psykisk hälsa utvärdering skalor http://sverigepiller.com/ plan b piller fakta

Colombia

Por Alberto Pinzón Sánchez. 

Hay diferencias entre un análisis de los resultados electorales y el escenario general que a continuación se dibuja o diseña. 

Los primeros, la mayoría hecha por los "spinn doctors" oficiales (intoxicadores) del régimen que reclaman su triunfo después de la intensa y descarada intervención a favor del candidato ganador, arrecian su ofensiva mediática sobre el eje Victoria/ Derrota, para luego pasar a darle "recomendaciones" al gobernante elegido de cómo debe enfrentar el difícil escenario que ha surgido del resultado electoral del 17. 06.2018 en Colombia.

 Trampa mediática y encubridora de la realidad en la que han caído algunos prestigiosos analistas "alternativos" e incluso algunos que se reclaman seguidores de la concepción marxista de la Historia, quienes para reforzar el cuento del artificio construido en los centros del Poder sobre un supuesto "centro del espectro político", tratan de tapar el contundente e importantísimo  proceso de toma masiva de conciencia colectiva que está en marcha en Colombia (como parte de un proceso mayor que se está dando en toda Latinoamérica) manifestado en estas elecciones pasadas, olvidando  exprofeso aquella sentencia del manifiesto comunista de 1848, esa si labrada en la piedra dramática de la Historia que dice: 

 "Toda la historia de la sociedad humana, hasta la actualidad, es una historia de luchas de clases. Libres y esclavos, patricios y plebeyos, barones y siervos de la gleba, maestros y oficiales; en una palabra, opresores y oprimidos, frente a frente siempre, empeñados en una lucha ininterrumpida, velada unas veces, y otras franca y abierta, en una lucha que conduce en cada etapa a la transformación revolucionaria de todo el régimen social o al exterminio de ambas clases beligerantes." 

A continuación, los intoxicadores prepago pasan a seguir "moliendo" en los medios del régimen la obligada y amañada interpretación del proceso de paz, también en desarrollo (tanto del ya firmado con las Farc-EP, como de que está por concluirse con el ELN) para reforzar la idea contrainsurgente de la "derrota total de las insurgencias"agenciada durante años por la clase dominante en espacial en los gobiernos de Pastrana, Uribe Vélez y Santos: 

El hecho más notorio de estas elecciones, dicen, es "la desaparición e irrelevancia marginal de la otrora poderosa guerrilla comunista de las Farc y la derrota o la muerte que les espera a los guevaristas y camilistas del ELN". Acostumbrados como están al quietismo escolástico, no les cabe en la sustancia gris del cerebro la mínima idea de lo que puede significar el complejo movimiento dialectico en la sociedad con sus avances y retrocesos, identificaciones y proyecciones, trasformaciones y desplazamientos, en incluso superaciones dialécticas. 

Algunos, los más atrevidos, han llegado a sugerir tímidas semejanzas entre el fenómeno Gaitán ocurrido antes del 9 de abril de 1948, con lo ocurrido en las pasadas elecciones; olvidando el magma social diferente (económico y supra estructural concreto) donde se gestan los fenómenos sociales y obviando, claro está, la terrible lección histórica aprendida por todo el Pueblo colombiano sobre la carencia de un partido popular comunero organizado, disciplinado y bien pertrechado ideológicamente que hubiera guiado e impedido la explosión caótica y la borrachera anárquica en la que degeneraron los acontecimientos de aquel luctuoso "nueve de abril" y lo que se dio a continuación.

Hoy, ya no es posible hablar de "caos organizativo" en Colombia. Hay incluso demasiadas organizaciones comuneras que será imposible destruir una por una, y que de seguro impedirán se trunque el Proceso Constituyente Territorial en marcha y el avance en la toma de conciencia que se está dando en Colombia. Habrá deserciones, lloros de liquidadores contratistas de los millonarios fondos de la farsa Santista del post conflicto y hasta "bajadas del bus", pero el proceso social histórico seguirá su curso, porque sencillamente la crisis social general no se ha resuelto ni se va a resolver con unas elecciones deslegitimadas por la sospecha del fraude y la abstención masiva como las sucedidas y las seguras políticas que el nuevo gobierno impondrá. Además, el entorno geoestratégico sigue siendo cada día más crítico, frágil y vidrioso. El asunto del Poder, como decía Lenin, sigue estando en el centro de la cuestión, y eso (a pesar de la renuncia del candidato Petro) solo se podrá resolver en una Constituyente Territorial amplia y democrática. 

A lo anterior, se debe agregar un SEGUNDO elemento protuberante que como lo escribí en una primera reacción a los resultados electorales (http://www.rebelion.org/noticia.php?id=243036&titular=el-18-de-junio-del-2018-en-colombia-) es el triunfo de la fracción de Uribe Vélez sobre la fracción de su rival Santos en la disputa por la hegemonía dentro del Bloque de Poder contrainsurgente dominante, que se ha saldado con la elección de Duque. 

Pero no es Duque solamente, y su entorno mafioso de latifundismo premoderno "modernizado y financiarizado" que se ha recompuesto y se presenta ya unido bajo su nombre (lo que ha dado origen a un interesante debate sobre si lo premoderno se puede prolongar más allá del pre-capitalismo), sino todas las  11 fracciones políticas, económicas, empresariales, mafiosas, militares, burócratas contratistas, judiciales y hasta religiosas que conforman ese Bloque de Poder, cuyo cemento es la ideología contrainsurgente y el neoliberalismo, y del cual forma parte esencial el Imperialismo Global: Es el capitalismo mafioso global y neoliberal con toda su geoestrategia depredadora, lo que se ha afianzado definitivamente en Colombia, reforzado con el ingreso del país a la OTAN y su conversión en el brazo armado de esta organización militar Global, lo que se debe entrar a analizar detenidamente. 

Como consecuencia, surge un TERCER elemento analítico cual es el papel como punta de lanza de Colombia y su nuevo gobierno dentro del escenario geoestratégico andino-amazónico de la reactivación de la "guerra contra las drogas", el que sin duda se proyecta incluso a una región más amplia en donde además de Venezuela, se están librando intensas luchas de clases y procesos sociales como en Brasil, Argentina, Perú, y hasta en Méjico; confirmando también nuestra sospecha de que Colombia se estaba convirtiendo en el Israel de América Latina 

Es muy probable que, con la intervención directa de la OTAN en el llamado conflicto armado colombiano, "la lucha armada revolucionaria" tal como se ha desarrollado en estos 70 años con un alto componente político- ideológico esté agotada y que lo más probable sea su mutación completa hacia una forma más parecida al post conflicto centroamericano e incluso se asemeje cada vez más a la violencia que se está dando en Méjico. No es descartable la "mejicanización total de Colombia" como lo habíamos previsto en junio del 2012, cuando el presidente Peña Nieto nombró como su asesor de seguridad al generalísimo colombiano (luego vicepresidente de Santos) Oscar Naranjo.

Un CUARTO elemento a considerar es, el que a pesar de la renuncia inútil del candidato Petro a la Constituyente Territorial, el elemento territorial deformado por las mafias electorales locales bipartidistas, ha adquirido plena conciencia de sí. De la importancia que tiene para las comunidades, para sus vidas y futuros, el desarrollar desde la base y hacia arriba procesos Regionales, Locales y Comunales organizativos, en defensa del medio ambiente y las fuentes de agua, contra el extractivismo minero energético y contra la Guerra química del glifosfacho y el Ecocidio. Es decir que la llamada "cuestión ecológica" y la llamada "acción comunal" ya no son un asunto de un ministerio oficial y de la manipulación de unos burócratas en altos cargos, sino que se le ha quitado de las manos para integrarlo como parte intima de las reivindicaciones populares y comuneras de base, empezando a generar una estimulante y prometedora organización popular y comunera hacía arriba. 

Por ULTIMO, queda pendiente la elaboración colectiva de la "hoja de ruta de la movilización popular y territorial", que deberá afrontar seriamente los desafíos que se van a plantear en este nuevo escenario. 

Fuente Imagen Internet: Oscar Naranjo con Peña Nieto (junio 2012) 

Por Alberto Pinzón Sánchez  

Caído el telón del retorcido culebrón electoral colombiano de este 17 de junio, ya se tienen datos concretos para analizar, mientras surge la nueva expectativa entre el discurso del presidente electo y sus posibles ejecuciones, es decir entre la retórica y los hechos.

Los análisis cuantitativos sobre los resultados electorales son abundantes y detallados: Duque gana con más de 10 millones de votos. Petro tiene un poco más de 8 millones, el voto en blanco reclamado por el Moir y la burguesía nacional tiene 800 mil sufragios y, la abstención alcanza la no despreciable cifra de 19 millones y medio de posibles sufragantes (53,3%) cifra muy semejante a la de la primera vuelta electoral.

Se puede decir cualitativamente que:

1- La facción de Uribe Vélez finalmente le ganó electoralmente la batalla por la hegemonía dentro de la clase dominante a la facción de Santos (Vargas Lleras, Gaviria, la U, conservadores santistas, etc) la que después de la primera vuelta se adhirió a Duque.

2-  Con esta elección, Duque legitima electoralmente la unión del "uribe-santismo", que ya venía funcionando en la esfera económica con la adhesión a Duque del Consejo Gremial integrado por 21 organizaciones gremiales; la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) y, la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI).

3- Y, en la cobertura supraestructural se consolidan las "líneas generales" de la coalición ganadora señaladas por el abogado barranqueño J Manuel Carrero: la ideológico-religiosa (tradición, familia y propiedad) la ético-política (los medios justifican el fin mafio-paramilitar) y la línea programática (neoliberal-conservadurismo)  

4- El Parlamento Colombiano elegido en la primera elección, tiene asegurada desde ya una absoluta mayoría a la coalición estructurada por Uribe Vélez alrededor del nombre de Duque, en el futuro desarrollo legislativo del nuevo gobierno. ¡Ay de Timoleón!

5- La abstención a pesar de haber disminuido ligeramente sigue gravitando como un elemento deslegitimador de la llamada "democracia colombiana": 19´628 564 abstenciones son más votos que los obtenidos por el presidente elegido.

6- El Voto en blanco (800 mil) sobredimensionado por las encuestas como táctica anti-Petro y reclamado por el grupo maoísta Moir y adláteres, el que ahora anuncia su oposición al nuevo gobierno; no hubiera ayudado a modificar la elección de Duque así hubiese votado por su rival Petro. El Moir ha quedado finalmente destapado.

7- Todo lo anterior, sumado al discurso del presidente electo centrado en lo fundamental en destacar la unidad de Colombia (de la clase dominante). El binomio Seguridad-Justicia. Los conocidos "talleres democráticos" de AUV. El "matrimonio entre la agroindustria y el campesino". La desmovilización de las bases guerrilleras. La retoma de la retórica anticorrupción del fajardismo. "Las correcciones a la paz", así como las zalemas a la "Fuerza Pública"; han abierto en el horizonte político colombiano, la posibilidad real de una segunda regeneración político-religioso-empresarial-autoritaria, al estilo de la de Rafael Núñez en 1886; frente a la cual no queda más que la movilización social y la resistencia en la calle, al mejor estilo del Brasil.  

Foto Internet: Iván Duque con José Obdulio Gaviria. 

Reelegido por tercera vez bajo el alias de "Iván Duque"

Votemos por una Colombia humana, justa e incluyente. Que se alumbre de una vez por todas  una nueva era de paz y dignidad en nuestro país.  Aunque a estas alturas y-según las últimas encuestas- Gustavo Petro no llega al 40% de intención de voto mientras que Duque sobrepasa el 50%.  Petro necesita como mínimo 4. 500.000 de votos más de los obtenidos en primera vuelta si quiere ser el nuevo presidente de Colombia. Algo que por ahora y, a no ser de que se produzca un milagro, es prácticamente inalcanzable.

El Centro Democrático aprovecha el caso Santrich para demostrar que la paz firmada con la guerrilla de las FARC no es más que una mentira. "Sus disidencias siguen activas y encima se dedican al negocio del narcotráfico" "No han abandonado las armas y continúan delinquiendo" -denuncian repetidamente los portavoces uribistas. Este es el mejor reclamo para captar los votos de los ciudadanos vengativos dispuestos a fusilar en las urnas a los "comunistas bolivarianos".  Desde luego que como ganadores del plebiscito van a reformar profundamente los acuerdos de paz pues prefieren promover la confrontación y el odio antes que la reconciliación y la fraternidad.

Acusan a la candidatura de Gustavo Petro de complicidad con el castrochavismo y de recibir ayuda económica de Maduro y de las FARC. "Timochenko le ha otorgado su confianza" Su pasado de exguerrillero del M19 es un estigma que lo marca a fuego candente y encima la propaganda que transmiten los medios de comunicación oficialistas lo denigran sin clemencia.

La más que probable victoria de Duque será el mejor aval para que las fuerzas armadas, el paramilitarismo, los narcotraficantes y todos aquellos criminales que tienen las manos untadas de sangre queden impunes. Se debe tomar como un voto de confianza a los políticos corruptos, al militarismo, la banca usurera, el empresariado explotador, al clero más reaccionario, a esos hacendados, latifundistas, y oligarcas que durante siglos han detentado el poder y que conducen a Colombia a la autodestrucción.

El fascismo paramilitar se dispone a coronar a Duque a la más alta magistratura, el sicario de Uribe Vélez se prepara a reeditar la política de seguridad democrática que tantos "éxitos" ha cosechado en el pasado más reciente.

Este domingo millones de electores ofrendarán su voto a las fuerzas tenebrosas y satánicas de "la  mano firme y corazón grande".  Es la victoria de la reacción, del neoliberalismo más radical, es la victoria del imperio norteamericano y sus secuaces de la OTAN, el FMI, el BID o la OEA.

Pero la memoria histórica no puede alterarse y siempre brillará la verdad: los  miles y miles de muertos,  millones de víctimas del desplazamiento forzado, más de 200.000 desaparecidos, destrucción y exterminio y expolio sin límites de los recursos naturales y las materias primas y, como si fuera poco, la aniquilación del mundo rural, del campesinado, las comunidades  indígenas y afrodescendientes.

Había que escoger entre esa Colombia Humana de los más pobres y  humildes o la inhumana de las clases más ricas y pudientes. Y el pueblo colombiano abducido y lobotizado ha decidido reelegir a Uribe Vélez, el patrón del mal.

Aunque cada día que pasa se va conociendo la verdadera dimensión del holocausto que se intenta ocultar:

Los magistrados del Tribunal de Justicia y Paz de Medellín resumieron el macabro paso de los paramilitares por seis departamentos. 

"La Fiscalía demostró en juicio de Justicia y Paz cinco patrones de macro criminalidad registrados entre 1997 y 2006, cometidos por el bloque Élmer Cárdenas en seis departamentos: Antioquia, ChocóBoyacáCórdobaCundinamarca y Santander". 

El Bloque Elmer Cárdenas de las Autodefensas, al mando Fredy Rendón Herrera, alias 'El Alemán', fue responsable de homicidios, desplazamientos, reclutamiento ilícito de menores, abusos sexuales y desapariciones en al menos 1.708 hechos criminales ocurridos entre 1.997 y 2006. 

Aquí se detallan los testimonios de las víctimas y los responsables de los crímenes, desmovilizados que contaron los pormenores de la temporada de violencia premeditada y con conocimiento de las FF.AA. 

"Carlos Castaño nos cita a una reunión y nos comenta que empezáramos a desaparecer las personas o sacarlas de los pueblos para que no le dañáramos las estadísticas a los militares y policías o (sus) hojas de vida", declararon algunos testigos. 

Fueron más de 6.000 las víctimas que la Fiscalía logró acreditar y que contaron en sendas declaraciones cómo fue su tragedia en cada municipio que los paramilitares adoptaron como centro de su activada criminal. 

"Mi hijo una mañana iba caminando por el pueblo y lo llamaron los paramilitares y lo metieron a una casa, ese era el punto de reunión donde mataban a la gente y la tiraban al rio. Él no salió más de allí, nunca encontramos el cuerpo, ni denunciamos porque no nos atrevíamos". 

Carlos de Urabá 2018

DECLARACIÓN PÚBLICA

PENSIONADOS: POR LA SOBERANÍA NACIONAL Y EN DEFENSA DEL PAÍS

1- PRESENTACION

Ejerciendo el derecho de opinión y en nuestra condición de pensionados colombianos provenientes de diversas organizaciones; coordinando acciones en el Colectivo de Trabajo Unitario de Pensionados y Jubilados de Colombia (CTUPYJDC), consideramos oportuno emitir nuestra opinión respecto a varios temas que además de afectarnos directamente, tocan a la totalidad de los colombianos tanto de las actuales generaciones, como de las venideras.

Nos referimos inicialmente a la vinculación a dos organismos internacionales, con los cuales el gobierno oligárquico y neoliberal de Juan Manuel Santos ha comprometido a los colombianos.

2- LA OCDE Y LA OTAN

Uno, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, OCDE, y el otro, la Organización del Tratado del Atlántico Norte OTAN, juntos ajenos a nuestra idiosincrasia, que aunque la oligarquía y el gobierno se esfuerce en mostrarnos estas membresías como privilegios y fuente de bendiciones presentes y futuras, en realidad las dos tienen carácter ingerencista, son atentatorias de nuestra soberanía nacional y contrarias a los intereses de la mayoría de colombianos; veamos:

Ambas en su campo, se encargan de reafirmar los lineamientos de los centros de poder global y continental que en lo financiero representan el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional FMI y el banco interamericano de desarrollo BID, y en lo militar a las potencias capitalistas con los Estados Unidos a la cabeza, las cuales se arrogan el papel de policías del mundo, encargados de la aplicación de las actualizadas políticas imperialistas del gran garrote, y por la fuerza, de las directrices económicas y políticas de su conveniencia, a los países que consideran de su órbita.

Con respecto a la OCDE, se trata de un club de países desarrollados dados a la tarea de cuidar sus intereses mediante imposiciones con cara de recomendaciones, a los países de su círculo, bajo el manto de una supuesta cooperación, que en la práctica ratifican los lineamientos y exigencias de los organismos financieros globales, que estos gobiernos se han comprometido a cumplir, conduciendo al país al punto en que está: con inmensas riquezas, y una ubicación geoestratégica envidiable, pero el más desigual de Sur América, el segundo en el continente y el tercero en el mundo. Con una casta gobernante que solo vela por sus intereses, y según el DANE con una población cercana al 30% en la pobreza y el 8% en la indigencia.

Aunque la confirmación de su vinculación es reciente, previo a ella, estos últimos mandatos no han escatimado esfuerzos para adecuar el país a sus exigencias; dentro de las cuales cuentan, ajustes fiscales que ya se concretaron en la reciente reforma tributaria, que entre otras perlas, bajó los impuestos a los ricos e incrementó tres puntos al IVA, incluyendo artículos vitales para el consumo de las familias, y modificando el día laboral, redujo el pago de horas extras. Preparando hacia un futuro cercano, la aplicación de otras "sugerencias" entre ellas, la disminución de las cargas laborales no salariales o sea, primas, auxilios, parafiscales, vacaciones, etc.

3- REFORMA PENSIONAL Y OTRAS MEDIDAS

Y una reforma pensional que ya se está cocinando, conteniendo perlas como: aumentos en edad y cotizaciones para todos, y para las mujeres, la igualación de la edad, hoy menor dos años; la eliminación de la norma constitucional que establece que no puede haber pensiones inferiores al salario mínimo, la imposición de impuestos a las pensiones y a la renta derivadas de ellas, la supresión de la pensión de sustitución, el marchitamiento de COLPENSIONES y por ende la eliminación del régimen público de prima media con prestación definida; y por el contrario, el fortalecimiento de las Administradoras de Fondos Privados AFP, y la total entrega a estas, de los recursos pensionales. Además, un compromiso de parte del gobierno de asegurar las ganancias privadas de las AFP y compañías aseguradoras, al incluir el cubrimiento de los faltantes en casos de pérdidas, con los recursos del presupuesto reunido con el aporte de todos. Y como si fuera poco, escondida en la reforma, la recarga de los beneficios periódicos BEPS destinados a los adultos mayores, con cargo a los recursos pensionales.

En lo tocante a la OTAN, hay que recordar que este fue un organismo de carácter político militar creado en el tiempo de la guerra fría contra el llamado campo socialista encabezado por la extinta URSS, que al terminarse esta, se convirtió en un organismo de sojuzgamiento mundial, de presunta defensa de la democracia, y real defensa de la hegemonía capitalista.

Hay que aclarar que no se trata de un convenio bilateral con independencia de las partes sino de una vinculación en calidad de "socio global" en la cual aunque Colombia no es socio pleno por el carácter geográfico, permite a los EE.UU. intervenir en el país, y compromete al estado colombiano y sus fuerzas armadas en aspectos tan contrarios a nuestros intereses, como el apoyo a armas nucleares en supuesta defensa de la paz, y en los términos en que reza el artículo 5 del tratado: "Las Partes convienen en que un ataque armado contra una o varias de ellas, acaecido en Europa o en América del Norte, se considerará como un ataque dirigido contra todas ellas". O también en operaciones de inteligencia y contrainteligencia, así como actividades relacionadas con terrorismo, narcotráfico, y distintos operativos "humanitarios", habiendo ya participado en varios, entre ellos, contra piratería en el Cuerno de África; todo esto sin contar con que convierte a Colombia en pivote para aplicación de políticas globales gringas, apoyando su papel de gendarme universal contra fuerzas como Rusia en lo militar y China en lo económico.

Además, si tomamos en cuenta la actitud agresiva de Colombia contra Venezuela, Ecuador Nicaragua y Cuba (recordar el incidente militar-diplomático en 2008 con Ecuador), y en la última etapa, frente al gobierno de Nicolás Maduro, es posible concluir que la OTAN apuntalaría los esfuerzos militares de Colombia en su papel de miembro activo del Grupo de Lima, es un atentado contra la unidad latinoamericana representada en MERCOSUR, la Alianza Bolivariana ALBA y el mercado común UNASUR, y podría brindarle apoyo logístico a las células del paramilitarismo colombiano en la frontera, colocándonos en los ejercicios pre-bélicos en contra del vecino país. Sin contar con lo dicho por el mismo Santos que es un ejemplo a seguir para el subcontinente. Hasta aquí, sin tener en cuenta que los países que conforman la OTAN deben gastar el 2% de su PIB en defensa militar.

Como lo estamos viendo, esta línea guerrerista promovida desde la Casa Blanca, tiene su pie de apoyo a nivel de Colombia, en su retrograda oligarquía, que es la misma que se ha beneficiado de la guerra interna y que mediante su sociedad con la mafia se opone a que Colombia encare el futuro, en paz y con justicia social, logro que se concretaría con la implementación total de los acuerdos con la insurgencia, hoy partido legal FARC, y que en el actual contexto electoral representa la descompuesta y entreguista alianza oligárquica que nos gobierna a la fecha, ya alineada con su guerrerista títere-candidato.

4-  JUNIO 17 DE 2018 A VOTAR POR GUSTAVO PETRO

Lo que nos indica que los pensionados deberemos apoyar un candidato para ocupar la presidencia, sin los compromisos internacionales en que nos ha embarcado la oligarquía, y esto es votando masivamente los pensionados, los trabajadores y todos colombianos y sus familias, el 17 de junio por la Colombia Humana que respeta la seguridad social publica y las conquistas laborales, salariales y pensionales que propone Gustavo Petro con su equipo de dirigentes populares.

Frente al proyecto de rebaja del descuento del 12 al 4% hoy pendiente de definición en la Corte Constitucional, consideramos que para su conquista, se requiere una real, masiva y contundente participación en las movilizaciones.

5-SEGUNDO CONGRESO MUNDIAL DE LA UIS Y PYJ DE FSM

En similar dirección manifestamos nuestro apoyo a la realización del Segundo Congreso Mundial Pensional en Bogotá para el mes de febrero de 2019 convocado por la Unión Internacional Sindical de Pensionados y Jubilados, UIS-PYJ de la Federación Sindical Mundial, FSM, al cual invitamos al conjunto de los movimientos pensional y sindical a vincularse.

Con consideraciones patrióticas

COLECTIVO de TRABAJO UNITARIO de PENSIONADOS Y JUBILADOS DE COLOMBIA (CTUPYJDC)

Integran el colectivo las siguientes organizaciones:

  • CPC
  • OCP
  • ASOPEJUCODENSA
  • APETELECOM
  • PROPETEL
  • ANEP
  • AMPICEN
  • SOPENAYA
  • APETB
  • ASPEBAM
  • API
  • ASOPENMINCON
  • ACONALFERROS

Bogotá D.C., Junio 07 de 2018

CALLE 23 No 12-87

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Sputniknews.com

El ingreso de Colombia a la OTAN se concretó el pasado 31 de mayo y tiene por objetivo controlar la región. Dese el punto de vista geopolítico es la puerta de ingreso de EEUU en Sudamérica para desestabilizar Venezuela, pero también para disciplinar a los movimientos populares.

Es el único país de América Latina que asume el papel de "socio global" de la Alianza Atlántica lo que lo coloca como aliado privilegiado de los países del Norte junto a Afganistán, Australia, Irak, Japón, República de Corea, Mongolia, Nueva Zelanda y Pakistán.

Aunque Colombia no sea miembro pleno de la OTAN, ya que no pertenece a la región del Atlántico Norte, jugará un papel importante en la cooperación militar y en las tareas que le asignen los países más poderosos del mundo.

Desde el punto de vista geográfico, Colombia ocupa un lugar privilegiado al ser el único país sudamericano que tiene costas en el océano Pacífico y en el Caribe. Tiene fronteras porosas con Venezuela, además de lindar con Ecuador y Brasil.

Por eso Colombia juega un papel central en la estrategia de EEUU para la región. Nicholas Spykman (1893-1943), el teórico geopolítico que tuvo mayor influencia sobre la política exterior de Estados Unidos en el siglo XX, consideraba que los países caribeños, incluyendo Colombia y Venezuela, formaban una zona de influencia donde "la supremacía de Estados Unidos no puede ser cuestionada".

Te puede interesar: "Ingreso de Colombia a la OTAN no es visto con simpatía"

Esta es una de las razones por las cuales los países más ricos del mundo decidieron que Colombia debe ingresar tanto en la OTAN como en la OCDE, y hacerlo de modo simultáneo, otorgando un cheque en blanco a la elite de ese país en la cual parecen confiar plenamente.

La segunda razón es de carácter militar. Según el ranking de la revista Military Power Review, las Fuerzas Armadas de Colombia dieron un salto en la región sudamericana pasado del quinto al segundo lugar, sólo detrás de Brasil, "impulsada por la importante asistencia militar de los Estados Unidos para el combate al narcotráfico, con énfasis en la inteligencia, modernización y profesionalización de sus Fuerzas Armadas".

En paralelo, el presupuesto militar de Colombia es con mucha diferencia el mayor de la región, según el "Balance Militar de América del Sur 2017", publicado por Nueva Mayoría. Bogotá dedica el 3,4% del PBI anual a la defensa, frente al 1,3% de Brasil y el 1% de Argentina para 2016. Si se mide el gasto militar en porcentaje del presupuesto de la nación, Colombia dedica nada menos que el 15% frente al 7% de Ecuador y el 6% de Venezuela.

Te puede interesar: Constituyente venezolano califica como "guerrerista" el ingreso de Colombia a la OTAN

A ese enorme gasto hay que sumar la ayuda en equipos de Estados Unidos. Pero lo que las coloca como las primeras Fuerzas Armadas del continente es su capacidad de operación sobre el terreno. La larga guerra contra las guerrillas, en particular las FARC, les ha proporcionado una amplia experiencia y capacidad de combate en la acción directa, algo que no sucede con las Fuerzas Armadas de los demás países de la región, que no enfrentan serios combates desde hace por lo menos tres décadas (la guerra de las Malvinas en 1982 enfrentó a Argentina con Gran Bretaña, con una estrepitosa derrota de la primera).

La tercera cuestión que explica la opción del Norte por Colombia se relaciona con su larga experiencia en el control de los movimientos populares. El país ha sido un laboratorio de neutralización de la protesta social, que fue acotada por una hábil combinación de represión, infiltración y cooptación. De hecho Colombia es el único país sudamericano donde la vieja oligarquía de la tierra y la cruz sigue dominando desde la independencia, hace ya doscientos años.

Al parecer, el papel asignado es el de exportar el modelo de utilización del narcotráfico para enfrentar a los movimientos populares con el menor costo político y de legitimidad para las Fuerzas Armadas. El general Oscar Naranjo, actual vicepresidente, fue jefe de Policía de Colombia y asesor de seguridad del presidente mexicano Enrique Peña Nieto desde 2012 hasta su retorno a Bogotá en 2014.

Te puede interesar: Colombia en la OTAN: Una amenaza para la paz en la región

Naranjo es considerado el "mejor policía del mundo" por haber desarticulado los cárteles de Cali y Medellín, y por haber dirigido en 1993 la operación que terminó con la vida de Pablo Escobar. Sin embargo, ha sido acusado en Colombia de mantener relaciones directas con jefes del narcotráfico, con los que solía mantener relaciones fluidas, según la página de la periodista Carmen Aristegui.

El periodista e investigador Carlos Fazio lo presenta de este modo: "Graduado en montajes mediáticos y otros trucos sucios, Naranjo, hombre de la Agencia Antidrogas estadunidense (DEA) y producto de exportación de Washington para el subcontinente, tiene una orden de arresto por asesinato, girada por un tribunal de Sucumbíos, Ecuador, y ha sido incriminado por sus nexos con el ex capo del Norte del Valle, Wílber Varela, en el juicio que se ventila actualmente en la corte del distrito Este de Virginia, Estados Unidos".

Por eso Fazio lo define como "uno de los arquitectos de la actual narcodemocracia colombiana" que se caracteriza por una fachada electoral, que denominan democracia, combinada con la guerra sucia contra los movimientos populares.

La "colombianización" de México tiene como resultado el asesinato de más de 200.000 personas y la desaparición de 40.000 en la llamada guerra contra el narcotráfico que es en realidad una agresión sin precedentes contra los sectores populares organizados, las mujeres pobres y los pueblos originarios.

No te lo pierdas: Conoce cómo 'afecta' a los vecinos de Colombia su ingreso a la OTAN

En síntesis, a Colombia le fue entregada la llave para el control geopolítico de la región (con especial hincapié en Venezuela) y para el disciplinamiento de la disidencia social. En algún momento los estrategas del Pentágono comprendieron que no debe repetirse la historia reciente, cuando la acción popular derribó una decena de gobiernos aliados de Washington en las décadas de 1990 y 2000, abriendo grietas por las que llegaron al gobierno fuerzas políticas contrarias a los Estados Unidos.

Por Nelson Lombana Silva

(Ibagué, junio 4 de 2018) Los asesinatos contra miembros del Partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), se intensifica en Colombia ante la indiferencia del gobierno nacional y sus fuerzas militares. El mismo doloroso camino que recorrió la Unión Patriótica está recorriendo el Partido FARC.

Las fuerzas oscuras del paramilitarismo regadas por todo el país, vienen sembrando el terror con entera libertad, sin que el Estado asuma una postura clara de defender la vida y la democracia a los militantes de este partido que decidieron dejar las armas después de un acuerdo político, que, dicho sea de paso, viene incumpliendo el gobierno nacional de Juan Manuel Santos Calderón.

Lo mismo ocurrió en 1953, cuando la famosa amnistía del criminal general Gustavo Rojas Pinilla, quien con promesas desarmó al pueblo alzado en armas y una vez concretado el objetivo, se desarrolló la más infame cacería humana. Ocurrió el genocidio contra la Unión Patriota. Ahora, se vuelve a repetir la historia.

Cerca de un centenar de ex combatientes farianos han sido asesinados en el último año en completo estado de indefensión. El más reciente ocurrió el pasado 2 de junio de 2018, en el caserío Santa Lucía, municipio de Ituango (Antioquia), quien respondía al nombre de Frady Estiver Chica. En horas de la noche fue ultimado a sangre fría.

Los "genios" de la violencia, los que se lucran de ella, liderados por Álvaro Uribe Vélez y su pupilo Iván Duque, persisten en esta infeliz práctica con la clara participación del presidente Juan Manuel Santos y los Estados Unidos.

Es de destacar también la indiferencia de los medios masivos de comunicación. Mantienen más pendientes de la hermana república bolivariana de Venezuela armando sus consabidas mentiras mediáticas, mientras el país continúa desangrándose, muriéndose de necesidades, en medio de la más cruda corrupción de la clase dominante.  

Pero, no solamente están cayendo ultimados miembros del partido Farc, también vienen siendo asesinados sindicalistas, líderes populares, campesinos e indígenas. El ejército paramilitar del uribismo continúa haciendo fechorías en todo el país. De eso sí no hablan, ni el Procurador, ni el Contralor, ni el Fiscal.

La comunidad nacional e internacional deben reaccionar ante esta barbarie que quiere perpetuar el uribismo y el santismo con el bebé Iván Duque Márquez. Hay que detener el fascismo apoyando la candidatura presidencial de Gustavo Petro, quien viene ofreciendo entre otras cosas: Apoyar el proceso de paz facilitando su implementación, acabar con las EPS, que tanta muerte ha generado en Colombia, educación gratuita hasta la universidad y poner fin al modelo neoliberal extractivista, por un modelo social con verdadero rostro humano.

Hay que movilizar al pueblo colombiano, adicionalmente, para exigirle al gobierno nacional y a sus fuerzas militares, parar esta guerra criminal como todas, contra el Partido Farc y los líderes comunitarios, sindicales, campesinos e indígenas, hombres y mujeres. No más crímenes contra el pueblo. Que primen:  La vida sobre la muerte, la paz sobre la guerra y la esperanza sobre la desesperanza.

Por Nelson Lombana Silva

(Ibagué, junio 4 de 2018) Las directivas del partido Liberal en el departamento del Tolima decidieron por unanimidad apoyar la candidatura presidencial de la Colombia Humana que lidera Gustavo Francisco Petro Urrego en la segunda vuelta que se llevará a cabo este 17 de junio.

La decisión fue tomada en una reunión ampliada en la que participaron tanto la dirección departamental como municipal de Ibagué, y los principales líderes de esta corriente política en los diferentes municipios del departamento.

La declaración política fue dada a conocer este 4 de junio. En ella, pide al liberalismo del Tolima votar copiosamente por la candidatura presidencial de Petro, como esperanza de vida, esperanza, cambio y lucha frontal contra la corrupción que carcome la institucionalidad del departamento y del país.

Señala la declaración que la decisión tomada democrática y por unanimidad de los asistentes, se fundamenta en la necesidad de apoyar la paz, la implementación de los acuerdos de la Habana, luchar contra la inequidad social, por el desarrollo y la prevalencia de los derechos humanos, la democracia y contra la corrupción galopante.

Igualmente, en el pronunciamiento político del liberalismo tolimense, rechaza categóricamente la postura del ex presidente Cesar Gaviria Trujillo, le pide que se haga a un costado y permita que el pensamiento liberal del general Rafael Uribe Uribe, Gaitán, el mismo Galán Sarmiento salga a flote.

Fustiga la política de terror del uribismo. "Consideramos inaceptable – dice el pronunciamiento político – que dirigentes liberales estén apoyando o pretendan apoyar la otra candidatura, que no representa nuestros ideales y los anhelos del pueblo colombiano, y por el contrario, en el fondo estimula la continuidad de la violencia, políticas sociales retardatarias, la discriminación y exclusión de etnias y grupos minoritarios".

Con la fe del carbonero, el liberalismo convoca al Tolima y desde el Tolima a Colombia a multiplicar el voto por Gustavo Petro el 17 de junio. "Invitamos a los ciudadanos que comparten nuestro pensamiento liberal a participar activamente este 17 de junio, en la elección de segunda vuelta presidencial, apoyando la fórmula de la Colombia Humana".

Por: Tony López R.

La Habana, Cuba.

En la década del noventa Estados Unidos dedicó parte de su potencial político, económico y militar, a fortalecer su influencia en Europa, su principal adversario la Unión Soviética y el llamado campo socialista había rendido sus banderas y traicionado sus principios, el llamado Socialismo Real había fracasado.  Múltiples son las razones de ese infortunio de cuyo análisis lo abordaré en otro momento.

Para  Washington era necesario eliminar  los riesgos que pudieran poner en peligro su hegemonía en Europa y el desafío venia por Yugoeslavia, había que fracturarla y ello es lo que provocó la guerra interna en Serbia,  Bosnia y Herzegovina y Croacia y luego la intervención militar del gobierno de William Clinton en Kosovo y así el desmembramiento de lo que fue Yugoeslavia, había que reducirlo a Estados pequeños y subordinarlos a los intereses estadounidenses.

La continuidad de esas guerras de rapiña, abrió el escenario a la llamada "primavera de colores" en los países árabes, cuyas consecuencias son bien conocidas, Irak, Libia y el robo de sus riquezas por parte de Estado Unidos. Ahora luego de siete años de una fracasada guerra  contra el legítimo gobierno de Siria, de nada les ha servido armar a un ejército de mercenarios que se dedicaron a masacrar a su pueblo. El otro país víctima de esta ofensiva es Yemen agredido por  Arabia Saudita, aliado estratégico de Estados Unidos en la región y el genocidio de Israel contra el pueblo palestino con el apoyo de Estados Unidos y la  Unión Europea.

Genocidio que avalan algunos gobiernos latinoamericanos porque subordinan su política a Washington, como acabamos de presenciar, violan acuerdos internacionales de la ONU y del Consejo de Seguridad, sobre el tema palestino como Guatemala y  Paraguay que acaban de trasladar sus embajadas a Jerusalén siguiendo las órdenes de sus patrones.

En este escenario  y por las aventuras neocoloniales de Washington en Europa y Medio Oriente y basado en la aplicación de modelos neoliberales en países tan ricos como México, Brasil, Argentina,  Venezuela, Chile, Perú,  Colombia y Ecuador,  en la década del 90, la administración estadounidense estimó tenían asegurado su "patio trasero" . Descuidaron su trabajo de poder e influencia en esos países, el modelo económico  basado en las propuestas del FMI de reducción del Estado, ajustes fiscales, que provocó profundas y prolongadas recesiones, desempleo, fuga de capitales, desindustrialización de la economía y acomodo a la renta petrolera, trajo como consecuencia el fracaso del modelo neoliberal.   

Es en este misma década del 90 que  con la desaparición de la URSS,  surgen los conflictos internos en la izquierda latinoamericana, especialmente en  los partidos comunistas y el escenario es propicio para la implementación del modelo neoliberal, modelo que llega a nuestra región tardíamente y muy difícil de mantener por las grandes y graves desigualdades que provoca en estos países, incluso la casi desaparición de la clase media, como en Argentina,  la que, junto a todo un pueblo enardecido, derrocó al gobierno de Fernando de La Rúa, quien tuvo que huir bochornosamente por la azotea  de  la Casa Rosada,  en un helicóptero.

El fracaso del modelo neoliberal favorece  el surgimiento de una nueva corriente política  progresista, democrática y revolucionaria en América Latina,   que comienza con el triunfo electoral en 1999 del Movimiento RB 200 liderado por el ex teniente coronel del Ejército Venezolano Hugo Rafael Chávez Frías.  El juramento, sobre una  moribunda constitución, como dijo Chávez en su toma de posición como Presidente de Venezuela, marcaba, un cambio,   y así fue,   muchos creyeron que por provenir de las Fuerzas Armadas desarrollaría un gobierno de subordinación a Washington, pero subestimaron a Chávez y a las bolivarianas Fuerzas Militares Venezolanas, esas son Fuerzas honorables y valerosas que defenderán  su patria como lo hizo el Libertador.

Es por esa poderosa razón que esas Fuerzas Militares bolivarianas defienden el modelo político, económico y social que ha escogido su pueblo y cuyo líder  ideólogo lo fue el comandante en Jefe y Presidente de Venezuela Hugo Chávez Frías    y lo continua victoriosamente el presidente Nicolás Maduro y con el que se enfrentarán los mercenarios que usarán en la  anunciada "intervención humanitaria" donde  no tendrán que venir a reconstruir a Venezuela como anunció eufóricamente el ministro de Hacienda  de Colombia Mauricio Cárdenas   cuando públicamente dijo:     

"el gobierno está preparado para la reconstrucción de Venezuela, "el día después". "Colombia está dispuesta a ser un jugador muy importante en la preparación de ese plan,  y está dispuesta a financiar la reconstrucción y lista para ser proveedora de productos para Venezuela, el Día después".

Esta declaración del ministro de Hacienda  colombiano, y el ingreso de este país latinoamericano a la OTAN, es una señal muy precisa de que la agresión contra Venezuela está en camino, las decisiones de los países del Grupo de Lima y de la Unión Europea de desconocer la legitimidad de las elección en Venezuela y vender la idea de que es un Estado Fallido, así como aplicar sanciones económicas  y financieras están en consonancia con los anuncios de Estado Unidos de aplicar la Doctrina Monroe, el momento, el cómo y el cuándo, pueden estar relacionados con quien es el ganador de las elecciones en Colombia, si el candidato de la paz Petro o el  de la guerra el señor Duque candidato de la extrema derecha uribista y del bipartidismo estadounidense.

Otros obstáculos ya eliminados  para favorecer la agresión, ha sido desmovilizar y desarmar a la guerrilla más grande de Colombia, ese era al final el objetivo del Gobierno de Santos, porque ella se podía  convertir en la retaguardia segura del ejército venezolano,  los planes de agresión son de hace mucho tiempo, desde que Chávez definiera y su pueblo apoyara  el rumbo independiente  y socialista de la Revolución  Bolivariana, no olvidar el fallido Golpe de Estado de abril  2002, la detención de más de 100 paramilitares colombianos detenidos en el 2004 para atentar contra el presidente  Hugo  Chávez con el apoyo de la oposición venezolana.

Colombia  y Brasil  son los dos países escogidos para el inicio de estas nuevas acciones injerencistas, usando al paramilitarismo, ahora fortalecido y  asentados en la frontera con Venezuela.

El escenario se está preparando para esa  " intervención humanitaria" y para ella trabaja febrilmente el corrupto Secretario General de la OEA, Luis Almagro, pero el "tiro le puede salir por la culata",  la crisis brasileña y del gobierno de Macri, la de Perú,  Chile, la crisis económica y de violencia política en México y Colombia,  la inconstitucional elección del presidente hondureño,  la destitución de su aliado español el corrupto presidente Mariano Rajoy,   le pueden complicar el  Plan, por las debilidades e inconsecuencias, de sus aliados  y van camino a una segura derrota.

No pueden desconocer que la Revolución Bolivariana será defendida por su pueblo, sus honorables fuerzas armadas y su milicia obrera, con  dignidad, valentía y  fiereza,  también el acompañamiento internacional de rechazo a este plan de Estados Unidos, cuyo gobierno y su Presidente Donald Trump tiene muchas contradicciones y debilidades internas y una aventura en Venezuela,  lo pueden llevar a un fracaso electoral el próximo noviembre.

Hay que hacerles un recordatorio al Grupo de Lima, a la Unión Europea y al gobierno de Estados Unidos: Remenber Playa Girón,  Cuba 1961.

 

(*)  Periodista, politólogo y analista internacional.

 

GRACIAS POR DIFUNDIR.

Por: Miguel Suarez (2018-06-02). Una situación bien interesante se esta produciendo en Colombia, cuyos primeros síntomas se vivieron en el tramposo plebiscito efectuado por el gobierno del bandido Juan Manuel Santos, donde este propicio todas las condiciones para que los partidarios del no ganaran y así desmejorar el acuerdo de la Habana.

Debemos recordad que en octubre del 2016 se realizo el plebiscito donde los partidarios del si, con pocos recursos y en condiciones adversas perdieron por una diferencia de unos 50 mil votos ante los bandidos partidarios del no, que contaron con ingentes recursos, el apoyo de los medios, policía, militares y sus paramilitares.

Aquí es necesario mencionar que los del no obtuvieron 6'431.376 votos y los del si 6'377.482 votos y que la mentira, la desinformación y el terror fueron los métodos utilizados por quienes se lucran de la guerra y quieren que el país siga sumido en ella.

Después del desastre, que fue fríamente calculado por la mafia que detenta el poder en el país, se produjeron manifestaciones en varias ciudades del país exigiendo que no se acabara el acuerdo, obligando esto, y la decisión de una sector de la antigua Farc-EP de entregar las armas, una renegociación y de allí para acá se comenzó a decir que el país estaba polarizado, o sea divido en dos.

Así llegamos a la parodia de elecciones presidenciales donde se presentaron cerca de 40 candidatos, que poco a poco fueron sumandose, ante todo a las toldas de la banda de los Uribeños, terminando en contienda Gustavo Petro, Sergio Fajardo, Ivan Duque, German Vargas Lleras y Humberto de la Calle.

Pasó la farsa realizada el pasado 27 de mayo con unos resultados para Alvaro Uribe, y lo digo Alvaro Uribe porque el es quien gobernara si gana la presidencia Ivan Duque, de 7.569.693 votos, Gustavo Petro con 4.851.254, Sergio Fajardo con 4.589.696, German Vargas Lleras con 1.407.840 y Humberto de la Calle con 399.180 votos.

Se ha comprobado hasta la saciedad de que hubo un descarado fraude electoral en esas votaciones, que según el registrador nacional, Juan Carlos Galindo la aparición de números irregulares en gran cantidad que favorecen a Ivan Duque, se debían a fallas humanas.

Para él, que al parecer hacer parte de la conspiración mafiosa, no es nada llamativo que todas las enmiendas, números raros y falsos favorezcan a Duque, que según la farsa de escrutinio casi dobla a Gustavo Petro, a pesar de que en las plazas publicas nunca tenia seguidores así pagaran y dieran hasta comida a los hambrientos votantes colombianos.

El pasado 11 de marzo, en la llamada consulta inter-partidista, se midieron dos bloques, el de la guerra y el de la solución negociada, obteniendo la caverna encabezada por Ivan Duque 4.032.659 votos, segundo lugar se situaba la ex ministra conservadora Marta Lucía Ramírez, con 1.537.028 votos y tercero estaba el ex procurador Alejandro Ordóñez con 384.332 papelitos, que sumados todos llegaron a 5.954.019, digamos unos 6 millones de votos.

Por el otro lado, en la consulta participaron Gustavo Petro, quien obtuvo 2'848.868 de votos y Carlos Caicedo que obtuvo 514.805 votos, que sumados y sin fotocopias dan 3.363.673 votos. Si miramos la sola votación de Gustavo Petro en la pasada farsa electoral, donde por este no hubo aumento fraudulento de votos, 4.851.254, casi cinco millones de votos, esto denota un tremendo apoyo popular a la idea de construir un país diferente.

Si a esto le sumanos los votos de Sergio Fajardo, camaleón que se disfrazo de pacifista, cuando realmente esta al lado de quienes se lucran de la guerra, quien obtuvo 4.589.696 votos, redondeémoslo como mandan las reglas de la contabilidad, hacia abajo, unos 4 millones y medio de votos, que sumados a los redondeados hacia arriba de Petro, nos darían unos 9 millones de votos que son muchos mas de los 7 y medio millones que obtuvo Duque con con fraude y todo.

A propósito, al momento de escribir esta nota, se decía que de 50 mil formulario E14 revisados, 4 mil tenían “errores” a favor de Duque, lo que representa un 8%. Un interrogante que salta es ¿que propósito tienen las declaraciones del Para-Fiscal Nestor Humberto Martinez cuando anuncia que revelará gigantesca operación de fraude electoral pero después de las votaciones?.

Pues estas cuentas han puesto a mas de una rata a temblar y ahora, rápidamente olvidan que ayer dijeron que el uno era narcotraficante, paramilitar o responsable de crímenes de lesa humanidad, etc, etc, ahora se parapetan todos ellos tras de Uribe, quedando en claro que ellos no tiene ninguna diferencia, que son parte de diferentes bandas delincuenciales que pelean es por su parte del botín, que es el estado colombiano..

Se viene ahora la llamada segunda vuelta y el acomodo de las ratas es apenas como para pagar balcón. Hoy todos y todas se juntan a Duque, muy seguramente porque para una segunda vuelta electoral, donde habrá monitoreo la software de la registraduría y mayor control a los formularios con los que ganó Duque, no les sera facil ganar y arriesgan su capacidad de robarse el presupuesto nacional.

Viviam Morales, la fallida Fiscal General de esa mafia, fue la primera en renunciar a su candidatura y llegar a un “acuerdo” con Duque, con lo que volvió a la ratonera del Centro Democrático, tal como Benedtti que había dicho que Vargas Lleras era un delincuente, unos días después, sin ponerse colorado se unió a el.

Pastrana, quien había tratado de narcotraficante a Uribe terminó junto a él y su partido Conservador apadrinado a Martha Lucia Ramirez, vieja degenerada que en el Club el Nogal, dicen, dormía en la habitación continua a la del paramilitar Salvatore Mancuso, siendo ella ministra de guerra, donde coordinaba acciones contra el pueblo con los narco-paramilitares y donde casi la coge la bomba de las Farc-EP.

De la misma forma el hombrecillo de la voz chillona, de “bienvenidos al futuro” Cesar Gaviria luego de una reunión con Ivan Duque anunció que apoyaba a esa banda, de la cual había dicho que su jefe, el narcotraficante numero 82, era un criminal de guerra, en una alianza que contradice totalmente lo propuesto por Humberto de Calle como candidato presidencial del partido Liberal.

German Vargas Lleras, jefe de la banda conocida como Cambio Radical, bandido de sangre azul, que encontró el abierto repudio del pueblo colombiano, así como la banda conocida como partido de “U”, fundada por Juan Manuel Santos, terminaron casi que por sustracción de materia unidos a la banda de los “Uribeños”, aduciendo todos que es para salvar la democracia, esa donde asesinan a lideres populares, votan con fotocopias y hace fraude abierto y descarado y se roban el presupuesto nacional a los ojos de todo el mundo.

Por el otro lado, el partido Verde anuncio que dejaba en libertad a sus miembros para votar en blanco o por Gustavo Petro, pero nunca por Ivan Duque.

El candidato camaleón que se disfrazo de izquierda, Sergio Fajardo y su colega Jorge Robledo mostraron el cobre y de que lado están, diciendo que no apoyaban ni a Duque ni a Petro, en una decisión que claramente favorece al candidato de la mafia.

El nuevo Partido Farc a dicho que apoyara a quien se comprometa a cumplir el acuerdo con Santos, que dicho de otra forma es a Gustavo Petro.

De las cifras y del desespero de las ratas unidos a los Uribeños, a donde no sería extraño lleguen otros “personajes” que votan en blanco, quedan alguna apreciaciones, el sector mas descompuesto de la mafia colombiana que esta arejuntado y apretujado alrededor de Uribe, no tiene ninguna posibilidad de aumentar su votación, la única posibilidad que tiene es con el fraude, mientras los partidarios de otro país, tienen mucho margen para aumentarla, cosa que muy seguramente ocurrirá y por esos ellos todos, las ratas de la peor envergadura, ayer enemigos y hoy socios se apretujan, porque el pueblo los rechazara y desde ya se alistan para lo mejor, el gran fraude electoral y vuelvo y lo repito.

Las noticias de los últimos días que cuentan sobre el ingresos de estos a las bandas de OCDE y la OTAN, que unidos a las 7 o mas bases militares del imperio en Colombia, muestran la importancia para el imperio de este enclave, que es utilizado como centro para desestabilizar las democracia regionales y que todo indica sera la cabeza de playa para una intervención en Venezuela, nos dice que ellos no van a permitir perder el control de Colombia con papelitos metidos en cajas de cartón.

Pero hay algo mas complejo y hasta deprimente, que se desprende del discurso anticomunista de Petro, ¿y si Petro nos sale el Gorbachov Colombiano como Lenin Moreno en el Ecuador?. Luis Ernesto Almario me lo repetía hasta la saciedad: “Ese hombre es de la CIA”. Esos alrededor de 9 millones de colombianos que han expresado su hastío, también deben tener pensando al imperio que puede de meternos un golazo el macho.

De todas forma en mi forma de ver las cosas, una situación bien interesante se esta produciendo en Colombia que hace recordar a los años 30 cuando dos sectores claramente definidos se disputaban el control del poder político, los unos por mantener el híbrido de sistema semi-feudal y capitalista en el que vivimos y los otros, como lo ha dicho Gustavo por desarrollar el capitalismo en el país, confrontación que terminó, hay que recordarlo, después de un gran genocidio, conocido como la violencia en Colombia, con el nacimiento de las guerrillas como las Farc-EP y que tuvo su momento álgido con el asesinato de Jorge Eliecer Gaitán, donde el pueblo se sublevo, pero ante la falta de un partido claro que dirigiera la rebeldía se perdió la oportunidad de construir un nuevo país.

Estamos pues en un momento bien interesante, donde la oligarquía y el imperio, no van a perder por nada el control del país, pero que puede ser el germen para un incremento de las luchas en pos de un cambio real en Colombia.

Entonces la tarea es organizar la resistencia con la claridad de que esta es una lucha larga, que me gustaría no fuese así, pero debemos tener muy claro que al imperio y a la mafia no se le quita el poder solo con papelitos metidos en cajas de cartón.

 

Por Alberto Pinzón Sánchez

Varios viejos amigos demócratas (también antiguos compañeros de luchas democráticas viejas) me han pedido que aclare mi posición (obviamente política) frente a la candidatura de Petro. Intentaré decir algo sobre este asunto que se ha tornado estratégico, violentando un poco mi deseo de guardar silencio cierto frente a la incertidumbre generada por la manipulación mediática y la evidencia del fraude electoral oficial. Incertidumbre que, posiblemente se supere, cuando se sepan los resultados electorales del 17 de junio próximo y el aparato electoral oficial diga quién es el próximo presidente de los colombianos.

Sobre el actual candidato presidencial Petro debo decir varias cosas positivas: La primera es que ha logrado congregar alrededor suyo, un haz de voluntades políticas dispares alrededor de un programa claramente de Unidad Popular. Lo ha sacado adelante con tenacidad, superando todas las dificultades obvias interpuestas por sus enemigos de la Mano Negra y del bloque contrainsurgente oficial; congregando y uniendo con su pedagogía popular y sus propuestas alternativas concretas el hasta ahora disperso movimiento étnico-popular y cívico de Colombia, lo cual no es ninguna bagatela en la Colombia dominada por el terror de los narco paramilitares oficiales, que ya llevan más de 400 dirigentes sociales, cívicos y populares fusilados y, más de 60 ex guerrilleros de las Farc en proceso de reinserción, con la mirada cómplice del ministerio de defensa y del Vargas Llerista fiscal Martínez (ocupado en montar montajes) quienes los han calificado de “líos de faldas”, y “asuntos de delincuencia común”.

Me parece muy positivo el que hubiera llegado hasta donde ha llegado por la vía democrática, debatiendo públicamente, denunciando y enfrentando a la histórica Oligarquía Trasnacionalizada de Colombia, dominante desde hace más de 200 años y que por primera vez en la historia nacional la “histórica polarización sectaria”, inducida siempre desde la cúpula del Poder, se haya trasformado y diferenciado en una clara oposición entre Dominantes tradicionales regresivos y, Subalternos progresistas y alternativos . Este aspecto por decirlo de alguna manera “Anti Oligárquico” de la contradicción social colombiana dará mucho de qué hablar en el próximo futuro y será algo para tener en cuenta.

Sin embargo, debo señalarle como negativo a la campaña presidencial de Petro; que el aspecto Anti Imperialista de la contradicción Oligarquía-Imperialismo, la directa responsable de la opresión y explotación de nuestro Pueblo Trabajador, señalada como tal desde hace más de un siglo; haya sido velado ideológica y políticamente no solo en sus innovadoras y alternativas propuestas programáticas ( https://petro.com.co/programa/) sino en sus planteamientos generales:

Me refiero a sus desafortunadas declaraciones y descalificaciones del complejo y abigarrado proceso social que vive el hermano pueblo venezolano, cercado por la geoestrategia imperialista, y cuyo cerco militar se ha completado con el ingreso que ha hecho el presidente Santos de Colombia como parte de su brazo armado global de la OTAN en esta primera semana de junio del 2018.

O a sus limitadas y apresuradas declaraciones sobre la extradición de Santrich a los EEUU.

O a la ausencia total de cualquier mención a la Soberanía Nacional como parte esencial de la Soberanía Popular que se irá a expresar en las urnas.

En fin, que si por “neutralizar” la ira del presidente Trump inducida desde la embajada de Bogotá, o por ganar su aceptación, sin la cual el candidato Petro nunca podrá ser presidente de Colombia y por esto, ha debido velar o minimizar la reclamación Anti Imperialista del Pueblo Trabajador colombiano, no por ser entendible deja de ser una falencia política.

La contradicción histórica de nuestro Pueblo Comunero, desde la fecha de la muerte de nuestro Libertador Simón Bolivar en 1830 hasta la actualidad; es, ha sido y será con la a unidad dialéctica inseparable de la Oligarquía con el Imperialismo, y hasta tanto no sea superada dialécticamente, seguirá siendo el elemento dinamizador de toda la política en Colombia.

El hecho sobresaliente y positivo de que el candidato Petro hubiera descarnado masivamente el aspecto Anti Oligárquico no significa que debamos ocultar su otro lado el Anti Imperialista y que además, no quede pendiente como tarea histórica.

Por último, sobre los desarrollos de los acuerdos de paz de la Habana por parte de una eventual “ejecutivo” de Petro, así como de un “legislativo” dominado por senadores y representantes de la coalición armada por Duque/ AUV, habrá que esperar los hechos concretos, para hacer “el análisis concreto de la situación concreta” tan citado, pero tan poco realizado.

Fuente Imagen Internet