psykisk hälsa utvärdering skalor http://sverigepiller.com/ plan b piller fakta

Colombia


Con un titular donde aseguran que “Tres militares venezolanos muertos y 10 heridos en enfrentamiento con ELN”, el medio de desinformación Caracol, especialista en la mentira pasó de decir en letras pequeñas que “Un enfrentamiento entre militares de la Guardia Nacional Bolivariana y presuntos guerrilleros del ELN en el estado de la Amazonia dejó un saldo de tres uniformados muertos y diez más heridos”.

Mentirosos y al servicio de la guerra como es ese medio y paramilitares de micrófono que ofician como periodista, tratan de adjudicar un atentado de paramilitares, mejor dicho de militares al servicio de la mafia colombiana a los guerrilleros del ELN, ocultando la versión oficial del gobierno Venezolano que habla de paramilitares.

Vladimir Padrino López, ministro de Defensa de Venezuela reportó así la agresión:

1. En el marco de las operaciones de resguardo de nuestra frontera para garantizar nuestra soberanía e integridad territorial, y luego de haber sido procesada información de inteligencia acerca de la presencia de grupos paramilitares en el estado Amazonas...

2. ...El día de hoy nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana ha sido cobardamente atacada por estos grupos violentos causando la lamentable muerte de tres efectivos de la @GNBoficial y una decena de heridos, entre ellos dos oficiales.

3. Este infame acto surge como represalia después de la captura de nueve paramilitares colombianos a quienes se les incautaron armas de guerra y consecuentemente fueron puestos a orden del Ministerio Público.

4. El Pdte y C/J @NicolasMaduro ha instruido al @ceofanb continuar su incansable esfuerzo en la expulsión de todo grupo armado que opere en territorio venezolano y garantizar la paz en todos los espacios de la República; no escatimaremos esfuerzos en esta tarea.

5. Venezuela es víctima de más de 60 años de guerra en Colombia, país que no ha logrado garantizar la paz en su territorio. Nos solidarizamos con las familias de nuestros soldados que cumplieron en el campo del honor, su sacrificio aviva nuestro espíritu de lucha. Habrá justicia!”

Así los paramilitares de micrófono que ofician como periodistas en Colombia engañan a Colombia y al mundo.

Por Nelson Lombana Silva

(Ibagué, noviembre 4 de 2018) Los anuncios del ministro Carrasquilla causan estupor y desasosiego en el pueblo colombiano. No es para menos. La cascada de impuestos, incluyendo el impuesto al valor agregado (IVA), a la totalidad de la canasta familiar no es para dormir tranquilos los colombianos, exceptuando naturalmente las pocas familias que hacen 200 años usufructúan los dineros del erario público.

La constante ha sido la mentira y la infamia. Juan Manuel Santos – recordemos – dijo en campaña que podía firmar en roca que no subiría los impuestos. ¿Cumplió? Mamola. El actual mandatario, Iván Duque Márquez, dijo algo muy parecido. Hoy vemos cómo está el pueblo acribillado de impuestos y de mil burlas, porque se ha anunciado que los impuestos a las multinacionales y transnacionales, serán disminuidos con el mismo cuento mentiroso: Aumentar el empleo.

Desgraciadamente hasta la presente, los colombianos no hemos votado ni con conocimiento de causa, ni con conciencia social y de clase, el grueso del pueblo ha votado atemorizado, temeroso, obligado y analfabeta político. Esta sucia oligarquía liberal – conservadora se ha valido de mil triquiñuelas para sostenerse en el poder de una manera ilegal e ilegítima.

Al lado de esa cruda realidad, hay una verdadera parafernalia maquiavélica encabezada por la registraduría del estado civil, en la que la corrupción campea a las anchas de tal manera que quien escruta elige, como lo dijera el padre Camilo Torres Restrepo. Tengo la firme convicción de que el actual mandatario colombiano no le alcanzó los votos de carne y hueso para llegar al solio de Bolívar. ¿Cuántos muertos votarían? Me pregunto.

De ese tinglado infame también hacen parte los medios masivos de comunicación, las religiones y el mismo pensum académico. Todos se unen sin contemplación para llevar al elector a la urna atemorizado, miedoso y con el mayor desconocimiento del verdadero significado del voto. Fruto de esa combinación macabra, el elector sale a votar por dinero, por amiguismo, por terror al cambio y en obediencia ciega al mensaje perverso repetido hasta la saciedad. Diríase que el grueso del pueblo colombiano que vota, lo hace maquinalmente, sin saber su verdadero significado. Esos presuntos diez millones que votaron por el payaso del narcotraficante número 82, Álvaro Uribe Vélez, comenzarán a despertar de ese Valium para encontrarse con la cruda realidad. Así paga el diablo al que bien le sirve.

En medio del dolor y la indignación que significa la traición, los abstencionistas ilusamente se frotarán las manos diciendo: "Por eso yo no voto ni por uno ni por el otro, pues todos son iguales". No saben o se niegan a aceptar que ellos son tan responsables de la crisis como los que acudieron a votar por Duque y su patota. La cuestión es sencilla: La carestía y los impuestos, son decisiones políticas, decisiones tomadas por la clase dominante, la burguesía.

Esa postura de declararse "neutral" favorece a la clase explotadora. Así pues, los abstencionistas tienen mucho que ver con la tragedia nacional que vive el país con la actual administración del señor Iván Duque Márquez. Realmente no pueden correr el bulto y responsabilizar exclusivamente a los posibles diez millones que lo invistieron de presidente de la república.

Y, para completar el sainete, la burguesía colombiana de hinojos ante las órdenes del imperialismo de los Estados Unidos, nos quiere meter en un conflicto bélico con la hermana república bolivariana de Venezuela, violentando salvajemente el magno principio de las poblaciones civilizadas de la libre autodeterminación de los pueblos. Pastrana, Uribe, Gaviria, Santos y ahora Duque, mantienen más pendientes del desarrollo de los acontecimientos de la hermana república en busca de una fisura para convertirla automáticamente en caballito de batalla contra el pueblo patriota, la patria del libertador Simón Bolívar y el general José Antonio Anzoátegui.

Uribe, permitió la instalación de las numerosas bases gringas en el país en un acto de suprema traición a la patria. Sin embargo, los medios de comunicación se han encargado de convertir esta infame traición en una heroica y trascendental decisión. Un solo datico, a manera de ejemplo: Un simple soldado gringo periquero tiene más valor y poder que un general colombiano.

Ante este cúmulo de hechos reales y concretos, cuyas consecuencias comenzamos a padecer, nos debe llevar a hacer una profunda, dinámica y sincera reflexión, asumiendo una postura activa y decidida. No podemos quedarnos cruzados de brazos, ni sumergirnos en duras recriminaciones. Hay que evaluar, planear y actuar. Acudir a la lucha de masas, lucha que debe ser unitaria, multitudinaria y consecuente, basada en la más amplia democracia y participación de todos y todas. A la calle, a defender la vida y la esperanza de vivir dignamente. A transformar esa lucha sindical, campesina, indígena y popular en lucha política. Un paso decisivo debe ser el año entrante. El pueblo consecuente debe tomarse juntas administradoras locales, concejos municipales, alcaldías y gobernaciones. No podemos seguir dejándoles el poder a los que nos han venido explotando con el cuento del "comunismo", el "terrorismo", "el castrochavismo", "Ser como Venezuela", etc. Superemos esas mentiras, esas infames triquiñuelas y asumamos una postura consecuente y revolucionaria. No le temamos al cambio. El pueblo al poder con decisión, coraje y conciencia de clase. Sí se puede.    

Por Nelson Lombana Silva

(Ibagué, noviembre 1º de 2018) Propuesta de ayuntamiento o hermanamiento entre el municipio de Anzoátegui (Tolima) y el estado de Anzoátegui de la hermana república bolivariana de Venezuela, se ha puesto sobre el tapete de la discusión y la consideración.

 La iniciativa ha sido bien recibida por las dos partes, quienes declararon estar dispuestas a contribuir para que la iniciativa se cristalice, siguiendo de alguna manera, el pensamiento del general Simón Bolívar de la unidad de los pueblos americanos, desde Méjico hasta Cabo de Hornos, en el sur de Chile.

El encuentro se llevó a cabo el pasado 30 de octubre, en la embajada de este país, participando por el municipio de Anzoátegui (Tolima), una comisión encabezada por el burgomaestre y el representante del gobierno venezolano, el doctor Ian Carlos Torres. 

El intercambio ameno y cordial se extendió por casi tres horas, en las que las partes expresaron una síntesis de la realidad geográfica e histórica del municipio y del estado, valorando la iniciativa de crear lasos de unidad y solidaridad en beneficio de los dos pueblos, en campos puntuales como el cultural, artístico, el comercial, el ambiental y el económico.

Un tema de primer orden para estimular la iniciativa tiene que ver con el bicentenario del general José Antonio Anzoátegui en 2019. "Este será el pretexto fundamental para fortalecer la iniciativa de ayuntamiento", dijo el doctor Ian Carlos Torres.

Por su parte, el alcalde municipal, Oscar Fernando Tovar Fernández, destacó el encuentro como importante para estimular la producción campesina por cuanto se garantizaría en grado sumo el comercio de los renglones fuertes de este municipio ubicado al norte del Tolima, a 72 kilómetros de la ciudad musical de Colombia, Ibagué.

Concluyeron las partes, en la necesidad de hacer nuevos encuentros para madurar y consolidar la iniciativa. Así el municipio se abre a la posibilidad del ayuntamiento o hermandad, entre estas dos naciones, cuyas historias son muy similares.  Entendieron las partes, al parecer, que la unidad es el camino para fomentar la paz, la integración y el respeto por la libre autodeterminación de los pueblos.

De la comisión hicimos parte, teniendo la responsabilidad de coordinar el encuentro y hacer la propuesta del ayuntamiento. También hicieron parte de la comisión: Uriel Zambrano Salazar, director de cultura y deportes; Jhon Eduard Espinosa, secretario de agricultura y ambiente y Carlos Tovar, Comerciante.

Una alianza comandada por las bandas Cambio Radical y Centro Democrático, apoyadas por bandas de Liberales y de la U, aprobaron reformas a la Jurisdicción Especial para la Paz, que poco a poco van minando este ente de justicia.

Al respecto miembros del Partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, FARC, realizaron una rueda de prensa donde aclararon los sucedido, negando entre otros la idea que están esparciendo los medios de desinformación de que había sido un acuerdo entre todos los partidos.

Rueda de prensa sobre modificaciones a la JEP

Según El periódico Folha, de Sao Paulo, que el presidente Iván Duque sugerir al mandatario electo de Brasil, Jair Bolsonaro, de derrocar a Nicolás Maduro, con una intervención militar, según lo habrían afirmado funcionarios colombiano y brasileños.

Sylvia Colombo, periodista del diario Folha, que escribió el articulo, ante los desmentidos tanto de la mafia colombiana y del nuevo presidente de Brasil Jair Bolsonaro, afirmó tajantemente “yo lo escuché de funcionarios colombianos y brasileños".

Por su parte Bolsonaro si señaló que se ha referido a la crisis en Venezuela: "Tuve conversaciones con autoridades de otros países y se tocó el tema de Venezuela. Nos piden que Brasil participe de una forma u otra en la solución de ese problema”.

Carlos Holmes Trujillo García, ministro de relaciones exteriores de la mafia colombiana, salio al paso asegurando que es falso y anunció que castigarían a los funcionarios implicados.

El desespero de la mafia colombiana por tapar el hecho llego al extremo de que el embajador de la mafia en brasil llamó a la periodista intimidando a la periodista buscando conocer el nombre del funcionario colombiano.

No hay la menor duda, de que la mafia colombiana esta comprometida en una avanzada militar contra Venezuela.

Esta circulando por la redes sociales una foto donde policías de Sevilla, Valle del Cauca, se muestran orgullosos ante el robo de salchichas y yogures a un vendedor ambulante.

Al tiempo que estos policías persiguen a trabajadores informales, se denuncia que la delincuencia cada vez crece más en esta población que hace tan solo unos años, era considerada como una de las más tranquilas del Eje Cafetero.

La persecución a los vendedores ambulantes, o trabajadores informales, se hace bajo la escusa de defender el espacio publico, queriendo con esto la mafia que detente el poder en Colombia esconder los pobres, para mostrar sus ciudades como Europeas.

La informalidad en Colombia, o sea personas que no tienen empleo y deben hacer lo que sea para sobrevivir ronda el 50% de la población económicamente activa, fenómeno que se debe a la industrialización del país, al desplazamiento forzado y a las dificultades que se enfrentan las personas luego de terminar sus estudios para conseguir empleo digno y acorde a sus conocimientos, sumándole a este flagelo que las personas mayores de 40 años no pueden acceder a un trabajo formal que los cobije con las debidas prestaciones de ley.

Tratan pues de esta forma de esconder la pobreza generada por el mafioso sistema económica por ellos implementado.

Por Fernando Arias G

En las sociedades modernas los gobiernos para desarrollar las políticas y planes implementan diversos mecanismos de tributación por medio de los cuales las empresas y las personas naturales pagan una serie de impuestos, con el fin de contribuir al sostenimiento del presupuesto o fisco nacional, que se nutre a su vez de las rentas propias y de los empréstitos.

Por lo general los impuestos que pagamos los ciudadanos se dividen en directos e indirectos. Los impuestos directos son aquellos que gravan los ingresos, las propiedades, las actividades económicas y las ganancias ocasionales entre otros. Entre los impuestos directos encontramos el de renta, el de industria y comercio, el predial, el de valorización, el de retefuente por prestación de servicios, el de compra y venta de bienes y las ganancias obtenidas en juegos de azar.

Por otra parte los impuestos indirectos son aquellos que se hacen de manera indiscriminada y generalizada por medio del consumo de bienes y servicios que se hace por medio del IVA (impuesto al valor agregado), que se realiza al comprar un bien o un producto.

En materia tributaria existen dos criterios para determinar si esta es progresiva o regresiva. Una reforma tributaria es progresiva cuando el que tiene más y gana más paga más impuestos y es regresiva cuando ocurre lo contrario. El que tiene y gana más paga menos y el que tiene menos paga más.

En el mundo hay países como Estados Unidos que hacen una reforma tributaria cada treinta años: en Colombia por el contrario desde hace veinte años para acá se han realizado 10 reformas tributarias, es decir, una cada dos años[ CITATION Edu18 \l 9226 ].Los argumentos esgrimidos por los últimos 4 gobiernos y sus ministros de hacienda son por lo general similares: que la reforma se hace para generar más empleo; que con ella se busca tapar el hueco fiscal que le dejó el anterior gobierno; que la reforma tributaria anterior quedó incompleta o fue insuficiente para atender las necesidades del país; o que se requiere una reforma estructural que por fin saque al país del déficit fiscal.

Con respecto a lo anterior en Colombia ha hecho carrera una serie de medidas tributarias propuestas inicialmente de carácter temporal y que con el transcurrir del tiempo se volvieron permanentes como el IVA, y el del 1 por mil que llegó hasta 4 por mil, este último para gravar las transacciones financieras.

Otro aspecto que se ha vuelto costumbre es el de gravar cada vez más el consumo al tiempo que se exoneran o bajan impuestos a las grandes rentas y capitales que cuentan en muchos casos con exenciones tributarias. En tal sentido basta señalar que en la última reforma tributaria del 2016 se aumentó el IVA a muchos productos que estaban exentos, al tiempo que el gobierno le quitó el impuesto a las bebidas azucaradas, con los cuales el fisco dejó de percibir más de un billón y medio de pesos cada año.

Por eso como lo afirma Ángela María robledo en el debate de la actual propuesta de Reforma tributaria anunciada por el ministro carrasquilla, el hecho que el 60 por ciento del recaudo se espera obtener por medio del IVA, demuestra que no es un proyecto estructural que busque financiar adecuadamente los gastos del Estado, sino que este es regresivo, por cuanto va a afectar el consumo de los sectores más vulnerables de la población.

Para tener una idea aproximada de los que le espera al pueblo colombiano en materia tributaria, es necesario hacer un balance de las implicaciones para la economía y la sociedad de las que se realizaron recientemente. Veamos al respecto algunos efectos de la reforma tributaria del 2016, tomando para ello el aporte de autores y fuentes.

La reforma afectó el crecimiento económico del país con la baja en el consumo de los hogares que en el mes de marzo del 2017 disminuyó en 1% con respecto al mismo mes del 2016.i

En términos económicos gravar la canasta familiar no genera reactivación, sino desaceleración económica, porque caen las ventas al minorista, lo cual lo reflejan las cifras de marzo del 2017 que tuvo una variación del 1,9%.ii

En cuanto al empleo la propia Junta Directiva del Banco de la República reconoció que La economía se está desacelerando, que el nivel de precios se elevó por encima del IVA y que el mercado laboral se está deteriorando.iii

Todos estos impactos se reflejaron en el aumento de los niveles de desigualdad como sostiene la Red de Justicia Tributaria, al plantear que el aumento del IVA implicó que creciera el indicador GINI en 1% que pasó de 0,52 a 0,525 en 2017.iv

Pasemos ahora a analizar lo que plantea el actual gobierno para una nueva reforma tributaria en el 2019.

  1. Gravar la canasta que rige hoy a Colombia que está compuesta de 500 artículos, la mitad de los cuales están exentos con el fin de mantener el poder adquisitivo de los hogares constantes.

  2. Reducir el impuesto de renta a grandes capitales del 33% al 28% al tiempo que mantiene exenciones tributarias a grandes capitales.

  3. Aumentar las tarifas de energía entre un 30 y un 75% dependiendo del estrato, lo cual va a impactar el consumo y la capacidad de pago de muchos ciudadanos.

  4. Aumentar la base tributaria al gravar los salarios superiores a $ 1.900.00, los cuales tendrían que declarar renta.

  5. Gravar las pensiones por encima de $ 4.400.000 que afectaran a un grupo de pensionados de ese 4% que puede alcanzar a vivir de una pensión en el país.

  6. Recorte del gasto público en sectores como cultura, recreación, deporte y ciencia y tecnología.

Analizando algunos de los impactos de una posible reforma tributaria Fedesarrollo ha advertido que una rebaja en el impuesto de renta a las empresas, va a implicar una caída en los ingresos del estado que pasará del 15,3% en el 2018 al 14,8% en el 2021.v

i Redacción. (14 de mayo de 2017). La reforma tributaria sí afectó el bolsillo de los colombianos. Vanguardia.com.

ii Ibid

iii Ibid

iv Redacción Negocios y Economía (23 de diciembre de 2016).Lo bueno, lo feo y lo malo de la reforma tributaria. El Espectador.

v Robles, J. (15 de septiembre de 2018), Lo que dice Duque y lo que debemos esperar. Semana.

 

 

Por: Hernán Durango.

Las comunidades campesinas de Losada y Guayabero, territorios ubicados en la parte rural de San Vicente del Caguán en departamento de Caquetá  y La Macarena, departamento del Meta, protestaron el fin de semana anterior en San Vicente  por los atropellos y exceso de fuerza  de las autoridades contra decenas de familias que colonizaron desde hace más de treinta años una zona de selva ubicada en el Parque de Reserva Los Picachos.

El viernes, sábado, domingo y lunes  se realizaron manifestaciones en el centro urbano de San Vicente para exigir al Ejercito Nacional, Policía Nacional (Esmad), la Fuerza Aérea Colombiana, la Sociedad de Activos Especiales (SAE),  la Unidad de Parques Nacionales Naturales de Colombia y Fiscalía General de la Nación el cese de la represión contra los campesinos en la región de Puerto Lozada, en los municipios de San Vicente del Caguán (Caquetá)  y La Macarena (Meta), operativos en los cuales resultaron varios labriegos detenidos, reses decomisadas y varias personas judicializadas. Reclaman la libertad para los detenidos y entrega de los animales decomisados.

La denuncia de los campesinos,  la movilización permanente y exigencia de una mesa de diálogos y concertación para que se respeten los derechos de las comunidades agrarias ha sido la bandera principal de la organización de la protestas.

Voceros agrarios repudiaron que desde el pasado 25 de octubre llegaron a la región centenares de funcionarios con procedimientos arbitrarios atropellando a las comunidades residentes en varias veredas.

En San Vicente del Caguán se realizaron manifestaciones y audiencia pública en rechazo a estos procedimientos. Los encuentros contaron  con la presencia de Sergio Marín y Carlos A. Losada, parlamentarios del partido  Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común Farc, también participó el líder agrario Luis Eduardo Betancur y voceros de otros sectores políticos y organizaciones sociales. Allí se leyó un comunicado de las organizaciones agrarias. Micrófono en mano en la plaza pública de San Vicente  el Representante a la Cámara Sergio Marín reclamo de los voceros de las autoridades del Estado más respeto hacia los hombres y mujeres que trabajan el agro.

"¿Qué es lo quieren incendiar al Caquetá señores? Dijo Marín  y añadió que si desde el Gobierno Nacional se meten con las vacas, si se meten con las tierras, yo estoy absolutamente seguro que a esta región la van incendiar, y eso no es lo que nosotros queremos".

Los voceros del partido político FARC consideran que ese operativo en la región fue hecho como parte de la implementación "violenta" de una 'burbuja ambiental' en la zona, que una estrategia del Ministerio de Ambiente contra los motores de la deforestación, que involucra acciones de control de la extracción ilícita de minerales, tala ilegal y cultivos ilícitos, entre otros.

El reporte del Diario El Tiempo indica que los representantes del partido Farc afirmaron  que dicha incursión de los entes del Estado en los territorios no considera "los derechos constitucionales de las comunidades campesinas que llevan décadas de abandono del Estado y sufriendo las consecuencias del conflicto armado interno".

Por ello, denunciaron que la operación violó los derechos humanos y revictimizó a las comunidades que se asentaron allí "desde hace más de 40 años escapando de la violencia política, mucho antes que este territorio fuese declarado Parque Nacional Natural".

IMG-20181030-WA0081.jpgManifestación campesina y popular.

 

En un  comunicado de Farc señalan que "las acciones arbitrarias de la Fiscalía, el Ejército y la Policía Nacional se desarrollan cuando estamos construyendo una ruta para la restauración de los PNN en el marco de la implementación del Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito. Precisamente el día 24 de octubre del año en curso, en la ciudad de Villavicencio,  avanzamos en esa dirección con la entidad PNN, el Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito (PNIS), los operadores de Asistencia Técnica del PNIS, UNODC y FARC logrando importantes avances".

El conflicto se presenta en la amplia región de Losada- Guayabero en Caquetá y Meta donde hombres y mujeres a punta de sudor crearon sus pequeñas fincas,  se asentaron sus familias con sus casas, establos y escuelas. "Los mismos campesinos construyeron las vías o caminos y hoy llegan a sacar a esas familias argumentando que por uso ilícito, eso es inaceptable, lo más  duro es  que no les dan alternativas, sino que los capturan, les decomisan el ganado y les bombardean las casas y los establos",  asegura un líder social del Caquetá.

Este martes los centenares de campesinos regresaron a sus territorios a seguir produciendo alimentos para la patria con la esperanza de que se resuelva favorablemente el conflicto originado por la arremetida oficial. 

 

 

El medio de desinformación “Paracol”, como se conoce a Caracol Radio por su posición a favor de quienes espolian al pueblo colombiano, publicó un articulo sobre el muy “exitoso” empresario y ahora ministro de hacienda Alberto Carrasquilla, quien se enriqueció robando el presupuesto para el agua de los pobres, con un titulo que induce a pensar que el delincuentes de cuello, ahora se preocupa por los pobres.

El titular es: “Subir el mínimo “muy poquito” afecta la capacidad de compra de los hogares”, y a continuación trataron de explicar babosadas que no tenían nada que ver con el titular, conscientes de que el pueblo colombiano, poco habituado a la lectura y muy dado a comer de titulares, así quedaría con una imagen positiva del ministro que responde a los interés del grupo Santo domingo, propietario de ese medio de desinformación.

Muy abajo y al final del entuerto colocaron lo que debería ser, conociéndolos a ellos como los deben conocer, el real titula: “subirlo el salario demasiado tiene unos efectos adversos sobre el mercado laboral y la inflación”.

Así de “inocentemente” manipulan al pueblo colombiano.

Otra masacre ocurrio en el departamento del Cauca ante las barbas del ejercito oficial, que todo indica es el responsable de esta.

Esta ves al menos seis personas habrían sido asesinadas en la población de López de Micay, en el pacífico del departamento del Cauca.

Se conoció que un grupos de hombres armados hasta los dientes que se pasearon como Pedro por su casa por un pueblo totalmente militarizado, fueron los responsables de la masacre.

La masacre ocurrió en el corregimiento San Antonio de Gurumendi, población ubicada a 10 minutos por tierra del casco urbano, en la madrugada del martes 30 de octubre (2018), cuando varias personas que se encontraban en un billar fueron baleados por los hombres armados.

El ataque en el billar acabó con la vida de tres mujeres y dos hombres, dos hombres más resultaron gravemente heridos y otros dos fueron secuestrador por los criminales.

Como de costumbre en esto crímenes los mandos del descompuesto ejercito de la mafia que detenta el poder en Colombia, sin investigación alguna trataron de desviar la autoría del crimen adjudicando la masacre a guerrilleros.

El ejercito de mafia que gobierna a Colombia, es una banda de unos 500 mil hombres armados con la ultima tecnología y nunca a podido evitar una sola de las miles de masacres cometidas en Colombia, lo que indica que ellos son los asesinos.