psykisk hälsa utvärdering skalor http://sverigepiller.com/ plan b piller fakta

Colombia

Con 8 votos a favor fue aprobada, el pasado 3 de diciembre, en la Comisión VII y en primer debate el proyecto de ley presentado por los bandidos uribeños, que reduce la jornada laboral y por ende el salario y se establece el trabajo a tiempo parcial para todos los colombianos.

Para disimular su entreguismo, los representantes del Centro Democrático, liberal, la U y Cambio Radical acordaron, además, que antes del segundo debate en plenaria se realice un foro para ellos explicar las bondades de quitarle al pueblo para darle a degenerados que no trabajan y que acumulan fantásticas fortunas.

La mentira que nos han repetido en diferentes ocasiones y que en la práctica han demostrados son falsas es que el país lograra mayores niveles de empleo bajando impuestos y desmejorando condiciones laboreas.

Entre lo aprobado hay que destacar los llamados subsidios al empleo, o sea subsidiar a los llamados empresarios, mermar indemnizaciones por despido injustificado, exenciones al pago de los denominados impuestos parafiscales, extensión de la jornada laboral y desmejora en los recargos al trabajo dominical y festivo que pasa de triple a doble.

Iván Duque, hasta la saciedad había negado la existencia de esta reforma que desmejora ostensiblemente las condiciones laborales de los pocos colombianos que tiene trabajo fijo con la mentira de que como obra de magia estas desmejoras crearan más de 200 mil empleos, falso, son las industrias y empresarios no mafiosos quienes crean empleo.

Durante más de 20 años en el gobierno con Uribe, Santos y ahora Duque, nos han repetido la misma mentira y hoy en día el porcentaje de colombianos sin empleo fijo ronda el 75% ya que la industria nacional ha sido destruía por ellos que solo buscan el beneficio de la mafia financiera.

La Comisión Primera del Senado aprobó en primer debate el proyecto de ley con el que se busca sacar de la cárcel a reconocidos ladrones uribistas, principalmente a Andrés Felipe Arias, uno de los principales testaferros de Odebrecht y del grupo Aval.

La ley de impunidad, que es propiciada por los miembros e la banda del Centro Democrático, tuvo el respaldo de la mayoría de integrantes de esa célula legislativa y se verían beneficiadas cerca de 200 bandidos uribistas que ahora están en la cárcel.

Los aforados, como en ese entuerto denominan a quienes gozaran de impunidad, tendrían derecho a la doble conformidad con retroactividad.

No sólo el ex ministro sino muchos reos quedarán totalmente libres por persecución de la oposición, sino que serán luego indemnizados.

Hasta hace algunos días Uribe y sus adictos gritaban “que no haya impunidad”, pero eso es lo que buscan, impunidad.

Por momentos se nos muestra como contradictores irreconciliables, hasta se insultan y se sacan los cueros al sol, pero cuando se trata de los intereses de los que se han apoderados del país, se unen o los unen, esto se dio el pasado lunes 2 de diciembre, cuando el capo de la banda Cambio Radical se reunió con el títere de la banda Centro Democrático Iván Duque.

En la tarde de ese lunes, el títere recibió a Vargas Lleras y a los congresistas Richard Aguilar, Édgar Díaz, Rodrigo Lara, Carlos Abraham, Leonardo Rico y Jaime Rodríguez, integrantes de su bancada en la Casa de Nariño, en una reunión o negociación para repartirse la torta.

Por más de dos horas y media, Duque y sus “asesores” la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez; la ministra del Interior, la paramilitar Nancy Patricia Gutiérrez; la alta consejera Karen Abudinem; y la jefe de gabinete, María Paula Correa negociaron con Vargas Lleras y su banda.

Como antecedente hay que recordar que los miembros de la banda Cambio Radical, habían anunciado que votaría contra la reforma, después de la negociación todo cambió y horas después los miembros de esa banda unidos con los del trapo rojo, del azul, la U y la banda en el gobierno Centro Democrático aprobaron aplicarle al pueblo un IVA del 25% que propiciara recaudos fiscales que garantizan entregar a los mafiosos disfrazados de empresarios más de 9 billones de pesos.

Luego de una reunión secreta entre el jefe de la banda “Cambio Radical”, Germana Vargas Lleras y el títere que finge ser presidente de Colombia, en una votación conjunta que se hicieron las comisiones terceras de la Cámara de Representantes y el Senado, para ganar tiempo, se aprobaron 136 artículos de la reforma tributaria de Uribe, entre las que se incluyen entregar nueve billones de pesos a los “exitosos” empresarios que no crean nada.

Según la representante de la Alianza Verde, Katherine Miranda, la aprobación de la reforma en este primer debate se hizo sin aceptar ninguna de las proposiciones que se hicieron para modificarla.

“No se aceptó ninguna de las proposiciones para modificarla(…) No se tuvo en cuenta a la ciudadanía, no se tuvo en cuenta las exigencias de la ciudadanía en las calles”, expresó Miranda en un video publicado en Twitter.

La ley de marras, fue aprobada a pesar de varios días de manifestaciones contra múltiples aspectos del gobierno de Iván Duque, entre los que están incluidas las reformas que se pretenden hacer en sectores económicos, y está siendo disfrazada por los mafiosos en el gobierno diciendo que habrán 3 días sin IVA y la devolución de totalidad del IVA a la población más vulnerable, cosa que desde ya alertamos será un nido de corrupción.

Las bandas delincuenciales que se disfrazan de partidos políticos que apoyaron este robo son: la banda del Centro Democrático, Cambio Radical, la del trapo Azul denominada Conservadores y la del trapo Rojo o Partido Liberal.

Fuerza y unidad en movilización indígena y popular en el departamento de Córdoba en respaldo al paro nacional. 
 
Por: Hernan Durango. 
 
En la ciudad de Montería, departamento de Córdoba, desde el Festival de la Memoria en su quinta versión, organizaciones sociales e indígenas se sumaron a la conmemoración de los 25 años del Dowabura (Gran movilización de indígenas y campesinos por el río Sinú desde la parte alta hasta Lorica en 1995 ) y se unieron al impulso del Paro Nacional.                
 
           La comunidad Embera llegó a Monteria y este domingo 01 de diciembre realizó una concentración social y cultural con una caminata a las 3:00 p.m. desde el Parque de la Catedral hasta el Parque de Los Laureles.       
 
  Allí los indígenas recibieron el apoyo de organizaciones sociales y comunitarias de la región en sus denuncias por los desastres ambientales, económicos y sociales ocasionados por la Represa de Urrá. Anunciaron que darán continuación a sus luchas por el territorio, por derechos ancestrales, por la memoria y contra la impunidad en casos como el asesinato del líder indígena Kimy Pernia Domicó.       
  Durante la jornada se llevó a cabo un conversatorio y se hicieron reconcomientos a indígenas, campesinos y docentes de la Universidad de Córdoba. Se contó con la presentación especial de Adriana Lucía, artista de la región, quien alzó su voz y marchó por las principales avenidas de la ciudad. 
                             En Córdoba las organizaciones sociales, sindicales, campesinos e indígenas integradas en el comité departamental de paro preparan una fuerte movilización popular para el miércoles 4 de diciembre.

Este 27 noviembre varias imágenes se han difundido en redes sociales de camiones que bloquean vías al norte de Bogotá y otras zonas del país, acatando el llamado que líderes del Gremio camionero de Colombia habían hecho para que todos los transportadores de carga y turismo apoyen el paro nacional y protestar porque también están sufriendo el atropello de Estado.

El llamado entre otros decía: “a partir del lunes 25 de noviembre desde las 00.00 camiones no transitaran en todo el territorio nacional apoyemos a los estudiantes que están luchando por nuestro país y de paso para invitar a los demás gremios de Colombia sindicatos y movimientos y todo aquel ciudadano colombiano que sienta que está siendo explotado y vulnerado de un Estado represor y abusivo #VivaElParoNacional #Camioneros al paro”

Así ante la mala intención del gobierno mafioso de Álvaro Uribe escondido tras su títere Iván Duque, se refuerza el paro que no parara hasta que la mafia en el poder no de solución al pliego de peticiones del paro.

DECLARACIÓN

Bogotá 27 de Noviembre de 2019.

El Comité Nacional de Paro, el Presidente del Senado de la República y lo voceros de los partidos políticos, reunidos en el capitolio nacional, hemos acordado emitir la siguiente declaración:

  1. Hacemos expreso reconocimiento al señor presidente del senado y las bancadas de los partidos por esta iniciativa de diálogo y entendimiento
  2. Expresamos nuestra voluntad de continuar trabajando conjuntamente entre el Comité Nacional de Paro, la mesa directiva del Senado y voceros de los partidos, en la búsqueda de soluciones.
  3. Adquirimos el compromiso de analizar conjuntamente los temas de agenda legislativa en curso, de agenda legislativa de iniciativa congresional y agenda de control político, que puedan conducir a soluciones mediatas e inmediatas, de manera autónoma como rama legislativa.
  4. Solicitamos al señor Presidente de la República como jefe de estado que reconsidere la iniciación de diálogos o conversaciones directamente con el Comité Nacional de paro.
  5. Los voceros de cada partida propondrán reunión urgente de sus bancadas para que a la brevedad posible fijen su posición sobre la agenda elaborada por el Comité Nacional de Paro.
  6. El Senado de la República se dispone desde ya a laborar continuamente en el periodo de receso sobre los temas de agenda legislativa y control político relacionados con las peticiones del Comité Nacional de Paro.

Un día antes de la jornada de paro de este 21 de noviembre, tratando de aterrorizar a la población para que no participara del paro, los bandidos uniformados denominados “Policía Nacional” anuncio que implementaría una nueva tecnología que permitirá el reconocimiento en cuestión de segundos de aquellas personas que infiltren la marcha o protagonicen desmanes.

A su lado en tomas para sus respectivos medios posaba un paramilitar de micrófono de CMI o de Caracol TV, mostrando los maravilloso de la tecnología de los bandidos uniformados.

“Tenemos en el equipo Halcón integrado un software que emplearemos en las manifestaciones para identificar a las personas que tengan su rostro cubierto con pocas facciones; en tiempo real y articularlo con la Registraduría y la Dijin sabremos quiénes están causando los desmanes”, dijo el mayor Alejandro Rodríguez, piloto del helicóptero Halcón.

El paramilitar de micrófono complemento que incluso si tenían la cara totalmente tapada, los vándalos seria identificados al segundo y detenidos por policías, militares y fiscales.

Paso la jornada, hubo desmanes programados por los mismos policías y ningún detenido y menos identificado por esa maravillosa tecnología fue reportado.

Paso el jueves, viernes, sábado, domingo y lunes, hasta que el pasado martes los bandidos uniformados publicaron unos afiches de esos que como en el oeste de los gringos dicen “se busca” ofreciendo recompensa por unos 100 manifestantes cuyas caras, se puede ver fueron fotografiadas desde el suelo.

No les funciono la tecnología, porque en la atrasada Colombia no se puede implementar ese tipo de técnica, ellos lo sabían y conscientemente pretendían aterrorizar al pueblo.

Por: Tony López R.

Hoy 24 de noviembre se cumplieron tres años de la firma de los Acuerdos de Paz de La Habana, entre el Gobierno colombiano y las FARC-EP, rubricados en Bogotá, Colombia, por el presidente Juan Manuel Santos y Rodrigo Londoño, Comandante Jefe de las FARC-EP. Desafortunadamente hay que decir, que, de esos Acuerdos, sólo un 18 por ciento están cumplimentados, o sea el 82 por ciento, de los temas estratégicos y fundamentales, están a la espera de que el gobierno de Iván Duque cumpla con su implementación.

Con los Acuerdos de La Habana, se puso fin a cincuenta años de un conflicto social y armado, con una de las fuerzas guerrilleras más antigua de nuestro Continente y permitió abrir el proceso con el insurgente Ejército de Liberación Nacional (ELN) que con paciencia y firmeza aguardan, a que el gobierno del presidente Iván Duque, cumpla con lo que prometió de continuar las conversaciones para llegar a un acuerdo de paz.

Pero el gobierno ha seguido empecinado en plantear que ellos no están comprometidos con esos acuerdos, que ellos no lo firmaron, pero ellos tienen que ser conscientes que ahora son gobierno y que como gobierno, deben dejar atrás, sus posiciones ideológicas y políticas en contra de la pacificación del país y del proceso que había iniciado el gobierno de Santos y no cuando desde la oposición estaban en contra de los diálogos de paz en La Habana. La Organización de las Naciones Unidas, está reclamandole al gobierno del presidente Iván Duque, que cumpla con los Acuerdos de Paz y lo hace con el más loable interés de que Colombia no regrese a la guerra.

Es la hora de la paz y no de la guerra, de la reconciliación y no del odio, y para llegar a ese objetivo el gobierno tiene que cumplir con lo firmado y acordado íntegramente e iniciar el proceso de dialogo y paz con el insurgente ELN, y dejar de apoyar al paramilitarismo y combatir con todos los medios a los ilegales grupos vinculados al narcotráfico y a la delincuencia común.

Es el momento que el Gobierno deje de utilizar a vándalos y delincuentes, para combatir al movimiento social, achacándole acciones vandálicas que no hacen ni cometen, tal como lo están denunciando, estas organizaciones, con pruebas y testimonios.

Se conoce y hay denuncias de que la policía está utilizando a delincuentes que con capuchas y en grupos los trasladan en sus camiones y los dejan en zonas residenciales, para que cometan fechorías y causen terror y miedo, con esas acciones, y el Gobierno, con estos “falsos-positivos” quiere culpar y enlodar a los miles y miles de honestos ciudadanos que protestan y marchan cacerola en mano, para denunciar la graves crisis social y un modelo neoliberal que hunde cada vez mas en la miseria a un país rico y a un pueblo trabajador y emprendedor y que nada tiene que ver con ese vandalismo. Criminalizar la protesta social es el objetivo de Uribe-Duque.

Lo que se está presentando hoy con el Paro Nacional y con estas impresionantes marchas, protestas y cacerolazo, no tienen antecedentes en Colombia, algo parecido no se veía desde las protestas durante el gobierno de López Michelsen en 1977, el clamor de los colombianos, es que Uribe y Duque, los tienen cansados con tanto abuso, tanta corrupción, tanto lagartismo y tanto clientelismo, de tanta entrega al gringo, de tanta indignidad y de tanta miseria y pobreza.

La solución a este lamentable estado, según el recién electo alcalde de Medellín, Daniel Quintero Calle, es la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente Corporativa y lo presenta en la carta que dirigió hoy 24 de noviembre al señor presidente Iván Duque.

En su respetuosa carta, el alcalde expresa: “El país afronta un periodo de incertidumbre que se ve reflejado en marchas y paros de ciudadanos que no se sienten satisfechos con la situación actual del país”. “Me invito a una conversación con otro grupo de ciudadanos electos y para que le permita interpretar el deseo ciudadano”.

“La gente esta en la calle porque siente que se merece un futuro distinto”… “Las regiones están atrapadas en el modelo centralista, el Congreso ha fallado en reformarse, la justicia está estancada, y los escándalos de corrupción no paran, el campo lleva décadas esperando reformas que le permita desarrollarse, el desempleo aumenta, los empresarios encuentran todo tipo de barreras para crecer”. “Es evidente que el andamiaje institucional actual no permite llevar a cabo las reformas que requiere el país”.

“Es por ello que le sugiero respetuosamente Señor Presidente, que convoque junto a todos los lideres políticos, estudiantes, empresarios, campesinos, trabajadores, sectores sociales, académicos y sindicales a una Asamblea Nacional Constituyente”. Una constituyente que resuelva la polarización y nos permita encontrarnos como una sociedad”.

El alcalde electo de Medellín, Quintero Calle, con un justo criterio propone una Asamblea Nacional Constituyente, con todos y para el bien de todos, era los que las FARC-EP cuando dialogaba en La Habana, Cuba, planteaba y a lo que el gobierno de Santos se oponía, porque en el fondo era allí donde estaba la trampa del “establishment”. Una Asamblea Nacional Constituyente, que convertía a los Acuerdos de Paz de La Habana, en una política de Estado y no era susceptible, como lo es hoy, a que el Poder Judicial y el Legislativo, lo modifiquen, anulen o que el gobierno que lo suceda, los deje de cumplir.

Por otras parte, se comienza a defender un concepto que el Señor Presidente gusta de propagar, que según él, está de acuerdo con la paz con legalidad, hay que preguntarle al inquilino de la Casa de Nariño, de cual paz con legalidad, el habla, o es que acaso el proceso llevado acabo por el gobierno de Santos, fue realizado furtivamente y en la ilegalidad, grave error de Duque presidente del tercer gobierno de Uribe Vélez. Obviamente esa propaganda, también apunta contra la Justicia Especial de Paz.

Al parecer con muy mal talante, el, señor Duque   considera ilegales a los casi 9 mil miembros de las FARC-EP que se desmovilizaron, entregaron sus armas y hoy se encuentran vinculados al trabajo comunitario, unos y otros en trabajos, que ellos se han buscado en el campo o los que ganaron algunas curules y alcaldía en las pasadas elecciones, o los diez legisladores que por un acuerdo hoy ocupan curules en el Congreso, a que apunta el señor Duque, a continuar el conflicto o bridarle a su pueblo una paz estable y duradera.

Con una Asamblea Constituyente se hubiera evitado la crítica situación en la que se encuentran hoy los miles de guerrilleros, cuyo futuro es incierto y muy arriesgado para concretar la paz, sin embargo considero, que el aporte que ha hecho, este no concluido proceso de paz, es el despertar de este pueblo, que hoy se organiza y exige lo que le ha estado vedado, trabajo, salud, estudio, vivienda digna, cultura, deportes y seguridad ciudadana, para todos y sin que tengan que pagar por lo que el Estado, está en la obligación de atender, es por eso que están pidiendo una Asamblea Nacional Constituyente.

En la actualidad no se puede culpar a la guerrilla de los grandes males que aquejan a la sociedad colombiana, ahora nadie puede decir que las FARC-EP controla el narcotráfico, ahora como van a  explicar que ese flagelo, haya crecido en los últimos tres años en proporciones insospechadas, y que la siembra de cultivos ilícitos en áreas controladas por los paramilitares y los grandes terratenientes haya aumentado. Según el presidente Donald Trump, actualmente hay más de 200 mil hectáreas sembradas y hay una proliferación de nuevos carteles de la droga, exigiéndole al presidente Duque, que los combata y erradique los sembrados de coca.

Hay sitios y Departamentos donde el campesino no puede transitar libremente, sino paga un impuesto a los paramilitares, el modelo neoliberal y ajuste económico ha llevado al empobrecimiento de una buena parte de la sociedad colombiana.

Colombia está en este momento entre la paz, que se expresa en un pueblo que marcha y protesta contra un régimen excluyente, autoritario y elitista y un sistema que está con la guerra, porque tiene pingues ganancias y se empeña en mantenerlo sobre la base del miedo, el odio y la violencia, apoyados por las llamadas Bacrim, carteles, paramilitares, sectores de la fuerza pública y de justicia corruptas y comprometidas con este desigual régimen.

Todos los hombres y mujeres de nuestra América Latina y Caribeña, espera que sea la paz la que reine en Colombia y que los precursores de la guerra sean desterrados y condenados por la historia.

(*) Periodista, politólogo y analista internacional.

La Habana, Cuba, 24 de noviembre de 2019. 23.30 hras.

El Noticiero CMI y sus paramilitares de micrófono presentaron una de sus “encuestas”, contratadas con el Centro Nacional de Consultoría (CNC), los mismos que pretendieron manipular la opinión en las pasadas votaciones para la alcaldía de Bogotá, colocando como el más apreciado por el pueblo a Carlos Fernando Galán, el que ellos querían que ganara.

La Manipulación no les funciono y ganó las votaciones Claudia López.

Ahora CMI, noticiero reconocido por estar al servicio de la mafia que detenta el poder en Colombia y los mismos manipulares del CNC, salieron con otras de sus famosas encuestas, según esta, el 29% de los colombianos quieren que continúe paro y el 71% está por volver a la normalidad, o sea a los asesinatos, leyes antipopulares, mentiras desde el gobierno, bombardeos a niños, robos, etc.

La encuesta de marras parte de una pregunta mal intencionada, pregunta: ¿Usted personalmente quiere que el paro continúe o volver a la normalidad?, pues lo más obvio es que nadie quiere que el paro continúe, todos queremos que haya una solución lo más pronto posible, para hoy es tarde, pero volver a lo que ellos llaman “normalidad”, como si nada hubiese pasado solo lo quieren algunos pocos, los que han atrapado al estado colocándolo a su servicio.

Carlos Julio Lemoine Amaya, dueño del Centro Nacional de Consultoría, es un reconocido contratista del estado, del cual ha recibido sumas multimillonarias, y por el accionar manipulador de su empresa en pasadas votaciones se puede concluir que es un hombre al servicio del estado mafioso implementado en Colombia.

Por otra parte, Caracol Tv, de los Santodomingos, está desarrollando una encuesta virtual, donde preguntan ¿Se ha visto afectado por las protestas en su ciudad?, con un resultado casi igual para el Si y el NO, pero que todos sabemos en algún momento el Sí, rebasará al NO, ya sea real o manipuladamente y así comenzar su campaña para que cese el paro dejando las cosas en la “normalidad”.

De nuevo la pregunta mal intencionada, ¿y quien no se ve afectado por un paro?, realmente ambas preguntas no deban sino una respuesta posible, con la cual iniciaran su campaña para “volver a la normalidad”

No creo necesario aquí mencionar quienes son los dueños de Caracol TV, la familia Santodomingo, que como otros pocos, durante muchos años ha acumulado una fantástica fortuna a costa de utilizar el estado para su enriquecimiento.

Con las “encuestas” y su resultado, Caracol TV, CMI y su socio CNC, buscan manipular la opinión pública para así cumplir los deseos de quienes se lucran del dolor y sufrimiento del pueblo colombiano, “volver a la normalidad”, para ellos seguir robando y asesinado colombianos.