psykisk hälsa utvärdering skalor http://sverigepiller.com/ plan b piller fakta

Colombia

Por: H. Durango.
Bogotá.
 
La dirección local del partido Unión Patriótica UP en conjunto con varias organizaciones sociales y comunitarias de la localidad 19 de Ciudad Bolívar, en el sur de la capital colombiana adelantan una campaña solidaria de recolección de aportes económicos y alimentos no perecederos para entregar a familias vulnerables que en este territorio no han recibido las prometidas ayudas por parte de las autoridades en medio de la pandemia del Covid 29.

 A la campaña se suman el PCC, la Juventud Comunista JUCO y colectivos culturales. "El llamado a los 

Compañeros,  compañeras y amistades es a brindar su solidaridad para nuestra gente luchadora de Ciudad Bolívar. Si a la cuarentena sin hambre", señala la convocatoria.
 
Los habitantes de varios de Ciudad Bolívar han protagonizado durante los últimos días fuertes manifestaciones de protesta e inconformidad para llamar la atención del Gobierno Nacional y del Distrito Capital frente al hambre que padecen miles de familias confinadas en sus viviendas en la cuarentena.

Por: Miguel Suarez (2020-04-17). Una dramática situación están viviendo los cientos de miles de pobres hacinados en las mazmorras de la mafia colombiana, donde hasta este momento, han muerto dos prisioneros y cerca de 30 están contagiados por el virus Covid 19, ante la indolencia de los bandidos en el gobierno.

En Colombia alrededor de unas 150 mil personas, todos pobres, se encuentran hacinados en unos 140 antros, denominados por la mafia en el gobierno con el eufemístico nombre de “Centro de Reclusión”.

En las Cárceles colombianas se viven abiertas vulneraciones a los Derechos Humanos, el nivel de hacinamiento supera el 200%, esos antros no cuentan con mínimos protocolos de higiene que requieren este momento de propagación del virus COVID-19 y el número de pobres o jóvenes hijos de pobres encarcelados sin juicio ronda los 50 mil.

Unos 150 mil pobres que son tratados de forma mas miserable, sin ninguna condición de salubridad y menos de intimidad, que deben dormir como los murciélagos, colgados del techo, que reciben comidas podridas y que son torturados y masacrados a plena luz del día, como ocurrió en días pasados.

El pasado 21 de marzo (2020), ante la protesta de los pobres presos, la mafia en el gobierno contrario a escuchar los reclamos de estos, respondió a balazos y con agresiones contra los prisioneros que exigían medidas sanitarias efectivas que impidan ser contagiados del COVID-19, masacrando a 23 presos y dejando 83 heridos en la cárcel Modelo de la ciudad de Bogotá.

El degenero de la mafia en el gobierno llegó al extremo del desprecio de la vida de los pobres cuando la mafiosa que oficia como ministra de Justicia, Margarita Cabello Blanco, no solo justifico la masacre, sino que felicito a los asesinos.

Fueron 23 pobres asesinados. ¿ustedes se imaginan lo que hubiese sucedido entre ellos si los asesinados hubiesen sido 23 ricos?. El escandalo hubiese sido mayúsculo.

Rápidamente esa masacre fue convertida por la mafia en el gobierno y sus paramilitares de micrófono en un plan de fuga, la cual el pelafustán que oficia como Fiscal, contrario a investigar a quienes ordenaron dispara, pretendió escudar tras los guerrilleros de las Farc-EP, que no entregaron sus armas.

En una alocución el Fiscal Francisco Barbosa, sin ponerse colorado, mintiendo descaradamente expresó que detrás de la masacre, estaba al comandante guerrillero Henry Castellanos, conocido como “Romaña.

Dijo el bandido que funge como Fiscal, que él había nombrado un equipo de investigadores que recolectaron pruebas contundentes, de que Romaña estaba tras las protestas.

Las pruebas contundentes encontradas por los “investigadores”, fue un llamado a protestar que Romaña hizo vía Facebook. Un mensaje colocado en Facebook fue la prueba del bandido que funge como Fiscal y con eso pretende liberar de culpa a los verdaderos responsables.

La verdad, es que los responsables intelectuales de esa masacre son la ministra de Justicia, Margarita Cabello, el director del INPEC, el Brigadier General Norberto Mujica Jaime y el director del centro penitenciario de la Cárcel La Modelo, Carlos Alberto Hincapié.

Desmintiendo su descabellada teoría, es el hecho de que en la cárcel la Modelo no hay prisioneros políticos, razón por la cual los guerrilleros no podrían haber motivado un amotinamiento.

En segundo lugar, las razones por las que la población carcelaria protestaba ese día son de vieja data y conocidas por todos, de hecho, ese 21 de marzo, la población carcelaria había convocado un cacerolazo para exigir medidas urgentes que evitaran el contagio del Covid 19.

Hoy, de nuevo las protestas se están dando en casi todas las mazmorras del país, ante los oídos sordos de la mafia en el gobierno.

Desde cárcel La Picota de Bogotá, los presos políticos manifiestan la preocupación por la pandemia y conminaron al gobierno a tomar las medidas urgentes para evitar más muertes.

El 7 de abril (2020) los presos de la cárcel de Palmira se unieron a la jornada nacional que se está desarrollando en las cárceles del país.

Por otra parte, se denuncia la gravísima situación en la cárcel de Villavicencio, donde son decenas de enfermos, tirados en el piso y desde donde se reporta que al menos 15 presos han sido contagiados por el Covid 19.

En el colmo del degenero, ante la enfermedad que le habían diagnosticado a un prisionero en ese antro, para esconder ellos su responsabilidad, lo dejaron en libertad el 1 de abril y falleciendo el 7 de abril.

El sadismo de los bandidos en el gobierno llega al extremo que dejan morir colombianos que incluso no han sido condenados.

Por internet están circulando imágenes del combatiente por la paz Rodolfo Julio Quintero, ex combatiente de las FARC-EP, antes de ser capturado y durante el cautiverio en la Cárcel Modelo de Cúcuta, prisionero por haber firmado la paz.

Rodolfo Quintero no tiene antecedentes penales ni disciplinarios, y sin embargo fue capturado por orden del juzgado primero especializado de la ciudad de Cúcuta, el exguerrillero apeló ante el juzgado y ante la JEP y no ha obtenido la libertad pese a que está al borde de morir por causa de cirrosis y hepatitis B.

Desesperado por su situación, se declaró en huelga de hambre, lo que sin duda agravara su estado de salud.

Tratando de palear la situación y ante todo, de justificar la represión ante una previsible sublevación de los presos, la mafia en el gobierno decretó a última hora, darle casa por cárcel a un grupo de prisioneros que se calcula serían unos 4 mil, lo cual no soluciona absolutamente nada ya que el hacinamiento es de alrededor del 200%, y porque las condiciones de higiene de esos antros no se mejoran con decretos, es más ni siquiera las mencionan en estos.

En las actuales condiciones de insalubridad y de hacinamiento, el Covid 19 va a ocasionar una matazón en las mazmorras donde la mafia en el gobierno tiene hacinado a miles de colombianos pobres.

La situación en las mazmorras es cada día más insostenible, el desespero de los prisioneros y el desprecio por la vida de los pobres puede ocasionar una masacre, aun peor a la realizada por la mafia el pasado 21 de marzo.

Lo que está en juego es la vida de miles de pobres, que son mantenidos por la mafia en unas condiciones deplorables, vidas que por ser de pobres no le interesa a la mafia en el gobierno, las cuales tenemos la obligación de defender, por lo menos denunciando esta situación.

La Pandemia ocasionada por el COVID-19 ha venido afectando fuertemente la ciudad de Bogotá, con más de 1.000 casos registrados y en aumento, esto ha obligado a decretar desde hace varias semanas atrás un confinamiento obligatorio.

Dicha medida, que si bien, aplaudimos por ser la más adecuada en estos momentos, han conllevado a una crisis en términos económicos y sociales en varios sectores, particularmente los relacionados con la economía popular quienes dependen un sustento de sus actividades económicas diarias, como los son las ventas en el espacio público.

El programa Bogotá en casa, nace para atender a las y los trabajadores más vulnerables y precarizados durante estos periodos de emergencia sanitaria, y es que de acuerdo con el informe entregado por parte de la alcaldía Mayor al Concejo de Bogotá la semana pasada, se han atendido en lo que respecta a los y las vendedoras informales tan solo 1.100 familias de las 108.489 registradas por el IPES mediante su formulario virtual.

Tras la grave situación, el pasado 8 de abril del presente año, tuvimos la oportunidad de dialogar e intercambiar opiniones con lideresas y líderes del sector de las ventas informales de más de 10 localidades de la ciudad de Bogotá, quienes nos han expresado su preocupación por la ausencia de efectividad en las medidas tomadas desde la alcaldía mayor para atender a este sector poblacional que es uno de los más afectados por el confinamiento.

En aras de contribuir a la implementación de las medidas proponemos:

  1. 1. Generar un proceso de articulación real entre lideresas y líderes del sector con la alcaldía mayor de Bogotá en cabeza del IPES y Secretaría de Integración Social, lo que permite canalizar mejor las ayudas en cada una de las localidades y poder servir de garante de trasparencia y atención integral al sector.
  1. 2. Acelerar los procesos de atención humanitaria a la población vendedora informal afectada por el confinamiento, hasta el momento sólo se ha atendido el 1% de la población inscrita.
  1. 3. Mantener el Link de inscripción de este sector poblacional en funcionamiento, con esto se puede garantizar la atención integral a dicho sector, se puede recabar información de gran importancia que alimente las bases de datos del distrito.
  1. 4. Vincular a los programas de atención social del distrito a las madres cabeza de hogar.
  1. 5. Generar rutas de atención diferenciada para la población étnica en la ciudad que tiene por actividad la economía popular.
  1. 6. Proyectar a futuro la construcción de la política pública sectorial y su inclusión dentro del Plan de Desarrollo Distrital en construcción.

Por último, queremos expresar a la alcaldía nuestra disposición para ser canal de articulación y dialogo con este sector de la economía popular, estamos convencidas que, si halamos para el mismo lado, entre todas y todos lograremos sobrellevar esta difícil situación, todo esto bajo el entendido que la atención prioritaria en estos momentos es un derecho y un deber del conjunto de entidades e instituciones del distrito. Así una vez superada la crisis pondremos manos a la obra para reconstruir Bogotá.

Muchas Gracias.
Heidy Lorena Sánchez
Concejala Bogotá

Coalición Colombia Humana-Unión Patriótica

Dicen por allí, que ante la grave emergencia humanitaria que se veía venir, el alcalde de Soacha, Juan Carlos Saldarriaga, aconsejo a las familias que necesitan ayuda o que tenían hambre, desplieguen una bandera roja en la ventana de su casa.

Las banderas rojas llegaron a Bogotá y hoy se ven por todo el país, ya no solo en las ventanas, en las calles, en las manifestaciones de la genta con hambre exigiendo a la mafia en el gobierno deje de anunciar ayudas y las entregue.

Este martes (2020-04-14), en Vallejuelos, una invasión ubicada al occidente de Medellín en la comuna de Robledo, habitantes de estas zonas afirman que ya no tienen con qué comer debido a la cuarentena obligatoria ocasionada por la pandemia de la covid-19, se manifestaron acompañados de trapos rojos clamando por alimentos y medicinas.

En varias localidades de Bogotá, ese mismo martes hubo bloqueos, protestas, Cacerolazos por falta de alimentos. Esa situación se repitió en muchos sectores de la ciudad al mismo tiempo.

En Ciudad Bolívar, exigieron que se materialicen las ayudas prometidas por el gobierno. La gente más pobre no tiene que comer.

En las localidades de Ciudad Bolívar, Usme y Rafael Uribe las personas salieron a protestar contra Claudia López, se cansaron de las promesas de hace 25 días, hoy las ayudas no han llegado y el hambre azota la cuarentena.

Cacerolazo en el Barrio 'La Resurrección' en Bogotá. La gente pide al gobierno nacional alimentos. No han recibido ayudas, no pueden trabajar.

En este momento en las localidades más pobres de Bogotá se lleva un Cacerolazo Contra El Hambre. Hoy presentamos esta constancia en la Plenaria Cámara: El “Trapo Rojo”: Emergencia Alimentaria en la Ciudad de Bogotá.

En Buenaventura la población, con trapos rojos, anuncio el bloqueo de las vías de ingreso al puerto y los pobres presos en las cárceles colombianas están al borde del levantamiento.

Se puede de alguna forma que son los efectos de pandemia en temas de salud, social, político y económico, que ha sacado a relucir la gran pobreza en la que la mafia en el gobierno ha sumido al pueblo colombiano, pero lo que más ha empujado al pueblo a salir a la calle, son los anuncios diarios de ayudas que hace Duque, anuncios que se quedan en eso, en anuncios que nadie cumple y ayudas que nunca llegan.

El Senador del Polo Democrático, Wilson Arias denuncio a través de su cuenta de twitter una orden de compra por 7.900 millones de pesos realizada por el Ministerio de guerra para adquirir tanquetas del ESMAD.

Se pronostica que después del corona virus vendrá una gran crisis económica que como es costumbre en la mafia que detenta en poder en Colombia, descargaran sobre el pueblo colombiano lo que ocasionara grandes movilizaciones populares y lo que están haciendo es armarse para reprimir al pueblo.

El pueblo ya se está levantando y han sido atacados a bala por la mafia en el gobierno, pero si esto sigue como va, pretendiendo que con falsas promesas calmaran el hambre del pueblo, no les van a alcanzar ni las balas ni los asesinos para contener la furia de un pueblo engañando y con hambre.

Por: Tony López R. (*)

En medio de un escenario, sumamente grave, provocado por una tenebrosa pandemia, que ha sembrado de muerte y desolación a los habitantes de 182 países, el imperio yanqui y sus aliados, traman intervenir militarmente en Venezuela, con el propósito de derrocar al legitimo gobierno de Nicolás Maduro, eliminar la Revolución Bolivariana, y sus conquistas económicas, políticas y sociales y apoderarse de sus riquezas.

No voy a extenderme en mencionar todas las acciones, políticas, diplomáticas, económicas y militar que han desarrollado Estados Unidos, Colombia y algunos gobiernos suramericanos y europeos, en esto 21 años, contra la Revolución Bolivariana y los mandatos presidenciales de Hugo Rafael Chávez Frías y Nicolás Maduro Moro, solo referiré los hechos más sobresalientes, para poder entender la política intervencionista de Estados Unidos contra Venezuela.

La Revolución Bolivariana, ha sufrido incontables acciones, incluido el secuestro del presidente Chávez e intento de golpe de Estado en abril del 2002; el ingreso y captura de 120 paramilitares colombianos, con el fin de atacar el Palacio de Miraflores, con la orden de asesinar al presidente Chávez, y que por gestiones del presidente Uribe, Chávez tuvo la generosidad de deportarlos a Colombia, donde no fueron juzgados y puestos en libertad, era lógico, era carga de un mismo costal.

Las diversas acciones vandálicas de las Guarimbas, el asesinato de importantes funcionarios del Estado, Gobierno y oficiales de las fuerzas militares y militantes chavistas y más recientemente el intento de magnicidio contra el presidente Maduro, el alto gobierno y mando militar, con drones, entrenados, dirigidos e ingresados desde Colombia, evidencian la complicidad e impunidad del gobierno colombiano, acción punitiva que debiera ser condenada por los organismos internacionales, porque viola el Derecho Internacional.

La conformación de grupos paramilitares venezolanos, y bandas terroristas entrenados por los narco-paramilitares colombianos en su territorio y que actualmente operan en toda la zona fronteriza de Venezuela con Colombia, durante años, ha sido con el apoyo de los gobiernos de Uribe Vélez, Santos Calderón y del actual mandatario Iván Duque.

Por su parte, el gobierno de Estados Unidos y sus agencias de inteligencia (CIA, Dirección de Inteligencia Militar, la USAI y la DEA) desde hace años, desplegaron acciones y actividades, desde su embajada en Caracas, con el objetivo de reclutar y promover la división, descomposición y sobornos de sectores militares y de funcionarios gubernamentales chavistas con el objetivo de socavar los cimientos de la Revolución Bolivariana, también esas agencias yanquis operaban desde sus Centros en Bogotá, Colombia.

Desde que Trump asumió el poder a decretado, no solo, ilegales sanciones económicas, también le ha robado al Estado venezolano más de 30 mil millones de dólares, denunciado por el gobierno de Maduro. Ahora en medio de esta Pandemia del Coronavirus, ha impedido y boicotea el ingreso de medicamentos al noble pueblo venezolano que es al que Trump está castigando. Solo la solidaridad del gobierno de China, Rusia y el de Cuba, con brigadas médicas, han puesto de manifiesto su solidaridad y ponen en evidencia la grave violación a los Derechos Humanos de la Casa Blanca, no solo contra Venezuela, también con las sanciones a Cuba.    

Ninguna de todas estas acciones, lograron sus objetivos, y lejos de debilitar la Revolución Bolivariana, esta se fortaleció, y consolidó la Unidad Cívico-Militar, en torno al presidente Maduro y en respaldo a su Carta Magna. La oposición se ha fraccionado en dos bandos, el sector negociador y el sector violentista este último totalmente subordinados a Estados Unidos. Mientras, el pueblo rechaza a esa minoría violentista y ha ganado en mayor conciencia política, que se expresa en la conformación voluntaria de una milicia popular armada, con tres millones de miembros, que harán morder el polvo de la derrota, si osan pisar la tierra de Bolívar.

La oposición ha perdido espacio político, al quedar evidenciada la participación de sectores violentos opositores, en actos terroristas, atentados y   guarimbas criminales, que fueron protagonistas en el 2014, 2015, 2017 de aquellos hechos y que provocaron más de un centenar de muertos, mientras esto sucedía, el gobierno bolivariano persistía en un dialogo con la oposición, está se negaba. Llegaba la fecha de la convocatoria a elecciones presidenciales, que debían realizarse en el 2018, los de las “cantaletas democráticas”, continuaban en sus negativas posiciones, y se manifestaban problemas de divisiones internas en la MUD.

Esa división interna en la MUD y el temor a la derrota de los distintos líderes de los partidos tradicionales, fue la verdadera razón por la cual las conversaciones que se venían realizando en República Dominicana, fueron abruptamente rotas por la delegación de la MUD, que se encontraba en República Dominicana y que encabezaba Julio Borges, curiosamente esa ruptura se produce, cuando según el expresidente español, Rodríguez Zapatero y el mandatario dominicano Danilo Medina, habían declarado que el documento estaba listo para ser firmado el 22 de abril.

Una llamada del embajador de Estados Unidos en Bogotá, Colombia William Brownfield, fue suficiente para que Julio Borges, alegando discrepancias en la fecha de la convocatoria al acto electoral, se negara a firmar y rompiera las negociaciones y regresará, no a Venezuela, sino a Colombia, país a donde fijo su residencia, más tardes solicitó asilo político, al convertirse en unos de los líderes de la contrarrevolución terrorista, hoy denunciado y pedido en extradición a Colombia acusado de estar vinculado a diversa acciones terroristas en unión del ex general Cliver Alcalá Cordones, el ex golpista Pedro Carmona y la ex chavista Fiscal Luisa Ortega y cuyo esposo fue denunciado por recibir un alta suma de dinero por su traición.  

A partir de allí, la ruptura opositora de la MUD en dominicana, se desató la campaña publicitaria de los medios hegemónicos, contra el proceso democrático que emprendía Venezuela, bajo el slogan de que las elecciones serian un fraude, el objetivo, quitarle legitimidad al proceso electoral y calificar a Maduro de dictador.

En las elecciones del 20 de mayo del 2018, cinco partidos, de ellos, cuatro de oposición y el oficialista PSUV y sus aliados, lograron que su candidato Nicolás Maduro, aventajara a su contrincante más cercanos, por una diferencia mayor a 2 millones de votos, mientras que los integrantes de la llamada Mesa de Unidad Democrática, (MUD) se negaron a participar en ella, a boicotearla, llamando a la abstención, la división interna de la MUD, temía una derrota, y no quería avalar las elecciones donde el chavismo fuera el triunfador.

La oposición venezolana, no solo es mala perdedora, sino que se vanagloria de defender la democracia, pero no acepta los resultados electorales cuando le son adverso, a diferencia del chavismo y su militancia bolivariana, pongo tres ejemplos claros. En el 2004 cuando se planteo eliminar el artículo revocatorio, el oficialismo aceptó la derrota. En el 2007, cuando el tema era modificar la Constitución que proponía Chávez, fue derrotado en las urnas, el chavismo aceptó de manera inmediata la derrota, al igual que hicieron cuando en el 2015 perdieron la mayoría en el poder legislativo. A nadie se le ocurrió decir que hubo fraude, y que no aceptaban la derrota. Entonces, ¿de que “democracia” hablan los opositores? Acaso, solo es democrático la que les da el triunfo a ellos.

Cual fue la respuesta del sector antidemocrático y terrorista de la oposición al perder, echar andar el plan de Estados Unidos, que consistió en promover una división del Estado venezolano, el presidente Donald Trump desde Washington, proclamó que no reconocía al legítimamente electo presidente Nicolás Maduro y en su lugar proclamaba, al diputado Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, en desacato, como presidente interino de Venezuela. Al día siguiente en una plaza pública, siguiendo indicaciones de Washington, con un centenar de asistentes, el señor Juan Guaidó se autoproclamó presidente del Estado Venezolano.

A partir de allí, vino toda una gigantesca maquinaria, y presiones sobre muchos países, para provocar el no reconocimiento al legitimo gobierno de Nicolas Maduro y reconocer al fantoche autoproclamado presidente, a esa campaña se sumó la Unión Europea y un grupúsculo de 12 países latinoamericanos de los 33 que hoy la conforman la OEA.

Hoy el autoproclamado, es reconocido por 53 naciones, mientras que el gobierno legítimo de Maduro, es reconocido por 140 países. Pero la vida nos da sorpresa y pone en ridículo a los dignatarios y funcionarios de esos gobiernos, cuando tengan que ejecutar algunas acciones legales y consulares con Venezuela, no la podrán realizar, porque Guiadó, carece de poder, sobre los organismos del Estado, es un presidente ficticio y ridículo, solo creado en el imaginario de un presidente descerebrado como Donald Trump, que no se ocupa de la salud de su pueblo y que solo piensa en ganar las elecciones, a costa de la muerte y el sacrificio de los pueblos.

El títere Guiadó, es tan fatuo que se cree presidente, al igual que su cómplice el presidente Iván Duque que quedó desenmascarado por ganar fraudulentamente la presidencia de Colombia y en ridículo, al pedirle a su compinche Guaidó, la extradición de la ex senadora Aída Merlano, que, junto a las grabaciones del narcotraficante Ñeñe Hernández, dejaron al descubierto la compra de voto en los departamento de la costa atlántica y del fraude electoral realizado en la segunda vuelta el pasado junio del 2018.

La presidencia de Duque fue compranda con votos de la mafia narco-paramilitar como denunció Merlano y se verifica en las grabaciones de Ñeñe, así le ganó la presidencia al candidato Gustavo Petro y la razón por la cual está bajo investigación de la Comisión de Acusaciones del Congreso, que el pueblo colombiano vigilará que no haya impunidad. Hoy ese pueblo no es el mismo de antes del 21 N, y lo que está sufriendo hoy con el Coronavirus, que tomen nota los miembros de esa Comisión y el estamento político del país.

Los hechos sucedido el 23 de febrero del 2019, en el Puente Internacional, Francisco de Paula Santander, en Cúcuta, convocado por el fantoche Juan Guaidó, quien dijo iba a ingresar a Venezuela, con una supuesta ayuda humanitaria, que contó con el apoyo, complicidad y   presencia del presidente Iván Duque, Mike Pompeo, el senador Marco Rubio, Luis Almagro, y los presidentes de Chile y Paraguay, todo quedó en un gran fracaso y una muy publicitada derrota y no en un victorioso Show, que lamentablemente, provocó un número aún no esclarecido de muertos y heridos, como lo dio a conocer el diario New York Time.

Ahora el presidente Trump, subió la apuesta y plantea la opción militar que siempre han dicho que esta sobre la mesa, se conoce que hay contradicciones, internamente dentro del gobierno y algunas instituciones sobre la opción militar. Pero en principio movilizó hacia el mar caribe y el pacifico a fuerzas navales del Comando Sur, supuestamente para evitar el tráfico de droga, mientras que el Departamento de Estado, a través de Mike Pompeo, daba a conocer una propuesta “pacifica” la que denominó, “transición democrática”. El tema esencial y estratégico es la renuncia de Nicolás Maduro a la presidencia y la salida del país, así como perdonar al resto de los integrantes del gobierno y conformar con chavistas y opositores un gobierno de transición coordinado por EE:UU.

Ósea se pone sobre el tablero, la opción militar y la pacifica y electoral, obviamente, la propuesta de Pompeo fue rechazada categóricamente por el Canciller Jorge Arriaza y repudiada por el alto mando cívico-militar.

Pero también se conoce que existen contradicciones internas, por ejemplo, la afirmación de que Venezuela es el mayor exportador de droga a Estados Unidos fue desmentida por la DEA, por otra parte, hay información, de que la Dirección de Inteligencia Militar del Pentágono no está de acuerdo con una intervención militar. Resultan interesantes los comentarios de Elliot Abrams y del ex embajador de EE: UU en Venezuela y Colombia, William Browfield, por las altas responsabilidades que ambos desempeñan en el gobierno y que tienen mucho que ver con la política hacia Venezuela y en mi opinión develan el verdadero plan que hoy ejecuta la administración Trump hacia este país andino.

En un análisis, valoración e información de importante valor, que expondré en mi próximo artículo, que estará relacionada con revelar de donde y quienes son los verdaderos ejecutores, y países productores de inundar de droga psicoactivas (cocaína, mariguana y heroína) las calles de Estados Unidos y Europa, de esa plaga mundial. Será en ese artículo en el cual quedará muy claro que no es Venezuela y mucho menos Cuba, como cínicamente un supuesto alto funcionario del Pentágono, comentó a Newsweek, sobre la vinculación al narcotráfico, duramente rechazada tal calumnia, totalmente infundada, por el canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla.

 

(*) Periodista, politólogo y analista internacional

La Habana, Cuba 10 de abril de 2020. 20.30 hrs.

El Partido Farc, denuncio el pasado 14 de abril (2020) que, en Argelia Cauca, un grupo armado de unos 100 militares, buscaba casa por casa reincorporados de las antiguas FARC-EP.

Los paramilitares de micrófono, como de costumbre sin ninguna prueba adjudicaron la persecución a guerrilleros de las Farc-EP, que no entregaron las armas, escondiendo así la realidad, que es el descompuesto ejercito oficial que ya sin siquiera disimular está buscando a los exguerrilleros para asesinarlos.

Días antes de este hecho, la comunidad del municipio de Suárez había denunciado que unidades del Ejército oficial había llegado al puesto de control en el sector conocido como crucero la estrella, para hacer un registro fotográfico del personal que está en el sitio, argumentan que están verificando porque tenían información que el sitio están haciendo presencia un "grupo armado".

En ese momento reportaron que la guardia indígena estaba acompañando a la comunidad de la Vereda Altamira ante lo delicado de la situación.

En Partido Farc denunció que estando el ejército oficial a unos 200 metro, en un hecho más que demuestra no solo la complicidad sino la autoría, no hizo presencia, llegando al lugar cuando sus compañeros que fingían ser paramilitares se habían retirado.

En sistema ya es viejo, primero llegan como el ejército, hacen la lista y después de quitarse el brazalete vienen a asesinar.

No se dejen engañar por gobierno, militares o sus paramilitares de micrófono, es el gobierno mafioso, que aun en tiempos de pandemia no cesa en su intención de volver trizas al Partido Farc.

Pero hablar del colapso del egoísmo y derrumbe de la individualidad capitalista, no implica su desaparición. Esos mismos métodos del segregacionismo económico y social serán ahora empleados para sobrevivir.
 
Realidades surgieron a los ojos de quienes no las percibían de forma cruda. La cercanía a la muerte trajo imágenes de las sobras que la infamia vomita al sistema de salud. Sin embargo, el sistema de salud siempre ha estado así, sin salud, sobreviviendo. Solo que ahora las realidades han golpeado porque la individualidad capitalista, sobrevivir y pagar deudas sin importar nuestro entorno, se derrumbó.
 
El egoísmo colapsa cuando quienes creían garantizado un sueldo, o la posibilidad del rebusque precario, no tienen qué comer, ocasionando que el espejismo de los estratos sociales se derrumbe.
 
Estar encerrado en cuarentena es un privilegio, o una fortuna para quienes tienen empleos con la rama estatal, única en capacidad de garantizar trabajo remunerado de forma masiva durante los seis meses que durará la crisis de este brote, mientras aguardamos que Rusia, según sus cálculos, tenga lista una vacuna en octubre.
 
Pero hablar del colapso del egoísmo y derrumbe de la individualidad capitalista, no implica su desaparición. Esos mismos métodos del segregacionismo económico y social serán ahora empleados para sobrevivir, pues lo urgente es conseguir comida para no morir de hambre, eso es lo que importa, no existe ninguna otra prioridad: sobrevivir como familia o como individuo.
 
Esto sucede mientras análisis y vdeoforos en Facebook Live se programan para tratar de distraernos, no perder rutinas de discusión e intercambio de ideas sobre ésta y otras crisis de fondo, para recordar al mundo nuestras líneas ideológicas que comprueban el fracaso y horrores del capitalismo, pero todo, al fin y al cabo, con la imposibilidad de detener el hambre, porque hasta estar concentrado en Facebook Live, con la angustia en tu cabeza de cómo conseguirás comida para tu familia, ahora es un privilegio.
 
Si no hemos sido capaces de derrotar al sistema en las calles, es claro que durante el confinamiento esto no será posible. Suena absurdo que algo tan obvio, y que sabemos, deba recordarse. Pese a ello, debe hacerse para entender que la prioridad en estos momentos no es si nacionalizaremos la banca privada durante la crisis y recuperaremos los servicios públicos y el sistema de salud, algo que no pasará porque nuestra correlación de fuerzas ya demostró que no está en capacidad de hacerlo, y porque la Fuerza Pública está con sueldo y paga por el Estado para contener cualquier posibilidad menguada de inconformidad.
 
Ahora la prioridad es no dejar morir de hambre a la gente, gestionar comida de forma solidaria, algo que no requiere de claridades ideológicas sino del corazón y el sentir humano, pues es claro que renta básica, decretada por el Estado, no vamos a tener durante esta crisis. Y fundamental buscar el congelamiento del pago de servicios públicos sin distingo de estrato, o por lo menos su prórroga de pago no por 36 meses, sino por 72. Establecer metas puntuales y precisas para garantizar la supervivencia.
 
 
Los golpes sarán duros para el movimiento social, integrado por un porcentaje muy bajo de personas con capacidad económica para sobrellavar el confinamiento y posteriores efectos de la crisis. Pero el espectro que se abrirá para la lucha es amplio.
 
Es cierto que el individualismo y egoísmo que la peste capitalista dejó en el alma de las personas –parafraseando a Camus–, quedará desnuda y no desaparecerá y seguirá con sus horrores; sin embargo, la cercanía a la muerte, a la situación de pobreza compartida, la solidaridad para sobrellevar la crasis, también generará sensibilidades en gran parte de la población que, por lo menos, sabrá la importancia de defender lo público.
 

No es ni será fácil, habrá que conseguir comida y sobrevivir a un sistema y una pandemia que mata. No obstante, ese ha sido nuestro oficio: sobrevivir a la adversidad teniendo todas las posibilidades en contra. Mucha fuerza y nos volveremos a ver en las calles.

Bogotá, 12 de abril de 2020

Señor
Iván Duque Márquez
Presidente de la República de Colombia

Cordial saludo,

El personal de salud, representado por las organizaciones identificadas en este comunicado, rechaza categóricamente el decreto 538 del 2020, expedido el día de hoy, que busca forzar a los profesionales y trabajadores de la salud a concurrir a la atención de la pandemia sin contar con los recursos adecuados de bioseguridad y condiciones laborales dignas.

Los equipos de protección personal no pueden ser decretos vacíos que no se aplican, ni tampoco promesas de diferentes instituciones del sistema que no dan cuenta de la protección personal. A pocas horas de la muerte de dos médicos y un conductor de ambulancia en el marco de la pandemia, el Gobierno hace pública una norma inconsulta y autoritaria, mientras se niega a negociar sobre las condiciones laborales, así como ignora los comunicados que desde hace varios días las agremiaciones del sector salud hemos venido realizando.

Se debe excluir al personal en formación, dado que precisamente no tiene acreditadas las competencias profesionales para hacer frente a la pandemia, y porque es una propuesta de voluntariado sin garantías. Eso adicionalmente auspicia el ejercicio ilegal de las profesiones, usando mano de obra no calificada.

El personal de salud está dispuesto a cumplir con su deber y cumplirle a la sociedad, pero ninguna norma nos puede obligar a actos temerarios y acciones suicidas frente a una pandemia que ya ha dejado miles de pérdidas humanas en el mundo, máxime cuando usted como presidente de la nación no garantiza al personal de salud los EPP.

Muchas personas de diferentes profesiones han planteado renuncias masivas, como una posibilidad para que el Estado reconozca la gravedad de la pandemia y la asuma con la responsabilidad del caso y, a pesar de sus amenazas representadas en el decreto 538 del 2020, seguiremos luchando, porque el gobierno está vulnerando el derecho a la vida de los trabajadores de la salud.

Queremos cumplir con nuestro deber con entrega y vocación solidaria pero al país no le va a servir una larga lista de personal de salud muerto y sin poder detener la pandemia. Lo invitamos a escucharnos y no seguir como hasta el momento haciendo caso omiso a las peticiones de los diferentes gremios, que pedimos además: garantías de contratación laboral, asignación de salarios dignos con ajuste y pago de los salarios adeudados a los trabajadores de la salud en todo el territorio nacional.

Finalmente, con todo respeto, hacemos responsable al gobierno nacional en cabeza de usted, señor presidente, por la vida y la salud de todos los trabajadores.

Atentamente,

COALICION POR EL TALENTO HUMANO EN SALUD. 1. Trabajadores de la Salud.
2. Bacteriólogos en Acción.
3. Organización Colegial de Enfermería.

4. Colegio de Salud Pública.
5. Asociación Colombiana Estudiantil de Enfermería. 6. Colegio Colombiano de Fisioterapeutas.

7.
Asociación Colombiana de Fisioterapia.

8. Asociación Colombiana de Estudiantes de Fisioterapia. 9. Colegio colombiano de Terapia Ocupacional.
10. Academia Colombiana de Cirugía Plástica.
11. Asociación Nacional de Enfermeras.

12. Sociedad Colombiana de Médicos Generales.

13. Colegio colombiano de Terapeutas Respiratorios.

14. Colegio Nacional de Bacteriología.

15. SINDESS y ejecutivo de la CUT de Bogotá Cundinamarca.

16. Sindicato Colombiano Estatal.

17. Asociación Latinoamericana de Medicina Social y Salud Colectiva.

18. Colegio Colombiano de Fonoaudiólogos.

19. Sindicato Nacional de Profesionales en Fonoaudiología, Fisioterapia y Terapia Ocupacional.

20. UTRADEC-CGT
21. Unión de Trabajadores Penitenciarios.
22. Sindicato Nacional de Salud y Seguridad Social.

23. Colegio colombiano de Tecnólogos y Profesionales en Radiología e Imágenes Diagnósticas.

24.
Sindicato Sintrahospiclínicas Hospital Universitario del Valle.

25. Colegio colombiano de Instrumentación Quirúrgica.

26. Asociación de Fonoaudiólogos Especialistas en Seguridad, Salud y Trabajo de Colombia.

27. Asociación de Bacteriólogos Javerianos.

28. Agremiación Sindical de Cirujanos del Valle.

29. Sindicato Gremial de Optometría.

30. SINTRAHOSKEN-CUT.

31. Alianza Medica Colombiana.

32. Federación Unión Nacional de Trabajadores del Estado y los Servicios Públicos (ÚNETE).

33. Sindicato de especialistas de Boyacá. SIMEB 34. Médicos unidos de Colombia MUC
35. Nutricionistas Unidos y Actualizados - NUYA

Por: Miguel Suarez, (2020-04-10). El pasado 25 de marzo el imperio, acusó al presidente de la república bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro y al líder del partido socialista Diosdado Cabello de conspirar con la guerrilla colombiana para, “inundar a Estados Unidos con cocaína” y utilizar la venta de drogas “como arma contra” dicho país, así como anunciaron el miércoles pasado (2020-04-01), que duplicará la cantidad de buques militares y soldados apostados en las costas del Pacífico y el mar Caribe de Venezuela, para supuestamente luchar contra la cocaína.

Pero de Colombia, la de la mafia que es la mayor productora de cocaína del mundo, no dijeron nada, todos sabemos que eso de tomarlas contra Venezuela no es por la cocaína sino por la ideología y destruir el proceso bolivariano es el objetivo de la mafia colombiana y del imperio, el principal consumidor de cocaína del mundo y donde nunca han apresado a un solo capo.

Ni una sola palabra del imperio sobre Fernando Sanclemente, el narco embajador de la mafia al cual pillaron con tres laboratorios de cocaína en las puertas de Bogotá, así como nada dijeron sobre el silencio cómplice del gobierno del títere Iván Duque, sobre este tema.

La realidad de Macondo, como llamaba Gabriel García Márquez a la Colombia de la mafia, nos muestra, como es el asunto de la lucha contra el narcotráfico, de los narcotraficantes colombianos en el gobierno y del imperio.

Después de haber estado en el departamento Choco repartiendo dulces a un pueblo que clamaba por la vida, el títere Iván Duque reapareció el jueves 16 de enero (2020) en Tumaco, departamento de Nariño.

El títere que finge ser presidente de Colombia estuvo acompañado entre otros por el Embajador de Estados Unidos en Colombia, Philip Goldberg, y el jefe de la Corporación Financiera de Desarrollo Internacional de Estados Unidos, Adam Boehler, quien en una sorprendente declaración anunció que los Estados Unidos ofrecía US$5.000 millones de dólares para ayudar a la lucha contra el narcotráfico.

Al escuchar la cifra, me imagine como les chorrearían las babas a los llamados “exitosos” empresarios como Luis Carlos Sarmiento Angulo, Carlos Ardila Lulle y en general a los llamados “cacaos”, a ministros y generales, al pensar lo muchos que ellos pueden sacar o robar de esas “ayudas”.

En las declaraciones del tontarrón que los paramilitares de micrófono denominan como el “Jefe de Estado”, estuvo la de que durante días de actividades conjuntas a través de la Operación ‘Escudo II’, ellos habían intervenido 34 laboratorios para el procesamiento de cocaína.

Pero contrario al alto número de supuesto laboratorios de cocaína, que según él habían “intervenido”, mostraron las fotos de un laboratorio de cocaína a todas luces construido para la ocasión en las afueras del municipio de Llorente, donde realizaron la obra de teatro de mostrarlo a los “periodistas”, especialmente invitados para la ocasión.

La carpa de plástico estaba perfectamente colocada e impecable, los cercos también y la tierra recién removida, había sido acomodada de tal forma para que Duque y los gringos no se embarraran sus relucientes zapatos.

Esto no fue llamativo para los periodistas y menos para los gringos, que no combaten el narcotráfico en su país y aquí dicen que “invertirán” US$5.000 millones de dólares, talvez para aumentar la producción.

En el mismo municipio, talvez con el guion hecho por el jefe de prensa de la “presidencia”, se le vio a Duque tratando de sacar a palazos unas matas de coca, además se escucha cuando alguien grita esta que esta mas fácil y el payaos sin pensarlo se dirige a darle un palazo a la mata y casi al mismo tiempo que otro hombre arranca con la mano la mata.

Fueron dos obras de teatro mal escritas y mal protagonizadas, que nos muestra una verdad de a puño, que la tal lucha contra el narcotráfico que ellos pregonan es mentira y que, es más, que de eso viven ellos y que en base a este flagelo, “crece y crece” la economía colombiana y también la imperial.

Miremos algunos detalles interesantes. Iván Duque tomo posesión como presidente el 7 de agosto de 2018, luego de que los narcotraficantes compraran la presidencia.

El 05 de Septiembre de 2019 RCN publico una nota, no sé si pagada o no, donde decía que “El Gobierno Nacional reveló que en lo que lleva la administración del presidente Iván Duque, se han erradicado más de 98 mil hectáreas de cultivos ilícitos de coca, en zonas estratégicas del territorio nacional.”

O sea que en 13 meses habrían, según ellos, “erradicado más de 98 mil hectáreas de cultivos ilícitos de coca”. O sea 75.000 hectáreas por mes.

El 5 de marzo del 2020”, según un informe de la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas, los “Estados Unidos estimó que los cultivos de hoja de coca en Colombia permanecieron estables en torno a las 212.000 hectáreas en 2019, con un leve aumento de 8% de la producción potencial de cocaína”.

Cuando la mafia de los Uribeños llegó a la presidencia de nuevo, pero con Duque, dijeron el haber encontrado al país con 208 mil hectáreas sembradas con hoja de coca, entonces si erradicaron 98 mil quedarían 110 mil hectáreas hasta el 5 de septiembre de 2019, pero seis meses después según lo gringos, había 212.000 hectareas.

Tratando de disimular lo contradictorio de las cifras, Carlos Holmes Trujillo, ministro ahora de guerra, dijo que “las cifras reflejan solamente la realidad hasta mayo 2019”.

O sea que entre mayo y septiembre erradicaron 102 mil hectáreas, divido esto en los meses que son 4, nos da que erradicaron 25 mil hectáreas y media por mes, entonces para que lo apunten y hablemos en 10 meses, en esos 10 meses habrían erradicado 255 mil hectáreas.

Pero como solo hay 212 mil, entonces “que supone uno”, que en 9 meses no habrá hoja de coca en Colombia, pero démosle gabela, hablemos en 10 meses.

Las estadísticas lo dicen, hablemos en 10 meses y le aseguro habrán más de las 208 mil hectáreas que ellos dicen encontraron el país, ¿saben por qué?, porque ni ellos ni los gringos combaten el narcotráfico, viven de él, para la muestra Uribe y su helicóptero en Tranquilandia, el narco-embajador y sus laboratorios en las puertas de Bogotá y el narcotraficante sentado en primera fila durante la posesión de Iván Duque.

Unos apuntes curiosos. Cuando Álvaro Uribe llego a la presidencia en el año 2002 y cuando inició el tal plan Colombia para la supuesta lucha contra la cocaína, se decía que el área cultivada con coca era de unas 35 mil hectáreas. Hoy 20 años después de tan “denodada” lucha, con ellos gobernando, los gringos nos dicen que hay 212 hectáreas y que esa lucha de ellos ha sido un éxito.

Otro dato que no muestra quienes se beneficia de esa “denodada lucha”. Se dice que, en el año 2002, cuando Uribe llegó a la presidencia, la fortuna de Luis Carlos Sarmientos Angulo rondaba los mil millones de dólares y hoy 20 años después su fortuna esta calculada entre 20 y 30 mil millones de dólares.

La colombiana, economía basada en el tráfico de cocaína.

Sigamos. Alberto Carrasquilla, ministro de Hacienda, vio como positivo el dato del mentiroso que oficia como jefe del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane, sobre el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para el segundo trimestre de 2019, el cual fue del 3%.

Carrasquilla señaló que, la economía colombiana “no se detiene”. Recordó además que el crecimiento de los dos primeros trimestres de ese 2019 habían sido el más alto de los últimos trece trimestres anteriores.

Las cifras aquí son necesarias para tener claro la proporción de los dineros del narcotráfico en la economía mafiosa por ellos implementada en Colombia.

Colombia es el tercer mayor importador de alimentos de América latina. El gobierno ha autorizado la importación de 11 mil nuevos productos alimenticios, entre ellos: la papa, la cebolla y el tomate.

Según datos del año pasado, 2019, el acumulado del déficit comercial a noviembre fue de 10 mil millones de dólares, pero como diablos puede crecer una economía cuando al tiempo crece el desempleo llegando, con manipulación y todo al 12%?.

Con base en estos datos, se hace obligada una pregunta, ¿como puede ocurrir esa magia de que la economía colombiana supuestamente crezca al tiempo que crece el desempleo?, que se de el lujo de importar hasta los alimentos y que no exporte casi nada?

Sencillo, porque la economía colombiana no está basada en las exportaciones industriales, ni siquiera mineras o petroleras, está basada en el tráfico de cocaína, la cual juran combatir y no combaten, por esos las hectáreas sembradas de matas de coca nunca disminuyen, crecen y crecen y la cocaína llega a los Estados Unidos sin que logren detectarla.

Unos datos que los gringos conocen y que desnudan su “lucha” contra el narcotráfico y contra los narcotraficantes, se dice que la Colombia gobernada por la mafia produce 1.200 toneladas de cocaína anualmente, que representan el 95% de la cocaína que consumen los estadounidenses.

Y un ultimo dato, se conoció recientemente que otro laboratorio de cocaína, con capacidad para producir 3 y media toneladas de cocaína había sido encontrado en la puertas e Bogotá, pero que la policía estaba ocultando esa información.

La “lucha” contra la cocaína, es pues el Caballo de Troya del imperialismo para justificar su injerencia en los asuntos internos colombianos y latinoamericanos, en el caso colombiano, este tema requiere especial atención ya que del tráfico de cocaína se alimenta gran parte del estamento infiltrado hasta el tuétano por los narcotraficantes, principales financiadores del ejercito oficial, como quedo al desnudo con el caso del “ñeñe” Hernández.

En un país que en los últimos 40 años ha tenido Presidentes, ex presidentes, vicepresidentes, ministros, generales y embajadores narcotraficantes.

Mientras sirios y Troyanos pretenden convencernos de los avances y de la seriedad de su guerra contra la droga, se alimentan de ella para mantener su guerra contra el pueblo y lucrarse de esta.

Entonces, no coman cuento, el interés del imperio no es luchar contra la cocaína, de la cual se alimentan, ellos y la mafia que controla el poder en Colombia, su interese es acabar con el proceso bolivariano de Venezuela, que después de la tremenda crisis que se vendrá por cuenta del corona virus, será una alternativa para los pueblos del mundo.

El más reciente informe del Banco Mundial estima que la economía colombiana se contraerá hasta -2% este año a causa de la incertidumbre que se ha generado por la emergencia del Covid-19.

De acuerdo con el informe, a corto plazo se vislumbra un colapso en el sector turístico, el cual tendría un impacto muy severo en algunos países caribeños.

El análisis se aclara que, si bien los efectos graves serán a corto plazo, se podría lograr una gradual recuperación el próximo año.

La rápida recuperación de la economía colombiana se debería a que la demanda de cocaína continuara sin trabas cuando los países abran de nuevo fronteras y los cargamentos lleguen sin trabas.

La Colombia gobernada por la mafia produce 1.200 toneladas de cocaína anualmente, que representan el 95% de la cocaína que consumen los estadounidenses.