Esto fue lo que relató en una entrevista para el canal Caracol don José Obdulio sobre la desaparición de sus hijos de 21, 20 y 14 años, “se los llevaron y dijeron que ahora los traían, pero no los devolvieron”.  

Los hechos ocurrieron el 29 de abril de 2013 cuando un  grupo de hombres con prendas militares llegó a su finca en Silvania, Cundinamarca y  posteriormente se llevaron a cuatro varones, tres de ellos hijos suyos, y a una mujer, la mayor de la casa. El quinto desaparecido era un trabajador que le ayudaba en los trabajos de la finca.  

El hombre relata que los  buscó incansablemente por todas partes durante meses, pero nunca los halló. El único lugar donde no podía husmear era en la zona donde había un campamento militar. Casualmente cuando levantaron, pudo ir y allí encontró los cadáveres de sus hijos. 

La Fiscalía no había acabado de exhumar los cuerpos de sus hijos, cuando, según él, llegaron las amenazas. Le advertían que lo iban a matar, también a su esposa y a su última hija. Tuvo que abandonar su finca que humildemente había trabajando durante años  y se marcharon con las pocas pertenecías que pudieron llevar.  

Hoy vive en Bogotá sin trabajo y con muchas necesidades. El caso está en revisión. Sin duda es una problemática que nuevamente está tocando a las zonas más vulnerable de nuestro territorio nacional. Fuente de consulta, Noticias Caracol.