psykisk hälsa utvärdering skalor http://sverigepiller.com/ plan b piller fakta

Colombia

Esta vez en un trino de Jesús Santrich Delegado de Paz de las Farc en la Habana. Aún así el presidente Juan Manuel Santos, según informaciones de prensa esta en campaña por ese mecanismo refrendatario, nada sólido y para nada vinculante con la realidad de las instituciones antidemocráticas del país.

 

Por Alberto Pinzón Sánchez

Eduardo Pizarro, el ideólogo de la entrega y actualmente diplomático del gobierno de Santos ante la Corte Penal Internacional, para tratar de encubrir allí el espinoso asunto universal de los “Falsos Positivos estatales”; con su inmensa y conocida capacidad argumentativa, desde la revista Semana (ay, la revista Semana como no) y, como si tratara de un Edgar Perea de la paz narrando las pequeñas incidencias de los diálogos de la Habana, amenazante opina algo semejante a lo dicho por el Secretario de Estado USA John Kerry, de que “el balón está en el campo de las FARC” y, mientras no haya un total y “honesto” desarme de los grupos insurgentes colombianos, su gobierno no ha pensado en sacarlos de su catálogo de terroristas. Ver artículo completo en http://www.semana.com/opinion/articulo/farc-deben-trabajar-para-ser-retirados-de-lista-de-terroristas/460130

¿Cómo explicar esta doble gambeta oficial, ahora, cuando estamos ante la inminencia de la firma de los acuerdos de paz en la Habana?

Sencillo: Porque los ideólogos político-militares globales del Gobierno Santos, ente quienes se destaca el sr Pizarro, están empeñados en presentar los diálogos de paz de la Habana como un partido de futbol, con el fin de que la opinión pública, inducida por los medios bajo su total control, se concentre embebida en lo que sucede en esa cancha, no mire más allá y, no visualice el gato pardo enmochilado ( cambiar todo para que todo siga igual) que viene dentro del concepto desarrollista de post-conflicto, introducido lenta y machaconamente en la mentalidad popular:

Que no se discuta un concepto contrario, alternativo u opuesto a este, como por ejemplo el de post-acuerdos, que explique (así sea someramente) la economía política del periodo de transición que se abrirá en la sociedad colombiana una vez se firme el acuerdo final en la Habana.

Seis, dentro de muchas otras, son las principales características del concepto alternativo de post-acuerdos que están negadas dialécticamente en el concepto de post-conflicto:

  1. El conflicto histórico, político, social y armado no se ha acabado o finalizado, sino que, al clausurarse su componente armado, se trasformará dialécticamente en su contrario político.
  2. La lucha de clases (motor de la historia) continuará esta vez bajo la forma de Movilización Social.
  3. La correlación de fuerzas que, por efectos del Terror del Estado o democracia genocida, es desfavorable actualmente al Bloque Popular, deberá necesariamente transformarse en una verdadera batalla entre esta democracia genocida imperante y su contrario, una verdadera Democracia de Masas o avanzada.
  4. Esta batalla por una Democracia de Masas lleva implícita una batalla por la Legitimidad Electoral en un país donde predominan dos deslegitimaciones incompatibles con la vida moderna y que nadie puede ya negar: una abstención histórica, en los últimos 70 años, de cerca del 60% y otra, la existencia de todos los delitos electorales imaginables. Es decir, la apertura de un proceso de Movilización Social necesariamente tendrá que presionar la modificación de las leyes electorales vigentes en Colombia y re-legitimar las elecciones a realizar. Mientras esto no suceda. Mientras las actuales leyes electorales corruptas y ventajistas estén vigentes; No creo sea posible concurrir a elecciones.
  5. Se debe ser plenamente conscientes, además, de que esta batalla por una Democracia de Masas lleva dentro de sí, una batalla de economía política contra el credo neo-liberal militarista y autoritario, actualmente imperante y dominante en Colombia.
  6. Por Ultimo, que debe haber un desmonte efectivo y real de las principales ruedas dentadas del Bloque de Poder Contrainsurgente (BPCi) que giran alrededor del eje de acero de la ayuda (económica, política, y militar) de los EEUU y están articuladas entre sí desde la cúpula del Poder:
  1. Desmonte legal y practico de los 80 grupos del Paramilitarismo Oficial como Poder Fáctico
  2. Desmonte legal de la Doctrina de la Seguridad Nacional (enemigo interno) de las Fuerzas Armadas y reducción legal drástica del 5,5% del PIB del presupuesto de guerra contrainsurgente para dedicarlo al desarrollo social y la democracia en el país.
  3. Desmonte legal del Oligopolio Mediatico Contrainsurgente, abriendo posibilidades legales a los medios alternativos, comunales y populares, ect.
  4. Desmonte legal de las autorizaciones que hicieron posible la participación de los llamados Gremios colombianos (Fedegán, bananeros, ect) y Cias Multinacionales (Coca-Cola, Monsanto Drummonds, Repsol, BP, Chiquita, ect) en actividades Contrainsurgentes
  5. Desmonte legal de la Diplomacia para la Contrainsurgencia que, hizo posible los bombardeos al Ecuador y la invasión paramilitar a Venezuela.
  6. Y finalmente, debe haber un regreso legal de las 9 bases militares que los EEUU tiene en territorio colombiano, junto a un desmonte legal de las actividades contrainsurgentes de las Cias Mercenarias Extranjeras en Colombia.

Como es evidente, la batalla político-económica y legal que sin lugar a dudas dará la Movilización Social durante el periodo de transición abierto con la inminente firma de los acuerdos de la Habana, va mucho más allá del simple cuento Oficial de los 31.000 millones que “costará” el post-conflicto, y de los 450 millones de dólares para la paz de Colombia que ha prometido el presidente Obama de los EEUU, para mantener embobada a la opinión pública mediática. Grandes días están por venir y quizás sea eso lo que tiene descontrolado al presidente Santos

No va a haber una “madre de todas las batallas” como algún día, en su ministerio de Guerra de Uribe, él lo dijera, sino que al transformarse lo militar en político, la fluidez y la persistencia de la lucha política marcará el camino de la Nueva Colombia. ¿No es así, sr Pizarro?

Fuente Imagen: Internet

 

 

 

 

 

Por: Hernán Durango 

En la capital del departamento del Tolima, voceros de la Fundación social Funuvida harán el jueves 11 de febrero la  presentación de la investigación y algunos de los resultados y avances que se han adelantado en el desarrollo de este importante trabajo que se ha realizado a nivel nacional con comunidades afectadas por el conflicto armado interno. El evento será en el Auditorio de la Universidad Cooperativa, calle 10 No. 1-64, piso 5. A partir de las 2 de la tarde.

La investigación social fue realizada en el marco del proyecto 'Quantu', cuyos integrantes han trabajado varios ejes, entre ellos una investigación que ha permitido recoger una serie de conclusiones y recomendaciones para la no repetición del conflicto, esto a través del trabajo de campo realizado con las víctimas del conflicto armado, con quienes se ha logrado dialogar hacer de sus necesidades y los componentes que harían que el conflicto se repitiera después de la firma del tratado.

La fundación social presentará ese documento a las partes sentadas en la mesa de la Habana, Cuba en un acto especial el 20 de febrero. El cantante y compositor argentino Piero será el encargado de entregar a los negociadores de las FARC y el Gobierno Nacional las recomendaciones y principales conclusiones del estudio.

En cuanto a lo analizado en la región tolimense entregarán algunas líneas al Gobierno Nacional y a los gobiernos municipales y departamentales para que trabajen sobre las necesidades de las regiones que han sido víctimas del conflicto armado en Colombia, una de ellas el Sur del Tolima, donde se ha trabajado en Chaparral, Planadas y demás corregimientos, que han sido fuertemente golpeados por este flagelo; realizando diferentes actividades que permitan a la región estas preparados para los proyectos de producción, recuperación de tierras, procesos culturales, entre otros que se vivirán en el posconflicto, según se desprende de las declaraciones brindadas a la prensa regional por integrantes del equipo organizador del acto.

Por: Hernán Durango

Las fuertes demostraciones de descontento e inconformidad de la ciudadanía el miércoles 10 de febrero en la localidad Kennedy comenzaron desde tempranas horas en las estaciones del sistema Transmilenio de El Tintal, Banderas, Patio Bonito, Portal de Las Américas,  en el suroccidente de Bogotá.

El alza de 200 pesos en la tarifa aprobada recientemente por el alcalde Peñalosa, el pésimo servicio y la demora de buses articulados y la inseguridad fueron las principales consignas de los usuarios. La protesta fue en todo momento de carácter pacífico, y al llegar los policías del ESMAD fue reprimida por esos elementos mediante el uso indiscriminado de gases lacrimógenos, palizacon bolillos y patadas, por lo que muchas personas denunciaron ante la Defensoría de Pueblo  los abusos y atropellos de autoridad.

Como resultado de estas agresiones se presentó la detención de  64 personas, las cuales fueron llevadas a la URI con la pretensión de judicializarlas. Entre los detenidos hay vendedores ambulantes, trabajadores de la construcción y estudiantes de secundaria y universidades, entre otros.

Varias organizaciones defensoras de los derechos humanos de la ciudad rechazaron los desmanes de los agentes del Escuadrón Anti disturbios de la Policía Nacional ESMAD en  las estaciones de Transmilenio al sur de Bogotá. Algunas de esas acciones están registradas en el canal  Youtube y por las cámaras de los canales de televisión del país. Por los que exigieron al comandante de la Policía Metropolitana aplicar protocolos de comportamiento de la fuerza pública como se hacía  en la alcaldía anterior y dejar en libertad de forma inmediata a estas personas.

También se escucharon las voces de repudio por parte de presentantes de los sectores sindicales y políticos por el tratamiento represivo que aplica la administración Peñalosa a los conflictos y protestas  sociales en el territorio distrital. Especial repudio mereció el calificativo de "vandálicas". "terroristas" e "infiltrados"  que dio el alcalde Peñalosa a las protestas ciudadanas. En el Concejo Distrital el concejal Álvaro Argote hizo fuerte pronunciamiento en rechazo a esas practicas oficiales contra los manifestantes.

"Peñalosa, que nunca entenderá que es vivir con un mínimo y usar todos los días el caótico sistema público, cree que protestar es vandalismo. La protesta social no es vandalismo. La protesta frente al mal servicio de transporte, altas tarifas y sin metro es legítima", sostuvo Aída Avella Esquivel, presidenta de la Unión Patriótica UP.

Y agrega: "Vándalo es quien desde su oficina, con el conquistador de referente, reprime con ESMAD legítima protesta social".

Por su lado, Clara López Obregón, presidenta del partido Polo Democrático, denunció que hay 64 detenidos en Bogotá por ejercer su derecho a manifestarse ante los abusos de Peñalosa y lamentó que el alcalde ha echado  de menos la política del  dialogo de la seguridad humana integral.

El Movimiento Progresistas que dirige el exalcalde Gustavo Petro, ha compartido este comunicado público rechazando las afirmaciones del alcalde Peñalosa e invitando a la ciudadanía a manifestarse pacifica y propositivamente.

COMUNICADO A LA OPINION PUBLICA, Bogotá Febrero 10 2016

Rechazamos Vehementemente los Señalamientos del Alcalde Peñalosa a Bogotá Humana en el Bloqueo a Transmilenio y Su Manejo de las Protestas Ciudadanas.

A raíz de los desafortunados acontecimientos del día de hoy en la estación Tintal y el bloqueo del sistema Transmilenio, el Movimiento Progresistas rechaza  el vandalismo a los bienes públicos y el uso de la coercion y la violencia tanto de ciudadanos inescrupulosos como de la policía y en especial el ESMAD frente a la protesta ciudadana como mecanismo  para resolver los conflictos de la ciudad. Así mismo rechaza vehementemente los señalamientos del Alcalde Peñalosa y los medios de comunicación realizados a Bogotá Humana y al concejal Hollman Morris en los bloqueos a TM pues se muestra que no hay garantías para la oposición.

Cuando estábamos en el gobierno tuvimos desde el primer trimestre de 2102  bloqueos sistemáticos de estaciones y rutas de Transmilenio y  siempre alguien buscaba crear un ambiente de ingobernabilidad, no es una situación nueva y mucho menos causada por nosotros. La ciudadanía estaba y sigue estando inconforme e indignada con un transporte público inhumano. Pero Bogotá Humana acudió al diálogo, a promover asociaciones de usuarios de TM, a la explicación de la propuesta de un sistema intermodal e integrado de transporte público que incluyera desde el respeto por el peatón y el incentivo a la bicicleta hasta el metro, los tranvías, los cables aéreos, y TM. 

El propio Alcalde Mayor promovió un cabildo en Suba en medio de una protesta con bloqueos; y no fue con el Esmad, fue con su equipo de gobierno a dialogar sobre estos temas cruciales para la ciudadanía. El alcalde condenó toda acción violenta de los usuarios pues "no resuelven el problema y afectan a toda la ciudad" En cambio convocó a construir la política de movilidad a partir del Metro y no de los buses. 

Aún así Bogotá Humana terminó las obras aplazadas de TM en la 26, la 10, la avenida 6a y dejó en marcha procesos de licitación del cable aéreo en ciudad Bolívar y TM por la Boyacá. Y los más importante, hizo, con el aval del Banco Mundial, los estudios de ingeniería avanzada para la primera línea del metro y aseguró la financiación con el gobierno nacional, a la espera de que el Presidente Santos avanzará en la estructuración financiera para iniciar proceso licitatorio. 

Los cálculos electorales y la mezquindad del gobierno nacional y el vicepresidente Vargas Lleras, impidieron consolidar semejante avance. Lo que ocurre hoy no es más que una crisis acumulada del colapso de TM. Como lo dijimos en el gobierno y lo reafirmamos desde la oposición, ni los bloqueos ni la violencia resuelven el problema.  Mucho menos la represión y el uso desmedido del Esmad y la Fuerza Pública. Hay que encausar la protesta en función de la exigencia del metro subterráneo, de la revisión de los contratos de TM, de la aplicación de una tarifa subsidiada y de la implementación del SITP. Es un gran reto ciudadano transformar la indignación en propuestas y acción pacífica y no en violencia.


Movimiento Progresistas

Por Nelson Lombana Silva

(Ibagué, febrero 11 de 2016) Los devaneos del presidente de la república, Juan Manuel Santos Calderón, son permanentes en relación con el proceso de paz que se adelanta en la Habana, con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del Pueblo (Farc – Ep).

Incluso, colocando en grave riesgo los diálogos sale a decir sandeces propias de su clase social, en aras de imponer su pensamiento, que no es otra cosa que la ideología de la clase dominante, de tal manera que todo cambie para que nada cambie. Eso es lo que acaricia la burguesía a través de su agente Santos: Hacer que la guerrilla firme apresuradamente un proceso de paz a cambio de nada. Qué iluso, pero también qué salvaje.

Santos quiere que 52 años de lucha y resistencia se sinteticen en nada. Por el contrario. En contra de los anhelos del pueblo colombiano y que el movimiento fariano cambie su lucha por carro, finca y beca. Se equivoca la burguesía de cabo a rabo. La Farc no es el M – 19, con todo el respeto de este movimiento guerrillero.

La agenda para la paz que se viene desarrollando es apenas elemental, sin desconocer que en el eventual caso que el gobierno cumpla con su palabra (Quién no duda de la palabra de Santos), sea un avance en el sentido de no asesinar al pueblo porque se atreve a pensar distinto al régimen y a la clase dominante.

Por eso, los acuerdos parciales que se han venido aprobando los debe hacer suyos el pueblo colombiano. Defenderlos y masificarlos, estar atento para que se cumplan y ser incluso, protagonista de primera línea.

Santos siempre ha intentado sabotear la agenda imponiendo unilateralmente los criterios de la burguesía. En ataque de arrogancia ha dicho que gústele o no le guste a la insurgencia se impondrá el plebiscito por la paz. ¿Esa es la postura correcta de un gobernante que supuestamente está interesado en la paz?

En la Habana no hay un monólogo. Hay un proceso de diálogo entre dos fuerzas contrarias, antagónicas: Mientras la insurgencia lucha por la vida, el presidente por la muerte.

Cualquier decisión sobre el particular debe ser fruto del acuerdo de las dos partes en condiciones de igualdad. Nada de imposición por algo elemental: Ni la guerrilla, ni el gobierno, llegan a la mesa de diálogos vencidos.

El plebiscito no es la salida para convalidar lo acordado en la Habana, lo correcto sería la Asamblea Nacional Constituyente. Claro, no cualquier clase de constituyente donde solo tenga acceso los representantes de la clase dominante. Debe ser una asamblea nacional constituyente democrática, incluyente y participativa con capacidad decisoria. Allí, deben estar todos los sectores que hacen parte de nuestra colombianidad. Nada de exclusiones.

Joaquin Pérez B/ En el asunto de las Encomiendas (ropas, zapatos, articulos de aseo,etc...) , los guardianes se pelean nombramiento por ese puestico, como las peores hienas hambrientas, cobran vacuna, con la insolencia y arrogancia característica de los funcionarios del INPEC rechazan 'este o aquél articulo' que para los presos y presas son vitales. Y así es en todas las dependencias de las cárceles de Colombia administradas por el Instituto Nacional y Penitenciario. Un mercado persa con los internos quienes les producen a los directivos y guardias de patio, "caso carro y beca".

Casi dos meses en la Modelo/Bogotá -después de mi expulsión de Caracas - sitio repugnante por sus instalaciones pero más por sus guachimanes -guardias- atornillados a la corrupción y al maltrato físico y psicológico. Allí acceder a los envíos familiares es una odisea, innumerables retenes internos convierten una baratija en algo suntuario. Detrás del aviso, "Construimos Cultura de Libertad" se esconde el verdadero rostro de la oligarquía colombiana: su desprecio por el el pueblo de Colombia.

En la ERON PICOTA de Bogotá, similar proceder, estos "comandos" bananean - igual que JMSantos con su calculado gesto del 22 de nov 2015- y retrasan premeditadamente entrega de encomiendas 1 Castigo, para exasperar al recluso 2 En consecuencia sube el precio de la vacuna del artículo.

modelo bogotaEl INPEC debe ser resocializado

El INPEC institución administradora de las cárceles y penitenciarias de Colombia, debe ser reformulada su actual doctrina rectora, signada en el castigo medieval y transformarse en una entidad resocializadora para la construcción de una nueva sociedad. Claro, las Presas y Presos Políticos no son resocializables, son conscientes luchadores y luchadoras políticas y sociales, organizados en colectivos para educar población carcelaria en la mira de la Nueva Colombia.

El INPEC debe pasar primero por el cedazo de la JEP*, con instalaciones, funcionarios policiales y personal administrativo para su posterior resocialización. NO da espera...

*Jurisdicción Especial de Paz

Queremos paz sin hambre, sin leyes represivas, sin mordaza a la prensa, con tierra, salud, vivienda, bienestar ...

Hace 17 años, el 7 de enero de 1999 se inauguraron los diálogos entre la oligarquía colombiana y las FARC-EP, en San Vicente del Caguán, departamento del Caqueta, con los cuales tras la palabra paz, la oligarquía colombiana y el imperio buscaban ganar tiempo para implementar el plan de guerra llamado “Plan Colombia”.

La situación para la oligarquía era tan desesperante que accedieron a despejar una zona de 42 mil kilómetros cuadrados, algo impensable anteriormente.

No querían paz, necesitaban garantizar su permanencia en el poder y para lograrlo entregaron la soberanía nacional a los Estados Unidos.

Por parte de las FARC-EP, leyó el pronunciamiento el comandante Joaquin Gomez y allí pidieron como ahora, combatir el paramilitarismo, hizo un recuento de los diálogos rotos por la oligarquía y exigieron la refrendación por medio de una constituyente.

RCS/ Es increible la actitud inconsecuente de la oligarquía colombiana con el anhelo de paz de todos y todas, restringiendo la participación popular colocando retenes de control para actualizar los registros de Inteligencia Militar y Policial.

Con anterioridad el gobierno de APastrana hizo lo propio con la zona de despeje para los ampliamente conocidos Diálogos del Caguán (1998-2002). Los resultados desatrosos, quince años perdidos en una guerra insensata

A pesar de las dificultades congelamientos e interrupciones esas conversaciones avanzaban, tanto que se vislumbraba algo en el horizonte. Sin embargo, la reingeniería en FF.MM en el esquema del Plan Colombia estaba en curso y había que generar las condiciones para un rompimiento definitivo más adelante, previa demonización con collar bomba incluido. La Inteligencia Militar definiría más adelante el momento y la hora, como en efecto sucedió. Los bombazos llegaron violando acuerdos para que la guerrilla saliera de esa zona de despeje compuesta por 5 municipios.

Al Cagúan lo satanizarón hasta más no poder. "Las FARC terminaron utilizando los diálogos para aumentar sus ganancias a través del narcotráfico, secuestrar, asesinar civiles, obligar a menores de edad a unirse a sus filas y mantener más de 450 soldados y policías cautivos en campos de concentración en la selva,2 mientras secretamente montaban un cerco sobre la capital colombiana Bogotá, para tomarse el poder" con todos estos anuncios mediáticos sembraron en la mente de nacionales y extranjeros las supuestas barbaridades de la guerrilla Farc [envenando a Wikipedia fuente universal de mentiras y medias verdades].

La verdad es que esta oligarquía mediocre y asesina es consecuente con lo que dice y hace. Hoy sale la Oficina del Alto Comisionado con este panfleto (1). Desconocemos si es un acuerdo entre los innumerables firmados antes de la Habana o después entre la guerrilla de las Farc y el gbno del sr Santos: -que la guerrilla y la isla no pueden ser anfitriones de gente de todo el orbe sí el gbno colombiano no da el visto OK-.

Hace unos días en un trino, JMSantos, ""Lo que se firme en La Habana lo someteré a plebiscito, les guste o no". Ahora esta otra provocación de su Comisionado para la Paz

El éxito de cualquier diálogo dentro o fuera del territorio nacional es la participación del pueblo y sus organizaciones populares y agrarias.

Recordarle a Bogotá que "Cuba si es un país soberano".

(1)

Ante informaciones sobre personas que sin la debida autorización del Gobierno Nacional han viajado a La Habana a reunirse con los delegados de las FARC-EP, la Oficina del Alto Comisionado para la Paz se permite recordar lo siguiente:

- La presencia de los delegados de las  FARC-EP autorizados por el Gobierno Nacional en La Habana tiene como única justificación el desarrollo de la Mesa de Conversaciones y del proceso de paz, con el objetivo de llegar al fin del conflicto.

- La autorización del Gobierno Nacional es la única garantía de que las personas que se reúnan condelegados de las FARC-EP lo hacen en el marco de la Mesa de Conversaciones, y no con otros fines. Además, los delegados de las FARC-EP, si bien tienen sus órdenes de captura suspendidas, aún se encuentran en la ilegalidad.

- Por lo tanto, quienes se reúnan con los delegados de las FARC-EP sin autorización del Gobierno Nacional  se exponen a ser objeto de investigaciones por parte de las autoridades judiciales competentes.

Bogotá. Por: Hernán Durango

El directivo sindical de los trabajadores de la DIAN, Tulio Vargas, explica desde la posición del movimiento sindical cual es la visión sobre las políticas tributarias del Gobierno Nacional que lesionan enormemente el menguado presupuesto de la mayoría de los colombianos.

Asegura que el Gobierno Nacional no gana nada con aplicar una reforma tributaria sin fortalecer la Dirección de Impuestos Nacionales DIAN.

Cuestiona que las políticas tributarias castiguen a la clase media y al pueblo trabajador y no toque a los ricos y a las multinacionales.

"Debe existir progresividad en las políticas tributarias, que paguen más impuestos los ricos y las compañías multinacionales" sostiene.

Afirma Tulio Vargas, que el Gobierno Nacional sin necesidad de hacer una reforma tributaria puede ampliar los recaudos, con ampliación de plantas de personal en la DIAN y ampliando su base tecnológica.

Los trabajadores de la DIAN están dispuestos a debatir con el Gobierno Nacional y con la sociedad colombiana sobre la reforma tributaria e invitan desde ya a crear los espacios de discusión.

Escuche el audio: