psykisk hälsa utvärdering skalor http://sverigepiller.com/ plan b piller fakta

Colombia

Una "sarta" de mentiras, como bien lo ha dicho o graficado un representante del movimiento Voces de Paz, a raíz de la reciente (16.04.2016) carta enviada por el "senador" AUV al congreso de los EEUU.

Y no es para sorprenderse, pues la esencia de la contrainsurgencia, cualquiera que ella sea, es el principio "Nacionalsocialista" o Nazi establecido por el jerarca Göbbels, ministro de propaganda del Tercer Reich alemán, quien sin ningún pudor o mejor, con el más absoluto cinismo, dejó establecida la imbatible verdad propagandística de que una mentira repetida mil veces se vuelve verdad.

Y nada mejor para confirmarlo que repasar la historia de Colombia especialmente las 7 décadas de la llamada guerra civil colombiana o conflicto interno, que en esencia ha sido una guerra contrainsurgente de larga duración, justificada con la burda mentira de calificar toda forma de insurgencia, protesta social o resistencia a las arbitrariedades del "Poder" de la clase gobernante y dominante (bien fuera armada o desarmada) como "enemigo interno de la sociedad";  tal y como lo vino a reforzar en nuestras universidades colombianas 30 años después haber sido destruido el régimen hitleriano en Europa, el académico  y "colombianólogo" Francés Daniel Pécaut, quien en una sutil maroma mentirosa, típica de la contrainsurgencia francesa que fuera probada en la guerra contra el pueblo argelino, identificó en un solo concepto al Estado represor dominante con el grueso de la Sociedad.

Pero no fue solamente ese relato esparcido generosamente en libros y cátedras universitarias y centros o institutos de pensamiento, o de memoria-verdad, por aventajados "historiadores y politólogos" alumnos suyos, sino que como todo fenómeno social  que tiene materia e idea, al ensamblarse con la tradicional y añeja ideología anticomunista del bipartidismo liberal-conservador, profesado por la clase dominante y dirigente (llamada por el vulgo, es decir popularmente Oligarquía pro yanqui) vino a constituirse en una virulenta ideología de odio e intolerancia cuasi-religiosa, que no encontró ninguna otra vía para resolver los conflictos sociales distinta al exterminio militar de ese enemigo interno, obviamente de ellos, transvestidos con el ropaje de  Sociedad.  

Y fue allí en la estructura militar colombiana, donde la "conexión francesa" de la contrainsurgencia insuflada en la mayoría de los ejércitos latinoamericanos por el Imperialismo estadounidense dentro del marco de la guerra fría prosperó, y, ya revestido con el nuevo ropaje de la Doctrina de la Seguridad Nacional con el que las dictaduras militares latinoamericanas azolaron a casi todos los pueblos de Nuestra América; en Colombia constituyó (según lo probó la investigadora social Vilma Liliana Franco en su extenso y excelente libro Orden Contrainsurgente y Dominación.2011) y supo conformar una pavorosa estructura material y supra-estructural denominado Bloque de Poder Contrainsurgente Dominante (BPCi) que con sus 11 ruedas dentadas se constituyó  en la esencia contradictoria del régimen colombiano. En su naturaleza. Y con el cual se pudo adelantar o desarrollar la guerra contrainsurgente que acaba de encontrar una posibilidad de Solución Política en los acuerdos de la Habana. El Orden Contrainsurgente no puede ser reducido solamente al llamado Narco Para Militarismo en renacimiento, es un Todo mucho más grande y mortífero, que impide e impedirá hasta el último minuto la realización de la paz en Colombia.

Quien dude de que esta es la contradicción principal que dinamiza la realidad colombiana e incluso, determinará si se implementa o no el Acuerdo de paz de la Habana, sufrirá un gran desengaño y aumentará la incertidumbre en el futuro.   

Es lo que estamos viendo y presenciando día a día los colombianos cuando aflora persistentemente en cada noticia o en cada acontecimiento cotidiano de nuestra sociedad: La producción de todo tipo de mentiras contrainsurgentes, piadosas y crueles, reproducidas e infladas por el megáfono del oligopolio mediatico, y enfrentadas a la débil pero enhiesta Verdad de los hechos reales; falsedades agravadas en Colombia con el viejo dicho volteriano ya convertido en enseña oligárquica criolla ¡Mentid, Mentid! que de la mentira algo queda.

 ¿Qué ha quedado de las mentiras con las que se ganó en famoso plebiscito contra los Acuerdos de la Habana?

La conformación de una fuerza material político-ideológica, el "uribismo pastrano-popeyista, bendecido por monseñor Ordoñez", empeñada con grandes posibilidades de éxito en evitar (por todos los medios) que el Acuerdo de Paz de la Habana se implemente y se convierta en una verdad real y efectiva.  

¿Qué ha quedo de la farsa del "encuentro de pasillo" entre los expresidentes Pastrana y AUV con el presidente de los EEUU, míster Trump?

Imágenes integradas 1

 Se ha construido por el megáfono mediático un escenario mentiroso, claro está, para convertir en verdad "el sartal de falsedades" de la famosa carta (en idioma colonial) que el "current Senator" Uribe Vélez envió al Congreso de los EEUU: Pasarse por la galleta y darle un golpe diplomático al fornido y bien peinado embajador de Santos en Washington, Pinzón Bueno, y justificarle a la impredecible Veleta Trump, las "armas químicas" que existen en Colombia y en Venezuela para que acabe definitivamente con la fábula convertida en verdad del "castro chavismo colombiano", y así, dejarnos a la espera.

No me cabe duda que, así como el náufrago citado por Simón Bolívar, quien desde un peñasco costero de su deshabitada isla le predicaba a las olas del mar, seguiré insistiendo en que sin el desmonte verdadero de la estructura contrainsurgente, y de la derrota ideológica de sus relatos supra-estructurales tanto jurídicos, como ideológicos y obviamente políticos y ético-morales, no llegará la anhelada paz a los colombianos, y mucho menos la verdad.

Fuente Imagenes Internet.

Por Nelson Lombana Silva 

(Ibagué, abril 16 de 2017) En la Casa Blanca, palacio presidencial en Estados Unidos, se reunieron tres siniestros personajes amantes de la guerra y enemigo de los pueblos: Donald Trump, el presidente gringo que jugó como anfitrión y los tristes célebres peones expresidentes colombianos, Andrés Pastrana Arango y Álvaro Uribe Vélez. 

Realmente no hay que elucubrar mucho para advertir los temas que seguramente trataron estos tres rufianes de alta alcurnia. Nos atreveríamos a nombrar tres: El proceso de paz Farc – Ep – Santos, las relaciones internacionales con los países limítrofes, especialmente con la hermana república bolivariana de Venezuela y el próximo debate electoral en Colombia. 

Con razón dijo el compañero José Miguel Cárdenas al comentar esta reunión: "Nada bueno para Colombia significa este encuentro". Compartimos la misma opinión. El encuentro arroja más incertidumbre que certidumbre, contra el pueblo colombiano, América Latina y el futuro del mismo país. 

La preocupación se hace más sensible al contar con un presidente tan timorato y vacilante como Juan Manuel Santos Calderón. Además, percibir el ruido de sables entre brigadas y altos militares adictos al narcoparamilitar ex presidente Uribe Vélez y las labores de cipayo que viene cumpliendo el ex presidente conservador, Andrés Pastrana Arango, hijo del ex presidente Misael Pastrana Borrero, el que sin sonrojarse le robó la presidencia al general Gustavo Rojas Pinilla durante la década de los 70s. 

Donald Trump al comenzar su mandato señaló que estaba dispuesto a revisar el acuerdo de paz concebido en la Habana (Cuba), entre el movimiento guerrillero fariano y el presidente Juan Manuel Santos Calderón. Habría que atar cabos para presumir que las conclusiones de este encuentro no serán beneficiosas ni para el proceso de paz, ni para fortalecer la libre autodeterminación de los pueblos y muchos menos para avizorar una campaña electoral en Colombia que prácticamente ya está en el partidor automático. 

Resulta obvio pensar que nada bueno para el pueblo colombiano puede salir de la cumbre de tres chiflados, belicistas, mafiosos y criminales. No hay que olvidar que Uribe entregó la soberanía nacional a los yanquis al permitir la instalación de numerosas bases norteamericanas, las cuales seguramente no son para militares gringos venir a veranear propiamente. 

Tampoco se puede olvidar que el "plan Colombia", implementado en este país durante el gobierno de Andrés Pastrana Arango, fue concebido y escrito en Estados Unidos en inglés y traducido muchos meses después al español, cuando ya prácticamente estaba en ejecución. 

Estos tres personajes han estado en contra del proceso democrático y popular que se ha venido desarrollando en América Latina. Son enemigos declarados de la hermana república bolivariana de Venezuela y sueñan que el país vuelva a ser finca del imperialismo estadounidense. 

El pueblo colombiano no puede dormirse en los laureles, dice el adagio popular. Las distintas expresiones de izquierda y los sectores democráticos deben cerrar caminos de unidad, en defensa de la paz con justicia social, en el rescate de la soberanía nacional y en una candidatura presidencial democrática y amante de la paz con justicia social para que el acuerdo de la Habana sea implementado y los diálogos con el ELN avance hacia puerto seguro. Hay que impedir que Colombia sea convertida en plataforma para agredir a su propio pueblo y los demás pueblos hermanos. Hay que actuar ahora antes que sea demasiado tarde. La unidad es el camino. 

Por Nelson Lombana Silva 

(Ibagué, abril 15 de 2017) La pasión de cristo colgado de la cruz se renueva cada año en la propia pasión que vive el pueblo colombiano. Pueblo engañado, explotado y vilipendiado por la clase dominante. La cruel burguesía que a nombre de Dios aumenta su riqueza sacrificando la biología y la psicología de millones de seres humanos alienados, enajenados y atemorizados por la cruda e inefable represión. 

Ante el desconocimiento del pueblo fruto del analfabetismo político repite las palabras de Jesús colgado del madero. "Padre: Perdónalos porque no saben lo que hacen". 

De todas maneras la sensibilidad humana del pueblo es grande y a pesar de la criminalidad de la burguesía esta dispuesto a perdonar todas las infamias de la clase dominante. Eso se traduce en Colombia en el proceso de paz. El pueblo está dispuesto a borrón y cuenta nueva. ¿La burguesía estará dispuesta a hacer lo mismo?

Por los hechos lo conoceréis, dice la biblia. ¿Y qué dicen los hechos? Los hechos dicen que la burguesía no está dispuestas a asumir una postura conciliadora y humana. El proceso de paz Farc – Ep y Gobierno, es concebido como una hábil jugada para fortalecer sus intereses de clase. El pueblo – por su parte – también tiene ese propósito. Quiere la paz para vivir y convivir dignamente sin el sobresalto de la cruda violencia que genera tanta incertidumbre y dolor en sus escuálidas entrañas. La diferencia es abismal en la concepción acerca de la paz, por cuanto para el pueblo la paz es vida, progreso y bienestar para todos, en cambio, la guerra para la burguesía es un medio para acrecentar su poder económico y político. 

El pueblo esta sediento de justicia. Repite desde su propio escenario el dramático llamado de Jesús desde el Gólgota: "Tengo Sed". La teología de la Liberación o Iglesia de la Liberación, asume el sanguinolento cuerpo del nazareno como el pueblo de América Latina, sacudido por las infamias de las burguesías de cada país y el imperialismo de los Estados Unidos. 

En los campos azotados por la violencia, destruidos por las bombas y las limitaciones económicas, en los denominados barrios subnormales, a diario se escucha el grito dramático de Jesús colgado del madero: "Dios mío, Dios mío, ¿Por qué me has desamparado?" Esa expresión aparece en los labios de los niños hambrientos, en los jóvenes sin la posibilidad de estudiar, en los ancianos abandonados a su suerte en la soledad terrible de un estado infame e indolente. 

La realidad es cruda e inexorable, real y dramática. Por lo tanto, hoy tenemos que persistir en la unidad entre creyentes y no creyentes, marxistas y cristianos por cuanto de lo que se trata es de transformar la realidad socioeconómica y hacer que brille la paz con justicia social, de tal manera que haya bienestar para todos y todas, sin privilegios de ninguna naturaleza. 

Construir entre todos una sociedad humana, sin ricos exageradamente ricos y pobres exageradamente pobres; no pueden seguir muriendo niños y ancianos de física hambre; no pueden seguir matando a las personas por concepciones ideológicas y políticas, por puntos de vista divergentes. Hay que enarbolar la bandera de la paz y de la justicia social con amplitud y espíritu de reconciliación. Hay que materializar la paz con hechos concretos, basta ya de tanta palabrería solamente. 

La semana santa debe ser de reflexión y de análisis crítico y autocrítico, no un período para repetir maquinalmente supuestos hechos históricos, sin análisis político. No se debe separar la espiritualidad de la materialidad, pues la humanidad es integral: Conciencia y Materia, en constante movimiento. Es decir, en constante cambio. Creyentes y no creyentes, unidos. Amén. 

Ante el desenfreno guerrerista que se ha apoderado de Donald Trump, en un giro de ciento ochenta grados en relación a sus promesas de campaña e inclusive las primeras semanas de su gestión en la Casa Blanca, cabe formularse la siguiente pregunta: ¿Quién decide la política exterior de Estados Unidos?

En el pasado esta era producto de una tríada compuesta por el Departamento de Estado, la "comunidad de inteligencia" y especialmente la CIA, y el Pentágono. El Congreso tenía un papel mucho menor aunque, coyunturalmente, podía en ciertas ocasiones ejercer una cierta influencia. El presidente escuchaba todas las opiniones y finalmente decidía el curso de acción a tomar. Pero ya desde los años de Bill Clinton la incidencia del Departamento de Estado comenzó a menguar. Fue la propia Madeleine Albright, que ocupó esa Secretaría en el segundo turno de Clinton, quien años más tarde anunciaría el cambio en la misión de la cartera que había estado a su cargo. En términos generales su argumento podría resumirse en estos términos: "antes el Departamento de Estado fijaba la política exterior y el Pentágono la respaldaba con la fuerza disuasiva de sus armas. Ahora es éste quien la determina, y a los diplomáticos nos cabe la misión de explicarla y de lograr que otros gobiernos nos acompañen en nuestra tarea." Y, recordaba en otra ocasión, que Estados Unidos debe guiar la formulación de la política exterior por el siguiente principio: "el multilateralismo cuando sea posible, el unilateralismo cuando sea necesario".

Las recientes decisiones bélicas de Trump, violando la Carta de las Naciones Unidas y toda la legalidad internacional, señalan inequívocamente que el Pentágono se ha hecho cargo del tema y que una lógica estrechamente militar preside las intervenciones de Washington en la escena mundial. Siria y Afganistán son dos hitos que marcan este funesto tránsito, y se anticipa que en las próximas horas podría haber un ataque a Corea del Norte para disuadirla de efectuar un nuevo ensayo nuclear previsto para este fin de semana. Si este llegara a producirse la respuesta de Pyonjang podría ser muy violenta, lanzando una represalia sobre blancos preseleccionados en Corea del Sur que desencadenaría una tremenda reacción en cadena.

La militarización de la política exterior de Estados Unidos no es nueva sino que viene afianzándose desde hace muchos años. Sólo que después de los atentados del 11 de Septiembre del 2001 su ritmo se aceleró y adquirió renovados ímpetus en las últimas semanas con los ataques ordenados por Trump. Este conformó un gabinete en donde hay una presencia sin precedentes de militares, en funciones o retirados; ordenó un aumento del presupuesto militar y otorgó más facultades al Departamento de Defensa. Barack Obama no hizo nada para revertir esta nefasta tendencia aunque, en un momento, creyó necesario advertir los riesgos de reducir los problemas y desafíos del sistema internacional a sus aspectos militares. En una conferencia dictada en la Academia Militar de West Point en Mayo de 2014 elogió a su audiencia diciendo que su país tenía las mejores fuerzas armadas del mundo. Pero, apelando a un aforismo muy popular en Estados Unidos agregó que "el hecho de tener el mejor martillo no significa que cada problema sea un clavo".

La deriva en la cual se encuentra inmersa la Casa Blanca en las últimas semanas desoye explícitamente la advertencia de Obama, de quien podrán decirse muchas cosas menos de haber sido una "paloma". Ni un solo día de sus ocho años de presidencia Estados Unidos dejó de estar en guerra. Pero se daba cuenta de los riesgos que entrañaba la completa militarización de la política exterior y reservaba algún espacio para la negociación diplomática. Trump y su equipo de "halcones" en cambio creen que basta con el martillo del único ejército global del planeta para enfrentar los desafíos de un sistema internacional en irreversible transición hacia el policentrismo.

Interrogado por los periodistas si había ordenado arrojar la "madre de todas las bombas" sobre un objetivo en Afganistán (y cuyo resultado práctico es difícil de dilucidar, dado lo mentiroso de la información reinante) la respuesta de Trump fue espeluznante: "Lo que yo hago es autorizar a mis militares. ... Les he dado mi total autorización, y eso es lo que ellos están haciendo." O sea, que el Pentágono ha obtenido un cheque en blanco del magnate neoyorquino y la seguridad y la supervivencia de la especie humana enfrentan un serio riesgo debido a que la mortífera dialéctica de las armas puede terminar desatando una guerra termonuclear que, aún si fuera limitada, tendría efectos catastróficos sobre la vida en el planeta Tierra. Ojalá que este aciago curso de acción sea interrumpido antes de que sea demasiado tarde. Si no, será cuestión de ver otra vez el magnífico film de Stanley Kubrick, "Dr Insólito, o cómo aprendí a dejar de preocuparme y amar la bomba" para anticipar lo que, desgraciadamente, podría ser nuestro futuro.

 

Según el estudio Global Slavery Index de Walk Free, en Colombia existen 308.200 personas en situación de esclavitud, es decir víctimas de trata de personas. La trata produce 150 mil millones de dólares al año de los cuales 99 mil son de sola explotación sexual.

REMAP

REMAP dialogó con Claudia Quintero, activista colombiana de Derechos Humanos y constructora de paz. Claudia es la directora de la corporación Anne Frank, defensora de Derechos Humanos, tecnóloga en Producción Multimedia y periodista del medio de comunicación alternativo FIPU (Federación Internacional de Prensa de los Pueblos). También es una sobreviviente, líder, madre, hija y hermana que sufrió el rigor del conflicto, el desplazamiento forzado y la amenaza de grupos armados al margen de la ley hicieron que perdiera todos sus bienes. 
 
Víctima del desplazamiento forzado, desde Cúcuta llegó a Bogotá en la situación más crítica y en el abandono total. Actualmente recorre territorios sensibilizando sobre la construcción de paz y el empoderamiento de las comunidades para que junto al Estado se superen situaciones de vulnerabilidad y producir cambios de impacto en el país.
 
Claudia, ¿qué es Anne Frank y en qué momento surge esta iniciativa?
 
En el año 2008, en Soacha, específicamente en Altos de Cazuca, una zona de alto impacto social, con muchas víctimas y también graves problemas de seguridad, un grupo de mujeres desplazadas empezaron a hacer incidencia por sus derechos y los de otras víctimas, yo tomé esta bandera y liderazgo y empecé a visibilizar nuestras realidades. En especial la necesidad de exigir el derecho a vivir en paz y a una vida libre de violencias. Es así que nos unimos y creamos la Corporación Anne Frank junto a profesionales y activistas que han brindado fortalecimiento, y aportan trabajo a los procesos.
 
¿Quiénes hacen parte de Anne Frank?
 
Somos un grupo de socias fundadoras, todas mujeres desplazadas; también tenemos socios adherentes que son activistas y profesionales que se han unido a la causa. Trabajamos en red con líderes territoriales que en varios departamentos hacen incidencias con nosotros y tenemos el grupo de voluntariado que son pasantes nacionales y extranjeros que hacen parte de nuestros equipos de trabajo.

¿A qué se dedica principalmente la Corporación Anne Frank?
 
La Corporación Anne Frank es una organización defensora de Derechos Humanos. Tenemos dos líneas de trabajo: Construcción de paz y Derechos Humanos.
 
En la Construcción de paz, hacemos apoyo territorial a la implementación de los acuerdos de La Habana, promovemos el apoyo a la mesa de Quito (donde Gobierno y ELN actualmente dialogan), construimos procesos sociales rurales y urbanos de resolución de conflictos y comunicamos para la paz.
 
En Derechos Humanos hacemos incidencia con denuncias y casos sobre violencias basadas en género, violencias en el marco del conflicto social y armado y, en especial, la trata de personas, y documentamos diferentes aspectos relacionados con la migración forzada, la trata y el tráfico de personas.
 
En especial nuestro trabajo es de exigibilidad de derechos, de políticas públicas, y de construcción de lineamientos que mejoren la calidad de vida de las víctimas.
 
¿Qué resultados positivos ha dejado y está dejando vuestra lucha?
 
El principal logro fue demostrar que en pleno centro de Bogotá, en pleno corazón del país, al aire libre se practicaba la trata de personas de la forma más cruel inimaginable: hablo del Bronx. 
 
Nos atrevimos a documentar y denunciar lo que allí ocurría y el país lo supo. Aunque aún la problemática sigue en el centro de Bogotá, logramos visibilizar la situación de cientos de niñas y niños allí. También logramos que Colombia empiece a tener el tema de trata de personas en agenda, que el ICBF (Instituto Colombiano de Bienestar Familiar) se movilizara en la construcción de un lineamiento para atender a los niños y niñas víctimas de trata de personas, impulsamos que Bogotá tuviera un comité de lucha contra la trata de personas, y visibilizamos como el (neo)paramilitarismo en Colombia tiene como base de financiamiento la trata de personas.
 
¿Qué consecuencias negativas han dejado y están dejando vuestro activismo?
 
Mucho riesgo, desplazamientos forzados a nosotros y varios compañeras y compañeros, agresiones, amenazas. Una campaña de agresiones en redes sociales con un plan de demonización para aislarnos, en especial contra mi persona. Todos los días ponían en redes que era parte de la guerrilla, eso antes de la firma de la paz era algo que perjudicaba mucho mi labor y mi situación social, tuve que resistir y seguir adelante.
 
También enemistades tanto con criminales como con funcionarios que sospechosamente se molestan con mi trabajo.
 
Actualmente ¿cuál es la situación de la trata de personas en Colombia y en países vecinos?
 
Según el estudio Global Slavery Index de Walk Free, en Colombia existen 308.200 personas en situación de esclavitud, es decir víctimas de trata de personas.
 
En Colombia el negocio de la trata de personas, ante el abandono estatal a las regiones en conflicto, y ante la reactivación de grupos remanentes de los paramilitares, pasó de ser un negocio de prostituyentes y proxenetas a un negocio de bandas criminales que están violando los Derechos Humanos de las mujeres, niños y niñas, y amenazando a quienes luchan contra ésta problemática.
 
La Defensoría del Pueblo informó en el año 2015 (ratificando nuestras denuncias) que grupos armados posdesmovilización de los paramilitares incursionaron en la trata de personas, en especial la explotación sexual de niñas.
 
Hemos recibido información y denunciado que grupos paramilitares (posdesmovilización) como Urabeños, Clan Úsuga y Rastrojos incursionaron con fuerza en la trata de personas.
 
En la Región el panorama es preocupante, al no tener fuertes estrategias de combate conjuntas de maneja regional, tenemos problemas de trata de personas en la frontera con Venezuela, Panamá, Ecuador, Perú y Brasil (en todas las fronteras).
 
Preocupa que Colombia pasó de ser país de origen, a ser de origen, tránsito y destino de víctimas de trata de personas, eso indica que tenemos que tener más compromiso para atender y cuidar de estas víctimas.
 
¿Cuáles crees que son los principales problemas en el mundo para que un tema tan importante como este, pase "desapercibido"?
 
El tema no pasa por desapercibido, el tema es invisibilizado por ser justamente un negocio poderoso que produce mucho dinero y hay muchos intereses detrás de él.
 
La trata produce 150 mil millones de dólares al año de los cuales 99 mil son de sola explotación sexual, según la OIT.
 
Un tema de mucho dinero donde los derechos humanos pierden importancia ante los intereses.
 
¿A qué retos se está enfrentando la corporación Anne Frank?
 
Nuestro principal reto es la incidencia política, queremos lograr que Colombia sea un Estado que combata la trata de personas de forma eficiente, que existen leyes que favorezcan a las víctimas y políticas públicas de prevención de delito.
 
Queremos seguir creciendo como organización y llegar a ser una red fuerte de defensa de los Derechos Humanos.
 
¿Qué le dirías a los varones del mundo, que contribuyen a la prostitución como clientes?
 
Sin clientes no hay trata de personas. Hay que ser muy sensible y caminar mucho por las sendas de la explotación sexual para comprender que es justamente la demanda lo que fomenta la explotación sexual.
 
¿Por qué un ser humano tiene derecho a comprar cuerpos? ¿Realmente al que compra sexo le interesa si su proveedora es libre o forzada? ¿Lo puede verificar? Todos estos interrogantes nos pueden llevar al debate entre si la prostitución es una causa de la trata de personas.
 
¿Qué les dirías a las mujeres en general?
 
Que no nos cansemos de amarnos, solo cuando tenemos amor propio podemos levantar las alas y volar hacia nuestros sueños. Yo fui víctima del conflicto, como muchas tuve que dormir en un refugio ante la desprotección total, y también, como muchas mujeres a las que ayudo, tuve que enfrentar la violencia machista. Por eso mi compromiso es firme, que cuentan conmigo y que en realidad mi trabajo es solo un granito de arena, pero así vamos haciendo la diferencia.

Por Nelson Lombana Silva 

(Ibagué, abril 12 de 2017) Mientras llueve y el frío azota la ciudad musical de Colombia, Ibagué, nada mejor que reflexionar un poquito sobre la materia y la energía en el marco mágico de la ciencia. 

Mientras muchos por estos días tratan de alejarse de la materia para caminar senderos de espiritualidad y soñando despiertos invocar mundos irreales y fantásticos, la propuesta aquí consiste en acercarnos al entendimiento de nuestra verdadera realidad antropológica y sociológica a partir del conocimiento de la materia y de la energía. 

¿Qué es la materia y la energía? Sin mucha elucubración podría decirse que materia es todo lo que ocupa espacio y tiene masa. Para su comprensión mejor habría que echar mano de una ciencia llamada Química. Esta ciencia tiene por objeto estudiar la estructura, propiedades y transformación de la materia a nivel atómico y molecular. Esta ciencia presenta las descripciones de las sustancias que se estudian y sus diversos comportamientos. 

Es decir, la materia inorgánica está compuesta de pequeñas partículas llamadas átomos y estos átomos se asocian – para decirlo de alguna manera – formando compuestos, es decir, moléculas. 

Aspecto especial en relación con la materia: Los sólidos se caracterizan por tener forma y volumen constantes. ¿Por qué? Porque las partículas que lo conforman están unidas por unas fuerzas de atracción grandes de modo que ocupan posiciones práctica o relativamente fijas. 

La materia se encuentra básicamente en tres estados: Sólida, líquida y gaseosa. En los gases – por ejemplo – las fuerzas que mantienen unidas las partículas son muy pequeñas, de igual manera, en un gas el número de partículas por unidad de volumen es también muy pequeño. Dichas partículas se mueven en forma desordenada, produciéndose choques entre ellas y con las paredes del recipiente. Eso explica las propiedades de expansibilidad y comprensibilidad que presentan los gases. 

Los líquidos, al igual que los sólidos, tienen volumen constante. Las partículas están unidas por fuerzas de atracción menores que en los sólidos, razón por la cual las partículas de un líquido pueden trasladarse con entera libertad. 

Por su parte, la energía se puede definir como la capacidad de realizar un trabajo. Dicha energía podría ser: Potencial, Cinética, Química, Calorífica, Radiante o Electromagnética, etc. 

El famosísimo científico Albert Einstein, descubrió que la luz es atraída por la materia debido a su gravitación. La ley gravitacional es la fuerza de atracción hacia su centro. Isaac Newton, otro famosísimo científico, había hallado respuesta a la pregunta por qué los cuerpos caen hacia la tierra. 

Pero volviendo con el científico Albert Einstein, pudo demostrar que la materia se puede convertir o transformar en energía y viceversa, la energía en materia, a partir de la ecuación que revolucionó la ciencia y el conocimiento científico de la humanidad. Esta es muy sencilla: E = mc2

E, significa energía producida; m, la masa que se convierte en energía  y c corresponde a la velocidad de la luz, la cual es de 300.000 kilómetros por segundo en el vacío. 

Con esta asombrosa ecuación deducida por este científico, pudo descubrir la ley de la conservación de la energía, de tal manera que en todas las reacciones químicas, la energía que interviene en algún cambio físico o químico aparece en alguna otra forma después del cambio, conservándose la energía. Esta ley se define así: La energía no se crea ni se destruye, solo se transforma. 

Estructura de la materia 

La ciencia es bien sabido se opone a todo dogma. Parte del criterio del movimiento y el desarrollo permanente a través de la contradicción. Se fundamenta en la evolución y el materialismo histórico – dialéctico. Nada está dado de una vez y para siempre como lo pregonan el idealismo y las distintas religiones que el ser humano se ha inventado a través de la historia para dar una explicación del mundo, la sociedad y el pensamiento. 

Por eso la preocupación histórica de la humanidad, especialmente la comunidad científica, es el conocimiento de la materia. Preocupación que no es exclusivamente de la humanidad contemporánea. Los filósofos griegos y chinos – por ejemplo – han devanado sus sesos alrededor de un concepto básico, clave: El Átomo. ¿Qué es el átomo? ¿Cuál es su estructura?, son interrogantes planteados y sobre los cuales la ciencia ha dado puntadas supremamente importantes y clarificadoras a partir de la evolución histórica de la materia.

Algunos teóricos sobre el tema son: John Dalton, J.J. Thomson, Rutherford, Geiger, Niels Bohr, Mariden, E. Schrödinger  y W.K. Heidelberg. 

John Dalton, publicó un trabajo intitulado: "A new System of Chemical Philosofophy", en el que presentó su visión acerca del átomo, recogiendo de paso gran parte de las afirmaciones de los filósofos griegos a partir del siglo 400 antes de nuestra era. 

Su tesis la sintetiza en los siguientes postulados: 

1.     Cada elemento está constituido por partículas pequeñas llamadas átomos; 

2.     Los átomos de un elemento dado, son idénticos; los átomos de elementos diferentes, son distintos en algún aspecto; 

3.     Los compuestos químicos se forman cuando los átomos se combinan entre sí. Un compuesto dado tendrá siempre la misma proporción de átomos de un mismo tipo, independiente del método experimental de preparación; 

4.     Las reacciones químicas implican reorganización de los átomos produciendo cambios en la forma que se unen o forman enlaces. 

La práctica demostró posteriormente que no todos sus postulados eran ciertos.   

Realmente el primer experimento interesante y concreto que condujo a proponer un modelo de átomo, estuvo a cargo del físico inglés J.J. Thomson, entre los años 1898 a 1903. Estudió la descarga eléctrica que se produce dentro de tubos al vacío parcial, es decir, con algo de aire, llamados: "Tubos de rayos catódicos". 

Dedujo de sus experimentos que el átomo posee electrones con carga negativa y cómo el átomo debe ser neutro; entonces a su vez, existe una carga positiva, la cual está concentrada en el interior del átomo (núcleo) y los electrones en las órbitas que llamó: "Nubes difusas a su alrededor". 

En 1909, Rutherford, Geiger  y Mariden, proponen que el átomo está formado por un núcleo central en el que se encuentra casi la totalidad de la masa y toda la carga del núcleo, los cuales se encuentran a distancia relativamente grande de este núcleo. Pensaron que los electrones giraban alrededor del núcleo para que la fuerza centrífuga compense la fuerza de atracción y de esta manera se evita que los electrones  caigan sobre el núcleo. 

Tal tesis tuvo sus fallas, entre las más notorias: 

1.     Se contradecía con las leyes del electromagnetismo  de Maxwell; 

2.     No explicaba los espectros atómicos; 

3.     Las tres partículas fundamentales del átomo son: Protón, electrón y neutrón. En su avance, la ciencia ha demostrado que los átomos son divisibles, es decir, partículas aún más pequeñas, como el Positrón, el Mesón, los Neutrinos y los Quarks, entre otros. 

Niels Bohr, para exponer su modelo de átomo utilizó el de hidrógeno. Lo describió con un protón en el núcleo y girando a su alrededor un electrón, giran en órbitas circulares alrededor del núcleo, ocupando la órbita de menor energía posible, o sea, la órbita más cercana al núcleo posible.  

Cada nivel energético que identifica cada una de las órbitas, toma valores de 1 a 7 (con números enteros), se representa con la letra n y recibe el número de "Número Cuántico Principal". 

De acuerdo al número cuántico principal, calculó las distancias a las cuales se hallaba del núcleo cada una de las órbitas permitidas en el átomo de hidrógeno. Pero, el modelo de Bohr no satisfizo plenamente. Entre otras cosas porque no explica plenamente la estructura de los átomos más complejos que el hidrógeno. 

Actualmente, el modelo atómico de orbitales se fundamenta en las tesis expuestas por diversos científicos, entre otros, el austriaco E. Schrödinger y el alemán W. K. Heidelberg. Dicho modelo establece una serie de postulados, como el electrón  se comporta como una onda en su movimiento alrededor del núcleo. 

Así las cosas, no resulta posible predecir la trayectoria exacta del electrón alrededor del núcleo, lo cual coloca en entredicho la tesis de Bohr en cuanto a la idea de órbitas definidas. Hay clases de orbitales que se diferencian por su forma y orientación en el espacio, decimos entonces que hay orbitales s, p, d, ó f. 

Sobre el particular no se ha escrito la última palabra. Cada vez la ciencia permite descubrir hechos y sucesos más asombrosos acerca de la materia. La evolución no se detiene, continúa su curso normal. 

Por estos días de reflexión, nada mejor que acudir a la ciencia para comprender la realidad concreta, develar todo cuanto el analfabetismo nos impide saber y que al no saber acudimos al oscurantismo mundo del idealismo concibiendo ingenuamente la sobrenaturalidad. La ciencia nos permite concluir claramente que no hay nada sobrenatural, todo es natural.    



 Para el escribir este artículo acudimos al siguiente texto: Química General. Inorgánica y orgánica. Nika editorial S.A. páginas consultadas: 3 a 8. Además, los conocimientos de la profesora Gladys Barrera Ortiz, cuando cursábamos los grados 10 y 11 en el colegio Carlos Blanco Nassar, en Anzoátegui, Tolima. 

Es difícil saber por qué la CVC no ve lo que fácilmente se confirma en las veredas de Tenjo. Por eso toca formular hipótesis temerarias: quizá sea porque sus oficinas albergan algún virus psicodélico que ataca los ojos de sus funcionarios hasta provocar visiones que presentan ecosistemas intactos donde Smurfit ha depredado.

 

Por: Alexander Escobar
REMAP

En medio de una selva espesa de gigabytes, el submundo de rutas y trochas de mi computador estrena carpeta. Y no exagero. Hallar el camino a Narnia o Mordor resulta más fácil que encontrar un documento en ese tsunami de información que supera a WikiLeaks. No obstante, hay cosas que no supera. El descaro de negar el daño ambiental ocasionado por la multinacional Smurfit Kappa Cartón de Colombia, es algo que le sobrepasa, y atropella la sensatez y dignidad del pueblo palmirano que sufrió la avalancha del río Nima el 20 de marzo.
'Smurfit' es la nueva carpeta. Aunque confieso que también pudo llamarse 'Ceguera' o 'Impunidad' en recordación a la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (CVC), máxima autoridad ambiental que no ha detectado que Smurfit viola el decreto el 1449 de 1977, emitido por el Ministerio de Agricultura, que obliga a no sembrar en un margen inferior a 30 metros del cauce de ríos y fuentes de agua. El corregimiento de Tenjo, zona rural de la ciudad de Palmira (Valle del Cauca), es uno de los lugares donde la multinacional depreda sin control.

Deforestación a pocos metros de una fuente de agua en Tenjo 
Es difícil saber por qué la CVC no ve lo que fácilmente se confirma en las veredas de Tenjo. Por eso toca formular hipótesis temerarias: quizá sea porque sus oficinas albergan algún virus psicodélico que ataca los ojos de sus funcionarios hasta provocar visiones que presentan ecosistemas intactos donde Smurfit ha depredado a menos de treinta metros del cauce de fuentes hídricas.
 
Por fortuna cuando con REMAP visitamos la zona, lo hicimos con cámaras, previniendo que, si un virus de este tipo nos atacaba, el registro audiovisual aportaría una segunda opinión.

Otra fuente de agua afectada por la deforestación
De la visita surgió un reportaje, 'Smurfit y la avalancha del río Nima', con imágenes que constatan la depredación ocasionada por esta multinacional en un margen inferior a treinta metros de las fuentes de agua, y con testimonios de la comunidad que dan fe de lo que ocurre en la zona. 
 
Sin embargo, a pesar del registro audiovisual, hay quienes piden pruebas. Algunos lo harán por ingenuidad, otros por rigurosidad, pero también sabemos que ello surge de quienes evaden su responsabilidad para tomar medidas contra Smurfit.

Humedal con restos de la tala de Smurfit flotando en sus aguas 
A las instituciones y autoridades ambientales que solicitan más pruebas, es la comunidad la que ahora les exige pruebas de obrar con ética en beneficio del pueblo palmirano. Y una buena forma de hacerlo es conformando una comisión integrada por organizaciones sociales, ambientales, expertos independientes e instituciones del Estado para visitar la zona, porque el reportaje de REMAP es solo la pequeña parte de una tragedia que supera los encuadres y baterías de nuestras cámaras, y que sobrepasa la capacidad de mi nueva carpeta para albergar información.
 
Radio Cafe Stereo hablo con Mark Burton, abogado y analista internacional, sobre los ultimos hechos violentos que se han presentado a nivel mundial. Conversamos sobre los falzos argumentos y burdos montajes que EEUU ha construido para encubrir un ataque militar a una nación soberana ( Siria). El lanzamiento de la acusación al gobierno de Siria del uso de armas químicas por parte del país que más personas ha asesinado en el mundo, que ha depuesto más gobiernos legítimos y que ha saqueado más países, sólo puede ser creíble para quienes son cómplices directos del crimen: las grandes corporaciones mediáticas, quienes desde otros medios reproducen las mentiras encubridoras y los gobiernos de la Unión Europea.
 
Esta última acusación aparece precisamente cuando los grupos "rebeldes" - armados, entrenados y financiados desde hace años por Israel y el imperialismo euro-estadounidense - se estaban batiendo en retirada y cosechando una derrota tras otra por parte del ejército sirio y la Resistencia árabe hegemonizada por Hezbollah, con el apoyo de Rusia. Surge exactamente cuando se iba imponiendo la evidencia a nivel internacional de la legitimidad del gobierno sirio y del derecho inalienable de su pueblo a decidir su propio destino. El más elemental análisis fuerza a no conceder el menor crédito a la imputación al ejecutivo de Al Asad por ese ataque contra su propio pueblo, en el momento más inoportuno para sus intereses y del que a todas luces salen beneficiados los grupos terroristas sirios patrocinados por los paises aliados a Estados Unidos.
 
Igualmente hablamos de la operacion GLADIO. Quefue ideada después de la Segunda Guerra Mundial por la CIA y el MI6, y tenía como objetivo prepararse ante una eventual invasión soviética de la Europa occidental por medio de fuerzas armadas paramilitares secretas de élite dispuestas en diversos países capitalistas. Finalmente la situación degeneró en el empleo de varias estrategias de guerra sucia, tales como la infiltración, y las operaciones de bandera falsa (como en la estación de Bolonia, en Italia) para destrozar la imagen pública de partidos políticos (al señalarlos falsamente como los autores del ataque) no colaboradores con los EEUU (nacionalistas y comunistas), y así evitar su ascenso por las urnas. Todos los países capitalistas de dicho continente poseían contingentes secretos. Muchos nazis derrotados tras la II Guerra Mundial fueron miembros de Gladio, que aceptaba solamente a "gente segura", es decir, militantes nacional-socialistas alejados del conservadurismo moderado y de la izquierda; librándose también de esta manera de juicios de guerra y en muchos casos manteniendo un alto nivel de vida.
 
Hablamos de la decadencia de los EEUU. Las encuestas sugieren que cuando se les pregunta si su país está "en declive", entre el 60% y el 70% de los estadounidenses dice que sí.
En los últimos años, cientos de miles de libros han sido vendidos en Estados Unidos con un mensaje similar, lo que llevó a un crítico a comentar que "el declive tiene la misma fascinación para los historiadores que el amor para los poetas líricos".
 
De esto y otros temas de actualidad hablamos con Mark Burton.
 
Escuche toda la entrevista.!

 

Las víctimas de crímenes de Estado consideran un irrespeto la actitud del senador y expresidente

Alejandra Gaviria, vocera del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (Móvice), criticó la conducta de Álvaro Uribe Vélez en la sesión del Congreso del pasado 9 de abril con motivo del Día Nacional de las Víctimas.

Uribe pidió derecho de réplica, pero las directivas del Congreso desatendieron la solicitud y explicaron que el día era para las víctimas y la prioridad era que ellas hablaran, por lo que las intervenciones de los parlamentarios se harían al final.

Entonces el líder del Centro Democrático abandonó el recinto junto a su bancada y luego se dirigió a la Plaza de Bolívar para desde allí lanzar arengas en contra del gobierno y de la Ley de Víctimas.

“Uribe debió pedir su turno de palabra como todos nosotros. Él no es Dios, él puede esperar y tiene que respetar el turno, hoy es el Día de las Víctimas, nosotros somos también víctimas y tenemos derechos. El Centro Democrático tiene que aprender a respetar a todas las víctimas de este conflicto”, señaló Gaviria, hija de Francisco Gaviria, líder de la Unión Patriótica asesinado. 

Agregó que “se nota que no le importan las víctimas del país, pues hizo todo para desbaratar este evento. Él tenía que venir sólo a escuchar a las víctimas. Él no es la víctima más importante, somos ocho millones de víctimas”.

Además rechazó la conducta de los periodistas que pretenden catalogar a Uribe como una víctima de primera clase, que tiene el derecho de pasar por encima de otros: “yo les recomiendo a ustedes que busquen otras fuentes, que esperen a la gente de las regiones, que hablen con gente del Guainía, del Meta, del Atlántico y no sólo se quedan con las voces del poder”.

Gaviria expresó que nunca pensó que ese espacio abierto a las víctimas se convirtiera en un espacio para la revictimización con la actitud de algunos líderes políticos como Uribe y su copartidaria María Fernanda Cabal, quien lanzó insultos e improperios a víctimas y manifestantes que se encontraban en la Plaza de Bolívar.

Sin embargo, la vocera del Móvice asegura que “las víctimas de crímenes de Estado tenemos toda la confianza y todas las propuestas para ayudar a este país a transitar hacia una paz estable y duradera. Despedimos la jornada de hoy con ideas, propuestas, porque nosotros las víctimas sabemos cómo convertir el dolor en posibilidades”.

A la sesión especial del Congreso para conmemorar a las víctimas del conflicto armado sólo estuvieron presentes 11 senadores y 23 representantes a la Cámara, ausentismo que denota la poca importancia que se les da a las víctimas.

Oficina de Prensa Marcha Patriótica

Nelson Lombana Silva 

(Ibagué, abril 9 de 2017) El 9 de abril de 1948, la CIA con la complicidad de la oligarquía colombiana liberal – conservadora, asesinaba una esperanza más del pueblo colombiano en las calles céntricas de Bogotá. 

Varios disparos a quemarropa impactaban en la humanidad del jurista y conductor político de muchedumbres Jorge Eliécer Gaitán Ayala, colocando fin así a una esperanza, quizás como la que había suscitado el general, Rafael Uribe Uribe, asesinado en las escalinatas del Palacio presidencial a puro golpe de machete bien afilado. 

Gaitán al parecer fue víctima del plan Pantomima, pero el gobierno colombiano en cabeza de Mariano Ospina Pérez no tuvo empacho en responsabilizar el "comunismo internacional". "No se sabe con exactitud quien lo mató, la única certeza es que fue el comunismo internacional", habría dicho. Era un distractor seguramente a propósito no solo para desviar la investigación, sino para desprestigiar el comunismo. 

Gaitán denunciaba con vehemencia la violencia de Estado, de igual manera la manguala entre la dirigencia liberal – conservadora. "Gentes de todos los órdenes, liberales y conservadores: Os están engañando  las oligarquías colombianas". 

Propuso la restauración moral. Es decir, una ética fundamentada en los valores de las muchedumbres y no de la clase dominante. 

Gaitán, efectivamente fue un caudillo. Quizá su error histórico. Al parecer hizo muy poco por organizar las masas. Desde luego que habría que analizar en detalle las condiciones históricas del momento. 

Su verbo imanado arrastraba, convocaba en todo el país la utopía de la esperanza de justicia social para todos y todas, sin privilegios de ninguna naturaleza. 

Los acontecimientos históricos de Colombia se desarrollaban en medio del agudo terrorismo de Estado. Hoy la clase dirigente se empecina en decir que la violencia en este país comenzó con el surgimiento de las guerrillas. Teoría totalmente falsa, que hay que denunciar sin rodeos. Gaitán, precisamente, fue víctima de esa violencia de Estado, y no había ni Farc – Ep, ni ELN. 

Esta reflexión la hace el comandante de las Farc – Ep Wilson Saavedra, en los siguientes términos: "Creo que uno de los temas que vende el sistema como sofisma contra nosotros es que nosotros somos el peligro para la sociedad o que somos los culpables de todos los males". 

Agrega: "La guerrilla de las Farc nació el 27 de mayo de 1964. Si se hecha la mirada hacia atrás, a 1948, que comenzó el período aciago de la violencia hasta concluir el Frente Nacional, las Farc no existía y había miseria, pobreza absoluta, persecución política, asesinato selectivos y las Farc no existían". 

"Por eso, – agrega – la comisión histórica del conflicto, en su informe de 809 páginas, muestra inclusive los relatores propuestos por la delegación del gobierno, todos coinciden, creo que salvo tres, el resto coincide en que en Colombia sí hay culpabilidad del Estado en el conflicto interno, en el desate de la guerra, del empresariado, de los ganaderos, de la clase política, porque ha habido lo que usted dice: Corrupción".

Jorge Eliécer Gaitán Ayala, fue un hombre de paz. Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del Pueblo, (Farc – Ep), también ha sido históricamente un movimiento de paz. Tanto el caudillo liberal como el movimiento guerrillero han sido víctimas de la criminal oligarquía liberal conservadora con la injerencia permanente del imperialismo norteamericano. Es decir, por obra de la desinformación hoy en Colombia las víctimas son calificadas de victimarias y los victimarios de víctima. Esa mentira histórica hay destruirla para que fluya la verdad y nada más que la verdad histórica con el concurso de todos y todas. Bien dijo Gabriel García Márquez: "Nos han escrito y oficializado una versión complaciente de la historia, echa más para esconder que para clarificar". 

Hace 69 años era asesinado Gaitán, físicamente se fue de la entraña de un pueblo mancillado y explotado. Sin embargo, sus ideales siguen brillando en el firmamento con esperanza, esperanza que podría materializarse con el proceso de paz con los grupos insurgentes y con el concurso adecuado del pueblo movilizado. ¡Gaitán Vive!



 LOMBANA SILVA, Nelson. La otra versión acerca de las Farc – Ep Reportajes. 2017. Página consultada: 32.