psykisk hälsa utvärdering skalor http://sverigepiller.com/ plan b piller fakta

Colombia

El Sexto Congreso de la Unión Patriótica UP, celebrado en Bogotá entre los días 22 al 24 de junio, fue en pocas palabras un congreso para la unidad, y en el se dieron cita personajes como Clara Lopez, Gustavo Petro, Piedad Córdoba, Claudia Lopez y Aida Abella que en sus discursos todos de una forma u otra resaltaron la importancia de la unidad.

Claudia Lopez, apunto que: “Yo creo que es compresible que una unidad solamente de izquierda no es suficiente para derrotar a la clase política tradicional”, dijo. Por ello, se ha puesto en la tarea de “tratar de aceptar a otros sectores que no son de izquierda”.

Gustavo Petro, entre otras dijo que “Antes de buscar una candidatura común entre las fuerzas de la vida y de la democracia en Colombia , debemos construir un programa común que expresa las transformaciones fundamentales que necesita la sociedad colombiana para afrontar los retos del siglo XXI. Los retos de la justicia social, de la justicia ambiental, de la transparencia del Estado y de la Paz”.

Totalmente ocultado por los medios masivos de alienación, fue un acto multitudinario, de puro pueblo de donde se espera, se halla sembrado la semilla para que en el 2018, la mafia que detenta el poder en Colombia sea despojada del poder y se pueda comenzar la construcción de una Colombia en paz y con justicia social.

Por: Pedro Nolasco Présiga.

Corresponsal del Semanario Voz en Bruselas-Bélgica-.

( Texto, fotos y video: Pedro Nolasco Présiga )

Bruselas-Bélgica-Una exposición fotográfica que registra algunos de los momentos más importantes en la vida, la lucha, y la obra del histórico dirigente agrario colombiano, Gerardo González, se realizó el 22 de Junio de 2017 en la Casa de América Latina, en Bruselas-Bélgica.

El evento sirvió de ocasión, igualmente, para hacer el lanzamiento de su segundo libro: " Luchas y Resistencias Campesinas en Colombia" 1948-2015. Su primer libro; " En Busca del Horizonte" fue publicado en 1996.

En el evento intervinieron; Nicolás Hernández, quien actuó como moderador, Aurora González, quien hizo la presentación del libro, explicando la composición en sus capítulos  y las distintas etapas en el desarrollo de la lucha agraria, sindical, y política, que se recogen en la obra, y el papel que Gerardo González desempeño en ellas como testigo directo, dirigente, y protagonista; por ultimo intervino Pedro Nolasco Présiga, quien fuera Compañero de Gerardo González en la dirección de Fensuagro, en otras organizaciones Agrarias, y en la Dirección Nacional del Partido Comunista Colombiano, Présiga hizo remembranza del carácter y la fidelidad a la causa y la defensa de los campesinos, así como la firmeza política e ideológica que siempre demostró Gerardo González, su entereza revolucionaria en el cumplimiento y desarrollo de su labor como dirigente en las duras condiciones de represión y exterminio que históricamente han imperado siempre en Colombia.

Gerardo González nació el 10 de Octubre de  1930 en Pasca-Cundinamarca y falleció en Octubre de 2015 en la Ciudad de Bogotá. Dirigente y organizador al lado de Juan de la Cruz Varela, Víctor J Marchan, y otros dirigentes, de la resistencia campesina y la lucha por la tierra en el Sumapaz, Cundinamarca, y el Tolima, resistencia y lucha que luego se extiende a nivel Nacional. Gerardo González fue fundador al lado de otros luchadores; de la Central Unitaria de Trabajadores- CUT- Sintrabanano, Sintrainagro, Fensa, Fensuagro, Anuc- Unidad y Reconstrucción-, las Zonas de Reserva Campesina, entre otras. Fue igualmente dirigente del Partido Comunista Colombiano, y ocupó en esta organización política varias responsabilidades a nivel Nacional.

 

Redacción REMAP / Fotos: Alexander Escobar

Este miércoles, 28 de junio, ‘Lucas Carvajal’, quien integró la delegación de paz de las FARC en La Habana, visitó la ciudad de Palmira para exponer el estado del proceso de paz y responder inquietudes de la comunidad.

El objetivo era hablar a la comunidad palmirana del momento actual del proceso de paz, de los retos que se vienen y cuál es la visión de las FARC-EP en este contexto”, explicó ‘Lucas Carvajal’.

La pedagogía de paz tuvo lugar en el salón de reuniones de la Parroquia de San Cayetano que dirige el padre Mario Castellar, donde se dieron cita estudiantes, profesionales, líderes comunitarios y personas sin filiación ideológica o partidista que desbordaron la capacidad del lugar.

“El balance es tremendamente positivo: una asistencia superior a la esperada; hubo un debate rico, un debate fraterno. Y nosotros nos vamos con la alegría de saber que en Palmira hay gente muy amiga de la paz, que en Palmira hay gente que está construyendo y pensándose la construcción de paz”, afirma con entusiasmo ‘Carvajal’.

A la fecha las FARC han cumplido al país dejando en forma definitiva las armas como establece el Acuerdo de Paz. Sin embargo, contrario sucede con el Gobierno que incumple en temas como la amnistía e indulto para los más de 2000 excombatientes de las FARC que aún permanecen en las cárceles y que desde el 26 de junio se declararon en huelga de hambre.

Concluye ‘Carvajal’, señalando que por parte del Gobierno “falta el cumplimiento pleno de los acuerdos, y falta la libertad de nuestros compañeros que aún siguen en prisión a pesar de la vigencia de la Ley de amnistía e indulto”, aprobada en el Congreso de la República desde hace seis meses.

Por Nelson Lombana Silva

(Ibagué, junio 30 de 2017) Resulta deprimente la postura mediática con el proceso de paz que se viene desarrollando en Colombia. No oculta su parcialidad a favor de los guerreristas, a los que siempre se han venido lucrando de la desgracia del pueblo colombiano.

Entrevistan cien personas, 99 están de acuerdo con la paz y una con la guerra. Ni cortos ni perezosos colocan los resultados al mismo nivel. Incluso, sobredimensionan a la persona que dijo sí a la guerra y minimizan a las 99 personas que dijeron sí a la paz.

Es más, las encuestas usualmente las hacen consultando la población de los barrios ricos de las principales ciudades del país, personas que directamente no han vivido el conflicto, lo han visto precisamente a través del lente de estos medios. Sus opiniones, en consecuencia, no son de ellos, son las opiniones de la clase dominante que esa gente repite maquinalmente.

Es criminal el enfoque que le han dado a este histórico proceso. Algunas estadísticas hablan que con dicho proceso se han salvado hasta ahora cerca de tres mil seres humanos, entre guerrilleros, militares y civiles. Sin embargo, estas cifras son fríamente minimizadas, al extremo que el pueblo idiotizado por estos medios repiten maquinalmente que dichas cifras no son elocuentes y contundentes.

Otra infamia que no se puede desconocer también es la estrategia de presentar noticias a medias e incluso, ambiguas. El Tiempo – por ejemplo – tituló por estos días: "Adiós a las Farc". En vez de decir: "Adiós a las armas de la Farc", por ejemplo. Hay en la información un tufillo malévolo encaminado a no dimensionar realmente el acontecimiento que se da con la dejación de las armas por parte de la guerrilla en el marco de un acuerdo bilateral, que partió del criterio claro que no había ni vencidos, ni vencedores, por cuanto no fue capaz el ejército nacional que protege la oligarquía capaz de derrotar la guerrilla de las Farc-Ep, ni la guerrilla el ejército que está al servicio de la oligarquía colombiana.

¿Se han preocupado estos medios masivos por socializar el acuerdo en su totalidad como sería su deber ético? Pues no. Al contrario. No han escatimado esfuerzos por subvalorarlo o cuando más tergiversarlo. Entrevistan a un senador amigo del proceso y a diez o más, enemigos del proceso, especialmente del mal llamado "Centro Democrático". A eso llaman cínicamente equilibrio informativo y democracia informativa. En esos programas de opinión, generalmente son todos de derecha, de vez en cuando invitan a alguien de izquierda, pero no de cualquier izquierda, debe ser de la izquierda "rosadita".

Preocupa, igualmente, la postura de las izquierdas en relación con el papel mediático, por cuanto no ha habido una propuesta concreta que permita el desarrollo real de la prensa alternativa. Esta ha sido más el resultado del esfuerzo individual y solitario, que un esfuerzo colectivo. La inversión en estos medios y en los periodistas que laboran allí, resulta mínima, para no decir que cero. Indicaría en la praxis que se sigue subvalorando este trabajo y su papel fundamental. Cierto compañero me decía en cierta oportunidad con sorna: "Oiga, Lombana, ¿Usted por qué no se pone a trabajar?"

No me lo decía cualquier persona, me lo decía un Contador Público. Yo le contesté sin perder la calma: "¿Es que es solamente trabajo escribir números y hacer movimientos contables?" durante el XXI Congreso Nacional del Partido Comunista propusimos y aprobamos un encuentro nacional mediático con el fin de determinar el papel de los medios y el desarrollo unitario de los medios alternativos. Esa propuesta sigue vigente y oportuna en estos momentos históricos en donde la palabra será el arma de lucha.

El momento es oportuno para hacer un poder mediático contra hegemónico, capaz de contrarrestar la infamia que vienen desarrollando los medios masivos de las transnacionales y multinacionales, que como dijera sabiamente Eduardo Galeano, son verdaderamente medios de incomunicación. En estos medios alternativos no puede haber competencia, debe haber compartimiento de experiencias y puntos de unidad. No se trata de competir, se trata de compartir. Así sería la única manera de combatir la postura deprimente de los grandes medios en Colombia. No en vano Carlos Marx, Federico Engels, Lenin y tantos otros fueron abnegados periodistas. Ellos sí entendieron el valor del periodismo. Nosotros también debemos entenderlo consciente y decididamente, valorando la persona que se atreve a escribir una nota y publicarla. Mientras no actuemos así, seguiremos dominados por los medios masivos de la burguesía.

Desde la Venezuela bolivariana e internacionalista, y los pueblos del mundo, nuestra voz de solidaridad con las y los prisioneros de las FARC-EP

“Dignidad y libertad es la consigna de respaldo a la justa lucha que llevan a cabo los prisioneros en distintas cárceles del país”. Comandante Jesús Santrich

El proceso de Paz de La Habana, incluyendo la fase de diálogo y lo que va de post-acuerdo, se ha caracterizado por la constante falta de voluntad política y por reiterados incumplimientos y burlas por parte del andamiaje del Estado y el gobierno colombianos, demostrando una vez más que éstos no honran la palabra dada, ni cumplen lo acordado y firmado.

Mientras que las FARC-EP, a pesar de las varias y legítimas preocupaciones, han cumplido de manera irrestricta, por ejemplo en aspectos tan trascendentales como la movilización a las Zonas y Puntos Veredales (ZVTN y PTN) y en el proceso de dejación de armas, el Estado y el gobierno colombianos entre otros incumplimientos no acondicionaron las Zonas y Puntos, ni han tomado las medidas necesarias para el combate a los grupos paramilitares, ni han asumido sus compromisos respecto de varios aspectos sociales de la reincorporación, y por sobre todo, no han cumplido en el fundamental tema de la ley de amnistía, de indulto y tratamientos penales especiales, burlando lo acordado en relación con la Justicia Especial para la Paz (JEP).

Todo ello sumado a las trabas que se impusieron al procedimiento del Fast-track, el cual representaba una pequeña esperanza de poder acelerar la implementación normativa de lo acordado.

No es que ello, como movimiento popular, nos sorprenda: conocemos bien la histórica naturaleza del Estado colombiano caracterizada en lo legal por las prácticas santanderistas, y por la represión, la indolencia y el abandono social al pueblo colombiano, al cual nunca le ha cumplido en nada, haciendo del fraude político su forma atávica de hacer política.

Pero no por ello podemos callar ante estos incumplimientos, mentiras, burlas y trabas, de los cuales estamos siendo testigos en el marco de este proceso, y cuyos responsables directos que hoy materializan aquel Estado represor, guerrerista y fraudulento son entre otros el Presidente Santos, continuando la historia de la ensangrentada farsa de los “Premios Nobel de la Paz”, el Alto Comisionado para la Paz Sergio Jaramillo, y Jueces y Fiscales, enemigos de la Paz verdadera.

Hoy, como lo señala el más reciente pronunciamiento del Comandante e Integrante de la CSIVI

(Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación a la Implementación) Jesús Santrich, después de 6 meses de que se firmó la ley de amnistía, de indulto y tratamientos penales especiales, ésta solamente ha beneficiado a 832 de las y los 3400 prisioneros que han sido reconocidos por las FARC-EP. Además hay una evidente demora por parte del Alto Comisionado para la Paz Sergio Jaramillo, en la entrega de las certificaciones, afectando a no menos de 900 prisioneros y prisioneras de las FARC-EP.

Entonces, como movimiento popular nos preguntamos, a qué concepto de “Paz”, se está haciendo referencia y cuál es la “Paz” que nosotros y nosotras queremos construir? Claro está que para nosotros y nosotras no hay Paz sin Justicia Social, no hay Paz sin Soberanía y sin Independencia, no hay Paz sin dignidad para el pueblo, es decir no habrá Paz hasta que no se den las profundas transformaciones que necesita Colombia.

La implementación de lo acordado sería en este sentido un primer paso hacia la reivindicación de deudas sociales históricamente aplazadas en Colombia, como por ejemplo la Reforma Rural Integral o la Apertura Democrática hacia la Participación política. Es decir, un primer paso hacia la Paz es la implementación de lo acordado, pero el Estado y gobierno colombianos no le cumplen ni a las FARC-EP, ni al país si quiera en este primer momento de implementación, aplicando además todos los artificios posibles para modificar lo acordado de manera amañada, unilateral y según sus intereses.

Es por todo ello que desde la República Bolivariana de Venezuela, no sólo como país acompañante del proceso de paz desde su Estado, sino también como movimiento popular revolucionario e internacionalista, y profundamente comprometido con la verdadera Paz con Justicia Social y la soberanía de Colombia, nos sumamos a las voces que denuncian y rechazan los incumplimientos por parte del Estado y el gobierno colombianos.

Pronunciamos además nuestra irrestricta solidaridad con la huelga de hambre que hasta el momento han acogido más de 1200 prisioneros de las FARC-EP, acompañados por el Comandante Jesús Santrich, en un acto de gran dignidad, valentía y responsabilidad política.

Exigimos también la implementación efectiva de lo realmente acordado, sin trabas, sin artificios, sin mentiras, y empezando por la Libertad inmediata de las y los prisioneros de las FARC-EP, tal y como establece el Acuerdo.

Nos hemos propuesto que este pronunciamiento popular, desde la Venezuela bolivariana e internacionalista, y en general desde los pueblos rebeldes del mundo, no sea un hecho aislado, sino que vaya acompañado de toda una jornada de denuncia y de solidaridad que comprenda diversas acciones, a la cual invitamos a todas las organizaciones sociales y populares, partidos políticos, instituciones, medios, y otros entes, así como a las y los intelectuales, artistas, personalidades y ciudadanos, etc. a sumarse, empezando por la suscripción a este pronunciamiento.

Invitamos también a todos y todas a participar desde diversas manifestaciones de solidaridad internacionalista en la jornada que se llevará a cabo el 29 de junio, a partir de las 9 am, frente a los Juzgados de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad de Bogotá, Popayán, Medellín, Barranquilla, Pereira, Valledupar y Cúcuta, por la libertad de los prisioneros políticos.

“Dignidad y libertad es la consigna de respaldo a la justa lucha que llevan a cabo los prisioneros en distintas cárceles del país”, declara el Comandante Jesús Santrich, en su reciente pronunciamiento. Nosotras y nosotros nos sumamos a esa consigna sabiendo que la construcción de una Paz verdadera, una Paz con Justicia Social y Soberanía, no será posible sin el aporte en Libertad de las y los compañeros que hoy se encuentran tras las rejas de las inhumanas cárceles colombianas, pero que a pesar de ello, la claudicación, la derrota, la desesperanza, la tristeza, nunca las y los han invadido, como exclama, lleno de dignidad, nuestro compañero Simón Trinidad.

#PazEsLibertad

Organizaciones sociales y populares, partidos políticos, instituciones, medios, y otros entes, así como intelectuales, artistas, personalidades y ciudadanos firmantes:

Desde la Venezuela bolivariana e internacionalista, y los pueblos del mundo, nuestra voz de solidaridad con las y los prisioneros de las FARC-EP

“Dignidad y libertad es la consigna de respaldo a la justa lucha que llevan a cabo los prisioneros en distintas cárceles del país”. Comandante Jesús Santrich

El proceso de Paz de La Habana, incluyendo la fase de diálogo y lo que va de post-acuerdo, se ha caracterizado por la constante falta de voluntad política y por reiterados incumplimientos y burlas por parte del andamiaje del Estado y el gobierno colombianos, demostrando una vez más que éstos no honran la palabra dada, ni cumplen lo acordado y firmado.

Mientras que las FARC-EP, a pesar de las varias y legítimas preocupaciones, han cumplido de manera irrestricta, por ejemplo en aspectos tan trascendentales como la movilización a las Zonas y Puntos Veredales (ZVTN y PTN) y en el proceso de dejación de armas, el Estado y el gobierno colombianos entre otros incumplimientos no acondicionaron las Zonas y Puntos, ni han tomado las medidas necesarias para el combate a los grupos paramilitares, ni han asumido sus compromisos respecto de varios aspectos sociales de la reincorporación, y por sobre todo, no han cumplido en el fundamental tema de la ley de amnistía, de indulto y tratamientos penales especiales, burlando lo acordado en relación con la Justicia Especial para la Paz (JEP).

Todo ello sumado a las trabas que se impusieron al procedimiento del Fast-track, el cual representaba una pequeña esperanza de poder acelerar la implementación normativa de lo acordado.

No es que ello, como movimiento popular, nos sorprenda: conocemos bien la histórica naturaleza del Estado colombiano caracterizada en lo legal por las prácticas santanderistas, y por la represión, la indolencia y el abandono social al pueblo colombiano, al cual nunca le ha cumplido en nada, haciendo del fraude político su forma atávica de hacer política.

Pero no por ello podemos callar ante estos incumplimientos, mentiras, burlas y trabas, de los cuales estamos siendo testigos en el marco de este proceso, y cuyos responsables directos que hoy materializan aquel Estado represor, guerrerista y fraudulento son entre otros el Presidente Santos, continuando la historia de la ensangrentada farsa de los “Premios Nobel de la Paz”, el Alto Comisionado para la Paz Sergio Jaramillo, y Jueces y Fiscales, enemigos de la Paz verdadera.

Hoy, como lo señala el más reciente pronunciamiento del Comandante e Integrante de la CSIVI

(Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación a la Implementación) Jesús Santrich, después de 6 meses de que se firmó la ley de amnistía, de indulto y tratamientos penales especiales, ésta solamente ha beneficiado a 832 de las y los 3400 prisioneros que han sido reconocidos por las FARC-EP. Además hay una evidente demora por parte del Alto Comisionado para la Paz Sergio Jaramillo, en la entrega de las certificaciones, afectando a no menos de 900 prisioneros y prisioneras de las FARC-EP.

Entonces, como movimiento popular nos preguntamos, a qué concepto de “Paz”, se está haciendo referencia y cuál es la “Paz” que nosotros y nosotras queremos construir? Claro está que para nosotros y nosotras no hay Paz sin Justicia Social, no hay Paz sin Soberanía y sin Independencia, no hay Paz sin dignidad para el pueblo, es decir no habrá Paz hasta que no se den las profundas transformaciones que necesita Colombia.

La implementación de lo acordado sería en este sentido un primer paso hacia la reivindicación de deudas sociales históricamente aplazadas en Colombia, como por ejemplo la Reforma Rural Integral o la Apertura Democrática hacia la Participación política. Es decir, un primer paso hacia la Paz es la implementación de lo acordado, pero el Estado y gobierno colombianos no le cumplen ni a las FARC-EP, ni al país si quiera en este primer momento de implementación, aplicando además todos los artificios posibles para modificar lo acordado de manera amañada, unilateral y según sus intereses.

Es por todo ello que desde la República Bolivariana de Venezuela, no sólo como país acompañante del proceso de paz desde su Estado, sino también como movimiento popular revolucionario e internacionalista, y profundamente comprometido con la verdadera Paz con Justicia Social y la soberanía de Colombia, nos sumamos a las voces que denuncian y rechazan los incumplimientos por parte del Estado y el gobierno colombianos.

Pronunciamos además nuestra irrestricta solidaridad con la huelga de hambre que hasta el momento han acogido más de 1200 prisioneros de las FARC-EP, acompañados por el Comandante Jesús Santrich, en un acto de gran dignidad, valentía y responsabilidad política.

Exigimos también la implementación efectiva de lo realmente acordado, sin trabas, sin artificios, sin mentiras, y empezando por la Libertad inmediata de las y los prisioneros de las FARC-EP, tal y como establece el Acuerdo.

Nos hemos propuesto que este pronunciamiento popular, desde la Venezuela bolivariana e internacionalista, y en general desde los pueblos rebeldes del mundo, no sea un hecho aislado, sino que vaya acompañado de toda una jornada de denuncia y de solidaridad que comprenda diversas acciones, a la cual invitamos a todas las organizaciones sociales y populares, partidos políticos, instituciones, medios, y otros entes, así como a las y los intelectuales, artistas, personalidades y ciudadanos, etc. a sumarse, empezando por la suscripción a este pronunciamiento.

Invitamos también a todos y todas a participar desde diversas manifestaciones de solidaridad internacionalista en la jornada que se llevará a cabo el 29 de junio, a partir de las 9 am, frente a los Juzgados de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad de Bogotá, Popayán, Medellín, Barranquilla, Pereira, Valledupar y Cúcuta, por la libertad de los prisioneros políticos.

“Dignidad y libertad es la consigna de respaldo a la justa lucha que llevan a cabo los prisioneros en distintas cárceles del país”, declara el Comandante Jesús Santrich, en su reciente pronunciamiento. Nosotras y nosotros nos sumamos a esa consigna sabiendo que la construcción de una Paz verdadera, una Paz con Justicia Social y Soberanía, no será posible sin el aporte en Libertad de las y los compañeros que hoy se encuentran tras las rejas de las inhumanas cárceles colombianas, pero que a pesar de ello, la claudicación, la derrota, la desesperanza, la tristeza, nunca las y los han invadido, como exclama, lleno de dignidad, nuestro compañero Simón Trinidad.

#PazEsLibertad

Organizaciones sociales y populares, partidos políticos, instituciones, medios, y otros entes, así como intelectuales, artistas, personalidades y ciudadanos firmantes:

Por Nelson Lombana Silva  

(Ibagué, junio 28 de 2017) Júbilo generalizado en el departamento de Tolima, se vivió ayer por el firme cumplimiento de la palabra empeñada de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del Pueblo (Farc-Ep) de decirle adiós a la lucha armada y asumir el reto de continuar con su proyecto estratégico a través de la lucha política, usando para ello, la palabra y el poder rutilante del argumento dialéctico. 

Diversos actos simbólicos se realizaron en la ciudad de Ibagué y en varios municipios del departamento, tal el caso del corregimiento de Gaitania en el municipio de Planadas (Tolima). Allí, con actos culturales y artísticos, la guerrillerada demostró que tiene palabra y compromiso con el pueblo de continuar la lucha por los caminos de la política. 

En la ciudad musical de Colombia, Ibagué, se instalaron pantallas gigantes, tanto en la plaza Bolívar, cerca al palacio municipal, como en el centro de convenciones "Alfonso López Pumarejo" para seguir de cerca la ceremonia que se realizaba en la zona veredal transitoria de normalización en el departamento de Meta, con la presencia del gobierno nacional y otras personalidades invitadas. 

El acto del centro de convenciones fue solemne y conmovedor. El recinto se llenó para recibir la noticia más esperada durante 53 años. Se reconoció el cumplimiento de la palabra de la guerrilla, pero se criticó el incumplimiento del gobierno nacional. Sin embargo, el llamado generalizado estuvo enfocado a materializar realmente en Colombia una paz real, estable y duradera, la cual debe estar fundamentada en el cumplimiento de lo pactado. 

Con música, actos simbólicos y danza, los tolimenses celebraron el acontecimiento de distintas maneras, con mucha esperanza, con la utopía de poder ir a pescar de noche sin miedo de ser asesinado como diría Darío Echandía.  

John Jairo Hueje, ex alcalde del municipio de Planadas (Tolima), señaló: "Si no estamos asistiendo al acto más importante de la historia de este país, sí el de mayor privilegio para las futuras generaciones. El paso que se está dando hoy del desarme para un país en paz, un país que tiene que transformarse a la amplitud democrática, a la participación, al desarrollo de una manera distinta, es un sueño para todos los colombianos, para los que hemos estado en la zona de conflicto, los que hemos vivido el rigor de esta guerra, este es el momento más importante de la historia que le tocó vivir a esta generación". 

Agregó: "Cumplió el movimiento insurgente, esperamos todos que el gobierno también cumpla con su parte. Las Farc ha venido dando muestras de cumplimiento en cada uno de los pasos que está planteado en el protocolo, lo que esperamos es que el gobierno nacional también cumpla, porque es la contraparte y además que eso tiene la vista de las naciones del mundo, son garantes para que esto se cumpla. Es lo más importante en un proceso tan serio como el que se ha llevado con las Farc". 

La alcaldesa del municipio de Rioblanco, indicó: "Este proceso que vamos a iniciar en el que nos involucra a toda la sociedad civil, militar, niños, jóvenes, mujeres y hombres de este Tolima grande". Agregó: "Mientras escuchaba los himnos me embargaba una gran nostalgia no por qué decir, sino cómo comprometernos. Tenemos que iniciar y partir en este tema de paz con el compromiso de cada uno, antes de esperar el compromiso de los demás". 

José Funor Dusán, alcalde municipal de Planadas: "Un paso más que se da hacia ese único camino que existe para el desarrollo de nuestros territorios que es la paz. Pero en verdad, ese paso depende en gran parte: 1. La voluntad de Dios, 2. De cada uno de los que estamos aquí presentes, en el resto de tolimenses y gentes de Colombia". 

"El sur del Tolima, para nadie es un secreto, fue donde se formalizó las Farc, una zona como fue Marquetalia, más de 50 años un conflicto, que pensábamos que nunca iba a cesar. Un conflicto que llevó a esos territorios en gran parte a un atraso gigantesco, aun atraso muy grande, a una brecha social inmensa, a un resentimiento que hay en el corazón de mucha gente del sur, que son muy difíciles de subsanar, unos recuerdos amargos, unos recuerdos duros, unos recuerdos trágicos, pero creo que Dios nos dará la voluntad suficiente para lograr trascender".  

Alejandro Martínez, presidente de la Asamblea departamental del Tolima: "Hoy participando en un hecho sin precedentes se entrega 7.132 armas en un compromiso de las Farc-Ep con el gobierno. Más que el número de armas pensar de las 26 zonas de concentración donde se están almacenando y qué se va a hacer con ellas, es pensar qué significa la entrega de estas armas. Si mientras hay una voluntad de un acuerdo de las Farc-Ep en la entrega de las armas y nos están enviando un mensaje a nosotros los colombianos, a los tolimenses, cuál debe ser entonces el mensaje nuestro a ellos también. Si ellos están entregando las armas, qué debemos nosotros apostar como ciudadanos, como tolimenses, como colombianos". 

"Ese es entonces como un poco mirar la condición del ser humano, de nosotros todos, que por qué llegamos a ese punto, será entonces que el odio, el rencor, la envidia, el poder, el orgullo, estos sentimientos no tan nobles, ¿Seremos capaces de combatir con otros que los tenemos todos? La bondad, el respeto por la diferencia, la generosidad, la solidaridad, perdonar, la resilencia, que tenemos todos y tiene que ser el aporte  nuestro y buscar en lo más profundo de cada uno de nosotros, esa fe, esa esperanza para dar oportunidades".

El gobernador del Tolima, Oscar Barreto Quiroga: "Me siento complacido de este evento que se lleva a cabo en el día de hoy. También quiero decirlo desde el Tolima: Reconocer y felicitar el gran esfuerzo que ha realizado durante todos estos años el presidente Santos para lograr esta consolidación u otro paso más, por supuesto, para buscar la consolidación de la paz. Es hora que los colombianos entendamos que tenemos que involucrar en nuestra sociedad la cultura de la defensa de los derechos humanos, es hora que los colombianos entendamos que si Colombia es regido por un sistema democrático, tenemos que respetar el pensamiento y la palabra del otro. Esa es la esencia de la democracia: Garantizar la libertad, la expresión, el pensamiento, el actuar, convivencia, esa será la democracia y los fundamentos para la paz". 

"Ciertamente este proceso de paz, algunos y algunas, en el marco mismo de la democracia colombiana lo han convertido más en un debate político, en unas diferencias de tipo ideológico, de la cual no comparto absolutamente para nada. Veo que no podemos desconocer los colombianos que entregar más de 7000 mil armas, por Dios, cómo no lo podemos reconocer que es un gran acto para la paz de los colombianos. Siete mil y algo más de armas que ya estarán fuera de la circulación de la guerra. Eso es positivo, y de eso tenemos que alegrarnos los colombianos. Hoy debe ser un día de gran fiesta para todos los colombianos. Cuántas vidas humanas nos vamos a salvar por cada arma que se entregue, por supuesto". 

"Cuantas vidas vamos a salvar si tenemos un postura de reconciliación y de entendimiento, cuántos factores de reconciliación y qué prosperidad vamos a tener para Colombia entera, que nuestras fuerzas militares, nuestros soldados y policías, entiendan la nueva cultura de reconciliación de Colombia entera para construir una paz duradera y verdadera, cuántas oportunidades   de negocios puede generar para las nuevas generaciones un territorio en paz, cuántas condiciones para mejorar la calidad de vida de la totalidad de los colombianos en el marco de este proceso de paz".

Hader Ochoa, alcalde municipal de Ataco: "Como alcalde de un municipio del sur del Tolima, debo decir que debo agradecer a Dios por darme la oportunidad de estar hoy haciendo parte de este evento tan hermoso que parte de verdad la historia de este país en dos. Las personas que como yo no ha tenido la posibilidad de vivir un solo día de su vida marcado por la guerra, hoy estamos viendo que esa posibilidad que nos ofrecen, tanto el gobierno nacional como la guerrilla de las Farc, es única. Debemos verlo de esa manera, no debemos involucrar esta situación en temas políticos, en temas diferentes a lo que vivimos todos los días o hemos vivido en la zona sur de nuestro departamento, pero que también ha sido una barbarie que hemos vivido en todo el país y en todo el departamento de Tolima". 

"Hoy, la historia marca algo diferente para nosotros como gobernantes, pero también como ciudadanos, como tolimenses, como sur tolimenses. El hecho que se haya tomado esta decisión para nosotros es muy importante para poder surgir, para poder mostrar nuestros productos, para poder mostrar lo que hacemos en cada uno de nuestros municipios". 

El alcalde Buenaventura de Chaparral: "Queremos hoy reseñar un día histórico que casi que era un imposible, era un imposible por tantos antecedentes que se han visto en la historia del país en torno a estos procesos de negociación con la guerrilla de las Farc, casi que éramos incrédulos de que esto llegara a suceder, pero hoy la historia está registrando un hecho importante como es la dejación de armas por parte de este grupo subversivo". 

"Hoy, para nosotros los chaparralunos en el sur del Tolima, nos sentimos complacidos de que por fin tenemos la posibilidad de trasladarnos a cualquier parte del municipio, donde antes no se podía hacer. El señor gobernador sufrió en carne propia los rigores de la guerra. Hoy podemos desplazarnos donde queramos". 

Carolina Hurtado, alcalde de Lérida: "Hoy es un día histórico, 27 de junio, el presidente Santos ha hecho un esfuerzo grande para apuntarle a construir un proceso de paz en el territorio nacional, como gobernantes podemos dar fe que la tarea no es fácil, pero cuando hay compromiso y cuando hay voluntad, cuando hay decisión, se logran resultados muy positivos. Hoy 27 de junio, quiero también felicitar a todos los servidores públicos porque hoy conmemoramos el día de ustedes". 

Palabras del hasta ahora comandante de las Farc-EP, Timoleon Jimenez, en el acto de dejacion de las armas hecho por esa organizacion en cumplimiento de lo acordado con el estado colombiano.

 

Señor Presidente Juan Manuel Santos

Señoras y señores representantes de la Comunidad Internacional

Gobierno y pueblos del mundo

Colombianas y colombianos:

El dia de hoy, 27 de Junio, en esta Zona Veredal que los guerrilleros bautizaron Mariana Páez, en homenaje a la heroica camarada caída en combate en febrero de 2009, simbolo de la lucha de la mujer colombiana por un futuro mejor para su país, nos congregamos para realizar el acto solemne con el que culmina la Dejación de Armas  de las FARC-EP.

Este día no termina la existencia de las FARC.En realidad a lo que ponemos fin es a nuestro alzamiento armado de 53 años, pues seguiremo existiendo como un movimiento de carácter legal y demócratico, que desarrollara su accionar ideológico, político, organizativo y propagandistico por las vias exclusivamente legales sin armas y pacificamente.

El acto que nos congrega es producto de un acuerdo bilateral, en el que ambas partes, Estado y guerrilla, asumimos el compromiso de no utilizar nunca más las armas en la política, esta es la apertura de una nueva era hacia una democracia liberal en el que el Estado se ha comprometido a no utilizar las armas para perseguir a opositores o al pensamiento crítico.

En lo que hace a nosotros, cumplimos la dejación de armas de conformidad con lo pactado. Quedan ellas en manos de las Nacione Unidas para la construcción de los monumentos previstos. Honramos así nuestra palabra y esperamos con todos ustedes que el Estado cumpla con la suya. Apartir de hoy debe cesar toda persecusión política en Colombia.

Aspiramos a que la Reforma Rural Integral, pactada en el primer punto del Acuerdo Final, sea implementada con celeridad, pues entendemos la necesidad estratégica del desarrollo del campo colombiano. Sin perder nunca de vista que el conflicto armado en gran medida obedeció al despojo y a la violencia sufrida por nuestros campesinos, historia que debe llegar a su fin.

En la Mesa de Conversaciones de La Habana quedó definido que la inmensa deuda económica, social, política y cultural que el Estado tiene con ellos será saldada  de manera completa. No nos opusimos por principio a que los grandes empresarios del agro puedan adelantar sus proyectos, solo exigimos que el desarrollo de estos no arrolle ni impida el auge de la economía campesina.

Así tambien esperamos que la democracia colombiana abra generosa sus brazos atodas las fuerzas, organizaciones y movimientos excluidos centenariamente de las garantías políticas. De eso se ocupó con rigurosidad el segundo punto del Acuerdo Final. Las Circunscripciones Especiales pactadas para las zonas de conflicto no pueden por ello ser objeto de la menor objecion.

Como no pueden serlo los derechos y garantias asegurados en el mismo punto para las organizaciones políticas y sociales, incluido el partido o movimiento político nacido de la transformacion de nuestra insurgencia en fuerza política legal. La guerra interna nació del cierre de las vías legales, la paz significa que la participación política estará abierta a todos.

Del mismo modo, el Acuerdo Final se ocupó del problema de las drogas ilícitas, sobre la base de Un Programa Nacional de Sustitucion de Cultivos de Uso Ilícito, Planes integrales de sustitución y desarrollo alternativo, de atención inmediata y desarrollo de proyectos productivos, una estrategia de política criminal contra los carteles del narcotráfico, redes de apoyo y lavado de activos.

Si a ello añadimos la estrategia integral de lucha contra la corrupción el control sobre la producción, importacion y comercialización de insumos, entre otras importantes medidas, todo ello viene a significar el relevo definitivo de la vieja política de guerra contra los campesinos productores, de erradicaciones forzadas y de tratamiento militar al problema.

Está firmado igualmente un Acuerdo de Víctimas, que se resume en el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición: Comision para el Esclarecimiento de la verdad, la Unidad Especial para la búsqueda de personas desaparecidas en el contexto del conflicto, la Jurisdicción Especial para La Paz, las Garantias de No Repetición y las Medidas de Reparación Integral.

Las FARC, con la seriedad que nos caracteriza, seguimos adelante en el cumplimiento del tercer punto del Acuerdo Final, el del Fin del Conflicto. Y lo hacemos con la mayor buena fe. Como pueden comprobarlo todos. El Mecanismo de Monitoreo y Verificación del Cese al Fuego y de Hostilidades acredita que no le faltamos a Colombia. Hoy dejamos las armas.

El Estado nos ofrece a cambio, la construcción de un Pacto Político Nacional, la comisión nacional de Garantias de Seguridad, la Unidad Especial de Investigación para el desmantelamiento de organizciones criminales y sucesoras del paramilitarismo, el Sistema Integral de Seguridad para el ejercicio de la política, medidas de prevención y lucha contra la corrupción.

A lo que hay que agregar las garantias de seguridad para líderes y lideresas de organizaciones y movimientos sociales y defensores y defensoras de derechos humanos. Sea este el momento para expresar nuestra preocupación por la negligencia estatal en la honra de su palabra. Los asesinatos de dirigentes populares no se detienen, mientras crece la amenaza paramilitar en todo el país. 

La muerte aleve alcanza ya a guerrilleros y milicianos indultados o amnistiados y son ya varios los casos en que familiares de estos han sido asesinados. Aún no arrancan los mecanismos previstos en los Acuerdos en este campo, trabas de orden burocrático, administrativo, judicial y hasta político lo impiden. La actuacion estatal debe ser inmediata, nada justifica su demora.

Resulta lamentable que buena parte de los guerrilleros, milicianos, simpatizantes o acusados de pertenecer a nuestras filas, permanezcan en prision a seis meses de expedida una ley de amnistía e indulto que les garantizaab su libertad en diez días. Ellos y sus familiares adelantan o preparan acciones de protesta ante el incumplimiento. Nada de eso debia ser necesario.

Hay importantes retrasos en materia de reformas constitucionales y legales que desarrollan distintos puntos de los Acuerdos, con los riesgos originados en campañas electorales próximas. El proceso de creacion de la JEP se relentiza de modo inquietante, sometido a ataques despediados de enemigos de la paz que buscan enturbierlo, viciarlo, impedirlo o parcializrlo.

No se ven los mecanismos de investigación y combate a las bandas criminales y paramilitares. Una amplia y eficiente misión de la ONU se encargó de verificar el cumplimiento nuestro del Cese el Fuego y de la Dejación de Armas, pero cuando se tramita una segunda misión para verificar el cumplimiento estatal de los Acuerdos el clima oficial se enrarece de modo suspicaz.

El estado de la infraestructura de esta Zona Veredal es el mejor testimonio del ritmo con que se desarrolla el cumplimiento por el gobierno nacional de lo acordado conjuntamente. La reincorporación económica, social  y familiar de los guerrilleros farianos requiere medidas urgentes quemarchan muy lentamente frente a realidades inminentes. Muchas cosas deben hacerse ya.

Los acuerdos son sagrados, se firman para cumplirlos. Hoy damos constancia expresa de cómo las FARC satisfacemos nuestras obligaciones. Lo hemos dicho muchas veces, los acuerdos de paz no son para las FARC, son para todo el pueblo colombiano. Compete a este, con el respaldo de la comunidad internacional que tanto se esmeró por su firma, velar por su estricto cumplimiento.

En adelante nuestra lucha se encaminará a exigir la implementación práctica de todo lo acordado. Lo haremos de modo pacífico y civilizado, pero sin cejar un solo instante en nuestro empeño. Sabemos que portamos una verdad, una bandera justa y legítima, y que nuestro cumplimiento nos llena de autoridad para exigir de la contraparte . Sentimos que Colombia nos acompañará.

Y que contaremos con la legitimidad suficiente para solicitar la solidaridad Internacional. Contraraiamente a quienes no esperan de estos acuerdos sino el cese del fuego guerrillero, nosotros, al lado de la gente honesta de nuestra patria y el planeta, sabemos que ellos irán mucho más alla, serñan la llave para un país distinto, decente, democrático, en progreso y justo.

Caminaremos por calles y plazas de Colombia llevando nuestro mensaje de concordia y reconciliación. Las trágicas experiencias del pasadono podrán repetirse, porque nuestra patria ha aprendido se su dolor, porque los colombianos y colombianas no permitiran que se los estafe de nuevo.

Adios a las armas, adios a la guerra, bienvenida la paz.

En una rueda de prensa la vice-fiscal Maria Paula Riveros, según ella con indignación, comunicó la captura de quien fuera Director de la Fiscalía Nacional Especializada contra la Corrupción, Luis Gustavo Moreno.

Aunque ella trató de presentar la detención de Moreno como producto del trabajo del un grupo élite del Cuerpo Técnico de Investigación, de sus elocución quedó claro que esta se debió, ante todo, a la intervención de la la Agencia Antinarcóticos de Estados Unidos – DEA y con otros entes imperiales, quedando de presente una vez mas como esa Fiscalía, que no investiga a bandidos y si a luchadores populares, esta infiltrada por bandidos o sus defensores, de lo que no escapan sus máximos cabecillas, los fiscales generales.

La orden de captura fue dispuesta mediante Circular Roja emitida por Interpol, por el delito de conspiración para lavar activos con el fin de promover el soborno y la corrupción en Colombia.

Esta captura se suma a la de Hilda Jeaneth Niño Farfán, fiscal delegada ante el Tribunal de Distrito, adscrita a la Dirección Nacional de justicia transicional, quien fue detenida el fin de semana (2017-06-10) por favorecer a un narcoparamilitar.

Hacia tan solo nueve meses que Luis Gustavo Moreno Rivera había sido nombrado por el Fiscal Néstor Humberto Martínez como Director Nacional Anticorrupción de la Fiscalía.

Con Luis Gustavo Moreno, llegan a 42 los funcionarios de la Fiscalía, entre otros, varios fiscales, que han sido judicializados por sus vínculos con los paramilitares y con la mafia.

La paramilitarización de este aparato de represión de la oligarquía es tal, que son miles los expedientes por paramilitarismo que hoy se encuentra empolvados en la Fiscalía, sin que el Fiscal Nestor Humberto Martinez, ficha de quienes se han lucrado de la guerra, haya hecho nada por desempolvarlos.

El día 22 de junio se llevó a cabo en los juzgados especializados de Bogotá la audiencia de acusación contra el joven Mateo Gutierrez, estudiante de sociología de la Universidad Nacional. Durante la audiencia, el ente acusador se dispuso a leer una serie de atentados registrados en distintos puntos de Bogotá en los años de 2015 y enero de 2017, atentados que el ente acusador jamás mencionó en las audiencias de imputación.

Tras esta lectura, el abogado Eduardo Matyas, miembro del Comité de Solidaridad con los Presos Políticos, interpuso la nulidad de la acusación al considerar que el documento contenía hechos diferentes a los de la imputación. Así mismo, cuestionó la manera en que en las audiencias preliminares se aceptó el delito de terrorismo sin que este se haya comprobado.

El escrito de acusación presentado por la Fiscalía habla de nuevos hechos por los que ahora pretende acusar y llevar a juicio al joven Mateo Gutierrez, aun cuando los hechos imputados en su momento corresponden a los acaecidos el 18 de septiembre de 2015 y por los cuales al día de hoy Mateo se encuentra detenido.

Uno de estos nuevos hechos presentados corresponde al ocho de abril de 2015 cuando se desplegó una bandera del Movimiento Revolucionario del Pueblo, de ahora en adelante (MRP). Allí según la Fiscalía se encontró un objeto cilíndrico con aparentemente 25 gramos de pólvora. El otro hecho corresponde al ocurrido el 18 de septiembre en la carrera 16ª con calle 76.

El tercer hecho que menciona el fiscal tiene que ver con los artefactos explosivos puestos en las instalaciones de EPS Cafesalud y Salud Total el 23 de agosto de 2016. El ente acusador también incluyó la instalación de bombas panfletarias frente a dos entidades bancarias (31 de agosto de 2016); a las afueras de Capital Salud (3 de diciembre de 2016); en la entrada de la Dian (21 de diciembre de 2016); y en un edificio residencial de la localidad de Santa Fe (18 de enero de 2017).

En todos estos hechos mencionados anteriormente por el ente acusador siempre hubo panfletos del (MRP). Sin embargo, para el abogado defensor y apoderado de Mateo Gutierez es inaudito que la fiscalía pretenda acusar hechos por los cuales jamás imputó.

“Insisto, la imputación que el fiscalía realizó con Mateo tiene que ver solo con los hechos del 18 de septiembre. Aquí es clara la violación al debido proceso y al derecho a la defensa. No puede ser que ahora se le acuse por hechos posteriores a la captura y detención de Mateo”. Así señaló el abogado Eduardo Matyas miembro del CSPP.

Durante la audiencia no estuvo la representación de la víctima menor de edad que según la fiscalía es quien señala a Mateo como el autor de los hechos del 18 de septiembre de 2015. Para el abogado, esta no representación de un defensor de las víctimas también viola la ley 1098 de 2006.

Por último, Eduardo Matyas señaló que se esperará la audiencia preparatoria, pues será allí en donde se pedirá los correctivos necesarios frente a las irregularidades que se llevaron a cabo por parte del fiscal en esta audiencia de acusación.

A las afueras de los juzgados especializados, familiares y amigos de Mateo expresaron su rechazo a lo que se considera un falso positivo judicial y exigieron su pronta libertad.