psykisk hälsa utvärdering skalor http://sverigepiller.com/ plan b piller fakta

Colombia

TeleSUR/ El embajador de Venezuela ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Roy Chaderton Matos, reiteró este lunes que su país ofrece refugio a los colombianos que huyen del conflicto y la pobreza que azota a sus habitantes.

A su juicio, las políticas de Gobierno que emprende el presidente Nicolás Maduro siguen ofreciendo garantías sociales a los más de cinco millones de colombianos que residen en el país.

“Es lamentable que no se informe sobre la verdadera deportación, la verdadera crisis humanitaria y la verdadera violación de derechos humanos que viven los colombianos desde hace más de 50 años”, dijo el embajador venezolano.

Para el diplomático, la decisión del Presidente Nicolás Maduro de cerrar la frontera que comparten ambos países, responde a las demandas de los venezolanos por la falta de abastecimiento de productos y alimentos, que son extraídos ilegalmente hacia Colombia a través del contrabando y grupos ligados al paramilitarismo.

Por esa y otras razones “cinco millones y medio de ciudadanos colombianos deportados a Venezuela desde Colombia durante los últimos 60 años huyen por la pobreza, la guerra, el terrorismo, el desempleo y la inseguridad”, aseveró.

Apuntó que “desde 1948 Venezuela ha estado recibiendo a millones de colombianos víctimas de la violencia, abandonados a su suerte y gobernados por grupos violentos que han hecho de Colombia un país de excluidos y un exportador de pobreza”.

Más temprano, el embajador de Colombia ante la OEA, Andrés González Díaz, dijo que lamentaba la situación que viven los colombianos que residen en la frontera colombo-venezolana, pese a que éstos han sido amparados bajo las misiones sociales de Venezuela.

A su juicio, el Gobierno venezolano comete un grave error contra familias enteras que han hecho sus vidas en Venezuela. Durante su intervención, (a todas luces en sintonía con el injerencismo de la OEA) dijo que es necesario celebrar lo más pronto posible una reunión de cancilleres de todos los países que conforman la OEA para evaluar el cierre de la frontera colombo-venezolana.

En cuanto al video presentado por el embajador colombiano, en el cual se veían casas marcadas con la letra D, que según él significa la destrucción dejada por autoridades venezolanas, Roy Chaderton explicó que esos sitios funcionaban como refugios para los paramilitares y también servían para retener a personas secuestradas. Además, se encontró un prostíbulo, materiales de identificación falsa y armas de fabricación casera.

Chaderton también pidió tomar con desconfianza las denuncias más dramáticas de Colombia, “lo que nos ocurre es parte de la guerra mediática para desestabilizar a los Gobiernos del continente”. Señaló que quienes denuncian la violación de derechos humanos y abusos sexuales son los mismos que no dicen nada sobre los paramilitares y sus crímenes.

Por otro lado, mencionó que en Venezuela están apareciendo nuevas formas de crímenes exportados desde Colombia tal como fue “el asesinato a cuchilladas del prometedor y el más joven de los políticos venezolanos, Robert Serra su compañera sentimental María Herrera cuyos homicidas estaban ligados al paramilitarismo y a políticos de la ultraderecha colombiana”.

Alertó al mundo sobre la guerra mediática que ha su juicio busca generar odio entre nuestros pueblos. Dijo que “El Tiempo de Bogotá, las emisoras RCN y Caracol, tanto radio y televisión, y CNN en español sección Atlanta intentan crear un conflicto de grandes dimensiones entre Venezuela y Colombia”.

El Observatorio de desplazamiento interno  IDMC que depende del Consejo Noruego para los refugiados presentó su informe Global 2015 sobre desplazamiento interno en el mundo.

Según ese informe Colombia continua siendo el segundo país del mundo en desplazamiento interno después de Siria, en la lista continúan los cinco países que este año han registrado las peores cifras.
Al 31 de diciembre del 2014, los territorios con mayor número de casos registrados fueron: Siria, 7,6 millones; Colombia, seis millones; Irak, 3,3 millones; Sudán, 3,1 millones, y la República Democrática del Congo con 2,56 millones.

Al respecto, el representante en Colombia de Acnur, Martin Gottwald, denunció la falta de voluntad política del Gobierno colombiano y de una estrategia integral para incorporar a los desplazados por el conflicto armado interno.

En Colombia hubo 137.200 nuevos desplazados en el 2014, en medio de diálogos de paz y de mensajes publicitarios que pretenden meter en las cabezas que Colombia es un paraíso y que ya estamos en el pos-conflicto.

La violencia criminal ha obligado a muchos colombianos a dejar sus hogares: según este informe, un tercio del total de los incidentes de violencia armada se produjeron en los departamentos costeros del Pacífico: Chocó, Valle del Cauca, Cauca y Nariño.

Jan Egeland, secretario del Consejo Noruego para los refugiados (NRC), afirma que estas cifras auguran lo que viene en un futuro refiriéndose a los conflictos armados y su no resolución, además añadió que los estados no se están haciendo responsables y cada vez están colaborando menos con las ONG’S y organizaciones sociales de defensa de los DDHH.

Por mayoría la Organización de Estados Americanos (OEA) desecho la petición de la oligarquía colombiana de realizar un debate contra Venezuela, cuando soberanamente decidió cerrar su frontera con Colombia y expulsar a los colombianos, la gran mayoría al servicio de las mafias, que vivián en la frontera ilegalmente.

La ministra de relaciones exteriores de la oligarquía colombiana María Ángela Holguín, al saber de la resolución dijo ante los medios que el hecho “no representa un fracaso diplomático para el país, afirmando que se abrió el debate y se han dado a conocer las violaciones a los derechos humanos de los connacionales ante la comunidad internacional”.

Cuentan las noticias provenientes del paraíso, como quieren mostrar a Colombia, que también UNASUR deicidio aplazar una reunión citada por la oligarquía colombiana donde estos pretendían denunciar en “drama humanitario” ocasionado por la expulsión de unos mil colombianos que residían en casas de cartón en la frontera, pasando de agache el drama de los mas de cinco millones de colombianos que han huido hacia Venezuela y los cerca de 150 mil desplazados internos, que solo este año han habido en Colombia.

Llama la atención que el gobierno colombiano se refiera solo a los alrededor de 1000 colombiano deportados y no diga una palabra ante los, según la prensa colombiana, casi 6 mil que abandonaron presurosamente Venezuela, a los cuales tampoco les han brindado ninguna ayuda, así sea simbólica en Colombia.

 Gritábamos en la carrera 7ª de Bogotá a comienzos de 1962, en una manifestación “obrero-estudiantil” no muy grande, profundamente convencidos del sentido de la Historia. Coreábamos rechazando la decisión estadounidense de expulsar a Cuba de la OEA, ocurrida en la recordada reunión de Punta del Este el 31 de Enero de ese año, en donde el Che Guevara dejó grabado en piedra su insignia “ni un tantito así”.
 
Era el inicio de un año signado por el terror nuclear: el presidente Kennedy de los EEUU imponía el criminal bloqueo contra la Cuba revolucionaria que todavía rige cruelmente a pesar de la normalización actual de relaciones diplomáticas. El Vaticano excomulgaba a Fidel Castro por comunista y ateo. El complejo militar financiero estadounidense explotaba (experimentalmente) una bomba atómica de 1.500 kilotones (la Hiroshima fue de solo 13 KT). Y en Octubre se iniciaba la famosa crisis de los misiles atómicos soviéticos en Cuba, que tuvo al mudo ad portas de una hecatombe nuclear. Ufff.
También otros tres recuerdos más vienen a mi memoria: la extraña y triste muerte de la inolvidable y tintineante Marilyn Monroe con su faldita al vuelo, el premio nobel de literatura otorgado al airado escritor John Steinbeck, y la puesta las vitrinas de libros de Bogotá de una de las mejores obras sobre el conflicto social armado de Colombia: La mala hora de García Márquez, en donde el alcalde militar de Macondo mataba a sus enemigos disparándoles su revolver dentro del culo para no dejarles heridas visibles.
 
La OEA, esa formalidad de cancilleres “latinos” creada por el llamado pacto de Bogotá, en abril de 1948 en medio del “Bogotazo”, por el ministerio de relaciones exteriores o Departamento de Estado de los EEUU, para que sirviera de “ministerio de colonias del Imperialismo Yanqui -Canadiense” en la lucha anticomunista de la Guerra Fría; dominaba férrea y totalmente la diplomacia continental, que estuvo manejada durante largos años por el liberal anticomunista, ministro de colonias hasta 1954, creador del Frente Nacional bipartidista en 1957 y luego presidente de Colombia, el habilidoso locutor Alberto Lleras Camargo, y, sin que fuera ningún azar en 1994, nuevamente le fue entregada su dirección a un colombiano, al impulsador del neo- liberalismo de la Catedral, autoritario y militarista, el también liberal Cesar Gaviria Trujillo, de quien junto con su ministro de guerra Rafael Pardo Rueda (hoy aspirante Liberal a la elección de la alcaldía de Bogotá) los colombianos de a pie tenemos tan gratos e iluminados recuerdos.
 
Pues bien, después de tanta agua corrida bajos los puentes de nuestros ríos profundos y de tanta lucha popular y antimperialista; hoy (01.09.15) Colombia punta de lanza acerada del anticomunismo Contrainsurgente del Imperialismo, que tan “cipayamente”, es decir con tanto amor y dedicación le ha servido a ese “ministerio de colonias Yanqui Canadiense”, solicita de urgencia una reunión de ese organismo para tratar de validar ante los países miembros su política internacional de defensa del Bloque de Poder Contra Insurgente (BPCi) dominante y de su principal sostén el Paramilitarismo made in Colombia, convertido en fuerza expansiva Trasnacional, el que ha desbordado “el enquistado” conflicto interno colombiano; recibe una estruendosa bofetada o cachetada, como decimos los colombianos.
 
La razón es simple y la da la ventrílocua canciller panameña, país que también sufre los efectos del Paramilitarismo trasnacionalizado: “Nos preocupa una OEA dividida”.
 
Frase a todas luces medio cierta, es decir mentirosa, pues la preocupación real de los creadores metropolitanos (en Washington) de robocop Contrainsurgente de la motosierra y los hornos crematorios, lo que temen es un debate más amplio y abierto a nivel internacional que desnude la verdad y la realidad de su participación tal como fue y es actualmente y, ante el mundo se les pregunte porqué ciertos núcleos de Poder en EEUU continúan sosteniendo y brindando apoyo político, económico, y diplomático al miniführer Uribe Vélez en su insania contra el molino de viento del Castro-Chavismo y el proceso de paz de Colombia.
 
Esta llamada crisis fronteriza colombo-venezolana finalmente ha conducido al momento de las decisiones históricas: A JM Santos ya no le quedan más opciones.
  1. Sigue apoyando al robocop Uribeño, a los parapolíticos y a los militaristas sostenedores dentro de un ejército monumental como el colombiano, deslegitimado y derrotado ante el mundo por los Falsos Positivos; saca a Venezuela del proceso de paz de la Habana, se “depatrasea” y regresa a persistir en la guerra Contrainsurgente de larga duración.

  2. O, rompe definitivamente y se pasa al lado de los colombianos partidarios de la paz definitiva y sostenible en Colombia y en la región andino amazónica; donde el Paramilitarismo trasnacionalizado no puede ni podrá tener ninguna posibilidad: ”Ni un tantito así”

En lugar de está plañendo y gimoteando por esa reunión como una derrota política o diplomática, JM Santos debiera aprovechar el favor que el gobierno de Panamá le ha hecho para profundizar la derrota en todos los aspectos de su rival intraclase el miniführer Uribe Vélez, y tomar la decisión adecuada con el flujo irreversible de la Historia.
 
Hay momentos en que dudar no es solo un crimen, sino algo peor un error político de alcance histórico.
 
Fuente Imagen Internet.


Radio Café Stereo/ Terminó un nuevo ciclo en las conversaciones de la Habana.

En este comunicado, las Farc, expresan su optimismo para llegar al final de lo acordado con el gobierno de JMSantos, "El proceso se mueve en dirección al Acuerdo Final".

Reclaman del gobierno colombiano reciprocidad en sus gestos en vías de des escalar la confrontación bélica. Todo indica que el presidente de Colombia , jefe de FF.MM, no tiene el mando total de sus fuerzas, "Ponerle rienda a la innecesaria belicosidad de algunos mandos en sus jurisdicciones para que no sigan hostilizando dicho gesto humanitario (...)  señalan delegados de Paz de las Farc en la Habana.

Por el contrario es evidente la subordinación de los frentes de esta guerrilla a su dirección, cuando ordenaron Tregua Unilateral, indicadores en los medios y radio, demuestran esa unidad en esta guerrilla, a pesar de las cascaras de los mandos fieles al otrora y tristemente célebre, senador Uribe Vélez.

A continuación comunicado, leído por el vocero insurgente, Iván Márquez:



El logro de la paz será el triunfo más grande del pueblo colombiano

La Habana, Cuba, sede de los diálogos de paz, agosto 30 de 2015

Concluimos un nuevo ciclo de conversaciones con intenso trabajo simultáneo en las subcomisiones, jurídica, de esclarecimiento y fin del paramilitarismo, de género, y en la de Cese al fuego y hostilidades bilateral y definitivo. Sin desconocer la complejidad de la temática en discusión, podemos entregar un parte positivo al país. Registramos avances. El proceso se mueve en dirección al Acuerdo Final. Ha llegado el momento en que las partes debemos aguzar el sentido común para abrirle espacio al entendimiento y al consenso, porque la paz es ahora, y requiere el respaldo decidido, sin reticencias, de las mayorías nacionales.

Con satisfacción informamos también que a pesar de la delicada situación de seguridad que generó la interferencia de los paramilitares en la región, la labor de limpieza y descontaminación de artefactos explosivos se ha reiniciado en la Vereda El Orejón, Departamento de Antioquia. Buena noticia; como también lo fue el cuarto encuentro de la Mesa de conversaciones con las organizaciones de mujeres de Colombia.

Insistimos al Gobierno en la necesidad de actuar en consecuencia con la tregua unilateral declarada por las FARC el pasado 20 de julio. Reclamamos racionalidad y coherencia. Ponerle rienda a la innecesaria belicosidad de algunos mandos en sus jurisdicciones para que no sigan hostilizando dicho gesto humanitario; por el contrario, deben procurarse las condiciones para que se transforme en el cese al fuego y de hostilidades, bilateral y definitivo, que nos acompañe hasta la firma del Acuerdo Final.

No podemos dejar de mencionar que la clausura de este ciclo coincide con el hecho importante de que hoy 30 de agosto es la fecha que se ha consagrado como el día internacional de las víctimas de la desaparición forzada. Al respecto dice Naciones Unidas que, “la desaparición forzada es una de las violaciones de los derechos humanos más graves que existen, y Colombia, lamentablemente sufre un récord alarmante en la comisión de este crimen”.

Aunque las cifras de casos de desaparición forzada son disímiles, todas hablan de decenas de miles de víctimas, y todas las fuentes coinciden en que en Colombia ha habido más desapariciones forzosas, que la suma de los desaparecidos por las dictaduras de Chile y Argentina a partir de la década de los 70. Por ello sigue siendo central la posición de las FARC-EP en cuanto a reafirmar el derecho a conocer la verdad sobre las circunstancias en que se ha desenvuelto la confrontación, insistiendo en poner fin, especialmente, a la desaparición forzada y preocuparse por la suerte de las personas desaparecidas.

Dentro de tal perspectiva, creemos que la Mesa de Conversaciones debe pactar ya compromisos de desescalamiento que incluyan la búsqueda de las personas dadas por desaparecidas, considerando que de ninguna manera pueden invocarse circunstancias excepcionales tales como estado de guerra o amenaza de guerra, inestabilidad política interna o cualquier otra emergencia pública como justificación para no asumir medidas que eviten más victimizaciones. En consecuencia debe parar también el acoso a los defensores de los derechos humanos, a los parientes de las víctimas, a los testigos, a los abogados que se ocupan de los casos de desaparición forzada y el uso por los Estados de la lucha contra el terrorismo como excusa para el incumplimiento de sus obligaciones.

Nuestro homenaje a las víctimas de la desaparición forzosa y nuestro eterno reconocimiento a sus familiares que han mantenido encendida la llama de su memoria.

Tenemos optimismo. Creemos que vamos por buen camino y que Colombia alcanzará la paz.

DELEGACIÓN DE PAZ DE LAS FARC-EP

El Espectador/Víctor de Currea-Lugo*7En Twitter: @DeCurreaLugo/ El 30 de agosto es un día para recordarle a la humanidad a las personas desaparecidas, esas que son esperadas por sus parientes cada día. Como dice doña Fabiola Lalinde, “a los desaparecidos hay que buscarlos toda la vida, así uno no los encuentre”.

En una reunión con nueve mujeres víctimas de desaparición forzada en Bogotá, oímos las voces de este drama del Palacio de Justicia, de Buenaventura, de La Escombrera de Medellín, de otras tragedias. Mujeres que buscan, luchan y guardan esperanzas.

En Colombia hay 45.000 personas que no se sabe dónde están. Adriana Arboleda, de la Corporación Jurídica Libertad, con sede en Medellín, dice: “Tenemos esposos, hijos, hermanas, que no sabemos dónde están. Los pudieron haber desaparecido hace muchos años, pero hoy siguen desaparecidos. No es en esta fecha que queremos poner el tema en la mesa, lo hemos venido haciendo desde hace más de 30 años”.

Este es un país indolente frente a la desaparición forzada. Martha Burbano, de la Corporación para el Desarrollo Regional en el Valle del Cauca, considera que “no es solamente que esas 45.000 personas no aparecen, sino que no hay información sobre qué sucedió, quiénes son los responsables, ni mucho menos sanciones. Hay que hacer una reestructuración de la Comisión Nacional de Búsqueda que para nosotros no representa una garantía de hacer su trabajo adecuadamente en un periodo de posacuerdo. Hay necesidad que la Fiscalía no se escude solo en la falta de recursos económicos para no hacer su trabajo”.

En La Habana se ha avanzado y así lo reconocen en materia del reconocimiento a las víctimas, pero “estamos preocupadas por qué tipo de mecanismo de búsqueda se va a implementar”, rechazando mecanismos ineficaces, dice Yannette Bautista, directora de la Fundación Nydia Érika Bautista.

Adriana Arboleda insiste en dos cosas: violaciones de derechos humanos que son responsabilidad del Estado “y eso para nada tiene que ver con que se llegue o no a un acuerdo en La Habana. Las búsquedas e identificaciones no pueden supeditarse a si hay un acuerdo con la guerrilla. Y lo segundo es que se necesita una política de Estado que tampoco depende de esos acuerdos”.

Sobre el tema del perdón, Diana Arango, de Equitas, sostiene que “ese tema se está tocando muy a priori, sin solucionar antes algunas cosas. El perdón es un acto personal que no se decreta por una política pública que defina el Estado ni en el marco de negociación de La Habana. No puede haber reconciliación (que es otra cosa) sin saber qué pasó, por qué se los llevaron, quiénes fueron los perpetradores”.

Yannette Bautista confiesa que “personalmente no perdono al general Velandia ni a la Brigada XX cuando nos siguen persiguiendo, nos siguen poniendo encapuchados a las puertas de las oficinas, cuando nos siguen mandando carros sin placas, nos siguen llamando diciendo que nos van a matar. Queremos que se rompa el pacto de silencio entre militares”. Gladys López, de la organización Familiares Colombia, concluye: “¿Perdonar a quién? Si no sabemos la verdad, no sabremos a quién tenemos que perdonar”.

Pilar Navarrete, familiar de los desaparecidos del Palacio de Justicia, agrega: “Perdonar a quién, si no nos han pedido perdón; los gobiernos de Uribe y de Santos han salido a respaldar a las Fuerzas Militares, han puesto en peligro nuestras vidas al decir que nosotros somos los que tenemos que pedir perdón a las Fuerzas Militares, por haberlos juzgado de la desaparición de nuestros familiares”.

Ante el estigma de que los desaparecidos eran guerrilleros, Gladys López aclara que si así fuera, “ese no es un motivo para que los desaparezcan. A los desaparecidos les niegan el derecho a la justicia, los desaparecen porque hay una política de Estado para desaparecer la gente”. Y Adriana Arboleda complementa que “no importa la calidad de la víctima, sino la responsabilidad del Estado. Para el caso de La Escombrera, hace poco Marta Lucía Ramírez justificaba la Operación Orión como necesaria”.

Las respuestas del Estado a veces rayan en el absurdo. Pilar Navarrete dice: “Llevamos dando peleas para que nos entreguen a nuestros familiares y la Comisión de Búsqueda nos dice que si les podemos dar las coordenadas de nuestros familiares. Eso es humillarnos”.

Gladys piensa que “para nosotros las víctimas ya no hay descanso, porque nos quitaron lo más sagrado que era nuestro familiar. Llevamos más de 30 años luchando para que no haya más desaparecidos en el país”.

Me llama la atención que en el grupo no hay hombres y me aclaran: “La gran mayoría de los desaparecidos son hombres”. Adriana Arboleda: “Nosotros en la Comuna 13 ahora nos llamamos Mujeres Caminando por la Verdad. También porque hay un extra de las mujeres y es que nos mueven el amor y la solidaridad”.

“En el caso del Valle del Cauca, las luchas las han avanzado las mujeres”, añade Martha Burbano de Cali. Y Luz Dary Santiestevan de Buenaventura concluye: “porque las mujeres somos las que parimos. Cuando nos desaparecen un hijo es el vientre de una mujer el que está golpeado. Somos las creadoras, parimos hijos para la vida, no para la guerra”.

*Profesor Universidad Nacional de Colombia.

 La Comisión de Interlocución del Sur de Bolívar, Centro y Sur del Cesar - CISBCSC denuncia ante la comunidad Nacional e Internacional, Organizaciones Sociales, Defensoras y Defensores de los Derechos Humanos, autoridades y entes de control, los siguientes hechos, que constituyen graves violaciones a los Derechos colectivos y del ambiente en el Sur del Ces
 
HECHOS
 
1. Desde el día 20 de agosto,  el Sr Juan de Dios Concejal actual del municipio de Gamarra y aspirante al Concejo por el partido Cambio Radical, reinicio trabajos con una retroexcavadora para rellenar con llantas una parte del Playón de la Ciénaga La Teresa en el municipio de Gamarra, para la construcción de un balneario, según él, cuenta con los permisos de la Alcaldía Municipal y la licencia de CORPOCESAR, la comunidad de Gamarra ya había denunciado el 15 de junio el daño ambiental que se está causando donde la maquinaria fue paralizada.
 
2. El día 20 de agosto, en la vía que va de La Mata para el municipio de La Gloria, en el paso de la carrilera del tren se presentó una tala de varios árboles que servían de protección al afluente de agua.
 
3. La empresa SAVANNAAH CROPS SAS, está secando la ciénaga Cienaguita ubicada en el corregimiento de Simaña, en el municipio de la Gloria, tiene 4 tomas de agua de 14 pulgadas para el riego del monocultivo de piña, disminuyendo drásticamente los niveles de agua de la ciénaga la cual es el sustento de las familias pescadores del corregimiento y una reserva natural de peces, galápagos, aves entre otras especies que están en peligro de morir por el calentamiento de las aguas.
 
4. La empresa después que utiliza el agua para regar sus cultivo mezcladas con sustancias toxicas es devuelta a la ciénaga contaminada.
 
5. El día 4 de agosto del año en curso una comisión de CORPOCESAR realizó una visita junto con el inspector de Policía y el personero del municipio de La Gloria, representantes de la empresa SAVANNAAH CROPS SAS y representantes de la comunidad, y de manera extraña y observando el bajo nivel de la ciénaga autorizaron a la empresa la utilización del agua todos los días de las 4 tomas de agua.
 
6. El fin de semana del 7 de agosto del año en curso se presentó una ola de mortalidad en los peces debido al secamiento del caño Ávila de la Cienaguita, esta historia ya había sucedido el año pasado y las autoridades ambientales no se pronunciaron.
 
7. El grupo empresarial Hacienda La Gloria propiedad de la empresa La Dolce Vista -LDV- sociedad de capital mixto creada en Panamá, cuyo principal accionista es GERMÁN EFROMOVICH presidente de la aerolínea Avianca, destruye la Reserva Forestal del Caño Alonso talando los árboles y destruyendo los acuíferos de Caño Alonso donde es el habitad de cientos de aves y animales como los monos, ponches, guartinajas, caimán aguja, babillas, galápagos, peces como la dorada, el bocachico, la mojarra azul, dorada entre otros para la siembra de la palma aceitera.
 
8. El Ministerio de Agricultura a través de la resolución 0054 del 15 de abril de1.987, declara área de Reserva Forestal protectora de la cuenca del Caño Alonso, con una extensión de 445 hectáreas ubicada en la Hacienda Bellacruz, hoy hacienda La Gloria, ubicada en los municipio de la Gloria y Pelaya.
 
9. La Corporación Autónoma Regional del Departamento del Cesar CORPOCESAR, mediante resolución 1207 del 7 de noviembre de 2012 expide las Determinantes Ambientales para la elaboración de los Planes De Ordenamiento Territorial Municipal de los Municipios que están dentro de la Jurisdicción del Departamento del Cesar, donde se encuentra la Reserva forestal Nacional Protectora de Caño Alonso en los municipios de la Gloria y Pelaya.
 
10. El grupo empresarial Hacienda La Gloria, capta el agua para el riego de las plantaciones de la palma aceitera del rio Simaña a través de trinchos o represas desviando el caudal dejando prácticamente seco el rio Simaña, que surte el acueducto del mismo corregimiento, donde llega el agua cada 2 días por un par de horas.
 
EXIGIMOS
 
- Que el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y la autoridad ambiental adopte los mecanismos necesarios para detener la destrucción de la ciénaga La Teresa en el municipio de Gamarra y de la Reserva forestal Nacional Protectora de Caño Alonso y la Ciénaga la Cienaguita en el corregimiento de Simaña en La Gloria Cesar.
 
- Que las autoridades competentes y los entes de control intervengan e investiguen tanto a los funcionarios como a las autoridades que tienen que ver con lo denunciado anteriormente.
 
- Garantías y protección a las comunidades y la Comisión de Interlocución del Sur de Bolívar y Sur del Cesar, previendo posibles represalias que puedan presentar por las denuncias realizadas ante las violaciones a los Derechos Humanos que continúan ocurriendo en esta región del país.
 
Hacemos un llamado a la solidaridad a las organizaciones sociales, de Derechos Humanos y ambientales nacionales e internacionales.
 
COMISIÓN DE INTERLOCUCIÓN DEL SUR DE BOLÍVAR, CENTRO Y SUR DEL CESAR - CISBCS 
ASOCIACIÓN DE FAMILIAS AGROMINERAS DEL SUR DE BOLÍVAR Y ANTIOQUIA - AFASBA 
ASOCIACIÓN DE CAMPESINOS DESPLAZADOS AL RETORNO - ASOCADAR 
EQUIPO JURÍDICO PUEBLOS - EJP 
COMITÉ AMBIENTAL DE BARRANCABERMEJA - CAB 
CONGRESO AMBIENTAL DE SANTANDER - CASA AGUAYA 
PODER Y UNIDAD POPULAR CESAR - PUP CESAR 
MOVIMIENTO DE TRABAJADORXS, CAMPESINXS Y COMUNIDADES DEL CESAR - MTCC 
ASOCIACIÓN COLOMBIANA DE ABOGADOS DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS - ACADEHUM 
COORDINADOR NACIONAL AGRARIO - CNA 
CONGRESO DE LOS PUEBLOS - CDP

Camaradas Prisioneros Políticos y de Guerra, Ong´s de Derechos Humanos y Medios de Comunicación.

A propósito del artículo publicado el día 15 de agosto del 2015, en la sección judicial del Espectador titulado LA PROPUESTA DE PAZ QUE MILITARES Y GUERRILLEROS HICIERON LLEGAR A LA HABANA, ampliamente publicitada por RCN Y CARACOL, es necesario  algunas reflexiones y manifestar lo siguiente:

1. Se habla en el artículo de la constitución de un supuesto COMITÉ DE RECONCILIACIÓN, compuesto por militares, policías y guerrilleros presos. Que como representantes de las FARC, fueron escogidos por elección, entre otros comandantes a JOSE MARBEL SAMORA “chucho”. Dicha información en lo que tiene que ver con el suscrito es totalmente falsa, y sin ningún asidero de la realidad, nunca he participado en reuniones con militares presos y menos en elecciones y elaboración de documentos o propuestas conjuntas en torno al tema de la paz. Tengo el pleno convencimiento que los planteamientos y propuestas de los prisioneros de las FARC-EP, ya se han sido abordadas por la delegación de paz de nuestra organización en la Habana y muchas ya puestas en discusión en la mesa, que los guerrilleros aún en la prisión, seguimos siendo parte orgánica de las FARC-EP y por lo tanto nuestros delegados ya están  presentes en la habana. Mal haríamos desde la prisión autonombrarnos como voceros o delegados de comisiones o propuestas paralelas a las ya establecidas por nuestro Estado Mayor Central, quien es el único autorizado para designar o delegar tan importantes tareas por mandato de la  Conferencia Nacional de Guerrilleros. Tengo la plena certeza que lo que nos hace fuertes hasta el punto de llevar al Estado a  sentarse en una mesa de negociaciones en la búsqueda de una salida al grave conflicto que vive el país es nuestra unidad de mando,  subordinación y alta moral revolucionaria, reflejo del nivel y cohesión ideológica y política, elementos tan necesarios en las duras condiciones del presidio.

2. Los prisioneros de las FARC-EP, somos claros de la constante preocupación e interés de nuestra organización en la tarea fundamental por la liberación de todas y todos los prisioneros políticos y de guerra, así lo demuestran los reiterados pronunciamientos de la delegación de Paz, entre esos uno muy reciente del Camarada Grandha,  al plantear que para la firma de un  acuerdo final con el Gobierno y alcanzar la paz estable y duradera, necesariamente debe pasar por la liberación de todos los guerrilleros presos en las mazmorras del régimen y la repatriación y libertad de nuestros compañeros presos en los EEUU en cabeza de Simón Trinidad. Propuestas como la mencionada por el Espectador y su comité de reconciliación contradicen lo planteado cuando piden la puesta en libertad de los que llevan más de ocho años en prisión, haciendo simetría con la Ley de Justicia y Paz de los paramilitares que condujo a la impunidad, o tratando de acomodarse en el Marco Jurídico para la Paz o Justicia Transicional que es el esquema jurídico para grupos insurgentes derrotados y desmovilizados, es el sometimiento de las reglas de juego, del  vencedor que impone condiciones al vencido y desdibuja cada vez más el delito político o Rebelión. Nosotros los prisioneros políticos y de guerra, recogiendo los lineamientos de las FARC-EP, hemos discutido y  elaborado un documento desde el  colectivo de prisioneros políticos Benkos Biohó, que recoge nuestra posición sobre lo que debe ser una Amnistía e Indulto amplia e incondicional presentado en el 2do encuentro Nacional e Internacional de la Coalición Larga Vida a las Mariposas por la libertad de los Prisioneros Políticos y aprobado por sus delegados, enriquecido por otros colectivos de diferentes cárceles, esta sí, es una propuesta nuestra y en nada difundida por los grandes  medios de desinformación, el énfasis radica en no permitir ni un día de prisión para ningún guerrillero y menos para nuestra dirigencia, esto sería permitir a la clase en el poder a través de su aparato judicial, alcanzar lo que no ha podido en más cincuenta años de confrontación política y militar. Al recaer la responsabilidad de los casos tipo de Crímenes de Lesa Humanidad en nuestros jefes, de forma selectiva se decreta su muerte política dejando acéfalo cualquier proyecto político que surja de  los acuerdos, otra forma de exclusión política.

3. Son conocidas las duras condiciones que vivimos los presos políticos y  prisioneros de guerra y la mayoría de presos del país, nuestro caso se acentúa siendo  víctimas de torturas, aislamiento, falta de atención en salud, la discriminación, los montajes judiciales y la extradición entre otros. Que requerimos como lo ha planteado nuestra  delegación de Paz en la Habana, la libertad urgente de los enfermos graves y lisiados de guerra como acto humanitario y recíproco a las muestras de paz de las FARC, pero no por lo anterior buscamos la creación de condiciones especiales para los nuestros como lo plantea el artículo mentiroso. Nuestra lucha al interior de las prisiones, siempre ha sido por la defensa de los derechos humanos, y las condiciones dignas de vida para todos los prisioneros, donde nuestro verdadero aliado ha sido y serán los que son producto de la pobreza, la desigualdad, el despojo y la exclusión. Por eso, no admitimos y desautorizamos a toda aquella persona u organización que pretenda hacer de nuestras necesidades banderas en busca de intereses personales, oportunistas y de acomodamiento.

Convoco a todos los prisioneros a no dejarse confundir y no permitir que sectores ajenos a nuestra causa saquen provecho con lo que siempre ha sido nuestra razón de ser, La Paz con Justicia social que conlleva a la verdadera reconstrucción y reconciliación Nacional.

Por último, invitar a todos los colectivos de prisioneros políticos y de guerra a que se discuta y  se pronuncien en lo aquí planteado, a elevar la vigilancia revolucionaria a mantener la dinámica  del trabajo político y organizativo.

A los medios de desinformación en esta ocasión en especial al Espectador,  si existe algo de ética profesional, rectificar lo del artículo y no confundir a la opinión que eso en nada ayuda a alcanzar la paz tan anhelada.

 

Cordialmente,

JOSE MARBEL SAMORA  “CHUCHO”

Cárcel de Alta Seguridad “La Tramacua”

Valledupar / Cesar “la Guantánamo de Colombia”

Colectivo Benkos Biohó

Agosto de 2015

Fortalecer las relaciones bilaterales entre los dos países es condición indispensable para que en Colombia se consolide la construcción de una paz estable y duradera que irradie influjos de hermandad al continente.


Venezuela es y seguirá siendo fundamental para la paz de Colombia. Tenemos que echarle agua al incendio chovinista para promover la unidad e integración de dos naciones con una misma historia, hijas de un mismo padre, el Libertador Simón Bolívar.

Lo más conveniente es buscar, mediante el diálogo constructivo y sincero, la normalización de la situación en la frontera, ojalá con la conformación de una zona binacional de integración y desarrollo que favorezca la fraternidad, la convivencia y la construcción del proyecto de Patria Grande.

Hay que respetar la soberanía de la República Bolivariana de Venezuela; hay que cesar la perfidia que significa trasplantar el paramilitarismo que tantas victimizaciones ha causado en Colombia.

Como pueblos hermanos tenemos que unirnos para que prevalezca la paz cerrándole espacios a la crispación de los ánimos y el guerrerismo, haciendo que resplandezca el derecho de los pueblos, por encima de todos aquellos que quieren mediante la guerra económica y todo tipo de conspiraciones, desestabilizar el gobierno legítimo del Presidente Nicolás Maduro y echar por tierra la innegable solidaridad y apoyo social que desde los tiempos del comandante Chávez han recibido quienes tuvieron que partir hacia el exilio porque no hubo en nuestro país los beneficios de la inclusión y el respeto que aún seguimos reclamando.

Entendemos con claridad que la confrontación en Colombia, como la profunda crisis humanitaria que hoy desborda nuestras fronteras, tienen raíz en el injusto orden social vigente que nos flagela y cuyos responsable son los sucesivos gobiernos que han pasado por la Casa de Nariño. A esto no podemos cerrar los ojos, y por ello creemos que debe aflorar la serenidad y el sentido común, de manera tal que le salgamos al paso a ciertos políticos irresponsables que solo viven para sembrar el odio hacia Venezuela, pescar en río revuelto y favorecer sus intereses personales.


El cangro del paramilitarismo no puede destruir los lazos de concordia que históricamente, desde la lucha por la independencia han hecho de Colombia y Venezuela una misma familia, con un destino común de sueños de dignidad y libertad, inscritos en la sublime causa de la América Nuestra.

"Somos hijos de la patria que nos dejó El Libertador y a defender con amor, su herencia nos llama". Que el relámpago del Catatumbo nos ilumine. Somos optimistas: como en la canción de Alí Primera, "el Orinoco y el Magdalena se abrazarán entre canciones de selva, y sus niños y mis niños le sonreirán a la paz". Que perduren nuestros lazos de amistad.

 

          DELEGACIÓN DE PAZ DE LAS FARC-EP

  

Este sábado 29 de agosto a las 18:30 en el Kafé Marx de Estocolmo, se realizara un acto sobre los diálogos entre la oligarquía colombiana y la guerrilla de las Farc-EP, donde los comandantes Sergio Marin y la comandante Viviana Hernandez, integrantes de la delegación de paz de las Farc-EP, contaran como van los diálogos y responderán preguntas del publico.

Es bueno recordar que en estos diálogos hasta ahora ha habido acuerdo total en un punto y parcial en dos, y que a este momento se trabaja en varias comisiones al tiempo buscando acelerar la firma de un acuerdos que está estancado en temas como víctimas y justicia.

También se tiene programado un acto cultura con la presencia de varios artistas colombianos, como el famoso Mariachi Pardo, el Trovador y Juan Tumaco.

Lugar: Kafé Marx (Kungsgatan 84, Stockholm)

Mas information: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.