psykisk hälsa utvärdering skalor http://sverigepiller.com/ plan b piller fakta

Colombia

Se rumora por diferentes medios que este miércoles 16 de septiembre, un desconocido juez de la república, ordenara la libertad del genocida Álvaro Uribe Vélez, culminando así la comedia que nos decía que en Colombia hay justicia.

El Juez sería el de Loma Pelada, un pueblo que ni siquiera figura en el mapa, pueblo con cinco casas, un parque, una iglesia, una estación de policía y el juzgado, desde donde el desconocido juez imparte “justicia”.

Loma Pelada, está rodeado de grandes latifundios y por ende de paramilitares, sin cuya autorización no se mueve ni una hoja en la zona.

Allí, en medio de un cerro de expedientes con telarañas por todos lados, fue a caer por repartición y para evitar la politización del tema, el caso que el aterrorizado juez deberá definir.

Se dice que, desde comienzo de esta semana, al pueblo comenzaron a llegar lujosos carros con vidrios oscuros, de esos que denominan como de “alta gama”, del cual desciende hombres acuerpados con lentes oscuros para que no sepan para donde están mirando, que protegen a misteriosos señores que se bajan con maletines llenos, no se sabe si de expedientes o de dinero y que entran al juzgado a conversar con el “señor Juez”.

Esto mientras en Bogotá, la muy honorable Corte Suprema de Justicia le envía una señal clara al juez, ordena que la investigación contra el genocida Álvaro Uribe Vélez por las masacres del Aro, San Roque y la Granja, pasen a la paramilitarizada Fiscalía colombiana, donde todos sabemos no pasara nada.

Ha llegado el día, hoy es miércoles 16 y el juez de Loma Pelada, a no ser que se quiera jugar la vida, ordenara la libertad del genocida, para que como lo hizo la Corte Suprema, sea la paramilitarizada Fiscalía la “investigue” al genocida por la compra de testigo.

Cantarán y bailarán los adictos al genocida y nos dirán que en Colombia la justicia, la de ellos, con normas hechas por ellos para garantizarse impunidad, funciona.

Si el juez de Loma Pelada, cuyo nombre casi nadie conoce, pero los Uribeños si, libera al bandido el pueblo colombiano debería levantarse a imponer justicia.

Nota: Loma Pelada es un pueblo imaginario, creado para ayudar a graficar a Macondo.

El abogado Daniel Mendoza Leal, guionista de la serie ‘Matarife’, denunció que la persona encargada de manejar las redes sociales de la producción “fue comprada por el uribismo y cambió las claves de las cuentas”.

“El coordinador de la cuenta Matarife se le vendió al uribismo. Cambió las claves. Me robó las redes. Iniciaré las acciones legales. Hoy mismo será notificado por mi equipo jurídico”, dijo Leal temprano en la mañana de este martes 15 de septiembre (2020), en Twitter.

La productora publicó un trino, en el que manifestaban que “lamentablemente” la “productora no tiene planeado continuar” con Matarife.

Mendoza denuncio así el robo organizados por los Uribeños: “Verdadero usted me robó la cuenta. Usted sabe quien es. Usted cambió las claves. Las marcas del nombre y de la productora son mías. Los derechos de autor son míos. ¿Cuánto le pagó Uribe por semejante canallada? Ya sabrán mis seguidores quien es la rata vendida al Uribismo”.

Daniel Mendoza también aseguro: “Entonces frescos. Viene la segunda. Solo esperen. A mi no me asustan”.

Definitivamente la mafia no tiene limites en su intento de ocultar la verdad y proteger a su mayor escudero, Álvaro Uribe Vélez.

Este martes 14 de septiembre se conoció una carta del senador Jorge Enrique Robledo al presidente de la colectividad, Álvaro Argote, Jorge Robledo solicitó la escisión del Polo Democrático al tener diferencia que el y su grupo el Moir, creen no podrán solucionar.

“A la fecha se ha acumulado un importante número de diferencias de orden táctico y de enfoques sobre cómo abordar la compleja situación nacional, el papel del partido en las elecciones venideras y la lectura de momento político, y ante la inviabilidad de poder al respecto les proponemos darle aplicación al derecho a la escisión del partido”, indica la misiva firmada por Robledo.

La razón, aunque no la expresa Robledo, es que él anunció su candidatura presidencial la cual no ha tenido mayor acogida en el Polo, cuyas mayorías, apoyan un pacto y un acuerdo democrático que decida un candidato de unidad para las próximas votaciones, cosa con la que no esta de acuerdo Robledo que exige que el candidato sea el.

El retiro del Moir del Polo es una buena noticia ya esa banda le ha hecho mucho daño a ese partido Político, lo malo es que su retiro es para conformar una banda donde estarán, el Moir, Sergio Fajardo, Claudia López y Julio Roberto Gómez, presidente de la Confederación General del Trabajo CGT., entre otros, en la opción que les permitirá dividir la votación por el cambio posibilitando a la mafia mantenerse en el gobierno.

Como dijo Roy Barreras alguna vez: "Jorge Robledo se desmaya y no vuelve en si, sino en NO".

Mucho daño le ha hecho Robledo al pueblo colombiano con esas posiciones acomodadas a sus intereses.

Después de unas tres horas de una audiencia virtual realizada este miércoles 16 de septiembre, en el juzgado 30 de garantías de Bogotá, presidida por la jueza de control Clara Jimena Salcedo Duarte, se aplazo la libertad del genocida Álvaro Uribe Vélez.

El ahora y exsenador Álvaro Uribe Vélez, estaba en prisión domiciliaria por una decisión de la Corte Suprema de Justicia, por los delitos de soborno a testigo y fraude procesal.

En la audiencia virtual, que comenzó con un retraso de unas dos horas, donde participaron el Fiscal Gabriel Jaimes, el abogado Reinaldo Villalba, el senador Iván Cepeda, los aboganster Jaime Gradados y Jaime Lombana, el ex fiscal Luis Eduardo Montealegre, el ex vice fiscal Jorge Perdomo, la jueza encargada de llevar la audiencia Clara Jimena Salcedo Duarte, el genocida Álvaro Uribe, Javier García, Cristian Camilo López Pontón, Margarita Lourdes Hernández, delegada de la procuraduría y salas JMD, entre otros, las partes hicieron sus exposiciones.

La cara del aboganster Jaime Gradados, sobrador y sonriente ante los alegatos de otros abogados parecía decir: están botando corriente ya que esto lo tenemos arreglado.

En su alegato el Fiscal Gabriel Jaimes, mostró su calaña, se coloco al lado de los aboganters negando la pretensión de los abogados de las victimas. Gabriel Jaimes prácticamente repito las palabras dichas en entrevistas a los paramilitares de micrófono por Jaime Gradados y Jaime Lombana.

Al coro de los defensores de la mafia se unió Margarita Lourdes Hernández, delegada de la procuraduría, quien pidió los mismo que Gabriel Jaimes, contrariando el pedido de la victimas, según ellos, para favorecer a las victimas, que para ellos no hay duda, era Uribe y su banda.

Jaime Granados escucho con agrado las palabras de la delegada de la procuraduría y en su disertación reforzó los pedidos de los de sus dos antecesores, abogados gratuitos del criminal.

Los alegatos se centraron en la ley a aplicar al delincuente. Los defensores del genocida pidieron se le aplicara el Sistema penal acusatorio o ley 906 de 2004, mientras que los defensores de las victimas pidieron se la aplicara la ley 600 del 2000.

Para quienes no somos abogados y no sabemos de las diferencias, les cuento solamente que en la ley 906 de 2004 o Sistema Acusatoria la mayor carga del caso la lleva la Fiscalía, que es el ente que supuestamente investigara y al final prácticamente decide si lleva al criminal ante los jueces o no y allí, con la posición del Fiscal Francisco Barbosa y su Fiscal especializado Gabriel Jaimes, la absolución del criminal estaría garantizada.

Después de escuchar todos los alegatos la jueza determino una nueva fecha para decidir y atendiendo la urgencia de los abogados del criminal determino que esta será el próximo martes 22 de septiembre a las 10 de la mañana.

 
La sangre se lava y el dolor se adormece con seudopactos de convivencia y perdón entre la comunidad y la Policía que se televisan en directo, con acompañamiento de mandatarios cuya única preocupación es el futuro de un neoliberalismo que pueda continuar saqueando con tranquilidad.
Sin cambio es los factores que originaron una política criminal, no existe posibilidad de reconciliación, solo formas protocolarias de apaciguar ánimos y descontentos para esconder una problemática y lavar la imagen de una tiranía. Colombia es experta en estos modelos de disuasión que primero dispara y asesina, y luego hace que el olor a sangre, plomo y pólvora parezca fragancia de jazmines.
 
 
La función paramilitar de la Policía alcanzó su mayor visibilidad el 9 y 10 de septiembre, cuando en Bogotá la indignación ciudadana se tomó las calles para reclamar por el abogado Javier Ordoñez, a quien la Policía asesinó torturándole con descargas eléctricas y golpeándolo en la cabeza hasta matarlo.
 
Más de una decena de personas masacradas, en su mayoría jóvenes, y cerca de doscientos manifestantes heridos, setenta y dos por arma de fuego, es el balance criminal dejado por la policía en solo 48 horas, donde cifras oficiales reportan 119 casos de abuso policial documentados, y hora y media de video como prueba.
 
Pero a pesar de estas cifras, y otras anteriores que incluyen hasta violaciones a niñas menores de edad, el Gobierno llama a "no generalizar", y habla de "individualizar" a las manzanas podridas porque "la institución no tiene la culpa". No, todo lo contrario. Hay que individualizar es a la gente buena que trabaja en la Policía, porque el resto, la institución, es la podredumbre.
 
La tortura y la muerte, asesinar con sevicia, no son efectos descontrolados del régimen uribista, son prácticas comunes de instituciones policiales cuya función es sostener a déspotas en el poder. Sangre y dolor para quienes desafían la autoridad, es la práctica paramilitar en manos de la Policía que obedece a su amo: la ultraderecha comandada por el uribismo.
 
 
No obstante, no hay de qué preocuparse, la sangre se lava y el dolor se adormece con seudopactos de convivencia y perdón entre la comunidad y la Policía que se televisan en directo, con acompañamiento de mandatarios cuya única preocupación es el futuro de un neoliberalismo que pueda continuar saqueando con tranquilidad, cuando el uribismo ya no esté en el poder.
 
A esta canallada hoy le llaman "reconciliación", una posición tibia que dice sí pero no, que dice que la Policía es culpable, pero luego lava su imagen dando espectáculos que solo son el ocultamiento de la barbarie, pues no habrá cambio en la estructura y doctrina de los cuerpos policiales que cumplen funciones represivas y paramilitares.
 
Así se convierte la reconciliación en un show de la impunidad que, además, se utiliza para estigmatizar a quienes no acceden a dar la mano al victimario, porque no estar a favor de estos juegos de la infamia es quedar crucificado ante la opinión pública como un "vándalo" que atenta contra la convivencia.
 
Manipulando el discurso de la reconciliación se pretende despojar al pueblo del derecho a indignarse, y de mantener esa indignación hasta que las estructuras y doctrinas de la Fuerza Pública cambien, algo que solo será posible cuando la indignación haga posible que caiga la ultraderecha, o cuando logremos un de Gobierno que permita reconciliarnos bajo acuerdos basados en el cambio de esas estructuras (políticas, económicas, sociales y policiales) que oprimen y asesinan al pueblo con balas y miseria.

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López lideró el pasado 13 de septiembre un acto de reconciliación y perdón que tuvo lugar en Bogotá tras el asesinato de Javier Ordóñez y el asesinato de unas dos docenas de jóvenes por parte de la policía al servicio de la mafia.

Al acto fue invitado el hombre que dice ser presidente, presidencia que fue comprada por la mafia, Iván Duque, no asistió y en su reemplazo envió a dos reconocidos paramilitares, Nancy Patricia Gutiérrez y el comisionado para la guerra Manuel Ceballos, quienes no pudieron ocultar su aburrimiento con los lamentos de la victimas.

La no asistencia de Iván Duque a un acto realizado a unos cuantos metros de la guarida desde dicen él gobierna, muestra su desprecio por la victimas de la carnicería hecha por los bandidos uniformados algo similar a lo hizo en el Cauca cuando La Minga indígena clamaba su presencia.

María Fernanda Cabal, la delincuente uribista, electa senadora comprando votos con dineros de ganaderos y terratenientes, publico en su cuenta de Facebook, un video donde muestra un grupo paramilitares que se hacen llamar “Reserva activa” en Medellín.

 

How to Share With Just Friends

How to share with just friends.

Publicerat av Facebook App Fredag 5 december 2014


Un llamado a estos paramilitares fue hecho por la hija del narcotraficante Frank Holguín, Paola Holguín, unas horas después de la orden de casa por cárcel para el genocida Álvaro Uribe Vélez.

“Este es un mensaje para la reserva activa”, dijo la hija del narcotraficante Frank Holguín el pasado 5 de agosto (2020).

El llamado lo hizo horas después de que la Corte Suprema de Justicia ordenara latifundio por cárcel para Álvaro Uribe.

La aparición de los paramilitares, en Medellín, la tierra de Paola Holguín y de Álvaro Uribe, abiertamente y bajo la complicidad del gobierno, es una muestra del nivel de paramilitarización a que los mafiosos están llevando al país.

Una entrevista realizada por Caracol Radio, Rodrigo Londoño, lavándose las manos afirmó, “Es doloroso y se lo digo a usted, eso va configurando unas FARC que yo entró a odiar, porque no tiene nada que ver con las FARC a las que yo ingrese”.

Así continua Rodrigo Londoño su camino a denigrar de una organización revolucionaria, esperanza de los pobres en Colombia y que bajo su mandato entregó a la mafia que detenta el poder en el país.

Lo que va quedando claro, con este excomandante, es uno, que su papel en esa organización guerrillera era mas de sapo que de comandante y dos, que con la negociación o entrega al enemigo de clase se ubica en la historia como el Gorbachov colombiano, como el hombre que traicionó el legado de Manuel Marulanda y de cientos de miles de hombres y mujeres que lucharon contra la mafia, que ha asesinado unos 250 exguerrilleros que fueron guiados por este porquería a la muerte.

Esta historia continuara...

Las autoridades que acusan a tres hombres, dos de ellos capturados, como supuestos autores materiales de la masacre en Llano Verde de Cali, tendrán que demostrar que no se trata de un posible falso positivo, luego de que los indiciados negaran ser vigilantes de la finca en donde sucedieron los hechos el pasado 11 de agosto.
 
De acuerdo con Elmer Montaña, abogado de Álvaro José Caicedo, padre de Álvaro Caicedo, uno de los niños víctimas de la masacre en Llano Verde, oriente de Cali, manifestó que durante la audiencia de legalización de las capturas, allanamiento y material probatorio ante el juez 25 de control de Garantías de Cali, los indiciados aseguraron que no eran vigilantes de haciendas o fincas de esa zona.
 
El reconocido medio cita que "los indiciados manifestaron que trabajaban para una empresa constructora que tiene sede en Bucaramanga y que está realizando unas obras cerca del Jarillón, uno de ellos es operario de maquina pesada y otro vigilante", aseguró el abogado.
 
Durante la audiencia, la Fiscalía habría asegurado que ya se tiene plenamente identificada a la tercera persona posiblemente vinculada a esta masacre.

Cuando recibimos la dolorosa noticia el día de ayer, no pudimos ocultar nuestro asombro al enterarnos que detrás de este cobarde asesinato estaban implicados integrantes del Ejército de Liberación Nacional que operan en el municipio de Santa Rosa Bolívar. Nos cuesta creer que una organización, fundada en los principios revolucionarios y que hoy pretende que el país respalde su voluntad de diálogo y el gobierno nacional materialice la agenda de diálogos de Paz, esté actuando contra hombres y mujeres, hijos del pueblo  que llegamos a todos los rincones de Colombia a dar cumplimiento de nuestro compromiso y exigir  que el Estado  implemente de manera integral el Acuerdo Final.

Mario Morales, era un revolucionario integral, defensor a ultranza de nuestros principios, quien tras el Acuerdo suscrito, asumió con valentía y convicción la titánica labor de recorrer toda la geografía colombiana para que se materializara el Programa Nacional de Sustitución de Cultivos de Uso ilícito –PNIS- y poder llevar a las comunidades empobrecidas una alternativa que les permitiera superar uno de los tantos flagelos que deja el narcotráfico y que ustedes muy bien conocen. Asimismo, Mario estaba cumpliendo tareas propias del CNR-FARC relacionadas con identificación de las coordenadas de los predios que fueron reportados dentro del inventario para la reparación de las víctimas.

Recordamos que desde hace más 6 de años logramos zanjar con ustedes diferencias irreconciliables que nos impuso la guerra y dispusimos trazar  un futuro de trabajo mancomunado por lograr los cambios democráticos y materializar el sagrado derecho a la Paz de nuestra Colombia. El crimen cometido le hace un flaco favor a la consolidación de la  Paz completa; hoy los enemigos del pueblo se regocijan ante estos dolorosos hechos.

Estamos convencidos de que el conjunto de la organización que ustedes representan hará una efectiva reflexión para entender que la guerra no es contra hijos e hijas del pueblo y mucho menos contra quienes encarnan los principios revolucionarios. El futuro de nuestro país no puede ser otro que el de la reconciliación y la paz con justicia social.

Con profundo dolor.

Consejo Político Nacional

Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común-FARC

Bogotá DC, Agosto 30 de 2020


Página 1 de 246