psykisk hälsa utvärdering skalor http://sverigepiller.com/ plan b piller fakta

Colombia

Por Nelson Lombana Silva  

(Ibagué, enero 8 de 2018) No se puede mirar como un simple suceso el encuentro de Cartagena de Indias, con la presencia de las Farc, los ex presidentes Mujica y Felipe Pérez y el presidente saliente Juan Manuel Santos Calderón. 

En primer lugar, por el objeto del encuentro y, en segundo lugar, por la forma tan clara, directa y contundente como el Partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (Farc), planteó sus inquietudes. 

Este documento es de obligatorio estudio y análisis en la actual coyuntura histórica que vive el país, por cuanto hace énfasis en el ideario de paz que hace más de 60 años el estado ha abortado con su intransigencia, su sectarismo y su personalismo avasallante. 

Estamos acostumbrados a la diplomacia y esta no es más que hipocresía. Por lo tanto, hay que destacar la postura de las Farc al plantear la realidad tal como viene sucediendo sin rodeos y sin hipocresía. Al grano, como se suele decir coloquialmente en Colombia. 

En el primer párrafo está la almendra de la preocupación que genera la forma ambigua como el estado viene asumiendo lo pactado en la Habana (Cuba), las artimañas con el único propósito de incumplir lo pactado para que todo siga igual y la paz sea entendida simplemente como el silenciamiento de los fusiles por parte del movimiento insurgente, no haya cambios sustanciales y el rico siga teniendo todo el espacio para hacerse más millonario y el pobre tenga que resignarse a vivir dramáticamente en la sobrevivencia y el rebusque. 

La Jurisdicción Especial de Paz (JEP), fue totalmente desnaturalizada, la reforma política no pasó en el pútrido Congreso, las circunscripciones territoriales especiales naufragaron, más de 600 combatientes siguen en las mazmorras del régimen, el fiscal general de la nación se ha dedicado a sabotear lo acordado para erradicar los denominados cultivos ilícitos, no se ha reformado la ley 152, lo que indica que no hay plan marco de implementación, no hay dinero para los proyectos productivos, no avanza la titulación de tierras, pero en cambio sí se denota el asesinato de ex guerrilleros, líderes populares y comunitarios en Colombia. Y como si esto fuera poco, el comandante Simón Trinidad continúa pudriéndose en cárcel de los Estados Unidos.   

Todo esto sucede con la vergonzosa incomunicación mediática. Es increíble la forma como estos medios de comunicación manipulan la información quitándole toda importancia y simplemente presentando los hechos como algo anecdótico de poca trascendencia e importancia para la república colombiana. 

Ni siquiera los pronunciamientos de altas personalidades del orden internacional han tenido resonancia en estos medios. Tal el caso de lo dicho por Jeffrey Feltman, secretario general adjunto para los asuntos políticos de las Naciones Unidas. 

Este funcionario una vez escuchó las dos partes, es decir, las Farc y el gobierno Santos en la hermosa y heroica ciudad de Cartagena de indias, señaló sin rodeos: "Nos preocupa la falta de estrategia de reintegración acompañada de planes y recursos concretos que permitan su éxito".  Agregó: "Creemos que se necesitan esfuerzos a mayor escala, incluso proporcionando tierras para proyectos productivos". 

De igual manera, expresó su preocupación sobre la forma como el paramilitarismo viene copando las zonas en las cuales la guerrilla se movía, la ola de asesinatos a diestra y siniestra y la incertidumbre que hoy ronda en el movimiento ex guerrillero. En cualquier momento un comandante ex guerrillero puede anochecer en Colombia y amanecer en las cárceles de los Estados Unidos. El fantasma de la extradición ronda este proceso de paz, se mueve a hurtadillas. 

Por eso este funcionario de las Naciones Unidas, subraya: "Existe una evaluación común de que se debe hacer más para garantizar que se mantengan los logros notables de la primera fase del proceso de paz". 

Será muy difícil. Tenemos a un presidente débil, desprestigiado y prácticamente quemando los últimos cartuchos de su pobre y mediocre administración. 

Una extrema derecha liderada por el Centro Democrático envalentonada, con dineros calientes del narcotráfico y la publicidad a todo dar de los medios masivos de comunicación. Además, avalada por los Estados Unidos. 

Un año electoral. Un pueblo forjado en el miedo, la mentira y la corrupción, analfabeta político y sumergido en la pobreza y la extrema pobreza. Hambriento. Sin capacidad de discernir, sin espíritu crítico y analítico. De espalda a la realidad. 

Este es el terreno propicio para el uribismo seguir con su sarta de mentiras y cuentos reforzados que repetidos mil veces en los medios terminan siendo ciertos, como el embeleco estúpido del "castrochavismo". 

¿Cómo es posible que todavía el pueblo común y corriente dude entre la paz y la guerra? El uribismo significa muerte, violencia, terrorismo de estado, subdesarrollo, atraso político, corrupción, etc. Sin embargo, un sector pobre del pueblo colombiano lo sigue considerando hombre de bien. Es un sector alienado, atemorizado y engañado fatalmente, que siente no tener ni pulmones, ni cerebro propio. Eso lo aprovecha este forajido para seguir eludiendo los estrados judiciales. La hipótesis nuestra es que Uribe seguirá libremente mientras los Estados Unidos lo permita, una vez lo use al máximo él mismo se encargará de ponerlo a buen recaudo, pues este país sabe perfectamente quién es este narcoparamilitar.  

¿Quién puede desconocer que Álvaro Uribe Vélez es hijo de narcotraficante, que él es narcotraficante al igual que sus hermanos y amigos más cercanos? ¿Quién puede desconocer que Uribe es el fundador de las convivir, del paramilitarismo en Colombia? 

Al lado de este siniestro personaje, se encuentra el señor Germán Vargas Lleras. Ni siquiera la clase oligárquica a la cual pertenece da buenas referencias de este resentido personaje que por su simple linaje se abroga el derecho de llegar a la presidencia de la república. 

Podría decirse, sin exagerarse, que este personaje de marras, potencialmente resultaría más peligroso que el mismo narcotraficante número 82. Al parecer es la ficha secreta de Estados Unidos para que gobierne a Colombia en los próximos años. 

Este también es un conspirador contra el proceso de paz. Así es que no hay nada fácil en el futuro próximo para el proceso de paz. Los nubarrones son inmensos. Solo la unidad de las izquierdas y del pueblo, podrían detener los pasos pesados del fascismo en Colombia. Solo el pueblo movilizado y organizado. Las comunidades del Urabá antioqueño nos han acabado de dar un ejemplo de que los poderosos no son invencibles.  Se pueden derrotar. Como diría Gaitán: "¡A la carga!". No podemos dejar malograr esta oportunidad de paz, simplemente porque no satisface los apetitos personales de esta rancia y criminal oligarquía. 

Por: Hernán Durango

En el corregimiento Guacamayal – municipio Zona Bananera, departamento del Magdalena, se llevó el domingo 7 de enero  a cabo una trascendental reunión sindical y comunal convocada por el sindicato Sintragrancol , filial de la federación  Fensuagro –CUT, en lacual decenas de trabajadores y moradores contaron con presencia y el saludo de Gloria Ines Ramirez (UP Guacamayal - Zona Bananera,), Pablo Vargas (Sintragrancol), y los dirigentes del PCC  Ernesto Perilla , Raúl Pacheco, David Bermúdez.

El encuentro hace parte de las visitas y encuentros de impulso de las luchas sociales y políticas del pueblo caribeño y colombiano por la paz y por mejores reivindicaciones, por el fortalecimiento de la organización sindical, campesina y popular, informó Ernesto Perilla, dirigente sindical y de la dirección del Partido Comunista Colombiano en el departamento.

En su intervención la compañera Gloria Ines Ramirez, dirigente de Marcha Patriótica y UP destacó la participación de la mujer en las filas de la clase trabajadora en las luchas  por los derechos laborales y sociales e invitó a avanzar en la campaña para llevar al Senado de la República a la presidenta del partido UP, compañera Aida Avella, número 5 en la lista por la decencia con el respaldo otras importantes fuerzas como la ASI, Progresistas, Todos Somos Colombia, Movimiento Mais, Fuerza Ciudadana, entre otros sectores. 



Los asistentes pidieron que los aspirantes al Congreso de la República y a la Presidencia y Vicepresidencia que se defina en próximos meses, que de resultar electos se comprometan a  llevar a debate proyectos de ley que den solución a las problemáticas laborales y  sociales  de las comunidades.

 

"Estamos cansados de tanto engaño, corrupción, politiquería de los mismos con las mismas, queremos la paz y el bienestar", indicó uno de los voceros de la comunidad.

Por Nelson Lombana Silva 

(Ibagué, enero 6 de 2018) El profesor Álvaro Vargas Moreno, dirigente del Sindicato de Maestros del Tolima (SIMATOL), habla sobre las expectativas para el 2018. Según el dirigente sindical, este será un año de mucho agite, lucha política, pero también lucha sindical y popular. 

Aspira la unidad del pueblo colombiano y sobre todo del magisterio para avanzar en la defensa del proceso de paz, cerrándole el paso a los "violentólogos" que hacen ingentes esfuerzos por hacer trizas el proceso de paz para que Colombia se siga desangrando. 

Critica el pírrico salario mínimo, señalando la cascada de impuestos y la carestía de los alimentos que conforman la canasta familiar, el transporte y la educación. 

Durante este año, se proyecta la construcción de 13 megacolegios en Ibagué de los 35 que se han considerado. Esta iniciativa no arranca en forma en el departamento, señala el líder sindical. 

Dijo también que este año está cargado de elecciones, pues no solamente hay elecciones para elegir parlamento y presidente de la república, sino también en la principal central obrera CUT, también FECODE y subdirectivas en todo el país. 

El profesor Álvaro Vargas Moreno, llama a fortalecer una gran convergencia que permita tener un buen número de parlamentarios en el congreso de la república y un presidente de la república consecuente con la paz y la justicia social. 

Entrevistado por la página www.pacocol.org esto dijo: 

 

-         ¿Qué expectativas tiene usted del año 2018? 

 

2018 nos va a deparar la coyuntura política que va definir entre dos opciones: Una es la paz, la cual nosotros como agremiación sindical Sutet Simatol, como sector democrático progresista, estamos porque se consolide la paz que ha sido firmada en la Habana (Cuba) y, fundamentalmente, se le de salida que tiene que ver con el congreso de la república en relación con la Jurisdicción Especial de Paz (JEP) y a su vez también todo lo que tiene que ver con el trámite legislativo para que se consolide de una vez por todas y se blinde este proceso y así se produzcan los grandes cambios y transformaciones que necesita el país en su conjunto.

-         ¿Qué opina usted del salario mínimo aprobado por el gobierno nacional? 

 

La verdad es que este salario mínimo no corresponde  a las pretensiones que plantearon las centrales obreras, fundamentalmente la CUT, lo cual hace que precisamente haya sido deslegitimado por la organización que aglutina el mayor número de trabajadores, entre ellos, el magisterio y otra serie de trabajadores de Asonal Judicial, los profesores universitarios, igualmente muchas instituciones descentralizadas del orden nacional, departamental y local.

Eso lleva a decir que la oleada alcista de los artículos básicos de la canasta familiar han quedado por debajo el pírrico aumento, más todos los anuncios que hace el gobierno nacional en materia de incrementos  frente al tema de las tarifas SOAT, lo que tiene que ver con la parte de los impuestos se van a generar y a gravar. El tema – igualmente – de los útiles escolares y el ingreso a las universidades...

Eso hace en gran parte que prácticamente ese pírrico incremento salarial del 5.9 por ciento que quedó casi que decretado por el gobierno nacional, casi que unilateralmente, pues realmente no refleje la realidad frente  a la pérdida del poder adquisitivo del salario y fundamentalmente frente a esa oleada alcista y cascada de impuestos que van a regir durante el año 2018.

-         Ahora, en relación con la actividad de los maestros del departamento de Tolima, ¿Qué expectativas hay? 

 

Tenemos que señalar que en primer lugar, vamos a presentar una serie de pliegos de peticiones, tanto al gobierno departamental y municipal; en segundo lugar, vamos a estar inmersos en el desarrollo del proceso electoral del 11 de marzo, de mayo y de junio si hay segunda vuelta. 

Pero, a su vez, vamos a tener un proceso eleccionario para elegir a nuestros voceros a la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), en nuestra Federación Nacional de Trabajadores de la Educación (FECODE), en la subdirectiva CUT Tolima, igualmente en el sindicato de maestros del Tolima (SIMATOL), que está para el 21 de septiembre. 

A su vez, vamos a tener grandes actividades en materia de capacitación, de formación, de actualización a los maestros  del 1278, los nuevos educadores del 2277, pero a su vez también, vamos a estar muy  a la expectativa de las orientaciones que hagan las centrales, pero fundamentalmente nuestra Federación en torno al tema de la salud, que en este caso, si bien es cierto han sido adjudicados los servicios médicos asistenciales, de todas formas siguen con grandes falencias, lo cual todavía los pliegos de condiciones en términos de referencia y contra referencia no se ponen al orden del día, lo que genera grandes problemas, en especial en la entrega de citas médicas, órdenes con especialistas, entrega de medicamentos, etc, lo que ha hecho que realmente el magisterio esté muy inconforme como a su vez, también las costas por procesos judiciales  que se adelantan en los juzgados y en los tribunales del departamento, en el cual han salido desfavorables a los maestros y maestras, lo que hace que tengan que pagar sumas exorbitantes entre 750 mil y 2 millones 500 mil pesos. 

Ese va a ser un tema de bastante reflexión y nosotros vamos a estar a la expectativa, naturalmente, convocando a como ha sido tradición a los sectores populares a la lucha y fundamentalmente a la confrontación del modelo neoliberal en boga. 

-         En el caso de los megacolegios para la ciudad de Ibagué, Tolima, ¿Cómo va esta situación?

 

En relación con los megacolegios en Ibagué, fundamentalmente, la administración municipal y el gobierno nacional han asignado recursos significativos, se van a dar 35 instituciones educativas en megacolegios; está previsto para el presente año 13 de ellos, que van a entrar en funcionamiento, son mega obras. 

Nosotros hemos sostenido que jornada única sí, pero con condiciones. Es decir, que se generen los currículos, el plan de estudios, la alimentación y el transporte escolar. También se brinde un salario profesional, horas extras a los trabajadores de la educación y por otro lado, que haya una administración colegiada con padres de familia, estudiantes y hayan veedurías para que en el caso de Ibagué, pero fundamentalmente en el departamento, donde vemos que la jornada única no arranca, solo unas pocas instituciones como en Bilbao (Planadas), Saldaña, Mariquita y San Antonio, que van a ver instituciones educativas que van a convertirse en jornadas únicas; ojalá haya una actitud concertada con las comunidades para su funcionamiento, pero fundamentalmente para que el gobierno nacional y departamental tengan los recursos y las disponibilidades  presupuestales  para que esto se vuelva realidad. 

-         Es decir, 2018 será un año de lucha económica, pero también lucha política y movilización...

 

Esa va a ser la denominación. Eso es lo que esperamos. Esa ha sido nuestra tradición. Esperamos que muchas fuerzas democráticas, progresistas, de la Up, de todas las organizaciones que hemos estado en esa orilla, podamos incursionar realmente en el tema político y podamos tener un buen número de curules de representantes para que nos representen dignamente  en el congreso de la república. Además, tengamos presidente de la república que esté acorde con el proceso de paz y con medidas a favor del pueblo. 

Rechazar esas candidaturas antipopulares que vienen ya anunciando reformas tributarias y seguir bajo la égida de OCDE en lo que tiene que ver con la reforma pensional que estaría aumentando la edad. Este va a ser un año seguramente muy agitado. Esperamos la unidad de todos y todas para poder empujar todos estos procesos. 

Autor: Alfredo Valdivieso.

Bucaramanga.

El jueves 4 de enero de 2018 se realizó un importante acto de homenaje, exaltación y reconocimiento al camarada Juan Campos por parte de veteranos dirigentes obreros y populares, cuadros y militantes del Partido Comunista y otras organizaciones alternativas y revolucionarias, quienes reconocen el alto aporte de Campos en las luchas cívicas, sindicales y sociales de la última mitad del siglo XX en Santander.
 
Juan Campos es recordado como el más descollante concejal de Bucaramanga durante dos períodos por la Unión Nacional de Oposición –UNO− en representación del Partido Comunista de Colombia –hoy colombiano− y por la labor de apoyo y soporte a todas las luchas sociales y sindicales de los años 70 y 80 del siglo pasado en Bucaramanga y los municipios de su área metropolitana.
La población de esta zona recuerda los enérgicos debates librados desde el Concejo municipal de la capital santandereana (siguiendo la orientación leninista de convertir el establo parlamentario en verdadera trinchera y tribuna), el liderazgo en la movilización por los servicios públicos –en especial el gas combustible− y contra las escandalosas tarifas, las luchas por la municipalización del acueducto, por las labores para frenar la erosión de las escarpas occidentales y las jornadas contra las tarifas de valorización; pero también su trabajo como asesor en las negociaciones de innumerable cantidad de pliegos de peticiones sindicales que arrojaron formidables conquistas laborales para los asalariados.
El acto de homenaje escuchó con atención las opiniones de Juan Campos sobre la situación nacional, de la que está al tanto pese a su exilio; las observaciones sobre la situación internacional, y en especial de los procesos de Cuba, Venezuela y otros países latinoamericanos, y sobre las labores de solidaridad y de rescate del pensamiento bolivariano y latinoamericano. Reconoció la necesidad de luchar por el cambio del nombre e nuestro departamento, que debería exaltar la memoria de los Comuneros y en especial de José Antonio Galán, y no la del truchimán, conspirador y apátrida F. de P. Santander, entregado a los colonialismos británico y norteamericano de su hora, contra las previsiones universales y patrióticas del Libertador Simón Bolívar.
Resaltó la importancia del Acuerdo de La Habana y la participación de Farc ahora como partido político legal, aunque recordó lo que ha sido la trágica historia de Colombia signada por las traiciones a los pactos con los humildes por parte de las castas dirigentes y la criminalidad de que ha hecho gala el bloque oligárquico a lo largos de los años.
Fue un acto sobrio pero efusivo con el compromiso de seguir ayudando en el avance de los sectores populares, revolucionarios, democráticos y alternativos para Colombia.
(En la foto, sentado en primera fila de chaqueta azul y con el pergamino de reconocimiento, Juan Campos).

Se mantiene firme la exigencia de la reubicación de los peajes, causa principal del estallido social en los municipios del eje bananero antioqueño. Cuidado señores del Gobierno, no puede existir engaño ni dilación. 

Estas casetas de peajes deben ser reubicadas. 

Por: Hernán Durango.

Durante la reunión de un consejo de seguridad realizada el viernes 5 de enero en Urabá con participación de la secretaria de Gobierno de Antioquia, Victoria Eugenia Ramírez; el brigadier general Alberto Sepúlveda Riaño, comandante de la Décimo Séptima División del Ejército Nacional; el brigadier general, Carlos Rodríguez Cortés, comandante de la Región 6 de Policía; el mayor general Ricardo Gómez Nieto, comandante del Ejército Nacional; el coronel Jairo Orjuela Arévalo, comandante Cacom 5; y el mayor general Ricardo Restrepo, comandante de la policía Nacional (e), Procuraduría General y los alcaldes de Apartadó, Carepa y Turbo, por Chigorodó estuvo la secretaria de Gobierno, los representantes de la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, anunciaron  la suspensión del cobro en los tres peajes en la región de Urabá, los cuales fueron la causa  central de las fuertes movilizaciones populares en los municipios y corregimientos desde el 3 de enero.

Las protestas levantaron siempre la bandera de la reubicación de los peajes a lo que desde las autoridades departamentales y nacionales solo le brindaron oídos sordos. Las comunidades acataron el llamado al paro e incluyeron bloqueos, lo que conllevó a la parálisis total de la industria bananera, el comercio, el transporte y demás actividades. La jornada inicialmente fue pacífica con un paro convocado por el Comité de Iniciativas Ciudadanas levantado el día miércoles 3 en horas de la noche ante la nula atención del Gobierno Nacional a la exigencia de la reubicación de las casetas de cobro.

La misma noche del miércoles las movilizaciones de las comunidades de los municipios del eje bananero  se tornaron más fuertes con bloqueos, enfrentamientos con la fuerza pública, resultando varios heridos y  dos muertos. La militarización y represión de parte de la fuerza pública atizó la situación y el viernes 5 de enero los manifestantes prendieron fuego a dos casetas de peajes en Riogrande y Cirilo (Turbo), atacaron a las instalaciones de las alcaldías de Chigorodó, Carepa y Apartadó, incendiaron una camioneta y dos motos de la Policía, entre otras acciones. La parálisis fue total en los cascos urbanos de la región de Urabá y los manifestantes estaban dispuestos a extenderla.

La firmeza y decisión de los habitantes fue fundamental para hacer reversar la medida por parte de la ANI y se espera por parte de los líderes en Urabá es que se establezcan mesas de trabajo y de dialogo para definir de una vez por todas la reubicación de las casetas de peajes, de lo contrario volverá a encenderse la llama de las protestas en la principal zona agroindustrial de Colombia. 

Por Nelson Lombana Silva 

(Ibagué, enero 7 de 2018) El integrante de la lista de la decencia, que aglutina lo más granado de la izquierda y los sectores democráticas en el departamento del Tolima, de cara a las elecciones de la cámara de representantes, tiene claro su compromiso con todos los tolimenses. Son tres ejes centrales los motivos de su preocupación: La paz, la vida y la salud. Incluye, igualmente la defensa de la naturaleza, la biodiversidad y el agua. 

Así habla el aspirante a un escaño de la cámara de representante por el Tolima, el abogado Henry Rodríguez Pinzón, marcado en el tarjetón con el número 104. 

Rodríguez Pinzón es avezado dirigente comunitario y popular. Durante más de 30 años fue presidente de la junta de acción comunal, comunero, en dos oportunidades concejal de la ciudad de Ibagué y diputado del Tolima. Además, es periodista e incansable trabajador social. 

Goza de prestigio en el departamento corazón de Colombia. Por eso señala sin ambages que él representa renovación en el congreso de la república. 

Dentro de su agenda también está la ética y el compromiso para hacer coincidir lo que se promete con lo que se ejecute en el parlamento. 

Señala que las elecciones en este departamento serán reñidas, no tanto por la exposición de argumentos y propuestas, sino por el flujo de dinero, mucho de este de origen oscuro, según sospecha, por lo que pide a los entes de control hacer una auditoría rigurosa para garantizar la transparencia. 

La página web: www.pacocol.org, la página de las elecciones 2018 en Colombia, dialogó brevemente con el doctor Henry Rodríguez Pinzón y esto dijo:  

 

-         ¿Qué lo anima a hacer parte de la lista de la decencia a la cámara de representantes por el departamento de Tolima? 

 

Hay tres estrategias que vamos a defender en el Congreso: La paz, la vida y la salud. Esta integración de caracteres y pareceres ideológicos nos obliga a trabajar por una lista decente para combatir la corrupción, una lista que tenga que ver con el manejo distinto de la cosa pública, no para el bolsillo de los congresistas, sino para invertirlos en la comunidad, en la sociedad. 

Implícitamente tenemos dentro de esta propuesta programática, la defensa de lo público y hacer trabajo por la sociedad y la comunidad tolimense en este espacio que nos da la oportunidad de estar en la lista de la decencia para la cámara número 104. 

-         Esta campaña estará cruzada por elementos antagónicos: La guerra y la paz. ¿Cómo la analiza usted?

 

Desde luego, el país viene polarizado desde la época en que dominó el doctor Uribe. Es una polarización que obliga a tener pensamientos distintos, el pensamiento de lo bueno, el pensamiento de lo malo, el pensamiento de la guerra, el pensamiento de la paz, el pensamiento de lo corrupto, el pensamiento de lo ético. 

Aquí, vamos por las cosas que nos conviene a todos, que es la ética, la paz, la vida y también la lucha por el agua. 

-         ¿Está bien gobernado el departamento del Tolima? 

 

El departamento en muchos años no ha tenido la oportunidad de tener un gobierno que se preocupe, tanto local como departamental, por los intereses de la ciudadanía. Sigue el atraso en el departamento. 

Tenemos alcalde en Ibagué con pensamiento democrático, altruista, con un pensamiento de inversión social, pero los recursos no alcanzan, entonces no pueden hacer mayor cosa, igual que el gobernador. 

Pero, esperamos que tengamos un congreso visible, congreso que haga gestión y jalone los recursos que más pueda para el departamento, que no se queden en contratos de mermelada para ellos.

Tenemos la oportunidad aquí de hacer prevalecer lo nuestro, de hacer prevalecer nuestro territorio y hacer prevalecer el desarrollo de la región por la que luchamos y trabajamos todo el tiempo. 

-         En ese orden de ideas, ¿Cómo cree usted que se va a desarrollar el debate electoral en el departamento del Tolima?

 

Muy reñido. Desde luego, es muy álgida la temperatura política en el departamento, hay mucha plata que se está gastando en publicidad, en rifas, en dádivas. Eso amerita la auditoría. Debe haberla en relación con esos recursos porque, quienes hacemos la política con las uñas, con los dedos nos vemos en desventaja cuando hay cantidades de dinero que están rodando por los municipios, veredas y barrios de Ibagué, no teniendo un equilibrio y una justicia en la inversión de la campaña. La invitación es a los agentes de control que nos investiguen a todos, sobre todo a aquellos que vean con dudas en dineros calientes o dineros oscuros en la campaña. 

-         ¿Cuál es su posición política en relación con la megaminería a cielo abierto?

Estoy en contra de la explotación de los recursos a cielo abierto, defiendo la naturaleza, defiendo el agua y defiendo los principios de la biodiversidad. La naturaleza y el agua son los primeros, por cuanto el agua es el motor de la vida, por lo tanto, debe prevalecer sobre la explotación de los recursos naturales por concesionarios multinacionales que solo vienen a llevarse la riqueza y a dejarnos vuelto nada la naturaleza. 

Por Alberto Pinzón Sánchez

Súbitamente, este 4 de enero del año que comienza, una reunión a puerta cerrada en Turbo entre gobierno colombiano y la farc, para evaluar el estado de su implementación, volvió a poner el tema del Acuerdo de la Habana en el centro de la atención tanto nacional como internacional, por las dos personalidades de la Social Democracia internacional invitadas a la reunión: Mujica expresidente del Uruguay y “Felipillo” González de España. Se trataba pues de una evaluación POLITICA del tema de la “implementación”, distinta a las estadísticas y medias verdades de los vasos medio llenos, molidas hasta el hartazgo por la falsimedia del régimen contrainsurgente y sus ruiseñores.

Una evaluación política completamente opuesta a la politiquería asqueante que domina el descompuesto y degradado ambiente político colombiano, era pues imprescindible, ya que los otrora “violentológos y opinólogos del régimen”, ahora estaban alumbrado intencionalmente sus linternas intelectuales o académicas hacia los augurios, de quien será el futuro presidente de los colombianos; contribuyendo con ello al cambio de tercio analítico. Lo importante (la valoración objetiva, seria y política -en el sentido de la ciencia política- sobre el estado de la implantación del Acuerdo de la Habana) había sido remplazada por lo urgente (la futurología manipulativa sobre las futuras elecciones presidenciales). Presidente de quien sin ninguna duda dependerá la suerte real y concreta de dicho Acuerdo en el futuro.

A la banalización de las frases y de los vasos medio llenos o medio vacíos según se le mire, se le agregó la degradación del Fiscal y del mindefensa Villegas, personajes de la entraña del presidente Santos, quienes primero no encontraron “sistematicidad” en el extermino de  dirigentes sociales y ex guerrilleros; pero poco después, cuando la sistematicidad del exterminio social en marcha producido a todas luces por el narco paramilitarismo oficial, el que se había pactado desmontar, se hizo evidente; la trivialización se hizo más ruin, al atribuir estas muertes a delitos comunes: asesinatos por atracos, o por celos, o simplemente “líos de faldas”, como lo declaró públicamente el mindefensa Villegas. Entonces y solo entonces se hizo necesaria no solo una evaluación POLÍTICA (que venimos mencionando) sino también, el soporte político internacional de alguien creíble “políticamente” como Mujica, o Felipillo González.

¿Qué había pasado?

Simplemente que las varias apuestas que el Tahúr había hecho, NO le salieron como había pensado y por el contrario lo habían entrampado seriamente. 

 Primero, una vez desarmadas las Farc-EP, el Imperialismo en acuerdo con Santos, creyeron que era el momento para iniciar el derrocamiento del vecino incómodo de Venezuela. Vino, durante meses, la terrorífica arremetida de fuego y caos en las calles venezolanas, el saboteo económico financiero, las amenazas militares y maniobras en el Amazonas, la infiltración narco-paramilitar colombiana, el bloqueo y cerco mediático al castro chavismo, etc, contra el gobierno de Maduro y este no solo resistió, sino que hasta ahora ha salido triunfante y con elecciones indiscutidas: Una para elegir una Asamblea Constituyente, y otra para elegir gobernadores.  ¿Cómo asimilar esto en Colombia y sobre todo por el bloque contrainsurgente dominante, del cual forman parte tanto Uribe como Santos?          

Segundo, el proceso de conversaciones, diálogos de paz con el ELN, entró en una crisis motivada por la salida del exministro Juan Camilo Restrepo, jefe de la delegación del gobierno de Santos, y que este ha tratado de resolver haciendo una de sus maniobras predilectas: Para dividir al Pastranismo conservador o mejor, para debilitar la alianza de intereses anti-Santos sellada entre Uribe Vélez y Pastrana, designó al “intelectual” Gustavo Bell, ex vicepresidente de Pastrana, como también su ministro de defensa cuando se rompió el proceso del Caguán, con lo cual se ha introducido en el proceso con el ELN un nuevo factor de complejidad o incertidumbre.  

Tercero: ¿Quién habla de la financiación de la trasnacional Odebrecht a la campaña de Santos, ocultada también, por los vaticinios electorales y encuestas presidenciales de los 51 candidatos presidenciales que hay en Colombia para mayo de este año?   Trampa a mitad de camino, pues a pesar de las maniobras y enredos novelescos Fiscal- Medios-Régimen, las declaraciones confusas de Prieto jefe de la campaña de Santos, cada vez preocupan más a las autoridades financieras de los EEUU, que como bien se sabe no tienen amigos sino intereses.

Cuarto: No podía faltar la economía que, según las autoridades que monitorean el cumplimento de las metas económicas neoliberales, como por ejemplo la estadounidense banca de inversión Morgan Stanley: el próximo presidente, no solo decidirá sobre el futuro del Acuerdo de Paz de la Habana, sino que también tendrá que llevar a cabo las restantes reformas como la reducción drástica del gasto público y la discutida reforma pensional que garanticen el cumplimiento de la Regla Fiscal, reduzcan el déficit en un periodo corto de tiempo y se supere uno de los déficits por cuenta corriente más amplios de la región como el de Colombia. Todo esto en un escenario determinado por la caída del precio del petróleo en 2014. Es decir, Santos, quien siempre ha fungido como un gran economista neoliberal de corte inglés, no cumplió, o no pudo TAMPOCO cumplir con la tarea económica que le asignaron las autoridades trasnacionales del neoliberalismo Global.   

Quinto, situación económica y fiscal que necesariamente influirá en la diluida, descompuesta y CRITICA situación social de los colombianos. 

Por Ultimo, están la serie de problemas que le mencionaron a Santos y a su comitiva los dirigentes del partido político Farc, en el comunicado que dieron a conocer sobre el estado de la implementación del Acuerdo de la Habana en la reunión de Turbo 04.01.2018.  (http://anncol.eu/index.php/opinion-2/585-atencion-este-es-comunicado-de-farc-sobre-el-estado-de-la-implementacion-del-acuerdo-de-paz

Con todo lo anterior, uno puede, con bastante margen, atreverse a decir que las triquiñuelas de Tahúr ducho y experimentado, ingeniadas para sacar adelante su concepción de la paz Santista, terminaron atrapándolo o mejor entrampándolo: El viejo cuento del cazador cazado.  

Fuente Imagen Internet 

 

    

 

              

 

 

 

Este video reportaje, hecho por 24horas.cl antes de las últimas elecciones en EE.UU., muestra la cara oculta de la economía en Miami; colas por comida de caridad, casas destruidas, personas sin hogar… Esta es la realidad que no se muestra en los medios masivos de comunicación.

Por: Hernán Durango.(Bogotá) 
 
 Moisés Saiz Saiz, presidente de la junta directiva seccional Bogotá del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria de Productos Grasos y Alimenticios – Sintraimagra- filial de la CUT. La federación  Fentralimentación  y la Unión Internacional de Trabajadores de Alimentación –UISTAACT-  FSM, aseguró que no obstante que en el país se presenta un optimo nivel del crecimiento de la industria de alimentos y que este es un campo en el que no se va a detener el auge, existen empresarios a quienes solo les interesa mantener sus políticas de arrebatarle derechos a los trabajadores en sus compañías.
 
Moisés Saiz Saiz, presidente  seccional  Sintraimagra.
 
"Con la lucha fuerte y unida de la clase de los trabajadores debemos avanzar hasta lograr cambios en la mentalidad de esos sectores empresariales y para que se facilite un mayor nivel de bienestar de los operarios y sus familias", explicó a este reportero durante la celebración de la fiesta obrera de fin de año el sábado 16 de diciembre en la sede nacional del sindicato, ubicada en la Calle 8 Sur No. 68 B-60,  Distrito Capital.
 
 
El dirigente sindical Moisés Saiz Saiz saludó a los trabajadores colombianos con motivo del nuevo año 2018  y llamó a continuar el crecimiento organizativo del sindicato Sintraimagra y la Fentralimentación. "Debo informar que culminamos el año 2017 con un crecimiento de un 30 por ciento en nuestras afiliaciones, en la ciudad capital mantenemos presencia en varias empresas del sector de alimentos como Nutresa S.A., Aceites La Sevillana, Compañía Nacional de Chocolates, Pepsi.Co, Parmalat, Colcafé, Seix Sigra S.A., entre otras. Nuestra objetivo es lograr que más trabajadores se unan al sindicato, apoyen las movilizaciones y peticiones para avanzar en las batallas de nuestras organizaciones por los derechos de los obreros", indica.
 
 
Héctor A. Romero, al centro, presidente Nal.
 
Por su parte, Héctor Augusto Romero, presidente Nacional de Sintraimagra explica que la organización mantiene presencia en 10 departamentos y más de 35 municipios del país. Esto dijo: "Este un sindicato que como muchos colombianos apoya el Acuerdo de Paz y su implementación para poner fin a la guerra interna. Pero, esa paz, debe significar mejores condiciones de vida para los trabajadores y no despojo de sus derechos laborales como piensan los empresarios y el Gobierno Nacional. Hago un llamado a fortalecer las movilizaciones de los trabajadores por un salario justo y digno frente al pírrico aumento del salario mínimo legal  ordenado por el Gobierno Nacional, el cual no alcanza para contener la ola de alzas en productos de la canasta básica, los altos impuestos y alzas en transporte y derechos como educación, salud, vivienda, de los integrantes de cada familia del trabajador o trabajadora".

Por: Hernán Durango

Jhon Jaime Urrea, vocero de la protesta,  hizo el anuncio el miércoles 3 a las 6 de la tarde ante un grupo de periodistas y agradeció la vinculación de la comunidad urabaense a la jornada de protesta, cuya exigencia central es la reubicación de los peajes instalados por la Agencia Nacional de Infraestructura ANI. 
 
No podemos permitir que la jornada cívica y pacifica se vea enlodada por desórdenes y alteraciones del orden público, dijo el dirigente al momento que llamó a los manifestantes para que cesen en la jornada de inconformidad y se normalice la actividad comercial, transporte y la producción agroindustrial.
 
Anunció que continuarán en las acciones jurídicas, sigue con las mesas abiertas para el dialogo, llamado a la comunidad para que estén atentos que si es necesario volver a movilizar habrá que hacerlo. Condenó que desde el Gobierno Nacional y departamental no se escuche el clamor y las exigencias pacificas de los habitantes de la región de Urabá.
 

Los integrantes del Comité de Iniciativas Ciudadanas resaltaron el carácter pacifica, organizado y unitario de la protesta, cuya principal objetivo es la reubicación de los peajes que afectan gravemente la economía de la región.

La dirigencia civica lamentó igualmente que en algunos lugares de la regíon se dieran alteraciones del orden publico en horas de la noche, producto de la falta de canales de diálogo para buscar de manera concertada soluciones al conflicto creado por las autoridades. Frente a estos hechos  incluso dirigentes como Iván Acevedo del Comité de Iniciativa Ciudadana, se fue a Currulao al dialogo directo con las comunidades para calmar a los jóvenes y demás habitantes que rechazaban el uso de la fuerza y gases lacrimógenos por parte del Esmad de la Policía.