psykisk hälsa utvärdering skalor http://sverigepiller.com/ plan b piller fakta

Colombia

El santo padre es el único que  puede salvar nuestra patria. Esta es la sentencia que repite exaltado el populacho. El sumo pontífice como representante directo de Dios en la tierra viene a salvar a Colombia de la hecatombe.  A nuestro país  le han echado mal de ojo pues nos persigue la fatalidad:  la lujuria, la prostitución, la droga, el paramilitarismo, la corrupción, la mafia, la mentira, la ludopatía, el hambre, la miseria, el crimen, o la degradación medioambiental. A lo que hay que sumar los siete pecados capitales y todas las depravaciones de Sodoma y Gomorra.  Si en la época de los Chibchas el dios Bochica vino con su báculo de oro a rescatar a su pueblo víctima del diluvio universal hoy llega a Colombia el nuevo Bochica del Vaticano. 
Ahora los conversos desmemoriados víctimas de un ataque de amnesia colectiva se rinden a los pies de quienes sometieron a sangre y fuego a nuestros ancestros. Los conquistadores españoles con la espada y la cruz nos obligaron a creer en una doctrina extraña proveniente de Oriente Medio que adoraba a un hombre desnudo crucificado al que le decían "el hijo único de Dios". A base del miedo y del terror impusieron sus diabólicas leyes provocando uno de los más abominables genocidios jamás conocidos en la tierra. Una muestra clara de su inmenso amor por el padre, el hijo y el espíritu santo. En esta lucha entre el bien y el mal a nosotros nos tocó interpretar el papel de los malos. Y el mal tiene que ser exterminado. Te alabamos señor.
Era necesario domar a los salvajes paganos con el látigo inquisitorial para que brille la luz perpetua de la civilización. Bienamado Papa Francisco ¿Quién fue el verdugo que colocó la soga en el cuello de los herejes condenándolos a las llamas del infierno?  
Nos educaron recitando padrenuestros y avemarías, nos impusieron sus nombres y apellidos, robaron nuestras tierras, expoliaron sus riquezas, violaron a nuestras madres y no satisfechos nos convirtieron en sus esclavos. Pero aún subyace ese universo pagano politeísta en el que impera la herencia de nuestros ancestros indígenas o africanos.  Somos la sangre de su sangre y esos espíritus en la noche más oscura nos recuerdan: los pecadores son ellos, los mentirosos son ellos, los que tienen que pedir perdón son ellos. Los crímenes que ha cometido la religión cristiana a lo largo de la historia son abominables.
El papa Francisco ha sido enviado por el  Dios blanco, católico y apostólico y su hijo Jesucristo a predicar la reconciliación entre los colombianos. El Dr. Juan Manuel Santos, presidente de la Republica y premio Nobel de la Paz, lo recibe al pie de la escalerilla del avión: ¡Welcome, santo padre! perdone que no le estreche la mano pues las tengo manchadas de sangre. Si el Papa Juan Pablo II le dio de comulgar a Pinochet el premio Nobel de la Paz no va a ser menos.  El presidente Santos y su ejército  han cumplido la voluntad del Todopoderoso.  La guerra ha terminado y es la hora de la paz y del amor. Las masas presas de un ataque de histeria colectiva lloran, gimen, se dan golpes de pecho. ¡Piedad!  Un milagrito, por favor,  santo padre. Agitando  pañuelos blancos y banderas de Colombia y del Vaticano demuestran así su eterna fidelidad al rey de reyes. ¿Fiesta celebrando los crímenes de la evangelización? Escenas conmovedoras de un éxtasis místico solo comparable a una sobredosis de cocaína. 
El mesías besa el suelo colombiano y camina sobre pétalos de rosas escoltado por ángeles y arcángeles celestiales. Desde el papamóvil el Papa Francisco vestido con su hábito blanco inmaculado imparte bendiciones urbi et orbi a diestra y siniestra. El gran charlatán porteño, el jesuítico fraile evangelizador nos viene a embaucar con sus milongas: sed buenos, obedeced a vuestros superiores. No perdáis la fe y la esperanza que de los pobres es el reino de los cielos. Colmad de oraciones al Sagrado Corazón de Jesús y a la virgen de Chiquinquirá pues pronto recibiréis la recompensa en el paraíso celestial. Las mansas ovejitas del redil se santiguan y comulgan con la hostia santa convencidos de que el cuerpo de Cristo purificará sus almas.
El Papa exige beatitud a sus hijos; castidad, serenidad. ¡Arrepentíos! abrazad el misticismo y la espiritualidad. Dejad de adorar el becerro de oro. La verdad os hará libres. Tanta hipocresía nos deja absortos.  La marca del Papa es el mejor negocio para los inversionistas. Francisco's the bestseller. Los empresarios lo venden y explotan dispuestos a sacar el máximo beneficio económico. El santo padre es un exitoso producto de marketing que se ofrece a los consumidores en una variada oferta de pines, crucifijos, rosarios, estampitas, sufragios, afiches, camándulas, angelitos, exvotos y un sinfín de recuerdos bíblicos.  De la manera más perversa se aprovechan de la inocencia del pueblo y lo manipulan a su antojo con este cuento de hadas plagado de supersticiones y supercherías baratas.
 
Carlos de Urabá 2017

Por: Hernán Durango. 

Belarmino Salinas, exalcalde de Mutatá, departamento de Antioquia, período 1988-1990 por el partido Unión Patriótica UP, en entrevista con nuestros canales populares y alternativos de información fijó su posición sobre el conflicto limítrofe entre los departamentos de Antioquia y Chocó y la disputa por el corregimiento de Belén de Bajirá. 

"Es una disputa en el campo político, aquí hay intereses politiqueros", enfatiza Belarmino Salinas.

Los 16.000 habitantes de Belén de Bajirá exigen soluciones a sus necesidades en Salud, vías, educación, vivienda y seguridad y paz con justicia social. 

Cabe agregar en este informe que con relación al diferendo limítrofe existente por el concepto del Instituto Geográfico Agustín Codazzi IGAC que  dijo que Bajirá era territorio chocoano, se está a la espera de que se resuelva una demanda que cursa en el Consejo de Estado para definir la validez del acto administrativo que permitió publicar los mapas. Autoridades antioqueñas sostienen que hasta que el Consejo de Estado no falle, Antioquia seguirá haciendo inversiones en Belén de Bajirá. 

 

AQUÍ EL AUDIO:  

 

 

El municipio de Argelia, en el departamento del Cauca, vive una tensa calma. Como una zona que ha sido de fuerte influencia de las FARC-EP, naturalmente, se vive incertidumbre del porvenir y temor ante un eventual copamiento militar del espacio dejado por estos insurgentes; aun cuando no se estén viviendo enfrentamientos como los que se vivieron en otras épocas, la comunidad bien sabe que nuevas violencias pueden estar ahí a la vuelta de la esquina. Mientras la parte baja del municipio es una zona de influencia del Ejército de Liberación Nacional, cuyo Frente José María Becerra hace presencia en varios corregimientos desde El Plateado hasta San Juan de Micay, la parte alta del municipio está a la expectativa de qué ocurrirá con la implementación del proceso de paz, sin hacerse muchas expectativas ante el gobierno, al que bien conocen por su incumplimiento. 

Este es quizás uno de los municipios mejor organizados en el país, empero. En esta fortaleza organizativa es donde tienen cifradas todas sus esperanzas en el porvenir. Es, además, un municipio eminentemente campesino: el 85% de la población es rural. La principal organización campesina, la Asociación Campesina de Trabajadores de Argelia (ASCAMTA), adherida a Fensuagro, ha estado a la cabeza de paros, movilizaciones, demandas y ahora de proyectos productivos para apoyar a la comunidad. Es tal la fuerza de la organización de los campesinos, que han sido capaces de enfrentarse de manera exitosa a diversos intentos de erradicación forzada por parte del gobierno central, de imposición de proyectos multinacionales y de los planes de consolidación/militarización del Estado, que este ha sido el único movimiento en todo el país que logró una Mesa de Interlocución y Acuerdos (MIA) con el gobierno central como municipio en el año 2015 –todas las otras MIA eran departamentales o regionales, pero no comprendían solamente a un municipio. 

En medio de esta tensa calma, Argelia parece un territorio en disputa. Por una parte, las organizaciones campesinas que buscan, por todos los medios, consolidar su proyecto de vida, su autonomía, su proyecto de una Zona de Reserva Campesina y consolidar la vocación campesina de este territorio; por otra parte, con un ELN que tiene una presencia nada despreciable en la región y que busca también que haya definiciones respecto al proceso de paz que ellos mismos adelantan en Quito; y por otra, la institucionalidad del Estado y del gobierno central, que está pensando el territorio en términos de su militarización o "consolidación territorial" para abrir espacio a proyectos mineros y quebrar la resistencia campesina mediante la erradicación forzada, saltándose los propios acuerdos asumidos por el gobierno en el proceso de paz con las FARC-EP. La batalla por Argelia será determinante para determinar el carácter del período posterior al Acuerdo de La Habana (o mejor dicho, del Teatro Colón), este momento de transición a un futuro que aún está por determinar y que, lo mismo puede inclinarse hacia una consolidación del neoliberalismo armado y extractivista, o hacia la consolidación de alternativas libertarias, populares, y/o progresistas, fundadas en la práctica orgánica de la democracia directa desde los territorios. Cómo se defina esta batalla está por verse, nada está escrito en las estrellas. Esto dependerá de la capacidad de organización y lucha de las organizaciones populares, así como de su capacidad de articular importantes niveles de unidad que traspasen los estrechos límites de las sectarias identificaciones partidarias. Acá se necesitará, en una palabra, mucho pueblo para salir al paso de los designios del bloque en el poder.

Argelia, un territorio geoestratégico entre el Pacífico y la cordillera occidental

El territorio argeliano se encuentra en el sur del Cauca, en la cordillera occidental, desde donde nacen ríos como el Guapi, el Timbiquí, el Plateado, pero el más importante es el río San Juan de Micay, que se convierte en el eje de la región. El cañón bañado por el río San Juan, que va desde la cordillera occidental hasta las costas del Pacífico, se encuentra en una posición geoestratégica, en el cual se conectan múltiples cañones de gran riqueza natural en términos reservas de agua dulce, de recursos minerales (níquel, cobre y algo de oro aluvional) así como de biodiversidad (cuyo emblema es el Zamarrito del Pinche, colibrí de gran belleza y de apenas 10 cms., el cual vive en las zonas brumosas de la serranía del Pinche, entre los 2600 y 3000 metros de altura), con el océano Pacífico. En esta región se dan todos los pisos naturales, desde las tierras frías cuyas cumbres alcanzan los 3500 metros, hasta las tierras bajas calientes que dan hacia el Pacífico. 

Esta riqueza ha sido un magneto para atraer No se conoce mucho del poblamiento prehispánico en esta región, aunque se sabe que fue poblada por diversas etnias, como los guapios, barbacoas y telembias. Lo que sí se sabe es que la vertiente Pacífico de esta región se estaba poblando de africanos cimarrones ya en épocas coloniales, y esa población constituye el grueso de San Juan de Micay (antiguamente conocida como San Juan de Mechengue) y de las veredas aledañas de Honduras y Betania, en el camino fluvial hacia López de Micay. También hubo intentos de los españoles de domesticar la selva. Evidencias de estos primeros asentamientos han sido encontradas de manera esporádica por los campesinos argelianos mientras se adentraban en las entrañas de la selva virgen. Estas evidencias se han encontrado en la forma de vasijas de cerámica cristalizada. Como el galeón español de Macondo, estos son mudos testigos, tragados por la selva, de intentos fallidos de colonización temprana.

Desde los albores del siglo XX comienzan a asentarse colonos en busca de la cera de laurel en lo que hoy es la cabecera municipal del municipio, la ciudad de Argelia, que entonces llamaron San Juan. Pero es desde la década de 1940 es que los colonos –procedentes de todas partes del país- que se asentarán definitivamente en las tierras hacia la parte baja del cañón. Comienzan a llegar desde el Bordo, por Balboa, por la parte alta. Por la parte baja, los afros subían desde San Juan de Micay.  Entre 1943 y 1950, comienzan a asentarse colonos de extracción liberal, mezcla de perseguidos políticos y aventureros. En la época de la Violencia hubo algunas incursiones conservadoras en el cañón, y a los pájaros de otras regiones, acá se les conocía como matojeros, porque se escondían detrás de matojos. Esto hizo que los primeros núcleos guerrilleros aparecieran acá en Argelia tempranamente en la década de 1960, algunos autodenominándose liberal-comunistas. En 1967 Argelia, de corregimiento del Tambo y parte del Patía, se convirtió en municipio en derecho propio. Desde la década de 1970 se asentó el Frente 8 de las FARC; también hubo presencia efímera del M-19 y del EPL (quienes secuestraron a Juan José Chaux Mosquera) a finales de los 1980, en épocas de la Coordinadora Guerrillera Simón Bolívar. Pero los que realmente cogieron fuerza en Argelia fueron los guerrilleros de las FARC-EP. A tal punto, que a fines de la década de 1990 se creó un frente guerrillero específicamente para este municipio, el Frente 60 "Jaime Pardo Leal". El ELN llegaría mucho más tarde, desde El Tambo y el Pacífico, en la década del 2000, con la implantación en la parte baja del Frente José María Becerra. Prácticamente todo lo que existe en este municipio fue construido con tesón por las comunidades organizadas, que abrieron trochas, construyeron escuelas, centros de salud, todo lo que aquí hay. Ellas también han sido las impulsoras autónomas de las semanas deportivas que se celebran en todos los corregimientos desde 1983 y que son el principal mecanismo de integración social en el municipio. La tradición organizativa en esta tierra ha sido muy fuerte, llegando en el 2009 a la fundación de ASCAMTA. 

Con organización y decisión de lucha el pueblo argeliano en la década del 2000 supo resistir tanto a la militarización del territorio como a la presencia de los paramilitares: en el gobierno de Uribe Vélez se profundizó la penetración militar en la región, y el 2007 se instalaron dos puestos de policía, uno en El Mango y otro en El Plateado. Estos puestos de policía coincidieron con la llegada de los paramilitares a la región, bajo la denominación de Los Rastrojos. El 2009 en El Plateado y en el 2015 en El Mango, la población sacó a la estación de policía respectivamente. De la misma manera, se han opuesto y movilizado contra la presencia del ejército en su territorio: en noviembre del 2015 y en marzo del 2016, miles de campesinos bloquearon acciones del ejército tendientes a erradicar forzadamente cultivos y a requisar materiales de productores (incluso, en la segunda instancia se les acusó de buscar robar dinero de los campesinos)[1]. Los paramilitares, por su parte, fueron exterminados por las FARC-EP hacia el 2011. En febrero de ese año, en un único combate, mataron a más de 30 paramilitares. Así se acabó la noche del paramilitarismo. Pero hoy, con la excusa de la erradicación forzada de los cultivos de coca, se cierne nuevamente sobre tierras argelianas la amenaza de la militarización y de la paramilitarización.

 

La coca: cultivo de la resistencia y regalo envenenado

Este fue un municipio eminentemente cafetero hasta los años de 1990. Posterior a la caída del pacto cafetero en 1989, la coca que ya existía en la región desde la década de 1970 (y que era usada por los campesinos para mambear y comercializar con los indígenas caucanos), se expandió como una respuesta a la profunda crisis económica que azotaba a los campesinos de la región. La cuestión de la coca, en Argelia así como en cualquier otra parte de Colombia, debe ser entendida en el marco de la crisis permanente de la economía campesina.

El campesinado colombiano, desde hace más de un siglo, está encerrado en un círculo vicioso en el cual tumba monte para luego ser desplazado de sus mejoras por fuerzas legales (endeudamiento, problemas de titulación, presión económica) o por fuerzas ilegales (el despojo paramilitar la más conocida), con lo cual debe comenzar nuevamente en el punto 0, selva adentro o monte arriba. En este proceso, se incrementan las propiedades de los latifundistas y esto ha llevado al país a unos niveles obscenos de concentración de tierras: el 1% de las explotaciones agrícolas concentran el 81% de la tierra, mientras que el 99% de las fincas tienen que conformarse apenas con el 19% de la tierra. Pero si se mira más en detalle, las cifras son aún más aterradoras: un 0,1% de las unidades de explotación agrícola, es decir, 2.362 unidades, ocupan el 60% de la tierra cultivable, es decir, unas 41.000.000 de hectáreas[2]. Y como cada terrateniente posee más de una finquita, estamos hablando de menos de 2.000 personas que son, literalmente, dueñas de más de la mitad del país, y frenan con su influencia parlamentaria y con la violencia practicada por los "ejércitos anti-restitución de tierras" paramilitares, las políticas tendientes a redistribuir la tierra en beneficio de millones de pobres del campo. 

En este contexto es que debe entenderse el rol de la coca para el campesinado. Según Molano, "[h]ay que decir, una vez más, que el cultivo de coca ha retardado este ciclo y permite a muchos colonos conservar su mejora y librarse de las ventas forzadas de sus predios. La fumigación de cultivos ilícitos lo que hizo fue quebrarle esta defensa al colono y facilitar que las chagras fumigadas terminen, por otro método, en manos de los ganaderos"[3]. Pero no sólo de ganaderos, sino también en manos de la agroindustria o ahora también, de las concesiones mineras. Si bien es cierto que la coca ha permitido que los colonos y los pequeños campesinos, en muchas regiones de Colombia, puedan resistir al ciclo de colonización/despojo, lo cierto es que la coca es un regalo envenenado. El paquete cocalero llega con todos los vicios del paquete de la "revolución verde" pregonado por las instituciones internacionales desde la década de los 1960: particularmente con el binomio mortal de monocultivo y venenos para fumigar. Bayer gana más que todos los campesinos juntos gracias a la economía cocalera. Por otra parte, la cultura campesina en cuanto tal se debilita –pero no desaparece- con la economía cocalera más que con otros cultivos orientados al mercado (los llamados cash crops, como el café), que se compenetra de algunos de los valores "empresariales" propios de un tipo de actividad racionalizada exclusivamente en términos del retorno económico. 

Con todo, la coca ha sido definida como un "cultivo de resistencia" por parte de los cocaleros argelianos porque permite la reproducción del campesinado como entidad viable –algo que no puede hacer el pan coger en zonas donde el colono tiene media o una hectárea para cultivar. En estos espacios, si no es por la coca, la unidad familiar campesina sencillamente no puede reproducirse: ni el café ni la caña pueden hacer este milagro. Todos los proyectos productivos del mundo no garantizarán la permanencia en el territorio de estos campesinos que son ya ni siquiera minifundistas, sino que surco-fundistas; por ello, se vuelva imperativo seguir luchando por una reforma agraria integral que acabe con los niveles de concentración de tierra actualmente imperantes. Conscientes de la complejidad de esta situación, es que Argelia, después de la realización del 1er Encuentro Organizativo Cocalero en El Plateado (9 de Julio 2016), fue uno de los municipios impulsores de la Coordinadora Nacional de Cultivadores de Coca, Marihuana y Amapola (COCCAM), que reúne a campesinos de 17 departamentos del país. En este complejo panorama, los campesinos organizados como ASCAMTA han decidido dar pasos firmes hacia la diversificación de la producción, aun cuando no esperen nada del gobierno en cuanto al cumplimiento de lo acordado en el tema de la sustitución voluntaria y concertada en el marco del proceso de paz de La Habana, y mientras siguen luchando por solucionar un problema que es de carácter estructural: el acceso a la tierra. 

 

Recuperando la cultura campesina: dos experiencias argelianas –la finca de ASCAMTA y la Granja de la Paz

Aun ante los incumplimientos del gobierno a los cocaleros –incumplimientos que no son exclusivos a la población argeliana o caucana, sino que todos los cocaleros a nivel nacional-, los campesinos de ASCAMTA han asumido el compromiso de comenzar a diversificar la producción, volviendo a sembrar pan coger, recuperando así la cultura campesina. La asociación ha conseguido una finca de 11 hectáreas en las afueras de la cabecera municipal, que fue comprada por la Agencia Nacional de Tierras como parte de las negociaciones que la Cumbre Agraria hizo para conseguir proyectos productivos después del paro agrario del 2013. En Julio, más de 100 campesinos se reunieron en una minga para rozar y desmalezar la finca y ponerla en forma. El entusiasmo de estos campesinos socios de ASCAMTA que se apropiaron del proyecto era evidente. En esta finca ya tienen 1500 gallinas, de un total de cerca de 5000 que esperan tener: los huevos ya están todos vendidos de antemano. También quieren sembrar café, banano, plátano, invernaderos con tomates, desarrollar la porcicultura y la ganadería. En estos momentos, un grupo de compañeras están acondicionando cinco lagos que tiene la finca para criar tilapia. 

En palabras del dirigente de la asociación, Carlos Buitrón, "se trata de comenzar a diversificar la producción campesina, de concientizar... esta finca es una demostración de la soberanía alimentaria para el municipio. Queremos rescatar el valor de la producción del campesino. Argelia era un municipio rico en guineo, plátano, naranjas, queremos recuperar esto y que no sea todo coca... poder irla reemplazando con pan coger." Entre los proyectos que hay para que esta finca pueda ayudar en esta tarea, se encuentra también la creación de una Escuela de Saberes Campesinos. El SENA también se ha ofrecido para dar cursos teórico-prácticos en avicultura a los campesinos, ayudándolos a cualificarse en esta tarea. Cuando le preguntamos a Buitrón si él cree que esta finca pueda beneficiarse de los planes y proyectos que el gobierno ha ofrecido como parte de la sustitución concertada con las comunidades, él expresa sus dudas: "porque la gente no cree ya en las promesas del gobierno. Estamos ya sembrando otras cosas, pero no podemos esperar a que el gobierno cumpla, porque eso se ve difícil. A ellos solamente se les ve voluntad para imponer cosas sin traer proyectos y sin cumplir con lo acordado." Esto es particularmente sensible, porque el gobierno quiere imponer la firma del acuerdo a la comunidad, sin los pre-acuerdos acordados y sin aun avanzar en los proyectos de desarrollo con enfoque territorial, que serían parte integral del espíritu de lo acordado en La Habana, según personas de la comunidad. Los campesinos enviaron cartas con su voluntad de sustituir voluntariamente, a la espera de que el gobierno cumpla de manera sustantiva con la creación de alternativas viables, cosa que sería posible si el gobierno se comprometiera tan sólo a poner la mitad de los recursos que ha puesto para la erradicación forzada y la respuesta militar al problema cocalero en la creación de alternativas para la sustitución. Pero no se ve esta voluntad de su parte. Según Buitrón, "sólo se ve su voluntad para imponer cosas sin hacer propuestas y sin cumplir lo acordado. Se han hecho estas cartas de voluntad, pero el gobierno nos quiere dar sólo represión sin inversión". 

Otra experiencia para recuperar esta cultura campesina y luchar por la soberanía alimentaria, se dirige hacia las futuras generaciones. En el colegio del Sinaí,  se ha creado la Granja de la Paz, una experiencia para educar a los menores de edad de esta institución en preservación de la identidad campesina a través del trabajo agropecuario. También esta iniciativa busca contribuir a la construcción de paz local, generando alternativas a la economía cocalera y fortaleciendo la soberanía alimentaria de la población. También busca combatir ese modelo de "educación para el desarraigo", según el cual el éxito para los estudiantes campesinos consiste en ir a la ciudad y abandonar los territorios. A través de la promoción del trabajo campesino se busca que el estudiante adquiera las experiencias básicas para permanecer en el campo y valorar al campesinado como un proyecto de vida válido, con proyecciones para el futuro de los jóvenes, y luchar contra la estigmatización del campesino como si fuera la encarnación del fracaso.

Esta experiencia, fundada en el 2014, ha familiarizado a más de 300 estudiantes con la producción campesina como algo más que la producción cocalera. En la granja hay porcicultura, gallinas criollas, pollos de engorde, conejos, lombricultura y desarrollo de abonos orgánicos, huertas orgánicas de pan coger, como cebolla, cilantro, plátano, yuca, maíz, pepino. Los estudiantes han salido de esta granja a replicar lo que aprenden aquí en sus fincas, muchas de las cuales ya han comenzado a ver otros cultivos aparte de la coca. 

A estos dos esfuerzos, se suma el hecho de que antiguos guerrilleros farianos de esta región están avanzando proyectos productivos con la cooperativa que ha salido del marco de los acuerdos de La Habana, Ecomún. Sus esfuerzo también apuntan a diversificar la producción, sembrar pan coger y construir la soberanía alimentaria que se merece el pueblo argeliano. Todos estos esfuerzos merecen todo el respaldo y apoyo de la sociedad; desafortunadamente, más que apoyo, por parte de las autoridades, lo que se oyen son amenazas de represión y erradicación forzada, que paradójicamente, amenazan más a estos esfuerzos por construir una economía campesina sin coca, que a la coca misma. 

 

La amenaza de la mega-minería a los sueños de soberanía alimentaria

La mayor amenaza a la cultura y la identidad campesina, viene en la forma de la locomotora extractivista impulsada por el gobierno de Santos. En la disputa por el territorio de Argelia, está comenzando a jugar un rol cada vez mayor el espectro de las multinacionales mineras que están pidiendo obteniendo concesiones mineras en este territorio, poblado por miles de pequeños campesinos que subsisten en sus pequeñas fincas gracias a la economía cocalera, y que hoy buscan diversificar esta producción y ampliar la producción de pan coger.  Por ejemplo, Cerro Matoso S.A., perteneciente a la multinacional BHP Billiton, tiene una concesión de título minero de casi 15.000 hectáreas para la explotación de níquel y asociados en la región entre Timbiquí, Argelia y el Tambo. Muy probablemente el espectro de la militarización del territorio tiene mucho que ver con la implementación de estos megaproyectos que enfrentan su más grande barrera, en la oposición organizada de estas aguerridas comunidades.

Otra multinacional que ha hecho solicitudes mineras en el municipio de Argelia por un total de 20.000 hectáreas, entre los corregimientos del Plateado, el Diviso y la Belleza, es la Anglo American Colombia Exploration S.A., empresa con vínculos con la Anglo Gold Ashanti (que alguna vez controló el 50% de la AGA hasta que en el 2009, formalmente, vendió su parte)[4]. Ahí, en la quebrada de la Naranja y su desembocadura en el río San Juan de Micay, precisamente en el corregimiento de la Belleza, se ha encontrado cobre. Muy probablemente el método que se utilizaría para explotar el recurso cuprífero es la lixiviación, un método que contiene un alto riesgo de contaminación por ácidos. El mineral molido es remojado en una solución ácido mediante la cual se obtiene el metal buscado, en este caso, el cobre. En abril del 2016 llegó una carta de la Agencia Nacional de Minas, informando a la alcaldía de Argelia de la solicitud de concesión minera de 2.000 hectáreas para explotación de cobre en la Belleza. La reacción de la comunidad, al enterarse de esta solicitud, fue de organizar una reunión abierta a la que asistieron unos 200 pobladores de este corregimiento, ante la cual el propio alcalde se comprometió a oponerse a este proyecto.

De implementarse estos megaproyectos mineros, estos pequeños campesinos pasarían a la historia, y todos los esfuerzos de la asociación para lograr la soberanía alimentaria se convertirían en un aborto muerto antes de ser concebido. Esta amenaza preocupa enormemente a las comunidades argelianas, y como ha ocurrido en otras zonas del país, se está fraguando una alianza amplia para defender el territorio, el agua y la vida. Utilizando la figura de la consulta popular, hoy en día ASCAMTA está liderando un llamado a realizar una consulta en todo el municipio relativa al tema de la mega-minería. Esperan utilizar este recurso para evitar llegar a la protesta popular en contra de la destrucción del territorio. Mientras el gobierno santista está afanado en acabar con la figura de la consulta popular (o al menos, de arrancarle sus colmillos, volviéndola una herramienta inane), y mientras desconocen olímpicamente los resultados aplastantes en contra de la megaminería logrados en comunidades como Pijao, Cumaral, Cajamarca, o Piedras, los campesinos y los habitantes urbanos argelianos se aferran a esta herramienta como una manera de evitar una confrontación en la cual ellos saben que llevarán la mejor parte, según lo ha demostrado la experiencia de represión en este territorio. 

La Batalla de Argelia en clave del post-acuerdo

Si bien es preocupante que ha habido algunos descalabros sociales después de la salida de las FARC-EP de la región, con incidentes de variable naturaleza dependiendo del corregimiento –las situaciones más graves se han vivido en esa interface entre farianos y elenos que es El Plateado, donde en un fin de semana en Junio fueron asesinadas seis personas-, las comunidades organizadas han mostrado una gran conciencia cívica y capacidad política para mantener un cierto orden y control social ante esta situación. En todas partes se están discutiendo y creando manuales de convivencia –muchos de los cuales existían, pero con la llegada de la policía en el 2007 fueron abandonados, quedando después los insurgentes como fuerza de control de facto. Este trabajo ha sido particularmente intenso en El Plateado y Sinaí. También se están construyendo y conformando guardias campesinas que ayuden a conservar el orden en el territorio, como organizaciones bajo la supervisión directa de las Juntas de Acción Comunal. Esto es parte de un trabajo más amplio impulsado fundamentalmente, pero no exclusivamente, por ASCAMTA. Hoy se puede ver mucha gente sumándose a esta organización, mientras se forman muchos comités de trabajo: algunos de los más fuertes son el de mujeres y el de Juventud Rebelde, pero también se están formando comités de cultura, el comité Semillas de Micay –que se encarga del deporte-, y un comité que está proyectando para el medio ambiente. Hay también una Casa de la Cultura en Sinaí desde la cual se hacen proyectos culturales con la comunidad y particularmente con los jóvenes –hay otra proyectada para El Plateado. También ASCAMTA ha empezado un importante trabajo comunicativo mediante la creación de Radio Activa, una radio de carácter cultural-social-campesino, según sus propias definiciones. Desde la frecuencia 100.7 FM esta radio desde hace meses viene difundiendo hacia toda Argelia y la zona del Pacífico (Guapi, Timbiquí, López de Micay) su mensaje de cuidado del medio ambiente, de socialización de la figura de la Zona de Reserva Campesina, de defensa de los derechos de las mujeres y de fortalecimiento de la identidad campesina. Los segmentos más importantes son los mensajes de la comunidad y el segmento noticioso. La recepción por parte de la comunidad ha sido extraordinaria, al punto que esta radio se está sosteniendo íntegramente gracias al apoyo de los comerciantes de la región gracias a los segmentos publicitarios. Para reforzar la cultura campesina, también se viene realizando desde hace tres años un Encuentro Intercultural de Saberes y Sabores Campesinos, el cual este año se realizará de los días 2 al 6 de Octubre en Sinaí.

Los campesinos de la región confían en su propia capacidad y fuerza organizativa para lograr construir una convivencia armoniosa, para trabajar y seguir construyendo sus comunidades desde el trabajo solidario y el respeto en común, como lo han hecho de siempre, en estos momentos de transición. Un aspecto fundamental en este trabajo es la creación de una Zona de Reserva Campesina para Argelia y para Balboa, que está actualmente en trámite. Hay mucha esperanza en este trabajo organizativo, pero también hay obscuros nubarrones en el horizonte. A lo que más se le teme es a una ofensiva militar-policial-paramilitar, como la que se vivió a fines de la década del 2000, que dejó una estela de muertos, desaparecidos y desplazados. Muchos piensan que es cosa de semanas para que se materialice una nueva ofensiva represiva, como las vividas en noviembre del 2015 y en marzo del 2016, momentos en los cuales las fuerzas represivas del Estado se aprovecharon del cese al fuego unilateral de las FARC-EP para violentar a la comunidad campesina.

Muchos sienten que la Batalla de Argelia está por venir. Y que esta batalla será clave para definir el carácter del post-acuerdo, en un momento histórico para el país que es extraordinariamente fluido. En el entendido de que también hay otro acuerdo que se viene impulsando en el proceso del gobierno nacional y el ELN en Quito, proceso el cual también debe ser apoyado y rodeado por todos los sectores populares. Los esfuerzos de estos campesinos argelianos pueden ayudar a consolidar un modelo de post-acuerdo favorable a los intereses de los pobres del campo y de las mayorías de Colombia. De acá están surgiendo alternativas, experiencias reales de democracia popular, deliberante, desde las propias comunidades. Por eso es tan importante hoy en día rodear a este proceso, rodear a ASCAMTA y todas las organizaciones populares de la región y sus dirigentes, no permitir que sean aislados ni que se utilice la erradicación forzada en su contra, y defender todos los esfuerzos de estos campesinos. No podemos permitir que la alternativa represiva que se cierne como una espada de Damócles sobre las cabezas de este pueblo, se materialice. Argelia debemos ser todos y cada uno de quienes creemos en una Colombia nueva, construida desde abajo, por las propias masas que trabajan y sueñan con hacer este proyecto una realidad.

José Antonio Gutiérrez D.

Guillermo Andrés Mosquera 

 

28 de Agosto, 2017

 

[1] Para más detalles, revisar http://www.rebelion.org/noticia.php?id=222959

[2]https://www.oxfam.org/sites/www.oxfam.org/files/file_attachments/radiografia_de_la_desigualdad.pdf

[3] El Espectador, 8 de Julio, 2017.

[4] http://www.dinero.com/edicion-impresa/investigacion/articulo/las-maniobras-del-rey-midas/145595

Por: SAÚL RIVAS -RIVAS

Entre el 6 y el 11 el Papa Francisco estará en Colombia, el Estado de los cementerios comunes, los falsos positivos y sus paramilitares, el más grande exportador de drogas del mundo asociado con USA, el mayor consumidor; con la inmunidad de sus bases militares norteamericanas, pieza clave de la OTAN en Sudamérica. Será el Israel de América?. Bisagra yanqui del falso multilateralismo contra sus hermanos. Venezuela en particular. Desde los 200 años de la Carta de Jamaica (2015), la Cátedra Libre Intercultural César Rengifo denuncia el resurgimiento de la Santa Alianza, encabezada por el Pentágono y la OTAN para liquidar a los países independentistas, antiesclavistas y de vocación libertaria con la integración intercultural bolivariana: ALBA, CELAC, UNASUR, PETROCARIBE. Esta nueva Santa Alianza contra los países independentistas tiene -hasta ahora- una voz disidente: la del Papa Francisco. Veamos, 1815: la Santa Alianza fue una confabulación de las monarquías europeas ¿pretexto hacia América? “Ayudar” a España a re-conquistar sus colonias emancipadas. La verdad, Inglaterra, Francia y Holanda, querían ocupar el lugar de España. USA, con su doctrina Monroe,1823, buscaba lo mismo: América para los norteamericanos....Que “parecen destinados por la providencia a plagar a la América de miserias en nombre de la libertad” (S. Bolívar). Esta gira del Papa por Colombia, lo pone en la encrucijada: o santifica de una vez la alianza de los opresores imperiales o se enfrenta a ellos, sin detrimento de la diplomacia. Preocupa sin embargo, que la estructura interna del Vaticano ha tratado de silenciar al Papa. Por él habla, la Secretaría de Estado del Vaticano. Algo parecido le hicieron a Juan XXIII y él decía: ¡Recuerden que sólo soy el Papa!. Ha sido Francisco el único pontífice que ha condenado al capitalismo como sistema, denunciando el modelo de desarrollo imperante, contrario a la continuidad de la vida del planeta y a la dignidad humana. Mereció el epíteto de “comunista” por parte de la ultraderecha mediática global. Circuló por redes una estampa de Francisco con boina roja y los ojos de Chávez, declarándolo miembro honorario del PSUV. ¡Sólo por pedir diálogo entre gobierno y oposición! La orden -y los biyuyos- que bajaba el imperio y sus ONG, era para guerra y golpe de estado permanente. El encuentro de Francisco con las izquierdas y avanzadas del mundo es ecuménico: no hay la pretensión proselitista de convertirlo en marxista. Ver nuestra Carta al Papa de hace más de un año como cofundador de la izquierda cristiana de Venezuela (Aporrea). Por nuestra parte, en busca de la paz se puede reunir con el Santo y el Demonio del narco-paramilitarismo: ¿pero por qué no reunirse con la disidencia del sistema dominante?

Una nota procedente de la Secretaría del Vaticano anunció el viaje del Papa a Colombia, afirmando de paso, “que su gira no sería política”: no recibirá a la FARC, a la Conferencia Episcopal, a la oposición venezolana, ignora de paso en el juego político al Estado y gobierno bolivariano, en el ojo del huracán de la nueva Santa Alianza; su propósito estaría encaminado únicamente “a la prédica del Evangelio”. Esto que le pide la Secretaría del Vaticano al Papa en su viaje a Colombia huele al despojo del Evangelio como Sal de la Tierra y de su irreductible y subversiva carga Profética. Decía Mons. Germán Guzmán sobre la violencia en Colombia: La suerte está echada, “Lacayos o Profetas”. Y si la sal se desvaneciera ¿con qué se le salará? Corresponde preguntar ¿si la gira “no es política” se va a reunir con Santos, flamante “Premio Nobel de La Paz”, con el Santo y el Demonio sin escuchar la otra campaña? (º) Si algo de este Papa le ha molestado a los poderosos ha sido la voz de paz con justicia del profeta Isaías, la franciscana comunión con la naturaleza ante las lágrimas del planeta, su paciencia para escuchar a los pueblos explotados y oprimidos. Su irreductibilidad ante la denuncia constante, incluso contra la estructura interna del Vaticano ¿Qué va a pasar ahora con esta encerrona de la oligarquía bogotana y mundial? La cruzada imperial es contra Venezuela y Nuestra América. ¿Pregunto finalmente cuál organismo confiable de seguridad cuidará la vida y salud del Papa Francisco en este viaje tan controversial? Sobre todo su comida. No olvidemos lo que ha pasado con Chávez, Arafat y otros personajes claves.

Tierra de Guaicaipuro 5 de sept. Día Mundial de las Mujeres Indígenas 2017

………..

(º) Uribe le escribe al Papa preocupado por la proliferación del narcotráfico: ¿Se referirá al “Cartel de Los Soles”’? Los falsos positivos en su alto cinismo ya tienen por techo al cielo y a sus ángeles guardianes. 

 

Escrito por  Consejo Nacional de los Comunes 

"Los inventores de fábulas que todo lo creemos, nos sentimos con el derecho de creer que todavía no es demasiado tarde para emprender la creación de la utopía, donde las estirpes condenadas a cien años de soledad tengan por fin y para siempre una segunda oportunidad sobre la tierra."

Gabriel García Márquez


El primer plenario del Consejo Nacional de los Comunes, conformado por 111 miembros, sesionó los días 2 y 3 de septiembre luego de su elección durante el congreso constitutivo de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común – FARC.

El plenario designó un Consejo Político Nacional de 15 miembros enunciados a continuación:

-        Rodrigo Londoño (Timoleón Jiménez), Presidente

-        Iván Márquez, Consejero Político

-        Pablo Catatumbo, Consejero de Organización

-        Joaquín Gómez

-        Carlos Antonio Lozada

-        Ricardo Téllez

-        Pastor Alape

-        Bertulfo Álvarez

-        Mauricio Jaramillo

-        Sandra Ramírez

-        Erika Montero

-        Victoria Sandino

-        Liliana Castellanos

-        Benkos Biojó

-        Jairo Estrada

El plenario ratificó el espíritu de unidad de el nuevo partido FUERZA ALTERNATIVA REVOLUCIONARIA DEL COMÚN y la necesidad de avanzar hacia un gobierno de transición y reconciliación nacional que cierre el capítulo de la violencia política y abra una nueva época en la que germine la democracia plena a través de la paz y el buen vivir de la sociedad colombiana.

El Consejo Nacional de los Comunes determinará una ruta política para construir un plan nacional de trabajo que continuará edificando el tránsito de la organización, tomando como punto de partida, las conclusiones del Congreso Constitutivo del nuevo partido, y la necesidad de aportar en la construcción de una gran convergencia social y política por la paz, la profundización de la democracia, y la reconciliación de la nación.

Ratificamos las palabras de Timoleón Jiménez en el escenario de instalación de nuestro congreso constitutivo: "Tenemos que tomar conciencia real de la amplitud con que debemos dirigirnos a la nación, sin dogmas ni sectarismos, ajenos a toda ostentación ideológica, con propuestas claras y sencillas".

Nos disponemos a construir una Nueva Colombia, donde el sagrado derecho de vivir en paz sea sembrado por la dignidad, el respeto de los derechos, la diversidad y la justicia social en sus más profundas acepciones. Un país flagelado por la violencia, la corrupción y el desfalco, necesita sumar fuerzas para construir una potencia moral que vaya más allá de los partidos, por el empeño de reconstruir lo público. Vamos por profundas transformaciones democráticas y sociales.

Nuestra única arma ahora es la palabra y a ese esfuerzo dedicaremos nuestra vida política. Sentimos un profundo orgullo de poder contribuir a la construcción de una paz estable y duradera. Sin embargo, los retos que aún quedan pendientes en la implementación de los acuerdos y la reincorporación de los excombatientes, nos llevan a hacer un llamado directo a la sociedad civil para defender la paz como semilla de una vida nacional mucho más fecunda.  Los incumplimientos por parte del gobierno son el peor mensaje que se le puede dar a un pueblo que ha perdido la confianza en la política, un pueblo que requiere de hechos más que de promesas.

En los próximos días realizaremos el registro formal de nuestro partido político ante el Consejo Nacional Electoral, cumpliendo con una de las etapas más importantes consagradas en el acuerdo de paz.

Llamamos a las organizaciones de la sociedad civil, a la comunidad internacional, al gobierno colombiano, al país político, y a los habitantes de la Colombia profunda, a defender el acuerdo de paz y su perspectiva de edificar un futuro mejor para nuestro pueblo. Debemos cerrar para siempre la puerta a la violencia, y aportar a la construcción de una cultura democrática que se cimiente sobre los derechos humanos y el respeto por las ideas del otro. El sagrado derecho de vivir en paz a través de la justicia social y el humanismo.

De igual manera, manifestamos nuestro agrado por el cese al fuego bilateral, logrado entre el Gobierno nacional y el ELN, como un paso más a la colombia en paz que todos y todas soñamos, y como una manifestación de compromiso de las partes, con los diferentes sectores de la sociedad civil, que han hecho del triunfo de la paz su bandera.

FUERZA ALTERNATIVA REVOLUCIONARIA DEL COMÚN – FARC

Por Nelson Lombana Silva  

(Ibagué, septiembre 3 de 2017) Los rasgos culturales de Colombia se encuentran como el general en su laberinto. Están perdidos, prácticamente avasallados por los rasgos extranjeros del imperialismo norteamericano. 

Dichos rasgos culturales que nos han impuesto los Estados Unidos y la burguesía, no solo son cosificados sino también mercantilizados. Los rasgos culturales resultan siendo entonces crueles productos de la sociedad de consumo. 

El pueblo ha sido convertido en repetidor maquinal de los rasgos culturales de la clase dominante. Siendo pobres nos venden la idea que podemos ser ricos y en ese submundo de soñar despiertos vivimos bajo la más tenaz opresión y represión cultural. La cultura así se hace basura, basura que compramos y nos complacemos en ella constantemente. 

No queremos parecernos a esa mezcla hermosa de razas que históricamente han ido surgiendo en el proceso evolutivo del ser humano, nos queremos parecer a la raza aria, a los gringos y los vemos como los más civilizados del mundo.

Las guerras de rapiña, las invasiones brutales y el asesinato de niños, jóvenes, ancianos, hombres y mujeres, en sus producciones cinematográficas, en sus obras de literatura y en sus imágenes, nos la imponen como la última fantasía, como la genialidad en pinta. Es así como llegamos a la conclusión fatal que una película sin violencia no es película. Nos han amaestrado en el arte, en la cultura y en el terreno artístico. Lo de ellos, vale todo el dinero del mundo, lo nuestro no, simplemente un guiño inexpresivo. Se imponen las imágenes de Rambo, la Mujer Maravilla, el Hombre Nuclear, el Rock, etc. 

Los medios masivos masifican esos rasgos culturales e ignoran nuestros propios rasgos en una forma salvaje y deliberada. Ellos tienen todo el dinero del mundo para invadir y colonizar. Por eso nosotros hablamos español pero pensamos en inglés. 

Esa postura no es gratuita o accidental. Hace parte del andamiaje para tener al pueblo subyugado. Un pueblo que no dimensione sus rasgos culturales, es un pueblo sin identidad, es un pueblo que poco y nada le interesa su soberanía y por supuesto su independencia. Ama la esclavitud. Confunde pasado, con presente y futuro. Mejor: No tiene sentido de futuro. Va más por intuición que por conciencia y conocimiento. 

Si la clase dominante colombiana le hubiera permitido al pueblo dimensionar sus rasgos culturales, el pueblo no hubiera permitido la instalación de siete bases norteamericanas en nuestra patria, tampoco que se estuvieran las multinacionales y transnacionales robando los recursos naturales. Causa dolor de patria la forma miserable como estas se roban el petróleo colombiano, por ejemplo. Mientras ellos se hacen más fuertes, nosotros nos hacemos más débiles, desnutridos y divididos. 

Qué diferente es la postura del gobierno cubano. Sus rasgos culturales han ocupado el primer lugar a partir de 1959, cuando triunfa la primera revolución socialista en América.

Un joven cubano de paso por Colombia se refiere al tema, se trata de José Ángel Maury de Toro. Dice: "Nosotros tenemos influencia de disímiles culturas, pero se ha mantenido el principio que es defender la cultura nacional. Eso no podemos perderlo". 

Agrega: "Reconocemos que el día  que perdamos las tradiciones culturales, el día que pongamos tradiciones foráneas culturales, vengan de donde vengan, por encima de las tradiciones culturales cubanas, estamos perdiendo soberanía, estamos perdiendo independencia. Fidel dijo que la cultura era la espada y escudo de la nación cubana". 

Por eso los Estados Unidos intentan matar a este pueblo en pleno siglo XXI a punta de hambre, empleando el brutal e inhumano bloqueo económico. Por eso la salvaje guerra mediática contra este pueblo heroico que construye el socialismo con decisión y coraje, en sus propias barbas, a 90 millas. 

Los rasgos culturales colombianos hay que rescatarlos. El alcalde de Ibagué, viene desarrollando intensa actividad en este sentido, a pesar de las limitaciones económicas y la cruda estigmatización que esto genera. 

Quiere a través de las bibliotecas públicas desarrollar un trabajo cultural en la utopía de rescatar y dimensionar los rasgos culturales. La idea es interesante pero hay que desarrollarla en la praxis con amplitud y continuidad. 

La propuesta de dichas bibliotecas públicas de servicios innovadores, como la fotografía y memoria, grandes preguntas y cine foros, se debe implementar para desalienar, haciendo una comunidad crítica, analítica y propositiva. Tomar lo positivo y descartar lo negativo. 

En este nuevo proceso histórico que ha comenzado a vivir Colombia con los acuerdos de la Habana, la transformación de la guerrilla de las Farc – Ep en partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (Farc), las bibliotecas deben jugar papel fundamental en aclimatar la paz, la cultura nuestra, la identidad, el sentido de pertenencia, la tolerancia, el respeto a la diversidad y a la mente amplia, crítica y analítica. Bien dijo el famoso escritor francés Víctor Hugo: "Cuando se abre una biblioteca, se cierra una cárcel".  

Por: Hernán Durango.

El martes 5 de septiembre se realiza en la ciudad de Valledupar, Cesar, el panel  "Conversemos la paz, por un caribe con justicia social", en el marco de la semana por la paz y para dar la bienvenida al Papa Francisco en su visita a Colombia.

Están invitados todas las comunidades y organizaciones sociales, desde las 8am a 12.30pm. en el auditorio de la Universidad del Área Andina de Valledupar. Sus organizadores invitan a la comunidad a asistir para conocer la visión en relación con los desafíos, oportunidades y compromisos que implican esta nueva etapa del proceso que vive nuestra nación.

El evento es coordinado por el Presbítero Jesús Torres Ariza, director de la Pastoral Social en la capital del Cesar y  cuenta con el respaldo de la Diócesis de Valledupar, Programa de Desarrollo y Paz del Cesar y  la Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia -MAPP/OEA -.

En el panel debatirán miembros de la fuerza pública, ExMiembros de FARC y AUC, representantes del sector educativo y de instituciones públicas sobre sus diferentes visiones para construir la paz y sus ideas para realizarlas. Entrada Libre.

CONVOCATORIA

X ENCUENTRO NACIONAL ESTATAL

Viernes 15 y sábado 16 de septiembre de 2017

El pasado 28 de junio se firmó el Tercer Acuerdo Marco Estatal que representa un avance en los logros de este sector, fruto de la unidad y la movilización social. Precedió a la firma, tres paros estatales, que sin duda obligaron al gobierno nacional a ceder a algunas de las pretensiones del movimiento sindical. Estos paros se dieron en el marco del paro nacional del magisterio, el paro de los trabajadores del Ministerio del Trabajo, y la Operación Reglamento del INPEC, entre otras.

En la actual coyuntura cobra una gran importancia la batalla por la ampliación de las plantas de personal y el trabajo decente, que es uno de los puntos centrales del acuerdo laboral. Con el fin de continuar coordinando acciones jurídicas, políticas y de movilización social para que esta acción sea centralizada y rinda los frutos esperados, los queremos invitar al X Encuentro Nacional Estatal, que se realizará desde el viernes 15 de septiembre a partir de la 1:30 p.m., con el fin de definir la táctica y estrategia a seguir para el cumplimiento del acuerdo laboral, la solidaridad con Fecode, y otras acciones sociales que se realizarán durante el segundo semestre del presente año.

Sitio:                            

Secretaria Distrital de Salud (Cra. 32 Calle 13) Bogotá D.C.

Orden del día:

 

Viernes 15

  1. Registro de participantes
  2. Conferencia: Coyuntura política y el papel del movimiento sindical en el postconflicto
  3. Informe de las regiones y sindicatos nacionales

Sábado 16

  1. Presentación del plan de acción nacional y planes regionales
  2. Proposiciones y varios

Por tal razón, los invitamos a que tramiten los permisos sindicales y los viáticos donde sea menester para que se garantice la participación de al menos seis delegados por cada organización sindical. La inscripción de estos participantes no tiene costo.

  

CONVOCAN:

 

CUT – CTC CGT

FENALTRASE, FECOTRASERVIPUBLICOS, UTRADEC, UNETE

Suspenden los efectos de 106  de las Actas de  Compromiso
 
La BRIGADA JURIDICA  EDUARDO  UMAÑA  MENDOZA  denuncia  ante la opinión pública  Nacional  e Internacional  y especialmente  ante  los compañeros  ex prisioneros políticos  de las FARC  EP, que  la  Secretaria  Ejecutiva    de la  Jurisdicción Especial para la Paz ha expedido  el viernes  18  de agosto de  2017   un oficio   dirigido  a los  Juzgados   de Ejecución de Penas  donde   suspende los efectos  de más  de 100 actas de compromiso  de prisioneros  que han salido  en Libertad a través  de la Ley   1820 de  2016   y  sus decretos reglamentarios.
 
Argumenta "la Secretaria  Ejecutiva  que los prisioneros  que se encontraban en el listado  elaborado por las FARC  EP    y que   habían recibido  por esta  secretaria  a través   de   la Oficina  del alto  comisionado  para  la  Paz .  Dichos listados   corresponden   a  los que  aun  no han agotado  el proceso de verificación y acreditación  por parte  de  la  Oficina  del  Alto Comisionado  Para  la  Paz con fundamento  en los principios  de  buena  fe y confianza  legitima  consagrados  en el acuerdo  final para  la  terminación del conflicto  y la construcción de una  paz  estable  y duradera".
 
De una  manera  extraña  una funcionaria  de  esa secretaria  ejecutiva  manifiesta   que el  22 de junio  de   2017, esa secretaria   recibió información  " de un representante  autorizado" por las FARC  EP    en la cual  se remitía  un listado   de personas  que habían sido excluidas  de los listados suministrados  por las  FARC  EP.
 
La  BRIGADA  JURIDICA  hace un llamado  de alerta  a todos los ex prisioneros  políticos que han salido en libertad  ya sea  condicionada,   iuri,  gestores de paz,  para que  denuncien  este saboteo  por parte  de  los  organismos del estado  encargados   de dichos tramites , pues no es clara   su seguridad  jurídica  frente  a estos  hechos y pueden `presentarse situaciones   jurídicas   irregulares  como  nuevas capturas  ordenadas   por las autoridades competentes  que  a todas luces  serian  inconstitucionales,  ilegales   y violatorias  de los acuerdos  de La Habana.    
 
Se desconoce  a la fecha de este  comunicado  cual es el representante  autorizado por las FARC EP que  autorizo  semejante  arbitrariedad  para  excluir   a personas   de los listados oficiales  de las FARC EP, pues es claro que  Ley   1820 estableció en su artículo 26  que  "presentación de listados.  Serán representantes legitimados para presentar  ante  las autoridades  incluidas las judiciales, o ante la   Jurisdicción especial para  la Paz  los listados  de personas  integrantes  de la organización rebelde  que hayan suscrito el acuerdo  final de  Paz ,  los representantes  designados por las FARC EP  expresamente para este  fin, listados que serán verificados   conforme  a lo establecido en el acuerdo  final para la Paz. Tales  listados   podrán presentarse  hasta que se hayan terminado  de examinar  por las sala de amnistía e indulto de la jurisdicción especial para la paz  la  situación legal de todos los integrantes  de las  FARC  EP".
 
En conclusión,   esta grave situación  hace que urgentemente  las personas  autorizadas  por las FARC  EP  se pronuncien públicamente  sobre este  hecho  que deja  sub -judice  a  más  100  excombatientes  de las FARC  EP   y que  se hace necesario   que  la  Secretaria  Ejecutiva  de la  Jurisdicción Especial para la  Paz y  la Oficina  del Alto Comisionado  para la Paz aclaren  la situación jurídica  de estas personas  con respecto  a  la información  recibida  por un representante  autorizado  por las FARC EP  para  excluir  a varias personas  de los listados  suministrados  por las FARC  EP.
 
Bogotá, D.C. 2 de septiembre de 2017

Por.  Tony López R.  (*)

La Plaza Bolívar de Bogotá fue el mejor escenario que se haya escogido para clausurar, con un evento cultural,  el Congreso de la otrora fuerza guerrillera Fuerzas Armadas Revolucionaria de Colombia-Ejército del Pueblo. (FARC-EP). Congreso que con la asistencia de un millar de delegados y unos 200 invitados nacionales y extranjero, debatió durante varios días, el programa, reglamento y  la funcionalidad, y a partir de su clausura, por decisión de su Secretariado y de su militancia, aprobó  su conversión en una fuerza política e inserción  en   la lucha política  legal y electoral que rige en Colombia,  de acuerdo a la Constitución de 1991.

Los colombianos  deben asumir la seriedad con la que han actuado los integrantes de esa cincuentenaria fuerza insurgente al cumplimentar  todos los compromisos firmados por ellos y contemplados  en  los Acuerdos de La Habana.  Por solo mencionar los más importante tenemos:  cese unilateral de fuego, que abrió paso al cese bilateral, suspensión de toda acción vinculados a las retenciones o secuestros, acciones militares que involucrara a civiles; la fiscalización de sus bienes;  la concentración de sus fuerzas y la entrega de sus armas. Estos dos últimos hechos son inéditos en la historia, no solo de nuestra región, sino en otras zonas de nuestro universo. 

A diferencia de esas acciones de la guerrilla  en favor de la paz, el Gobierno no ha obrado de igual forma, por solo citar los principales, incumplimiento tenemos que: falta por cumplir la amnistía, aún permanecen en prisión más de sus 700 miembros; va en aumento el asesinato de líderes comunales, representantes de las minorías afrodescendientes e indígenas, y 32 personas entre miembros de las FARC y familiares de los guerrilleros. Los temas debatidos y   aprobados en La Habana, según  la Comisión de Implementación de dichos  Acuerdos, no se han concretado, como es iniciar el proceso de  la Reforma Rural Integral (RRI), tampoco han cumplido lo relativo a la lucha contra el cultivo  de la coca y amapola.

Pero lo más significativo y muy grave para la tranquilidad ciudadana y que pone en peligro la paz, es la inexistencia de una política y un accionar en contra del paramilitarismo desconociendo así lo suscrito en los Acuerdos de la Habana.  Lejos de combatir el paramilitarismo que crece y ocupan las zonas donde operaban los frentes de las FARC, el propio ministro de Defensa Luis Carlos Villegas, niega la existencia de dichas bandas narcoparamilitares.

El gobierno presionado por esta crisis presento una ley en el Congreso, objeto de un encendido debate en el Congreso y si bien Senado y Cámara,  aprobaron la propuesta que prohíbe   el paramilitarismo, debe llevarse a conciliación entre ambas cámaras y luego elevarla a la Corte Constitucional para su aprobación.

Uno de los más graves errores e insuficiencia de los Acuerdos de La Habana, lo constituyó la negativa de la delegación del Gobierno en la Mesa de Diálogo, de no aceptar  la  propuesta de la delegación de las FARC de convocar a una Asamblea Nacional Constituyente y la de las FARC de admitir la posición del Gobierno.  

Mientras que  el gobierno unilateralmente optó por convocar a un plebiscito no vinculante,  que lejos de contribuir y fortalecer la mesa de La Habana, ese escrutinio quedó en manos  del activo accionar de los sectores enemigos de la paz, a lo cual se prestó la feroz campaña mediática,  a favor del voto negativo, campaña plagada de grandes mentiras, como la de señalar que el SI le daría a  la guerrilla la posibilidad de ocupar  la Casa de Nariño e imponer una dictadura castrochavistacomunista. Esa campaña cundió el pánico y así fue el resultado. 

La decisión de no someter los Acuerdos de La Habana a una Asamblea Nacional Constituyente, abrió el espacio para que los acuerdos se sometan al poder legislativo y judicial, los que tienen, de acuerdo a la Constitución del 91,  la facultad de aprobar o no, una parte o varias partes de los Acuerdos de La Habana. Ejemplos hay, allí tienen la eliminación de Fast Track o los problemas con la amnistía. Una Asamblea Nacional  Constituyente,  hubiera convertido los Acuerdos de La Habana  en una política de Estado y hoy la política de paz estuviera gozando de un absoluto derecho inamovible por su carácter constitucional.

(*) Periodista, politólogo y analista internacional