanduquemarquez”.

Luego el primero de agosto, cuando ya Duque era presidente electo, y a sólo seis días de tomar posesión, el mismo narcotraficante José Hernández, le envió un mensaje de cumpleaños que acompañó con otra fotografía en la que se observan varias personas alrededor del Duque, entre ellos, su esposa María Mónica Urbina. Ese día, el mensaje decía: “@ivanduquemarquez presidente feliz cumpleaños que Dios bendiga siempre alrededor de toda tu familia”.

Descarados, degenerados y cínicos, con evidencia de sus vínculos con asesinos y narcotraficantes a quienes dicen combatir, con los más falaces argumentos hoy tratan minimizar las evidencias de sus relaciones con el crimen, del cual ellos son los jefes o patrones, como se dice en el mundo de la mafia.

Las fotos ponen de presente algo que todos sabemos y que ellos pretenden minimizar, que los tales paramilitares, que nos quieren meter en la cabeza que no existen, son parte de los aparatos de represión de la mafia colombiana, razón por la cual ni su ejército ni su policía los combaten.

Duque, protegió a Guaidó con ayuda de los narco-paramilitares, los Rastrojos, esos mismos que asesinan líderes sociales y defensores de derechos humanos por todo el país con la abierta protección, como sucedió en Cúcuta, del ejército y la policía.

Muchas personas comentan la paradoja que, sin existir una sola foto de Nicolás Maduro con Iván Márquez, ellos, los testaferros de la mafia en el gobierno colombiano, señalan al gobierno bolivarianos de proteger a los guerrilleros, mientras que existiendo cientos de fotos de ellos con narcotraficantes y paramilitares, niegan su criminal relación.

El medio de desinformación RCN, cuyos dueños, se nutren de la guerra y ven en los recursos venezolanos la continuación de su espoleo, publicó un artículo titulado: “Líder chavista asegura que Nicolás Maduro está listo para invadir Colombia y clavar su "bandera en Bogotá"”.

Los que se está viendo, no desde hoy, desde hace muchos años, es que quienes tiene su "bandera en Bogotá", por medio de testaferros como Uribe y Duque, son bandidos como el dueño de RCN, Carlos Ardila Lulle, Luis Carlos Sarmiento, los Santodomingo, etc., etc., quienes quieren clavar su bandera narco paramilitar en Caracas.

 

Maras, contrabandistas y carteles de la droga desestabilizan a este pequeño país centroamericano.

El mar Caribe es una zona geográfica situada en pleno corazón del continente americano compuesta por los archipiélagos Antillas mayores y menores y delimitados por las costas de Centroamérica, la península de Yucatán y el norte de Suramérica. En 1492 el  navegante Cristóbal Colón, aventurero al servicio de los Reyes Católicos, por primera vez contempló ese territorio que confundió con el reino del gran Khan rico en oro y piedras preciosas. Esas islas de exuberantes selvas habitadas por nativos medio desnudos adornados con plumas de pájaros exóticos las relacionó con el paraíso terrenal "al que solo se puede llegar salvo por voluntad divina".  Un mundo sin dueño, tierras vírgenes en las que se situaban las fuentes de la eterna juventud o el Dorado. Fabulas y mitos de seres mágicos con un ojo y otros con hocico de perros que se comían unos a otros en rituales macabros. La desembocadura del Orinoco la comparó con uno de los ríos del paraíso terrenal. Con la palabra "cariba" los invasores europeos comenzaron a identificar ese territorio que luego se deformaría en "quarives" y más adelante en Caribe, el mar de las 7.000 islas, islotes y arrecifes.

En los siglos XVI XVII Y XVIII el  Caribe  se convirtió en el campo de batalla de las potencias europeas (enfrentamiento entre católicos y protestantes) Los piratas ingleses, franceses y holandeses, patrocinados por las casas reales  que les otorgaban  la patente de corso, atacaban los galeones o naos del imperio español en su tránsito hacia Europa decididos a arrebatarles las riquezas que expoliaban de sus colonias.  Todos los grandes conflictos europeos se dieron por dominar el Caribe.

Y no solo se trataba de atacar los navíos sino también apoderarse de sus posesiones coloniales como bien aconteció con Jamaica, Trinidad y Tobago, Guadalupe, Islas Caimán, Aruba, Bonaire, Curazao, Belice o Guyana. En esos territorios liberados se instalaron sus bases o nidos de  piratas que poco a poco fueron debilitando el monopolio comercial que los españoles ejercía en las Indias.

Los investigadores españoles del Ministerio de Cultura intentan minimizar el impacto de la piratería que consideran más una "leyenda" echándole la culpa de sus derrotas a las inclemencias  meteorológicas más que a los ataques de sus enemigos. De alguna manera hay que enaltecer el orgullo mancillado de la corona española. Se estima que 681 navíos fueron saqueados y hundidos entre 1527 y 1898.

Pero no se puede contradecir estos hechos históricos tan bien documentados de abordajes y  hundimientos de los navíos, aparte de los saqueos y toma de puertos y ciudades a lo largo y ancho del continente americano (que diezmaron su poderío imperial) Entre los corsarios, piratas y filibusteros más  legendarios debemos nombrar a Morgan, Drake, de Graff, Vane, D'Angennes, Barbanegra, Rackham, L'Olonnais, Monbars, Alexander, Laffite, Raleigh, cuyas bases de operaciones se situaban principalmente en Port Royal, Nassau y la Isla Tortuga. La piratería es la directa responsable de la primera etapa de acumulación capitalista al surtir las arcas de los banqueros y mercaderes  de oro, plata, perlas y piedras preciosas.

La costa de Belice fue invadida en 1638 por piratas ingleses encabezados por el  bucanero escoces de Peter Wallace. Esta selva subtropical era el sitio perfecto para refugiarse y preparar los ataques contra los barcos españoles. Más tarde llegaron los baymen o aventureros de origen anglosajón deseosos por apoderarse de las riquezas naturales especialmente la madera de cedro, palo de Campeche, caoba  o mahogany y el chicle. Los baymen introdujeron el esclavismo pues necesitaban imperiosamente mano de obra para explotar no solo la madera sino también los cultivos de caña de azúcar.  En 1670 la corona española otorga licencia a colonos británicos para extraer el palo de Campeche considerado en ese entonces más valioso que el oro -pues con el mismo se obtenía un tinte vegetal con el que se teñía la lana en Europa- con la condición que cesaran los actos de piratería.

En 1798 los ingleses ganan a los españoles la batalla de cayo Saint George y proclaman la independencia de Belice. Actualmente esta efeméride es considerada la fiesta nacional. Belice más bien pertenecía a Yucatán (Virreinato de la Nueva España) y no a la capitanía de Guatemala. Tras las ejecuciones de los próceres el cura Hidalgo y Morelos en 1821 se forma el primer imperio mexicano bajo el mandato de Agustín de Iturbide. El autoproclamado emperador  permite la colonización anglosajona de Texas y  exime a los yaquis  de  pagar impuestos y da carta blanca al comercio de esclavos (el único lugar del imperio mexicano donde se tolera la esclavitud) Centroamérica se une al primer imperio mexicano y sus fronteras entonces se extienden hasta Panamá. En 1836 España reconoce la independencia de México. En 1847 el presidente de México Santa Anna reconoce la independencia de Centroamérica y concede permiso a los británicos para explotar las riquezas naturales de Belice sin pagar impuestos. En 1862 Inglaterra anexa Belice a Jamaica bajo el nombre de Honduras Británica. Con el advenimiento del México independiente los ingleses fueron ampliando el área permitida para explorar maderas preciosas y chicle. Santa Anna ordena en 1855 la expulsión de los ingleses de Belice por alentar la independencia de Yucatán. Porfirio Díaz ofreció a los británicos Belice a cambio de que cesara su apoyo a los yucatecos. Dicho tratado se firmó el 8 de julio de 1893.

Belice con una extensión de 22.000 kilómetros cuadrados y una población de 380.000 habitantes es uno de los países más pequeños y menos poblados del continente americano. Aunque cuenta con una increíble variedad étnica: colonos ingleses, descendientes de esclavos africanos, mayas- quichés, yucatecos (que llegaron huyendo de la guerra de las castas), chinos, hindúes, árabes o menonitas. Este es un pueblo con un gran acervo  multicultural y multilingüe (inglés, español, creole o kriol lengua de esclavos africanos mezclada con el inglés y el español) maya y garífuna.

Uno de los rubros más importantes del PIB lo representa la industria turística porque  "Dios los ha bendecido con unos  paradisíacos cayos y arrecifes de coral" Aquí los más importantes tour operadores mundiales han instalado sus cadenas hoteleras, lodge, resort, bungalows aprovechando las playas azul turquesa de arena blanquísima plagadas de cocoteros. Anualmente casi dos millones de turistas (un millón recalan en los cruceros de placer) llegan deseosos por disfrutar de los encantos del Caribe.

Belice es un país en permanente crisis a causa de la marginalidad y la pobreza endémica (una de las más altas de América Latina)  Y como si fuera poco el desempleo se sitúa por encima del 20%. Ante tamaña sangría económica y social los ciudadanos no tienen otra alternativa que dedicarse al trabajo informal que apenas les garantiza una mínima supervivencia. Por eso los jóvenes prefieren  unirse a las pandillas o engrosar las filas de contrabandistas y narcotraficantes que les proporcionan mejores ganancias. Tal y como sucede en los países vecinos la inseguridad se ha apoderado de la vida cotidiana de Belice como lo reflejan los altos índices de criminalidad.

Guatemala desde hace décadas es un país infiltrado por las mafias del narcotráfico. Lo que significa que los carteles y grupos delincuenciales se han hecho fuertes pues es muy fácil comprar a policías y funcionarios corruptos. Un fenómeno que se ha recrudecido durante el gobierno del derechista a Jimmy Morales.  Como en la selva del Petén -también dedicada al cultivo de la marihuana y la amapola- aún no existe una frontera definida a causa los diferendos limítrofes es la mejor vía de entrada del tráfico de drogas, madera, animales exóticos, contrabando trata de blancas  y paso de maras o de migrantes. El dominio de esta estratégica zona se lo disputan los Zetas, el cartel de Sinaloa, el Jalisco Nueva Generación, la mara barrio 18 y la mara Salvatrucha 13.

Las organizaciones de narcotraficantes a nivel internacional utilizan flotillas de aeronaves para transportar los cargamentos de cocaína procedentes de Suramérica con destino a EEUU. Belice es un puerto de trasbordo tanto de alcaloides, sustancias psicotrópicas, precursores químicos y armas. Las avionetas colombianas, mexicanas o panameñas realizan vuelos rasantes para burlar los radares aprovechando la oscuridad de la noche. Hay pistas clandestinas en tierra firme previamente balizadas donde aterrizan las avionetas para descargar la "mercancía" o sino "bombardear" con fardos de cocaína alguno de los 450 cayos de la barrera de coral (la segunda más grande del mundo) para posteriormente introducirlas en México por medio de lanchas con motores fuera de borda. Otras naves aterrizan para repostar turbosina para luego continuar su viaje con destino a los EEUU (el mayor consumidor de drogas del mundo). El inmenso poderío narco ha abierto un puente aéreo entre Suramérica, Centroamérica, el Caribe y México. Belice es un punto neurálgico de vital importancia para la geopolítica del narcotráfico (ya hace parte del triángulo norte de Centroamérica) pues es la puerta de entrada a México.

Belice es un reconocido paraíso fiscal con alto nivel de confidencialidad (ausencia de impuestos para sociedades internacionales) que aprovechan tanto los defraudadores  como las mafias para lavar el dinero negro. El éxito de las operaciones ilegales está garantizado  pues jueces, políticos o policías son susceptibles de ser sobornados. No existe un sistema policial ni militar eficaz para hacer frente a las organizaciones criminales. Recientemente el ejército colombiano entrenó las fuerzas armadas de Belice en el asunto del combate al narcotráfico, lavado de activos y la interceptación marítima y aérea. Pero los resultados no han sido nada halagüeños.  Lo cierto es que desde las más altas instancias les siguen brindando "asilo" a matones y delincuentes de Inglaterra, Nigeria, Líbano, Taiwán, China, Honduras y Guatemala. Según la DEA Belice representa una amenaza para la seguridad nacional de EEUU.

Belice City parece más bien una aldea africana sucia y decrépita; sus antiguas edificaciones de estilo colonial construidas de madera sobre pilotes se caen literalmente a pedazos como una muestra más de dejadez y la decadencia. El caos reina por doquier pues aquí mandan las pandillas dedicadas a tiempo completo al narcomenudeo y los robos. Ya nos lo advirtieron algunos vecinos que a partir de las 6 de la tarde lo mejor es atrincherarse en el hotel o en lugar de residencia para prevenir cualquier asalto o atraco.  Algunos personajes con pinta de rastafaris se pasean a sus anchas a lo largo del caño de Haulover creek que parece más bien una cloaca donde pululan los zopilotes. Potentes parlantes amplifican  canciones de Bob Marley, el héroe popular del caribe anglosajón. Entre sonoras carcajadas los pandilleros fuman a su libre albedrío largos cohetes de marihuana que los elevan al séptimo cielo. La temperatura a pesar de que ha caído la tarde no amaina  y el bochorno nos empapa de sudor al tiempo que las nubes de mosquitos se aprestan a lanzar sus vampirezcos ataques. No queda otra sino bañarse de repelente y buscar refugio en el mosquitero. Ahora los perros ladran y a lo lejos se escuchan un par de detonaciones ¿habrá alguna fiesta? Me temo que son disparos que anuncian el comienzo de una larga noche de fechorías.

Miles de turistas europeos o norteamericanos visitan Belice ansiosos por disfrutar del mítico mundo maya y sus joyas arqueológicas, los paradisíacos cayos y  arrecifes de coral. Muchos han sido seducidos por la canción "Isla Bonita" de Madonna "la brisa tropical de la isla, naturaleza salvaje y libre. Aquí es donde deseo estar" En esas playas de arena blanca y mar azul turquesa plagadas de cocoteros dan rienda suelta al libertinaje, la bohemia, el alcohol,  drogas y las fantasías sexuales. La fórmula perfecta para alcanzar la felicidad. (Previo pago en efectivo o tarjeta de crédito)   Otros prefieren bucear en el Blue Hole cuyo exclusivo tour cuesta la suma de 250 dólares (que representa el sueldo de seis meses de un trabajador común y corriente)

Belice pertenece a la CARICOM (Comunidad del Caribe) y por los lazos de cooperación y solidaridad es un aliado incondicional de Venezuela. El primer ministro Dean Barrow en los foros internacionales ha condenado la injerencia en los asuntos internos de Cuba y Venezuela.  Existe una gran simpatía con  la revolución bolivariana pues, hasta la quiebra de PDVSA en el 2017, recibía petróleo en pago preferencial. El gobierno de Belice reconoce a Nicolás Maduro como el presidente legítimo de Venezuela.

Desde el siglo XIX el imperialismo norteamericano en su afán expansionista ejerce su dominio militar, económico y político en el mar Caribe. En su  prontuario criminal debemos señalar: la agresión armada contra México -el cual perdió más de la mitad de su territorio-, la guerra hispano-norteamericana de 1898, donde el reino de España fue derrotado y perdió Cuba, Puerto Rico, Islas Vírgenes, y las múltiples intervenciones en Panamá, Haití, República Dominicana, Nicaragua. Honduras, Guatemala o Granada.

El Caribe es una especie de "mar Mediterráneo de los trópicos" "Mare Nostrum"  controlado en toda su extensión por la IV Flota Norteamérica bajo la jefatura del Comando Sur cuyo cuartel general se encuentra situado en Mayport, Jacksonville (Florida) Entre sus unidades se destacan portaviones nucleares (que transportan aviones Harrier, helicópteros súper cobra y cazabombarderos) submarinos, destructores, cruceros misilisticos, patrulleras y buques de desembarco. La misión de la IV flota según reza el  "destino manifiesto" es "extendernos por todo el continente que nos han sido asignado por Dios"  y promover la paz, estabilidad y prosperidad entre los países aliados. Además de combatir el narcotráfico, el contrabando de armas y la infiltración de terroristas. Pero tal vez su función más trascendental sea la de intimidar los procesos revolucionarios de izquierda y los movimientos guerrilleros que "desestabilizan la región". Observadores internacionales nos alertan de un posible desembarco de marines en Venezuela –si así lo decidiera Donald Trump- "pues es una amenaza para la seguridad nacional de EEUU". Si América Latina es el patio trasero de los yanquis, el Caribe es su piscina.

El gobierno de Guatemala reclama 11.000 kilómetros cuadrados del territorio de Belice pues argumenta que pertenecía a la Capitanía General de Guatemala que los piratas ingleses ocuparon ilegalmente. Durante la guerra civil guatemalteca que enfrentaba al ejército y las guerrillas comunistas el general Eugenio Kjell Laugerud del partido MLN de ultraderecha y elegido presidente gracias a unas elecciones fraudulentas,  a  principios del año 1975 movilizó sus tropas en el Petén -incluidos los temidos comandos especiales Kaibiles- con la finalidad de invadir Belice. Al parecer quería pasar a la historia como un héroe libertador. Da la casualidad que en esa época Guatemala recibió gran cantidad de armas y equipos bélicos procedentes de Israel. Pero la inteligencia inglesa del MI6 descubrió los planes secretos y de inmediato envió a la colonia caribeña 6.000 comandos, aviones Harrier, helicópteros de combate, tanques y cohetes antiaéreos. Unos días antes de que se diera la orden de atacar el 4 de febrero de 1976 un terremoto de 7.5 grados asoló durante 33 segundos la mayor parte del territorio guatemalteco causando 26.000 muertos, 76.000 heridos y dejando a un millón y medio de personas sin hogar. Una tragedia que sembró la destrucción y la muerte y puso en evidencia la pobreza social y económica del país. Así que a los militares no les quedó más remedio que suspender la invasión de Belice. En la actualidad tanto Guatemala como Belice han decidido mediante referéndum que sea la Corte Internacional de Justicia de la Haya la que resuelva de una vez por todas este contencioso.

Belice es una monarquía constitucional parlamentaria integrada en la Commonwealth y cuyo jefe de estado es su majestad la reina Isabel II. Y para que no quepa ninguna duda  la esfinge de la soberana aparece grabada en los dólares beliceños demostrando así quién es la dueña y señora de estas tierras. El escudo del país revela la filosofía de los padres de la patria: dos leñadores; un mestizo y un negro  bajo la sombra de un caobo sostienen un hacha y un remo. El hacha es el símbolo por antonomasia del progreso. El representante de la corona es el gobernador general sir Colville Young (activo desde 1993) mientras que el primer ministro es Dean Barrow del centroderechista Partido Demócrata Unido. Su hijo Shyne fue condenado a prisión en EEUU por cometer actos criminales. Tras salir en libertad se convirtió en un famoso rapero que aspira en un futuro ocupar el puesto de su padre como primer ministro de Belice.

Tuvimos un encuentro con el líder de la oposición el honorable John Briceño del partido PUP, de tendencia socialdemócrata, que se proyecta como el favorito para ganar las elecciones del próximo mes de octubre. Su lema es: "el cambio comienza ahora. Poder para el pueblo"  Siguiendo la línea del padre de la patria George Price que en el año 1981 declaró la independencia de Belice contando con el apoyo de los gobiernos de Cuba y Nicaragua. Mr. Briceño criticó las fracasadas políticas neoliberales aplicadas en estos últimos ocho años por el actual primer ministro que ha conducido al país a la crisis más espantosa. La escalada de privatizaciones solo ha favorecido a los empresarios y multinacionales. Desde su postura nacionalista se muestra contrario a cualquier cesión territorial a Guatemala sea cual sea la decisión que tome la Corte Internacional de la Haya. 

Si es elegido promete sacar a Belice del estancamiento económico y crear proyectos productivos como alternativa a la dependencia del modelo turístico que no hace más que eternizar el subdesarrollo. Es necesario revitalizar la industria nacional, la agricultura y la ganadería, además de construir complejos hospitalarios y educacionales.  En el tema ambiental proyecta reforestar miles de hectáreas de bosques nativos destruidos por culpa de la sobreexplotación de los aserraderos y los cultivos de caña de azúcar. Es prioritario salvar la barrera de coral que se encuentra en grave peligro ante el calentamiento global, la contaminación y el excesivo crecimiento de los complejos  hoteleros. Dice que está decidido cueste lo que cueste enfrentar con contundencia las pandillas y narcotraficantes gracias a una  reestructuración de la policía y las fuerzas armadas.  Pero sería un error aplicar solo la represión si no se eleva el estado de bienestar y la justicia social. Por ahora es imposible impedir que miles de jóvenes sigan enrolándose en las bandas delincuenciales. De nada valen las consideraciones de orden religioso, ético y moral si el pueblo engatusado por la alienante propaganda  que se transmite a través de los medios de comunicación de masas lo único que desea es poseer y consumir. Quizás su mayor anhelo sea erradicar la corrupción que es un mal endémico que se ha enquistado en las instituciones. Una vez más se demuestra que el capitalismo es un sistema gansteril que no produce más que atraso, pobreza y muerte.

Belice en los años ochentas se convirtió en refugio para los desplazados de las guerras civiles en Centroamérica.  Hoy vuelve a recibir una nueva oleada de miles de migrantes de Salvador, Nicaragua y Guatemala que huyen de la pobreza y la violencia. Pero el país  no cuenta con el presupuesto necesario para afrontar tamaños desafíos sociales, políticos  y económicos. No hay otra opción que resignarse a pedir ayuda a los organismos internacionales de desarrollo y cooperación como el FMI, BID, BM, OEA, la USAID, la  CEPAL o las ONG.  Belice es un firme candidato a integrar el Plan de Desarrollo para de Centroamérica (una especie de plan Marshall) promovido por la ONU, la UE, México, EEUU y Canadá en el que se van a invertir miles de millones de dólares en un intento por estimular el desarrollo del Triángulo Norte de Centroamérica.

En estos momentos tan trascendentales de su historia es imprescindible devolverle a los ciudadanos una esperanza que lo conduzca por el camino de la paz y prosperidad. ¿Cómo superar ese arcaísmo neocolonial que los condena a ser el centro vacacional para turistas de alto poder adquisitivo? 

No hay tiempo que perder pues el  narco huracán en vez de amainar arrecia con inusitada furia y amenaza con arrasar este país que muy pocas personas saben situar en el mapa.

Carlos de Urabá 2019

Por: Miguel Suarez. (2019-08-30). Por medio de una video publicado el pasado 29 de agosto, Iván Marques, con un grupo de comandantes farianos, como "Jesús Santrich" y el "El Paisa", anunciaron que retomaban las armas “a la defensiva”.

En el video Márquez, quien fue el jefe negociador de las Farc-EP, que consintió la entrega de armas antes de que cumplieran lo acordado desatendiendo las palabras del fundador de esa guerrilla, Manuel Marulanda Vélez, quien había advertido que los fusiles no se deberían dejar porque eran la única garantía de que la mafia que detenta el poder en Colombia cumpliera lo acordado, leyó un extenso documento donde hizo un recuento histórico de los incumplimientos de la mafia.

La noticia se regó muy rápidamente ocasionando el consabido escándalo en Colombia y fue calificada como el nacimiento de una “nueva guerrilla”, como las Farc-EP, que hay que recordar, esta como guerrilla nunca dejó de existir ya que un grupo de ellos, entre otros del frente primero, cuya figura visible es “Gentil Duarte”, no dejo las armas.

El anuncio de Márquez, de retomar las armas confirma algo que el pueblo ya sabía, que aquellos que se negaron a entregar las armas de forma tan infantil, ante el incumplimiento de lo acordado y ante la violencia generalizada que ha dejado como saldo unos 800 líderes populares asesinados, mas unos 150 guerrilleros también asesinados, se estaban reorganizando y tomando fuerza de nuevo.

Márquez entre otras dijo: “Coordinaremos esfuerzos con el ELN y con aquellos compañeros que no han plegado sus banderas”, lo que se entiende como una aspiración pero que no se ha llevado a cabo, estos para aquellos que desde ya especulan con el regreso de un gran ejército guerrillero en Colombia.

De esa expresión, entiendo además que no están, por ahora coordinados con los guerrilleros del frente primero, quienes, según comentarios llegados a nosotros, se negaban a recibir a Márquez ya que lo consideraban un traidor.

Aunque parezca traído de los cabellos, debido al incumpliendo de los acuerdos por parte de la mafia que detenta el poder en Colombia, pareciera se está repitiendo la historia, como cuando Manuel Marulanda, se vio obligado a retomar las armas debido también al incumplimiento de lo acordado.

A finales de los años 50s, el conocido como Manuel Marulanda Vélez, que dirigía las guerrillas liberales, se acogió a la paz que pregonó la oligarquía por medio de sus generales como Gustavo Rojas Pinilla, pero no entregó sus armas, las dejo escondidas.

Marulanda, retomo su trabajo como inspector de carretera, específicamente de la carretera que va del Huila, al corregimiento de Gaitania.

Como históricamente había ocurrido, la mafia no cumplió lo acordado y desato una feroz persecución contra los exguerrilleros, llegando a asesinar al negociador conocido como “El Charro negro”, asesinato que fue seguido de una fuerte militarización de la zona.

Marulanda enardecido, se dirigió al puesto militar y le reclamó al mayor Torres, sobre el incumplimiento y por el asesinato de “El Charro negro”.

Ante lo cual el mayor Torres sentencio que si seguía Marulanda reuniéndose y organizando campesinos, el mismo y todos los marquetalianos correrían la misma suerte que “El Charro negro”, mejor dicho, serian asesinados.

Sin opción y ante el incumplimiento de la palabra del gobierno, el joven Marulanda, desenterró sus fusiles y continuo la lucha por una Colombia en paz.

Podemos decir que de nuevo la mafia que detenta el poder obliga al pueblo a tomar las armas para defender sus vidas y aunque parezca que estoy colocando a Iván Márquez como un nuevo Manuel Marulanda, no es así ya la capacidad de política, militar, ideológica y de liderazgo de Marulanda fueron bien conocidas, mientras las de Iván Márquez, son bien discutibles.

La noticia de que hombres de la talla de Iván Márquez, José Santrich y el Paisa hayan decidido retomar las armas deja un sentimiento doble, uno triste, porque el intento de conseguir transformaciones democráticas en Colombia esta siendo ahogado por la mafia que detenta el poder en el país que se nutre de la guerra, especialmente por la banda de los Uribeños, y otro reconfortante, porque ante la miserablesa de la oligarquía colombiana, ante el incumplimiento de lo acuerdo y el genocidio, la lucha armada se ve como una opción imprescindible para el pueblo.

Conozco a muchos y a muchas, que, ante la dejación de las armas del grueso de los farianos, se lamentaron y rasgaron las vestiduras y llegaron a calificarlos hasta de traidores, aquí quiero decirles que les llego el momento para que bajen las patas de la mesa, dejen el sofá, y se unan a Márquez y sus compañeros.

Quiero llamar la atención a muchos otros que están haciendo fiestas y soñando con unas Farc como antes, ya que aquí falta mucho proceso, que lo conformado por Márquez es solo un grupo mas de aquellos que se negaron a dejar las armas o que la retomaron rápidamente y que al parecer están actuando aisladamente, ante todo para proteger sus vidas.

Y ojo, porque además existe la gran posibilidad de que hasta el ejército oficial este organizando sus propias “Farc”, para seguir asesinando opositores.

Y hablando del ejército, aquí no podemos olvidar que mandos de ese descompuesto ejército, que no se mandan solos, que obedecen ordenes, habían anunciado su intención de volver trizas, no solo el acuerdo, si no, también a las Farc y tal parece poco a poco lo están logrando.

A ellos, a los que retomaron las armas, la mafia que detenta el poder en Colombia no les dejó otro camino, incumpliendo lo acordado, asesinado a cientos de colombianos y de guerrilleros y con burdos montajes como el fabricado contra Santric utilizando a Marlon Marín, cuyo montaje es tan burdo que los gringos hasta ahora no lo han dejado declarar ante las cortes colombianas ya que los haría quedar mal.

Aquí es bueno hacer un llamado a todos, farianos con armas y sin armas para que no se vayan a dejar colocar unos contra otros ya que en Colombia todas las formas de lucha de masas son validas.

Me llamó mucho la atención que, en días pasado, según dicen guerrilleros farianos del frente 33, retuvieron el vehículo en el que se desplazaba el ex comandante Rubén Zamora junto con su esquema de seguridad, desarmaron a los guardaespaldas, pero al excomandante le dieron un trato de respeto.

Así debe ser ya que todos están, o mejor estamos tratando de halar la carreta para el mismo lado.

Por otra parte, quiero hacer un fraterno llamado a quienes dejaron las armas, especialmente a la dirección del Partido Farc, a ser cautelosos, a no hacer declaraciones apresuradas que solo satisfacen a los que se lucran de la guerra y que buscan el enfrentamiento entre ambos, como los tiempos de los limpios y los sucios.

La lucha ideológica entre unos y otros puede continuar solo es necesario crear los canales que no deben ser Caracol, El Tiempo, etc.

Por nuestra parte, aquí en radio Café Stéreo apoyamos a todos los que en Colombia luchan, de una forma u otra por sacar a la mafia del poder en Colombia, pero ojo que con colocarse un brazalete que diga Farc-EP, no basta, ni se es guerrillero.

 

Dia triste para Colombia. Si alguien sintetiza los últimos 60 años del conflicto social y político de Colombia es Iván Márquez, en los años macabros del Baile Rojo, donde miles de hombres y mujeres de la UP eran asesinados en un plan de muerte orquestado por el régimen oligárquico, Márquez, representante en ese momento a la cámara por la UP, tomó la decisión política de irse al monte para evitar su asesinato. Muchos años después, el tiempo le dio la razón, miles de compañeros de su generación sucumbieron al terrorismo de Estado.

Hoy, frente al incumplimiento del gobierno oligárquico-mafioso que dirige Colombia, Márquez y otros miembros de la desmovilizada FARC-EP anuncian, la triste noticia, de que vuelven à las armas. Esta vez, no tenemos que esperar muchos años para preguntarnos si Márquez tiene o no de nuevo razón, porque los hechos y actuaciones del régimen-mafioso, sin ninguna duda, responden positivamente a esta pregunta.

En el preámbulo del documento cadre, que inició los diálogos y posterior negociación, se podía leer, que el modelo económico no era objeto de discusión. Podríamos decir que los diálogos y posteriores acuerdos nacieron muertos, porque precisamente, es el modelo económico capitalista vigente en Colombia que explica las desigualdades sociales, la concentración de la tierra, la falta de una política social, la ausencia de un sistema de salud y las garantías mínimas laborales para los trabajadores colombianos.

Márquez como jefe de la delegación de paz de las FARC-EP en los diálogos de la Habana, puso sobre la mesa los temas neurálgicos del país, por eso, se volvió un estorbo para la oligarquía. La versión oligárquica es que Márquez era enemigo de la Paz, por eso el presidente Santos delego a su hermano Enrique Santos, para que convenciera a Timochenko de tomar la jefatura de la delegación de paz en los diálogos quitando del camino a Iván Márquez. Éste aceptó con disciplina la relegación.

El régimen colombiano sabía las ventajas de tener a Timo como interlocutor. En el congreso fundador del partido de las FARC, Timo se sometió a las urnas internas, y los guerrilleros lo ubicaron de sexto en numero de votos. Márquez obtuvo la primera votación del Congreso y de nuevo, fue relegado y Timo paso a ocupar la jefatura del partido, a pesar de su votación mediocre. Timo se convirtió en el caballo de Troya de la oligarquía colombiana en la Habana. No fue gratuito que exigiera garantías jurídicas para el expresidente Uribe en el momento en que éste era investigado por la Corte Suprema, y que rápidamente saliera a condenar a Santrich, sin reconocerle la presunción de inocencia por los cargos del corrupto Fiscal Martínez. Ese es el talante etílico Timochenko

Mientras la oligarquía mafiosa hizo trisas lo poco acordado bajo el beneplácito de Timochenko, Márquez mostro rápidamente su malestar por la ausencia clara de compromiso de la oligarquía y el desamparo de los guerrilleros desmovilizados frente a lo jurídico y frente a la reinserción, pero, sobre todo a las garantías reales de hacer política bajo el régimen de terror que se vive en Colombia. Mas de noventa guerrilleros desmovilizados han sido asesinados desde la firma del acuerdo.

La hipótesis de que Iván Márquez y otros desmovilizados tienen razón de levantarse en armas de nuevo frente a la ignominia del régimen-mafioso no nos sorprende. Es la consecuencia de la arrogancia del régimen por un lado y del entreguismo de Timochenko y sus pupilos por el otro.

Triste día para Colombia, cuando ante la imposibilidad de hacer política en Colombia sus mejores hijos deben tomar el camino de la guerra para continuar la política por otros medios.

Fracaso el proceso de Paz

Contrario a los siguen defendiendo el cadáver del proceso de Paz, cuya defensa obedece mas à la subjetividad y al deber ser y no a los hechos reales de la Colombia de hoy., debemos decir que asistimos a un entierro de primera de un proceso que nació muerto.

Este proceso de paz no trajo ningún benefició a los colombianos de a pie. No se ha promulgado ninguna reforma en beneficio de los trabajadores, y contrario a eso, todas las propuestas del régimen político se encaminan en detrimento del pueblo colombiano; aumentación del IVA, aumentación de los impuestos, aumentación de la edad de jubilación, desmantelamiento de la protección sindical, aumentación del presupuesto del ejército, aumento exponencial de la corrupción. Agudización del terrorismo de Estado contra el movimiento popular colombiano, por no citar que algunos indicadores. Para los que dicen, que la desmovilización de las Farc trajo como consecuencia la disminución del numero de muertes por razones del conflicto, tenemos que desilusionarlos, la guerra sucia contra el movimiento popular sigue en aumento.

Del numero de insurgentes desmovilizados solo queda un 55%, sólo unos pocos se han beneficiado del dinero de los países donantes al proceso de paz, una minoría. El 80% del dinero donado por la Unión Europea se ha esfumado en corrupción por parte de la burocracia estatal y otra, por ciertos corruptos que rodean a Timochenko. No se sabe, cuantos insurgentes continuarán en torno a Timochenko y su combo, pero contamos con la información que serán finalmente muy pocos. Tampoco sabemos cuántos se irán con Iván Márquez, pero tenemos información de que serán muchos, no olvidemos que Márquez fue plebiscitado en el congreso fundador y cuenta con la confianza de un número importante guerrilleros, contrario a Timo, cuyos comas etílicos no trasmiten ninguna seriedad.

Es aún temprano para analizar la proclama leída por Márquez, pero resalta la declaración de guerra a la oligarquía colombiana, amanecerá y veremos dijo el ciego.

Johnson Bastidas


Página 1 de 25