psykisk hälsa utvärdering skalor http://sverigepiller.com/ plan b piller fakta

Colombia

La Fundación Lazos de Dignidad, organismo de Derechos Humanos dedicado a la defensa de los derechos de las y los Prisioneros Políticos en Colombia, miembro de la Coordinadora Americana por los Derechos Humanos y la Coalición Larga Vida a las Mariposas, reconocida por la Mesa de Diálogos de Paz entre el Gobierno Colombiano y las FARC-EP por apoyar el Punto 3.3 de la Agenda del Acuerdo General de la Habana y el Punto 5del Acuerdo Final de Paz, denunciamos públicamente los siguientes:

HECHOS

  1. El día de hoy, 30 de mayo de 2017, el portal web denominado "Los Irreverentes", dirigido por el señor Ernesto Yamhure, mediante el link https://losirreverentes.com/abriendo-las-celdas-de-los-terroristas/, publicó una nota de prensa titulada "Abriendo las celdas de los terroristas", en el cual, de manera tendenciosa e intimidatoria, realiza señalamientos contra varias organizaciones de derechos humanos dedicadas a la defensa de los prisioneros políticos en Colombia, entre las cuales está la Fundación Lazos de Dignidad, descalificando particularmente a nuestra abogada JULY HENRÍQUEZ SAMPAYO, a quien tilda de falsa defensora de derechos humanos, incitando a la creación de mecanismos para que no se continúe con la excarcelación de integrantes de las FARC. De manera textual se expresa:

"A través de distintas ONG y de una joven abogada comunista, las Farc están logrando la liberación de peligrosos terroristas.

(...) Para lograr que alias Bronco y otros bandidos hayan podido salir de prisión, las Farc cuentan con los servicios de una joven abogada de nombre July Henríquez Sampayo, quien funge como directora de la fundación lazos de dignidad, que en realidad es una ONG que se ha convertido en el bufete de abogados al servicio de los terroristas de las Farc condenados por crímenes atroces en contra de civiles y miembros de la Fuerza Pública.

Herníquez Sampayo, fingiendo ser una "defensora de los Derechos Humanos", con destreza ha logrado que peligrosos delincuentes como Bronco y alias Robinson, este último un terrorista condenado a 32 años de cárcel, estén hoy libres y perfectamente habilitados para seguir atentando contra personas inocentes e inermes.

(...) Sin que exista un mecanismo real para impedir que los delincuentes liberados gracias a la gestión de estas entidades reincidan en sus acciones atentatorias contra la ciudadanía, tanto la abogada Henríquez como los representantes de las otras ONG, continuarán cumpliendo la orden de abrir las cárceles de Colombia para facilitar la liberación de los terroristas de las Farc.

Esta nota de prensa es publicada con fotografías de nuestra abogada, extraídas sin consentimiento de sus perfiles personales de redes sociales; las fotografías van acompañadas de mensajes que la señalan como abogada de terroristas y genocidas, exponiendo así su integridad y seguridad personal.

  1. La Fundación Lazos de Dignidad es una de las organizaciones de derechos humanos que integra la Coalición Larga Vida a las Mariposas, autorizadas por el Gobierno Nacional para apoyar la revisión de la situación de las personas privadas de la libertad por pertenecer o colaborar con las FARC-EP, en marco de los acuerdos pactados en la Mesa de Conversaciones de la Habana, razón por la cual, desde el año 2016 la Oficina del Alto Comisionado para la Paz ha tramitado sus ingresos a las cárceles para cumplir esta tarea específica.
  1. Actualmente, la Fundación Lazos de Dignidad lleva 140 casos de personas privadas de la libertad por pertenecer o colaborar con las FARC-EP, entre ellas varias víctimas de montajes judiciales y de prisioneros de guerra, para quienes ha tramitado beneficios en marco de la Ley 1820 de 2016, fruto del Acuerdo Final de Paz.

CONSIDERACIONES

Este tipo de notas de prensa cargadas de odio atentan contra la Paz y constituyen una amenaza a la integridad personal de las y los defensores de prisioneros políticos en Colombia, especialmente para la bogada JULY HENRIQUEZ SAMPAYO, reconocida defensora de derechos humanos con más de 16 años de experiencia en la defensa de los derechos de las víctimas de la prisión política y otras víctimas de crímenes de Estado.

Nuestra abogada además se desempeña como Coordinadora Nacional de la Comisión Jurídica de la Coalición Larga Vida a las Mariposas, plataforma desde la cual durante los últimos dos años ha cumplido con la función encomendada por la Mesa de Diálogos de La Habana y con el mandato de velar por el trato digno y la libertad de todas y todos los prisioneros políticos en Colombia.

Es preciso resaltar que los denominados "Principios Básicos sobre la Función de los Abogados, Octavo Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Tratamiento del Delincuente, celebrado en La Habana (Cuba), del 27 de agosto al 7 de septiembre de 1990, ONU Doc. A/CONF.144/28/Rev.1 p. 118 (1990)", de las Naciones Unidas establecen:

"16. Los gobiernos garantizarán que los abogados a) puedan desempeñar todas sus funciones profesionales sin intimidaciones, obstáculos, acosos o interferencias indebidas; (...) y c) no sufran ni estén expuestos a persecuciones o sanciones administrativas, económicas o de otra índole a raíz de cualquier medida que hayan adoptado de conformidad con las obligaciones, reglas y normas éticas que se reconocen a su profesión.

Llamamos por tanto la atención de los países garantes del Acuerdo de Paz y exigimos a la institucionalidad colombiana tomar las medidas pertinentes para la protección de la integridad personal, social y moral de los defensores de prisioneros políticos en Colombia, especialmente de la FUNDACIÓN LAZOS DE DIGNIDAD y nuestra abogada JULY HENRIQUEZ SAMPAYO, ofreciendo así las garantías necesarias para ejercer nuestra labor, máxime cuando nos encontramos ejerciendo labores de apoyo a la implementación del Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de la Paz estable y Duradera.

En virtud de lo anterior y teniendo en cuenta la vulnerabilidad a que nos hayamos sometidos las y los defensores de prisioneros políticos, y más concretamente los defensores de personas sindicadas, procesadas o condenadas por pertenecer a la insurgencia de las FARC-EP, presentamos las siguientes:

PETICIONES

  1. Al Presidente de Colombia, JUAN MANUEL SANTOS CALDERON:

  1. Tomar las medidas urgentes para garantizar la vida e integridad personal y el ejercicio de la defensa de los derechos humanos de todos los miembros de la FUNDACION LAZOS DE DIGNIDAD.
  2. Pronunciarse en respaldo de nuestra labor conforme a la implementación del punto 5 del Acuerdo Final de Paz, a fin de impulsar la erradicación de actos que ponen en riesgo la vida y demás derechos humanos de las y los defensores de Prisioneros Políticos adscritos a las ONG de derechos humanos que integran la Coalición Larga Vida a las Mariposas.

  1.  A la Comisión De Seguimiento, Impulso Y Verificación A La Implementación Del Acuerdo Final- CSIVI:

  1. Incluir dentro de la Mesa Técnica de Seguridad el seguimiento a la Situación de los defensores de Prisioneros Políticos en Colombia, a fin de establecer mecanismos que garanticen nuestra seguridad.
  2. Pronunciarse públicamente frente a la agresiones e intimidaciones consumadas contra las y los defensores de prisioneros políticos adscritos a la FUNDACION LAZOS DE DIGNIDAD y demás ONG de la Coalición Larga Vida a las Mariposas que venimos desarrollando labores de implementación del Acuerdo Final de Paz.

  1. A la Fiscalía General de la Nación, abrir la investigación penal correspondiente contra las directivas del portal web denominado "Los Irreverentes", conforme al decreto Ley 898 de 2017, por medio del cual se crea la Unidad Especial de Investigación para el desmantelamiento de las organizaciones y conductas criminales consumadas contra defensores de DDHH y personas que participan en la implementación de los acuerdos y la construcción de la Paz.

                                             

Hacemos un llamado a las organizaciones sociales, de derechos humanos y medios de comunicación nacionales e internacionales, para que difundan la presente denuncia y emitan sus cartas de apoyo.

#PazSonGarantias

Por: Hernán Durango. 

Tras tres semanas de paro nacional de las actividades educativas y sin poderse lograr un acuerdo que satisfaga las exigencias de los educadores, miles de maestros se tomarán este miércoles 31 de mayo las plazas, calles y avenidas de las principales ciudades colombianas.

La dirección de la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode)  aseguró que se mantiene firme en el paro nacional, y se reafirma en la realización de la toma de las seis capitales (Bogotá, Barranquilla, Bucaramanga, Cali, Medellín y Pereira) con movilizaciones y desfiles este miércoles 31 de mayo. Así lo ratificó a la prensa nacional e internacional el presidente de Fecode, Carlos Rivas, quien señaló que el gremio magisterial exige al Gobierno Nacional  un incremento salarial de al menos 10,75 por ciento. Sin embargo, el Gobierno solo cedió por un incremento del 6,2 por ciento, por lo que el paro del sindicato de profesores (Fecode). 

Cabe destacar que el magisterio cuenta con el respaldo y trabaja unitariamente con el  conjunto de las organizaciones sindicales de los trabajadores del sector público y las centrales obreras.A las luchas se han sumado las organizaciones de estudiantes y asociaciones de padres de familia de las instituciones educativas secundaristas. 

El licenciado  Carlos Rivas, aseguró que el gremio mantiene firme su decisión de paro total y su posición de dialogo para buscar una solución definitiva, pero reconoce que las propuestas de parte y parte están muy distantes, "pero el Gobierno ha planteado una nueva reunión donde dice traer nuevas propuestas que estamos dispuestos a discutir, mientras tanto se mantiene el paro del magisterio", dijo a los periodistas.

"Persistimos en el punto fundamental para inyectarle recursos a la educación, que las escuelas tengan las garantías y los niños y niñas alimentación y transporte", señaló el líder sindicalista, y agregó que continúan esperando el cumplimiento de los acuerdos pactados en materia de nivelación salarial.

Según el educador en el gremio consideran inaceptable que los maestros deban "pagar la crisis fiscal del Estado colombiano, por ende, no renunciaremos a exigir mayores recursos para la educación pública y a sus derechos y reivindicaciones".

De acuerdo al boletín informativo de Fecode el Paro Nacional del Magisterio sigue firme y fortaleciéndose. Por ello, la tarea a seguir con las tomas de las seis capitales (Bogotá, Barranquilla, Bucaramanga, Cali, Medellín y Pereira). Por lo cual invitan a los maestros y maestras de los departamentos cercanos a concentrarse en estas ciudades para realizar jornadas de movilización.

Para el caso de Bogotá, La Asociación Distrital de Educadores presidida por el profesor William Agudelo, será la encargada de dirigir y orientar a las delegaciones que saldrán de los tres siguientes sitios, con concentración desde las 9 am, para confluir en la Plaza de Bolívar:

- Colegio Manuela Beltrán, ubicado carrera 14 A # 57-28. Tomará la calle 57, luego la carrera 13, para subir por la calle 51, arribar a la carrera 7ª y seguir.

- Sena de la carrera 30 con Primero de Mayo. Partirá desde la carrera 30 para luego subir la calle 13 hasta la carrera 7ª. 

- Colegio Nicolás Esquerra, ubicado en la calle 9C # 68-52, continuará por la avenida Carrera 68, las Américas hasta la calle 13 y llegará hasta la carrera 7ª.

Para las otras cinco concentraciones en el resto de capitales, el sindicato filial anfitrión es el responsable de organizar todo lo atinente a los sitios de llegada y el recorrido hasta donde se dará la concentración.

Por: David Rodríguez. Periodista en Radio Bayamo (Cuba)

La única vez que vi al Che debe haber sido entre los años 1963 ó 1964. Iba yo por la Plaza de la Revolución José Martí y en la misma esquina donde está el Ministerio de Comunicaciones y la Avenida de Rancho Boyeros, pasaba él en aquel emblemático auto norteamericano que utilizaba.

Jamás volví a verlo, pero siempre tuve la necesidad de hurgar en su vida revolucionaria, tan preñada de anécdotas y de hechos que hoy recoge la historia.

El Che, a pesar de la propaganda que invade Internet, con comentarios desfavorables negando su altruismo y humanismo, resurge como un icono de grandeza tal, que los pueblos, alejados de las mentiras y tergiversaciones, lo asumen como lo que sigue siendo: un ejemplo de hombre revolucionario que desde su óptica luchó a favor de los pobres.

Un tiempo después, ya en andanzas periodísticas por la Sierra Maestra, he podido conocer más de su trayectoria, de su respeto a Fidel y a su consagración a la lucha por la liberación de los cubanos de aquella odiosa tiranía batistiana.

Campesinos curtidos por el trabajo, con manos agigantadas por el esfuerzo en el cultivo de la tierra, guardan del Che las mejores imágenes y lo siguen considerando un guerrillero de altura cósmica, que no se quedó en Cuba luego del glorioso triunfo del Primero de Enero de 1959, sino, que, ya alcanzado el objetivo aquí, se lanzó, en cruzada intercontinental, a la lucha por las reivindicaciones de otros pueblos.

En esta tierra dejó familia, aquí nos enseñó a trabajar de manera voluntaria, él mismo se dedicó a poner en práctica esa modalidad en la Ciudad Escolar Camilo Cienfuegos en la propia Sierra Maestra, la primera gran obra del proceso revolucionario cubano, y en la que miles de niños de las montañas comenzaron a conocer el mundo a través de las letras que aprendieron a leer y a escribir.

Recorrió el país de un lado al otro, como Ministro de Industrias, recabando, en encuentros con obreros de ese sector, una mayor eficiencia en el desempeño de sus funciones, y expresó un pensamiento que sigue siendo una brújula para todos: ¨¨la calidad es el respeto al pueblo¨¨.

Los enemigos de la Revolución Cubana han tratado de demonizar su paso por nuestro país, y en muchas ocasiones le han hecho perversas acusaciones, carentes de fundamentos y de pruebas, alegando que era un hombre duro y que ´´ordenó el fusilamiento de centenares de contrarrevolucionarios´´.

Un planteamiento de ese tipo es inconcebible en una Revolución que jamás ha basado su defensa en actos de esa naturaleza, ni siquiera en la lucha armada de la Sierra Maestra, este proceso se permitió la más mínima tergiversación en cuanto a los derechos humanos, cuando aún en el mundo nadie hablaba de los mismos, y se violaban constantemente en países que hoy los tienen como ´´bandera´´.

Sería interesante preguntarle a esos ´´ ideólogos´´ las razones por las cuales nunca se han preocupado por los miles de asesinatos cometidos por la dictadura de Fulgencio Batista contra el pueblo durante su sangriento período al frente de un gobierno ilegal, basado en un golpe de Estado que cercenó las libertades públicas el 10 de marzo de 1952.

Parece una paradoja, pero en el sitio desde el cual se aguarda el fin de la Revolución Cubana, Miami, por los elementos más recalcitrantes opuestos al proceso social cubano, viven y conspiran muchos de los asesinos del pueblo cubano, que amparados por el Gobierno de Estados Unidos de Norteamérica, no cesan en sus actos hostiles.

Pero el Che siempre estuvo, está y estará por encima de esos que robaron el dinero del pueblo cubano y se fueron a La Florida, sitio seguro, garantizado por el imperio que apoyó a la dictadura de Batista hasta el último día de su existencia.

Y así, África le abrió los brazos cuando las grandes potencias colonialistas le robaban sus riquezas, (acción depredadora que continúa hoy), y necesitada de la lucha para liberarse, recibió a ese hombre que, acompañado por otros internacionalistas cubanos, abrió fuego contra la injusticia y la opresión.

La presencia del Che en el continente negro, marcó un hito en la senda del internacionalismo proletario, una manifestación de amor a la humanidad que los enemigos de la liberación de los pueblos ven como una maldición comunista. Queriendo ocultar las razones, motivaciones y causas objetivas que han permitido, aún en medio del barraje de la llamada gran prensa del mundo occidental, el desarrollo de esos sentimientos.

El Che está por encima de esos apocalípticos individuos, tanto, que no cejó en el empeño de ayudar a otros pueblos, y se lanzó a aquella cruzada en Bolivia, en un afán libertario que no concluyó con su proyección hacia la eternidad en la conciencia de los pueblos de Nuestra América.

Hoy el Che sigue vivo, incluso en los ojos de aquel que, atemorizado, le disparó para que sucediera hasta hoy y para siempre, el parto que lo proyecta no ya solamente en las tierras americanas de Bolívar y de Martí, sino por todo el orbe, donde aún su estrella tiene mucho que iluminar.

Por: Miguel Suarez (2017-05-26) Una compleja situación se esta dando en Colombia, donde pareciera que el viejo país se niega a morir y el nuevo no ha comenzado a nacer, donde la oligarquía mafiosas y terrateniente, la que se ha lucrado de la guerra, asesinado y despojado a mas de 7 millones de campesinos de sus tierras que en total son calculadas en unas 9 millones de hectáreas, la gran mayoría hoy sembradas de palma africana, caña de azúcar y banano, se aferra desesperadamente al poder buscando mantener la guerra que les ha producido fabulosas fortunas y el pueblo que en calle reclama entre otras reinvindicaciones el fin del enfrentamiento armado.

En este contexto, la corte constitucional, compuesta como todo el estado colombiano, por bandidos, mediante un fallo terminó con el llamado proceso abreviado o “Fast Track”, colocando un freno mas al proceso de implementación de los acuerdos.

Las Farc se pronunciaron diciendo entre otras que: “No se trata simplemente de la decisión judicial, con una interpretación por cierto muy controvertible que banaliza el juicio de sustitución constitucional, sino que estamos frente a la posibilidad de que -de consolidarse una mayoría en la Corte, adversa a la implementación-, se asista al desmonte del andamiaje normativo que desarrolla los acuerdos.”.

Aquí lo cierto, y de acuerdo a la reacción de quienes se han lucrado de la guerra, aunque los acuerdos no sean mas que un refuerzo y la obligación del cumplimiento de la constitución de 1991, tienen aterrorizados a una gran sector de los delincuentes que controlan el poder en Colombia que están haciendo hasta los imposible por “volver trizas el proceso de paz con las Farc” y especialmente la Jurisdicción Especial para la Paz, a donde deberán concurrir “todos quienes participaron de manera directa o indirecta en el conflicto”, a contar la verdad so pena de tener que pagar al menos 20 años de cárcel y en esta lista están desde los Sarmiento Angulos hasta ladrones de baja calaña como Fernando “Ladroño” y su jefe el narcotraficante numero 82.

En su intento por mantener sus privilegios el sector mafioso ligado a la tierra y un sector del ligado a la industria, especialmente a la agro-industria, que no se define, han realizado cualquier cantidad de actos incluso asesinatos y colocado bombas, con lo que no habían conseguido mayores resultados, pero ahora según los que saben del tema, han colocado en grave riesgo los acuerdos y su desarrollo.

A la banda de los “uribeños” camuflada en el tal Centro Democrático, que bajo un lenguaje ladino habla de mejorar los acuerdos cuando solo busca destruirlo, especialmente a los componentes de justicia y tierras, se unió ahora la banda conocida como Cambio Radical, de propiedad del ex-vicepresidente Germán Vargas Lleras, que tal como el Centro Democrático por medio de su presidente honorario, el ladrón Fernando Londoño, prometio "hacer trizas ese maldito papel" que es el acuerdo de paz firmado entre el Gobierno y las FARC-EP, por medio de su también presidente Jorge Enrique Vélez, anuncio que “Si ganamos en el 2018, se levanta la mesa con el Eln”.

Así vemos como se ha conformado un bloque de delincuentes, testaferros de bandidos no muy visibles y de multinacionales que están férreamente unidos con el objetivo de continuar la guerra de la cual viven, y lo grave es que parece, se están esforzando para allegar a ellos a un tercer grupo donde estarían Jorge Enrique Robledo, Claudia Lopez y el ex-alcalde de Medellín Sergio Fajardo, quienes a pesar de que públicamente dicen apoyar la paz, se han pronunciado abiertamente diciendo que para ellos la implementación del acuerdo no es la prioridad.

Así en su afán de "hacer trizas ese maldito papel", han asesinado a alrededor de 170 colombianos llegando hasta a la infamia de asesinar a guerrilleros desarmados y sus familiares tratando con esto de desesperar a las Farc para que los guerrilleros den por terminado el proceso y luego salir a decir que los guerrilleros no tenían voluntad de terminar el enfrentamiento armado.

En un debate radial por la W radio, que es de derecha, debatieron durante unos 40 minutos Jairo Rivera de Voces de Paz y el representante a la Cámara por el Centro Democrático Samuel Hoyos.

En los últimos 10 minutos del programa abrieron los micrófonos al público, y de al menos 10 llamadas, nueve se pronunciaron por la paz, como se denomina generalmente al acuerdo para la cesación del enfrentamiento armado, solo una de las personas que llamo se pronuncio por la guerra, un soldado llamó y se pronunció por detener la guerra, otro que dijo haber sido victima del accionar guerrillero y también pidió parar el enfrentamiento.

Si tomamos como base estas 10 llamada y al estilo de las famosas encuestas las utilizamos como una muestra, este pronunciamiento telefónico mostraría entonces el deseo de paz del pueblo colombiano, que ahora se expresa en grandes manifestaciones donde al tiempo que reclaman por sus reinvindicaciones exigen parar la guerra.

La virulenta reacción de quienes se han lucrado de la guerra buscando detener el proceso, que estilo del Quijote podríamos decir “ladran Sanchos, señal de que cabalgamos”, muestra el terror que la oligarquía colombiana le tiene a la terminación del conflicto por que, primero la guerra es su “exitosa” formula empresarial, segundo,proque el acuerdo preve un sistema de justicia que no es su torcida justicia, la que a bandidos como ladroño, Uribe y hasta a Santos no toca y tercero porque plantean entregar tierra a los campesinos, cosa inadmisible para ellos ya creen que la tierra, toda es de ellos.

Y aquí salta la pregunta a que debemos apostarle la izquierda o los revolucionarios?, A seguirle el juego a quienes se han del enfrentamiento armado y que buscan al precio que sea continuarla?, o debemos jugárnosla por la terminación del enfrentamiento armado?.

Para resolver el dilema y teniendo en cuenta que las condiciones no son iguales, es bueno echar un vistazo a la historia y recordar que cuando Lenin llegó, vía Finlandia a la Rusia zarista que se debatía en una grave crisis económica enfrentando a la vez la guerra con Alemania, la consigna de Vladimir Ilich fue “pan y paz”, y con el pueblo organizado lograron algo que ni Carlos Marx había previsto, la toma del poder en ese país.

Y es eso lo que pide el pueblo en campo y en la ciudad, en seminarios, reuniones y en las calles de todo el país, “pan y paz”.

Hoy pues, a pesar de la rabia por el nuevo incumplimiento de la oligarquía al acuerdo, debemos apostarle a la terminación de la confrontación armada que dejara al sector mas retardatorio de la oligarquía sin su formula de éxito, la sangre y puede abrir las puertas para construir un país mejor para el sufrido pueblo colombiano, que hoy venciendo el terror a militares y paramilitares se ha tomado las calles para exigir un país mejor.

 

Por Nelson Lombana Silva 

(Ibagué, mayo 29 de 2017) Colombia está viviendo un momento estelar, la lucha de clases está en ebullición y los vientos de unidad soplan con fuerza y esperanza en este país tan maltratado por esta casta oligárquica que lleva tantos años en el poder en forma ilegal e ilegítima. Se vislumbra en el horizonte perspectivas de cambios estructurales y reales a favor del pueblo en su conjunto. 

Es tiempo de unidad, de acción y de movilización, de dejar a un lado el pesimismo y el miedo a lo desconocido. Escrutar lo nuevo, lo promisorio que simboliza la izquierda y descartar lo viejo, lo acabado que significa la derecha. 

Desde luego, sin concebir los conceptos Izquierda y Derecha como algo dogmático, cerrado y absoluto. Hay que entender que en la izquierda puede haber derecha y en la derecha puede haber izquierda. La propuesta entonces, es mirar la dinámica de los procesos para ir hilando y concatenando, uniendo dialécticamente la teoría con la praxis. Es decir, el método marxista – leninista sería ideal para interpretar correctamente la realidad concreta y las posibilidades de su transformación, sin llegar a decir que absolutamente es el único. 

Hay una dinámica interesante al interior de la izquierda o de las izquierdas como se ha solido llamar últimamente, que vale la pena relievar con letras mayúsculas. Se estudia a todo vapor las tesis del XXII congreso nacional del Partido Comunista Colombiano, lo mismo las tesis preparatorias del congreso  fundacional del Partido de las Farc-Ep y las tesis de la Marcha Patriótica, para solo colocar unos pocos ejemplos. 

Es decir, en casi todos los rincones de Colombia y quizás allende de las fronteras el pueblo politizado discute ardorosamente el presente y futuro de la patria con argumentación y la firme convicción que encarna la esperanza y el porvenir de esta república tan bañada de sangre humilde por obra y gracia de la oligarquía bipartidista y los Estados Unidos con su consuetudinaria intromisión en los asuntos internos de esta nación sudamericana. 

Lo interesante, además, es que no se encuentran grandes contradicciones entre estas tesis que pudiera decirse en un momento dado son antagónicas. En cambio, existen muchas coincidencias, lo que hay que mirar con alegría y esperanza. Los procesos así las cosas, siguen su curso normal y eso da la idea inequívoca que avanza la unidad. 

Las tres organizaciones que han puesto a su militancia, a sus amigos y simpatizantes a estudiar, coinciden – por ejemplo – en el tema de la paz, en la caracterización del sistema capitalista y de los verdaderos enemigos del pueblo colombiano. Además, cómo sacar al pueblo del atolladero y colocarlo en un nuevo escenario de paz con justicia social, humanismo, ética, ciencia y vida para todos y todas. 

Así las cosas, hay que hacer una lectura propositiva del momento histórico, por supuesto sin apartarse un ápice de la realidad concreta, pero con optimismo y espíritu unitario. No es tiempo de lamentaciones y miradas imposibles, es hora de propuestas creativas y audaces con visión unitaria y transformadora. 

El momento nos demanda más compromiso, más conciencia de clase y más capacidad crítica y autocrítica. Menos burocracia, menos arrogancia, menos petulancia. 

No hay que vivir de los errores, mucho menos justificarlos, hay que reconocerlos, corregirlos conscientemente y avanzar. Marcelo Colussi al referirse a la vigencia  del comunismo, señala: "Errores, desaciertos, exageraciones, ello no desautoriza el ideario comunista y su lucha por un mundo de mayor justicia".

En ese sentido, se expresa Frei Betto, teólogo de la liberación, en el mismo artículo de Colussi: "El fracaso del socialismo en el este europeo no debe inducir a descartar el socialismo del horizonte de la historia humana". 

La idea es avanzar, se está avanzando. Un país distinto se va materializando y así debemos transmitirlo con nuestra práctica cotidiana, práctica que debe ser consciente y no necesariamente desde una posición de dirección. El comandante fariano, Donald Ferreira, propone una fórmula práctica y efectiva: Ir casa a casa con un discurso sencillo, argumentado y con las mismas palabras del habitante, nada de rebuscarnos términos que el receptor no va a entender. 

Acaso traer a colocación a José Martí: "Decir y hacer". Nada de pesimismo, optimismo en la peor adversidad. Esa es la característica del revolucionario auténtico que debemos poner en práctica para impulsar los procesos revolucionarios que se vienen desarrollando en Colombia. 

La red de artistas además se pronunció sobre el Paro Cívico en Buenaventura, exigiendo al Gobierno que "cese la represión" contra las comunidades que protestan desde 16 de mayo y demandando invertir "los recursos necesarios para responder a la crisis humanitaria que padecen estas comunidades olvidadas de Colombia".

 

Redacción REMAP 

 
Concluyó este sábado el IX Festival Nacional de Teatro Popular: Teatro y Realidad Social que durante nueve días se desarrolló en la ciudad de Palmira (Valle del Cauca), y el cual es organizado por la Fundación Escénica y Cultural El Teatro Vive.
 
El festival contó con diversas propuestas escénicas, danza, poesía, música, talleres y el Conversatorio Arte Popular para la transformación social convocado por la Red de Artistas Populares del Suroccidente Colombiano (RAPSO), quienes se pronunciaron sobre el Acuerdo de Paz (firmado entre el Gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC) y los más de 150 líderes asesinados en el país.
 
Para los artistas "es claro que no existen garantías para la oposición política y, por tanto, tampoco existen para la paz, debido al fortalecimiento armado y territorial del paramilitarismo que ha cobrado la vida de más de 150 líderes sociales en menos de 18 meses", según informó la RAPSO en las conclusiones del conversatorio.
 
La red de artistas además se pronunció sobre el Paro Cívico en Buenaventura, exigiendo al Gobierno que "cese la represión" contra las comunidades que protestan desde 16 de mayo y demandando invertir "los recursos necesarios para responder a la crisis humanitaria que padecen estas comunidades olvidadas de Colombia".
 
De este modo cerró un año más del Festival Nacional de Teatro Popular, que en su último día contó con los grupos Telón Azucarero, Yuca Brava y Balam Quitzé. Y para rematar, la música de Rapsodia, Takai y Sabor Andino.
A continuación las conclusiones de las RAPSO:
Conclusiones Conversatorio Arte Popular para la transformación y la paz
 
La Red de Artistas Populares del Suroccidente (RAPSO), reunidos el 27 de mayo en el conversatorio Arte popular para la transformación y la paz, realizado en la ciudad de Palmira (Valle del Cauca) dentro del marco del IX Festival Nacional de Teatro Popular: Teatro y Realidad, discutimos sobre el futuro de la paz del país y las problemáticas que aquejan a los artistas. Del debate surgieron importantes determinaciones que, como artistas de la RAPSO, hacemos públicas en medio de la creciente ola de asesinatos contra líderes sociales y protestas que vive Colombia:
 
1. Aunque siempre ha sido una de nuestras banderas trabajar por la salida dialogada y política al conflicto social, cultural y armado colombiano, y defender el Acuerdo de Paz firmado entre el Gobierno y la guerrilla de las FARC, es claro que no existen garantías para la oposición política y, por tanto, tampoco existen para la paz, debido al fortalecimiento armado y territorial del paramilitarismo que ha cobrado la vida de más de 150 líderes sociales en menos de 18 meses. 
 
2. A pesar de que el Acuerdo de Paz contiene importantes puntos y propuestas para ser implementadas, al no existir garantías para la oposición política, es un Acuerdo de Paz que toma un camino distinto al que se firmó, puesto que era responsabilidad del Gobierno garantizar la vida de los opositores políticos, así como combatir y evitar que el paramilitarismo tomara control de los territorios donde tenían presencia las FARC-EP. 
 
3. Consideramos que las FARC-EP han cumplido hasta al momento con el Acuerdo de Paz y que es el Gobierno quien incumple, como ya es de conocimiento público, en temas logísticos (adecuación de zonas veredales), políticos (implementación de leyes) y de seguridad (paramilitarismo).
 
4. La RAPSO se solidariza y acompaña las luchas sociales del pueblo colombiano y, especialmente, el Paro Cívico de las comunidades de Buenaventura que, además de soportar el abandono estatal, la corrupción y la violencia, el Estado reprime en forma salvaje por cometer el crimen de exigir sus derechos de manera pacífica. Por tanto, exigimos al Gobierno que cese la represión contra el pueblo de Buenaventura e invierta los recursos necesarios para responder a la crisis humanitaria que padecen estas comunidades olvidadas de Colombia.
 
5. Como artistas y humanistas, promovemos salidas dialogadas al conflicto social, cultural y armado colombiano. Por ello apoyamos que el Gobierno y la guerrilla del ELN se encuentren dialogando para frenar el derramamiento de sangre. 
 
Como artistas seguiremos luchando por nuestros derechos y haremos de nuestro trabajo una forma de visibilizar las problemáticas sociales. Del mismo modo continuaremos adelantando procesos de formación, investigación estética y creación artística. 
 
Arte y Cultura Popular para la transformación social es una de nuestras metas, y para lograrla acompañamos las exigencias de un pueblo que reclama mejores condiciones de vida y la implementación de un Acuerdo de Paz donde el Gobierno deje de traicionar lo pactado.
 
Red de Artistas Populares del Suroccidente Colombiano 
Palmira, mayo 27 de 2017

* El Plan de Desarrollo "Pereira Capital del Eje", atenderá a más de 42 mil víctimas del conflicto interno asentadas en el territorio.

Por: Hernán Durango.

Según el Dr. Fernando Arias Cardona, Jefe Oficina de Paz, Reconciliación y Posconflicto de la capital risaraldense la Paz tiene hoy en Pereira un espacio institucional, que cobra gran importancia con la firma el 24 de noviembre de 2016 en Bogotá, del "Acuerdo Final para la construcción de una Paz estable y duradera", entre el gobierno nacional y las FARC EP, y el inicio de los diálogos con el ELN. Se trata de la "Oficina de Paz, Reconciliación y Posconflicto" (OPRP).

Fernando Arias Cardona señala en el comunicado enviado a medios de comunicación del país y  del mundo  que la dependencia a su cargo tiene origen en el Decreto No. 834 del 07 de octubre /16, por el cual se realizó la reforma administrativa impulsada por el señor alcalde Dr. Juan Pablo Gallo Maya, acto expedido con base en las facultades otorgadas por el Concejo Municipal mediante el Acuerdo No. 12 del 18 de julio de 2016.

"Bombardeados con noticias de guerra durante más de 50 años, no deja de ser esperanzador para las actuales y futuras generaciones, que empecemos a hablar de Paz, en sintonía con el mandato del artículo 22 de la CP/91: La Paz es un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento" asegura e insiste que "la Paz no es en abstracto ni en las alturas; requiere de acciones concretas. De ahí que haber creado esta Oficina en Pereira, es sin duda, un gran acierto de esta administración".  

En funcionario informó que Oficina de Paz, en concurso con entidades públicas y organizaciones sociales instalará próximamente el Consejo Municipal de Paz, Reconciliación y Convivencia del municipio de Pereira (Acuerdo 34/16); liderará la formulación de la política pública de paz, convivencia y reconciliación.

También se concentrarán esfuerzos con el equipo de trabajo en el impulso de todas aquellas actividades de pedagogía y sensibilización de la paz al interior de la administración municipal y con las comunidades.

Asegura igualmente que una tarea esencial será el desarrollo de acciones de dignificación de la memoria histórica de las víctimas del conflicto armado que hoy, afortunadamente se encuentra en vías de superación. En el Plan de Desarrollo "Pereira Capital del Eje", se refieren más de 42 mil compatriotas en esta condición. Hay que elaborar el Archivo de DDHH de las víctimas, convocar a la elaboración de esculturas, organización de certámenes públicos, designación de espacios públicos como avenidas, calles, puentes, parques, con hechos, símbolos o nombres de personas víctimas del conflicto. 

Finalmente, insistirán en la elaboración  la Ruta de Atención para quienes lleguen a nuestra ciudad en calidad de reincorporados a la vida civil, política, económica y social, como producto del Acuerdo de Paz. Garantías de seguridad, apoyo institucional para su vinculación a la educación, al sistema de salud, a las actividades económicas o laborales, son parte de nuestra misión. 

"La Paz con justicia social es tarea de todos! Trabajemos por ella", indica el funcionario. 

* El Plan de Desarrollo "Pereira Capital del Eje", atenderá a más de 42 mil víctimas del conflicto interno asentadas en el territorio.

Por: Hernán Durango.

Según el Dr. Fernando Arias Cardona, Jefe Oficina de Paz, Reconciliación y Posconflicto de la capital risaraldense la Paz tiene hoy en Pereira un espacio institucional, que cobra gran importancia con la firma el 24 de noviembre de 2016 en Bogotá, del "Acuerdo Final para la construcción de una Paz estable y duradera", entre el gobierno nacional y las FARC EP, y el inicio de los diálogos con el ELN. Se trata de la "Oficina de Paz, Reconciliación y Posconflicto" (OPRP).

Fernando Arias Cardona señala en el comunicado enviado a medios de comunicación del país y  del mundo  que la dependencia a su cargo tiene origen en el Decreto No. 834 del 07 de octubre /16, por el cual se realizó la reforma administrativa impulsada por el señor alcalde Dr. Juan Pablo Gallo Maya, acto expedido con base en las facultades otorgadas por el Concejo Municipal mediante el Acuerdo No. 12 del 18 de julio de 2016.

"Bombardeados con noticias de guerra durante más de 50 años, no deja de ser esperanzador para las actuales y futuras generaciones, que empecemos a hablar de Paz, en sintonía con el mandato del artículo 22 de la CP/91: La Paz es un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento" asegura e insiste que "la Paz no es en abstracto ni en las alturas; requiere de acciones concretas. De ahí que haber creado esta Oficina en Pereira, es sin duda, un gran acierto de esta administración".  

En funcionario informó que Oficina de Paz, en concurso con entidades públicas y organizaciones sociales instalará próximamente el Consejo Municipal de Paz, Reconciliación y Convivencia del municipio de Pereira (Acuerdo 34/16); liderará la formulación de la política pública de paz, convivencia y reconciliación.

También se concentrarán esfuerzos con el equipo de trabajo en el impulso de todas aquellas actividades de pedagogía y sensibilización de la paz al interior de la administración municipal y con las comunidades.

Asegura igualmente que una tarea esencial será el desarrollo de acciones de dignificación de la memoria histórica de las víctimas del conflicto armado que hoy, afortunadamente se encuentra en vías de superación. En el Plan de Desarrollo "Pereira Capital del Eje", se refieren más de 42 mil compatriotas en esta condición. Hay que elaborar el Archivo de DDHH de las víctimas, convocar a la elaboración de esculturas, organización de certámenes públicos, designación de espacios públicos como avenidas, calles, puentes, parques, con hechos, símbolos o nombres de personas víctimas del conflicto. 

Finalmente, insistirán en la elaboración  la Ruta de Atención para quienes lleguen a nuestra ciudad en calidad de reincorporados a la vida civil, política, económica y social, como producto del Acuerdo de Paz. Garantías de seguridad, apoyo institucional para su vinculación a la educación, al sistema de salud, a las actividades económicas o laborales, son parte de nuestra misión. 

"La Paz con justicia social es tarea de todos! Trabajemos por ella", indica el funcionario. 

Por Alberto Pinzón Sánchez 

Un trecho grande va de la euforia de la celebración que en aquel noviembre acompañó la firma del Acuerdo Final, a las afirmaciones “realistas” sobre la marcha de la implementación del Acuerdo Final hechas los últimos días por el comandante Santrich, a las que el comisionado de paz Jaramillo, llamó a sus aliados de la prensa oficial a “no pararle bolas” (1)

Otra equivocación más del equipo pacificador de Santos, que pretende meter una cuña divisionista (entre una línea blanda y otra línea dura) dentro del secretariado de la “contraparte”, que según parece ha decidido darle al comandante Santrich un papel relevante en esta difícil y riesgosa etapa del proceso de paz en Colombia, enredado por la estrategia “pacificadora” Santista de implementar “un costosísimo Acuerdo de Paz en un país quebrado en todo sentido”. Es decir, en términos de la histórica perfidia oligárquica: Implementarlo, pero sin implementarlo.

Son muchas las trapacerías en todos los niveles del Estado, o marrullas del Santismo o fracción de la oligarquía colombiana actualmente gobernante, partidaria de adelantar un proceso de paz con las insurgencias para continuar desarrollando en Colombia el neoliberalismo autoritario y depredador sin resistencia de ninguna clase y burlándose de lo pactado, que ya han sido descritas “in extenso” por el editorialista de ANNCOL y que se pueden repasar en: (2)   

En lo interior, Santos habilidosamente supo cambiar los términos: El principio filosófico trasformador que al inicio de los diálogos de paz subyacían en el fondo del Acuerdo político y diplomático entre el Estado y las Farc-EP; de “Armas por reformas estructurales en la sociedad”, fue exitosamente remplazado por Armas por Votos y facilidades para que la guerrilla “hiciera política” dentro del clientelismo establecido, lo que implicó a continuación, la aceptación de que las guerrillas nunca habían sido o tenido política y, menos que eran trasformadoras de la realidad social. Una vez más habían dejado de ser revolucionarias: Una bandada de victimarios sin castigo, que es lo que Uribe Vélez sostiene obstinadamente. 

Hecho esto, se dio el paso siguiente: remplazar el amplio y flexible concepto de Solución Política al llamado conflicto colombiano, por el de una rígida, escueta y canónica  “Solución Jurídica”, en un país de leguleyos y rábulas Santanderistas, cuyo principio practico de dominación, con siglos de comprobación, sigue siendo el de “pleito que no gano lo enredo”. Es la inercia, la parálisis, y el embrollo entre leyes, sentencias, incisos y parágrafos, que estamos presenciando en la actualidad. Definida también por el comandante Iván Márquez, con el grafico nombre de “enredadera jurídica”. 

Y en lo exterior; dado que Colombia no es el “Tíbet de Suramérica”, como solía llamarla el augur de la oligarquía López Michelsen, sino que contra los deseos provincianos de los aristócratas bogotanos se ha trasnacionalizado, dependiendo del gobierno de los EEUU y ha adquirido compromisos internacionales de todo tipo, ha tenido que aceptar la última orden Imperial dada por el presidente Trump al presidente Santos en la entrevista (18.05.2017) que va en dos sentidos: 

1-Remilitarizar Colombia como aliado central en el dominio y control de la región Andino Amazónica (¿necesito mencionar a Venezuela?) y para lo cual ya disponen de 7 mega bases militares esparcidas por todo el territorio colombiano. Uniendo una vez más el destino histórico de Colombia con lo que suceda en Venezuela y en la región.  

 2- Reactivar la “Drug War” y el antiguo Plan Colombia de lucha contra el narcotráfico, para lo cual es fundamental seguir contando con el Narco Paramilitarismo. Lo cual explica la negativa gubernamental y militar colombiana de aceptar su existencia para combatirlo y desmontarlo y, por el contrario, confirma su reactivación ejecutando o fusilando hasta la fecha a 156 dirigentes sociales y defensores de Derechos Humanos, así como su expansión y rápido copamiento de las regiones y zonas “dejadas” por las Farc-EP. No es la paz el objetivo: Es el “control del narcotráfico en la región”, como complemento al muro de Méjico.

Así las cosas, es necesario también que el bloque popular alternativo revitalice o se aferre como un náufrago a su salvavidas, a las dos consignas básicas con las que ha enfrentado esta última parte del conflicto colombiano y de las cuales se le ha pretendido despojar; pero cuya vigencia actual sigue siendo imperiosa:

  1. 1- Persistir en la Solución Política del llamado conflicto colombiano. Como fue ratificado en el comunicado de las FARC-EP y el ELN (11.05.2017)
  2. 2- Aferrarse a la movilización social y popular en todas las formas de acciones de masas, que conduzcan a una Asamblea Nacional Constituyente, la que deberá modificar los aspectos inmodificables con los que la Oligarquía trasnacional ha “blindado per eternum” su dominación sobre el pueblo trabajador colombiano en la Constitución actual  

Fuente Imagen Internet.    

  1. (1) ) http://www.rcnradio.com/nacional/choque-entre-gobierno-y-farc-por-fallo-de-corte-constitucional-sobre-fast-track/
  2. (2) http://anncol.eu/editorial/item/6479-farc-sin-plan-de-repliegue

  

                   

   

 

Alrededor de 7.000 indigenas y campesinos provenientes del sur-occidente colombiano marcharon el miércoles pasado en Cali para mostrar su rechazo al asesinato de líderes sociales y apoyar el paro cívico de Buenaventura.

La marcha inicio desde la Universidad del Valle hacia el Centro Administrativo Municipal, CAM, de Cali, donde Aida Quilcué, consejera de Derechos Humanos y Paz, de la Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic), destacó el respaldo de los pueblos indígenas del país al proceso de paz denunciando que "en el marco de todo este proceso observamos que se ha incrementado la violencia sistemática contra los pueblos indígenas, hay reaparición paramilitar y se sigue con la política minero-energética".

En el CAM los indigenas y campesinos realizaron una Audiencia Pública Por la protección del territorio, la vida y la dignidad de los Pueblos, donde remarcaron que “Llegamos aquí los pueblos, procesos y organizaciones trayendo la memoria viva de las resistencias ancestrales, étnicas y populares que desde hace muchos años venimos caminando, por ello, REAFIRMAMOS la justa lucha que realizan nuestros hermanos en el Chocó, Buenaventura, Tumaco y el magisterio a nivel nacional, en consecuencia, realizamos la Audiencia Pública: Por la protección a la vida, el territorio, y la dignidad de los pueblos, por la contradicción que existe al firmar un Acuerdo de Paz para la terminación de un conflicto, que no termina, y que por el contrario agudiza la situación de violencia contra los pueblos y comunidades”.