psykisk hälsa utvärdering skalor http://sverigepiller.com/ plan b piller fakta

Ultimas Noticias

(Audio) Salud Hernández: secuestro o saboteo a la paz?.

(Audio) Salud Hernández: secuestro o saboteo a la paz?.

Por: Miguel Suarez (2016-05-27). Un escándalo de singulares proporciones se ha desatado en Colombia ante la falta de conocimiento del paradero de la paramilitar del micrófono, Salud Hernández, de quie...

En Lérida (Tolima): Amenazado campesino por reclamar su finca.

En Lérida (Tolima): Amenazado campesino por reclamar su finca.

Por Nelson Lombana Silva  Pedro José Parra Díaz ex docente y artesano fue desplazado de su pequeña finca ubicada en el municipio de Lérida (Tolima) por las hordas del paramilitarismo. Desde el 2...

(Audio) En Ciudad Bolívar (Bogotá) comunidades se movilizan para defender lo público y demás derechos sociales.

(Audio) En Ciudad Bolívar (Bogotá) comunidades se movilizan para defender lo público y demás derechos sociales.

Bogotá. Por: Hernán Durango. En diálogo con Cristian Robayo Arias, Edil de la Junta Administradora Local JAL de la localidad Ciudad Bolívar nos comenta las diversas acciones programadas por las comun...

(Video) Consejo de Bogotá aprueba venta de ETB.

(Video) Consejo de Bogotá aprueba venta de ETB.

Hacia la media noche de este lunes, el consejo de Bogota aprobó la venta de la ETB, propuesta por el doctor sin titulo Enrique Peñalosa. La decisión se tomó a pesar de la polémica y las protestas de ...

(Audio) Salud Hernández: secuestro o saboteo a la paz?.

Por: Miguel Suarez (2016-05-27). Un escándalo de singulares proporciones se ha desatado en Colombia ...

En Lérida (Tolima): Amenazado campesino por reclamar su finca.

Por Nelson Lombana Silva  Pedro José Parra Díaz ex docente y artesano fue desplazado de su peq...

(Audio) En Ciudad Bolívar (Bogotá) comunidades se movilizan para defender lo público y demás derechos sociales.

Bogotá. Por: Hernán Durango. En diálogo con Cristian Robayo Arias, Edil de la Junta Administradora ...

(Video) Consejo de Bogotá aprueba venta de ETB.

{cmp_start idkey=1252[url=http%3A%2F%2Fradiocafestereo.nu%2Findex.php%3Fid%3D1648%3Avideo-consejo-de...

La herencia de Pacific Rubiales.

A partir del próximo 1 de julio de 2016, Ecopetrol asumirá la operación de campo Rubiales, y como co...

(Audio) Denuncias de los trabajadores de la Secretaría Distrital del Hábitat.

Bogotá. Por: Hernán Durango Andrés Garzón, directivo del sindicato de los funcionarios de la Secret...

(Audio) "LA AGRESIVIDAD DEL IMPERIO EN LATINOAMERICA PREOCUPA": KENNET MARK BURTON.

Por Milton Caballero.Radio cafestero estuvo hablando con Kennet  Mark Burton,abogado de Simon t...

El Partido Comunista y la relación dialéctica con las masas

Por Nelson Lombana Silva (Ibagué, mayo 24 de 2016) Algunos afirman que el Partido Comunista es un ...

Bogotá se Para Duro!

Antes de que iniciara el gobierno de Peñalosa, los y las bogotanas sabíamos lo que se venía en térmi...

Opinión

(Audio) Salud Hernández: secuestro o saboteo a la paz?.

(Audio) Salud Hernández: secuestro o saboteo a la paz?.

Por: Miguel Suarez (2016-05-27). Un escándalo de singulares proporciones se ha desatado en Colombia ante la falta de conocimiento ...

El secuestro de Salud Hernández y las escenas retrospectivas.

Por Alberto Pinzón Sánchez En cine y tv se usa el anglicismo “flashback” (destello hacia atrás), en literatura la palabra griega “analepsis” que significa volver atrás para recuperar o restaurar, y en psicología para designar el ...

OTAN en cautiverio ilusiones peligrosas

Por: CM/ANI-gt/Proyecto_VER/Redacción Internacional En la última disposición de la OTAN, con referencia a colaborar con Rusia y el combate al terrorismo; declaró recientemente el secretario general Jens Stoltenberg, declaraciones...

Colombia

En Lérida (Tolima): Amenazado campesino por reclamar su finca.

Por Nelson Lombana Silva  Pedro José Parra Díaz ex docente y artesano fue desplazado de su pequeña finca ubicada en el municipio de Lérida (Tolima) por las hordas del paramilitarismo. Desde el 2013 viene luchando ante la unidad de restitución para que su terreno le sea devuelto, pero hasta el momento no ha sido posible. Por el contrario, ha sido nuevamente amenazado  al parecer por el paramilitarismo que según su criterio sigue latente en la parte norte del departamento de Tolima. Señala que también ha sido amenazado por el mismo Estado, al parecer por su posición política, pues ha sido Comunista y miembro de la Unión Patriótica. Teme por su seguridad y la seguridad de su familia, sin embargo, insistirá en la lucha para que su finca le sea devuelta. VOZ La verdad del pueblo y la página web: www.pacocol.org lo entrevistaron y esto dijo:  -         ¿Por qué cree usted que ha sido tan perseguido y amenazado?  He sido perseguido fundamentalmente por mis principios políticos. He sido declarado objetivo militar por el Estado; después los paramilitares cuando hicieron presencia en el municipio de Lérida (Tolima). Tengo una propiedad en el sitio Alto del Sol, allí hubo un asentamiento paramilitar y me tocó desplazarme. Me hicieron tres atentados, saliendo con vida afortunadamente de ellos. Fueron tres intentos de asesinarme.  De ahí, de Lérida salí para Bogotá, duré ocho años. Luego, me reubiqué en el municipio de Líbano (Tolima), adquiriendo una finca. Cuando comienza el programa de restitución de tierras, me inscribo en el 2013, se inicia un proceso y ha pasado tres años y aún no hay solución.  A raíz de una diligencia de inspección judicial y una audiencia que se hizo por un opositor que está ocupando mi finca, finca desmantelada por los paramilitares: Me quemaron la casa y arrasaron con mis cultivos.  Después de esa diligencia de inspección judicial, recibí amenazas y pude enterarme de fuentes bien informadas de que estarían pagando para asesinarme, a raíz del proceso que se está adelantando en la oficina de restitución.  -         ¿Cómo le llegó esa información de que estarían pagando por asesinarlo?  Por intermedio de una persona que llegó a la vereda con esa intención, pero afortunadamente tuve la información oportunamente. Eso me tiene muy preocupado. Puse en conocimiento de las autoridades y se han anunciado algunas medidas de protección por la Unidad Nacional de Protección (UNP), pero hasta ahora eso está en engorroso trámite. En realidad hay mucha inseguridad, porque en la vereda y en la zona, hay todavía presencia paramilitar y se ha presentado una serie de asesinatos, después de diciembre ha habido más de seis crímenes a manos de sicarios, todos en completa impunidad, como los ocurridos en el 2001, cuando desembarcaron los paramilitares en Lérida. Inclusive, en la finca mía montaron una base paramilitar de entrenamiento. La finca se llama: Sucre, ubicada en la vereda Alto del Sol, municipio Lérida. Allí hubo permanente asentamiento paramilitar durante  más de cinco años. Vivo con mi compañera en unión libre, tengo dos hijos y dos nietas. Me preocupa mucho la integridad física de todos.  -         ¿Cómo es la historia de la finca que está reclamando?  Hay una parte que está ocupada, la otra fue desmantelada, acabada. Un ocupante de mala fe se niega a entregármela. Inclusive, hay personas de la comunidad que están en complicidad con él, son personas que siempre han estado con el grupo armado que resulte en la zona acolitando las cosas. No tienen identidad ideológica siquiera. Es una situación muy difícil para mí.  -         ¿Qué piensa hacer?  Seguir el trámite de la restitución de la finca. No se puede dar pie atrás para que los bandidos cumplan con su cometido de desmantelarme. El proceso ya pasó al Tribunal de Superior de Bogotá, está en la sala civil de tierras. Allá, tendrán que decidir sobre la entrega de mi inmueble. Son once hectáreas y media. Era finca cafetera. Tenía cultivos de café, frutales, tenía varios lagos, pero todo eso fue acabado. Mi casita fue quemada y ahí montaron un campamento los paramilitares, sobre esas ruinas. Necesitamos que la unidad de restitución sea más eficiente y cumpla con su misión. Pero la verdad es que en el caso del Tolima está funcionando muy regularmente. El proceso comenzó en el 2013, debería salir en un año y ya van tres largos años y nada. Siento que no tengo plenas garantías por la unidad de restitución de tierras.  

(Audio) Denuncias de los trabajadores de la Secretaría Distrital del Hábitat.

Bogotá. Por: Hernán Durango Andrés Garzón, directivo del sindicato de los funcionarios de la Secretaría Distrital del Hábitat, informa sobre la problemática laboral que atraviesan en la entidad e invita al conjunto de organizaciones sociales de Bogotá a apoyar la justa causa de los empleados de esta entidad que hoy se encuentran bajo la amenaza de masacre laboral en el gobierno del alcalde Enrique Peñalosa.   ESCUCHE LAS DENUNCIAS QUE HACE ANDRÉS GARZÓN:

Mundo

EE.UU: Experimenta modelo en Ucrania.

EE.UU: Experimenta modelo en Ucrania.

Por: CM/Proyecto_VER/ANI-gt/Redacción Internacional              ...

La farsa de los “golpes suaves”

Se debate en la izquierda latinoamericana si la situación planteada en Brasil es o no un golpe de estado. ¿Hay un golpe en Brasil? ¿Es cierta la tesis que levantan los gobiernos latinoamericanos de los golpes “blandos”, “mediáticos” o “de nuevo tipo”? ¿Qué política debe levantar la izquierda revolucionaria? Escribe: Simón Rodríguez En medio de una grave crisis económica y gran malestar social, se abrió un proceso de juicio político a la presidenta Dilma Rousseff del Partido de los Trabajadores (PT). Todos los partidos del régimen están afectados por investigaciones sobre corrupción, mientras el repudio popular a todos los partidos se expresa en la exigencia de “fuera todos” que resuena en las calles. Muchos luchadores y activistas tienen dudas sobre si el “impeachment” es un golpe de estado. Direcciones políticas como el chavismo y el estalinismo apoyan a Dilma y denuncian un “golpe”. En Argentina, el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) no asistió al acto del primero de mayo del Frente de Izquierda, optando por hacer un acto frente a la embajada brasileña. El partido hermano del PTS en Brasil, el MRT, marchó el primero de mayo detrás del PT en Sao Paulo, en un acto con Dilma, Lula y la burocracia de la Central Única de los Trabajadores (CUT). Tanto en el término original francés coup d ́État como en su uso popularizado durante el siglo XX y la aplicación concreta en la realidad, el golpe de estado es un asalto del poder, de manera rápida e ilegal, por parte de las fuerzas armadas burguesas. En la tradición del marxismo revolucionario se considera que al implicar el golpe de estado un cambio hacia un tipo de régimen dictatorial sin libertades y derechos políticos, fundamentalmente para los sectores explotados y oprimidos, éstos tienen la imperiosa necesidad de combatir los golpes. Lo mismo en el caso de que sea un gobierno el que, con apoyo de los militares, disuelva el parlamento o el poder judicial. En los últimos años los gobiernos de Chávez, Cristina Fernández, Evo Morales, Correa, Maduro y ahora Dilma vinieron sosteniendo que habría nuevos tipos de golpe de estado. Los golpes tradicionales ya no serían viables, por lo cual la derecha y el imperialismo apelarían a “golpes suaves” o “procesos destituyentes” contra gobiernos “populares”. Estamos ante gobiernos de conciliación de clases que al erosionarse su base social y entrar en crisis, apelan al recurso de victimizarse y denunciar golpes suaves para intentar neutralizar mediante ese chantaje todo reclamo popular y obrero. ¿Ya no hay más golpes tradicionales? Es falso que ya no haya golpes “tradicionales”. En 2002, luego de varios paros empresariales, el alto mando militar venezolano tomó el poder y puso en la presidencia al jefe de la patronal, se disolvió el parlamento y las alcaldías y gobernaciones. La movilización popular derrotó a los golpistas. En 2004, una sublevación militar fascistoide contra el presidente haitiano Aristide fue rematada con la invasión de marines yanquis, que secuestraron al jefe de estado y lo desterraron. Los yanquis fueron relevados por una misión militar de la ONU compuesta de tropas latinoamericanas. En 2009, horas antes de la realización de un referendo popular para convocar una Asamblea Constituyente, los militares secuestraron al presidente hondureño Zelaya y lo expulsaron a Costa Rica. Las manifestaciones contra el golpe fueron severamente reprimidas. Otros golpes se registraron en Egipto (2013) y Tailandia (2006 y 2014). Estos golpes fueron repudiados por la Unidad Internacional de los Trabajadores (UIT-CI) cuyos activistas jugaron un papel destacado en las calles, fábricas y refinerías durante la derrota del golpe en Venezuela, por ejemplo y posteriormente exigiendo cárcel y expropiación contra los empresarios golpistas. En Brasil los únicos pronunciamientos militares han sido en apoyo a Dilma. El gobierno intentó en una primera etapa neutralizar el juicio político ofreciendo cargos gubernamentales a los diputados opositores y llamando a un gobierno de unidad nacional. Luego Lula y Dilma han intentado jugar la carta de llamar a elecciones adelantadas. Si el juicio político concluye con la remoción temporal de Dilma la sustituiría su vicepresidente, Michel Temer (PMDB), quien daría continuidad al plan de ajuste que venían aplicando. Su principal impulsor, el presidente de la cámara baja, Eduardo Cunha (PMDB), fue suspendido de su cargo por corrupción. El 9 de mayo fue invalidada la sesión parlamentaria que aprobó el impeachment y a las pocas horas se dio marcha atrás a la anulación. Mientras tanto, el PT ha autorizado las alianzas con el PMDB “golpista” para las elecciones municipales de octubre. Este zigzagueante proceso transcurre dentro de los límites de la descompuesta democracia burguesa brasileña. Si bien rechazamos el impeachment, no se trata de un golpe de estado. Guarda algunas semejanzas con la destitución del presidente Lugo en Paraguay en 2012, luego de una masacre de campesinos reivindicada por el gobierno y personalmente por el propio Lugo, por la que fue llevado a juicio político y destituido. Lo sustituyó su vicepresidente, el liberal Federico Franco. “Fuera todos” Actualmente en Brasil existen grandes oportunidades para que la izquierda revolucionaria se postule como alternativa. Esta oportunidad se pierde si se cierran filas con el gobierno denunciando un golpe inexistente, como han hecho el MRT-PTS y sectores del PSOL. Todos los partidos patronales brasileños son repudiados masivamente. La salida no está en adelantar las elecciones, sino en profundizar la movilización. Las organizaciones de izquierda y de los trabajadores, como el PSOL, Conlutas, el MTST (Movimiento de Trabajadores Sin Techo), tienen la responsabilidad de deslindarse de ambos bloques burgueses y articular acciones contra el ajuste del gobierno, contra las maniobras parlamentarias de la oposición y por una salida revolucionaria en la que los trabajadores y el pueblo oprimido tomen las riendas de su propio destino.

Golpe de Estado en Brasil, imperialismo estadounidense a la ofensiva.

Por Nelson Lombana Silva (Ibagué, mayo 12 de 2016) Los sangrientos golpes de Estado implementados y desarrollados por los Estados Unidos, han sido reemplazados por los denominados "golpes de Estado blandos". Eso es lo que ha sucedido en la república de Brasil al tomar la decisión el parlamento de deponer a la presidenta Dilma Rousseff inicialmente por 180 días. La decisión final fue tomada a altas horas de la noche, mientras el pueblo brasileño dormía plácidamente. Votaron afirmativamente 55 senadores y 22 negativamente. La mano negra de los Estados Unidos a través de las multinacionales y transnacionales, se impuso una vez más por el momento, lo que indica la aguda polarización de la lucha de clases que se vive en este país gigante sudamericano. Los 22 senadores que se mantuvieron firmes apoyando el proceso democrático y la administración de Rousseff, explicaron ampliamente la inconsistencia de los supuestos errores cometidos que obligaron a este amañado juicio y por el contrario, algunos plantearon los verdaderos propósitos que se busca con este golpe de Estado, el cual no es otro que desestabilizar la democracia y abrirle espacio de nuevo a la dictadura imperialista del gran capital en su totalidad. En otras palabras: Quitarle el poder a la candidata del pueblo para devolverlo a la burguesía imperialista. Este mismo plan se viene desarrollando también en la República Bolivariana de Venezuela, Bolivia, Nicaragua y seguramente en otros procesos democráticos y revolucionarios que se han dado en este continente. Por lo tanto, no es un plan aislado, es un plan sistematizado y coordinado por los Estados Unidos. Una medida de esta naturaleza tiene graves repercusiones no solamente a nivel continental, sino a nivel mundial por cuanto constituye un revés de la izquierda y un zarpazo imperialista de las multinacionales y transnacionales. Hay que recordar que los senadores – en su inmensa mayoría – son financiados por las multinacionales y transnacionales y navegan en el mar hirsuto de la corrupción. Se perfila en este país la polarización de la lucha de clases. Los pueblos del mundo no podrán ser indiferentes a este golpe de Estado alimentado también por los medios de comunicación adictos al imperialismo norteamericano. ¿Se desgrana el proceso democrático y retorna América a ser el patio trasero de los Estados Unidos? ¿Qué ha fallado? ¿Cómo salirle al paso a esta brutal arremetida de los Estados Unidos y la putrefacta oligarquía? Los pueblos no pueden quedarse petrificados y resignados, deben asimilar la situación política internacional con espíritu crítico y autocrítico y rediseñar la utopía de ser libres y soberanos. Se da un paso atrás, pero no se regresa a cero para comenzar de nuevo. La lucha callejera, la lucha política, la movilización se impone a nivel planetario en solidaridad con el pueblo brasileño ahora más que nunca. El Partido Comunista de Ibagué (Tolima) y la Unión Patriótica municipal, se solidarizan con la compañera Dilma Rousseff y el pueblo brasileño y llaman a denunciar la patraña imperialista presentada allí y que ciertamente constituye un golpe de Estado. Se le imputa una supuesta alteración de cuentas públicas, "maquillaje". Esa es supuestamente la prueba reina, su mayor pecado.  Los 55 senadores sin argumentación probatoria, suspende por 180 días a la carismática presidenta. Según el periodista de la EFE, Manuel Pérez, su destitución podría ocurrir antes de los 180 días. "Al cabo del proceso que como máximo lleva 180 días, podría resolverse en menos tiempo, podría durar dos o tres meses, en este tiempo el análisis de los supuestos "crímenes" o delitos que ha cometido Dilma, será más profundo, al cabo de ese tiempo el parlamento vuelve a pronunciarse a favor de la destitución de Rousseff, en este caso será destituida, será despojada de su cargo", indicó. El golpe de Estado contra la presidenta brasileña es supremamente grave para los pueblos latinoamericanos y del planeta, en general. Que nadie se llame a engaños.

Los tweets de Joaquín

Nuestra Radio

Radio Cafe Stereo es una emisora fundada en 1998 por la Asociación Jaime Pardo Leal. Desde el exilio ejercemos el derecho elemental de expresar nuestra opinión, derecho que en Colombia se nos fue negado.