psykisk hälsa utvärdering skalor http://sverigepiller.com/ plan b piller fakta

Colombia

Por: Pedro Nolasco Présiga

Después de más de 20 años en el exilio, regresó a Apartadó, Antonio López Bula, ex alcalde de la Unión Patriótica de este municipio antioqueño, de la caliente y tropical región de Urabá.

En la ciudad de Apartadó, el Auditorio del Colegio Cooperativo totalmente colmado de asistentes, rindió un merecido y emocionado homenaje a José Antonio López Bula. El evento que se convirtió en el inicio de un amplio movimiento de convergencia, amplitud y pluralismo, y que desde la convocaría al homenaje se dio en llamar; Ciudadanos Comprometidos con el desarrollo de Apartadó, aglutinó a numerosos asistentes provenientes de los Municipios de Chigorodó, Carepa, Corregimiento de San José de Apartadó y todas sus veredas, dirigentes, políticos, dirigentes cívicos, líderes sociales, deportistas, entre ellos En el evento intervinieron Hugo León Franco, dirigente liberal, quien renunció a una candidatura al concejo de Medellín para apoyar en Apartadó a José Antonio López Bula, Elvis Zuloaga por la Comunidad LGTBI, Libardo Niaza de la Comunidad Indigena Las Palmas, Miguel Osorio reinsertado del EPL, Mirta Hernández dirigente deportista, Mabel Martínez, empresaria, Guillermo Peña de Colombia Humana, y el doctor Jorge Cañedo, Ex concejal liberal de Apartadó.

 En su intervención de cierre del evento, José Antonio López Bula hizo un pormenorizado recuento cronológico de lo que fueron las dificultades políticas como Alcalde en una región como una de las que más sufrió las consecuencias de la violencia, enmarcada dentro del largo y sangriento conflicto político, social y armado que ha vivido el país. Pero igualmente Antonio López Bula destacó los esfuerzos hechos para darle participación a otros sectores políticos y sociales, así como a numerosos jóvenes profesionales que se vincularon a su administración y participaron en la gestión y desarrollo del Municipio, en la ejecución de importantes obras, en la que se destaca la construcción de la plaza de Mercado y la terminal de transportes.

 Igualmente Antonio López Bula, hizo un emocionado balance de la persecución y asedio que sufrió en la Región, la injusta condena y prisión que lo mantuvo por 5 años en la Cárcel, a raíz de la masacre en el Barrio la Chinita de Apartadó, acusación injusta de la cual fue sobreseído después por los órganos de justicia, para luego decir que regresaba sin resentimientos, ni odios o prevenciones, reiterando, además la necesidad de sacar los odios, las prevenciones, el sectarismo y la violencia del ejercicio de la política. Tal vez el momento más emocionante de su intervención se dio cuando se refirió al largo y difícil camino del exilio que con su esposa e hijos lo obligó a refugiarse en Suiza, en un país al que llegó a comenzar de cero, sin saber hablar su idioma, y todo lo que implica reinsertarse en un país con otra cultura, otras costumbres, y otra historia; lo que implica estar lejos y desarraigado de su tierra, que como el mismo lo dijo, es la tierra que siente, que ama, y que después de analizar los pros y los contras de su regreso, pesó más su arraigo y amor por ella, que los riesgos y dificultades que tendrá que afrontar.

 En las intervenciones y al finalizar el evento numerosas personas, movimientos, dirigentes políticos, cívicos y populares, le pidieron a José Antonio López Bula, que encabece un amplio movimiento plural y de convergencia en la Campaña por la Alcaldía de Apartadó.

Acuerdos incumplidos y políticas lesivas contra la paz y la vida digna de las comunidades y el pueblo colombiano, mantienen a los manifestantes en varios puntos de la vía Panamericana hasta que el Gobierno brinde soluciones a sus problemáticas.

Redacción REMAP

No cesa la represión contra la Minga Social por la defensa de la Vida, el Territorio, la Democracia, la Justicia y la Paz que se adelanta en el departamento del Cauca, al igual que crecen las amenazas contra sus integrantes.

El trato de guerra dado por el Gobierno colombiano a la protesta social de comunidades indígenas y campesinas, este fin de semana dejó heridos a periodistas, defensores de Derechos Humanos y manifestantes, producto de las acciones del Escuadrón Móvil Antidistrubios (ESMAD).

De igual modo la Fuerza Pública ha impedido la labor humanitaria obstaculizando el traslado de personas heridas, y hostigando a defensores de Derechos Humanos, tal como sucedió este domingo, 17 de marzo, en la vereda El Cairo del municipio de Cajibió, según denuncia de la Red de Derechos Humanos Francisco Isaías Cifuentes (REDDHFIC):

"Siendo las 7: 42 de la mañana, en el puente del Cairo, se encontraba la defensora de Derechos Humanos Lizeth Lorena Montero Piedrahita con una comisión de once personas y un enfermo que debía ser trasladado en ambulancia. Tan pronto Lizeth Lorena informo a agentes de la policía el motivo de su presencia, el grupo de agentes de forma intimidante les exigieron una requisa y en constantes ocasiones fueron hostigados. Por lo cual atemorizados siete integrantes de la comisión decidieron retirarse del lugar" (Ver denuncia).

A la gravedad de estos hechos se suma las amenazas recibidas por Jonathan Centeno Muñoz, integrante de la Coordinación Política de la Minga Social por la defensa de la Vida, el Territorio, la Democracia, la Justicia y la Paz, y beneficiario de Medidas Cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Relata la REDDHFIC que el pasado sábado, 16 de marzo, siendo las 11:36 de la mañana, Centeno recibió en su teléfono celular el siguiente mensaje de texto: "anda muy solita su novia en la calle, no vaya ser que por usted andar armando paro con los otros guerrilleros a ella le pase algo". El mensaje cierra recordándole que "Ya está advertido" (Ver denuncia).

A la fecha la Minga Indígena y campesina completa más de una semana de movilizaciones en el Cauca, acuerdos incumplidos y políticas lesivas contra la paz y la vida digna de las comunidades y el pueblo colombiano, mantienen a los manifestantes en varios puntos de la vía Panamericana hasta que el Gobierno brinde soluciones a sus problemáticas.

"Nosotros enviamos una carta (al Gobierno) el 28 de febrero; y desde el 28 de febrero hasta el 12 de marzo, que iniciaron nuestras movilizaciones, pasaron 14 días, y desde ese momento, hasta acá, el Presidente no ha dado respuesta a nuestras exigencias", explicó Jonathan Centeno.

Por: Hernan Durango.
 
 
En la ciudad de Villavicencio,capital del departamento del  Meta se instaló este viernes 15 de marzo la cuadragésima segunda  asamblea nacional de la Central Nacional Provivienda -Cenaprov - evento en el cual participan delegaciones de municipios de 27 departamentos colombianos en los que la organización adelanta programas por el derecho a la vivienda digna.
 
En el  acto inaugural y de instalación de la mesa directiva de la asamblea encabezada por el actual presidente de junta nacional, Federico A. Valero, celebrado en el auditorio Parque de la Vida,  se rindió un sentido homenaje a dos destacados luchadores por la vivienda fallecidos en el año 2018 :  Henry Scarpeta (Palmira, Valle del Cauca) y Alexis Mastrascusa (Cartagena, Bolívar).
 
De acuerdo a voceros de Cenaprov la asamblea será escenario para celebración de los 60 años de fundación de la principal organización de lucha popular  por el derecho a una vivienda digna, por la paz y la democracia auténtica. La concurrencia al máximo encuentro de los viviendistas escuchará el informe central con el  balance y proyecciones del ejecutivo nacional y el saludo de personalidades y dirigentes de organizaciones hermanas invitadas. Las delegaciones sesionarán en comisiones de trabajo y culminarán deliberaciones el domingo con aprobación de una declaración final.
 
Foto. Mesa central.

"William Becerra, en su testimonio a la Red de Derechos Humanos Francisco Isaías Cifuentes, cuenta que fue pateado mientras estaba en el suelo al negarse a entregar su teléfono celular, y golpeado en la cabeza de manera contundente con su propia cámara que también le fue arrebatada".

 

PRONUNCIAMIENTO

 

Desde la Coordinación de Medios Alternativos y Populares del Suroccidente Colombiano denunciamos y rechazamos las acciones ilegales por parte del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) contra William Becerra quien se encontraba ejerciendo su labor de periodismo independiente, cubriendo todo lo relacionado a la Minga Social por la defensa de la vida, el territorio, la democracia y la paz.

 

El día de 16 de marzo de 2019, mientras el ESMAD arremete de manera violenta contra los espacios donde se encontraban asentadas las comunidades campesinas de la Coordinación PUPSOC y Marcha Patriótica en la vereda El Cairo del mucnicipio de Cajibío (Cauca), movilizadas en la Minga Social por la defensa de la vida, el territorio, la democracia y la paz, hiriendo a varias personas, entre las que se encuentra la señora Nora Hurtado, quien ya fue trasladada a centro médico; quemando y destruyendo las instalaciones, alimentos y pertenencia de quienes hacen parte de la movilización pacífica. 

En la arremetida, el periodista William Becerra, integrante de la Coordinación de medios alternativos y populares de comunicación del Suroccidente Colombiano, responsable departamental de la oficina de comunicaciones y prensa del movimiento político Marcha Patriótica e integrante de la Asociación de trabajadores y campesinos del municipio de Cajibío (ATCC), también fue víctima siendo despojado de sus herramientas de cubrimiento y producción periodística, además de ser agredido físicamente por parte de unidades del ESMAD, sin tener en cuenta que tenía prendas que lo identificaban plenamente como periodista.

 

William Becerra, en su testimonio a la Red de Derechos Humanos Francisco Isaías Cifuentes, cuenta que fue pateado mientras estaba en el suelo al negarse a entregar su teléfono celular, y golpeado en la cabeza de manera contundente con su propia cámara que también le fue arrebatada. 

Creemos que parte del material audiovisual que había recolectado Becerra se encuentra en estos momentos en manos de la policía nacional. Lo que ocurra con este registro fotográfico y audiovisual es responsabilidad de quienes lo tienen ahora en su poder. Ante cualquier uso que se haga sin autorización del autor se actuará con las acciones legales pertinentes, ante las instancias y contra quien deba ser. De estos hechos hay pruebas que demuestran el mal proceder de la Fuerza Pública.

 

Resaltamos que el periodista era el único que estaba en la zona al momento de la arremetida violenta del ESMAD, y es quien hubiese podido probar que en este lugar no habían artefactos explosivos ni elementos contundentes que pudieran usarse contra las unidades móviles, como se quiere hacer creer; su detención violenta e ilegal evidencia el intento de sabotaje y de construcción de un falso positivo que legitime este tipo de acciones en contra de la Minga Social por la defensa de la vida, el territorio, la democracia y la paz.

 

Estas acciones representan un grave atentado contra la libertad de prensa, y una fuerte violación a los derechos humanos, además demuestran un esfuerzo sistemático por parte de entidades estatales para estigmatizar y censurar al movimiento social.

 

Hacemos responsable al Estado colombiano por darle un trato militarista a la protesta pacífica que se está adelantando en los diferentes puntos de movilización y de concentración de la Minga Social.

 

Hacemos un llamado a las diferentes organizaciones de DDHH, a la comunidad en general para solidarizarse con todos los pueblos movilizados hoy en pro de un mejor futuro para el país desde el campo y para el campo.

Por: Miguel Suarez (2019-03-15). Iván Duque, obedeciendo los distados del capo de la banda de los Uribeños, Álvaro Uribe Vélez, objetó artículos nodales de la Ley estatutaria de la Justicia para la Paz (JEP), hecho que se esperaba en medio de los delirantes ataques de esa banda a los acuerdos con las Farc-EP, dirigidos especialmente a impedir que se conozca la verdad sobre miles de crímenes de lesa humanidad cometidos en el marco de la violencia ejercida por la oligarquía contra el pueblo colombiano.

Con el hecho, violentando abiertamente el por ellos llamado estado de derecho, la mafia que controla a Colombia pasa por encima de la Corte Constitucional que había declarado exequible la ley estatutaria de la JEP.

Las objeciones buscan proteger a quienes, ocultos tras membretes de “Honorables” empresarios como los Sarmientos, Gilinski, Ardila Lulle, Santodomingos, Uribes, etc., que utilizando la guerra han acumulado ingentes fortunas robando al pueblo colombiano.

Aquí la discusión central es que pretenden abrir la puerta para esconder verdades, como, quien estuvo y está detrás del paramilitarismo y sus múltiples crímenes de lesa humanidad, pretenden proteger a los responsables de los millones de desplazados, desaparecidos, exiliados políticos, de pobres, de tierras robadas, de contratos con el estado, del robo de la salud, etc., etc.

Dicen las cifras de entes que no son revolucionarios y ni siquiera de izquierda, financiadas por los Estados Unidos para mentir y encubrir terroristas de estado como Human Right Watch, Amnistía Internacional y hasta la Cruz Roja, que por lo menos, un 85% de los crímenes cometidos en Colombia son responsabilidad de paramilitares, militares y otros entes estatales, que como todos ellos son parte del estado se simplifica diciendo que el 85% de los crímenes son responsabilidad del estado, a cuyos determinadores pretenden sacar de la jurisdicción del JEP como ya lo han hecho, y dejarlos bajo su “Justicia”, que no los investiga.

Álvaro Uribe Vélez, por ejemplo, tiene unas 300 denuncias en la comisión de absoluciones de la cámara, denuncias que llevan años sin ser tocadas por los supuestos “jueces naturales”, y a este bandido fue al primero que sacaron del alcance de la JEP.

También hay que decir que unas 20 denuncias contra este mismo delincuente duermen o están escondidas en la Corte Suprema de Justicia, sin que sean definidas por sus “Jueces naturales”.

Después de Uribe sacaron a los terceros, y aquí no estamos hablando del hijo del zapatero que fue reclutado por el ejército y convertido en paramilitar, aquí estamos hablando de quienes los financian como Lafoury y su Fedegan, de los Sarmientos y sus millones de hectáreas de tierras robadas a los campesinos hoy sembradas de palma africana, los mismos que los otros ladrones que se hacen llamar “empresarios”, hoy llenos de millones producto de los crímenes, masacres y desplazamientos del pueblo colombiano.

A estos bandidos es que les quieren garantizar impunidad acabando con la JEP, ente de justicia que así hayan tratado de maniatarlo en cualquier momento se les puede meter a sus guaridas.

Ahora están intentado sacar a los militares de la competencia de JEP, militares regularmente de alto rango, que se han acogido a la JEP y que puede contar verdades que los involucrara con los crímenes atroces cometidos por órdenes directas de ellos.

Por ejemplo, la JEP está investigando el genocidio contra la Unión Patriótica, genocidio donde fueron asesinados por el estado, por lo menos unos 5 mil militantes de esta organización, desaparecido a miles, más otros miles exiliados.

Para muestra un botón, el líder popular César Jerez, re-twitteo en su cuenta de Twitter una anécdota publicada de Carlos Ossa, quien siendo Alto Consejero de Paz comentó que,   se encontró con Rafael Samudio, entonces MinDefensa, y le comunicó su preocupación por que cada día estaban asesinando 3 líderes de la UP, a lo cual el General Samudio le responde "a ese paso no los vamos a poder acabar".

Ese criminal sabe quién dio la orden, entre otras, de quemar vivos a los magistrados de la Corte en el caso del palacio de Justicia y del genocidio contra la UP, y si él se acoge a la JEP, debería contar la verdad que los involucraría a ellos, especialmente a Andrés Pastrana y a Álvaro Uribe.

Otro ejemplo se vio el pasado 7 de marzo cuando Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) solicitó al Gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez y a las Empresas Públicas de Medellín, información sobre la búsqueda de personas desaparecidas en poblaciones cercanas y aledañas al proyecto Hidroituango en Antioquia, dándoles un plazo de 10 días para ello.

Aquí debemos recordar que Hidroituango en un proyecto donde está involucrado, el por los Estados Unidos denominado como “narcotraficante número 82”, Álvaro Uribe Vélez, donde hay muchísimos crímenes escondidos.

¿Alguno de ustedes ha visto que la justicia que ellos tanto defienden, y que solo acosa a los pobres les haya pedido explicación por alguna masacre o robo?.

Algunos analistas están tratando de bajar nivel a la discusión diciendo que la JEP no se acaba, que seguirá funcionado como hasta ahora, etc., etc., pero con esa decisión abren la puerta para lo que ellos buscan, dejar en la JEP solo a exguerrilleros, para así acabar con la verdad que el acuerdo con las Farc puede generar y que toca a quienes se han lucrado de la guerra y se quieren seguir lucrando con ella.

Buscan esconder la verdad sobre crímenes tan horrorosos como el contado por El diario el Tiempo, el 24 de abril (2007) titulado “Colombia busca a 10.000 muertos”, donde, uno de los supuestos paramilitares contaba que sus jefes, entre los que hay que incluir por lo menos al hermano de Álvaro Uribe Vélez, Santiago, organizaban cursos de entrenamientos donde utilizaban personas vivas que eran llevadas hasta sus campos de entrenamiento para degollarlos vivos.

El paramilitar reveló que en esos cursos eran llevadas "personas de edad que llevaban en camiones, vivas, amarradas (...) Se repartían entre grupos de a cinco (...) las instrucciones eran quitarles el brazo, la cabeza... descuartizarlas vivas".

Luego de esas “escuelas del terror”, estos hombres a nombre de esa oligarquía salían a aplicar lo aprendido contra colombianos inermes buscando con ellos acallar la protesta social y para desvertebrar organizaciones como la Unión Patriótica.

Buscan ocultar los responsables de masacres como la del Municipio de Trujillo, Departamento del Valle del Cauca, en 1990, donde 52 personas fueron víctimas de una cadena de acciones criminales en la que participaron, miembros del ejército y otros aparatos de represión de esa oligarquía con sus grupos paramilitares.

Una de esas 52 personas, fue el sacerdote Tiberio de Jesús Fernández Mafla. Su cadáver fue encontrado el 23 de abril por un poblador en el Río Cauca, sin cabeza, abiertos el tórax y el abdomen con una motosierra, mutilado y castrado con los más aterradores signos de crueldad.

El 27 de febrero de 1997, siendo ministro de guerra Guillermo González Mosquera, cercano al clan de Paloma Valencia, los pobladores de Bijao del Cacarica, fueron obligados a presenciar un macabro partido de fútbol entre los soldados del ejército de ocupación de la oligarquía colombiana y sus grupos paramilitares.

El periodista Fernando Garavito contaba: “Una vez reunidos los dos “equipos”, el árbitro hizo sonar su silbato. Cada uno de los equipos ocupó su puesto estratégico en el terreno de juego. Entonces, un ayudante trajo hasta el centro de la cancha una bolsa de fique, y vació su contenido en un punto equidistante entre los encargados de hacer el primer disparo. Los asistentes dejaron escapar un grito de horror. El balón con el que jugarían los contendientes era la cabeza de Marino López, uno de sus amigos”.

Hay miles de historias contadas y no, de los crímenes atroces cometidos por orden de la mafia que detenta el poder en Colombia y que gracias a la JEP y a la Comisión de la Verdad pueden salir a flote y que quieren ocultar.

Otra atrocidad cometida por estos delincuentes, “Héroes”, bajo órdenes de criminales que los Uribistas, quieren cubrir de impunidad, que recuerdo y que nunca se me va a olvidar, fue la ocurrida en el departamento del Meta, a 150 Km, al sur de Bogotá, donde el ejército oficial y sus paramilitares llegaron buscando a Carlos Julián Vélez, dirigente de la Unión Patriótica (UP), para asesinarlo, al no encontrarlo toda su familia fue masacrada incluido su hijo de ocho añitos a quien de un machetazo le cortaron el pene y lo dejaron morir desangrado.

Cuando vi la foto del niño de solamente 8 años quise llorar. El niño, con la camisa celeste rota y sus calzoncillos en el nivel de las rodillas que se habían manchado de color rojo de la sangre.

El niño quedó con miraba, con sus ojos inocentes hacía el cielo como preguntándose ¿por qué?

A los criminales que propiciaron estos crímenes y que los siguen propiciando, que hoy están en la más absoluta impunidad, más cientos de miles crímenes más, es a los que Duque y los delincuentes de la banda del Centro Democrático buscan proteger acabando la JEP.

 

 

17 de marzo de 2019.- Militares venezolanos que desertaron a Colombia durante el intento del ingreso de la supuesta "ayuda humanitaria" a Venezuela, el pasado 23 de febrero, denunciaron el desalojo y abandono del que son víctimas por parte de la Agencia de la Organización de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

La información la dio a conocer la presidenta de Telesur, Patricia Villegas, quien a través de su cuenta en Twitter citó la declaración de uno de los militares desertores al medio de comunicación W Radio Colombia durante la denuncia realizada este sábado.

"Deben irse. Salgan en 3 días. Hay 350 mil pesos y una colchoneta para cada uno", fueron las indicaciones que le dieron los representantes de Acnur a los desertores alojados en el hotel Villa Antigua de la ciudad de Cúcuta, en Colombia.

Asimismo, los militares desertores hicieron un llamado al diputado de la Asamblea Nacional en desacato y nulidad jurídica, Juan Guaidó, para que los ayude, a pesar de que no mantienen comunicaciones con este diputado desde el suceso ocurrido en el puente internacional Simón Bolívar en la frontera con Colombia.

Estas denuncias llegan luego que el pasado 23 de febrero, algunos efectivos castrenses venezolanos desertaran a Colombia durante los hechos de violencia propiciados por la oposición venezolana, donde intentaron llevar a cabo un falso positivo sobre la realidad de los sucesos de aquel día, donde Venezuela preservó la paz ante la injerencia propiciada por Estados Unidos y Colombia.

Los Valencia, como muchas rancias familias caucanas siempre han sacado sus abolengos históricos para legitimar el orden establecido. Nosotros, dicen, hemos hecho este país, un país de gente decente, de gente de bien.

Su pasado colonial se remonta al siglo XVIII, venidos de España.  Al llegar a la aristocrática sociedad payanesa hacen de la dominación sobre el trabajo esclavo en las minas del Chocó su principal recurso para acaparar tierras en el Cauca.  De hecho el poeta Guillermo Valencia, se quejaba de que en el siglo XIX la liberación de los esclavos había sido perjudicial para su familia, por eso justificaba su adhesión visceral al conservatismo y a las sanas costumbres.  Eso lleva a esta familia a buscar otros negocios y fortunas, al comenzar el siglo XX, se da a la tarea de apropiarse violentamente, pero al amparo de la Ley, de los territorios indígenas.  En respuesta los indios se rebelan y emerge el caudillo Manuel Quintín Lame, quien se convirtió en el blanco del odio valenciano, ¿por qué un indio patirrajado se atrevía a impedir que ellos, los Valencia, tomaran la tierra sobre la que se podían escribir malos versos bucólicos?

 

El Clan Valencia

Este poeta y político, Guillermo Valencia, fue el más entusiasta en la captura y tortura de Quintín Lame en 1915, se dice que cuando conducían al rebelde por el Puente del Humilladero en Popayán, de la boca del poeta salió un escupitajo hacia el rostro de Quintín, otros dicen que entró a la carcel con sus rufianes y lo molió a patadas.  Además de la cárcel, por orden de los Valencia, Quintín fue desterrado del Cauca y se radicó y siguió luchando en el Tolima.

 

La goda familia siguió acaparando tierras y humillando indígenas, hasta llegar a ser una de las familias terratenientes más grandes de Colombia, aliándose con otros clanes latifundistas y burgueses como los Iragorri y los Laserna y detestando a los indios, lo que no podía faltar de su habitus labrado pacientemente, cuando el CRIC lanzó la campaña por la recuperación de desde la década de 1970, los Valencia fueron los primeros en llamar a la paz, el orden y el respeto de la propiedad privada.  Los Valencia han hecho valer sus abolengos, son dueños además de empresas públicas, de negocios de agrocombustibles, cañaduzales, de todo esto han pelechado fortunas, son defensores del proyecto hidroeléctrico de la Salvajina y hoy orgullosamente militan unos con el gobierno de Santos (Aurelio Iragorri Valencia actual MINAGRICULTURA) y otros, como Paloma Valencia con el uribismo.  Los Valencia saben moverse en esta tierra.

El departamento del Cauca es uno de los pocos departamentos con mayor ruralidad, el 62% vive en las zonas rurales, de ahí que el acceso a la tierra sea fundamental.  Las comunidades indígenas, campesinas y negras viven en las tierras menos aptas para la agricultura: Bota Caucana, Macizo y zona del Pacífico, mientras que las mejores tierras para la agricultura, las de la parte central del departamento están destinadas principalmente a la ganadería latifundista, entre otras de la blasonada familia Valencia.

 

PalomaTuit

 

Así que el tuit de Paloma Valencia Laserna solo quiere que las cosas se queden como están, los pobres en las tierras pobres, a las que históricamente fueron expulsados y los ricos en las tierras que tanto “esfuerzo” les ha costado conquistar, son la gente de bien.

FRANK MOLANO,

Vocero Nacional del MODEP

Los acuerdos de paz firmados entre el Estado Colombiano y la insurgencia de las FARC-EP, han sido uno de los mayores logros de la sociedad colombiana en los últimos 50 años. La lucha por el reconocimiento del derecho a la verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición de las víctimas, es parte fundamental de la lucha por la paz.

El Partido Comunista Colombiano y la Juventud Comunista Colombiana, frente al anuncio presidencial de objetar parcialmente la ley estatutaria, en 6 artículos de los 159 que contiene esta norma, señalan que esta decisión profundiza los reiterados incumplimientos del gobierno nacional en la implementación de los acuerdos.

Está en desarrollo una ofensiva que tiene como objetivo fracturar de forma irreversible el

acuerdo para la culminación del conflicto armado logrado entre el Estado Colombiano y las FARC – EP. La objeción genera efectos y consecuencias de inseguridad jurídica para los excombatientes, para las víctimas y para la comunidad internacional que ha apoyado el proceso de paz y la implementación de los acuerdos. La objeción del presidente Duque y el Uribismo confronta lo constitucional y jurídico, que había sido ya resuelto por el texto mismo de los Acuerdos, el Congreso y la Corte Constitucional. La ley estatutaria tuvo su control de constitucionalidad a través de la sentencia C-080 de 2018. Esta decisión es un ataque al derecho a la paz, al principio de legalidad y de constitucionalidad. Con estas posturas el gobierno desconoce la buena fe de lo pactado entre el Gobierno y las FARC-EP, las recomendaciones de la Misión de Seguimiento de la ONU y del Consejo de Seguridad, así como los buenos oficios de los países amigos.

El gobierno de Duque reiteradamente elude el cumplimiento de los compromisos del Estado

con el Acuerdo de Paz. Designó a Rubén Darío Acevedo Carmona, que tiene como postura teórica el “negacionismo” del conflicto armado interno como director del Centro Nacional deMemoriaHistóricaCNMH.Busca imponeruna“historiaoficial”queniegaelderechode

las víctimas a la justicia, la verdad, la reparación y a las garantías de no repetición.

El uribismo, Duque y el Fiscal General de la Nación actúan de consuno para torpedear el Acuerdo final. Este último, desde agosto de 2016 cuando se posesionó, abogó por reanudar las fumigaciones aéreas de glifosato, declarando que la erradicación manual de los denominados cultivos ilícitos era un fracaso y más recientemente ordenó la inspección judicial al caso 01 -sobre secuestro- que adelanta la JEP, lo que fue una “intromisión indebida”, violatoria de la reserva judicial e intimidatoria con la independencia judicial, por parte del ente acusador. En el 2018 ordenó la captura de Jesús Santrich, con fines de extradición con el apoyo de la DEA, afectando la seguridad jurídica del acuerdo para judicializar sin el debido proceso a excombatientes de las FARC. Con shows mediáticos le sigue apostando a destruir la Jurisdicción Especial Para la Paz, en el marco de la discusión falsa entre la jurisdicción ordinaria y jurisdicción especial con todas estas tretas tiende una cortina de humo el Fiscal inmoral, para ocultar sus comprobados nexos con la red de corrupción y criminalidad en Odebrecht.

El Acuerdo de Paz, propuso la creación de una Unidad Especial de Investigación para el desmantelamiento de las organizaciones criminales “sucesoras del paramilitarismo y sus redes de apoyo” Desde la firma de los acuerdos a la fecha han persistido de manera sistemática estas conductas de criminalidad, sin que la fiscalía haya dado resultados eficaces. Esta inoperancia afecta negativamente las garantías de no repetición y vulnera la seguridad de los territorios y sus líderes.

Los enemigos de la paz intentan incrementar la guerra interior al renunciar a la solución política con el ELN. Apuestan a la desestabilización política, el golpe de Estado y la intervención militar contra la república bolivariana de Venezuela. Criminalizan al campesinado cocalero con la erradicación forzada y el retorno a las fumigaciones con sustancias tóxicas, lo cual es una imposición de Estados Unidos. Además insisten en la no implementación de los acuerdos, por tanto lesionan la paz estable y duradera. Por otra parte, propician la impunidad de crímenes perpetrados contra la población colombiana. Está cuestionada la legitimidad del poder gobernante, que desconoce los compromisos contraídos bajo su propia legalidad institucional tanto como el orden jurídico transicional de paz que es garantía de la verdad, la justicia, la reparación y la no repetición. El pueblo colombiano tiene toda la legitimidad para reclamar en las calles, las carreteras y las plazas, la libertad, la justicia social y el derecho a la paz, mediante movilizaciones cívicas unitarias.

Por todo ello, exigimos que se respete el principio de la buena fe de lo pactado, dentro de los estándares internacionales para asegurar la integridad del Acuerdo Final de paz. Al mismo tiempo, convocamos a las iniciativas y movilizaciones en el territorio nacional e instamos, como Partido Comunista y Juventud Comunista a los diferentes partidos políticos, organizaciones, procesos y personalidades democráticas, a apoyar la convocatoria del II Congreso Nacional de Paz, que tiene como objetivo sumar esfuerzos para frenar la escalada guerrerista y avanzar de manera certera en la edificación de una paz estable y duradera.

COMITÉ EJECUTIVO PARTIDO COMUNISTA COLOMBIANO

Bogotá, 13 de marzo de 2019

El paro agrario se inició hace dos semanas debido al incumplimiento del gobierno nacional de acuerdos suscritos hace un año, en el marco del programa de Sustitución Voluntaria de Cultivos ilícitos.

Después de haber erradicado 993 hectáreas de coca y de haber transcurrido más de un año, la asistencia alimentaria se acabó, y ni un solo peso fue desembolsado por el gobierno para los proyectos productivos, afectando la a 5.000 familias campesinas.

En desarrollo de su justa lucha, el 4 de marzo más de 1.000 campesinos marcharon en forma pacífica por la troncal de occidente, a la altura de La Apartada (Córdoba).

Para lograr ser escuchados, se vieron obligados a tomar en varias ocasiones la carretera que conduce de Tierralta a Montería, ante lo cual recibieron la brutal agresión del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD), que dejó a varios campesinos heridos.

Exigiendo el cumplimiento del punto 4° del Acuerdo de Paz, relacionado con la sustitución concertada y la voluntaria de cultivos ilícitos, realizaron una multitudinaria marcha por las calles de Tierralta (Alto Sinú). 

Y por fin, el 10 de marzo, se logró un acuerdo en la mesa de negociación luego de seis horas de trabajo.

Han pedido que se vincule a las familias que no lograron inscribirse en el Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos Ilícitos, y la administración departamental deberá brindar apoyo a las familias desplazadas para que regresen a sus sitios de origen, ubicados en los municipios Puerto Libertador, San José de Uré, Montelíbano y Tierralta.

La movilización fue organizada por la Asociación Campesina del Alto Sinú (ASODECAS), y contó con el respaldo de la Asociación de Cultivadores de plantas de coca y amapola (COCCAM), sumándose organismos defensores de Derechos Humanos, Juntas comunales e indígenas de varios municipios del sur de Córdoba.

Aplaudimos esta importante victoria fruto de la movilización Unitaria y estaremos atentos a que el gobierno no traicione, (como acostumbra hacerlo), este nuevo Acuerdo.

Gráfica.- Tras lograr acuerdos con el Ejecutivo campesinos del sur de Córdoba levantan paro. Foto La Piragua

Videos:
Campesinos del sur de Córdoba mantienen protestas por incumplimiento del Gobierno
https://www.youtube.com/watch?v=TBLJhbwjgkg
Cocaleros del sur de Córdoba siguen protestando
https://www.youtube.com/watch?v=5m3X8-L9XwM

Fuentes:
https://www.eluniversal.com.co/regional/persiste-paro-cocalero-en-el-sur-de-cordoba-GH845109
https://larazon.co/temas-del-dia/gobierno-de-cordoba-pide-a-campesinos-cocaleros-levantar-bloqueos/
http://www.lapiragua.co/cordoba/tras-lograr-acuerdos-con-el-ejecutivo-campesinos-del-sur-de-cordoba-levantan-paro/
http://www.panoramadelsanjorge.com.co/2019/03/01/campesinos-cocaleros-del-sur-cordoba-se-declararon-paro-indefinido/
https://larazon.co/temas-del-dia/se-levanta-paro-de-campesinos-cocaleros-en-cordoba-tras-acuerdos/
http://pacocol.org/index.php/comites-regionales/cordoba/7522-protestan-campesinos-del-alto-sinu-cordoba-por-incumplimientos-del-gobierno-nacional

Guillermo del Toro, afamado director y guionista e hijo prodigo tapatío, se hizo presente en la cita anual del Festival Internacional de Cine de Guadalajara para dictar una conferencia junto a Melissa Cobb, vicepresidenta de Netflix, (especialista en el área familiar y de niños) Ante una sala repleta de incondicionales las dos superestrellas disertaron acerca de  "Programar para una audiencia global Kid&Families". Netflix la exitosa empresa de entretenimiento multimedia norteamericana viene pisando fuerte y planea abrir delegaciones en México. Su magno proyecto globalizador no tiene límites y  se le augura un crecimiento espectacular en los próximos años en Latinoamérica.

La misión de esta plataforma de streaming es la de lanzar "productos audiovisuales" exitosos con el fin de entretener o distraer a una humanidad cada vez más aburrida, a unos individuos aburridos y a unos niños o adolescentes especialmente aburridos y caprichosos.  La era cibernética y digitalizada ha engendrado unos individuos vacíos que no soportan el silencio o la soledad.  ¿Quién va a llenar este vacío? Por eso es imprescindible explotar el ocio y tiempo libre con una variada oferta de películas y series que satisfagan los "instintos básicos" de la masa de esclavos audiovisuales. Millones de clientes están ávidos por consumir un infinito menú de series de ficción, acción o aventuras que nos transporten a otras dimensiones. Mediante un eficaz bombardeo propagandístico Netflix ha logrado consumar todos sus objetivos al multiplicar al 100% por 100% sus inversiones.

Aunque este festival de cine se desarrolle en Guadalajara (México) la lengua oficial es el inglés. De este modo se demuestra la tremenda dependencia de  la industria cinematográfica made in USA. Mejor dicho, nuestro cerebro ha sido colonizado por unas estructuras mentales hollywoodianas, estereotipos y arquetipos que han moldeado desde hace décadas nuestro inconsciente colectivo. Gracias a su generosidad tenemos asegurado un puesto en el paraíso extrasensorial.  

Como es habitual en estos certámenes cinematográficos estamos condenados a sentarnos en una butaca y devorar películas o documentales a diestro y siniestra.  Las películas de más de 24 países participantes compiten por obtener los premios FCIG a la mejor película mexicana, el premio del público, el latinoamericano de ficción, el largometraje latinoamericano documental, premio Maguey o el Rigo Mora de animación. Este este tipo de certámenes las clases populares siempre tan excluidas y olvidadas brillan por su ausencias.

La estrella del  festival de cine de Guadalajara indudablemente es  Guillermo del Toro, ganador del Óscar a la mejor película 2017 con "la Forma del Agua". Del Toro, que ha logrado consagrarse en el olimpo cinematográfico norteamericano y europeo, ahora pretende crear aquí en Guadalajara la CIA (Centro Internacional de Animación) con el propósito de producir series de dibujos animados o animaciones dirigidas no solo al público infantil sino también a los mayores. Según sus palabras –"esta es la mejor manera de fomentar el desarrollo cultural, social y económico del país". ¿Tal vez con más monstruos, morbo y escenas diabólicas?  Los especialistas y diseñadores aplicarán avanzadas técnicas de ingeniería digital para obtener efectos especiales, fuegos de artificio u opiáceas alucinaciones. Montajes espectaculares de una realidad virtual que nos convierte en maripositas que aletean alrededor de una bombilla o mosquitas que se ahogan en el almíbar y la mermelada.

En todo caso los grandes innovadores repiten la misma fórmula Disney que nos es más que aplicar esas técnicas psicológicas manipuladoras de nuestros sentimientos con la clásica dicotomía: el bien y el mal, el hada malvada y la princesa buena. 

Los psicólogos han demostrado que las películas de cine, series de televisión, o emitidas por las plataformas digitales son los principales inductores de la violencia –especialmente en América Latina-. Se enaltece  y se sublima  a los asesinos y delincuentes, narcos, hampones o prostitutas. ¿Acaso son ejemplos a imitar en México que es uno de los países más violentos del mundo?  Cuando se confunde la realidad con la fantasía surgen esos monstruos que tan bien describe  Guillermo del Toro en sus películas y nos cortan de un tajo la cabeza. Se ha llegado a tal  extremo que el morbo y la pornografía son catalogados como obras maestras.    

Para Netflix es indispensable entrar a competir en  animación para niños  y familias con el emporio Disney Pixar. La plataforma busca creadores talentosos,  artistas inteligentes que sepan desarrollar un modelo propio ajeno al que se produce en EE.UU. Eso significa seguir encadenados a los mismos tópicos de siempre: el día de muertos, la fiesta de los muertos o  la danza de las catrinas.

Lo increíble del caso es que todo es un remake, una repetición o copia de las series y programas  americanos. Pero Melissa y del Toro efusivamente declaran que "Vamos a romper el modelo de hacer animación"  Lo más práctico es domar a los niños para que sean más mansos y sumisos y no molesten a sus padres. El secreto está en lanzar al mercado unos productos que creen adicción.

Guillermo del Toro se ha decantado por el darwinismo cinematográfico donde ha llegado a afirmar desde el púlpito: "solo triunfan los  creadores más inteligentes y talentosos.  Tontos abstenerse"

Al final quise hacerles una pregunta en español a la pareja estelar pero fue inútil. Ni me entendieron.  Claro, me falta expresarme con el acento californiano mascando chicle y bebiendo vasos gigantes de Coca Cola.

Netflix solo recluta los mejores artistas, directores, productores, diseñadores o editores.  Estamos en una vertiginosa carrera donde prima la competitividad y por eso las nuevas generaciones deben prepararse en las escuelas y universidades de prestigio.  Lo que significa una educación elitista a la que solo pueden acceder aquellos que detenten un alto  poder adquisitivo. Y es que la matricula en alguna de estas academias privadas de cinematografía puede llegar a alcanzar los 6.000 dólares. Por lo tanto solo un pequeño grupo de elegidos puede tocar el cielo con sus manos.

Por este motivo se ha creado la beca Jenkins-del Toro de "ayuda humanitaria" para premiar a los jóvenes cineastas mexicanos o Latinoamericanos que se hayan distinguido por sus calificaciones  y un alto rendimiento académico. El dominio del inglés es un requisito indispensable para ser admitidos en este club de privilegiados. Nuestro complejo de inferioridad con respecto a los anglosajones es más que evidente.

Pero a mi lo que me atrae es la gloriosa época del cine mexicano de los años treinta del siglo pasado. Ese cine arcaico en blanco y negro es el consuelo de los románticos que se resisten a integrarse en la postmodernidad.

Somos los súbditos o lacayos de su majestad Guillermo del Toro, el director del Laberinto del Diablo y el Espinazo del Diablo ¡alabado sea! A su paso todo el mundo hace genuflexiones y le rinde pleitesía. El creador de los monstruos más surrealistas, aquel que nos inocula las más espantosas pesadillas con vampiros chupasangre y demonios nazis incluidos.  Mente tan preclara ha sido ampliamente reconocida por la crítica mundial. Los estudiantes en artes cinematográficas, o sea, los futuros directores o productores quieren ser algún día como Guillermo del Toro e igualmente ser coronados por la Academia con los más preciados galardones.

No sabemos muy bien si es una virtud el haber nacido en un país tan violento y paranoico como es México. Sin lugar a dudas una fuente de inspiración inagotable para los amantes de la necrofilia. Hace apenas dos semanas en la ciudad de Guadalajara se rompió un record de muertos al producirse 8 asesinatos en tan solo ¡3 horas! Guillermo del Toro posee una colección de más de 600 monstruos de su propia autoría y que próximamente se estarán exhibiendo en una importante sala de exposiciones de dicha ciudad. Pero resulta paradójico que en el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses haya unos 400 cadáveres no identificados que también podrían hacer parte de su elenco.

Guillermo del Toro confiesa que ha llegado a un buen entendimiento con Netflix para hacer una versión de Pinocho o Pinocchio, después de haber sido rechazada su propuesta por Hollywood.  Netflix ya había aprobado sin ningún contratiempo su Dreamworks-Relatos de Arcadia Trollhunters.

Sus  películas de terror ya forman parte del imaginario colectivo de la sociedad mexicana (moderna) Échale más carnaza, por favor, que estamos ávidos de sangre, torturas,  decapitaciones, descuartizamientos ¿dónde está la línea entre la realidad y la fantasía?  Pero los monstruos de del Toro son espirituales y pertenecen a una cosmogonía propia que nos subyuga.

¿Nos inspiramos en sus películas para ser más pacíficos y armoniosos? Me temo que no pues la sangre fluye y fluye a borbotones dando pie  cuentos de fantasmas al estilo de la bella y la bestia, o a la aparición de escalofriantes fantasmas, monstruos tremebundos,  y hasta plagas de cucarachas que invade nuestro cerebro, más cicuta, más miedo y terror, por favor.

Carlos de Urabá 2019