psykisk hälsa utvärdering skalor http://sverigepiller.com/ plan b piller fakta

Colombia

Violando todas las normas y aduciendo “seguridad nacional”, funcionarios de la para-fiscalía allanaron las oficinas de la alcaldía de esta ciudad cuyo alcalde Rafael Martínez.

Por lo menos cinco hombres se encerraron en el despacho principal y comenzaron a extraer información con tecnología de punta.

El alcalde Rafael Alejandro Martínez, fue cobijado con medida de aseguramiento domiciliario por parte de un Juez Penal, tras un montaje en su contra por supuestas irregularidades en los contratos para la remodelación de cinco puestos de salud del distrito de Santa Marta.

Luego de que Iván Duque, designara ilegalmente a un alcalde encargado en Santa Marta, ahora se allana el despacho de Rafael Martínez. Continúa la persecución contra Fuerza Ciudadana en esa Santa Marta.

El excandidato presidencial Carlos Caicedo denuncio este y otros atropellos.

Por: Alfonso Camerano Fuentes

La medida de aseguramiento contra el Alcalde Rafael Martinez impuesta por un Juez de Control de Garantías, y la sanción de destitución por la PGN de 12 años contra Carlos Caicedo, hace parte de la piedra que le causó a la derecha que le hubieran quitado el negocio del acueducto y el control absoluto del poder corrupto local.

En Santa Marta siempre mandó la misma Aristocracia que dejó don Rodrigo de Bastidas, la que se reunía y reúne a tomar té en el Club Santa Marta para hablar de sus negocios de importación y exportación, de los cultivos de banano y palma, o de la marihuana o de las rutas del perico.

Los presos de su cuna de oro, escarmiento de esa clase exclusiva, son pocos, uno “mono” y otro “don Eduardo”, – y ya salieron-, por cuenta de la DEA, porque el Poder Político y Judicial de la Samaria siempre ha estado en manos de la misma mafia gobernante.

Santa Marta tuvo personajes pintorescos, llenos de dinero, y los del club Santa Marta, expertos en negocios sucios, los limpiaron y al final los acabaron.

Como en las películas del Far West, “Por unos dólares más”, “Lo bueno lo malo y lo feo”, Santa Marta tuvo a su “Capi Black”, “Lucho Barranquilla”, “Ubida”, “Monche Barros”, marimberos de la Guajira pobre, convertidos en socios temporales de los finos samarios de abolengo, y la Justicia local jamás los judicializó cuando compartían el saqueo al presupuesto de la ciudad.

Ayer y ahora eso no ha cambiado, a pesar que la ciudad se sacudió y tomó nuevos rumbos, como lo planteó y logró durante una corta primavera con las administraciones de Carlos Caicedo y Rafael Martínez, habiendo recuperado la Empresa de servicio de Acueducto, en manos de la mafia local aliada a la de Medellin, apadrinada por la Derecha local y nacional, todo vuelve a su lugar acostumbrado, el tumbe y lo torcido.

El que “hace el favor”, ahora,a la clase política de Santa Marta y sus socios de la derecha empresarial paisa, es el Poder Judicial y Disciplinario, que irrumpe como Catón selectivo.

Así lo hizo, con pinzas, en Barranquilla, empapelando, en su momento, al Cura Hoyos y a Hoenigsberg y pare de contar.

En Bogota, la PGN enyardó a Petro, persiguió a Iván Cepeda y enreda a los contradictores del sistema.

En Santa Marta es común ver, antes y ahora, reencarnados en sus personajes de páginas políticas y sociales, a los Vito Corleone, Sam Giancana, Barzini, el cura, portando credenciales oficiales y protegidos por el estado, porque son los dueños de la ciudad y su paisaje, don la Justicia magnánima nunca llega.

La ciudad continua en manos de la misma mafia dispuestos a quedarse con las empresas públicas a las que que ahora suma el negocio eléctrico, con SolCaribe.

La medida privativa de la libertad impuesta por un Juez de esa jurisdicción territorial contra el Alcalde Distrital de Santa Marta, ciudadano Rafael Martinez, y la destitución de la Procuraduría General contra el ex alcalde y figura nacional, en el debate presidencial pasado, ex rector de la Universidad del Magdalena, Carlos Caicedo, tiene el mismo tinte mafioso que ha caracterizado durante décadas a la ciudad más antigua de Colombia.

En Santa Marta, claudica la Justicia, nunca llegó a su bahía, la seguirá construyendo su pueblo marginado dispuesto a no dejarse doblegar por los pistoleros groseros que la mancillan.

La lucha continúa..

Repitiendo la historia de los dos primeros gobiernos de Álvaro Uribe, cuando alcaldes y hasta gobernadores debían despachar desde otras ciudades debido a las amenazas, el secretario de Gobierno de Puerto Libertador, departamento de Córdoba, Rafael Iván Martínez debió abandonar la población por amenazas contra su vida.

También como en los anteriores gobiernos de Uribe, el gobierno se muestra indiferente ante las amenazas.

El funcionario indicó que pese a haber adelantado gestiones ante la Unidad Nacional de Protección en búsqueda de un esquema de seguridad, hasta el momento y pese a la gravedad de las amenazas no ha recibido ningún tipo de acompañamiento.

Rafael Martínez, al tiempo que contradijo al ministro de guerra que pretende minimizar el desplazamiento de campesinos en la zona, aseguró que a los altos funcionarios del Gobierno les importa poco la crisis humanitaria originada por el desplazamiento forzado, situación que afecta actualmente a más de 2.159 personas entre hombres, mujeres y niños.

El departamento de Córdoba, donde está ubicado la finca el Ubérrimo de Álvaro Uribe Vélez, es un el departamento donde el paramilitarismo tiene asentadas sus garras, siendo las fincas de Uribe señaladas como los centros de estos criminales, eso explica por qué el gobierno, como antes no protege a los funcionarios que no se unen a sus dictados terroristas.

El arquitecto Álvaro Rincón, esposo de la señora vicepresidenta de la mafia colombiana, Marta Lucía Ramírez, esta implicado en construcción en San Andrés islas donde están violando todas las normas urbanísticas de esta isla.

Rincón es socio en la construcción de un proyecto residencial y hotelero “Gran Sirenis”, en las islas de San Andrés y Providencia donde no se respetar el límite legal de 6 pisos construyendo edificios de 11 pesos que además, según denuncio el ex gobernador Álvaro Archbold Núñez en 2018, que este hotel se construye sin contar con disponibilidad de servicios de alcantarillado.

Núñez ha denunciado el hecho mediante en el portal Quitasueño y, a su vez, ante la Fiscalía General de la Nación, debido a la incongruencia de los materiales utilizados para la construcción del esqueleto base de la estructura, hecha en acero, material altamente corrosivo que podría generar un aumento exponencial de alto riesgo a largo plazo en los ocupantes de dicho inmueble.

Álvaro Rincón Muñoz, fue suplente de la junta directiva de Global Securities en Colombia, empresa salpicada por escándalo de lavado de activos superior a los 1.200 millones de dólares.

Se da por descontado que la Fiscalía de Néstor Humberto Martínez, no hará nada al respecto como no ha hecho nada en el caso de lavado de activos y menos las autoridades isleñas debido al poder de los mafiosos involucrados en el delito.

Las comunidades Negras del Pacifico y más específicamente de Bello Horizonte, Santa Ana y Guadualito en el Rio Raposo, mediante un comunicado denunciaron las torturas, físicas y psicológicas que contra ellos vienen cometiendo los soldados, o paramilitares de la marina colombiana.

El día 19 de marzo (2019), del presente año, soldados de la Infantería de Marina, llegaron a la comunidad del Bello Horizonte, ingresaron a las viviendas desordenando todo, abriendo los armarios y colocando a las personas contra la pared, entre ellos al joven Alexis Grueso, a quien uno de los soldados apunto con su arma en la cabeza mientras le decía que ellos eran ley y que después de ellos llegaría otros.

Esa amenaza causó gran preocupación al hacer recordar sucesos que han acontecido en los ríos de Buenaventura en años pasados, cuando los militares anunciaban de esta misma forma la llegada de los paramilitares.

El 21 de este mismo mes, soldados de la Infantería de Marina llegaron a la comunidad de Guadualito en el rio Raposo y arrinconaron al señor Silvano Mina Montaño

apuntándole con el fusil, después de un lapso de tiempo lo dejaron libre.

El día 25 de este mismo mes, soldados de la Infantería de Marina se instalaron en la comunidad del Bello Horizonte, extendiendo las carpas y acomodándose debajo de

las casas.

El 26 reanudaron sus hechos violentos en contra de la población civil ingresando a las casas de manera violenta, con una actitud intimidante, dando a entender que la comunidad esconde actores armados en sus casas.

Diferentes organizaciones populares exigieron a las fuerzas militares al servicio de la mafia colombiana dejar de hostigar a las comunidades en sus territorios y pidieron auxilio a la comunidad nacional e internacional.

Este miércoles 3 de abril (2019), cuando estudiantes de la Universidad del Valle realizaban una manifestación pacífica en la ciudad de Cali, en conmemoración de la memoria del estudiante Jhonatan Landinez, asesinado por el ejército oficial, cuando esta horda de bandido atacó la Minga en el municipio de Dagua, una fuerte explosión se escuchó en las instalaciones de la Universidad Valle sede Meléndez, siendo esta seguida por un feroz ataque de los bandidos uniformados denominados ESMAD a los estudiantes.

Se conoció que, durante el ataque a los estudiantes en Cali como en la masacre en Dagua, hubo sobrevuelo de drones y hasta un helicóptero de la policía.

"Un estudiante murió en los disturbios. Tenemos información de más de cinco heridos" Indicó Liliana Arias vicerrectora de Universidad del Valle, que además aseveró que la universidad estará cerrada durante 48 horas.

Los estudiantes dicen que hay 9 heridos y un estudiante asesinado.

Los estudiantes, al tiempo que rechazaron el tratamiento de muerte que el títere Iván Duque le está dando a la protesta social, alertaron ante un posible allanamiento a la Universidad en horas de la noche, en donde los delincuentes uniformados, para justificar sus crímenes puedan colocar elementos externos a la investigación que permita incriminar e intimidar al movimiento estudiantil.

Por Nelson Lombana Silva

(Ibagué, abril 3 de 2019) Una forma de congraciarse con el militarismo rampante el entonces narco presidente colombiano, Álvaro Uribe Vélez acuñó la frase: "Héroes de la patria". Esta se difundió masivamente en los medios de comunicaciones adictos al régimen. Así, se impuso que los militares eran los "héroes de la patria".

Esos "héroes" fueron mostrando el cobre y a pesar del hermetismo mediático por obra y gracia del dictadorzuelo Uribe, la verdad fue saliendo a flote, encontrándose que tales "héroes" no eran más que viles criminales responsables a la fecha de más de 10.000 "falsos positivos", es decir, ejecuciones extrajudiciales.

Semejante heroísmo: Coger un joven indefenso, muchas veces con trastornos mentales o limitaciones físicas, asesinarlo a sangre fría, uniformarlo y presentarlo como guerrillero dado en cruento combate. ¿Eso es heroísmo?

Así persistan los medios de comunicaciones con semejante embuste, desconocimiento craso de la verdad y monumento a la infamia, diciendo que los militares y los policías son "héroes", los hechos reales y tozudos demuestran a las claras que son simplemente criminales de lesa humanidad. Ni la comunidad del anillo (Policía), ni el militarismo rampante, son héroes. Por el contrario. Son villanos.

¿Quiénes son entonces los héroes? Los indígenas, los campesinos, los estudiantes, las mujeres y los niños anónimos que deambulan por calles y caminos, buscando solo una oportunidad para sobrevivir en un régimen tan inhumano como el capitalismo.

Dice Renán Vega Cantor en su libro "Los economistas neoliberales: Nuevos criminales de guerra", que los tres más grandes millonarios del mundo tienen un ingreso superior al Producto Interno Bruto (PIB) de los 50 países más pobres (lo que significa que tres individuos disponen de más ingresos que unos 600 millones de personas.

Para el régimen capitalista los "héroes" son esos tres millonarios, cuando en realidad lo son los más de 600 millones de seres humanos, porque son personas anónimas  que han hecho proezas para resistir las crudas secuelas del capitalismo.

Con razón dijo Fidel Castro Ruz: "Si la humanidad fuera más justa, erigiría más monumentos a los héroes del trabajo que a los héroes de la guerra". El heroísmo es el valor y la predisposición del individuo para sobreponerse a la adversidad y salir triunfante. Eso hace el campesino, el indígena, la ama de casa a diario sin ningún tipo de fanfarronería y escándalo mediático.

Así, pues, al buscar el héroe, no mire para arriba, mire para su lado, extienda la mirada horizontal. Los héroes sí existen, son de carne y hueso como usted, son revolucionarios. 

Como loro y sin saber lo dice, es habitual escucha al bachiller Ernesto Macias reclamar por la soberanía colombiana pasando por alto las bases militares imperiales en Colombia y las injerencias de la embajada imperial en Bogotá, la tercera más grande del mundo, en los asuntos internos de los colombianos.

El martes 2 de abril, el embajador de Estados Unidos en Colombia, Kevin Whitaker, citó a su casa a los miembros de la subcomisión encargada de estudiar las objeciones a la Ley Estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) en la Cámara.

A la reunión asistieron seis de los siete miembros de la subcomisión, en ella el embajador imperial prácticamente ordenó a los congresistas apoyar las objeciones hechas por el títere Iván Duque.

Después de los congresistas el embajador imperial había citado a los magistrados de la Corte Constitucional, pero al ser públicas las llamadas a cuentas del embajador imperial, este canceló la citación a los magistrados.

Tan defensor de la “soberanía” nacional, que seguro no le enseñaron que era en su “bachillerato”, Macias no ha dicho ni pio.

Caracol Radio publico varias fotos donde se ve uno de sus vehículos guiando los tanques de guerra del ejército de ocupación al servicio de la mafia que detenta el poder en Colombia y responsable de múltiples masacres en el país.

De esa foto a la realidad no ha mucha diferencia, es sabido que utilizando sus medios de comunicación y sus paramilitares de micrófono disfrazados de periodistas, la mafia que detente el poder en Colombia desorienta y llena de odio al pueblo contra ellos mismos o sus dirigentes.

Hay miles de referentes, en último se dio en Popayán donde a través de sus medios y paramilitares ambientaron la agresión a las sedes de la Minga por la vida.

También trae a la memoria el nefasto papel de estos medios al servicio intereses mafiosos, como sucedió con Radio Mil Colinas la estación de radio del odio y el genocidio en ese país, papel similar al que juega Caracol en Colombia.

En septiembre de 2009 (25-09-2009) un grupo de 25 “periodistas” de la Cadena “Paracol”, se enrolo en un programa del ejército de ocupación de la oligarquía colombiana denominado “soldados por un día”, realizado en las instalaciones del cantón Militar de Malambo, donde según el Batallón de Infantería Nº4 “Antonio Nariño”, el objetivo era “integrar la institución con los medios de comunicación y lograr que ellos nos apoyen en la difusión de la campaña de desmovilización, la cual busca reducir el número de integrantes de los grupos al margen de la ley y evitar la formación de nuevas redes de bandas criminales que afectan los niveles de tranquilidad en la región del sur de Bolívar”.

Caracol Radio es de propiedad del grupo Prisa de España, propietario del periódico El País de Madrid, de la cadena radial Ser de ese país, el periódico deportivo As y de los canales de televisión Canal + y Canal Satelital Digital y de la editorial Santillana, entre otros negocios.

Los paramilitares de micrófono, así lo nieguen, replican los mensajes de odio al pueblo de los dueños de esta banda.

Con pruebas se está denunciado públicamente que la banda conocida como Centro democrático estaría detrás de los ataques terroristas contra el CRIC, el Cima, a los estudiantes y contra las instalaciones de las organizaciones sociales.

Así se pude observar en varios mensajes de WhatsApp, donde estos dicen estar respaldados “por nuestros líderes del Centro Democrático…” y donde se citan a las 10 de la mañana.

Claramente se ven los números telefónicos de quienes organizaron la agresión que además guarda gran similitud a las organizadas por esa banda contra “Timochenco” en Armenia.

Se da por descontado que la fiscalía, por su complicidad con estos terroristas no investigara la agresión.