psykisk hälsa utvärdering skalor http://sverigepiller.com/ plan b piller fakta

Colombia

El senador del Partido Verde, Iván Marulanda, confirmó en la audiencia pública frente al CNE por el caso de Gustavo Bolívar, que los senadores Angélica Lozano, Sandra Ortiz, Antonio Sanguino e Iván Name fraguaron la trampa en la elección de la Segunda Vicepresidencia del Senado contra Gustavo Bolívar y toda la oposición.
 
En este sentido, afirmó que sabían desde unos días antes que las mayorías uribistas del Senado votarían en blanco para impedir la elección del senador Bolívar como Vicepresidente Segundo de la Mesa Directiva, para hacer elegir a Iván Name, a quien ya tenían planeado postular, quien finalmente salió elegido con los votos de la misma mayoría uribista.
 
Este hecho deja al descubierto que la senadora Angélica Lozano, jefa de toda esta artimaña, mintió cuando salió a decir que propusieron a Name, improvisadamente, porque Bolívar no salió elegido, y desvela una estrategia fratricida dentro de la oposición por parte de este sector fajardista.
 
Hemos descubierto que la reforma tributaria que se tramita actualmente en el Congreso de la República trae consigo un beneficio tributario dirigido a los extranjeros con mayores recursos económicos que decidan obtener utilidades por realizar inversiones en el país. De forma contraria, a las empresas nacionales se les impondrá mayor carga fiscal porque de estas el proyecto de ley espera generar un mayor recaudo por un valor de 11 billones de pesos.
 
El artículo 8 del proyecto de Ley No. 027 de 2021 “Ley de inversión social” pretende modificar el literal f del artículo 18-1 del Estatuto Tributario en el sentido de reducir la tarifa de retención del impuesto sobre la renta del 5% al 0% sobre las utilidades obtenidas por las inversiones de capital extranjero en valores de renta fija pública y privada.
 
En la práctica la medida significa que este tipo de inversiones no pagarán impuesto de renta sobre las utilidades que generen. Debido a que, actualmente el numeral 2 del mismo artículo 18-1 establece que este tipo de inversiones únicamente se gravan con renta por vía de retención en la fuente. Por ello, establecer retención del 0% representará la exoneración del impuesto de renta a estas inversiones con lo cual no pagarán impuesto de renta.
 
La exposición de motivos para implementar dicha modificación se resume en mejorar la competitividad del país para atraer inversión extranjera (Pág. 54). Sin embargo, consideramos que la iniciativa afecta negativamente la competitividad de la industria nacional frente a la industria extranjera.

Alvaro Uribe dio la orden y no Ivan Duque que es un pobre pendejo.

Jhoan Sebastián Bonilla fueel líder de Puerto Resistencia, en Cali, que dio su vida por salvar a la jóven alemana Rebecca, quien, con el dolor del alma por la infame muerte de su amigo, escribió lo siguiente:

"El 28 de julio a las 07:40 pm murió una parte de mí. ¡A las 7:40 de la noche tuve que embarcar el vuelo a Alemania y el momento cuando entré el avión falleció mi ángel de la guardia JHOAN SEBASTIÁN BONILLA BERMÚDEZ y quiero que todo el mundo sepa su nombre! Quiero que hasta el fin de este mundo se haga conocer su historia!.

 

Siento tanto dolor que no sé cómo sobrevivir, como aguantar este dolor que me mata de adentro y es lo más fuerte que he sufrido en mi vida.

Recibí el mensaje de su partida cuando el avión iba a despegar. Primero no pude respirar y pensé que mi corazón va a dejar de latir. Pero después de algunos segundos empecé a gritar y gritar y llorar sin parar. Estuve en la última fila del avión y hasta que la primera fila con sus 250 pasajeros se escucharon mis gritos y así hice los a pilotos cancelar el despegue. Nadie me podía calmar hasta que el capitán vino para tratar de consolarme.

Se

guí gritando y llorando por los próximos 12 horas del vuelo y les juro que no aguanto más muertos. Pensé que me voy a morir con él en este avión. Aterricé en Alemania viva pero muerta por adentro. Después tuve que esperar hasta todos los pasajeros hayan desembarcado - y en vez de estar enojados por las molestias que causé durante todo el vuelo - cada uno nos aplaudió, nos agradeció y nos abrazó - algunos llorando - por nuestra dedicación y voluntad impertérrita.

Ahora les suplico con todo mi ser hacer conocido la vida de JHOAN SEBASTIÁN BONILLA BERMÚDEZ ! Aunque recordar todo es lo que más me duele - igual es lo más importante para mí en este momento. Les voy a contar la verdad sobre los hechos aunque ya por solamente expresarla me pongo en peligro:

Conocí a JHOAN SEBASTIÁN BONILLA BERMÚDEZ el 3 de mayo en mi primer día en Puerto Resistencia. Lo conocí como la persona más firme y dedicada a la causa, a cambiar su país, a construir un futuro mejor para Colombia, para nuestros hijos y la próxima generación por venir. Él dio todo para su país, cada día y noche, hasta su propio pecho y vida.

Lo conocí como la persona más noble y valiente que existe en este mundo, desde el primer día le he tenido tanto respeto y lo admiraba con todo lo que soy. Lo conocí como una persona de valores, con coraje como nadie lo tenía, un hombre de verdad que sabe hacer las cosas bien. Lo conocí como una persona que habla con el corazón en su mano y nunca nadie en mi vida jamás me dio abrazos tan largos y sinceros como él. Se convirtió en nuestro costumbre que compartimos cada día de nuevo cuando nos vimos en Puerto Resistencia y que nos hizo olvidarnos de todo por algunos segundos.

Él me permitió tener el honor de conocer su gran corazón y su alma - y les juro que jamás he visto algo tan hermoso.

Si me preguntan quién era para mi?

Conocen este amor incondicional? Que igual existe entre una mamá y su hijo o entre Dios y sus seres humanos? Lo único que jamás quería fue verlo feliz - ver su sonrisa y verlo lleno de amor. Lo que tuvimos fue amor por la causa, un amor platónico que compartimos por luchar codo a codo y él siempre y a cada momento me trató con todo el respeto de este mundo.

Hay una cita que me gusta mucho, se les dejo por acá:

"No es como el amor a primera vista, en realidad. Es más como... si la gravedad se moviera de repente. Ya no es la tierra que te retiene aquí, ella es quien lo hace...Y nada importa más que ella. Y harías cualquier cosa por ella, serías cualquier cosa por ella. Te conviertes en lo que ella necesita que seas, ya sea un protector o un amante, o un amigo."

Cuando empezaron las amenazas de muerte contra él por su dedicación a las protestas yo traté con todo de convencerle que se aleje de Puerto Resistencia. Pero él estaba tan comprometido a la causa, tan enfocado en mejorar su país que primero no aceptó ningún consejo. La situación se volvió más y más complicada, los dos recibimos más amenazas contra nuestra vida así que los dos tomamos la dura decisión de alejarnos del movimiento de la resistencia.

El 22 de julio, el día del atentado, él me contactó en la mañana para preguntar si quería verme con él para hablar sobre las amenazas y todo lo que vivimos durante nuestro tiempo en PR. También yo quería verlo para decirle muchas cosas que antes nunca podía y para que por fin me haga caso y que deje todas sus actividades en las protestas para asegurar su integridad. Fue la primera vez que nos vimos fuera de los puntos de manifestación. Nos encontramos en el parque en el barrio las Ceibas al lado de la autopista Simón Bolívar y el destino al menos nos regaló 1 hora de estar vivos y juntos hasta que nos quitó todo con el atentado.

El 22 de junio a las 9:30 pm cambió toda mi vida cuando vino este sujeto y nos empezó a atacar a tiros sin hablar y sin parar. Llena de su sangre tenía que gritar por 5 minutos a todo pulmón hasta que por fin alguien nos ayudó porque por miedo nadie allá se quería meter.

Tuvimos que llevarlo a 3 hospitales porque los primeros 2 estuvieron llenos. Y todo el tiempo él nunca se quejó, él luchó como el león que es! Lo único que siempre me pidió fue: No me dejes solo, no me dejes solo nunca! Y yo le cumplí esa promesa que le di en esa noche. Tomé su mano y nunca la dejé y en el hospital estaba día y noche a su lado para proteger y cuidarlo. Me dijeron que iban por mi, que me van a buscar en el hospital y matar a mí también por seguir viva. Yo les respondí que así será entonces pero que nunca lo voy a dejar como él nunca me hubiera dejado a mí.

Hasta que me detuvieron y expulsaron. Cuando vino el mensaje de su muerte me quedé sin aire. Después, cuando por fin podía respirar de nuevo, mis primeras palabras fueron: ¡¡¡ Él murió porque yo lo dejé solo !!!, y las grité por todo el avión. Pero el dolor más insoportable todavía es nunca podré despedirme de él. El funeral está por empezar en estos momentos y lo único de mí que le va a acompañar es mi casco que siempre llevé conmigo.

Dios da sus batallas más duras a sus guerreros más berracos - JHOAN SEBASTIÁN BONILLA BERMÚDEZ luchó tan fuerte y bravo por 142 horas. Él dio su vida por su patria y por ustedes !! Que su muerte nunca sea en vano !! Desde lo más profundo de mi alma le suplico a toda Colombia: NO MÁS MUERTOS - NO MÁS SANGRE - NO MÁS ODIO - NO MÁS GUERRA ENTRE NOSOTROS MISMOS. TODOS SOMOS PUEBLO Y EL AMOR SIEMPRE SERÁ LA RESPUESTA

...y lo único que quiero decir a quienes que lo asesinaron a sangre fría es que ensuciaron el nombre de Colombia a nivel mundial con vergüenza porque mataron a un gran guía y líder y junto a él una parte de mi vida. Pero también lo han convertido en una leyenda y ahora está inmortal. Me regalaron este dolor profundo que voy a sentir hasta el resto de mi vida. Ojalá que les de la satisfacción que buscaban, que solo Dios les juzgue y brinde su castigo merecido pero al cielo nunca. van. a. llegar. jamás. Amén.

Compartir sobre su vida y dejar a este mundo saber que él fue uno de los seres humanos más extraordinarios que he conocido en mi vida es lo único que me mantiene viva ahora y yo estoy dispuesta a aguantar todo el dolor y nunca me arrepentiría de haberlo conocido - llegar a Puerto Resistencia fue lo mejor que me ha pasado porque me trajo a él. Y estoy agradecida por eso y lo digo con todo mi orgullo aunque el dolor plenamente me está matando.

Saber que por su homicidio probablemente nunca habrá justicia en Colombia me está partiendo el corazón en pedazos. Por eso les pido que por favor ayúdenme para que su muerte al menos no haya sido en vano sino el inicio del cambio pacífico en este país.

Dejarlo ser conocido como el ♥️HÉROE♥️ que es, a su familia y a mí nos ayudará a sobrevivir.

Pero ahora saben que hubo un hombre llamado JHOAN SEBASTIÁN BONILLA BERMÚDEZ y que él me salvó de todas las formas posibles que alguien puede ser salvado. Ni siquiera tengo una foto junto a él. Lo único que jamás vamos a tener son estas dos capturas de pantalla - la entrevista del 25 de mayo que me hizo Don Alberto de Canal 2 cuando él nunca se fue de mi lado y el 22 de julio en el hospital universitario cuando yo nunca me fui del lado de él.

Esta publicación va en honor y el nombre de cada herido y muerto que ha sufrido Colombia desde el 28 de abril 2021 cuando empezó el paro nacional. Que ninguna víctima se quede en silencio ! ¡Que cada nombre sea recordado para siempre!"

AY QUÉ DOLOR DE PAÍS!!!!!!

El hecho quedó registrado en video y fue destacado por algunos analistas políticos y usuarios de redes sociales.

Presidente de Perú, Pedro Castillo y presidente de Colombia, Iván Duque. Fotos: Reuters y Efe.

Este miércoles 28 de julio, el presidente electo de Perú, Pedro Castillo, se posesionó como el primer mandatario de esa nación, evento protocolario al que asistió el jefe del Estado colombiano, Iván Duque, y quien pasó desapercibido por Castillo, cuando este agradeció a los mandatarios asistentes a su discurso inaugural.

Aunque después de que finalizó la proclama Duque y Castillo sostuvieron una reunión en la que fortalecieron los lazos entre ambas naciones, el que el nuevo mandatario de los peruanos no saludara al presidente colombiano tomó relevancia en la opinión pública.

Durante el discurso, el también maestro escolar nombró a los presidentes de varias naciones latinoamericanas y hasta al rey de España, quien también asistió a la posesión, sin embargo, el nombre de Iván Duque ni el país que representa fue mencionado por Castillo.

Más adelante, prosiguió con su extenso pronunciamiento en el que delineó cuáles serán sus prioridades al frente del ejecutivo del país sudamericano. Durante su intervención, el presidente de 51 años que venció a Keiko Fujimori en las urnas, prometió profundas reformas pero insistió en que no busca “estatizar” la economía del país minero.

Este es el momento en el que Castillo no saludó a Duque (minuto 17:15):

Pese a esta situación, ambos mandatarios dialogaron y compartieron los primeros puntos de la agenda bilateral que determinará la relación entre los dos países. Además, en diálogo con la prensa peruana, Duque calificó como “muy productiva” la reunión bilateral y la agenda binacional en términos de salud y educación. “Nuestro interés con nuestra presencia es seguir estrechando los lazos de hermandad con el Perú”, agregó el presidente Duque.

Por su parte, según declaró Castillo a su salida del Palacio Presidencial del Perú, espera que la “inversión colombiana siga creciendo en el Perú, también tenemos inversión peruana en Colombia, y además tenemos una agenda muy clara para que la Alianza del Pacífico se consolide como bloque y también en el marco de la comunidad Andina tengamos más interacción comercial”, señaló el mandatario.

De igual manera, el presidente colombiano aprovechó para entablar lazos con los presidentes de otras naciones de América Latina. Tal es el caso de Alberto Fernández de Argentina, con quien Iván Duque se reunió y, tal y como lo hicieron saber ambos en Twitter, dialogaron sobre vacunación, economía y otros temas.

“En #Lima, nos reunimos con el Presidente de Argentina, Alberto Fernández, a quien invité a que fortaleciéramos las relaciones comerciales entre nuestros países. Conversamos sobre vacunación masiva, reactivación económica y energías renovables”, trinó el presidente Duque, mientras que su homólogo argentino escribió:

De igual manera, el jefe del Estado colombiano reiteró el compromiso de su gobierno para abordar “los principales retos de América Latina de cara al contexto de la pospandemia, la importancia de fortalecer la @AgendaCAF y la necesidad de buscar más herramientas de integración. ¡Continuaremos trabajando unidos por el bienestar de nuestros pueblos!”, sentenció en otro de sus trinos.

En redes sociales también proliferaron publicaciones de Duque en su visita a la Comunidad Andina (CAN) en la que se reunió con su junta directiva y con el que dejó el siguiente mensaje: “Como parte de nuestra agenda de trabajo en #Perú, visitamos la sede de la @comunidadandina, donde sostuvimos un diálogo con el Secretario General, Jorge Hernando Pedraza sobre los retos de la reactivación económica, la reconstrucción del tejido social y la integración regional”, precisó.

 
La detención del congresista de Cambio Radical revivió fantasmas del pasado.

El excoronel Hugo Aguilar es considerado uno de los hombres más poderosos del departamento de Santander y padre de una de las dinastías políticas que continúan definiendo la parada en ese sector del país.

Sin embargo, los escándalos a su alrededor son múltiples y bastante graves teniendo en cuenta la historia reciente de Colombia.

Juez envía a la JEP el proceso de Hugo Aguilar por lavado de activos | EL  ESPECTADOR

Para empezar, es preciso decir que la Corte Suprema de Justicia condenó a Aguilar a nueve años de prisión por haberse aliado con paramilitares para llegar a la Gobernación de Santander en el año 2003.

El también excoronel de la Policía, había logrado honrosas distinciones cuando salió en todos los medios como el oficial de esa institución que encabezó el operativo que le puso fin a la vida de Pablo Escobar, incluso, en una entrevista y después de una revelación del periodista Daniel Coronell, Aguilar aceptó que él sí se había robado el arma que tenía el jefe del Cartel de Medellín cuando fue dado de baja.

A partir del año 2007, al exgobernador de Santander le empezaron a airearle presuntos malos manejos administrativos relacionados con la adjudicación irregular de contratos en la industria Licorera de Santander y en la apuesta del chance; la construcción de una ostentosa mansión en un lugar exclusivo de la ciudad y de una hacienda similar a su proyecto insignia: el Parque Nacional Chicamocha (Panachi).

También lo señalaron de presuntos pagos de nóminas paralelas entre amigos y familiares de políticos que apoyaron su campaña. Cabe resaltar que ninguna de esas denuncias prosperaron.

Le puede interesar: Video: Nuevo presidente de Perú ‘le cortó la cara’ a Duque en su discurso de posesión.

Es importante decir que Hugo fue recapturado en diciembre de 2019 en el aeropuerto de Palonegro de Bucaramanga tras una orden de la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema de Justicia por un lujoso Porsche que había adquirido.

La recaptura se dio porque Aguilar negaba que tenía recursos para reparar a las víctimas del conflicto armado y por eso llegó a un acuerdo en 2014 con la Unidad de Víctimas para pagar cuotas de 500.000 pesos para ese objetivo, pero en realidad la Procuraduría descubrió la adquisición del Porsche y de la fortuna de más de 10.000 millones de pesos que tenía su esposa, por lo que pidió que se revocara la libertad condicional.

Una rueda de prensa donde el ministro de guerra de la mafia Diego Molano y el fiscal del bolsillo de la mafia Francisco Barbosa, donde anunciaron la captura del capitán Andrés Fernando Medina, capturado como responsable del atentado al presidente colocado por los narcotraficantes Iván Duque, atentado que dijeron había sido perpetrado por los guerrilleros de las Farc, que no entregaron las armas, dejó entrever que algo se mueve dentro del ejército colombiano.

Jorge Enrique Zapateiro, actual Comandante del descompuesto Ejército de la mafia Colombiana, brillo por su ausencia.

Resulta que el capitán Andrés Fernando Medina, fue su piloto personal durante la nefasta gestión de Zapateiro como comandante de la 5ta brigada, donde entre otras, disfrazados de paramilitares, criminales al mando de este asesinaron, asesinaron Jaime Quintero, padre del futbolista Juan Fernando Quintero en marzo de 1995, cuando después de negarse a asesinar colombianos, Zapateiro le ordenó su traslado desde la sede del ejército en la ciudad de Carepa, noroccidente de Colombia, hacia Medellín, cuando éste prestaba su servicio militar, sin ninguna protección.

Eran los tiempos de Álvaro Uribe gobernador de Antioquia, cuando el paramilitarismo, entiéndase los asesinatos del ejercito disfrazados de paramilitares, tomaba nuevos auges y desde entonces las relaciones criminales de ambos han ido pasando escondidas.

Se dice o por lo menos eso nos quieren meter en la cabeza a través de los paramilitares de micrófono, que el capitán Medina fue el cerebro de los atentados con un carro bomba de la Brigada 30, en Norte de Santander y contra el supuesto atentado contra el títere Iván Duque.

Es bueno recordar que a mediodía del martes, 15 de junio, una camioneta Toyota Fortuner blanca entró a las instalaciones de la Brigada 30 del Ejército Nacional, ubicada en Cúcuta, Norte de Santander.

Zapateiro había, contrario a sancionar el coronel Carlos Sarmiento Gutiérrez, comandante del batallón supuestamente atacado, lo había premiado nombrándolo trasladándolo a la escuela de asesinos conocida como “Tolemaida”.

Por WhatsApp se conoció una denuncia que entre otras denunciaba que “El Coronel Gómez Guzmán durante los años 2012, 2013 y 2014 se desempeño como Comandante del Batallón de Movilidad y Maniobra de Aviación, en la ciudad de Bucaramanga, el cual tiene responsabilidad de los departamentos de Norte de Santander, Santander y Boyacá, allá fue comandante directo del Capitán Andrés Medina Rodríguez quien fue capturado por participar en el atentado al presidente Duque, como también del Teniente Coronel Carlos Sarmiento Gutiérrez quien para la fecha de los eventos era comandante del batallón de servicios n30 en Cúcuta, directo responsable de la seguridad de la guarnición militar atacada, desde esa época los 3 oficiales entablaron una red de corrupción y criminal que en la actualidad tiene sacudido al país.

El Capitán Andrés Medina Rodríguez quien fue capturado por participar en el atentado al presidente Duque, como también del Teniente Coronel Carlos Sarmiento Gutiérrez quien para la fecha de los eventos era comandante del batallón de servicios n30 en Cúcuta, directo responsable de la seguridad de la guarnición militar atacada, desde esa época los 3 oficiales entablaron una red de corrupción y criminal que en la actualidad tiene sacudido al país.

El Coronel Óscar Gómez, es el Ayudante General del Comando del Ejército, o sea de Zapateiro.

Los nexos de Zapateiro con los paramilitares, aparte de Uribe, se ve cuando Carlos Emiro Barriga, senador que postulo en ese nido de ratas a Zapateiro como General fue condenado por la Corte Suprema por paramilitarismo.

Días después del atentado a la brigada, dijeron que los autores del atentado eran guerrilleros del ELN, así, según ellos y sus paramilitares de micrófono, los autores de los atentados fueron guerrilleros, pero los que están cayendo son criminales cercanos a Zapateiro, quien fue nombrado en ese cargo, por Álvaro Uribe quien es quien realmente manda en el gobierno de la mafia colombiana.

La ausencia de Zapateiro, pantallero como todos ellos, deja un mensaje claro, entre hienas se están devorando y todo indica que la banda de Zapateiro saldrá perdedora para que todo siga como si nada.

 
Por: Camilo Amador Bonilla. Mire quienes se luccran con los muerto en Colombia.
 
Eran aproximadamente las dos de la madrugada del 9 de febrero de 2005 cuando, en medio de la oscuridad y armados hasta los dientes, integrantes Patrulla Dinamarca 1 del Batallón de Artillería No. 2 La Popa del Ejército Nacional llegaron hasta un humilde rancho ubicado en la comunidad de El Cerro, en la vereda El Pontón, perteneciente al corregimiento de Atánquez, a una hora de Valledupar en el departamento del Cesar.
 
En el rancho se encontraban la niña perteneciente a la etnia Wiwa, Nohemí Esther Pacheco Zabata, de 13 años de edad y en estado de embarazo, junto con el indígena kankuamo, Hermes Enrique Carrillo Arias, de 23 años de edad. Con amenazas y engaños los militares sometieron y retuvieron a estas personas en el lugar, después los sacaron subrepticiamente de la vivienda obligándolos a desplazarse hasta un lugar apartado para, posteriormente, disparar sus fusiles de dotación contra la pareja desarmada e indefensa hasta matarlos. Después de asesinarlos, los militares alteraron el sitio donde cometieron el crimen para simular la ocurrencia de un combate y a las víctimas les pusieron el “kit de legalización”[1] que, en esta ocasión, consistió en un pantalón de la Policía Nacional “…una pistola calibre 7.65 mm marca Star sin número con un proveedor, tres cartuchos calibre 7.65, un revolver calibre 38 mm, una vaina calibre 38, un revolver hechizo, una granada aturdidora y una M26, un radio marca Yaesu, cinco cartuchos 25 mm, un morral color verde envejecido, un bolso, un par de botas de caucho color negro…”[2]. Horas más tarde, los militares presentaron a la pareja asesinada como guerrilleros del Frente 59 de las FARC-EP abatidos en un supuesto combate[3]. Los militares y el Instituto de Medicina Legal no quisieron entregar los cadáveres de las víctimas a sus familiares.
 
El entonces mayor del ejército Oscar Reinaldo Rey Linares, para esos años sub comandante del Batallón La Popa, firmó un acta donde certificaba una recompensa de $500.000 COP (alrededor de 131 dólares al cambio actual), entregada a un supuesto informante por los “excelentes resultados” de la operación y reportó a las víctimas como NN[4]. Este fue el precio en el que el Ejército Nacional tasó las vidas de una niña indígena de 13 años embarazada y de un joven de 23 años, también indígena.
 
Rey Linares era amigo cercano del conocido narcotraficante José Guillermo Hernández Aponte, alias El Ñeñe[5] y, entre otros favores, le facilitaba aeronaves de la Quinta Brigada para que el narco se transportara[6]. Alias El Ñeñe también era amigo del expresidente[7] Álvaro Uribe[8] y presuntamente compró votos[9] que ayudaron a que Iván Duque ganase la presidencia en 2018[10].
 
Pese a las denuncias y alertas sustentadas en pruebas que fueron realizadas por organizaciones sociales nacionales e internacionales, el actual gobierno ascendió a Rey Linares en diciembre de 2020: ahora es Brigadier General, Comandante Quinta División del Ejército Nacional y lidera a “…más de 30 mil soldados que conforman esta unidad militar, responsable de la seguridad en el centro del país representada en los departamentos de Cundinamarca, Tolima, Huila, Quindío, Risaralda, Caldas y la capital de la República”[11].
 
Este es tan solo uno de los al menos 127 aberrantes casos de asesinatos y desapariciones forzadas en la región del Caribe cometidos por miembros del batallón La Popa que han sido documentados por la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP)[12] bajo el caso 003 denominado Asesinatos y desapariciones forzadas presentados como bajas en combate por agentes del Estado, una modalidad de asesinatos de personas inermes cometida principalmente por miembros del Ejército y la Policía Nacional colombianos para cobrar recompensas y presentar resultados falseados en la lucha contrainsurgente. La niña Nohemí y el joven Hermes forman parte de las alrededor de 8.208 víctimas mortales asesinadas en estado de indefensión a manos de miembros de las fuerzas armadas colombianas entre 1978 y 2008 para hacerlas pasar por guerrilleros y guerrilleras muertas en combate (de las cuales al menos 6.402, el 78%, se perpetraron bajo la presidencia de Álvaro Uribe), según datos de la JEP[13]
Bajan del bus de la victoria al presidente Duque y al Ministerio del Deporte.
 
William Peña, presidente de la Federación Colombiana de Pesas, bajó del bus del triunfo al Ministerio de Deporte que, según él, no ayudó al medallista olímpico.
Peña fue contundente y pidió al Gobierno Nacional no subirse al triunfo del pesista Luis Javier Mosquera, medallista de plata en Tokio, luego de que el apoyo al deportista fuera entregado únicamente por cuenta de la Gobernación del Valle del Cauca.
 
“En el caso de Luis Javier Mosquera, para la clasificación de los Juegos Olímpicos, no nos apoyó el Ministerio del Deporte. Nos tocó como Federación hacer gestiones por todo el país, hasta que la Gobernación del Valle nos dio la mano y nos permitió hacer el evento en Cali con el que el deportista consiguió su clasificación [a Tokio]”, detalló Peña, en diálogo con W Radio.
 
El presidente de la Federación Colombiana de Pesas agregó que los encargados de posicionamiento deportivo en el Ministerio del Deporte eran personas llenas de “arrogancia” que nunca quisieron mantener un diálogo fluido con la Federación o el deportista.

El héroe de cartón.

 |  Published in Colombia

En el sector donde estaba la estatua de Sebastián de Belalcázar, algunos caleños de “bien”, en el marco de la celebración de los 485 años de fundación de la ciudad ubicaron un monumento al bandido realizado en cartón.

La estatua del criminal español fue derribada el miércoles 28 de abril, por un grupo de indígenas Misak que se manifiestan en la ciudad de Cali, en el occidente de Colombia.

El movimiento de Autoridades Indígenas del Sur Occidente defendió así su acción: “Tumbamos a Sebastián de Belalcázar en memoria de nuestro cacique Petecuy, quien luchó contra la corona española, para que hoy sus nietos y nietas sigamos luchando para cambiar este sistema de gobierno criminal que no respeta los derechos de la madre tierra”.

El derribo de la estatua causo escozor entre los narcotraficantes que fingen ser “gente” de bien, que en su momento colocaron su grito en el cielo.

Mostrando su deferencia a los criminales, unos cuantos bandiditos pusieron un Sebastián de Belalcázar de cartón, le hicieron una rueda y lo adoraron.

El anacronismo de Cali está reflejado en esta foto: unos ancianos venerando la imagen de un genocida elaborado en cartón.

Se supone que la gente "bien" logró acceso a la educación superior, muchos incluso han viajado, pero al parecer su cerebro sigue siendo del mismo material del nuevo Sebastián, puro humo.

En el país del realismo mágico la "gente de bien" adora estatuas de cartón y vota a la presidencia por títeres.

Crédito: Angie Pik.

Los antecedentes del nuevo presidente del Senado de la República incluyen un negocio con dos socios de un narcotraficante, una denuncia por estafa, una disputa familiar por tierras, y el embargo de su apartamento, su sueldo y su carro.

Por: Cuestión Pública, Vorágine y La Liga Contra el Silencio

La finca

Transcurría el año 2005 y Juan Diego Gómez Jiménez era diputado de la Asamblea de  Antioquia. Faltaban cuatro meses para que cumpliera 30 años cuando decidió comprar un predio en la vereda El Noral, una zona de fincas de recreo en el municipio de Copacabana, Antioquia, 40 kilómetros al norte de Medellín. 

En la compra del predio, de 2,3 hectáreas, que colinda con la quebrada Carboneros, participaron seis personas más, cinco naturales y una jurídica. Tres de los socios de Gómez Jiménez en esta transacción terminaron vinculados al narcotráfico y en escándalos de corrupción.  

La propiedad tenía tres casas, piscina, bomba de purificación de agua, estadero, establo y sembradíos. El negocio lo suscribieron los siete socios en la Notaría 21 de Medellín el 27 de julio, con una participación del entonces diputado del 12,5 %. Una de las socias, con el 12.5%, fue María Luisa Zapata Vélez, esposa hasta 2007 de Juan Diego Gómez. Los demás se la repartieron así:

Diego Aristizábal Mejía, de 62 años en ese momento, compró el 4,6 % de la finca. Aristizábal fue incluido por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos en la lista de negocios y personas asociados al narcotráfico, la Lista Clinton, entre 2010 y 2018, por pertenecer a la estructura criminal del narcotraficante Pedro Antonio Bermúdez Suaza, alias El Arquitecto, piloto de Pablo Escobar y socio de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán. En 1981 Aristizábal también fue miembro de la junta directiva de Confirmesa, empresa involucrada en el asesinato de Guillermo Cano, director de El Espectador.

Diego Aristizábal en la Lista Clinton del Departamento del Tesoro de Estados Unidos #ElPasadoDeJuanDiego
Diego Aristizábal en la Lista Clinton del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Además de las seis personas naturales, en la adquisición del lote en Copacabana participó la empresa AAA Estrategias Financieras S.A., que compró la mayor parte de la propiedad, el 32,11 %. El representante legal suplente de esa compañía era Fabio Jaramillo Guzmán, que ese mismo año, 2005, hizo un negocio inmobiliario con una empresa de alias El Arquitecto, narcotraficante incluido en la Lista Clinton en 2010. Por cuenta de este último negocio, las autoridades capturaron a Bermúdez Suaza, quien era un narco fantasma, es decir, sin figuración.

El Arquitecto logró mantener su bajo perfil hasta que tomó parte en el negocio inmobiliario entre Fabio Jaramillo Guzmán y una de sus empresas. La historia fue así: Jaramillo Guzmán compró un lote de 29 hectáreas en Sabaneta, al sur de Medellín. Lo hizo por 9.000 millones de pesos en julio de 2005, mismo mes del negocio inmobiliario entre Estrategias Financieras S.A. (la empresa que gerenciaba) y Juan Diego Gómez Jiménez. Dos meses después, en septiembre, el millonario lote fue cedido a Franzul S.A., del emporio de alias El Arquitecto. La transacción encendió las alertas de las autoridades financieras, que encontraron que el 75% del dinero que Jaramillo Guzmán usó para comprar el terreno no provenía de sus cuentas bancarias. Es decir, su nombre habría sido usado de fachada para transferir 6.750 millones de pesos. A partir de ese hallazgo se develó la red de empresas que dominaban El Arquitecto y su familia, lo que permitió a las autoridades estadounidenses y colombianas realizar su captura y posterior encarcelamiento en Nueva York.

La finca en Copacabana les costó 515 millones de pesos de la época a los siete socios. En el negocio también participó, con el 6,19 %, María Consuelo Ruiz Londoño, representante legal de la Fundación Berta Arias (Fundarias), entre 2004 y 2009. Esta organización, según El Espectador, registró millonarios negocios entre los entonces senadores Otto Bula, condenado por el escándalo de Odebrecht, y el parapolítico Mario Uribe, primo del expresidente Álvaro Uribe. En 2011, la Corte Suprema allanó las oficinas de esa fundación, en desarrollo de la investigación contra Bula y Uribe.

Escritura Diego Aristizábal y Juan Diego Gómez #ElPasadoDeJuanDiego
Escritura firmada por Diego Aristizábal y Juan Diego Gómez.

Cuando Juan Diego Gómez Jiménez era presidente de la Comisión Quinta de la Cámara de Representantes, entre 2012 y 2013, tuvo una reunión privada con Eleuberto Martorelli, expresidente de Odebrecht en Colombia. Por esa época Odebrecht pagó al menos dos millones de dólares en sobornos a senadores y políticos conocidos como “Los Bulldozer”, por su capacidad para aplanar los obstáculos en favor de esa empresa y de sus socios. 

Esta no es la única línea que conecta al nuevo presidente del Senado con Odebrecht. Uno de sus financiadores, el empresario César Hernández Sanmartín, dio un crédito a la campaña de Gómez Jiménez al Senado en 2014 y seis meses después de las elecciones lavó dinero para la multinacional brasileña, hechos por los cuales fue condenado a casa por cárcel en 2017.

El predio de Copacabana estuvo en manos del entonces diputado Juan Diego Gómez, Diego Aristizábal, María Consuelo Ruiz y dos socios más hasta marzo de 2007, cuando vendieron sus porciones a la Promotora La Provincia S.A. por 338.300.000 pesos. De esta empresa fue accionista Fabio Arturo Jaramillo Guzmán en junio de 2008, según los registros de la Cámara de Comercio de Medellín. La empresa fue copropietaria del predio en Copacabana hasta diciembre de 2011. 

Este hallazgo de Cuestión Pública se suma a una investigación de Vorágine que demuestra cómo el senador y su familia se encuentran en una disputa por unas tierras.

La denuncia de Coogranada

Los líos de tierras del senador Juan Diego Gómez Jiménez son parte de la herencia de su padre, Orlando de Jesús Gómez Botero, alias La ballena, quien fue condenado en 2012 a ocho años de prisión por fraude procesal, falso testimonio y obtención de documento público falso, todos delitos en los que incurrió para proclamarse dueño de un predio en Bello, donde se proyectaba construir el Centro Comercial La Provincia. Gómez Botero murió en 2013 en la cárcel, pero sumido en un pleito desde 2004 con la Cooperativa Coogranada por hechos similares a los que lo llevaron a su condena.

La familia del senador Gómez, en cabeza de su madre María Mercedes Jiménez, y de sus tres hermanos -Elizabeth, Clara Mercedes y David Orlando- heredó el litigio por las tierras, según una denuncia de Coogranada, propietaria desde 2003 de un lote de 52.000 metros cuadrados denominado Las Brisas, ubicado en el barrio La Gabriela del municipio de Bello. Este lote pertenecía a la señora Bibiana Edith Ossa Aristizábal, quien lo utilizó, en noviembre de 2004, como dación de pago para saldar una deuda que tenía vigente con Coogranada. 

Mientras la cooperativa estaba legalizando la propiedad, en el lote ya había movimientos de tierras para la construcción de viviendas de interés social, en una urbanización que se llamaría “Jardín de los Sueños”. El responsable de la construcción era Orlando de Jesús Gómez Botero, padre del presidente del Senado. Un informe del CTI de la Fiscalía del 21 de agosto de 2004 determinó que Gómez Botero y sus socios habían invadido el lote vecino en un área de 18.507 metros cuadrados, en cuanto el lote del señor Gómez realmente tenía un área de 9.169 metros cuadrados y lo hicieron aparecer de 27.676 metros cuadrados.

Por cuenta de estas inconsistencias, el Fondo Nacional de Vivienda declaró el siniestro del proyecto y se abrió una investigación en la Fiscalía 23 de Bello. Gómez Botero culpó a Coogranada de no haber podido terminar las viviendas de interés social y, a finales de 2007, junto a sus socios, le reclamó 2.300 millones de pesos de indemnización por perjuicios. Alias La ballena interpuso esta demanda ante los jueces de El Santuario, Antioquia, donde el senador Gómez Jiménez vivió su infancia y que años más tarde se convirtió en su fortín electoral. 

El padre del senador y sus socios ganaron la demanda el 26 de enero de 2010. Coogranada apeló el fallo ante la Sala Civil del Tribunal Superior de Antioquia. El proceso terminó en el despacho de Álvaro Raúl Gómez Duque, quien fue juez del Juzgado Civil del Circuito de El Santuario en los años ochenta. El magistrado Gómez Duque, que murió en noviembre de 2013, también fue profesor de la Universidad de Medellín, entre 1983 y 2005, de las cátedras de Personas, Bienes, Teoría General del Negocio Jurídico, Obligaciones y Derecho de Familia, coincidiendo en el campus con el entonces estudiante Juan Diego Gómez Jiménez.

La sentencia de segunda instancia confirmó la de primera, pero redujo el monto a 900 millones de pesos. Coogranada presentó entonces un recurso de casación ante la Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia, en la que participó la entonces magistrada Margarita Cabello Blanco, hoy procuradora general, que confirmó las sentencias de los jueces antioqueños.

Al negocio inmobiliario en Copacabana y la disputa familiar por tierras, se suma una denuncia por estafa. El 21 de diciembre de 2013, Noticias Uno presentó la denuncia de Margarita Sosa, a quien el entonces diputado de Antioquia Juan Diego Gómez Jiménez le vendió en 2007 dos lotes en el barrio Laureles de Medellín, que no le pertenecían o que presentaban inconsistencias en la matrícula inmobiliaria. A pesar de que el noticiero mostró el documento firmado por el diputado, al ser consultado, Gómez Jiménez dijo que él no firmó nada y que no hizo negocios con la mujer.

El senador Juan Diego Gómez Jiménez no es el único poderoso en su familia. Su hermano David Orlando es el director de CISA en Antioquia, desde hace más de cinco años, reconoció el congresista. Esta es una entidad adscrita al Ministerio de Hacienda que administra los negocios inmobiliarios del Estado.

“Malicioso”

El nuevo presidente del Senado también ha enfrentado tres procesos civiles en los que le embargaron el carro, el apartamento y el sueldo, y que tienen como denominador común que no le gusta pagar sus deudas. Aunque no son los únicos. En el Juzgado Noveno Civil de Medellín reposan dos procesos más, pero el juez se niega a entregarlos. También se niega a entregar, a pesar de que son públicos, un proceso que está en ese despacho contra el senador liberal Julián Bedoya Pulgarín, a quien la Universidad de Medellín le retiró el título de abogado por fraudulento. A ambos, Gómez y Bedoya, los une haber recibido el título de Derecho de la Universidad de Medellín y su padrino político, César Pérez García, condenado a 30 años de cárcel por la masacre de Segovia, en la que fueron asesinadas 46 personas.

El primer proceso de embargo contra Juan Diego Gómez Jiménez fue el de un vehículo. Ocurrió el 12 de octubre de 2007, cuando este era diputado, por el no pago de una deuda. La orden la dio el juez 25 civil municipal de Medellín. La historia data de 2004, cuando los hermanos David y Juan Diego le firmaron un pagaré a GMAC, la financiera de General Motors, por 17.269.698 pesos para comprar un carro Chevrolet Corsa Active 2005. El proceso terminó el 4 de julio de 2008. Ese día el hermano del hoy senador devolvió el carro y la deuda quedó saldada.

Órdenes de embargo #ElPasadoDeJuanDiego
Al nuevo presidente del Senado, Juan Diego Gómez, le embargaron el sueldo, el apartamento y el carro.

El segundo proceso de embargo fue el de su sueldo. El 28 de enero de 2014, tres meses antes de las elecciones del Congreso, Gómez Jiménez le firmó una letra por 50 millones de pesos a Apolinar Zabala Pavas, que se comprometió a pagar un mes después. Tres años y un mes más tarde, Zabala demandó al senador porque “no se ha dignado pagar el importe del título valor, como tampoco los intereses de mora causados hasta el momento, no obstante los continuos cobros”. En ese momento, ya la deuda estaba en casi 90 millones y eso era lo que estaba reclamando Zabala al senador en el Juzgado Segundo Civil de Medellín, que el 9 de marzo de 2017 embargó una quinta parte del sueldo del congresista antioqueño.

El 2 de abril de 2018 apareció el recién reelegido senador Juan Diego Gómez con su defensa. Dijo que no era cierto que Apolinar le hubiera cobrado y que no podían exigirle ningún pago porque ya había operado la “prescripción y caducidad de la acción cambiaria”.  Gómez Jiménez le pidió al juzgado que lo exonerara de pagarle la deuda a Apolinar, de quien dijo que fue negligente por cobrarle la deuda vía judicial.

El senador señaló incluso que dicha actuación “es sancionada por el legislador”. Por poco y Zabala Pavas termina en la cárcel. El congresista pidió, eso sí, que lo condenaran a pagar las costas y que le devolvieran los sueldos que le habían embargado.

El proceso continuó. Apolinar dijo que, al ignorar la notificación que el juzgado trató de hacer por más de un año, el senador sacó provecho de su “malicia”. Un año más tarde, mientras el senador mantenía su defensa, el juzgado los citó a una audiencia de conciliación. Fue el 16 de mayo. Gómez le pagó 85 millones de pesos a Zabala. El dinero salió de los 107 millones que le habían embargado. 

El último embargo fue el de su apartamento. La demanda la presentó la administradora de su edificio el 11 de mayo de 2017. El senador debía 4.456.745 pesos, de seis meses de cuotas de administración, y los intereses de mora. El proceso le correspondió al juzgado 12 civil de Medellín, que inmediatamente citó al congresista para notificarlo del proceso. Ese mismo día, el 23 de mayo, el juez le embargó el apartamento. Un mes más tarde el juez le ordenó al inspector de policía el secuestro del apartamento y “allanar si es necesario”. El 12 de diciembre de 2017, la jueza ordenó el remate del apartamento para pagar la deuda, pero la Alcaldía escogió el 26 de junio de 2018 para secuestrar el inmueble (tomar posesión). Esos seis meses de gabela ayudaron para que el 30 de abril de 2018 el senador Gómez pagara lo que adeudaba por concepto de administración. Según la matrícula inmobiliaria, Juan Diego Gómez compró el apartamento por 650 millones de pesos el 20 de junio de 2012, cuando era representante a la Cámara. Es un penthouse de 253 metros cuadrados, incluyendo un balcón de 40 metros cuadrados, en un edificio ubicado en El Tesoro, zona exclusiva del barrio El Poblado, en Medellín. El 6 de octubre de 2020, el congresista lo vendió por 1.150 millones de pesos al economista uruguayo Juan Alejandro Montero Avero.

Edificio Balcones de la Calera #ElPasadoDeJuanDiego
Edificio Balcones de la Calera, barrio El Poblado, Medellín, Antioquia.

Gómez Jiménez, a sus 45 años, presidirá el Senado desde el 20 de julio de 2021. Ingresó a la política electoral con el Partido Conservador y su carrera ha registrado un ascenso vertiginoso, que comenzó cuando tenía solo 28 años en la Asamblea de Antioquia (2004-2010) y continuó en el Congreso, primero en la Cámara de Representantes (2010-2014) y ahora en el Senado (2014-2022). Su primer cargo público, recién egresado de la Universidad de Medellín, fue el de director de la cárcel de Bello, desde el 15 de diciembre de 1999 hasta el 14 de agosto de 2000.

A través de su abogado Jesús Albeiro Yepes, el congresista ha acosado judicialmente a los medios de comunicación que firman esta investigación. Primero fue Cuestión Pública por la investigación sobre su patrimonio, negocios familiares, contratos y conflictos de interés en #SabemosLoQueHiciste. El medio ganó, en primera y segunda instancia, la tutela que interpuso Gómez Jiménez. Usando la misma estrategia, el senador antioqueño presentó una solicitud de rectificación contra Vorágine, previo a la acción de tutela, por la denuncia de la disputa familiar por tierras en Bello.

Contactamos al senador Juan Diego Gómez para preguntarle por el contenido de esta investigación, y su último mensaje fue el 18 de julio de 2021, a las 2:16 de la tarde: “Estoy en una reunión. Al terminar le escribo”.

 

De Antioquia con amor

De cara a las elecciones de 2022, La Liga Contra el Silencio, Cuestión Pública y Vorágine investigan a caciques electorales de Antioquia en una serie que expondrá casos que demuestran cómo han tenido negocios con personas vinculadas al narcotráfico; cómo implementan carruseles en contratación pública; siguen patrones clientelistas; y desvían recursos para favorecer intereses privados. Esta es la primera investigación de la serie.